Archivo para respuesta.

POR SUPUESTO QUE LO PUBLICARÉ, Sr. OLCESE…… ¡Y ADEMÁS, SE LO RESPONDERÉ PUNTO POR PUNTO!

Posted in Uncategorized with tags , , , , , , on 16/08/2015 by Armando López Golart

mqdefaultca6bhsjoY es que usted, Sr. Olcese, ha respondido a mi escrito anterior (23/07/15) con un nuevo correo y con el especial ruego de que lo haga público en mi blog; un correo que con la apariencia de dialogante, una vez más esconde las malas artes de las que usted es poseedor y olvidándose una vez más (¡mire que tiene usted poca memoria!), de que en cada ocasión que se mete con el “miura” españolillo, la cosa termina siempre en un nuevo “revolcón”. Parece olvidarse de la ajustada semblanza que en su momento y en uno de sus artículos titulado “Don Armando: el “correcaminos” (16/10/11) hizo sobre mi persona, al identificarme como el entrañable “correcaminos” de una conocida serie de dibujos animados (vean ustedes, queridos lectores, un pequeño capítulo de la misma en este enlace, para que tengan una pequeña aproximación de por dónde va la cosa,) y con lo que, obviamente, usted pasó a asumir el papel de “coyote” y que en sus disparatados planes para entrampar al susodicho “correcaminos” cuenta sus intentos por fracasos, pues dicho “pajarito” siempre “se la da con queso” al taimado coyote, lo cual (permítame la observación), no es más que un fiel reflejo de la realidad.

Porque mientras que un servidor, al igual que el simpático “correcaminos”, siempre ando en la línea recta de la lógica y el sentido común al utilizar los textos bíblicos, ajustándolos a su contexto natural o, en su defecto, al general de las Escrituras para saber qué es lo que realmente quieren decir, usted y en su desnortado papel de “coyote” siempre está buscando atajos y extraño vericuetos al torcer los textos bíblicos usados, bien sacándolos de su contexto, bien sea retorciéndolos hasta que aparenten decir lo que a usted en determinado momento le hace falta que digan y claro, como al personaje de ficción, nada le da resultado en su intento de desmontar mis lógicos planteamientos…… o sea y resumiendo, que es usted el que siempre se lleva todas las “tortas”.

Dicho lo cual, Sr. Olcese, me permito recomendarle que vaya haciendo acopio de “árnica” porque de nuevo y en su auto adjudicado papel de “coyote”, se va a llevar todas las “tortas” que se repartan; porque si bien he dicho que de entrada parece que nos encontramos ante un texto conciliador, la realidad es que detrás del mismo hay muy “mala uva” y que como comprenderá, ya soy mayorcito y bastante puesto en las cosas de la Biblia, como para que algún indocumentado me la quiera “dar con queso”…… y mucho menos un “personajillo” de tan ínfima talla en lo escritural, como es usted. Por lo que sin más dilación, pasaré a responderle dicho correo párrafo por párrafo y tal cual me ha llegado (eso es, sin retoque gramatical alguno), para que no me pueda acusar de dejarme algo en el tintero porque, según dice “no sé qué responder” a lo que usted me plantea; empecemos, por lo tanto, con el primer párrafo:

apologista commented on ¡Y MIREN QUE YO NO QUERÍA HACERLO…!

DICEN QUE LOS GENIOS TIENEN ALGO DE LOCOS Y ESTRAFALARIOS…EN CAMBIO ARMANDITO NO DA LA CARA…LA ESCONDE…¿POR QUÉ SERÁ? ADEMÁS, ESA FOTO ESTÁ TRUCADA CON PHOTOSHOP, AUNQUE YO NUNCA HE DICHO QUE TÚ, ARMANDITO, ERES EL CULPABLE DE SEMEJANTE ENGAÑO…TÚ LO DICES, NO YO.”

O sea, que ahora se las da usted de “genio” para justificar sus payasadas…… ¡pues ya me disculpará, Sr. Olcese, pero los Pedro, Juan, Santiago, Bernabé o Pablo entre otros y por no hablar ya del propio Jesús, no me negará que eran unos genios del entendimiento escritural y sin embargo, no me los puedo imaginar de esa guisa con la que se nos presenta usted! Por otra parte, si alguien se caracteriza por “dar la cara” es un servidor, pues a diferencia de usted salgo al trapo de todo aquello que se me pone por delante y respondiendo a cualquier objeción que se me presente y venga de quién venga…… algo que usted, siempre ha sido incapaz de hacer. Por otra parte, yo ya sé que por ese “dar la cara” a lo que usted se refiere es a que no cuelgo mi imagen en el blog, aunque me permito adelantarle lo siguiente: si en su momento decidiera hacerlo y que “no va a caer esa breva”, sería con el decoro debido y ello por el inmenso respeto que tengo por la Persona de la que hablo en mis escritos, eso es, que nunca daría el espectáculo ridículo y bufonesco que usted ha dado constantemente, como queda demostrado en los videos que de su autoría colgué en un artículo anterior y al que se corresponde la imagen que acompaña a este escrito. Porque cuando no ha sido por la cantidad de sombreros usados, ha sido por el amplio despliegue de trajes y corbatas y, cuando no, por el abanico de símbolos religiosos con los que ha adornado su lugar de grabación, bien fuera una cruz, la estrella de David, el símbolo del pez, etc……. en definitiva, un claro ejemplo de “equilibrio” y de “saber estar” y, sobre todo, del “buen juicio” que se presupone debe de caracterizar a una persona sería y entendida en las Escrituras.

Dicho lo cual, permítame añadir que la razón de no incluir mi imagen en el blog y ya que lo pregunta, es porque considero que lo interesante no es mi apariencia personal (bastante mejorable, por cierto y para mi desgracia, pues los años no perdonan y menos, si les ayudas con algunos “kilitos” de más), sino las cosas que explico a quienes me leen; porque uno puede ser alto, bajo, delgado, gordo, calvo, miope y hasta mediopensionista, si mucho me apura, pero nada de ello va en menoscabo de su discurso, siempre que este se apegue fielmente lo que se dice en las Escrituras…… ninguno de nosotros sabe, por ejemplo, cómo era Pablo (aunque todo apunta a que no era un “adonis” precisamente), pero nadie puede negar que sus enseñanzas son geniales y extremo que nos demuestra que la importancia no esté en el “quién”, sino en el “qué”. Ya otra cosa es que uno tenga un ego por las nubes y por ello precise de que se le reconozca como “teólogo”, ingeniero y si se tercia, hasta como presidente de su comunidad de vecinos, como sucede en su caso…… de ahí, su esfuerzo en muchos de sus videos en mostrarnos la pared de su estudio de grabación en donde sobresalen sus diplomas, sus fotografías y todo aquello que hable de usted y en lo que se puede considerar, como un desmedido culto a la personalidad.

También y dado que en ese primer párrafo veo que continúa acusándome de falsear su imagen, no puedo resistirme a preguntarle lo siguiente: ¿y por qué no me acusó de ello, la primera vez que la usé, hace nada menos que la friolera de dos años y medio (22/12/12), o en las posteriores ocasiones (hasta un total de cuatro veces más) en las que volví a hacer uso de ella? Es más, Sr. Olcese, si la imagen original, eso es, antes de mi supuesta manipulación de la misma, existe ¿por qué no la muestra? ¿Por qué, por el contrario, ha desaparecido de su página de videos “cristiano 72392”, la grabación en donde estaba la imagen objeto de disputa y que es de donde la saqué? Porque lo que sí está claro es que siendo que yo la tomé de allí, resulta que ahora ya no está…… por lo que ahí va otra “preguntita” para demostrar lo farsante y desvergonzado que es usted, porque veamos: si yo hubiera retocado la foto mediante “photoshop” o como quiera que se llame y que es de lo que usted me acusa, es obvio que tuve que partir (según me han contado) de una imagen anterior sobre la que poder trabajar para realizar la “chapucilla” en cuestión, luego ¿por qué no saca ese video con la imagen original y demuestra con ello, que no se corresponde con la que yo he publicado, en lugar de borrarla como usted ha hecho?

Pues porque esa imagen sí existió y exacta a como yo la publiqué (prescindiendo de quién la hubiera trucado y que usted sí insinuó que fui yo), pero que para mantener su falaz acusación y a falta de poder hacer frente a mis objeciones, no se le ha ocurrido otra cosa y para desviar la atención de dicha circunstancia, que eliminar el video y acusarme de tramposo, con lo de nuevo ha incurrido usted en su recurso más manido y que es el mentir…… pero como decían nuestros abuelos “se coge antes a un mentiroso que a un cojo”, porque repito: para poder hacer una corrección sobre cualquier imagen, se precisa de un original sobre el que poder trabajar, luego ¿dónde está ese original sobre el que supuestamente yo actué (u otros), que muestre a las claras un antes y un después de dicha imagen, eso es, la diferencia entre ambas imágenes? Por lo tanto y a menos que pueda mostrar la imagen original, queda claro que está usted mintiendo al acusarme de adulterar una imagen suya y por esto la ha borrado, pensando que con ello me dejaba a mí en evidencia, cuando resulta que es todo lo contrario; pero sigamos adelante:

TE PIDO QUE NO ME ODIES, ARMANDITO, PORQUE EL ODIO ES COMO EL PECADO DE ASESINATO. ASÍ QUE NO ME MATES, POR FAVOR, QUE TERMINARÁS ENVENENADO POR DENTRO, Y FINALMENTE SERÁS CASTIGADO POR JEHOVA DIOS POR NO HABER AMADO A TU HERMANITO “DESCARRIADO”.”

Pero es que yo no le odio, Sr. Olcese: sencillamente le desprecio y no por “quién” es usted, sino por lo “qué es” usted, eso es, un fiel escudero de Satanás, pues en todo lo que habla enseña la mentira y aplicándole, por tanto, estas palabras que dijo Jesús:

Ustedes proceden de su padre el Diablo y quieren hacer los deseos de su padre. Ese era homicida cuando principió y no permaneció firme en la verdad, porque la verdad no está en él. Cuando habla la mentira, habla según su propia disposición, porque es mentiroso y el padre de la mentira.” (Juan 8:44).

