Archivo para Rev. 20:6

LA BIBLIA DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ…… Y APOLOGISTA MARIO OLCESE.

Posted in Uncategorized with tags , , , , , , , on 10/01/2016 by Armando López Golart

23724841De nuevo y como respuesta a mi anterior escrito (05/01/16), Apologista Mario Olcese me ha remitido dos correos y que como tengo por costumbre, paso a publicar tal cual los he recibido y para que no haya dudas sobre el contenido de los mismos (también por aquello de las faltas de ortografía que “haberlas haylas” y que si se me permite, es algo impropio en una persona con formación universitaria y que es de lo que presume dicho personaje ¡qué quieren ustedes que les diga!)…… en todo caso, estos son los dos correos recibidos en los siguientes términos y por orden de llegada:

Señor Armando Gallego, efectivamente, yo hice alusión a tu persona cuando dije que hay algunos por allí que creen que la TNM es una de las mejores versiones, o tal vez la mejor. Pero eso lo dije en mi vídeo donde yo criticaba el texto de 1 Pedro 3:3 según la TNM, por su pésima traducción, y no en mi vídeo sobre Zacarías 9:9, pasaje que tú defiendes alegando que es “exacta” su traducción según la WT. Sin duda no has querido comentar nada de 1 Pedro 3:3 y el “no uso de prendas de vestir exteriores”, como dice la TNM, porque tú sabes muy bien que no hay forma de justificar ese craso error y preferiste desarrollar la defensa de Zacarías 9:9, pese a que en este pasaje yo no te aludía para nada. ¿Y qué hay de los otros vídeos que subí donde presento las “cantinfladas” de la WT, traduciendo ridiculeces que ni tú entiendes, un sabiondo en las Escrituras?…¡Ni chis ni mus!…calladito, don armandito?¿Y qué hay de la tierra gloriosa, que la WT traduce “Tierra de la decoración”? ¿Tiene sentido para ti esa forma de Traducir de la WT en su TNM?¿Es acaso igual para ti “obrero maestro” que Arquitecto”? ¿Y por qué no comentas algo sobre Isaías 33:14 y la palabra inexistente “apóstata” en la TNM? o 1 Corintios 15:29 en la TNM. Vamos, chavalillo, repóndeme esto, y no te vayas por la tangente. Medita en esto, y te darás cuenta que estás orinando fuera del bacín.”

Minutos después me llegó este:

Ah, y en cuanto a tu comentario sobre Zacarías 9:9, yo te voy a responer en otro vídeo porque toma tiempo escribirlo, y expondré la falacia de tu argumentación jalada de los cabellos.”

Permítaseme empezar por este último, para decirle al Sr. Olcese que ya sería hora de que empezara a responderme algo y si pudiera ser por escrito, mucho mejor…… pero sin hacer como siempre, eso es, que solo se limita a ratificarse en la “chorrada” planteada y sin desmontar los argumentos que un servidor presenta para objetar a la misma. Dicho esto, pasemos al primer correo y en el que dicho “caballero” de nuevo miente, es cierto que en algo sin importancia, pero que demuestra como cierta mi aseveración en el sentido de que, al igual que los ordenadores, ese pintoresco personaje miente “por defecto”; por ejemplo, mi nombre no tiene nada que ver con el apellido “Gallego”, sino que es Armando López Golart; por otra parte, verán ustedes que niega haberme aludido en su video del 30/12/15, al que dirijo mi artículo señalado al inicio de este escrito y objeto del correo que estamos analizando, sino en uno anterior.

Pero prescindiendo de que eso fuera así, el que me hubiera aludido en un video anterior, no es menos cierto que contrario a lo que afirma también lo hace en la grabación que acabo de señalar, concretamente en el minuto 9’55” de grabación, eso es, prácticamente al final del video del que les acabo de dar la fecha…… luego miente; por lo tanto, nos encontramos ante un rocambolesco personaje indigno de la menor credibilidad, pues si miente en cosas tan simples e ínfimas como las señaladas ¡qué no va a hacer en cosas más serias y de las que no tiene ni la más remota idea, como pueda ser en un asunto tan serio y delicado como es el entendimiento de las Escrituras! Y lo cual ya nos lleva a la segunda parte de su correo, en la que me afea el no haber dado atención a determinadas afirmaciones que ha hecho, relacionadas también con supuestos errores de traducción de la TNM de los Testigos de Jehová y dando a entender que servidor se ha “escaqueado” de ello para no tener que responder acerca de los mismos y nada más alejado de la realidad…… sencillamente que al entrar en su página de videos y entre tanta “imagen diabólica” atribuidas a los TJ, se me habían pasado por alto; además de que en esas fechas, estaba “liado” con el escrito al que el Sr. Olcese dirige su correo y no me ocupaba en cosas que no tuvieran que ver con el tema que estaba tratando.

Sin embargo, hay una razón de más peso para justificar mi silencio: y es que no me gusta perder el tiempo con planteamientos estúpidos, provocados por la ignorancia patológica de esa clase de personajes que se las dan de “teólogos” y que lo más cercano a una Biblia que han visto, es un tomo de “Las aventuras de Tom Sawyer”, porque veamos: de entrada un servidor jamás ha dicho que la TNM sea la “más original, exacta y que no nos induce a error alguno”, o sea, “la mejor” traducción existente hasta el momento y como me atribuye el Sr. Olcese, de ahí que entienda lógico, el que en ella existan pasajes como el que se me cita de 1 Cor. 15:29 y que ni siquiera con la ayuda del contexto queda muy clara la cosa, sencillamente porque como toda obra humana, dicha traducción no es perfecta. Lo que yo he dicho y repito de nuevo, es que es “una de las mejores” traducciones bíblicas que se pueden encontrar a día de hoy y lo que queda probado (insisto en ello), por el hecho de que dicho personaje aún es el momento en que me haya podido señalar como incorrecto o mal interpretado, uno solo de los cientos de pasajes bíblicos tomados de dicha traducción bíblica para defender mis planteamientos…… por lo tanto, yo respondo de lo que digo y no de lo que cualquier “sacamantecas” entienda acerca de lo que yo he dicho; sentada esta base, vayamos ahora a la estupidez que dicho “caballero” a perpetrado en su análisis del pasaje de 1 Ped. 3:3 según lo vierte la TNM:

Y que su adorno no sea el de trenzados externos del cabello ni el de ponerse ornamentos de oro ni el uso de prendas de vestir exteriores.”

Veamos ahora como vierte dicho pasaje la RV y que es la que contrapone el Sr. Olcese a la TNM:

Vuestro adorno no sea exterior, con encrespamiento del cabello, y atavío de oro, ni vestidos costosos.”

Partiendo de ahí, ese señor y que es un auténtico indocumentado (como les mostraré a continuación), ya pasa a acusar a los TJ y en una actitud soez y ofensiva para los miembros de base de dicha secta (que ¡hombre!, podrán ser personas engañadas, pero que merecen un respeto), de estar preconizando el andar medio desnudos en las actividades propias de dicha organización ¡y que ya hay que ser imbécil para sostener dicha idea y partiendo para ello de un solo pasaje! Y es que ese cateto integral, se olvida de varias cosas que hay que tener en cuenta antes de emitir una opinión sobre un texto bíblico y que parezca dudoso en su traducción, como por ejemplo, qué es lo que se nos dice en el contexto del mismo; luego veamos ahora cómo suena ese pasaje de 1 Ped. 3:3 en la TNM una vez colocado en su contexto:

De igual manera, ustedes, esposas, estén en sujeción a sus propios esposos, a fin de que, si algunos no son obedientes a la palabra, sean ganados sin una palabra por la conducta de sus esposas, 2 por haber sido ellos testigos oculares de su conducta casta junto con profundo respeto. 3 Y que su adorno no sea el de trenzados externos del cabello ni el de ponerse ornamentos de oro ni el uso de prendas de vestir exteriores, 4 sino que sea la persona secreta del corazón en la vestidura incorruptible del espíritu quieto y apacible, que es de gran valor a los ojos de Dios. 5 Porque así, también, se adornaban en otros tiempos las mujeres santas que esperaban en Dios, sujetándose a sus propios esposos, 6 como Sara obedecía a Abrahán, llamándolo “señor”. Y ustedes han llegado a ser hijas de ella, con tal que sigan haciendo el bien y no teman a ninguna causa de terror.”

Es obvio entonces que de lo que se nos está hablando en este pasaje es sencillamente del contraste existente entre una actitud personal de profundo respeto de la esposa hacia su marido y por encima de cualquier consideración, con el ser una mujer que este más preocupada por su apariencia exterior y no de las cualidades internas, que son las que Jehová Dios realmente valora…… porque de seguir la aberrante línea de pensamiento del Sr. Olcese, tendríamos que llegar a la conclusión de que las mujeres de las que se nos habla en el versículo 5, andaban también todo el día “despelotadas” ante los ojos de todo el mundo y algo que para una persona con un mínimo de coherencia intelectual, es totalmente impensable; entonces queda claro que el contexto nos ayuda a entender la idea de lo que nos quiere transmitir un determinado texto. Pero es que además de esta ayuda inestimable para el correcto entendimiento de determinado pasaje (prescindiendo del uso o carencia de determinado término aclaratorio en el mismo), tenemos el hecho que la TNM es una versión bíblica “con referencias” y que para algo están estas, como es el llevarnos a otros pasajes de parecido corte y que nos ayudan a entender el texto que estamos considerando; y es que si ustedes acceden a dicha traducción, verán en el inicio del verso 3 y a continuación de la palabra “cabello”, hay una referencia que nos lleva al pasaje de 1 Tim. 2:9-10 y en donde se lee como sigue:

Igualmente deseo que las mujeres se adornen en vestido bien arreglado, con modestia y buen juicio, no con estilos de cabellos trenzados y oro o perlas o traje muy costoso, 10 sino como es propio de mujeres que profesan reverenciar a Dios, a saber, mediante buenas obras.”

Luego con solo esas dos precauciones, uno ya entiende de qué va la cosa y evita el ridículo que ha hecho ese “genio” de la teología y que no es más que un pobre hombre corto de entendederas, que no sabe “ni lo que se pesca”; porque tenemos que tener en cuenta también y como dato adicional (servidor es una persona documentada), la época de la que estamos hablando y las costumbres en el vestir de esas personas, por lo que tenemos que saber lo que era “una prenda exterior de vestir” y de lo que entendieron sobre la cuestión, esas personas a las que Pedro dirigió sus palabras. Porque estaríamos hablando de una prenda que se colocaba sobre el vestido normal y que actualmente en aquella zona del mundo árabe se continúa usando, que en español conocemos como “túnica” y si la misma lleva una capucha adosada, se la llama “chilaba”…… y que es la que usan esas personas para salir a la calle, especialmente para acudir a sus festejos religiosos.

Todos hemos visto a esas personas por nuestras ciudades (al menos en España) con dicho atuendo y debajo de dicha prenda van vestidos normalmente; hoy en nuestra sociedad (cosas del “multiculturalismo”), hay muchas personas de esa parte del mundo musulmán y es normal ver a los hombres y a las mujeres vestir a diario a la manera occidental, especialmente a las muchachas jóvenes, bien sea estas con pantalones no ajustados o faldas hasta los tobillos (eso sí, tocadas las mujeres con el clásico pañuelo en la cabeza), pero cuando acuden a algún evento que los reúne, van todos con esa “prenda exterior de vestir” y que cuando llegan a su casa se la quitan y punto. En la época de la que estamos hablando y según la información recabada, esa prenda (normalmente de lino fino o lana primorosamente tejida, las más lujosas) en la mujer iba acompañada de ricos bordados y adornos que realzaban la belleza, tanto de la prenda como de la portadora de la misma, por lo que quizás a lo que se refería Pedro en su comentario tenía que ver con el “no pasarse de rosca” en dicho tipo de adornos, sino que fueran más bien de tono discreto; en todo caso, “la prenda exterior de vestir” a la que hace referencia la TNM tenía que ver con una prenda que se colocaba encima de la vestimenta normal del día a día y a la manera de lo que llamábamos en España antiguamente como el “traje de los domingos” y día festivo en que uno se acicalaba más de lo normal…… luego nada que tuviera que ver con la parcial desnudez de uno, si no la llevaba puesta.

Luego lo que el Sr. Olcese ha hecho de nuevo, aparte de mostrar su ignorancia en aquello de que habla, es quedar “como “Cagancho” en Almagro” en este análisis del pasaje de Ped. 3:3; como también lo hace cuando analiza en el video del 01/01/16 las palabras de Luc. 23:42-43 y dirigidas por Jesús al ladrón que moría a su lado y que son estas, según la TNM:

Y pasó a decir: “Jesús, acuérdate de mí cuando entres en tu reino”. 43 Y él le dijo: “Verdaderamente te digo hoy: Estarás conmigo en el Paraíso”.”

Mientras que la RV 1960 y la inmensa mayoría de otras traducciones bíblicas vierten dicho pasaje como sigue:

Y dijo a Jesús: Acuérdate de mí cuando vengas en tu reino. 43 Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso.”

Luego según el Sr. Olcese, el “grave” problema está en esa diferencia entre la expresión “entres” de la TNM o la que usan el resto de versiones bíblicas y que es “vengas”…… como si eso tuviera algo que ver para la estrambótica idea de los TJ en el sentido que el reino se instaló en 1.914: luego tanto si “entró”, como si “vino”, a ellos les da exactamente lo mismo y por lo que no hay razón para cambiar exprofeso un término por otro. Lo que sí es grave, es que el Sr. Olcese ha incurrido de nuevo en el error denunciado por Jesús, eso es, el de “colar el mosquito y tragarse el camello” (Mat. 23:24); porque el error garrafal de traducción en ese pasaje y al que ese indocumentado personaje aludido ni siquiera hace mención, está en la respuesta de Jesús y según se vierte en todas las versiones RV y resto de traducciones bíblicas, porque veamos: si la expresión correcta de la pregunta recibida era la de “cuando vengas en tu reino” (tiempo verbal que señala a un futuro) ¿cómo es que en el verso 43 y en la redacción del texto que hace del mismo la versión RV, resulta que lo que se nos dice que le prometió Jesús al ladrón que moría a su lado es que en ese mismo día, estaría con él en el paraíso? De hecho, las versiones RV y otras, transcriben lo siguiente de dicho pasaje:

Y decía a Jesús: Señor, acuérdate de mí cuando vengas en tu reino. 43 Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo: Hoy estarás conmigo en el paraíso.” (RV 1960).

Y las que no usan el sistema de doble punto (:), como por ejemplo la RVC, vierten el pasaje de la siguiente manera:

Y a Jesús le dijo: “Acuérdate de mí cuando llegues a tu reino”. 43 Jesús le dijo: “De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso”.”

Y que “lo mismo me da, que me da lo mismo”, pues en ambos casos estamos ante un brutal error que ya va más allá de una simple incorrección en el uso de determinada palabra como en el “entres” o “vengas” y que no es más que, en todo caso, un error semántico corregido por el propio contexto del pasaje, mientras que lo que acabamos de leer contradice gravemente el sentido general de las Escrituras y algo en lo que el “mindunguis” del Sr. Olcese, tan puntilloso y estricto él con la TNM, ni siquiera ha reparado…… y si no ha sido así, sencillamente “se ha hecho el loco” y con lo que la cosa ya es más grave. Porque de ser eso así como nos lo exponen las versiones RV entre otras, significaría que los muertos vuelven a la vida inmediatamente después de su muerte y lo que contradeciría lo dicho en Ecle. 9:5-10, en el sentido que después de la muerte uno deja de existir, tanto en el plano físico como en el espiritual y ello hasta el momento de la resurrección de los muertos y que todavía no ha llegado. Por otra parte, semejante exposición del texto considerado, contradeciría también el relato bíblico en el sentido de que Jesús y antes de resucitar y ser elevado al cielo, permanecería muerto por tres días en la tumba…… afirmación que hizo él mismo:

Mientras estaban reunidos en Galilea, Jesús les dijo: “El Hijo del hombre está destinado a ser traicionado en manos de los hombres 23 y lo matarán; y al tercer día será levantado”. Por consiguiente, se contristaron en gran manera.” (Mat. 17:22-23).

Si ello no hubiera sido así y que es lo que nos proponen las RV y resto de traducciones bíblicas al inducir a pensar que Jesús ese mismo día partió hacia un supuesto paraíso acompañado por el citado delincuente (esa fue la promesa), resultaría que éste nos mintió en esa afirmación de Mat. 17:22-23 y lo que haría de las Escrituras un relato no fiable, con todo lo que ello significaría para la esperanza del ser humano…… no obstante, de algo tan serio como es eso, insisto en ello, ese esperpento andante que es Apologista Mario Olcese guarda un clamoroso silencio. Sin embargo y ahí le duele al Sr. Olcese (que pretende ignorar dicha realidad), la TNM es la única que transcribe correctamente dicho pasaje y acorde al contexto escritural, colocando debidamente la puntuación detrás de la palabra “hoy” y con lo que cambia totalmente el sentido disparatado que imprimen el resto de versiones bíblicas al pasaje en cuestión; porque lo que Jesús hizo realmente ante la petición recibida, fue prometerle a la persona que se la había formulado que cuando en un futuro tomara posesión de su reino y en armonía con la promesa hecha, se acordaría de ella…… sencillamente esto y que es lo que traduce la TNM y que transcribo de nuevo por aquello de refrescar la memoria:

Y pasó a decir: “Jesús, acuérdate de mí cuando entres en tu reino”. 43 Y él le dijo: “Verdaderamente te digo hoy: Estarás conmigo en el Paraíso”.” (Luc. 23:42-43).