Y dado que usted está permanentemente instalado en dicha mentira, es obvio que el que va a ser castigado por Jehová Dios no es un servidor, sino usted que en el colmo de la altanería más absoluta se adjudica un título que no le ha sido concedido, como es el da haber sido “ungido” por Dios para representarle en la tarea de la divulgación del “verdadero evangelio de Jesucristo”, cuando resulta que en un video compartido con su hermano Franco (28/06/11) y de más de una hora de inútil verborrea dedicada a explicarnos dicha cuestión, fue usted incapaz de decirnos “cuál era” ese evangelio…… eso sí, lo que en cambio nos quedó perfectamente claro fue que usted es “ingeniero” y “teólogo”. Sin olvidarnos que en sus primeros artículos se presentaba o, en su defecto los firmaba, con el rimbombante calificativo de “Embajador Plenipotenciario del Reino de Dios” (y que ya hay que se fatuo), como tengo denunciado en alguno de mis artículos; pero sigamos adelante “con los faroles”, que diría mi amigo el castizo:

¿QUÉ DIGO QUE SOY UNGIDO Y UN INSTRUMENTO ÚTIL DEL SEÑOR? ¡PUES SÍ! Y LE DOY GRACIAS AL ALTÍSIMO DE QUE MI BLOG, A DIFERENCIA DEL TUYO, ARMANDITO, TENGA MILLONES DE VISITAS, Y MUCHOS SUSCRIPTORES QUE VAN EN AUMENTO CADA DÍA. ¿ES TODO ESTO ALGO FORTUITO? ¡NO LO CREO! ES, MÁS BIEN, UNA BENDICIÓN DEL CIELO QUE HA PERMITIDO QUE MÁS PERSONAS VAYAN APRENDIENDO EL VERDADERO EVANGELIO DEL REINO QUE ES LA ESPERANZA VERDADERA PARA TODOS LOS QUE SOMOS HIJOS DE DIOS Y HERMANOS DE CRISTO.”

Y dado que se reafirma en su condición de “ungido” e “instrumento útil” para Dios, cosa que por otra parte hace cualquiera de esos “tropecientos mil” indocumentado de las distintas organizaciones religiosas cristianas, entre ellas, sus “amigos” del Cuerpo Gobernante de los TJ, permítame recordarle esta reflexión que usted mismo hacía en un artículo titulado “¿Quiénes son los 144.000 de Apocalipsis 7:4 y 14:1?” el 25 de Abril del 2007 y que reproduzco tal cual:

¿Cómo sabe un “T.J” que es un miembro de los 144,000 y no de la “GRAN MULTITUD” y viceversa? Bueno, aquí aparece el subjetivismo puro. Yo, como ex-“T.J”, me hacía la misma pregunta. Una vez le pregunté a uno de la clase de la Iglesia o de los 144,000, lo siguiente: ¿cómo sabe usted que es de la clase ungida?, y me contestó: “Yo siento un llamado celestial” o “Mi corazón me dice que mi paradero final y eterno está en el cielo y no en la tierra”. ¡Punto final! Caramba dije: ¡qué fácil es saber si uno es miembro de la iglesia! Como si nuestro destino final dependiera de lo que a uno le guste o le parezca. Los más de los “T.J” dicen no sentir el deseo de vivir en el cielo sino en la tierra. A éstos les corresponde vivir en la tierra, pues así lo han decidido ellos en su corazón. ¡Qué tontería! ¿Acaso se han olvidado los “T.J” que engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; y quién lo conocerá?” (Jeremías 17:9). ¿Acaso no recordamos que el Diablo suele usar “el corazón” de los hombres para engañarlos? (Ver Juan 13:2). Por tanto, debemos basarnos en lo que realmente dice la Biblia sobre algún asunto, y no en nuestras propias elucubraciones.” (Negritas mías).

Sin embargo, unos pocos meses después (07/09/07) y en un artículo titulado “No toquéis a mis ungidos, ni hagáis mal a mis profetas” y contrariando lo afirmado anteriormente acerca de lo necesario de basarse en lo que dicen las Escrituras sobre el asunto y no según propias elucubraciones para determinar uno su condición de “ungido” o Hijo de Dios, veamos lo que usted de forma categórica afirmaba sobre su persona y extremo en el que se acaba de reafirmar en el párrafo del correo que estamos considerando:

Yo soy un UNGIDO del Señor, y nadie debe o puede tocarme a mí, o a usted, si en verdad es un cristiano, sin tener luego que pagar un precio muy caro. Yo me considero un UNGIDO del Señor, y si usted no se considera así, entonces usted no ha entendido lo que significa ser un cristiano o un ungido.” (Negritas mías).

Luego y resumiendo, Sr. Olcese, lo que usted nos viene a decir, es que a sí mismo se considera un ungido y si no nos lo creemos…… pues eso, que nos den; porque resulta que el problema está en nosotros, que no entendemos nada de nada y no en usted que no es más que un pobre botarate desquiciado con ansías de notoriedad. Y es que me tendrá que reconocer, que cómo mínimo y por aquello de ser suave, es usted víctima del mismo subjetivismo que les imputa a los supuestos “ungidos” de los TJ, porque ¿cómo ha averiguado usted, de forma tan convincente, su condición de “ungido”? Es cierto que nos afirma estar convencido de su pertenencia, pero…… ¿no le podría engañar su corazón lo mismo que, según dice, les ocurre a los supuestos “ungidos” de los TJ que afirman ser tales? Porque a estos, Sr. Olcese, le aseguro a usted que tienen el mismo “convencimiento personal” que afirma tener usted y que, por otra parte, no hay razón objetiva alguna para dudar que ello sea así. ¿O es que a usted no le aplican las palabras de Jer. 17:9 y su corazón está “blindado”, frente a un engaño potencialmente perverso…… por ello inmune, a las potencialmente peligrosas maquinaciones del diablo? No se olvide que si Satanás ya consiguió influir en el corazón de un discípulo directo de Jesús como fue Judas, según Juan 13:2 y solo por citar un texto que usted mismo usa en su exposición, luego que admite como válido ¿tendríamos que pensar que se cree usted a salvo de tan maligna influencia diabólica?

Porque nos tendrá que reconocer, que el que usted se considere a sí mismo, como depositario de semejante privilegio (nada menos que el ser un “ungido”), le pone exactamente en la misma posición que los TJ (entre otros) y a los que de forma tan vehemente critica. No se puede olvidar, por otra parte, que aunque usted nos diga apoyarse en las Escrituras para llegar a semejante convencimiento, no es menos cierto que los textos que usted usa para avalar su afirmación de pertenencia, son exactamente los mismos que usan los miembros supuestamente “ungidos” de la Watchtower y de la que, dicho sea de paso, servidor fue miembro por más de treinta años, por lo que ¡fíjese si sabré de qué le estoy hablando!…… luego y por aquello de ir resumiendo ¿por qué hay que creerle a usted sobre lo de su supuesta “unción” y a los “ungidos” de los TJ, negarles dicha credibilidad?

Y es cierto, pasando ya a otro tema, que usted tiene mucha más audiencia que un servidor…… es más: de un tiempo a esta parte y para que su gozo sea pleno, tengo que reconocerle que, aunque de forma leve, noto que esta me va menguando; otra cuestión es si eso es bueno o malo y que desde un punto de vista objetivo redunda en mi favor, porque veamos: en un mundo cada vez más alejado de Dios como el actual, un blog que solo hable de Dios y como es este, lo razonable es que vaya perdiendo audiencia de forma progresiva. Todo lo contrario a lo que ocurre con aquellos blogs que en un “tótum revolútum” lo mezclan todo (noticias de prensa, de ovnis, de brujería, etc.) y que encima dicen aquello que la gente quiere oír, como por ejemplo, que todos seremos reyes al lado de Jesucristo, que seremos inmortales, que tendremos poder sobre muchas ciudades y estupideces por el estilo, que es lo que usted propone en el otrora un blog puntero en la red y que en la actualidad, se pasa días sin publicar nada; ni hablemos ya de ese “estropajo” en el que publica bochornosos videos en contra de los TJ, muchos de los cuales con una duración que no llega ni al minuto de duración…… eso sí: de cuando en cuando nos sale con la “machada” de que ya tiene “miles” de videos publicados y así alimentar su sobredimensionado ego.

Sin embargo, Sr. Olcese y ya que hablamos de ello, aquí hay algo que no me cuadra: porque si bien usted me habla de los “millones” de personas que visitan sus blogs y se suscriben a los mismos, cuando uno analiza la cantidad de visitas y comentarios que tiene, por ejemplo, en su blog de videos (en su blog de cabecera, apenas publica nada, repito), resulta que las cuentas no salen…… y si a ello le sumamos que es usted mismo el que continuamente tiene que estar suplicándole al “personal” que no cierre la visualización del contenido de dichos videos a la mitad, sino que haga un esfuerzo para acabar de visionarlos y por su “gran interés”, aunque sea en dos o tres etapas, eso de tantos millones de visitas y de los suscriptores que van en constante aumento, como que no suena demasiado convincente ¿no cree? Dicho lo cual, continuemos avanzando:

YO MAYORMENTE TE HE TRATADO CON RESPETO, Y HE SABIDO SOPORTAR ESTOICAMENTE TUS INSULTOS Y DESPRECIOS, PORQUE HE COMPRENDIDO QUE NO ERES TÚ QUIEN HABLA ESAS PATRAÑAS, SINO EL ENEMIGO DE LOS SIERVOS DE DIOS QUE A VECES SE METE EN EL CUERPO DE SUS VENTRÍLOCUOS INCAUTOS.”

Del respeto con el que usted me ha tratado siempre, se puede encontrar una pequeña muestra en el video que me dirigió el 12/03/13…… entre otros.

FINALMENTE DEBO DECIRTE QUE NO CUESTIONO TU HONESTIDAD, Y SÉ QUE HACES MALABARES INTELECTUALES PARA PODER SOSTENER TUS CURIOSAS “ENSEÑANZAS BÍBLICAS”, TAL COMO LO HACEN LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ, CUANDO TUERCEN LAS ESCRITURAS A SU GUSTO. PERO YA SABEMOS QUE TAMBIÉN DAREMOS CUENTA POR HABER TORCIDO LAS ESCRITURAS PARA SOSTENER ENSEÑANZAS DE DEMONIOS. FELIZMENTE, A DIFERENCIA DE TI, YO ME SACUDÍ DE TODAS LAS FALSAS DOCTRINAS DE LA WATCHTOWER Y YA NO ESTOY CONTAMINADO CON LOS ERRORES QUE DIVIDEN EL CUERPO DE CRISTO. YO CREO QUE DIOS NO HACE ACEPCIÓN DE PERSONAS, Y TÚ SÍ. TU CREES QUE HAY DOS GRUPOS DE CRISTIANOS CON PROMESAS DISTINTAS, Y YO NO. YO SÉ QUE DIOS NO ES PARCIAL, PERO TÚ PARECES CREER QUE SÍ LO ES, Y ESO ES TRÁGICO, SINCERAMENTE.”

¡Hombre, Sr. Olcese, decir que hago “malabares intelectuales” para sostener mis “curiosas” enseñanzas bíblicas, cuando le obligué a retractarse públicamente de una de las suyas y defendida desde que yo le conozco, como era la de los “millones, miles de millones” que según usted tenían que reinar con Cristo en el reino de Dios…… ¿no cree que es pasarse un poco?! Porque recordará que se la estuve rebatiendo por más de dos años (ahí está la hemeroteca para confirmar dicho extremo) y al final tuvo que retractarse de dicha afirmación en un video publicado el 03/01/12 diciendo que, no solo usted realmente “no sabía” si esto era así (minuto 10´55 de grabación), sino que dicha idea “no estaba” contenida en las Escrituras (minuto 16´45 de grabación)…… sin embargo, sorprendentemente, usted lo estuvo enseñando por casi tres años como una gran “verdad” y lo que me lleva a preguntarle ¿qué criterios sigue usted, para sostener las “enseñanzas” que actualmente está proponiendo y que, dicho sea de paso, se las tengo todas objetadas y sin que sea capaz de responder a dichos requerimientos? Por lo tanto, lo menos que puede hacer es callarse y no alborotar “el gallinero”, máxime cuando por el mismo pulula un “gallo” de armas tomar, u séase aquí “el menda”…… pero continuemos:

BUENO, LO CIERTO ES QUE CREO HABER REFUTADO EFICIENTEMENTE MUCHAS DE TUS INTEPRETACIONES PRIVADAS O PERSONALES DE LAS ESCRITURAS, CON LAS MISMAS ESCRITURAS, Y CON ALGO DE SENTIDO COMÚN. SÉ QUE EN TU CORAZÓN YA TE HAS CONVENCIDO DE LA VERACIDAD DE MUCHAS DE MIS CREENCIAS BÍBLICAS, Y AUNQUE NO LO ADMITAS ABIERTAMENTE, SÉ QUE ES ASÍ.”

Y es que usted, le repito, no ha sido capaz de refutarme nada de nada, sino que lo que ha hecho de forma continuada es responder a mis objeciones mediante el sencillamente reafirmarse en sus disparatadas propuestas (como si la repetición continuada de una mentira, llegara a convertirla en verdad), pero sin entrar a desmontar mis argumentos y que es de lo que se trata. Como ejemplo de lo que le digo, tenemos que aún no nos ha aclarado cómo puede ser posible que si los gobernantes con Cristo en el reino de Dios tienen que participar obligatoriamente de la llamada “primera” resurrección (Rev. 20:6), aquellos que sobrevivan a la “gran tribulación” (Rev. 7:14), eso es, que pasan con vida al reino de Dios, luego difícilmente pueden participar de resurrección alguna, puedan en modo alguno sumarse a dichos gobernantes…… máxime teniendo en cuenta que la mencionada “primera” resurrección se produce tres años y medio antes de que aparezcan en escena dichos sobrevivientes, como he publicado en varias ocasiones y sin que usted me negara la mayor; pero continuemos:

ESPERO, SIN EMBARGO, QUE ALGÚN DÍA RECONOZCAS ABIERTAMENTE DE QUE LOS GRANDES HÉROES DE LA FE DEL LLAMADO ANTIGUO TESTAMENTO NO SERÁN MEROS VASALLOS DEL REINO DE CRISTO, SINO REYES Y SACERDOTES QUE GOBERNARÁN LADO A LADO CON EL MESÍAS JESÚS. ESTO DEBERÁS ADMITIRLO CON HIDALGUÍA Y HONESTIDAD EN ALGÚN MOMENTO DE TU VIDA Y NO CALLARLO POR UN SIMPLE ORGULLO BARATO.”

Pero vamos a ver, Sr. Olcese ¿cómo puedo creerme semejante estupidez, como la que nos está proponiendo en este párrafo y que siempre ha mantenido en el tiempo? Y disparate en el que se repite continuamente, en el sentido de afirmar con gran vehemencia que los notables del AT como los Abraham, Isaac, Jacob, David, etc. etc. también reinarán al lado de Cristo en lo que no es más que una verdadera salvajada y producto de una mente obtusa y disparatada como la suya; además usted incide enfáticamente en dicho extremo en el caso de los personajes de David y Abraham, como aquellos que por sus innegables méritos no pueden ser apartados de ninguna manera de gobernar con Cristo en el reino de Dios…… pero resulta que dichos personajes fueron antepasados de Jesús y por lo que según el Sal. 45:16, resulta que no pueden en manera alguna reinar con Cristo, pues en el mismo se nos dice lo siguiente:

En lugar de tus antepasados (o “padres”, según versiones) llegará a haber tus hijos, a quienes nombrarás príncipes en toda la tierra.” (Acotación mía).

Luego si esos antepasados precisan de ser nombrados “algo”, en este caso príncipes, en el momento de levantarse de nuevo a la vida, significa que no han participado de la “primera” resurrección, pues los que en ella lo hacen ya se levantan con la condición de inmortales reyes y sacerdotes y por lo que no precisan de nombramiento alguno…… además del hecho y del que usted en su supina ignorancia nunca ha reparado, como es el que si bien se nos dice que serán nombrados príncipes (que no “reyes” y esta es otra), no así sacerdotes y condición sine qua non según Rev. 20:6, para reinar al lado de Jesucristo:

Feliz y santo es cualquiera que tiene parte en la primera resurrección; sobre estos la muerte segunda no tiene autoridad, sino que serán sacerdotes de Dios y del Cristo y reinarán (luego también son reyes) con él por los mil años.” (Acotación mía).

Por lo tanto, Sr. Olcese, su planteamiento y al igual que lo ya señalado acerca de los “millones, miles de millones” que tenían que reinar con Cristo y del que estaba usted tan “convencido”, no es más que un puro disparate; le recuerdo que sobre Abraham usted siempre ha afirmado que lo del premio “sobremanera grande” significa que dicho personaje reinará al lado de Cristo…… sin embargo, aún espero que dé respuesta a mi escrito del 13/05/15 en el que le muestro bíblicamente qué esto no es así, sino que lo que realmente le fue prometido a dicho personaje es otra cosa muy distinta y que nada tiene que ver con lo que usted afirma; luego ¿por qué será, Sr. Olcese, que usted aún no se ha pronunciado sobre mi planteamiento? ¿ Quizás porque tengo razón…… y mejor “no meneallo”, para que pase desapercibido su nuevo fracaso “teologal”?

Y es que no puede responderlo, porque su planteamiento no es más que fruto de su incapacidad congénita para, no solo entender las Escrituras, sin incluso de aquello que lee, porque veamos: la promesa divina, o pacto, de hacer de algunos individuos reyes y sacerdotes para Dios se gesta muy atrás en el tiempo, concretamente en el momento en que el pueblo de Israel fue liberado de la esclavitud en Egipto y establecido en los siguientes términos:

“…… “Y ahora si ustedes (obviamente, aquellos que en ese momento estaban presentes) obedecen estrictamente mi voz y verdaderamente guardan mi pacto, entonces ciertamente llegarán a ser mi propiedad especial de entre todos los demás pueblos, porque toda la tierra me pertenece a mí. 6 Y ustedes mismos llegarán a ser para mí un reino de sacerdotes y una nación santa”. Estas son las palabras que has de decir a los hijos de Israel.” (Éxo. 19:5-6). (Acotación mía).

Luego la pregunta clave es con quiénes fue establecido dicho pacto y lo que nos lleva al meollo de la cuestión en dónde se nos aclara que ni Abraham, ni Isaac, ni Jacob, ni sus doce hijos y por supuesto, personajes bíblicos anteriores a estos tienen parte alguna en ese gobierno de reyes y sacerdotes prometido por Jehová Dios…… y eso, Sr. Olcese, no me lo invento yo, sino que lo dijo el propio Moisés unos 40 años después de haberse establecido dicho pacto (y personaje que como mediador del mismo, algo sabría del asunto), en el siguiente versículo:

No fue con nuestros antepasados con quienes Jehová celebró este pacto, sino con nosotros, todos nosotros los que estamos aquí hoy vivos.” (Deut. 5:3).

Y que en la versión RVC, entre otras, se transcribe de la siguiente manera:

Este pacto no lo hizo el Señor con nuestros padres, sino con todos nosotros, los que hoy estamos aquí con vida.”

Por lo tanto queda claro que esos personajes mencionados y por ser anteriores al establecimiento del pacto en cuestión, quedan totalmente excluidos del mismo, eso es, no entran a participar en el tal y por lo que no pueden reinar con Cristo en el reino de Dios…… recordemos que los pactos y por su propia naturaleza, no tienen efectos retroactivos, sino que solo atañen a los que participan en el mismo y manifiestan aceptar sus condiciones, así como aquellos que posteriormente decidan apegarse al mismo y que es lo que se plantea en el pacto celebrado entre Dios y Su pueblo Israel en las llanuras del Sinaí. Pero claro, Sr. Olcese, resulta que si ello es así y así es, pues la Biblia no miente y teniendo en cuenta que usted acepta que Dios no hace acepción de personas, sería del todo irrazonable pensar que los antepasados de Jesús posteriores a Abraham, como David y tantos otros (como los profetas) que aparecieron después de Moisés, el mediador de dicho pacto, sí formaran parte de dicho gobierno celestial, cuando a todos se les consideran parecidos merecimientos ¿o es que Abraham es menos merecedor que David? Cuestión irresoluble si no tomamos en consideración lo dicho en el Sal. 45:16, en el sentido de que ningún antepasado de Jesús puede reinar con él en el gobierno del venidero reino de Dios…… de lo contrario y ya que usted afirma que responde a todas las objeciones que yo le planteo ¿cómo nos resuelve este “embolao” y de manera que lo entendamos todos? Plenamente convencido de que no lo hará, continuemos con su correo:

BUENO, AHORA SÍ TE DEJO, AMADO ARMANDITO, Y DESDE HOY EMPEZARÉ A ORAR POR TI PARA QUE EL SEÑOR TE QUITE TODA AMARGURA DE TU CORAZÓN, FRUTO DEL ODIO Y DEL RESENTIMIENTO. ES HORA QUE MATEMOS LA CARNE Y REAVIVEMOS EL ESPÍRITU SANTO. TÚ TIENES LA OPCIÓN DE LLENARTE DEL UNGIMIENTO DEL ESPÍRITU SANTO SI SÓLO LE PIDES AL SEÑOR QUE TE LLENE DE SU ESPÍRITU. RECIÉN ENTONCES DEJARÁS DE DESPRECIARME Y ODIARME, Y POR VEZ PRIMERA SENTIRÁS AMOR POR LOS QUE PARECEN SER ANTIPÁTICOS Y ADVERSARIOS DE UNO.”

Entonces Sr. Olcese ¿le tengo que pedir a Dios que me dé el mismo “espíritu santo” que al parecer le guía a usted, según se deduce de su propia afirmación?:

Ahora bien, “Ungidos con el Espíritu Santo” resalta otras bendiciones colaterales que Dios nos añade cuando nos entrega el Espíritu Santo, PERO LO MÁS IMPORTANTE ES QUE NOS GUÍA A LA VERDAD (Ver Juan 16:13). NADIE PUEDE SER GUIADO A LA VERDAD SIN EL ESPÍRITU OBRANDO EN ÉL.” (Negritas mías).

Afirmación en la que se reitera en otro de sus artículos y en la que nos afirma lo siguiente:

Al contrario, soy un hombre muy feliz y dichoso, ya que por fin tengo la libertad que no gozan ellos para escribir y tener mi sitio web donde puedo exponer mis creencias personales y mis “descubrimientos” bíblicos según me lo revela el Espíritu de Dios. Sólo el Espíritu de Dios nos guía a la verdad.” (Negritas mías).