Pero es que puestos a señalar errores serios y de graves repercusiones para el texto escritural, veamos uno de aurora boreal y que de nuevo trastoca gravemente el entero significado de las Escrituras y sobre el Sr. Olcese nunca se ha posicionado (a pesar que en su momento se lo señalé en uno de mis escritos) y que tiene que ver en cómo vierten las RV el pasaje de Rev. 5:8-10:

Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero; todos tenían arpas y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos; 9 y cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación; 10 y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes y reinaremos sobre la tierra.”

Noten que según dicha traducción, los que habrían sido “redimidos” por la sangre de Jesús, hechos “reyes y sacerdotes” y llevados a “reinar” con Cristo en el reino de Dios, serían los “cuatro seres vivientes” y los “24 ancianos” y lo que no es más que un puro disparate. Sin embargo, la interpretación que nos hace el Sr. Olcese de dicho despropósito y según nos explicaba en un artículo publicado el 27/10/11, es que “incluso los 4 seres vivientes y los 24 ancianos fueron redimidos por la sangre de Cristo” y salvajada que acompaña con la siguiente reflexión: “¿Podrían ser estos 24 ancianos, los 12 apóstoles y las 12 cabezas de las tribus de Israel? Es posible!”…… y si no pega ¡pues se le pone un poquito de cola y tan amigos! Y es que esta es la “capacidad” de entendimiento escritural del personaje en cuestión y que en su congénita ignorancia acerca del texto sagrado, en lugar de ajustar su forma de ver las cosas a dicho registro, ajusta este a la manera que él tiene de ver las cosas; porque si ello fuera como dice ese “genio” de la teología, que ese grupo de “24 ancianos” existente en el cielo estaba conformado por los “12 apóstoles y los 12 patriarcas de las tribus de Israel” es obvio que para estar allí ya tenían que haber sido resucitados para el tiempo en que le fue dada la Revelación o Apocalipsis al apóstol Juan y por lo que ya tendríamos cumplida la llamada “primera” resurrección y en la que solo participan aquellos que tienen que reinar con Cristo.

Feliz y santo es cualquiera que tiene parte en la primera resurrección; sobre estos la muerte segunda no tiene autoridad, sino que serán sacerdotes de Dios y del Cristo y reinarán con él por los mil años (no así, los que no participan de ella).” (Rev. 20:6). (Acotación mía).

Con lo que ya tenemos el primer problema encima de la mesa: porque resulta que el que escribió dicha revelación fue el apóstol Juan y por lo que si bien el grupo de los “12 patriarcas” podría estar al completo en ese momento y siempre según la pintoresca teoría del Sr. Olcese, no así el grupo de los “12 apóstoles” pues faltaría uno y que era el propio Juan, por lo que ya no nos salen los números y por lo que tan singular teoría (y por aquello de ser suave) se va a hacer puñetas. Pero es que además tenemos otra cuestión a considerar, porque ¿en cuál resurrección, entonces, se levantarían Juan y resto de “ungidos” que en ese momento de ser dada la Revelación aún quedaban en la tierra y a los que él de dirigía en sus cartas, que les permitiera el poder reinar con Cristo, si resulta que según ese pasaje de Rev. 20:6 ya habían “perdido el tren”? Porque las resurrecciones que siguen a la “primera” ya no pueden ser consideradas como “primera”, sino como mínimo una “segunda” y por lo que ésta ya no vale para elevar a uno a la condición de rey al lado de Jesucristo…… recordemos que solo esa “primera” resurrección es la que permite el acceso al reino con el Hijo de Dios, en calidad de inmortal rey y sacerdote, según el pasaje mencionado; luego si resulta que Juan y el resto de “ungidos” que con él aún quedaban en la tierra en ese momento no habían, obviamente, participado de la misma, se quedaban fuera de alcanzar el gobernar con Cristo en el reino de Dios y lo que crea un grave problema de coherencia escritural.

Pero es que hay más: porque lo que leemos en ese pasaje de Rev. 5:8-10, es que tanto los “cuatro seres vivientes” como los “24 ancianos” portaban “tazones de oro” (o copas) llenos de incienso, el cual incienso ofrendado a Jehová Dios significaba las oraciones “de los santos” y que obviamente tenían que ser las oraciones de otros y no las suyas propias…… porque hasta donde sabemos, los que reciben el reino en calidad de gobernantes son “el pueblo de los santos del supremo” (Dan. 7:18) y pueblo que nunca ha estado en los cielos, sino aquí en la tierra, aparte de que en ningún lugar de las Escrituras se relaciona a esos “cuatro seres viviente” y a los “24 ancianos” como miembros de ese “pueblo de santos”; recordemos y para resaltar este punto, que la Revelación tuvo lugar para mostrarle a Juan “las cosas que tienen que suceder dentro de poco”, obviamente en la tierra, mientras que a esos personajes mencionados se nos los muestra situados en el cielo, según Rev. 4-5 y en donde Juan nos explica el majestuoso espectáculo que le fue mostrado mediante visión, en el ámbito celestial. Otro punto en disputa con la ridícula idea del Sr. Olcese, tiene que ver con lo que leemos en Rev. 14:1-4 y en donde se lee como sigue:

Y vi y, ¡miren!, el Cordero de pie sobre el monte Sión y con él ciento cuarenta y cuatro mil que tienen escritos en sus frentes el nombre de él y el nombre de su Padre. 2 Y oí un sonido procedente del cielo como el sonido de muchas aguas y como el sonido de fuerte trueno; y el sonido que oí fue como el de cantantes que se acompañan con el arpa, tocando sus arpas. 3 Y están cantando como si fuera una canción nueva delante del trono y delante de las cuatro criaturas vivientes y de los ancianos; y nadie pudo dominar aquella canción sino los ciento cuarenta y cuatro mil, que han sido comprados de la tierra. 4 Estos son los que no se contaminaron con mujeres; de hecho, son vírgenes. Estos son los que van siguiendo al Cordero no importa adónde vaya. Estos (los 144.000) fueron comprados de entre la humanidad como primicias para Dios y para el Cordero, 5 y no se halló en su boca falsedad; están sin tacha.” (Acotación mía).

Y tampoco se nos dice en ninguna parte que dicha señal de identificación estuviera en la frente de las “cuatro criaturas vivientes” ni de los “24 ancianos”, ni que los tales hubieran sido comprados “de entre la humanidad” y por lo que tendríamos que razonar que estamos hablando de seres no terrenales y que por tanto, nada tenían que ver con aquellos que en un futuro reinarán al lado de Jesucristo en la tierra…… brutal y desconcertante interpretación, por tanto, del pasaje de Rev. 5:8-10 por parte de las RV y tema del que el Sr. Olcese ladinamente no hace la menor alusión; sin embargo, todas estas contradicciones señaladas desaparecen cuando uno lee dicho pasaje según está vertido en la TNM de los TJ:

Y cuando tomó el rollo, las cuatro criaturas vivientes y los veinticuatro ancianos cayeron delante del Cordero, cada uno teniendo un arpa y tazones de oro que estaban llenos de incienso y el incienso significa las oraciones de los santos. 9 Y cantan una canción nueva y dicen: “Eres digno de tomar el rollo y de abrir sus sellos, porque fuiste degollado y con tu sangre compraste para Dios personas de toda tribu y lengua y pueblo y nación (luego los “comprados” no eran los que cantaban la canción), 10 e hiciste que fueran (no los que cantaban, sino otros) un reino y sacerdotes para nuestro Dios y han de reinar (no ellos, sino los 144.000) sobre la tierra”.” (Acotaciones mías).

Entonces vemos que los comprados o redimidos con la sangre de Cristo no fueron las “cuatro criaturas vivientes” o los “24 ancianos” que formaban parte de las cosas que estaban en el cielo y que le fueron mostradas a Juan, sino personas de la tierra y como queda claro de los pasajes que hemos señalado; sin embargo, de esos errores serios y que sí alteran radicalmente el contenido del texto escritural, el Sr. Olcese no nos habla y se queda en la simpe anécdota (disquisiciones estériles y absurdas sobre palabras como “semejanza”, o “conoció”, o “sobremanera grande” y tantas otras sobre las que ha polemizado a través del tiempo, hasta llegar a las actuales de “entres” o “vengas”), pasando por alto lo realmente fundamental: en definitiva y como he señalado, dicho personaje “cuela el mosquito y engulle el camello”, al detenerse a cuestionar simples “palabras” sueltas y no asuntos doctrinales serios…… y de personas así, es de las que Pablo nos habló en los siguientes términos, según se lee en 1 Tim. 6:3-5 y tomado de la versión TLA,:

Si alguien enseña algo que no va de acuerdo con las enseñanzas de nuestro Señor Jesucristo, ni con la verdadera religión cristiana, 4 es un orgulloso que no sabe nada y que tiene la mala costumbre de discutir sobre el significado de ciertas palabras. Con esto sólo causa envidias, enojos, insultos, desconfianza 5 y peleas en todo momento. Los que hacen eso no son capaces de pensar bien ni conocen la verdad; piensan que, por medio de la religión, pueden ganar mucho dinero.”

En este caso, estaríamos hablando de ganar reconocimiento personal para alimentar un ego desmedido, pero…… ¡qué quieren ustedes, si el hombre no da para más!

Armando López Golart

Anuncios

DOS “EJEMPLOS” DE RAZONAMIENTO LÓGICO Y SENTIDO COMÚN.

Posted in Uncategorized with tags , , , , , , , , on 16/11/2014 by Armando López Golart

mqdefaultcag1rzljHace unos días, en este blog publicamos un artículo bajo el título “Lo uno y lo contrario…… ¡¡en menos de un minuto!!” en el que nos hacíamos eco de un correo que nos remitió Apologista Mario Olcese y en donde nos “amenazaba” con que si nosotros continuábamos metiéndonos con él, criticando esa bazofia mentirosa a la que pomposamente llama “estudios”, él haría lo mismo con nosotros…… a lo que los autores de este blog, respondíamos en el sentido de que eso es precisamente lo que nosotros queremos que haga, pues cada vez que se mete con aquí los “mendas”, más quedan expuestas sus carencias en cuanto a conocimiento escritural y más el ridículo hace y algo que quedará fehacientemente confirmado, cuando les expongamos los “ejemplos” citados. Decíamos también, al final de nuestro escrito, que estuvieran atentos a su “demoledor ataque” como respuesta al mismo y que se produjo en el mismo día que publicamos nosotros el artículo de referencia, en dos videos que analizaremos seguidamente y a cual más disparatado, por lo que le rogamos al Sr. Olcese que sepa disculparnos el exceso ¡¡pero es que ya hay que ser acémila, para publicar lo que ha publicado!!

En el primero de ellos y bajo el título “Las dos clases de perfección: la del espíritu (carácter) y la del cuerpo en dos momentos distintos” (10/11/14), dicho personaje pasa a explicarnos y como se puede intuir del titular señalado, que existen dos clases de perfección y algo de lo que nunca, hasta donde nosotros recordamos, nos había dicho ni una sola palabra…… por lo que habría que suponer, que el espíritu santo le ha “soplado” al oído una nueva “revelación”; porque recordarán ustedes que según tan disparatado personaje nos cuenta y en el colmo de la estupidez, lo que expone en sus artículos son “descubrimientos bíblicos según se los revela el espíritu santo” (28/08/07, párrafo ocho) y afirmación que repite en su escrito del 29/03/08, en su antepenúltimo párrafo. Pero retomando el tema, resulta que un primer “perfeccionamiento” y según nos plantea dicho “entendido”, tiene que ver con el “carácter” o comportamiento que cada uno tiene con respecto de Dios y por lo que podríamos considerarlo como la perfección “espiritual” y que, según ese desconcertante “caballero”, ocurre durante la vida de uno.

De tal suerte, que cuando el Altísimo declaró, por ejemplo a Job, como un personaje “perfecto”, estaba señalando al hecho de que dicho personaje ya era “per-fec-to” en su condición espiritual…… mientras que la perfección del cuerpo físico, eso es, los pequeños “defectillos” que uno pudiera tener como, ser manco, cojo, ciego, paralítico, etc. etc. etc., se producirá en el momento del regreso de Cristo a la tierra y en la llamada “primera” resurrección. Lo que sorprende grandemente, es que nada de esto nos dijo el Sr. Olcese en el video que publicó el 26/10/14 y en el que en una delirante y esperpéntica dramatización, señal inequívoca de que ese “caballero” tal parece no estar en sus cabales, señalaba que Jehová ya había declarado a Job “per-fec-to” en vida de este y, repetimos, sin decirnos absolutamente nada acerca del tipo de perfección al que se estaba refiriendo en ese video (probablemente fue una “revelación” de última hora)…… luego la pregunta es ¿por qué no nos matizó dicha cuestión en ese momento y nos lo hace ahora?

Pues, sencillamente, porque no puede objetar nada a lo que le planteábamos en nuestro artículo mencionado al inicio del primer párrafo de este escrito y en donde le señalábamos las contradicciones en las que sobre este tema quedó entrampado; por lo que como el clásico “trilero” que es, se saca ahora ese disparate de la manga para salirse como sea del “embolao” en el que se ha metido…… pero no adelantemos acontecimientos y vean ustedes lo que ya nos plantea en la “entradilla” que sirve de orientación, sobre el tema del que se va a tratar en el video que estamos analizando:

Hay dos perfecciones que todo cristiano debe buscar, la del carácter, que es uno espiritual, y la del cuerpo, que se logrará cuando Cristo venga a transformarnos para darnos el regalo del cuerpo perfecto, que ya no esté sujeto a las taras, enfermedades, y a la muerte.

La Biblia dice que Job era un hombre perfecto, tal como lo fueron Noé, Abraham, Asa y todos los hombres y mujeres ejemplares que nos hablan las Escrituras. Esta perfección está referida sólo al carácter. Ellos demostraron su fe con obras de justicia y de rectitud que los convirtieron en perfectos a la vista de Dios. Sin embargo, resta aún la perfección del cuerpo (Romanos 8:23), la cual se producirá sólo en la parusía de Cristo. Mientras tanto, mientras vamos haciéndonos perfectos en lo espiritual, en el carácter, en nuestras acciones justas; todavía debemos esperar que Cristo venga para resucitarnos a la semejanza de su resurrección para nunca más morir. Este es el perfeccionamiento corporal que yo llamo escatológico.” (Negritas nuestras).

Claro…… y las vacas volando de flor en flor ¿no Sr. Olcese? Porque miren, queridos amigos que nos leen, que llevamos años estudiando las Escrituras y jamás nos hemos topado con tan estrambótica enseñanza…… pero como en dicho video el autor en cuestión, nos acusa a los autores de este blog de buscarle siempre “cinco pies al gato”, eso es lo que vamos hacer a continuación y en un intento de hacer honor a dicha fama, sacando razones que demuestran que la afirmación de ese “portento” de la interpretación bíblica que responde al nombre de Apologista Mario Olcese, es un disparate monumental; porque de entrada, ya tenemos que el pasaje de Hech. 3:20-21 nos dice lo siguiente:

“…… y para que él envíe al Cristo nombrado para ustedes, Jesús, 21 a quien el cielo, en verdad, tiene que retener dentro de sí hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas de que habló Dios por boca de sus santos profetas de tiempo antiguo.”

Y dado que cuando Jehová dice “todas las cosas”, son sencillamente todas las cosas, por narices se tiene que incluir en la mencionada “restauración” la espiritualidad del “personal” de la que depende el “carácter” o modo de actuar de cada uno y que afecta a nuestra relación con Dios. De hecho, en el mismo inicio de la “entradilla” transcrita, hemos visto que dicho personaje relaciona el “carácter” con la espiritualidad y lo que nos lleva a razonar lo siguiente: si como nos señala el Sr. Olcese en su entradilla, Job ya era un hombre “per-fec-to”, así como los Abraham, Noé y compañía en cuanto a su faceta espiritual y algo que supuestamente reconoció el propio Jehová con sus palabras registradas en Job 1:8 y 2:3; por lo tanto, solo quedaba pendiente para ellos la “perfección” física a ocurrir en el momento del regreso de Cristo para alcanzar la total perfección y por lo que, razonablemente, tenemos que pensar que estaríamos ante personas que eran espiritualmente “perfectas” a la manera de Jesús y por tanto, ajenas totalmente a la influencia del pecado que nos somete a todos los seres humanos…… pues de lo contrario, Dios no los podía haber declarado “perfectos” en ese terreno. En el caso concreto de Job, repetimos, vemos que lo que se nos dice y sacado de la versión escritural que usa ese “genio” de la interpretación bíblica, eso es, la RV 1960, es lo siguiente:

Y Jehová dijo a Satanás: ¿No has considerado a mi siervo Job, que no hay otro como él en la tierra, varón perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal?” (Job 1:8: 2:3).