Ese espíritu “de Dios” que le engaña con lo de los “millones, miles de millones” que tenían que reinar con Cristo y que le hace salir en sus videos con esa pinta de payaso (nada que ver con los dignos profesionales en el arte de llevar un poco de alegría al “personal” y que merecen todo nuestro respeto y consideración) y encima medio borracho, pues de lo contrario no se entiende su comportamiento en el video (13/10/12) que se corresponde a la imagen que encabeza este artículo…… ¿es este el espíritu que, según usted, debo de pedir para que me “guíe”? Porque habrá usted escogido al “espíritu tonto”, pues de lo contrario no se entienden sus disparatadas propuestas; lo que ocurre, Sr. Olcese, es que lo que le guía a usted no es el espíritu santo de Dios y que no se equivoca, sino el espíritu de Satanás y de ahí que sus enseñanzas se cuenten por mentiras y no pueda rebatir ni una sola de las objeciones que sobre las mismas se le plantean…… y es que usted no es más que un pobre hombre que se cree ser el ombligo de mundo bíblico, con un ego exacerbado que no cabe dentro de su cuerpo y lo que le lleva, como hemos visto, a creerse y con esa “pinta” de descerebrado, nada menos que un “ungido”, un Hijo de Dios.

En otro orden de cosas, señalarle que esa afirmación de que un servidor le odia, no es más que un intento de desviar la atención del “personal” del verdadero punto central del asunto: usted es incapaz de poder responder a mis objeciones y cuestión que le deja en el más absoluto de los ridículos, por lo que piensa que haciendo alusión a un supuesto “odio” que siento por usted, la gente entenderá el porqué del que yo me meta con usted. Pero resulta que la cuestión no radica en esto, sino en el hecho de si en lo que yo le discuto tengo razón o no…… y como si la tengo y de ahí que no pueda desmontar mis argumentos, pasa a intentar desmerecer a la persona o, dicho sea de otra manera, en centrar la atención en el mensajero y no en el mensaje que este trae. Por otra parte, usted se apoya en una supuesta autoridad escritural sobre mí persona, por el hecho de que ha cursado estudios en teología y lo cual no le discuto…… en todo caso estudios estos u otros cualesquiera que yo no tengo; y ahí radica su error, pues contrario a lo que usted piensa sus supuestos conocimientos teológicos y en lo cuales se apoya, nada tienen que ver con el que uno entienda lo que dicen las Escrituras, siempre que tengamos en cuanta lo que dijo Jesús en su momento:

En aquella misma hora se llenó de gran gozo en el espíritu santo y dijo: “Te alabo públicamente, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has escondido cuidadosamente estas cosas de los sabios e intelectuales y las has revelado a los pequeñuelos. Sí, oh Padre, porque el hacerlo así vino a ser la manera aprobada por ti”.” (Luc. 10:21).

Según estas palabras, Sr. Olcese (y algo sabría el Hijo de Dios sobre el tema), el entender las Escrituras no depende de los altos conocimientos que uno tenga en la materia que sea, teología en este caso, sino en el hecho de que Jehová Dios le permita a uno el entender Su Palabra y lo que, ciertamente, no es este su caso; por ello es incapaz de proponer alguna enseñanza ajustada al contexto escritural y tenga que recurrir al campo de lo personal, afirmando que yo “le odio”…… cuando lo más práctico es desmontar argumentos con textos bíblicos y por aquello de “papeles hacen callar bocas”. En el caso que nos ocupa y como ejemplo de lo que le quiero decir, el texto que acabo de señalar de Luc. 10:21 desmonta toda su fantasiosa estructura en el sentido de que por estar diplomado en “teología”, usted ya tiene que saber más que un servidor de lo que nos explica el contenido escritural y que es lo que nos viene a dar a entender.

ESPERO QUE ESTO TAMBIÉN SEA PUBLICADO EN TU BLOG.
SINCERAMENTE,
INGENIERO MARIO OLCESE SANGUINETI (APOLOGISTA)

Esperando que se haya visto complacido en su petición, permítame que le reitere una pregunta que le formulé en uno de mis anteriores artículos y a la que hasta el momento no ha dado atención: ¿qué piensa usted acerca de mí afirmación en el sentido de que entre Septiembre y Octubre próximo se podría iniciar la profética “semana 70” de Dan. 9:27 con la aparición del “anticristo” y con ello, los últimos siete años del mundo como lo conocemos? Porque acabo de visualizar uno de sus videos (11/08/15) en los que critica a los TJ por no concretar para cuando llega “el fin”, pero en el que cae usted en el mismo error de ellos al no pronunciarse tampoco para, en función de las señales que tenemos (“lunas rojas”, caos mundial, destrucción medioambiental, la generación que no pasará a partir del establecimiento de Israel de nuevo como nación, etc.), pronunciarse en dicho sentido…… ¿es que el espíritu que “le guía” no está al tanto de ello, o quizás está de vacaciones, o es que usted es lo mismo que los TJ, eso es, un auténtico farsante al que tampoco le importa un bledo el orientar un poco a sus seguidores, sobre acontecimientos tan cruciales para su inmediato futuro? ¡Haga algo por ellos y oriénteles, hombre!

Por lo que espero que haga pública su respuesta, aunque la circunstancia de que aún no se haya posicionado en contra de mi propuesta y teniendo en cuenta que la primera alerta la di el 22/04/14 y para el 20/02/15 (también en otros escritos posteriores) ya me “arrimé” un poco más y marque el espacio para finales del verano del año en curso, me hace pensar que no tiene usted ni puñetera idea del tema y que, al igual que los TJ, no se quiere “mojar”…… pero en fin, no perdamos la esperanza y esperaremos a ver que nos dice usted.

Armando López Golart

Anuncios

¡LA DUDA OFENDE, D. MARIO!

Posted in Uncategorized with tags , , , , , , , , on 01/01/2014 by Armando López Golart

1359304977-646Hace poco, recordarán ustedes que desde este blog se publicó un artículo en el que nos oponíamos al planteamiento expuesto por dicho autor en uno de sus videos de crítica a los TJ y en el que se manifestaba contrario a lo que estos (y la inmensa mayoría de teologías cristianas) siempre han afirmado en el sentido de que Jesús tuvo un cuerpo perfecto durante su estancia entre nosotros…… eso es, que la afirmación de dicho caballero era que Jesús no tuvo un cuerpo perfecto  cuando estuvo aquí en la tierra; pues bien, hará unos pocos días y dirigido a un servidor, en nuestro blog se recibió el siguiente correo de Apologista:

-apologista commented on LA NUEVA “GAMBERRADA” DE APOLOGISTA MARIO OLCESE-

Don Armando, una sola pregunta para que me la respondas con la mayor honestidad posible: ¿Eres tú parte del cuerpo de Cristo, o no?

Decir y como primera providencia, que es obvio que dicho caballero leyó dicho escrito y que, increíblemente, esta fue su única respuesta al mismo, lo que ciertamente me ha dejado un poco sorprendido; pues pasándose totalmente por alto la fuerte objeción señalada en el mismo hacia su extraño planteamiento, pasa olímpicamente de ella y me sale “por los cerros de Úbeda” como decimos en España, soltándome esa pregunta que considero una auténtica “chorrada” totalmente fuera de lugar y que me lleva a responderle lo siguiente:

En primer lugar, D. Mario, entiendo la pregunta como una “chorrada”, porque Ud. es el menos indicado para dudar de mi honestidad; porque ya aceptando que en algunas veces me he pasado de “rosca” (por lo que pido disculpas, pero como diría el castizo “es que así me ha pario mi mare”), el caso es que usted ha sido “victima” destacada de la misma; por lo que dudar de mi honestidad, no parece que a estas alturas de la “película” tenga mucho sentido…… ¡pero en fin!

En segunda lugar, entiendo como improcedente y sin sentido dicha pregunta, pues usted sabe que constantemente me he manifestado en mis artículos en el sentido de que a día de hoy no existen sobre la tierra “ungidos” a la manera de los Pedro, Juan, Pablo y tantos otros del primer siglo, eso es, aquellos que han de reinar con Cristo y a los que Pablo define, efectivamente, como miembros del “cuerpo de Cristo” (1 Cor. 12:27), en definitiva la “iglesia” o “congregación” de personas (Col. 1:24) bautizadas con espíritu santo y por lo que, difícilmente, me podría considerar yo como parte de ese cuerpo, ya que (le repito la idea) no existen a mi entender y a día de hoy, personas que ostenten dicha condición. Es más, me permito señalarle D. Mario, que usted jamás me ha refutado dicho planteamiento (sustentado en la clara información que de dicha cuestión nos da el libro de Hechos de los Apóstoles), sino más bien al contrario, ha continuado tirando “balones fuera”, eso es, ha continuado ignorando mis argumentos al respecto y dándoselas de “ungido” o miembro de dicho “cuerpo de Cristo”, pero sin dar prueba alguna de que ello es así…… o sea, que al igual que a los “ungidos” de los TJ y a los que usted tanto critica, nos propone a los demás, exactamente lo mismo que nos proponen ellos: les tenemos que creer sencillamente porque ellos “afirman” ser tal, o sea, tenemos que creerle en su personal afirmación de ser un Hijo de Dios y por tanto, miembro del “cuerpo de Cristo”, sencillamente porque usted lo dice y sin nada que respalde dicha afirmación.

Y en tercer lugar, ya me disculpará D. Mario, pero que del artículo al que responde en su correo, solo se le haya ocurrido esa pregunta y no el mencionar siquiera algo acerca de la seria y dura objeción de la que ha sido objeto, en el sentido de lo disparatado de su afirmación sobre la no perfección del cuerpo de Jesús cuando transitó por este valle de lágrimas, me parece un total despropósito…… a menos que debamos de entender de dicho silencio que usted y, por aquello de que “el que calla otorga”, reconoce su error y acepta mi objeción como buena; pero lo que deja en muy mal lugar, dada su condición de teólogo y que es lo que nos ha estado “vendiendo” hasta el momento (y que yo tampoco soy). Pero lo que está claro, D. Mario, es que Jesús o bien tuvo un cuerpo “perfecto” o bien lo tuvo “imperfecto”, luego dado que las dos cosas al mismo tiempo no pueden ser, le ruego me permita el atrevimiento de rogarle que, públicamente, nos diga quién de los dos está en lo correcto…… si usted, o un servidor y por aquello de personalizar la cuestión.