Sin embargo, con lo que nos encontramos es que dicho “genio” de nuevo nos la ha querido “dar con queso”, ya que de forma artera nos ha intentado engañar de nuevo, pues esa expresión “perfecto” solo se usa en las versiones JBS y en las RV Antigua, 1960 y 1977, mientras en el resto de traducciones bíblicas dicha expresión es sustituida por los términos “intachable”, “cabal”, “integro” o sinónimos de estas…… en todo caso, nada que tenga que ver con una perfección espiritual de tal calibre, que Jesucristo en su regreso a la tierra solo se tenga que preocupar de la perfección física. Por lo tanto, con lo que nos hemos encontrado es con otra incomprensible y delirante interpretación fuera de toda lógica y sentido común (virtudes de las que carece absolutamente ese extraño personaje, como queda patente en la imagen que acompaña a este escrito), alejada totalmente del contexto escritural y tendente a retorcer este, en un desesperado intento de tener razón a toda costa ante la imposibilidad de refutar nuestros argumentos; porque la realidad es que en las Escrituras lo que se lee son cosas como las que expondremos a continuación, que refutan categóricamente la existencia de personas a las que su “perfección” espiritual las eximiera de cometer pecado y por lo que no pueden ser “perfectas” en ese sentido:

En caso de que pequen contra ti (porque no hay hombre que no peque)…… (1 Rey. 8:46; 2 Crón. 6:36)).

¿Quién puede decir: “He limpiado mi corazón; he quedado puro de mi pecado”?” (Prov. 20:9).

Pues no hay en la tierra hombre justo que siga haciendo el bien y no peque.” (Ecle. 7:20).

Lo leído nos lleva a afirmar y dado que el que peca no es el cuerpo físico, sino las acciones derivadas del “carácter” o condición espiritual de cada uno, que no existe ni ha existido nunca persona alguna (en este mundo de imperfección) “perfecta” en su condición espiritual, excepto Jesús que era perfecto tanto física como espiritualmente desde que nació, hasta que murió asesinado; pero veamos ahora la afirmación de Pablo con respecto de esta circunstancia constatada en los pasajes leídos y que es del todo esclarecedora:

Porque todos han pecado y no alcanzan a la gloria de Dios 24 y es como dádiva gratuita que por su bondad inmerecida, se les está declarando justos (según el Sr. Olcese, en sentido espiritual) mediante la liberación por el rescate pagado por Cristo Jesús.” (Rom. 3:23-24). (Acotación nuestra).

Palabras que nos dejan meridianamente claro, que en todo caso antes del sacrificio expiatorio del Hijo de Dios, nadie podía ser declarado “perfecto” ni física ni espiritualmente, a menos que Jehová transgrediera su propio propósito al mandar a Su Hijo a la tierra, eso es, que por medio del sacrificio de este se hiciera accesible a la humanidad “la dádiva gratuita de Su bondad inmerecida” y que tiene que ver con el obtener la perfección, tanto física como espiritual y que, según hemos leído en Hech. 3:20-21, nadie puede alcanzar hasta que Cristo regrese a la tierra; por lo que de nuevo el Sr. Olcese se ha “columpiado” en su intento desesperado por salirse del “follón” en el que se ha metido, pues desde este blog le estamos cerrando todas las salidas y lo que le lleva cada vez más a aumentar el tamaño de sus disparates. Porque la experiencia demuestra que cuando uno miente, en este caso en planteamientos teológicos y como es el caso de tan contradictorio personaje, para encubrir sus mentiras publicadas precisa de otras cada vez más “gordas” hasta que se llega al esperpento que hoy nos ha intentado colar…… y es que como decían nuestros abuelos “se coge antes a un mentiroso, que a un cojo”.

Ahora bien, por si con esto que les hemos contado no hubiera bastante, veamos lo que nos explica ese “portento” intelectual y por lo visto, para rematar el asunto, en el segundo de los videos mencionados y publicado en el mismo día (10/11/14) con unas pocas horas de diferencia, cuyo mismo titular ya demuestra que algo está fallando en la mente de tan indocto personaje (vulgo, que le faltan un par de “tornillos”); porque eso de que “Los fieles de la primera resurrección no son los únicos que reinarán con Cristo” no se lo cree ni harto de vino y tema del que les transcribimos también (sin retoque alguno), la “entradilla” a modo de presentación del argumento sobre el que se habla en el video en cuestión:

Algunos detractores me dicen que los fieles que salen de la gran tribulación no reinarán con Cristo porque ellos no han muerto, ya que son sobrevivientes de ese periodo terrible. Dicen que Apo.20:6 “prueba” que sólo los que resucitan reinarán con Cristo, no los vivos. Sin embargo, Apo. 20:6 no dice por ningún lado que los que partiicpan en la primera resurrección son los únicos que reinarán con Cristo. Simplemente dice que los fieles muertos resucitarán para reinar con él. ¿Pero qué ocuure con los fieles vivos para cuando venga Cristo? El Apóstol Pablo explica que los muertos en Cristo resucitarán primero, y luego los que queden vivos en su parusía serán igualmente transformados, y ambos, muertos resucitados y los que quedaron vivos, serán arrebatados por Cristo para darle el encuentro en el aire, y así estaremos siempre con el Señor (1 Tim. 4:14-17). Así que los fieles muertos resucitados, y los fieles de la gran tribulación que quedarán vivos cuando Cristo venga, juntos serán glorificados para estar con Cristo para siempre.” (Negritas nuestras).

De entrada, tenemos que tener en cuenta que esos fieles de los que nos menciona el Sr. Olcese y que “salen de la gran tribulación”, son personas que sobreviven a la misma y afirmación que dicho personaje ha publicado en no pocas ocasiones, lo que significa que no han muerto y por lo que entran con vida en el reino de Dios. Partiendo de esta premisa, veamos su declaración en el sentido que Rev. 20:6 “no dice por ningún lado” que solo aquellos que participan en dicha “primera” resurrección son los que reinaran con Cristo y afirmación que no solo es una aberración de su disparatada y errática mente, sino una prueba más que concluyente de que dicho personaje, el “no va más” del sentido común, no tiene ni puñetera idea de leer con un mínimo de corrección (luego nos encontramos ante un analfabeto integral), porque veamos qué se nos dice en dicho pasaje:

Feliz y santo es cualquiera que tiene parte en la primera resurrección; sobre estos (eso es, de los que participan de la misma, luego no sobre aquellos que no lo hacen) la muerte segunda no tiene autoridad (eso significa la inmortalidad), sino que serán sacerdotes de Dios y del Cristo y reinarán con él por los mil años.” (Acotaciones nuestras).

Luego está claro para una persona con un mediano coeficiente intelectual (el del Sr. Olcese está, obviamente, bajo mínimos), que los que serán sacerdotes y reinarán con Jesucristo en condición de inmortalidad, son “estos” que “tienen parte” en dicha “primera” resurrección y no aquellos que no participen de la misma. Porque y para enfatizar el asunto, la expresión “sobre estos”, hace referencia única y específicamente a aquellos que tienen parte en dicha resurrección y por lo tanto, no sobre aquellos que no tienen participación en ella; luego contrario a lo afirmado por ese “intelecto” andante, el pasaje de Rev. 20:6 si nos dice y con una claridad meridiana, que solo aquellos que participen en dicha “primera” resurrección, son los que adquieren la inmortalidad y pasan a ser reyes y sacerdotes junto a Cristo en el milenio.

Porque por otra parte, tenemos que esos personajes de la talla de Pablo (eso es “ungidos”) y a los que se refiere el Sr. Olcese como los que quedaron con vida en la venida de Cristo a la tierra y a los que se hace referencia en 1 Tes. 4:17, nada tienen que ver con los sobrevivientes de la “gran tribulación”; porque de quién nos habla Pablo, es de aquellos que se nos menciona en Rev. 11:3-12. Y que si nos fijamos, vemos que esas personas también murieron y sí fueron resucitadas por tanto, en esa “primera” resurrección que ocurre en el preciso momento en que ellas son levantadas, eso es, que sus cuerpos mortales aún incorruptos, son “cambiados” (1 Cor, 15:52) a inmortales aquí en la tierra al igual que fue en el caso de Jesucristo…… ya con vida y de pie sobre esta tierra, son elevados a los cielos al encuentro de Jesucristo; de ahí que se nos diga que fueron “arrebatados” de la tierra, circunstancia que no se podía dar con los “ungidos” del primer siglo y que resucitan al mismo tiempo que ellos (repetimos que estamos hablando de la “primera” resurrección), puesto que sus antiguos cuerpos físicos ya no existen por lo que se les tiene que dotar de nuevos cuerpos inmortales y que nada en las Escrituras (hasta donde nosotros sabemos) parece indicar que dicha operación será visible al “personal”.

Y todo eso, ocurre antes de que inicie la “gran tribulación” en la tierra y aparezcan los sobrevivientes de la misma al término de esta, en el bien entendido de que estamos hablando de un período de tiempo de tres años y medio…… por lo que es falsa la relación establecida por el Sr. Olcese, entre estas personas y aquellas de las que se nos habla en 1 Tes. 4:14-17 (noten que dicho “caballero” ha tenido un pequeño lapsus sin importancia, pues en dicha “entradilla” ha señalado a 1 Tim. 4:14-17). Por lo que queda clara la brutal ignorancia acerca del contenido escritural de ese personaje de opereta que es Apologista Mario Olcese y de ahí, que la afirmación de ese “súmmum” de la lógica y el sentido común en el titular de dicho video (y que desarrolla durante el mismo), en el sentido de que los que participan de dicha “primera” resurrección no son los únicos que reinarán con Cristo y apoyándose para ello en un pasaje que dice exactamente todo lo contrario, es de una paranoia digna de hacérsela mirar; porque lo que se nos dice precisamente en dicho pasaje, es que nadie que no haya tomado parte en dicha “primera” resurrección y para lo que previamente se tiene que haber muerto, circunstancia que no se da en aquellos que “salen de la gran tribulación” cuando esta concluye, puede acceder a reinar con Cristo en el reino de Dios…… o la Biblia y en ese pasaje de Rev. 20:6, nos está mintiendo ¡como ustedes prefieran!

Por cierto, ese disparatado personaje, ignorante donde los haya, nos acaba de mandar un nuevo correo en donde nos dice como sigue:

apologista commented on LA RESURRECCIÓN “MEJOR”…… Y EL PASAJE DE HEBRE. 11:40

20 nuevas preguntas “knock out” para armandito lópez que aún no sabe cómo responder con un mínimo de sentido común.”

O sea y resumiendo la cuestión: que este personaje se ha leído dicho tema y como no puede rebatir nuestro razonamiento, bien sea porque en su congénita ignorancia ni lo ha entendido, o bien porque su soberbia, orgullo y altanería le impiden reconocer que nosotros tenemos razón y que conociendo como conocemos el “percal”, es la opción por la que nos decantamos, nos sale con esa nueva “gansada” y sin mencionar nada del contenido de nuestro artículo. Pero es que además, tengamos en cuenta que con referencia a este video de las “preguntitas” de marras, ya le demostramos en su momento (ver nuestro escrito del 10/11/14) que la segunda de estas apuntaba directamente en sentido contrario a la que formulaba en sexto lugar y viceversa, por lo que entraba en flagrante contradicción consigo mismo…… y de eso, como es normal en tan histriónico personaje, “todo lógica y sentido común” él, no nos dice absolutamente nada. Para más inri y como medio hemos apuntado al inicio de este párrafo, resulta que nada nos dice tampoco de lo que acabamos de hacer con este artículo al que dirige su correo, publicado el 13/11/14 y pocas horas antes de que nos llegara el correo señalado, que no ha sido otra cosa que el desmontarle su disparatada interpretación acerca de lo que es la “resurrección mejor” de Hebr. 11:35 y el verdadero sentido del pasaje de Hebr. 11:39-40…… pero en fin ¡qué se puede esperar de tan “ilustrado” personaje!

MABEL

LA RESURRECCIÓN “MEJOR”…… Y EL PASAJE DE HEBRE. 11:40.

Posted in Uncategorized with tags , , , , , , on 13/11/2014 by Armando López Golart

images7VZBT9S7Como prometíamos en nuestro anterior escrito (10/11/14), vamos a hablar hoy del capítulo once del libro a los Hebreos y en particular de ese versículo 40, que ha llevado a muchos indoctos a desarrollar disparatadas teorías acerca de su significado, tales como el asegurar que los personajes del AT, los Abraham, David, Job, Noé, Isaac, Jacob y todos los etc. que ustedes le quieran añadir, serán “perfeccionados junto” a los Pedro, Pablo, Juan y resto de apóstoles, así como sus más inmediatos seguidores (Juan 17:20) del primer siglo, en el momento de producirse la “primera” resurrección de Rev. 20:6 y coincidente con el regreso de Cristo a la tierra, evento que aún está en el futuro…… pero veamos que se nos dice en dicho pasaje de Hebr. 11:40:

“…… puesto que Dios previó algo mejor para nosotros, para que ellos no fueran perfeccionados aparte de nosotros.”

Leído tal cual y sin la más mínima noción de lo que dice el contexto escritural (algo muy común entre tanto “teólogo” suelto por ahí), es cierto que se podría entender que, efectivamente, habrá un perfeccionamiento “conjunto” durante dicha primera resurrección y como nos aseguran no pocos autores de artículos bíblicos que así ocurrirá, con lo que resultaría que dichos personajes del AT y por extensión, también pasarían a gobernar en el reino de Dios en calidad de inmortales reyes y sacerdotes, pues eso es lo que concede el participar de dicha “primera” resurrección:

Feliz y santo es cualquiera que tiene parte en la primera resurrección; sobre estos la muerte segunda no tiene autoridad (lo que significa la inmortalidad), sino que serán sacerdotes de Dios y del Cristo y reinarán con él por los mil años.” (Rev. 20:6). (Acotación nuestra).

Hecho este primer avance de por dónde va la cosa, vayamos ahora a lo sustancial y que tiene que ver con lo que realmente nos dice el contexto escritural, tanto el más cercano al pasaje de Hebr. 11:40 objeto de discordia, así como el general de las Escrituras y en el bien entendido de que estas no se contradicen, por lo que en dichos contextos podemos hallar la solución a tan confuso asunto caso; ello nos llevará de entrada a analizar qué es lo que leemos en ese capítulo once y como contexto más cercano al verso 40 (versos del 1 al 34) y que resumiéndolo al máximo, sería más o menos esto: Pablo (supuesto autor de dicho libro de Hebreos) inicia su exposición definiendo lo que es la fe, al decir de esta que es “la expectativa segura de las cosas que se esperan, la demostración evidente de realidades aunque no se contemplen”; a continuación y en este capítulo inspirador, describe en rápida sucesión breves cuadros circunstanciales de hombres de la antigüedad que vivieron, trabajaron, lucharon, aguantaron lo indecible y llegaron a ser herederos de la justicia mediante la fe. “Por fe”, menciona Pablo, Abrahán, morando en tiendas con Isaac y Jacob, esperó “la ciudad que tiene fundamentos verdaderos”, cuyo Edificador es Dios; por otra parte, insiste Pablo, “por fe” Moisés continuó constante, “como si viera a Aquel que es invisible”…… “¿y qué más diré? (se pregunta Pablo), porque le faltará tiempo si sigue contando de Gedeón, de Barac, de Sansón, de Jefté, de David, así como también de Samuel y de los demás profetas, que por fe derrotaron reinos en conflicto, efectuaron justicia, obtuvieron promesas, etc.

Continúa Pablo su exposición hablando de otras personas, que también fueron probadas mediante mofas, azotes, cadenas y torturas, pero rehusaron aceptar la liberación (de su inminente destino) mediante ceder ante las presiones con el fin de alcanzar una “resurrección mejor”…… y aquí nos quedamos nosotros con esta idea, que encontramos en el versículo 35 y que ha llevado a muchos indoctos a afirmar, que dicha resurrección “mejor” tiene que ver con la mencionada en Rev. 20:6 y de la que ya les hemos hablado; pero veamos que se nos dice en ese verso 35:

Hubo mujeres que recibieron a sus muertos por resurrección; pero otros hombres fueron atormentados porque rehusaron aceptar la liberación por algún rescate, con el fin de alcanzar una resurrección mejor.”