Pero ya metidos en harina y puesto que usted afirma ser un “ungido”, por tanto “guiado” por el espíritu santo de “la verdad” (Juan 16:13) y a diferencia del que le habla (pues le vuelvo a repetir que yo no me considero un “ungido” ni nada que se le parezca), me gustaría que nos explicara en alguno de sus videos como se puede entender que, sí Jehová ya tiene tantos “ungidos” sobre la tierra y siempre según se deduce de sus enseñanzas, Sr. Olcese, tenga la necesidad de enviar más de ellos en un futuro inmediato en la forma de un “pequeño resto” y que es lo que se infiere de Rev. 6:9-11 y 11:3…… ¿será acaso, porque los que supuestamente “tiene” ahora en la tierra, son unos inútiles y que no le sirven para nada, eso es, que son más falsos que un “duro” sevillano? (porque de lo contrario, no hay manera de entender el contexto escritural, tal como está expresado). Y es que recordará, amigo Mario, que en no pocas ocasiones se ha “descolgado” usted manifestándose en el sentido de que la segunda venida de Jesucristo está “condicionada” al esfuerzo de los cristianos actuales (todos “ungidos” según sus propias afirmaciones) en extender las buenas nuevas del evangelio por toda la tierra; y que a tenor del “éxito” que estamos viendo en el empeño, dicha “tarea” suena a una completa “chapuza”…… ¡vamos, que a este paso ya no le volvemos a ver el pelo! De ahí que “quizás” Jehová se vea en la necesidad de “arramblar” con tanto “fantasma” como hay suelto por estos lares y mandar a “ungidos” de verdad, los cuales se distinguirán por los inmensos poderes de los que, a diferencia de los supuestos “ungidos” actuales (usted, por ejemplo), serán dotados esos personajes por aparecer (Rev. 11:5-6).

También me gustaría, que en función de ese espíritu que afirma le guía a usted, supuestamente el de Dios (ya conoce mi posición contraria a ese supuesto), que nos explicara cómo desde esa posición y sin ruborizarse, se puede mantener que las personas que en un futuro conformarán la “gran muchedumbre” que sobrevive a la “gran tribulación” (Rev. 7:9; 14) y siendo que pasan con vida al reino de Dios, puedan participar en el gobierno de dicho reino en calidad de inmortales reyes y sacerdotes, cuando el caso es que solo pueden adquirir dicha condición aquellos que participen de la llamada “primera” resurrección de Rev. 20:6 y pasaje que transcribo de su Biblia de referencia, la RV 1960:

Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años.”

Luego si uno no tiene parte en esa “primera” resurrección y como es el caso de los que sobreviven a la “gran tribulación” ya que no mueren y cuestión al alcance de cualquier mente medianamente “amueblada”…… pues eso: ¿cómo puede afirmar usted y sin ponerse “colorao”, el que esas personas sí reinarán con Cristo en el reino de Dios?

Y si no lo considera como un abuso, Sr. Olcese y ya aprovechando la ocasión ¿nos podría explicar cuántos antepasados de Jesús serán nombrados por éste como “príncipes” sobre la tierra, dado que como publiqué en un anterior artículo titulado Los “antepasados” de Jesús…… y el Sal. 45:16, si bien Jacob fue antepasado de Jesús, no así su hermano Esaú, o sí bien lo fue Judá, no así el resto de sus once hermanos y por poner solo un par de ejemplos? Es más ¿por qué la necesidad de ser nombrados “príncipes” sobre la tierra dichos personajes, si según Rev. 20:6 y cómo hemos visto, los que se levantan en esa “primera” resurrección ya lo hacen con el título de inmortales reyes y sacerdotes y que solo se puede adquirir mediante el participar en ella, sin el cual no se puede reinar con Cristo en el gobierno milenario del reino de Dios? Y es que si los citados antepasados de Jesús precisan de un nombramiento al ser resucitados, solo puede ser porque no han participado de dicha “primera” resurrección…… sino de otra diferente ¿o no es así, D. Mario?

Lo que nos lleva a otra de sus extrañas enseñanzas y que tiene que ver con el tema de una segunda resurrección, no durante el milenio como sostengo yo y según entiendo del registro escritural, sino al final del mismo y según afirma usted, para juicio o destrucción eterna de los “injustos”; luego explíqueme, por favor, en cuál resurrección se levantan esos antepasados de Jesús y en la que en lugar de ser destruidos, se les concede un nombramiento como “príncipes” sobre la tierra (Sal. 45:16). Y que no se levantan en la “primera” y como ya he apuntado, queda claro dado que esta resurrección ya concede automáticamente la inmortalidad y la condición de rey y sacerdote de Dios y del Cristo y por lo que no se precisa de un posterior nombramiento como de “príncipes”, dado que su posición es infinitamente superior a la de “príncipe”; por lo que es obvio que esos antepasados de Jesús no han participado de dicha “primera” resurrección…… pero lo curioso, es que tampoco lo hacen en la segunda que usted nos coloca para el final de los mil años y para destrucción eterna, puesto que en lugar de ser destruidos, son recompensados con un título nobiliario; entonces, permítame que le repita la pregunta ¿en cuál resurrección se levantan esos antepasados de Jesús, Sr Olcese? ¿A ver si resultará que también tengo razón, al colocar la segunda resurrección durante el milenio y usted está equivocado (como en tantas ocasiones) al colocarla al final del mismo, lo que le lleva a cometer un brutal error en la correcta interpretación del Plan de restauración de Dios, según Hech. 3:20-21?

¡Hombre! yo ya sé que no me responderá, a menos que quiera correr el riesgo de quedar en evidencia por enésima vez, dado que dichas cuestiones y que forman parte de sus enseñanzas fundamentales, ya me las tendría que haber respondido desde hace muchísimo tiempo…… y si no lo ha hecho hasta ahora, es sencillamente porque no ha podido hacerlo ¡vamos, eso es de “Perogrullo”! Pero digo yo, que alguna vez nos tendrá que demostrar eso de su supuesto “ungimiento” y así como lo de que el espíritu santo le “sopla” al oído nuevos “descubrimientos” bíblicos; porque lo que ocurre, es que de no dar cumplida respuesta a dichos asuntos, mucho me temo que ello corroboraría mis fundadas sospechas en el sentido de que no es el espíritu santo de Dios precisamente el que le guía a usted, sino otro de muy distinto signo, ya que de lo contrario me podría responder fácilmente a lo que le estoy planteando…… pero en fin, D. Mario, en todo caso a usted le toca ahora mover ficha.

Armando López Golart

TANTO MONTA, MONTA TANTO……

Posted in Uncategorized with tags on 07/02/2013 by Armando López Golart

tanto%20monta_editora_4_49Palabras las citadas que en el siglo XV figuraban en el escudo de armas de los Reyes Católicos en España y en su sello real y con el que autentificaban sus documentos reales y frase que completada siglos después, decía lo siguiente: “Tanto monta, monta tanto, Isabel como Fernando”; la primera, reina de Castilla y el segundo, Fernando rey de Aragón y después de su matrimonio, promotores de la unidad de España y lema o divisa con la que señalaban el poder compartido que se concedieron en sus respectivos reinos y posteriormente en toda la España unida: tanto daba quien de ellos firmara un documento, pues la firma de uno de los dos equivalía a la autoridad de ambos, pues así se había establecido por real decreto.

¿Y a qué viene eso ahora, quizás se estará preguntando ustedes, con esa lección de historia hispánica? Pues viene a cuento de un correo que hemos recibido en este blog, en relación al escrito que momentos antes habíamos había dirigido a Apologista Mario Olcese, bajo el título “D. Mario Olcese…… y sus “análisis a fondo” ” y siendo el caso que el autor de dicho correo, hace la siguiente valoración del artículo en cuestión; correo que como tenemos por costumbre en este blog, transcribimos sin retoque alguno:

Lamentable por cierto lo que está sucediendo entre dos bloguistas. La Biblia habla por sí misma sobre quiénes reinaran con Cristo y quiénes serán los súbditos, quiénes son el rebaño pequeño y quiénes sera las otras ovejas. Quiénes han nacido del agua y del espíritu y quiénes no., a quienes le quitaron el Reino y a quienes se lo dieron, quiénes son el Israel natural y quiénes son el Israel de Dios. Donde estaba la Jerusalen terrenal y de donde viene la Nueva Jerusalen.. Hay cosas que son simbólicas y hay cosas que son literales, el contexto y la buena fe nos ayudan a obtener entendimiento y sabiduria.” (Negritas nuestras).

Bien; y después de tan estimulador y moralizante comentario, que en nada compromete a dicho caballero y que nada aporta al tema de fondo, pero que le permite quedar como un rey y como el bueno de la película, pues tal parece que se coloca muy por encima de la “lamentable” actitud de “los dos blogueros” en cuestión y que como ya nos mencionó en cierta ocasión y citándonos de 2 Tim. 2:23, solo conduce al envolverse en “cuestiones necias e ignorantes” que solo conducen a peleas y con lo que le estaríamos haciendo el “caldo gordo” a Satanás, con tantos “dimes y diretes”…… y punto de vista el suyo, tan respetable como pueda ser el nuestro, pero que nada tiene que ver con la realidad de lo que nos estamos jugando; por ello nos permítannos nosotros señalarle a dicho caballero, lo que sí nos parece verdaderamente lamentable:

Nos parece lamentable esta igualación que ha establecido entre ambos “blogueros” y metiendo a los dos en el mismo saco, sin siquiera intentar razonar sobre cuál de los dos expone lo correcto del registro escrito y en consecuencia defendiendo, no solo el contenido estricto de la Palabra de Dios, sino a aquellas personas que teniendo escasos conocimientos bíblicos, pero proclives a creer en Dios y sus propósitos para con la humanidad, son engañadas continuamente por esa chusma de supuestos “ungidos” y sobre todo “falsos maestros” (2 Ped. 2:1) que pululan por ahí y de los que Pedro (en última instancia Jehová) afirmó que su fin último es el “introducir calladamente sectas destructivas” y con lo cual, no estaríamos hablando de ninguna broma.

Pero lo que nos parece también muy lamentable, que no entienda el autor de dicho correo que esos principios que expone en el mismo y que son por los que en este blog apostamos, son precisamente los que intenta desbaratar Satanás, por medio de sus agentes terrestres y tal como nos recuerda Pablo:

Ahora, si las buenas nuevas que declaramos están de hecho veladas, están veladas entre los que están pereciendo, 4 entre quienes el dios de este sistema de cosas ha cegado las mentes de los incrédulos, para que no pase a ellos la iluminación de las gloriosas buenas nuevas acerca del Cristo, que es la imagen de Dios.” (2 Cor. 4:3-4).

Y como es obvio, la forma de conseguir dicho propósito es por medio de la religión falsa o la adulteración de la Palabra de Dios, a cargo de cualquiera que se preste a ello, bien sea por acción (aquellas personas a las que nosotros denunciamos) o bien sea por omisión, como obviamente es el caso que le aplica al remitente de dicho correo; porque puesto que nos consta que tiene mucho conocimiento de la Palabra de Dios (ser TJ por muchos años, la mayoría de ellos sirviendo de anciano, algo tiene que haberle enseñado), no puede permanecer “viendo los toros de la barrera”, sino que tiene que involucrarse a favor del que según su personal criterio pueda estar manejando “la palabra de la verdad correctamente” (2 Tim. 2:15) en beneficio de aquellos que sinceramente deseen conocerla y así evitará dicho caballero, el tener “que avergonzarse” ante su Creador, por no haber contribuido en su momento a establecer la verdad, apoyando claramente a aquellos que la dicen y sean quienes sean.

Por lo que nos parece lamentabilísimo también, que en lugar de usar sus conocimientos (que los tiene) y el blog que acaba de crear para acudir en socorro de aquellos que nos batimos el cobre en defensa de la “saludable enseñanza” proveniente de Jehová en contra de tanto desaprensivo que anda suelto por ahí, engañando al personal, se olvide del consejo que Pablo dio en el siguiente pasaje:

“……. que se adhiera firmemente a la fiel palabra en lo que toca a su arte de enseñar, para que pueda exhortar por la enseñanza que es saludable y también censurar a los que contradicen.” (Tito 1:9).

Y por último, nos parece lamentable el hecho que se olvide de algunos textos que son fundamentales para los que más o menos hemos sido bendecidos por Jehová para entender Su Palabra y solo con el propósito de defenderla de tanto falsario que anda suelto por ahí, como podría ser el siguiente:

Pónganse la armadura completa que proviene de Dios para que puedan estar firmes contra las maquinaciones del Diablo; 12 porque tenemos una lucha, no contra sangre y carne, sino contra los gobiernos, contra las autoridades, contra los gobernantes mundiales de esta oscuridad, contra las fuerzas espirituales inicuas en los lugares celestiales.” (Efe. 6:11-12).

Y “fuerzas espirituales inicuas” que tienen a sus agentes terrestres en esos que imparten falsas doctrinas, trátese de organizaciones religiosas u otros que van por libre y que aprovechando la oportunidad que les brinda Internet, tergiversan la Palabra de Dios hasta el extremo…… y contra los que tenemos que luchar, tal como Pablo se pasó luchando con ellos casi todo su ministerio; luego nuestro amable comunicante y con su actitud contemplativa sobre el asunto y sin decantarse por ningún lado, está cayendo en el error que nos señala el libro de Proverbios:

Cualquiera que pronuncia justo al inicuo y cualquiera que pronuncia inicuo al justo…… aun ambos son cosa detestable a Jehová.” (Prov. 17:15).

Pues esto es, ni más ni menos, lo que resulta de meter a ambos contendientes en un mismo saco, cuando el caso es que dicen cosas diametralmente opuestas…… por lo que desde este blog, continuaremos haciendo en conciencia aquello que entendemos correcto hacer en defensa de la verdad contenida en las Escrituras y que es el tomar acción, desenmascarando a los falsos maestros y sus engañosas enseñanzas, para que ello redunde en la difusión de la “enseñanza saludable” de los verdaderos propósitos de nuestro Creador para con Su creación obediente (Hech. 3:20-21); y ya el tiempo dará o quitará razones.

MABEL

EL “PARÁ…”…… ¿QUEEEÉ?

Posted in Uncategorized with tags , , , , , on 22/09/2012 by Armando López Golart

¿A qué les suena a ustedes la expresión “paráclito”, aparte de “a chino”? Y ya les advertimos de entrada, que no estaríamos hablando de algún tipo de virus maligno, ni del último fichaje del Real Madrid ni nada parecido, sino de algo relacionado con un correo que hace unos pocos días recibíamos de una amable seguidora de nuestro blog y en el que nos formulaba una interesante pregunta, pues incidía en un tema muy útil (a la vez que de rabiosa actualidad) para las personas que quizás sin demasiada experiencia en esas lides, se dirigen por primera vez a la Biblia para aprender de su Creador y que se encuentran ante una barrera aparentemente infranqueable…… pero veamos la pregunta en cuestión (realmente son dos) y que es la segunda parte de la misma, la que ha dado pie a este artículo:

Armando, si el Espíritu Santo es la fuerza activa de Dios ¿qué papel juega con los de la “gran muchedumbre”? Porque también a ese Santo Espíritu se le denomina como el “consolador”, luego…… ¿es solo “consolador” de los ungidos?

Y es que uno de los problemas más complejos con los que se encuentran aquellos que se esfuerzan en aprender directamente de las Escrituras, está precisamente en las propias traducciones que de las mismas existen, dado que en la mayoría de ellas se usan unas expresiones, cuando no un tanto arcaicas, si por lo menos tendentes a la confusión por lo desusado de las mismas y que tal parece que están puestas adrede, para que uno no se entere de que va la cosa y acabe por desistir de su loable empeño. Eso cuando no se produce una estrafalaria traducción de algunos pasajes determinados y que contradicen flagrantemente el contexto escritural, con lo que ya se acaba de rematar la “faena” en cuanto a desorientar definitivamente al personal…… y no estaríamos hablando versiones de dudosa calidad, que también, sino de reputadas traducciones como pueda ser, por ejemplo, la versión RVR 1960 y usada como referente por la mayoría de autores bíblicos; sin embargo, veamos un error garrafal en la traducción del pasaje de Rev. 5:8-10, por ejemplo, e impensable en una versión de semejante prestigio:

Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero; todos tenían arpas y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos; 9 y cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación; 10 y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes y reinaremos sobre la tierra.”

Luego según leemos en la citada versión, fueron los “cuatros seres vivientes” y los “24 ancianos” (prominentes personajes celestiales del entorno más inmediato del Altísimo), los que fueron redimidos, los que fueron hechos reyes y sacerdotes y los que reinarían sobre la tierra y que como animalada interpretativa (y ya nos disculparán ustedes el exceso), no está nada mal…… y los “expertos” que usan la citada versión a diario, tocando el violón y sin enterarse de qué va la película. Sin embargo, veamos ahora como vierten el resto de traducciones dicho pasaje y que nosotros transliteraremos de la versión TNM de los Testigos de Jehová y que para nosotros, es sin duda alguna la más clara en su lenguaje o forma de expresarse…… la interpretación personal que hagan luego de su contenido dichos señores, ya es otra historia:

Y cuando tomó el rollo, las cuatro criaturas vivientes y los veinticuatro ancianos cayeron delante del Cordero, cada uno teniendo un arpa y tazones de oro que estaban llenos de incienso y el incienso significa las oraciones de los santos. 9 Y cantan una canción nueva y dicen: “Eres digno de tomar el rollo y de abrir sus sellos, porque fuiste degollado y con tu sangre compraste para Dios personas (luego no fueron ellos los comprados o redimidos, sino otros) de toda tribu y lengua y pueblo y nación, 10 e hiciste que fueran (luego otros y no ellos, fueron “hechos”) un reino y sacerdotes para nuestro Dios y han de reinar (no ellos, sino otros) sobre la tierra”.” (Acotaciones nuestras).

Entonces es evidente que estamos ante algo totalmente contradictorio, pues se nos dicen dos cosas diametralmente opuestas; ahora bien…… ¿qué idea pretendemos transmitir con este ejemplo? Pues que la mayor parte del fracaso de muchas personas en su intento por leer las Escrituras…… y entenderlas, por supuesto, es imputable a los distintos traductores de las distintas versiones existentes en el mercado y por lo que el primer reto al que uno se enfrenta, tiene que ver sin duda alguna con el hacer una buena elección de la traducción bíblica que se propone adquirir. Y si para muestra basta un botón, valga decir que una de las razones por las que nuestros artículos son fácilmente entendibles para quienes nos leen, radica básicamente en el hecho que los textos que transcribimos (ingente cantidad de ellos) no presentan ninguna dificultad de comprensión para dichos lectores, pues son fácilmente entendibles incluso para personas poco avezadas en la lectura bíblica…… y siendo el caso que la versión que usamos como base o referente en nuestros escritos, eso es, de la que transcribimos directamente dichos textos, es la mencionada TNM de los TJ y que sorprendentemente, no suele tener demasiada buena prensa; sin embargo, aún es el momento en que alguien nos haya podido reprobar, que uno solo de los innumerables textos usados en nuestras publicaciones esté incorrectamente interpretado (como ocurre en el caso de la RVR 1960) y consecuentemente, por nosotros mal aplicado. Y dicho lo cual, volvamos al correo en cuestión y del que les señalamos que si bien responderemos (o al menos lo intentaremos) a ambas preguntas, es la orientación dada a la segunda de ellas y como ya hemos apuntado, la que da pie a este escrito; por ello, lo fraccionaremos en dos partes y siendo el caso que en la primera de esas dos preguntas, se nos dice lo siguiente:

Armando, si el Espíritu Santo es la fuerza activa de Dios ¿qué papel juega con los de la “gran muchedumbre”?

Pues bien, según nuestra personal opinión, en principio ninguno dado que como nuestra comunicante bien menciona, el Espíritu Santo no es más que la fuerza activa de Dios y que proyectada hacia cualquier parte del Universo, lleva a cabo cualquier propósito de Este. Y es que ese mismo espíritu es el que actuó sobre Sansón y le dio una descomunal fuerza (Jue. 14:6), pero también el que actuó sobre Saúl y lo movió a ejercer de profeta (1 Sam. 10:10); o el que actuando sobre Salomón, le dio una inmensa sabiduría (1 Rey. 3:10-14). Y ya en última instancia, el que llevó a los apóstoles de Jesús, así como a otros de sus seguidores del primer siglo, a realizar obras poderosísimas y lejos del alcance del ser humano normal…… desde el sanar enfermos, hasta el levantar muertos y pasando por el tener poder sobre los mismos demonios. Pero en todos esos ejemplos, así como en otros que no se han mencionado, vemos una constante y es que estaríamos hablando de personas que de una manera u otra, tenían una comisión divina encomendada y por lo que recibieron el poder necesario en cada caso (y a modo de “credencial” que identificaba al individuo como siervo de Jehová) para llevarla a cabo…… y que se sepa, la “gran muchedumbre” de Rev. 7:9 no tiene asignada, al menos de momento, ninguna comisión en especial y que requiriera de esa fuerza o poder; recordemos lo que un Jesús ya resucitado, les dijo a sus apóstoles:

Les dijo: “No les pertenece a ustedes adquirir el conocimiento de los tiempos o sazones que el Padre ha colocado en su propia jurisdicción; 8 pero recibirán poder cuando el espíritu santo llegue sobre ustedes; y serán testigos de mí tanto en Jerusalén como en toda Judea y en Samaria y hasta la parte más distante de la tierra.” (Hech.1:7-8).