Por lo que para saber a qué resurrección estaba Pablo contraponiendo esa “resurrección mejor” a la que se estaba refiriendo, tenemos que situarnos en el contexto de ese mismo verso y con lo que nos encontramos que se habla de personas que habían sido devueltas a la vida en determinado momento, como por ejemplo, aquellas que lo habían sido en los tiempos los profetas Elías y Eliseo (1 Rey. 17:17-24; 2 Rey 4:32-37 y 13:20-21) y por lo que Pablo está confrontando esa clase de resurrección, con una que él entendía que sería “mejor”. Porque lo cierto es que esas personas resucitadas volvieron a morir, al igual que ocurrió con aquellas a las que resucitó Jesús cuando estuvo en la Tierra o, en su defecto, a las que posteriormente resucitaron sus apóstoles, así como el propio Pablo (todos esos casos solo eran muestras ejemplificantes del inmenso poder de Jehová y para transferirnos esperanza para un futuro), lo cual nos indica que era una resurrección aún sujeta al efecto de pecado y con ello, a la muerte; luego solo podemos pensar que por una “resurrección mejor” se tiene que entender aquella en la que el pecado ya no tenga influencia y no degenere en muerte, por lo que uno ya esté en condiciones de vivir eternamente, como era en el caso de Adán…… que no era inmortal, sino que su cuerpo (aún sin pecado) podía vivir eternamente sin sufrir deterioro alguno: esa es, la “resurrección mejor “ a la que hizo referencia Pablo en ese pasaje de Hebr. 11:35 y que es la que se producirá durante el reinado milenario de Cristo.

Apoya esta idea, el hecho de que lo que se nos promete en las Escrituras y con respecto de la resurrección, es que en el reino de mil años de Dios se procederá a la “restauración de todas las cosas” y lo que significa que estas serán devueltas a su estado anterior, eso es, a como estaban cuando en la tierra aún no existía el pecado. Lo que significa que en dicho periodo de tiempo y como hemos señalado, se tiene que producir una resurrección (Juan 5:28-29; Hech. 24:15) que no llevará aparejada el pecado y con ello la muerte, merced al sacrificio redentor de la sangre de Cristo y por lo que todo aquél que participe en la misma, estará ya en capacidad de vivir eternamente…… capacidad que se podrá mantener, o perder, según uno responda al desafío de Satanás al término de los mil años, cuando este sea soltado de su aprisionamiento (Rev. 20:7-10). Pero que en todo caso, el poder vivir eternamente dependerá solo de la decisión personal de cada uno y no de una condición externa, como es la carga del pecado que nos vino impuesta como herencia (y con ella la muerte), ante la que somos impotentes y no podemos hacer nada sin ayuda de un tercero…… ayuda que hemos recibido de nuestro Creador, mediante el sacrificio de Su hijo Jesucristo en favor de toda la humanidad (Juan 3:16). Entonces queda claro y hasta donde hemos considerado, que esa “resurrección mejor” mencionada por Pablo, no puede ser la de Rev. 20:6 y de la que se sale ya con la condición de “inmortalidad”, por lo que en todo caso tendríamos que estar hablando, más que de una resurrección “mejor”, de una resurrección “diferente”; establecido lo cual, continuemos con lo que se lee en los siguientes versos, esto es, del 36 al 38 y en donde se nos dice como sigue:

Sí, otros recibieron su prueba por mofas y azotes, en verdad, más que eso, por cadenas y prisiones. 37 Fueron apedreados, fueron probados, fueron aserrados en pedazos, murieron degollados a espada, anduvieron de acá para allá en pieles de oveja, en pieles de cabra, hallándose en necesidad, en tribulación, bajo maltratamiento; 38 y el mundo no era digno de ellos. Anduvieron vagando por los desiertos áridos y las montañas y en las cuevas y cavernas de la tierra.”

Con lo que estaríamos hablando de personas que las pasaron realmente “canutas” en la defensa a ultranza de su fe y que el apóstol Pablo pone como ejemplos a seguir; sin embargo, vean lo que se nos dice en los versículos 39-40 (razón de este escrito) y versos que, a diferencia de lo que hace más de un “teólogo”, son consustanciales entre sí y por tanto, inseparables; por ejemplo, algún “indocto” de la talla de Apologista Mario Olcese y como hemos podido ver en alguno de sus recientes videos, usa solo el verso 40 para mencionar aquello de que los personajes del AT “no fueran perfeccionados aparte de nosotros” y con lo que pone a los mencionados personajes en un rango de igualdad con los Pablo, Juan, Pedro, etc.. Cuando ello es del todo imposible, si se está atento al contenido del verso 39 y en donde se hace referencia a aquellos mencionados en los versos 36-38 que acabamos de considerar…… pero centrémonos en dicho verso 39:

Y, no obstante, todos estos, aunque recibieron testimonio (o reconocimiento) por su fe, no obtuvieron el cumplimiento de la promesa…” (Acotación nuestra).

Quedémonos por tanto en dicho versículo y en el que se nos dice que esas esforzadas personas en la defensa de su fe, “no obtuvieron” sin embargo, el cumplimiento de la promesa…… lo que nos lleva ya al contexto general de las Escrituras, para averiguar de qué “promesa” se nos está hablando y cuestión que encontramos expuesta en Éxo. 19:5-6 y en los siguientes términos,:

“…… “Y ahora, si ustedes obedecen estrictamente mi voz y verdaderamente guardan mi pacto, entonces ciertamente llegarán a ser mi propiedad especial de entre todos los demás pueblos, porque toda la tierra me pertenece a mí. 6 Y ustedes mismos llegarán a ser para mí un reino de sacerdotes y una nación santa.” Estas son las palabras que has de decir a los hijos de Israel.”

Luego la “promesa” en cuestión, tenía que ver con que en un futuro y siempre condicionada la cosa a la obediencia de la nación de Israel a su Creador y Dador de estatutos, Este sacaría de entre ellos a un grupo de personas que le servirían como reyes y sacerdotes y que compondrían en conjunto una “nación santa”, con lo que queda claro que no se hacía referencia a los reyes y sacerdotes que sucesivamente y en su momento ministraron sobre Israel, sino a algo de superior dignidad.

En todo caso, pasaje que ya pone en tela de juicio la afirmación de aquellos “entendidos” que se pronuncian en el sentido de que, según el verso 40, los personajes del AT serían “perfeccionados” junto a los seguidores de Cristo en la primera resurrección, porque veamos: de entrada, estamos hablando de un “pacto” entre Jehová y su pueblo elegido (Israel) y que como todo pacto, solo aplicaba a los participantes del mismo y por lo que no tenía efectos retroactivos…… lo que significa que ello ya borraría de un plumazo a los Abraham, Job, Noé, Isaac, Jacob, a los doce patriarcas de la nación de Israel entre otros muchísimos y que vivieron antes de ser establecido dicho “pacto”, por lo que este no les alcanzaba y por lo tanto, personajes que se cuentan entre aquellos que “no obtuvieron” el cumplimiento de la promesa, según el verso 39 que estamos considerando. Y si esos preclaros personajes no pueden contarse entre aquellos que se levantan en la “primera” resurrección en el momento del regreso de Cristo a la tierra, para ser “perfeccionados” junto a los Pablo, Juan, Pedro, etc., ello razonablemente solo puede significar, que tampoco lo harán personajes como los David, Daniel, Isaías, Moisés, Salomón, Jonás, etc. etc. etc. pues no se entendería que unos sí pudieran hacerlo y los otros no, cuando en orden de importancia todos esos personajes del AT están prácticamente en un mismo plano.

Es cierto que algún indocto suelto por ahí nos podría salir con que esos personajes citados en último lugar y que aparecieron en escena después de formalizado dicho pacto, si estarían en condiciones de obtener el cumplimiento de la promesa; pero tampoco se podría producir dicha circunstancia, porque no podemos pasar por alto el hecho de que el acceso al reino de Dios y según dijo el propio Jesús, se inició a partir de los días de Juan “el bautizante” en adelante (Mat. 11:12) y momento en que con la presencia del Hijo de Dios en la tierra, se puso en marcha la carrera para alcanzar la promesa de Jehová y establecida siglos antes en el desierto del Sinaí, de sacar de entre ellos “un reino de reyes y sacerdotes” y siendo Jesús, el “reunidor” (perdón por el “palabro”) de todos estos. Hasta aquí, más o menos, lo que el contexto escritural nos muestra es que esos personajes del AT de ninguna manera pueden tomar parte en el gobierno del reino milenial; pero es que por otra parte y ya regresando al presente, el tan traído y llevado versículo 40 nos dice algo que esos “genios” de la interpretación bíblica actuales pasan completamente por alto y que es lo siguiente:

“… puesto que Dios previó algo mejor para nosotros, para que ellos no fueran perfeccionados aparte de nosotros.”

¿Qué podía ser entonces, ese “algo mejor” que el Altísimo había previsto para los Pablo y compañía, en directo contraste con los personajes del AT y que no tenían acceso a ello? Pues, de entrada, obviamente una resurrección “diferente”, pues mientras los notables del AT se levantarían de sus tumbas con la perspectiva de la vida eterna en mira, ellos y desde el mismo momento de su resurrección, ya adquirían la condición de inmortales reyes y sacerdotes en el reino de Dios, en armonía con la promesa divina hecha milenios atrás desde el monte Horeb, en el desierto del Sinaí…… entonces y llegando ya al meollo de la cuestión ¿qué se nos quiere dar a entender con esa frase de “para que ellos no fueran perfeccionados aparte de nosotros? ¿Estaríamos, en todo caso, hablando de un “perfeccionamiento” conjunto en igualdad de condiciones…… o de algo totalmente distinto? El deseo de responder a dichas cuestiones, nos lleva inexorablemente a considerar la promesa de nuestro Creador, hecha de manera general a toda la humanidad por boca de sus profetas y que hallamos en Hech. 3:20-21, en dónde leemos como sigue:

“…… y para que él envíe al Cristo nombrado para ustedes, Jesús, 21 a quien el cielo, en verdad, tiene que retener dentro de sí hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas (fundamentalmente del ser humano) de que habló Dios por boca de sus santos profetas de tiempo antiguo.” (Acotación nuestra).

Y ya hemos dicho que el término “restaurar” tiene que ver con el devolver algo a su condición anterior, que en el caso que nos ocupa incluye devolver al ser humano a la de Adán y Eva antes del pecado, eso es, a una condición de perfección física y espiritual y que les permitía el poder vivir eternamente; porque recordemos y algo que pasan por alto esos “genios” de la teología actuales, que nuestros primeros padres no eran inmortales y por lo que el ser humano no puede ser “restaurado” a una condición que no tuvo jamás…… de ahí, que Pablo hablara cuando se refería a personas de su misma condición de Hijo de Dios, como de “una nueva creación”:

Por consiguiente, si alguien está en unión con Cristo, es una nueva creación; las cosas viejas pasaron, ¡miren!, cosas nuevas han llegado a existir.” (2 Cor. 5:17).

Porque antes de la resurrección de Jesucristo y dicho sea a “grosso modo”, solo existía la creación espiritual y que relacionamos con los ángeles y la creación material, eso es, el hombre y ninguna de esas dos creaciones inteligentes tenían, ni tienen, la condición de inmortales; sin embargo, con la resurrección del hombre Jesucristo en condición ya de inmortalidad, inició lo llamado por Pablo como “nueva creación” (eso es, un hombre físico o material con la condición divina de inmortalidad) y de la que ellos formarían parte en un futuro, en el momento en que resucitaran…… con esa idea en mente, queridos amigos y ya volviendo a donde estábamos, pregúntense lo siguiente: ¿Quiénes son, aquellos en quién Jehová ha delegado para que en un espacio de tiempo de mil años, lleven a cabo la “restauración de todas las cosas” aquí en nuestro “terruño”, entre ellas la más fundamental, como es el “perfeccionar” o, lo que es lo mismo, el devolver al ser humano a la perfección, tanto física como espiritual, que existía en un principio? Y si han hecho bien las cuentas, verán que Jehová ha delegado en Jesucristo y sus seguidores (los Pedro, Juan, Pablo y compañía) dicha tarea…… luego ¿quiénes son, entonces, los que “perfeccionan” o devuelven a los personajes del AT mencionados (entre otros miles de millones de personas) a la perfección de la que gozó Adán antes del pecado? ¿Van entendiendo ahora, lo que realmente se nos está diciendo en Hebr. 11:39-40? Veamos cómo vierte dicho pasaje la versión TLA:

Dios estaba contento con todas estas personas, pues confiaron en él. Pero ninguna de ellas recibió lo que Dios había prometido. 40 Y es que Dios tenía un plan mucho mejor, para que nosotros también recibiéramos lo prometido. Dios sólo hará perfectas a esas personas cuando nos haya hecho perfectos a nosotros.”

Noten que la idea que se nos transmite en dicha versión, es la de que los personajes del AT serán “perfeccionados” después (no al mismo tiempo) de que Jehová “haya hecho perfectos” a aquellos que tienen que llevar a la perfección a los primeros; pero veamos cómo lo vierten algunas otras traducciones bíblicas que usan distinta fraseología, como LBLA:

Y todos éstos, habiendo obtenido aprobación por su fe, no recibieron la promesa, 40 porque Dios había provisto algo mejor para nosotros, a fin de que ellos no fueran hechos perfectos sin nosotros.”

O lo que es lo mismo, que sin la intervención directa de Jesucristo y sus hermanos, nadie, absolutamente nadie, puede ser “perfeccionado” o llevado a la perfección que existió temporalmente en un principio, pues con este propósito es que Jehová los comisiona para un reino de mil años. Luego otra cosa a añadir a lo que el Altísimo había “previsto” como “algo mejor” para ellos (recuerden que hemos hablado de una resurrección “diferente”), es el que ellos fueran los que “perfeccionarán” al resto de la humanidad o, dicho de otra manera, que en ellos delegó Jehová Dios la responsabilidad y privilegio de llevar a la humanidad (personajes del AT incluidos) a la condición de perfección de la que disfrutó Adán en su momento, entorno medioambiental incluido; dicho lo cual, leamos de nuevo Hebr.11:39-40 y tomado en esta ocasión de la NVI:

Aunque todos obtuvieron un testimonio favorable mediante la fe, ninguno de ellos vio el cumplimiento de la promesa. 40 Esto sucedió para que ellos no llegaran a la meta (eso es, a la perfección adánica) sin nosotros (eso es, sin su intervención directa); pues Dios nos había preparado algo mejor.” (Acotaciones nuestras).

Entonces y para concluir, preguntémonos sobre lo mollar del asunto y que es lo siguiente: si las cosas no son como las planteamos los autores de este blog, en cuanto al sentido correcto de lo que realmente se nos propone en Hebr. 11:39-40 (y algún “desgalichado” habrá suelto por ahí que afirme tal cosa), la pregunta sería la siguiente: ¿qué, entonces, podría ser eso “algo mejor” que había “preparado” Jehová Dios para ellos y que los distinguía, respecto de esos personajes del AT? Porque, si como nos cuentan esos “entendidos” actuales, todos (los unos y los otros) son “perfeccionados” juntos en la “primera” resurrección…… ¿qué podría ser, repetimos, eso “algo mejor” que Dios tenía reservado para los Pablo y compañía y en clara diferencia con respecto de los notables del AT, si al final resulta que todos están en un mismo plano de igualdad, eso es, gobernando como inmortales reyes y sacerdotes sobre la humanidad durante el milenio? En fin, nosotros ahí lo dejamos, esperando que cada uno haya hecho sus “números” y sacado las correctas conclusiones de lo que nosotros les hemos querido transmitir, acerca de cuál es nuestra posición sobre el verdadero sentido de Hebr. 11:39-40 y siempre, como tenemos por costumbre, a la luz del contexto escritural…… ya otra cosa, es lo que cada uno pueda opinar al respecto y que como diría nuestro amigo el castizo ¡ez que hay gente pa tó!

MABEL

PERO……¡ES QUE NO ME HA RESPONDIDO A NADA DE LO QUE TENGO PLANTEADO!

Posted in Uncategorized with tags , , , , , , , , , , on 25/10/2014 by Armando López Golart

imagesVV5F3IVZPorque resulta, queridos amigos que nos siguen y algo que les agradezco infinito, que hace unos días publicaba un servidor un escrito dirigido a ese esperpéntico personaje que es Apologista Mario Olcese, concretamente el 21/10/14 y en el que le formulaba una pregunta y en la que una vez más le rebatía su “enseñanza” acerca de que los personajes mencionados en el Salmo. 45:16, también reinarán con Cristo en el reino de Dios; pues bien, el dia 23 del corriente mes de Octubre me entró el siguiente correo y remitido por dicho “caballero”:

apologista commented on PREGUNTA PÚBLICA PARA APOLOGISTA MARIO OLCESE

Señor López, está usted servido. Mis respuestas las podrá encontrar en mi canal de vídeos ‘cristiano72392’. Espero que usted quede satisfecho con mis pruebas y finalmente convencido de que tengo razón en mis enseñanzas bíblicas. Bye, bye,

Bien, me dirigí a visionar dichas grabaciones (me gusta flagelarme de cuando en cuando ¡qué quieren ustedes que le diga!) y en las que, cómo ya me esperaba, solo encontré con que dicho “teólogo” se limitaba a reafirmarse en sus distintas propuestas, pero sin responderme en absoluto a las cuestiones concretas que le tengo planteadas en dicho artículo, acerca de la imposibilidad de que los notables del AT y como ya les he señalado, puedan reinarán al lado de Jesucristo durante el milenio…… sin embargo y a pesar de reafirmarse en su posición, no menciona absolutamente nada de las razones primarias del porque yo niego dicha posibilidad y que tienen que ver con el hecho de que tales personajes del AT, eso es, los Abraham, David, Daniel, Noé, Isaac, Job y tantísimos otros, no cumplen con los requisitos que estableció el Hijo de Dios para aquellos que desearan alcanzar dicho galardón y expuestos en mi escrito del 16/10/14 y que de nuevo los repito, por aquello de que quizás entre artículo y artículo alguien le haya enseñado a leer y se entere de algo de lo que le dije…… y requisitos que podríamos enumerar de la siguiente manera y en orden de importancia:

1º: No poseen los dos bautismos exigidos por Jesús en Juan 3:5 y por las razones que expongo en el referido escrito, e indispensables (según palabras del propio Jesús) para poder entrar en el reino en calidad de inmortal rey y sacerdote.