Luego lo que en realidad ocurría es que el Espíritu Santo o fuerza activa de Jehová, actuaba a través de todas esas personas mencionadas, para llevar a cabo semejantes y respectivos logros mencionados (Hech. 19:11). Sin embargo, no es menos cierto que se especula con la posibilidad de que la profecía de Joel 2:28-29, tenga un mayor cumplimiento en un futuro del que tuvo en el primer siglo (Hech. 2:14-18) y se extienda también a los miembros de esa “gran muchedumbre”. Lo que significaría, que todos aquellos que acepten el mensaje de la predicación final de Mat. 24:14 (iniciada por el pequeño resto de “ungidos” por aparecer, según Rev. 6:9-11; 11:3-6) y que irán conformando el grueso de la “gran muchedumbre” que sobrevive a la “gran tribulación” de Rev. 7:9; 14, también vayan recibiendo y a medida que se vayan incorporando como colaboradores en la citada predicación, parte de esos poderes desplegados por los “dos testigos” (o resto por aparecer), como señal “acreditativa” de estar al servicio del Altísimo…… pero que en todo caso y aun siendo una perspectiva que parece bastante verosímil, la circunstancia que desde este blog no se ha profundizado sobre este tema, nos aconseja prudentemente el continuar considerándolo como una mera especulación.
Pero especulación que ofrece una derivada muy significativa y que tiene que ver con el hecho constatado que desde primer siglo en adelante, dejaron de producirse esas demostraciones de poder divino…… y eso hasta el día de hoy; circunstancia que pone en tela de juicio la presunta condición de “ungidos” o Hijos adoptivos de Dios que muchos se arrogan en la actualidad, pero que sorprendentemente no pueden desarrollar los poderes que dicha condición siempre ha llevado inherentes, según se desprende de las palabras de Jesucristo en Mar. 16:17-18; y palabras que salvo algunas excepciones, son aceptadas como parte de las Escrituras por la inmensa mayoría de los traductores bíblicos:

Además, estas señales acompañarán a los que crean: Mediante el uso de mi nombre expulsarán demonios, hablarán en lenguas 18 y con las manos tomarán serpientes; y si beben algo mortífero no les hará ningún daño. Pondrán las manos sobre los enfermos y estos sanarán.”

Y es que aparte de que estas palabras pudieran haber sido pronunciadas por Jesús…… o no (algunos traductores, repetimos, las ponen en tela de juicio), está la fuerza de los hechos que a lo largo de la historia bíblica, muestran y sin lugar a duda alguna, que toda persona comisionada por el Altísimo para llevar a cabo una tarea de servicio divino, fue dotada del correspondiente poder para efectuarla y que a la vez y a modo de “credencial”, certificaba que ésta estaba comisionada directamente por Dios y según se muestra con toda claridad, en este caso en la versión TLA (Traducción en Lenguaje Actual):

Y los discípulos, por su parte, salieron a anunciar por todas partes las buenas noticias del reino. El Señor Jesús los acompañaba y los ayudaba por medio de señales milagrosas; y así Dios demostraba que los discípulos predicaban el mensaje verdadero (en definitiva, que Le estaban representando). Amén.” (Mar. 16:20). (Acotación nuestra).

Por lo que estaríamos, en el caso de esos supuestos “ungidos” de la actualidad, no ante verdaderos Hijos adoptivos de Dios, sino ante verdaderos farsantes y embaucadores…… de lo contrario, que nos muestren su “credencial” como comisionados por Dios, porque con su simple afirmación no nos basta. Pero vayamos ahora a la segunda parte del mencionado correo (razón de ser de este artículo) y en donde se nos plantea la siguiente cuestión:

Porque también a ese Santo Espíritu que se le denomina como el “consolador”, luego…… ¿es solo “consolador” de los ungidos?” (Negritas nuestras).

Y es que en llegando ahí y como diría D. Quijote a su fiel escudero “con la Iglesia hemos “topao”, amigo Sancho”; porque cuando uno oye (o lee) expresiones tales como “consolador”, o “abogado”, o “defensor”, o “intercesor”, o “alentador”, o “consejero”, o “abogado defensor”…… ¿qué es lo primero que le viene a la mente? ¿Qué idea le sugiere cada una de esas expresiones, o con qué tipo de actividad asocia las tales? Obviamente y desde el punto de vista actual, son significados que tienen connotaciones muy distintas entre sí y que nos comunican distintas acciones a llevar a cabo e implícitas en cada una de ellas y que no acaban de encajar muchas de estas con el verdadero sentido que exigen los diferentes pasaje bíblicos en las que están siendo utilizadas, llevando al principiante al despiste más absoluto…… y ya ni hablemos cuando se nos menta la susodicha palabra “paráclito”, momento en el cual uno ya se teme lo peor y poniéndose a la defensiva, empieza a barruntar eso tan castizo de “tú padre, por si acaso”. Pues bien, las mencionadas son distintas expresiones usadas por distintas versiones bíblicas, por ejemplo y básicamente, en los pasajes de Juan 14:16; 26; 15:26 y que obviamente llevan a la confusión (por si acaso hubiera poca), como parece ocurrir en el caso de nuestra amable comunicante y que si entendemos bien, lo que nos está preguntando es si solo serán consolados los “ungidos” y no el resto del personal…… cuando es el caso que Jesús en esos pasajes citados no quiso decir nada (ni siquiera lo dio a entender) que tuviera que ver con la consolación de personas y según entendemos dicho concepto en la actualidad, sino que dijo algo muy distinto: esto que van a leer, es lo que se ajusta correctamente a la idea que él pretendía transmitir a sus seguidores y a los que en breve tendría que abandonar, en esos textos señalados:

Juan 14:16: “…… y yo pediré al Padre y él les dará otro ayudante que esté con ustedes para siempre.”

Juan 14:26: “Mientras permanecía con ustedes les he hablado estas cosas. 26 Más el ayudante, el espíritu santo que el Padre enviará en mi nombre, ese les enseñará todas las cosas y les hará recordar todas las cosas que les he dicho.”

Juan 15:26: “Cuando llegue el ayudante que yo enviaré a ustedes del Padre, el espíritu de la verdad, que procede del Padre, ese dará testimonio acerca de mí.”

Luego ¿a qué queda mejor y sobre todo, más entendible de esta manera? Porque es cierto que el sentido primario de la expresión “parakletos” que aparece en los manuscritos más antiguos en griego y que se vierte al español como “paráclito”, permite el uso indistinto de las diversas expresiones antes señaladas…… pero claro, dentro de un cierto orden y que estaría condicionado por el contexto en que se encuentra la citada expresión “paráclito” y que también tiene la connotación de “ayudador”. Y es obvio por lo registrado en Juan 14:26, que el espíritu santo actuaría como “ayudante” (no como “intercesor” o en su defecto “consolador”, por poner un ejemplo) en sustitución de Jesucristo y colaborando en la comisión recibida por los apóstoles, por medio de enseñarles y hacerles recordar las cosas explicadas con anterioridad por este…… y por lo que el término “ayudante”, parece ser el más correcto para ser usado en ese contexto en particular. Pero dejando eso aparte y volviendo a la pregunta formulada en el correo que estamos atendiendo, resulta que de nuevo nos topamos con la misma cuestión con la que nos hemos encontrado en la primera pregunta a la que hemos dado respuesta: necesitaban este apoyo aquellas personas a las que se les había encomendado una tarea divina y a las que el Espíritu Santo acudía en socorro, para “ayudarles” a llevarla a cabo con éxito…… y siendo esas personas, aquellas que habían sido “ungidas” con el espíritu de adopción como Hijos de Dios.

Por lo tanto, la respuesta a nuestra amable comunicante, es que solo los “ungidos” reciben tal “ayuda”, que no “consuelo” y siempre teniendo muy presente la actual connotación que se le da a dicha palabra…… y todo este “cacao”, provocado por el incorrecto uso de determinado término en un lugar que no le corresponde. Y es que si nuestra comunicante hubiera tenido la oportunidad de leer en primera instancia, una traducción que usara palabras o definiciones actuales de uso cotidiano y sobre todo, ajustadas a su contexto, como por ejemplo es la TNM de los TJ y para nosotros, la más impecable en este aspecto…… y conste que no nos llevamos ninguna comisión (siempre los hay de mal pensados), seguramente no estaríamos ahora hablando de esto, pues ella habría entendido de inmediato lo que se le estaba explicando. Por ello, queridos amigos, la necesidad de buscar una traducción que use un lenguaje actualizado y que lejos de confundirnos, nos ayude a avanzar en nuestro objetivo de alcanzar un mayor conocimiento de la Palabra de Dios…… y en el bien entendido que lo que expresamos en este escrito, no deja de ser más que nuestra personal opinión sobre el tema tratado. Por lo tanto, ahora les toca a ustedes hacer su propia investigación sobre el particular y sacar las oportunas conclusiones; porque ya saben…… nosotros, también nos podemos equivocar.

MABEL

RESPONDIENDO A Dña. MARÍA DE LOS ÁNGELES.

Posted in Uncategorized with tags , , , , on 07/09/2012 by Armando López Golart

Como saben aquellos que nos siguen con cierta asiduidad, tenemos por costumbre cuando recibimos un correo interesante, contestarlo en formato de artículo ya que no aceptamos comentarios en los artículos que publicamos en nuestro blog, pues no solo no podemos atenderlos, sino que además suelen pasar desapercibidos; por ello si son interesantes y entendiendo por interesantes, aquellos que nos ponen “a parir” (que diría el castizo) y no aquellos que alaban nuestra línea editorial, que aun siendo muy bien recibidos por la dosis de ánimo y estímulo que los mismos comportan (a nadie la amarga un dulce), obviamente no tienen el interés general de aquellos que nos rebaten algún planteamiento y por lo que entendemos, que son estos los que hay que hacer públicos…… y siendo el caso que hoy nos ocupa, el siguiente:

Hace unos días, concretamente el 3 del corriente mes de Septiembre, publicamos el artículo “¿Qué quiso decir Jesús?” y donde en la segunda mitad del párrafo siete (no incluyan como párrafos, los pasajes bíblicos transcritos), exponemos una línea de pensamiento que tal da la sensación que ha causado cierto impacto en algunas personas…… y no precisamente en el aspecto positivo; este es el caso del correo que pasamos a transcribirles (sin retoque alguno, como tenemos por costumbre) y que nos ha sido enviado por la Sra. o Sta., citada en nuestro titular:

me gustaria saber donde dice Jesus en la biblia sobre los homosexuales , pero por puño y letra de jesus , que hable de que jesus estuvo encontra de los homosexuales o los condeno o los acuso de pecadores,que va el hombre de esta tierra con sus fobias y desprecio DE NUESTROS HERMANOS HOMOSEXUALES SE NOTA QUE EN VERDAD NO CONOCEN A JESUS NI A DIOS , ME RETIRO DE ESTE FORO FAVOR NO MANDAR ESCRITOS A MI CORREO,ESTOY ENCONTRA DE LOS QUE JUZGAN A LOS DEMAS , RESPETO MUCHO A MIS HERMANOS HOMOSEXUALES LOS AMO CON TODO MI CORAZON,E IGUAL A LOS QUE ESTAN ESCRIBIENDO EN ESTE FORO, PERO ME RETIRO POR QUE NO ME GUSTA LA DIVISION ENTRE HERMANOS.” (Negritas nuestras).