2º: No se ajustan a lo exigido en Rev. 20:4 e idea que es corroborada por lo dicho en Rev. 3:21 en palabras del propio Jesucristo, en el sentido de que para alcanzar dicha gloriosa posición de gobierno, se tenía que morir una muerte de sacrificio en defensa de la integridad de uno a Dios.

3º: Según estableció el propio Hijo de Dios y algo que leemos en Mat. 11:12, la posibilidad de acceder a dicha gloriosa posición de reinar a su lado en el reino de Dios, dio inicio a partir de la muerte de Juan “el bautizante” y no antes de ello, por lo que dichos notables no pudieron acceder a la misma, pues habían muerto muchos siglos antes (algunos incluso milenios) de que apareciera dicho personaje.

De estos tres puntos, repito, no dice absolutamente nada ese “genio” de la teología en los ocho videos empleados para supuestamente rebatir mis afirmaciones, aunque lo que sí hace en uno de ellos (22/10/14) es entrar a debatir y en una más que disparatada afirmación, el contenido del Sal. 45:16 y que yo uso para demostrar que dichos personajes de la antigüedad no pueden reinar en el milenio; y digo disparatada, porque el Sr. Olcese y desafiando una vez más la lógica y sentido común, nos dice y para demostrar que dichos personajes sí pueden hacer tal cosa, que se puede ser Hijo de Dios al mismo tiempo que se puede ser hijo de Jesucristo y por lo que una cosa, no quita la otra…… por lo que en su calidad de Hijos de Dios, dichos personajes sí alcanzarían a gobernar en dicho reino. El problema está, en que dicho “caballero” apoya su planteamiento estableciendo un paralelismo entre lo afirmado y lo que se dice en algunos pasajes escriturales protagonizados por Pablo o Juan, en los que estos identificaban a sus discípulos como sus “hijos” y sin embargo, estos eran también sus “hermanos” en la fe; pero veamos un ejemplo de ello y que encontramos en 1 Cor. 4:14-15:

No estoy escribiendo estas cosas para avergonzarlos, sino para amonestarlos como a mis hijos amados. 15 Pues aunque ustedes tengan diez mil tutores en Cristo, ciertamente no tienen muchos padres; porque en Cristo Jesús yo he llegado a ser padre de ustedes mediante las buenas nuevas.”

Pero claro, el contexto (y que es el que vale) nos dice que dicha relación “parental” entre Pablo y sus discípulos era figurada y no literal, pues tenía su origen en el hecho que de que Pablo había sido el que los había conducido o educado en el conocimiento de las buenas nuevas y es en ese sentido que figurativamente se sentía padre o progenitor en la cosas de Cristo, entre aquellos que a su lado habían crecido en la fe; sin embargo, este no es en absoluto el caso de lo dicho en el Sal. 45:16, dado que allí sí aplicaría la literalidad del término “hijos”, porque veamos: cuando el primer hombre fue expulsado del jardín de Edén, también fue expulsado de la familia de Dios, eso es, que Jehová y por decirlo de alguna manera lo repudió como hijo, con lo que Adán perdió tal condición y pasó a ser un paria bajo el dominio de Satanás y con él, toda su descendencia. Pero cuando Jesús dio su vida en sacrificio, “recompró” o rescató de su condición de abandono a la humanidad para sí en calidad de “padre”, con la figura de lo que en las Escrituras se conoce como el “derecho de recompra” (de “redención” o “rescate” según versiones) y de ahí, que en Isa. 9:6 se le reconozca entre otras cosas, como el “Padre Eterno” de una humanidad desvalida y que a partir de dicho momento, vino a tener como nuevo padre a Jesucristo, que nos compró o rescató con su sangre…… luego nada tienen que ver la expresión “hijos” usada por Pablo en 1 Cor. 4:14-15, con la que se usa en el Sal. 45:16 y por lo que ese “mandangas” se ha apoyado para sostener su absurdo planteamiento, en una idea (en este caso de Pablo) que si bien están en la Biblia, ha sido sacada totalmente de su contexto natural.

Por lo tanto, el salmo mencionado dice lo que dice y que no es otra cosa que los antepasados o padres de Jesús y en el momento del sacrificio de este, pasan a convertirse en sus “hijos” de pleno derecho, por lo que no pueden ser al mismo tiempo hijos de Dios (recordemos que Este ya había rechazado a la humanidad de la condición de hijos Suyos) y por lo tanto, no son “hermanos” de Jesucristo y por lo que no pueden heredar el reino en calidad de inmortales reyes y sacerdotes junto a este. Disparatada proposición, entonces, la presentada por esa “figura” de la teología actual, ya que nada de esto es lo que se nos dice en el contexto escritural y al que nos tenemos que ceñir, sino que más bien lo que este hace es hablarnos de ciertos requisitos establecidos por el Hijo de Dios, en los pasajes de Juan 3:5, Rev. 20:4 y en Rev. 3:21 mencionados y sin los que nadie puede acceder al reino de Dios en calidad de gobernante, si no los reúne…… y que esos antepasados de Jesús, obviamente, no los reunían. Patética por otra parte, la insinuación de tan errático personaje al acusarme en dicho video de actuar con aviesas intenciones al transcribir dicho salmo de la versión RV 1960, pues supuestamente esta lo vertería según yo necesitaba que dijera, para sostener mi planteamiento…… y contraponiendo a modo de ejemplo, el contenido de otras versiones que contienen en su traducción la palabra “trono” o “reyes”, según se lea la versión NTV, la NVI, la PDT, o la DHH; pero veamos primero, como vierte dicho pasaje la RV 1960 y que transcribí en mí artículo:

En lugar de tus padres serán tus hijos, a quienes harás príncipes en toda la tierra.”

Sin embargo, en las versiones que dicho personaje contrapone, dicho pasaje se vierte de la siguiente manera:

Tus hijos, oh rey, ocuparán el trono de tus antepasados y harás que gobiernen en todo el país.” (DHH).

O de esta forma, en la NTV:

Tus hijos se convertirán en reyes como su padre; los harás gobernantes de muchas tierras.”

Y expresiones que dicho indocumentado aprovecha para reforzar su idea de que dichos antepasados han de reinar en tronos en el reino de Dios al lado de Jesucristo y también, para acusarme de actitud deshonesta…… sin embargo, tan “honesto” personaje, de forma vergonzante omite a su vez que hay muchísimas otras versiones que no las usan, como son la LBLA, o la Jubilee Bible 2000 (JBS), o la NBLH, o la BLP, o la BJ (en su verso 17), o la RVC, o la TNM, o la SB (traducción de Evaristo Martín Nieto, o la SB de Nacar/Colunga, o la RVR 1977, o la RVR 1995, o la RVA, o la RVR 1989; entonces queda claro que tenemos mucha más versiones que omiten el término “trono” o la expresión “reyes”, que aquellas que los incluyen y con el agravante de que las versiones de la RV (que como hemos visto no usan dichas expresiones) se consideran, por parte de los entendidos en la materia, como las más fiables o cercanas al texto original y opinión, todo sea dicho, en la que personalmente no estoy de acuerdo…… pero en todo caso y volviendo al tema, circunstancia la señalada que yo ya conocía en el momento de publicar mi escrito, pues tengo la sana precaución de antes de transcribir un texto bíblico en cualquiera de mis artículos, contrastarlo con todas la Biblias a mi alcance y así evitar el engañar al personal. Por lo que si yo usé la traducción de la RV 1960 para transcribir dicho pasaje, no fue por conveniencia personal o falta de honestidad, sino sencillamente porque pensé que siendo esta la que usa dicho majadero como Biblia de referencia, no habría problemas en este aspecto, pues aceptaría su texto como bueno al ser la versión con la que él trabaja y que, obviamente, será de la que él se fía más…… pero no, resulta que a falta de capacidad para rebatir planteamientos, parece que lo que procede es buscar el más leve resquicio para desacreditarme señalando mi supuesta “deshonestidad”; pero dicho lo cual, veamos quien es aquí el tramposo, mostrándoles un ejemplo de la “honestidad” de ese desvergonzado e impresentable personaje.

Porque resulta que en otro de los videos publicados para, supuestamente, responder a mis objeciones (tarea en la que “se ha cubierto de gloria” una vez más) y video que pueden encontrar en fecha 21/10/14, inicia su exposición con un auténtico disparate; porque relacionar palabras que les fueron dirigidas a individuos concretos y en una época determinada y que se encuentran en Juan 3:2 y Fil. 3:20-21, con una supuesta afirmación del rey David en el Sal. 17:15, repito, es un auténtico disparate, pues las tales ocurren en contextos diferentes: mientras los primeros eran Hijos de Dios por haber recibido el bautismo en espíritu santo y solo dispensado a partir del Pentecostés de 33 EC por Jesucristo, este no era el caso de David que no podía haberlo recibido y con ello haber adquirido la condición de Hijo se Dios, pues murió siglos antes de que apareciera Jesús, por lo que no estaríamos hablando de personas en igualdad de condiciones: los primeros eran Hijos de Dios y el segundo no. Pero dicho esto y que es de simple lógica, veamos ahora la “honestidad” de ese miserable “sacamantecas”, al tomar como texto clave para sostener su esperpéntica idea de que los notables del AT también reinan con Cristo, el Sal. 17:15 y vertido por la misma RV 1960 de la siguiente manera:

En cuanto a mí, veré tu rostro en justicia; estaré satisfecho cuando despierte a tu semejanza.”

Expresión esta de “semejanza” que aparece también en los pasajes señalados de Juan 3:2 y Fil. 3:20-21 y por lo que dicho ignorante integral, ya establece la relación mencionada. Luego la cuestión es, por qué este personaje no hace ahora como sí hizo en el video citado anteriormente, eso es, el comparar dicho pasaje con lo que del mismo se vierte en el resto de traducciones, incluidas la RVR 1977 o la RVC y de la que translitero dicho pasaje:

A mí me bastará con ver tu rostro de justicia; ¡satisfecho estaré al despertar y contemplarte!

Y pasaje del que la TLA da una versión, que complementa la anterior:

Yo, por mi parte, he de quedar satisfecho cuando me declares inocente. ¡Despertar y verme en tu presencia, será mi mayor alegría!

O esto otro, según la NVI:

Pero yo en justicia contemplaré tu rostro; me bastará con verte, cuando despierte.”

Luego todas y cada una de las restantes Biblias que señalo unos párrafos atrás, se pronuncian en este mismo sentido, eso es, que lo que David dice realmente es que se sentirá satisfecho con solo “contemplar” o “ver” a Jesucristo cuando se levante en la resurrección y lo que para nada dan a entender sus palabras, que ese personaje tuviera aspiración alguna de reinar con él en el reino de Dios y como afirma semejante indocumentado; tenemos, eso sí, la excepción de la Jubilee Bible 2000, pero que en todo caso resulta que las que se pronuncian contrario al texto vertido por la RV 1960 son la inmensa mayoría y lo que desbarata totalmente, el planteamiento soportado en el contenido del citado pasaje en dicha traducción y formulado por dicho ignorante; por lo tanto, la pregunta es la siguiente: ¿por qué en este caso el Sr. Olcese no hace una mínima mención a este “pequeño” detalle de tan diferente forma de verter dicho pasaje en la inmensa mayoría de versiones bíblicas en español con respecto de la RV 1960, e incurriendo con ello en la misma “deshonestidad” de la que falsamente me acusa a mí? Pues porque si lo hiciera (aunque pueden estar convencidos de que dicho “honesto” personajes sí las ha contrastado todas en busca de más apoyos), no podría emplear ese Sal. 17:15 para sostener tan disparatada proposición, pues las Biblias que dicen que David no hablaba en absoluto de levantarse “a la semejanza” de Cristo son la inmensa mayoría y por lo que la lógica y el sentido común nos dicen, que debe de prevalecer esta forma de entender dicho pasaje, sobre unas pocas que digan lo contrario…… por lo que todo el andamiaje levantado sobre este pasaje por parte de ese “master” en teología y soportado en la RV 1960, se cae como un castillo de naipes. Pero que en todo caso y fuere cual fuera la resolución final, el hecho resaltable es que esta ocasión un texto no contrastado con otras versiones, ya es bueno para dicho “soplagaitas”, mientras que en mi caso el texto usado no tenía la misma credibilidad y viniendo como venía, de la misma traducción RV 1960.

Y este es el talante de tan miserable “personajillo”, desvergonzado dónde los haya, que con tal de tener la razón oculta información usando distintos baremos de ética: para un servidor la parte estrecha del embudo, mientras que para él usa la más ancha; olvidándose, eso sí, de lo más importante y es que el contexto escritural desmiente totalmente su estrambótica afirmación de unos notables del AT reinando junto a Cristo en el milenio, si tomamos en consideración esos tres requisitos presentados al inicio de este artículo y que están escritos en la Biblia, de los que dicho sujeto siquiera ha hecho una mínima mención (ni la hará, por supuesto), en una clara indicación de que no sabe ni de lo que habla y de ahí, que proponga semejantes desatinos. Porque de que no podrá responder a los mismos, es lo que vengo afirmando artículo tras artículo desde hace muchísimo tiempo y opinión que se ve confirmada por tan clamoroso silencio, ni siquiera roto por un mínimo atisbo de vergüenza torera…… ya otra cosa es repetirse en la misma sandez y sacando para ello textos de su contexto natural, como hemos visto que ha hecho al relacionar Juan 3:2 y Fil. 3:20-21 con palabras contenidas en cartas dirigidas a determinadas personas del primer siglo, con las dichas por un personaje fallecido siglos antes y que, como hemos comprobado, nada tienen que ver las unas con las otras.

Por lo tanto, deleznable actitud una vez más por parte de ese esquizofrénico personaje, incapaz de replicar a mis proposiciones y actitud que ponen en tela de juicio todas y cada una de sus disparatadas “enseñanzas”; de ahí, que nunca responda directamente a aquellos razonamientos que yo le planteo, sino que liándose como una serpiente, nos sale siempre por “los cerros de Úbeda” y usando textos para sustentar sus propuestas, en unos casos retorcidos hasta el extremo y en otros, sacados totalmente de su contexto natural. Porque ¡anda que dicho “portento” teológico no usó textos bíblicos para apoyar su demencial afirmación de que “millones, miles de millones” reinarían con Cristo!; sin embargo, se los tuvo que comer con patatas, cuando reconoció que él no sabía si eso era así y que además reconoció, que las Escrituras no dicen nada sobre el particular…… luego ¿de dónde sacó tanto texto “demostrativo” usado como prueba de semejante “pendejada”? Pues de lo que les he dicho: textos retorcidos hasta lo indecible, cuando no sacados totalmente de su contexto natural y que en su congénita ignorancia, cree como “definitivos” para sustentar sus despropósitos; ejemplo de ello lo tenemos, en que para sostener la payasada de su supuesta condición de “ungido”, se apoya en textos sacados de cartas cruzadas en el primer siglo, entre aquellas personas que sí tenían dicha condición y que lo demostraban, bien hablando lenguas, bien expulsando demonios, bien sanando paralíticos y en algunos casos, incluso levantando muertos, entre otras “pequeñas minucias”…… pero que tenían circunstancias distintas, distinta ubicación en el tiempo, así como necesidades diferentes a las actuales. Ello hace que dichos textos no puedan ser considerados como proféticos, pues eran simples cartas cruzadas entre esas personas y por lo que no pueden ser de aplicación alguna en la actualidad, como no sea para sacar principios espirituales; máxime cuando sabemos que con la muerte del último apóstol desaparecieron de la tierra las personas capaces de realizar tales prodigios (Hech. 8:1-20), pues los registros tanto religiosos como seglares de la época del segundo siglo en adelante, ya no nos hablan de personas que llevaran a cabo semejantes actos de fuerza sobrenatural…… luego, repito, nada que ver con nuestros días.

Lo que está haciendo que dicho personaje del que estamos hablando, se “columpie” cada vez que usa porciones de dichas cartas para “demostrar” su supuesta condición de “ungido” en el tiempo actual; porque de ser esto como nos lo plantea dicho indocumentado y realmente existieran hoy sobre la tierra supuestos Hijos de Dios, que además se tendrían que contar por millones y dada la inmensa cantidad existente de ellos en las distintas denominaciones religiosas de la “cristiandad”, se nos plantean las siguientes cuestiones: 1º ¿por qué no se nota su presencia de tal manera que tengan una influencia positiva en el contexto mundial? Porque resulta, paradójicamente, que cada día hay más de tales supuestos “ungidos” y sin embargo, la situación mundial en lugar de mejorar, está empeorando a ojos vista; 2º ¿por qué y de ser ello tal como nos cuenta esa catástrofe con patas peruana que es Apologista Mario Olcese, tendría que enviar Jehová a un pequeño resto “ungido” prefigurado por los “dos testigos” de Rev. 11:3 y dotados con grandes poderes (como tuvieron los de los apóstoles), para llevar a cabo una predicación por 1.260 días? Por otra parte y como 3ª pata de la mesa, si Jehová ya tiene supuestamente tantísimos “ungidos” o Hijos Suyos sueltos por aquí abajo predicando el evangelio “verdadero” ¿a santo de qué, tendría que mandar a otros para llevar a cabo igual comisión…… a menos que los actuales fueran falsos “ungidos” y que es lo que servidor afirma?

Todo esto tendría que ser contestado satisfactoriamente por una persona verdaderamente “ungida” y como afirma ser el estrafalario personaje del que estamos hablando; sin embargo, queridos amigos que siguen este blog, pierdan toda esperanza de que ello sea así…… muchísimo menos, si quién tiene que hacerlo es esa “figura” de la teología actual, que responde al nombre de Apologista Mario Olcese.

Armando López Golart

PREGUNTA PÚBLICA PARA APOLOGISTA MARIO OLCESE.

Posted in Uncategorized with tags , , , , , on 21/10/2014 by Armando López Golart

Mario2-casaPorque resulta que usted, Sr. Olcese, respondió a mi escrito del 16/10/14 y en el que le rebatía una de sus estrafalarias “enseñanzas”, pues le señalaba y contrario a lo que usted nos propone con harta insistencia, que los notables del AT (los Abraham, David, Daniel, Noé, Moisés, Isaac, Job, etc. etc. etc.) no pueden, en manera alguna, reinar al lado de Jesucristo en el reino de Dios; y lo ha hecho con un video publicado al día siguiente, eso es, el 17/10/14 y bajo el título “Los ungidos de los dos testamentos: un destino común” y en el que incluía la siguiente entradilla:

Los ungidos del Antiguo Testamento y los del Nuevo tienen un destino común…la inmortalidad, gloria y honra en el reino.”

Y que para más inri, se reafirma en dicha idea, en otro video publicado el 18/10/14 y titulado “El rey David resucitará como rey, no como vasallo de su reino”, pero continuando sin hacer referencia alguna a los requisitos imprescindibles para acceder al reino en calidad de inmortal rey y sacerdote y que servidor le señala en el citado escrito del día 16…… de eso, sorprendentemente, no ha dicho ni una sola palabra y con lo que queda palmariamente demostrada, una vez más, su tremenda incapacidad para refutar mi planteamiento.

Pero permítame y antes de continuar con esta exposición, que aclare y para no liar al “personal” (cosa en la que usted es un maestro), que por “ungidos del AT” usted hace referencia a los personajes que acabo de citar al inicio de este escrito y a los que de ahora en adelante, me referiré como los “notables del AT” y expresión con la que también usted los ha identificado en numerosas ocasiones, por lo que creo que en este extremo no hay discrepancia alguna entre nosotros; luego de sus palabras queda claro y continuando con el tema que nos ocupa, que dichos ancestros de Jesús participan de la llamada “primera” resurrección, pues esta es la que concede los atributos por usted señalados en la mencionada entradilla, según lo leemos en Rev. 20:6:

Feliz y santo es cualquiera que tiene parte en la primera resurrección; sobre estos la muerte segunda no tiene autoridad (eso significa la inmortalidad), sino que serán sacerdotes de Dios y del Cristo y reinarán con él por los mil años.” (Acotación mía).

Y gloriosa condición que reciben, según usted nos firma, todos aquellos personajes destacados o notables del AT que vivieron antes de Jesús y lo que me lleva a formularle la siguiente pregunta: si este es el caso, eso es, que esos y como usted los llama, “ungidos de los dos testamentos” y en los que me centraré solo en los del AT (pues este es el tema de debate), ya resucitan como gloriosos e inmortales reyes y sacerdotes ¿quiénes son, entonces, esos “otros” antepasados de Jesucristo que pasan a convertirse en “hijos” suyos, que no en “hermanos” (detalle importantísimo para resolver esta cuestión) y a los que este premia, dándoles el nombramiento de “príncipes” sobre la tierra y que nos aparecen en el Sal. 45:16?:

En lugar de tus padres (o “antepasados” según versiones) serán tus hijos, a quienes harás (o “nombrarás”, según traducciones) príncipes en toda la tierra.” (RV 1960). (Acotaciones mías)

Leído ya dicho pasaje, permítame que le de otro sesgo a la pregunta que le he formulado: porque si según dicho salmo, esos antepasados pasan a ser, en lugar de padres, “hijos” de Jesucristo, es obvio que no pueden ser a la vez Hijos de Dios y por lo que no pueden heredar el reino con Cristo en calidad de inmortales reyes y sacerdotes; luego si según usted, todos los notables del AT, en definitiva antepasados de Jesús, se levantan en la “primera” resurrección, al igual que los apóstoles y seguidores de estos y que es la que, como hemos leído, concede la condición de inmortalidad y el poder gobernar con él en calidad de gloriosos reyes y sacerdotes ¿quiénes son y de dónde salen, esos “otros” ancestros, padres o antepasados (como usted prefiera) de Jesús, que pasan a convertirse en sus “hijos” que no en sus “hermanos” y de los que nos habla el salmo citado…… y a los que además, se les premia dándoles el título de “príncipes”? Y esto viene a colación, por el hecho de que usted enseña (una vez más, de forma errónea) que solo existen dos resurrecciones: una la mencionada en Rev.20:6 y en la que participan todos los “justos” o como usted dice “los ungidos de los dos testamentos” y una segunda a ocurrir al término de los mil años para los “injustos”, en dónde a estos se les enfrenta con sus antiguas fechorías y por ellas, son castigados a destrucción eterna…… y si bien estoy de acuerdo con usted en el número de las resurrecciones en perspectiva, no así en su distribución.

Porque si aceptamos su planteamiento acerca de cuándo se produce la segunda de ellas y la finalidad de la misma, nos encontramos con que después de que todos los “justos” son levantados en la “primera” resurrección, razonablemente solo pueden quedar “injustos” que resucitar y ello para su destrucción total…… sin embargo, resulta que el Sal. 45:16 nos muestra a otras personas que no participan de la “primera” resurrección, pero que lejos de estar guardadas para destrucción eterna al término de los mil años, se les premia con el título de príncipes y, obviamente, para que ejerzan dicho cargo durante el reinado milenario, pues de lo contrario dicho nombramiento no tendría sentido alguno. Luego repito, Sr. Olcese ¿de dónde salen esos personajes y que el citado salmo identifica también como antepasados de Jesús, a los que se les premia con el título de “príncipes” y lo que solo puede significar que no poseen la gloria dada a los participantes en la “primera” resurrección?…… eso es, que no son inmortales y gloriosos reyes y sacerdotes del Dios Altísimo y por lo que no pueden haber salido de esta. En caso contrario, Sr. Olcese, explíquenos usted ¿qué sentido tendría el nombrar príncipes a dichos participantes en la “primera” resurrección, si sus títulos ya son infinitamente más elevados que el de “príncipe”?…… y es que de ser así las cosas, las Escrituras entrarían en una flagrante incongruencia.

En todo caso, Sr. Olcese y aunque usted no responda a dicha pregunta (y me consta que no lo hará), lo que ha quedado claro y como ya apuntaba un servidor en el mencionado artículo del 16/10/14, es que usted no ha podido refutar mis argumentos expuestos en el mismo y en el sentido de que hay que cumplir con determinados requisitos que imponen las Escrituras, para reinar con Cristo en el milenio. Y limitándose tan solo y como tiene por costumbre (su capacidad intelectual no da para más, yo ya lo entiendo), a repetir su “cantinela” de que dichos personajes sí reinarán con Cristo y pasando por alto totalmente lo dicho en el contexto escritural; en el sentido, repito y para que entienda usted la idea, de que hay ciertos e ineludibles requisitos a cumplir, si se quiere alcanzar tan alto galardón y que no reúnen en modo alguno esos supuestos “ungidos del AT” y tema, Sr. Olcese, del que usted no me menciona absolutamente nada en su video…… ¿por qué será?

Tampoco y en otro orden de cosas, ha podido responder usted en forma alguna a mi aseveración del 27/09/14, en el sentido de que no existen en la actualidad personas con la condición de “ungidas” y equivalente a ser uno un Hijo de Dios (de haber podido, ya lo habría hecho) y lo que muestra que no tienen ni la más remota idea de lo que está hablando, cuando menciona acerca de supuestos “ungimientos” en nuestros días…… el suyo, por ejemplo; por lo que dicha ignorancia en este tema, solo significa que usted está mintiendo descaradamente al “personal”, cuando con tanta “convicción” dice cosas como la siguiente y publicada en su artículo “No toquéis a mis ungidos, ni hagáis mal a mis profetas” del 7 de Septiembre de 2007 y que translitero tal cual:

Yo soy un UNGIDO del Señor, y nadie debe o puede tocarme a mí, o a usted, si en verdad es un cristiano, sin tener luego que pagar un precio muy caro. Yo me considero un UNGIDO del Señor, y si usted no se considera así, entonces usted no ha entendido lo que significa ser un cristiano o un ungido.” (Negritas mías).

Pero estará de acuerdo conmigo, Sr. Olcese, que el que usted “se considere” estar en posesión de dicha condición de “ungido” o Hijo de Dios, no demuestra que eso sea realmente así (más bien todo lo contrario, si nos atenemos a lo dicho en 2 Cor. 10:18), pues lo mismo afirman ser los miembros del Cuerpo Gobernante de los TJ y ahí los tiene usted, haciendo “el burro” hoy sí y mañana también como, lamentablemente sucede en su caso particular, pues no hay diferencia entre los unos y los otros: tan falsos “ungidos” son ellos, como lo resulta ser usted; porque esos señores también afirman lo mismo que usted en el sentido de estar “guiados por el espíritu santo” y algo que le recuerdo también dijo de sí mismo en un artículo del 21/10/10, bajo el título de “Yo soy un ungido…. ¿y usted?” y que por cierto, no era más que una simple reposición del que publicó unos dos años antes, eso es, el 29 de Marzo de 2008 bajo el título “Todos los bautizados somos Cristos” y por lo que su estrambótica deriva, parece que viene de lejos:

Ahora bien, “Ungidos con el Espíritu Santo” resalta otras bendiciones colaterales que Dios nos añade cuando nos entrega el Espíritu Santo, PERO LO MÁS IMPORTANTE ES QUE NOS GUÍA A LA VERDAD (Ver Juan 16:13). NADIE PUEDE SER GUIADO A LA VERDAD SIN EL ESPÍRITU OBRANDO EN ÉL.” (Negritas mías).

De hecho, bastante tiempo antes de eso (como puede ver, Sr. Olcese, estoy muy bien documentado), concretamente el 28/08/07 y en el tema titulado “Consejos oportunos para miles de testigos de Jehová desanimados”, usted hablaba de la liberación que había supuesto en su caso el salirse de dicha secta (como, por otra parte, para cualquiera de los que hemos tenido la inmensa fortuna de haberlo conseguido) y hacía la siguiente y presuntuosa afirmación:

Al contrario, soy un hombre muy feliz y dichoso, ya que por fin tengo la libertad que no gozan ellos para escribir y tener mi sitio web donde puedo exponer mis creencias personales y mis “descubrimientos” bíblicos según me lo revela el Espíritu de Dios. Sólo el Espíritu de Dios nos guía a la verdad.” (Negritas mías).

Y dado que hasta dónde yo sé, Sr. Olcese, usted no se ha retractado de ninguna de dichas afirmaciones, debo de entender que aún continúa considerándose “guiado” por dicho espíritu santo de verdad…… y si ello es así, me sorprende profundamente que este no le haya “revelado” o “susurrado al oído”, el cómo poder rebatir los argumentos que yo le expongo para defender mis propuestas y totalmente contrarias a las suyas. Propuestas tales, como porque los sobrevivientes de la “gran tribulación” no pueden reinar en el milenio, o porque tampoco lo pueden hacer los notables del AT, o porqué usted no puede ser un “ungido” y temas, entre otros y que he defendido por años, sin que por su parte haya habido un desmontar uno por uno dichos argumentos y desbaratar con ello, las razones que me muevan a plantear tales cuestiones…… luego ¿dónde está la “influencia reveladora” de dicho espíritu santo y que supuestamente le pone a usted al día, en cuestiones espirituales? Pero hete aquí y continuando con lo de su personal “ungimiento”, lo que usted explicaba en el último párrafo del artículo “¿Quiénes son los 144.000 de Apocalipsis 7:4 y 14:1?” y que publicaba el 25 de Abril del 2007, para razonar sobre la inconsistencia de los miembros de la clase “ungida” de los TJ, al tratar de defender su supuesto “ungimiento”:

¿Cómo sabe un “T.J” que es un miembro de los 144,000 y no de la “GRAN MULTITUD” y viceversa? Bueno, aquí aparece el subjetivismo puro. Yo, como ex-“T.J”, me hacía la misma pregunta. Una vez le pregunté a uno de la clase de la Iglesia o de los 144,000, lo siguiente: ¿cómo sabe usted que es de la clase ungida?, y me contestó: “Yo siento un llamado celestial” o “Mi corazón me dice que mi paradero final y eterno está en el cielo y no en la tierra”. ¡Punto final! Caramba dije: ¡qué fácil es saber si uno es miembro de la iglesia! Como si nuestro destino final dependiera de lo que a uno le guste o le parezca. Los más de los “T.J” dicen no sentir el deseo de vivir en el cielo sino en la tierra. A éstos les corresponde vivir en la tierra, pues así lo han decidido ellos en su corazón. ¡Qué tontería! ¿Acaso se han olvidado los “T.J” que engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; y quién lo conocerá?” (Jeremías 17:9). ¿Acaso no recordamos que el Diablo suele usar “el corazón” de los hombres para engañarlos? (Ver Juan 13:2). Por tanto, debemos basarnos en lo que realmente dice la Biblia sobre algún asunto, y no en nuestras propias elucubraciones.” (Negritas mías).

Bien, Sr. Olcese ¿y por qué no se aplica usted a sí mismo, tan lógico razonamiento? Porque resulta, en última instancia, que los TJ dicen de usted, exactamente lo mismo que usted dice de ellos, eso es, que ambas partes se acusan recíprocamente de ser unos “ungidos” más falsos que un “duro sevillano”…… entonces ¿qué hacemos con su afirmación de ser un “ungido”, dado que usted tiene la misma “credibilidad” que tienen esos señores, pues no puede presentar argumentos más consistentes que los que ellos presentan para acreditar dicha “unción” y que se resumen, en una mera afirmación personal? ¿O se cree usted, por ventura, estar por encima del bien y del mal, por lo que no le aplicarían las palabras de Jer. 17:9 o en su defecto, las de Juan 13:2, mientras sí les aplican a los “ungidos” de los TJ? Sin embargo, lo que dice la Biblia sobre dicha cuestión y ya que usted se remite a la misma, lo tiene claramente reflejado en el relato de Hech. 8:1-20 y en donde se nos muestra, sin el menor atisbo de duda alguna, que con la muerte de los apóstoles se acabaron los “ungidos” de sobre la tierra, pues eran los únicos que podían bautizar en espíritu santo y transmitir con ello a otros, dicha condición y algo que ocurrió hace la friolera de 1.900 años…… y eso está escrito en la Biblia, Sr. Olcese, aunque usted pretenda ignorarlo.

Lo que me lleva a centrarme en la última frase de su escrito y dirigida a resaltar que “debemos basarnos en lo que realmente dice la Biblia sobre algún asunto y no, en nuestras propias elucubraciones” y frase que me sugiere algunas preguntas al respecto: ¿Dice acaso la Biblia en alguna parte, que los sobrevivientes de la “gran tribulación” reinarán con Cristo? ¿O acaso esta dice que los notables del AT sí lo harán? ¿O por ventura nos habla esta, de una resurrección al final del milenio, con resultado de destrucción eterna para aquellos a los que les toque el premio “gordo”? Obviamente no, sin embargo usted y pasando por alto el contexto escritural al que siempre le he remitido, sigue manteniendo de forma empecinada dichos planteamientos y pasando olímpicamente de dicho contexto; y lo que trae a mi memoria, cierto asunto del que decía estar también “muy seguro” en su momento de que ello era tal como usted lo planteaba y que, además, apoyaba con gran despliegue de textos bíblicos, del que me consta no es usted muy partidario de rememorar su desenlace final, pero que ahí está, al igual que lo están esas porciones de artículos suyos que he transcrito…… y es que la hemeroteca tiene estas cosas, Sr. Olcese.

Porque permítame recordarle que según usted y algo que estuvo enseñando por años, los mismos en los que yo se lo estuve rebatiendo con empeño, los que reinarían con Cristo durante el milenio serían “millones, miles de millones” y al final, dándome a mí la razón, tuvo que reconocer que usted estaba equivocado en dicho planteamiento, pues no solo no sabía si esto era así, sino que además reconoció que la Biblia no decía absolutamente nada sobre el particular…… y algo que está perfectamente documentado en los artículos que nos cruzamos durante ese largo espacio de tiempo; luego ¿en que se apoyaba usted para sostener semejante disparate: en lo que decía la Biblia, o en la primera “chorrada” que se le ocurrió un día al levantarse de la cama? Pues exactamente esto último y que es lo que continúa haciendo usted actualmente, pues continúa sin tener ni puñetera idea de lo que realmente nos dicen las Escrituras; de ahí, que en lugar de apoyarse en ellas para desmontar argumentos adversos a sus postulados, se limite solo a repetir ideas como vulgar cotorra (no llega a más su capacidad intelectual), como si por medio de repetir un disparate hasta la saciedad, este pudiera llegar a ser aceptado por el “populacho”…… y cayendo además, en el clásico error de atacar al mensajero, en lugar de centrar su atención en el mensaje que le llega. Porque si lo que en este blog se publica, es solo aquello que está reflejado en las Escrituras y tal parece ser así, de ahí que usted y muchos otros no puedan demostrar lo contrario (criticarlo por criticar, ya es otra cosa), resulta que no soy yo el que le está sacando los colores continuamente, sino el Autor del mensaje y al que usted resiste con un estoicismo digno de mejor causa…… pero en fin, Sr. Olcese, con su pan se lo coma ¡y que le aproveche!

Yo me limito a dejarle ahí esa pregunta formulada al principio de este escrito y usted sabrá si es capaz de responderla con un mínimo de solvencia; un servidor ya sabe que no es capaz de ello, pero como diría mi amigo el “castizo”…… “más verdes las han segado”.

Armando López Golart

LA “TERRIBLE” DIFICULTAD DE EXPLICAR EL SIGNIFICADO DE DAN. 12:13.

Posted in Uncategorized with tags , , , , , , , , on 09/10/2014 by Armando López Golart

untitledDicen que la ignorancia es muy atrevida y mucho más cuando es acompañada por la impotencia, pues juntas forman lo que se podría considerar un coctel explosivo y que generalmente suelen reflejar el bajo nivel acerca del tema del que se trate, del personaje que las atesora…… y como se pueden imaginar ustedes, me estoy refiriendo a esa “figura” de la teología contemporánea, que responde al pomposo nombre Apologista Cristiano Ingº. Mario Olcese Sanguineti, porque veamos: acaba de publicar un video, concretamente el 04/10/14 y en el que me alude directamente (de ahí que un servidor se meta en este “fregao”), al desafiarme a que le responda cual es el significado del pasaje tan “terrible de explicar para los testigos de Jehová y sus fans” (obviamente entre esos “fans” incluye a un servidor) de Dan. 12:13 y en el que se lee como sigue, según la traducción RV 1960 y que es la que suele usar tan esperpéntico personaje:

Y tú irás hasta el fin y reposarás, y te levantarás para recibir tu heredad al fin de los días.”

Texto que la versión bíblica TLA nos hace más entendible, al emplear una fraseología más clara y lo que nos permite asumir con más facilidad lo que realmente se le estaba diciendo al bueno de Daniel en ese momento:

Y tú, Daniel, vive tranquilo hasta el día de tu muerte. Cuando llegue la hora final, te levantarás de entre los muertos para recibir tu premio.”

Claro, cuando uno no sabe de lo que habla y ello merced a una total carencia de fundamentos bíblicos, como es el caso del personaje en cuestión, es solo razonable que crea que con esas “chorradas” me va a poner en un brete, cuando el caso es que cualquier “tonto de pueblo” en España sabe que lo que se le quiere decir con esas palabras a Daniel, es que viva tranquilo hasta el día de su muerte, pues en el momento de la resurrección durante el reino milenario de Cristo, será levantado sin falta y recibirá su recompensa. Ahora bien, para llegar a esta conclusión, uno tiene que conocer el contexto general de las Escrituras (algo que desconoce ese “genio” de la interpretación bíblica del que hablamos) y contexto en el que se nos dice, 1º, que Daniel no tiene nada que ver con aquellos que reinarán con Jesucristo en el reino de Dios y 2º, que la resurrección de los muertos se produce y como ya hemos señalado, durante el período milenial, eso es, dentro del período de tiempo que comprende el reinado de Jesucristo y cuestiones de las que hemos hablado exhaustivamente en este blog…… con un escaso aprovechamiento, al parecer, por parte del personaje aludido.

Es cierto que dicho indocto y en una prueba más de su patológica ignorancia, carga el acento en la expresión el “día postrero”, o el “día final” del que se nos habla en Juan 6:39-40; 44, 54; 11:24 y 12:48 (pasajes que nos cita) y en dónde Jesús hace referencia a una futura resurrección, igualando tal expresión con la que se halla en Dan. 12:13 que nos habla del “final de los días” y sin darse cuenta que estaríamos hablando de cosas distintas, pues nada tiene que ver una cosa con la otra, porque veamos: lo que se le dice a Daniel, es que cuando se llegue al “final de los días”, eso es, el momento en que se acaben o finalicen los días del mundo actual en el que estamos viviendo y sea instaurado el reino de Dios, en ese momento sería levantado de entre los muertos…… dicho de otra manera, cuando el actual sistema de cosas sea eliminado y sustituido por el reino de Dios, Daniel y en conformidad con las palabras de Jesús citadas en los textos de Juan que hemos apuntado, será resucitado en el “último día” o día “postrero” y momento en el que Jesús colocó la resurrección de los muertos; veamos lo que se lee en Juan 11:23-24:

Jesús le dijo: “Tu hermano se levantará”. 24 Marta le dijo: “Yo sé que se levantará en la resurrección en el último día (o día “postrero” según versiones).” (Acotación mía).

Pasaje que también nos menciona el ínclito Sr. Olcese para defender su objeción, sin darse cuenta que el tal, lejos de darle a él la razón, está apoyando mi tesis en el sentido de que la resurrección se produce durante el milenio y que es en dónde se levantará, entre otros muchísimos, el bueno de Daniel, porque veamos: lo que Marta le dijo a Jesús, es que confiaba en que su hermano se levantaría en “el último día” o día “postrero” y lo que nos tiene que llevar a averiguar de qué estaba hablando la buena de Marta, eso es, en qué se fundamentaba para sostener su creencia y lo que nos lleva a un pasaje que nos habla de una norma divina, que conocía todo judío que se preciara:

Sin embargo, no vayan a dejar que este hecho en particular se les escape, amados, que un día es para con Jehová como mil años y mil años, como un día. “ (2 Ped. 3:8).

Partiendo de esos dos pasajes, veamos ahora un punto indispensable para entender cabalmente la cuestión que estamos intentando resolver y al que muchos “entendidos” (por supuesto, Apologista Mario Olcese se cuenta entre ellos), no le dan la importancia que tiene para dar luz al asunto que nos ocupa. Porque lo que nos dicen las Escrituras, es que los “días” creativos de Jehová Dios tenían una duración de 7.000 años cada uno y afirmación que se sustenta en el siguiente razonamiento: se nos dice en estas que el “séptimo día” el Altísimo lo dedico “a descansar de toda la obra que había hecho” (Gén. 2:2-3) y obra que concluyó con la creación de Eva. Desde ese momento de la creación de Eva, hasta el tiempo actual, han transcurrido casi 6.000 años y lo que significaría que solo quedan mil años (un “día” para Dios) para que se acabe el “día” de descanso del Divino y que consta, repito, de 7.000 años…… mil últimos años, que ocupados por el reino de Dios y con los que concluirá el día de descanso de Jehová Dios, se convierten en el “último día” o día “postrero”, expresión muy diferente a la de “el final de los días” ya que con ella se hace referencia, como ya he señalado, a la conclusión o últimos días de este sistema de cosas y en los que no se produce la resurrección asignada a Daniel.

Por lo tanto, si la Biblia es fiable y no nos conduce a engaño (algo totalmente imposible), las palabras de Marta en el sentido de que su hermano se levantaría en el “último día” o “día postrero”, nos llevan a concluir que la resurrección de los muertos se produce durante ese espacio de tiempo que comprende el reinado milenario de Cristo y que es en donde se le dijo a Daniel, que se levantaría para recoger su porción…… y esa es la “terrible” dificultad para explicar el sentido correcto de ese pasaje de Dan. 12:13; claro, “terrible” para semejante indocumentado, que no tiene ni la menor idea de lo que dice el contexto escritural y que como ya hemos señalado, es el que da el significado correcto de cada texto o pasaje del que se quiera inquirir. Porque en esta cuestión, existe un dato adicional que apoya mi tesis de lo que realmente se le quiso decir a Daniel y que como hemos visto de las palabras de Marta, era que se levantaría en el “último día” y el cual se corresponde con el milenio o reino de Dios, circunstancia que entiendo ha quedado meridianamente clara en todo lo dicho hasta el momento.

Sin embargo, el dato adicional mencionado que avala mi planteamiento, tiene que ver con el hecho de que la resurrección de aquellos que tienen que reinar con Cristo durante ese período de tiempo y acontecimiento que en las Escrituras se le llama la “primera” resurrección (Rev. 20:6), no ocurre y a diferencia de la de Daniel y otros muchísimos, dentro del “ultimo día” o día “postrero”, sino tres años y medio antes de que dé inicio la gobernación divina en manos de Jesucristo, eso es, antes de que se instale el reino de Dios aquí en la tierra y comience el citado “último día”. Por lo tanto, la resurrección de la que nos hablaba Jesús en los pasajes de Juan y algo que el propio Sr. Olcese reconoce en su video, no es la misma que la de aquellos que tienen que reinar con Cristo y que se produce dentro de este inicuo sistema de cosas; para ver que ello es tal como yo lo afirmo, basta con acudir a lo dicho en Rev. 17:12-14 y en donde se nos habla de la batalla de Armagedón, evento que ocurre antes de la instauración del reino de Dios (de hecho es el acontecimiento que limpia el camino para que se establezca en la tierra dicho reino) y en donde se nos dice esto:

Y los diez cuernos que viste significan diez reyes, que todavía no han recibido un reino, pero sí reciben autoridad como reyes por una hora con la bestia salvaje. 13 Estos tienen un solo pensamiento y por eso dan su poder y autoridad a la bestia salvaje. 14 Estos combatirán contra el Cordero, pero, porque es Señor de señores y Rey de reyes, el Cordero los vencerá. También, los llamados y escogidos y fieles que con él están, lo harán.”

Luego blanco y en botella: aquellos que con Cristo han de reinar, participan junto a él en dicha decisiva batalla y que lógicamente, se pelea aún dentro de este sistema de cosas, eso es, antes de que inicie el “último día” o “día postrero” y en el que Marta, correctamente (Jesús no la rectificó), colocó la resurrección de su hermano Lázaro; lo que nos demuestra con claridad dos cosas y que ya hemos apuntado unos párrafos atrás: 1º, Daniel no puede reinar con Jesucristo en el reino de Dios, pues no participa de la resurrección que se produce dentro de este sistema de cosas y 2º, que la resurrección de los muertos asignada a Daniel, se produce durante el período de tiempo del reinado de Cristo o “último día” del período de descanso de Jehová…… planteamientos ambos de los que discrepa radicalmente Apologista Mario Olcese, en una prueba más de su total ignorancia acerca del contenido escritural. Prueba de dicha ignorancia, la tenemos en el disparate interpretativo con el que se ha despachado en el video mencionado y del que, obviamente, ni se ha dado cuenta (de donde no hay, no se puede sacar), porque veamos: a partir del minuto 2 de grabación nos cita de Juan 12:48 y la interpretación que del mismo hace, es la de que esas palabras significan que en el día “postrero” habrá un juicio (que el citado “teólogo” coloca al término de los mil años de reinado mesiánico y en una disparatada interpretación del contenido de Rev. 20:5) y que implicará la existencia de un Juez, de un jurado y quiero imaginar, que de un fiscal acusador y de un abogado defensor, si queremos seguir los cánones de lo que es un juicio al uso y que es lo que nos propone dicho caballero…… sin embargo, veamos qué es lo que realmente dijo Jesús en dicho pasaje y colocado en su contexto, eso es, incluido el verso 50:

El que me desatiende y no recibe mis dichos tiene quien lo juzgue. La palabra que he hablado es lo que lo juzgará en el último día (……). 50 También, sé que su mandamiento significa vida eterna. Por lo tanto, las cosas que hablo, así como el Padre me las ha dicho, así las hablo.”

Entonces de ninguna manera se nos habla aquí de un juicio a la usanza y para un momento determinado, sino que la esencia de esas palabras es la siguiente: cuando uno decide desobedecer los mandatos de Dios ya ha sido sometido a juicio y dictado sentencia sobre sí mismo; ello queda claro por el hecho de que el verso 50 nos dice que el obedecer el mandato divino “significa vida eterna”, por lo que hay que deducir que el no obedecerlo, significa destrucción eterna. Luego cuando uno toma determinada actitud, ya ha dictado sentencia contra o a favor de sí mismo, según sea el caso, pues la obediencia significa vida eterna y la desobediencia muerte eterna…… recordemos que para el final del milenio y que es donde dicho personaje coloca la acción (si es coherente con sus actuales enseñanzas, de una resurrección de los impíos al término de los mil años), no se nos habla de juicio alguno sino que solo se nos habla de la suelta de Satanás, que saldrá a “extraviar” a la tierra habitada (Rev. 20:7-8).

Y momento en el que adquirirán su máxima expresión las palabras de Jesús mencionadas, pues recordemos que Jesús colocó su cumplimiento y según leemos en el verso 48, en el “último día” o “día postrero” (y que tiene que ver con el milenio), pues cada uno tendrá que decidir por sí mismo que hacer en ese momento: seguir el extravío de Satanás o seguir bajo la soberanía de Dios; o lo que es lo mismo, que uno será su propio juez y dictará sentencia sobre sí mismo, bien sea esta en contra o a favor, según sea la decisión tomada de obedecer las palabras de Jesucristo, o no hacerlo. Y cuestión que podríamos ilustrar de la siguiente manera: todos los conductores saben que un semáforo en rojo no se puede saltar, pues eso es lo que dice la ley de tráfico; luego cuando uno se salta un semáforo en rojo, ya sabe que ha infringido dicha ley y que es culpable ante ella…… otra cosa es que en ese momento no haya cerca un agente de la autoridad para sancionarle. Pero ello no quita el hecho y es lo que queremos destacar, que la persona en cuestión es totalmente consciente de que ha cometido un delito contra la ley de tráfico, o sea, que es la propia persona la que se acusa y condena a sí misma con relación a la ley infringida…… eso y no otra cosa, es lo que nos quería decir Jesús con sus palabras y no las “historias para no dormir” que se monta el Sr. Olcese.

Pero ya en otro orden de cosas, resulta que dicho personaje solo me exige respuestas a mí, cuando él es totalmente incapaz de darme alguna sobre los temas que le tengo planteados, como el expuesto en el artículo del 27/09/14 y en el que le pongo a bajar de un burro, al denunciar que él no puede ser un “ungido” o Hijo de Dios como a sí mismo se identifica, por lo que solo es un farsante embaucador como aquellos que como tal se consideran…… sin embargo y hasta donde yo sé, de eso no dice nada en absoluto en los videos publicados a partir de dicho escrito y circunstancia que solo puede significar dos cosas: o bien que está de acuerdo con mí exposición, o bien que no tiene argumentos sólidos para rebatir mí razonamiento y que es lo más probable. Como tampoco me ha respondido nada sobre las cuestiones que le planteo en una carta abierta que publiqué el 05/08/14, pues ni siquiera se ha dado por enterado (aunque me consta que la ha leído, pues lee todo lo que publico) y por lo que le paso a recordar una de ellas: según el indocumentado personaje en cuestión, los sobrevivientes de la “gran tribulación” de Rev. 7:14 también pasan formar parte de ese gobierno del reino, eso es, que según tan indocto personaje estos reinarán al lado de Jesucristo, cuando las Escrituras nos dicen que ello solo lo pueden hacer aquellos que participan de la llamada “primera” resurrección de Rev. 20:6:

Feliz y santo es cualquiera que tiene parte en la primera resurrección; sobre estos (luego no sobre otros que no participan de ella) la muerte segunda no tiene autoridad, sino que serán sacerdotes de Dios y del Cristo y reinarán con él por los mil años.” (Acotación mía).

Pasaje que rebate la disparatada propuesta de ese “genio” de la interpretación bíblica, porque para que ello fuera como nos lo plantea, nos tendría que resolver las siguientes cuestiones y siendo la primera de ellas la siguiente: la mencionada “primera” resurrección se produce tres años y medio antes de que finalice la tal “gran tribulación” y por tanto, antes de que aparezcan dichos sobrevivientes, por lo que es totalmente imposible que los tales puedan participar de la misma. Pero es que además y aunque no existiera este factor de temporalidad, si estamos hablando de “sobrevivientes” ello significa que son personas que pasan al reino de Dios con vida y por lo tanto, al no haber muerto, no pueden participar de resurrección alguna y requisito exigido, como hemos visto, para reinar con Cristo…… y por otra parte, aún en el caso de aquellos que murieran durante dicha “gran tribulación”, tampoco podrían participar en esa “primera” resurrección, pues esta acontece mucho antes de que se inicie dicho período de tiempo y que es en el que ellos pierden la vida.

Yo ya sé que dicho farsante embaucador (de lo contrario no tendría la desvergüenza de identificarse como un “ungido” o Hijo de Dios), no responderá a esta ni a otras cuestiones que le tengo planteadas, porque de haber podido ya lo habría hecho; incapacidad que le pone de los nervios, pues de lo contrario no estaría dando esos “golpes bajos” exigiendo que le responda a determinados y concretos textos bíblicos, cuando estos no pueden ser entendidos sin la ayuda del contexto escritural y que dicho personaje desconoce totalmente, pues en caso contrario no plantearía cuestiones tan absurdas, como la referida a Dan. 12:13. Por lo que queda claro, que su actitud es provocada por una supina ignorancia acerca del mensaje contenido en las Escrituras y que le lleva a no poder responder a mis demandas, lo que le provoca a su vez, ese sentido de impotencia que le mueve a actuar de esa manera tan pueril y con ello, a hacer el ridículo cada vez que se mete conmigo…… porque ya es hacer el ridículo, que un supuesto “forofo defensor” de los TJ, “contaminado” por sus enseñanzas y de lo que me acusa constantemente el personaje en cuestión, le esté dando “sopas con honda” en todos los terrenos en cuanto a conocimiento bíblico. Y si ese “genio” de la teología considera que ello no es como yo lo expongo, que publique un video en el que nos resuelva ese “pequeño problemilla” que le he planteado acerca de los sobrevivientes de la “gran tribulación”, así como yo le he resuelto el de Dan. 12:13…… ¡a que no, Sr. Olcese!

Armando López Golart

CARTA ABIERTA A APOLOGISTA MARIO OLCESE.

Posted in Uncategorized with tags , , , , , , , on 05/08/2014 by Armando López Golart

Mario2-casaAcabo de visionar, Sr. Olcese, su video “Reflexiones… XXV” de fecha 04/08/14 y en el que usted parece “salir al trapo” del tema que recién acababa de publicar un servidor, bajo el título “La última “barrabasada” de Apologista Mario Olcese” y que aquellas personas que nos honran con sus visitas, pueden encontrar en este artículo del 03/08/14. Sorprendentemente, su grabación titulada “¿Son de Cristo los fieles del Antiguo Testamento?” y como el propio titular indica, absolutamente nada tenía que ver con el contenido del escrito que ha motivado su rápida respuesta y que un servidor, había publicado rebatiéndole su disparatada afirmación en el sentido de que en el reino de Dios o milenio, continuarán existiendo la muerte y el dolor…… lo que me lleva y ante la ausencia de referencia alguna a lo por mí publicado, a formularle la siguiente pregunta: ¿debo de pensar que acepta la “enmienda a la totalidad” que le planteé y reconoce con ello su error, al exponer semejante salvajada? ¿O es que de nuevo nos encontramos ante otra de sus estrambóticas “enseñanzas” que no es capaz de defender cuando alguien se la objeta y por ello opta, como siempre, por dar la callada por respuesta para que no se note la metedura de pata? Le confieso que me gustaría que, o bien reconociera su error en el caso de ser así, o bien que me rebatiera los argumentos que le he presentado para desmotar semejante disparate; dicho lo cual, pasemos a analizar el contenido de su exposición.

Como primera providencia, Sr. Olcese, decirle que yo sigo sus publicaciones, exactamente igual como usted hace con las mías, con la única diferencia que yo nunca he negado dicha circunstancia y usted en cambio, nunca la ha reconocido; como segunda providencia, decirle que cuando se cita de un texto, hay que asegurarse de que se hace de modo correcto para que le lector se entere de lo que le estamos hablando…… sin embargo, usted y al inicio de su video, transcribe un texto que no se corresponde con el enunciado, eso es, que adjudica a Rom. 2:20-24 el texto que se encuentra en Sant. 2:20-24 y lo que ya nos habla de la “ligereza” con la que trata la Palabra de Dios. Y ya como tercera providencia, usted no es mi amigo pues a estos los escojo yo y usted, de momento, está muy lejos de reunir los requisitos que debe de atesorar la persona a la que un servidor considera un amigo; dicho lo cual, le respondo a la pregunta que de entrada me formula, en el sentido de si yo entiendo que los que componen la “iglesia” o “cuerpo de Cristo” son todos los bautizados y a lo que respondo afirmativamente…… todos los bautizados en espíritu santo y bautismo que usted no posee, diga lo que diga y si no, demuéstrenos lo contrario. Y usted no puede poseer dicho bautismo (luego eso de “ungido”, nada de nada), pues con la muerte del último apóstol se acabó la posibilidad de transmitir dicho bautismo y como queda puesto de manifiesto en el capítulo 8 del libro de Hechos de los Apóstoles y tema que trato extensamente en mi escrito del 14/09/10…… por lo que usted no es más que un farsante y un mentiroso, cuando afirma cosas como las siguientes:

Yo soy un UNGIDO del Señor, y nadie debe o puede tocarme a mí, o a usted, si en verdad es un cristiano, sin tener luego que pagar un precio muy caro. Yo me considero un UNGIDO del Señor, y si usted no se considera así, entonces usted no ha entendido lo que significa ser un cristiano o un ungido.” (Negritas mías).

O bien esto otro y hablándonos de su anterior membresía en la organización de los TJ:

Al contrario, soy un hombre muy feliz y dichoso, ya que por fin tengo la libertad que no gozan ellos para escribir y tener mi sitio web donde puedo exponer mis creencias personales y mis “descubrimientos” bíblicos según me lo revela el Espíritu de Dios. Sólo el Espíritu de Dios nos guía a la verdad.” (Negritas mías).

Por lo que habría que entender, Sr. Olcese, que la enseñanza de los “millones, miles de millones” que tenían que reinar con Cristo y que le estuve rebatiendo por espacio de casi tres años, también se la había revelado el “espíritu de Dios”…… sin embargo me reconocerá usted y ahí está la hemeroteca para avalar mi afirmación, que finalmente le hice reconocer que estaba totalmente equivocado en dicho planteamiento y lo que le obliga a buscar una fuente de información más fiable. Y ello nos lleva a algo que usted nos dice en el video mencionado, en donde nos señala el tremendo error de los TJ y que compartimos sus detractores de la lejana España, al sostener la idea de que solo 144.000 son los que reinaran con Cristo, en lugar de una ingente cantidad de personas como usted propone…… pero en llegando ahí, permítame un inciso: a ver si puede conseguir, el dejar de mezclar lo que dicen los TJ con lo que yo digo, pues nada tiene que ver una cosa con la otra; porque yo solo digo aquello que dicen las Escrituras y no lo que dicen los TJ, que sinceramente me importa más bien un rábano. Ya otra cosa es que las opiniones coincidan, pero circunstancia que no nos coloca en el mismo plano; como no me coloca a mí en el plano en el que usted está situado, porque defienda al igual que usted que el reino de Dios ejercerá desde la tierra y no desde el cielo como proponen esos señores: sencillamente son coincidencias de opinión y por lo que usted continúa siendo uno y servidor, algo totalmente distinto.

Dicho lo cual, volvamos a su afirmación en la que niega que las Escrituras digan expresamente que solo 144.000 son los que reinarán con Jesucristo durante el milenio…… pero en todo caso y como mínimo, Sr. Olcese, estará de acuerdo conmigo en que no es menos cierto que tampoco se nos dice de forma explícita lo contrario en el registro escrito; sin embargo, lo que prueba que usted está equivocado en su planteamiento y que yo tengo razón en el mío, es que nunca me ha respondido a la siguiente cuestión y que le tengo planteada en numerosos de mis escritos: ¿qué debemos entender, entonces, de las palabras de Rev. 14:1 y a la luz del Sal. 2:5-6? Y fíjese Sr. Olcese, que no le hablo de lo que dicen los TJ, sino de lo que está escrito en dos pasajes bíblicos y como en tantas ocasiones he hecho; por lo que no puedo dejar de pensar, que si usted hubiera podido hacer frente a esta cuestión ya lo habría hecho y lo que me lleva a concluir, que de nuevo se ve usted acorralado (como en el caso mencionado de los “millones, miles de millones”) y ahí se está debatiendo en esperpénticas series como la que está metido sobre “razonamientos de no sé qué”, para al final no decir nada y emular así al tramposo “trilero” que vive de engañar al “personal. Porque eso es lo que usted hace o, al menos intenta hacer, mediante esos rollos “patateros” que nos coloca y que si uno los sigue, al final se queda sin saber claramente que es lo que está intentando explicar.

Pero claro, resulta que usted dirige el foco de atención en el video señalado, a la posición que ocuparán los Abrahán, Moisés, David y compañía en el reino de Dios, e incidiendo en el personaje Abrahán, resaltando que no es un personaje de segunda fila y algo que a mí nunca se me ha pasado por la cabeza; lo que yo me he limitado a señalar, son las palabras que dijo el propio Hijo de Dios (que algo más que usted sabría de qué iba la cosa), en el sentido de que Juan “el bautizante” era el personaje más grande o “mayor” en orden de importancia “de entre los nacidos de mujer” y lo que pone al resto de personajes del AT, en una posición secundaria con respecto de él. Y no olvidemos que el propio Juan, no formará parte de ese gobierno del reino de Dios (cuánto menos esos que son “menores” que él), a tenor de la idea que expresó Jesús en Mat. 11:11-12 y que tiene usted perfectamente desarrollada en mi anterior escrito del 12/07/14 y de la que no ha dicho nada aún…… teniendo en cuenta y según un correo que me envió que tengo publicado, que montó ese esperpento llamado “Razonamiento a partir de las Escrituras” precisamente para responder a la cuestiones que le tengo planteadas en dicho escrito y en la que se incluye la mencionada. Sin embargo, 25 capítulos nos contemplan, eso es, 393 minutos (o lo que es lo mismo, casi 7 horas de verborrea absurda y estéril) para al final no aclarar ninguno de los puntos objetados. “”

Ahora bien, volviendo a dichos personajes del AT, me permito el señalarle que fue usted mismo el que en un video dirigido a un servidor, fechado el 12/03/13 y titulado “¡No, don Armando, usted debe responderme esto primero…!”, afirmó y apoyándose en Rev. 20:4, que solo reinarán con Cristo aquellos que hubieran pasado por la “gran tribulación” venidera y que hubieran enfrentado a la bestia, al falso profeta y que no hubieran recibido la marca en sus frentes…… algo que usted y para refrescar su memoria, puede encontrar, así como aquellos que deseen comprobar la veracidad de lo que yo digo, entre los minutos 16 y 19 de esa grabación mencionada. Porque si ello es como usted con tanto énfasis afirmaba en dicho video, quedarían automáticamente descartados para participar en ese gobierno del reino los personajes del AT de los que usted nos cita y en una flagrante contradicción con su actual afirmación, pues estos murieron hace milenios…… ¡es más, quedarían descartados también de participar en dicho gobierno del reino los mismísimos apóstoles, pues es obvio que tampoco podrán pasar a través de dicha aún venidera tribulación, al llevar casi 2.000 años muertos! Luego sería cuestión de que se aclarara un poco y nos explicara como cuadra lo dicho hace poco más de un año, con lo que nos dice ahora acerca de los referidos Abrahán, David, Moisés y tantísimos otros…… porque, o bien es lo uno o bien es lo otro, pero las dos cosas al mismo tiempo desde luego no pueden ser.

Por otra parte, aún espero que nos aclare cómo puede ser y según usted plantea, que los sobrevivientes de la “gran tribulación” de Rev. 7:14 también puedan formar parte de ese gobierno del reino, eso es, el reinar al lado de Jesucristo, si ello solo lo pueden hacer aquellos que participan de la llamada “primera” resurrección de Rev. 20:6:

Feliz y santo es cualquiera que tiene parte en la primera resurrección; sobre estos (luego no sobre otros) la muerte segunda no tiene autoridad, sino que serán sacerdotes de Dios y del Cristo y reinarán con él por los mil años.” (Acotación mía).

Lo que le plantea tres “pequeños” problemas a su disparatada propuesta, Sr. Olcese y que son los siguientes:

1º- La mencionada “primera” resurrección se produce tres años y medio antes de que finalice la tal “gran tribulación” y aparezcan dichos sobrevivientes.

2º Si estamos hablando de “sobrevivientes”, ello significa que son personas que pasan al reino de Dios con vida y por lo tanto, al no haber muerto, no pueden participar de ninguna resurrección.

3º Aún en el caso de aquellos que murieran durante dicha tribulación, tampoco podrían participar en esa “primera” resurrección, pues esta acontece antes de que se inicie dicho período de tribulación y en la que ellos pierden la vida.

Dicho argumentario y que en España entienden hasta los “tontos de pueblo” (que serán tontos, pero son más listos que el hambre), resulta que se le hace inaccesible a un personaje como usted que, dándoselas de teólogo, es capaz de decir la salvajada de que durante el milenio existirá la vejez, la enfermedad y la muerte y el dolor que esto lleva aparejado…… y que, repitiéndome en mi exposición inicial, siendo el caso de que su video es la respuesta a mi escrito en el que denuncio su última “barrabasada”, he echado de menos que en el mismo dijera alguna cosa sobre el particular, por lo que habría de entenderse que acepta la rectificación, o más bien y como le planteo al inicio de este escrito, que no sabe cómo responder a la misma.

Usted, Sr. Olcese y a mi entender, tiene un grave problema y del que no se ha dado cuenta: es tanto su orgullo, altanería y prepotencia, que no puede soportar que una persona como yo, sin estudios y que después de mi expulsión de los TJ y como tantos otros, recaló en su blog para empezar a entender que las cosas no eran como durante tantos años me las habían contado, ahora se le haya subido a las barbas y le dé continuamente sopas con honda en cuanto a conocimiento bíblico. Y no entienda, Sr. Olcese, que con eso pretendo darme una importancia que es obvio no tengo; porque de lo que yo puedo presumir y si es que puedo presumir de algo, es de que Jehová me permita entender Su Palabra y por lo que no puedo estar hablando de ningún mérito personal…… solo que mientras para mí, la verdad revelada en dicha palabra está ante todo, para usted lo primordial es el tener la razón a toda costa.

Pero mientras usted intenta desprestigiar mis razonamientos, recurriendo a airear mi pasado como miembro de dicha secta, se olvida de lo más importante y es que quién da y quita razones es la Palabra de Dios y no las personas; por ello, yo escribo aquello que honradamente entiendo que esta dice y sin ningún temor de que salga alguien y me rectifique en algo, pues eso me enriquecería y lo cual agradecería infinito, pues me estaría enseñando. Sí, sí, ya sé que usted se arroga el ser este alguien, pues en su video menciona que algún día me daré cuenta de que usted tiene la razón en sus postulados…… de momento, no obstante, ahí tenemos el “affaire” de los “millones, miles de millones” que juegan a mi favor; pero es que además, cuando se me acerca alguien afirmando con gran convicción el ser un “ungido” y como usted hace, lo primero que hago es proteger mi cartera (por si acaso) y después, pensar en las palabras del apóstol Pablo y muy apropiadas para estos casos:

Porque no el que a sí mismo se recomienda es aprobado, sino el hombre a quien Jehová recomienda.” (2 Cor. 10:18).

Y mientras usted continúe buscando solo el tener la razón e intentando ajustar lo que dice la Biblia a lo que usted cree, en lugar de ajustar lo que usted cree a lo que esta dice y que es algo muy distinto, se está manteniendo en la condición de opositor a Dios y por lo que Este no le permitirá entender Su Palabra, por mucho que se empecine:

En aquella misma hora se llenó de gran gozo en el espíritu santo y dijo: “Te alabo públicamente, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has escondido cuidadosamente estas cosas de los sabios e intelectuales y las has revelado a los pequeñuelos. Sí, oh Padre, porque el hacerlo así vino a ser la manera aprobada por ti.” (Luc. 10:21).

Entonces queda claro que el entender las Escrituras no depende de lo que uno quiera, sino de lo que Jehová le permita y lo que probaría, el que uno ha sido “recomendado” por Este…… y que todo indica que este no es su caso. Por lo que su adversario Sr. Olcese y al que se está enfrentando, no soy yo sino que es usted mismo; porque en todo caso yo no soy más que un “mandao”, eso es, el medio que quizás y de alguna manera Jehová pueda estar utilizando, para señalarle que tiene usted que cambiar de actitud; por lo que de nada sirve que “mate” al mensajero, pues el Autor del mensaje continúa estando ahí…… y Su mensaje, escrito en la Biblia.

Armando López Golart