Señalar en primer lugar y en nuestro descargo, que nosotros jamás publicamos juicios personales acerca de conductas ajenas, sino lo que resulta de contrastar las mismas con lo que de ellas dicen las Escrituras y como es el caso que nos ocupa, pues pensamos que el que señala lo correcto o incorrecto de determinado comportamiento, no es el hombre (en este caso nosotros), sino el Altísimo; pero veamos lo que se decía en ese séptimo párrafo citado…… y por si ustedes no lo han leído aún:

Y es que vivimos inmersos en una sociedad que, por ejemplo, considera el divorcio, el adulterio y la fornicación, como conductas o actitudes perfectamente legítimas; el aborto, como un derecho alienable de la mujer; el reconocimiento de la homosexualidad, como un gran “avance” en los derechos individuales de las personas y lo cual degenera consecuentemente, en la aberrante imagen de las bodas entre personas del mismo sexo, así como los nauseabundos espectáculos del “día gay” y que se consideran como “conquistas” sociales fruto de una sociedad “adulta” y “avanzada”…… por lo que fácilmente podríamos quedar entrampados en tan diabólica lógica y apartada como hemos dicho, de las normas morales de Dios.”

Expuesto lo cual, pasemos a considerar punto por punto el correo recibido y en donde en primer lugar, la citada Mª de los Ángeles nos exige que presentemos prueba de que algo semejante o parecido a nuestro comentario con respecto de los homosexuales, pudiera haber sido pensado o dicho por Jesús…… pero según tenemos por costumbre en este blog, tiraremos por elevación y le mostraremos en primer lugar a nuestra amable detractora, cual es la opinión al respecto del mismísimo Jehová y teniendo muy en cuenta, que las palabras citadas en el pasaje que vamos a transcribir a continuación, formaban parte “…… de los mandamientos que Jehová dio a Moisés, como mandatos a los hijos de Israel en el monte Sinaí.” (Lev. 27:34); y por lo que no estaríamos hablando de una broma, sino de lo que es un mandato directo de Jehová y con todo lo que ello implica:

Lev. 20:13: “Y cuando un hombre se acuesta con un varón igual a como uno se acuesta con una mujer, ambos han hecho una cosa detestable. Deben ser muertos sin falta. Su propia sangre está sobre ellos.”

Por lo que pensando en aquel dicho tan castizo de que “dónde hay capitán, no manda marinero” y teniendo en cuenta además, que en cierta ocasión Jesús mencionó algo parecido a eso de “quién me ha visto a mí, ha visto al Padre” (Juan 14:9), tendríamos que pensar que aunque no se expresara en los mismo términos del pasaje transcrito, Jesús tendría la misma forma de pensar acerca del tema que estamos analizando, que la que tenía su Padre Celestial…… ¡vamos, si la lógica existe y dos y dos continúan sumando cuatro! Pero es que por otra parte (y como ejemplo ilustrativo de la idea que queremos transmitir), Jesús nunca dijo textualmente que tirar la basura en al patio del vecino fuera un acto incorrecto, pero esa idea subyace en el principio contenido en la llamada “regla áurea”, en el sentido de “hacer a los demás, lo que desearíamos que los demás nos hicieran a nosotros”…… y a nadie se le ocurre desear que el vecino use nuestro patio como estercolero. Por lo que entendemos que no hace falta decir algo de forma explícita, cuando resulta que la idea subyace implícitamente en cada una de las enseñanzas y acciones de Jesús, al ser él y según propias palabras, la viva imagen de su Padre Celestial. Pero es que además y como los autores de este blog somos así de “rumbosos”, nos hemos propuesto atender el requerimiento de Mª de los Ángeles y probarle que Jesús sí dijo o se pronunció en línea con su Padre Celestial, en el sentido de denunciar y condenar la práctica homosexual…… y siendo el caso que nosotros, solo nos hemos limitado a plasmar dicha circunstancia en nuestro escrito, por lo que no entendemos tan furibunda reacción en nuestra contra; porque de entrada veamos lo siguiente: según Juan 16:12-14, los apóstoles no podían hablar de algo que tuviera que ver con el reino de Dios, si no les era dado a conocer de antemano…… pero leámoslo:

Tengo muchas cosas que decirles todavía, pero no las pueden soportar ahora. 13 Sin embargo, cuando llegue aquel, el espíritu de la verdad, él los guiará a toda la verdad, porque no hablará por su propio impulso, sino que hablará las cosas que oye y les declarará las cosas que vienen. 14 Aquel me glorificará, porque recibirá de lo que es mío y se lo declarará a ustedes.”

Luego a tenor de semejante afirmación y sabiendo que dicho espíritu fue derramado en el Pentecostés de 33 E.C., solo es razonable pensar que a partir de ese momento, todo lo que dijeron y escribieron dichos apóstoles estaba guiado por el “espíritu de verdad” mencionado y procedente de Jesucristo…… lo que significaría que lo hablado por dichos apóstoles, así como los registros escritos que nos dejaron, tenían el sello aprobatorio de este, eso es, como si ello hubiera sido dicho o escrito por el propio Hijo de Dios. Entonces veamos que nos dijeron dichos escritores, acerca de lo que Jesucristo pensaba del tema, en este caso por medio de un personaje tan conocido y reputado en las Escrituras, como es el apóstol Pablo y que tenía a gala, el “no ir más allá, de las cosas que están escritas” (1 Cor. 4:6)…… por lo que razonablemente habría que pensar, que él no iría más allá de las cosas recibidas por el citado “espíritu de verdad”, que hablaba por boca de Jesucristo y por lo cual, sus manifestaciones (las del espíritu y ya por extensión, las de Pablo en este caso) no eran más que la transliteración del punto de vista de Jesucristo sobre cualquier tema del que se tratare; luego veamos algunas de esas afirmaciones y sabremos lo que realmente piensa Jesucristo de la práctica homosexual, que no de la persona con tendencia homosexual (hombre o mujer) y que, nos permitimos señalarle a nuestra gentil detractora, es algo muy distinto:

Rom. 1:26-27: “Por eso Dios los entregó a apetitos sexuales vergonzosos, porque sus hembras cambiaron el uso natural de sí mismas a uno que es contrario a la naturaleza; 27 y así mismo hasta los varones dejaron el uso natural de la hembra y se encendieron violentamente en su lascivia unos para con otros, varones con varones, obrando lo que es obsceno y recibiendo en sí mismos la recompensa completa, que se les debía por su error.”

Notaremos que según Pablo y no lo olvidemos, guiado por el espíritu santo de verdad que hablaba en nombre de Jesús y que este a su vez, no añadió ni una “coma” a lo recibido de su Padre Celestial (Juan 12:49), el cambio de la mujer por el varón en el caso del hombre y viceversa en el caso de la mujer, en las relaciones de pareja, es considerado como vergonzoso y obsceno por Jesucristo, por mucho que Dña. Mª de los Ángeles respete y ame a “sus hermanos” homosexuales…… y quede claro, repetimos, que no estamos hablando de la sexualidad de cada uno y que es otro tema, sino de aquellos que hacen de ese vergonzoso y obsceno uso sexual (así lo califican las Escrituras), una práctica en su vida. Pero claro, resulta que Pablo, llevado por ese “espíritu de verdad” que había recibido de Jesucristo y “arrancadillo” que era el hombre, nos quiso dejar más claras las cosas y por aquello de si acaso resultara que no lo estaban aún bastante:

1 Cor. 6:9-10: “¡Qué! ¿No saben que los injustos no heredarán el reino de Dios? No se extravíen. Ni fornicadores, ni idólatras, ni adúlteros, ni hombres que se tienen para propósitos contranaturales, ni hombres que se acuestan con hombres (“homosexuales”, según versiones), 10 ni ladrones, ni personas dominadas por la avidez, ni borrachos, ni injuriadores, ni los que practican extorsión heredarán el reino de Dios.”

1 Tim. 1:8-11: “Ahora bien, nosotros sabemos que la Ley es excelente con tal que uno la maneje legítimamente 9 con el conocimiento de este hecho: que la ley no se promulga para el justo, sino para desaforados e ingobernables, impíos y pecadores, faltos de bondad amorosa y profanos, parricidas y matricidas, homicidas, 10 fornicadores, hombres que se acuestan con varones (“homosexuales”, según versiones), secuestradores, mentirosos, perjuros y cualquier otra cosa que esté en oposición a la enseñanza saludable 11 según las gloriosas buenas nuevas del Dios feliz, que me fueron encomendadas.” (Acotaciones nuestras).

Luego según el primero de esos dos pasajes transcritos, vemos que se califica de injustas las actividades deleznables en el mismo reflejadas y por tanto, no merecedoras de alcanzar las bendiciones del reino de Dios; y conductas repudiables entre las que se incluye, a los homosexuales u “hombres que se acuestan con hombres”…… por lo que creemos que nuestra comunicante Mª de los Ángeles y a estas alturas de la película, empezará a tener claro que Jesús si estaba en contra de la homosexualidad, considerando como pecadores a aquellos que la practicaban. Pero es que en el segundo de los citados pasajes, se califican esas prácticas y en las que de nuevo se incluye a los “hombres que se acuestan con varones” (y obviamente, mujeres con mujeres), como actitud desaforada y, noten ustedes, como algo en clara “oposición” a la enseñanza “saludable” que le fue encomendada transmitir al apóstol Pablo…… en definitiva, una línea de conducta totalmente contraria a la voluntad divina.

Pero que Jesús estaba (y está) en contra de los que practican semejante aberración, los considera culpables y los condena, queda claro por el hecho que el “espíritu de verdad” enviado por Jesucristo y que impelió a Pablo a formular las afirmaciones que acabamos de leer, fue el mismo que movió a Judas a escribir lo siguiente…… y por si a nuestra gentil comunicante le quedara alguna duda al respecto, acerca de la posición de Jesucristo sobre el tema que estamos tratando:

Judas 7: “Así también Sodoma y Gomorra y las ciudades circunvecinas, después que ellas de la misma manera como los anteriores hubieron cometido fornicación con exceso, e ido en pos de carne para uso contranatural (o lo que es lo mismo, homosexualidad), son puestas delante de nosotros como ejemplo amonestador al sufrir el castigo judicial de fuego eterno (eso es, destrucción eterna).” (Acotaciones nuestras).

Pero por si todavía y ya rizando el rizo, le queda a nuestra comunicante alguna ligerísima sombra de duda sobre si Jesucristo opinó personalmente sobre el particular, veamos lo que se nos dice en la Revelación y que fue transmitida directamente por el propio Jesucristo al apóstol Juan…… luego estaríamos hablando de expresiones directas de Jesucristo y que recordemos, estaba revestido de la máxima autoridad “tanto en el cielo, como sobre la tierra” (Mat. 28:18) y por lo que su palabra, sencillamente era (y es) ley:

Una revelación por Jesucristo, que Dios le dio, para mostrar a sus esclavos las cosas que tienen que suceder dentro de poco.” (Rev. 1:1a).

Pues bien, aclarado este punto, veamos la opinión personal de Jesucristo acerca de la homosexualidad y de los que la practican, expresada en sus propias palabras al apóstol Juan:

Rev. 21:8: “Pero en cuanto a los cobardes y los que no tienen fe y los que son repugnantes en su suciedad (en clara alusión a la práctica homosexual mencionada y a tenor de los pasajes citados) y asesinos y fornicadores y los que practican espiritismo, e idólatras y todos los mentirosos, su porción será en el lago que arde con fuego y azufre. Esto significa la muerte segunda (o sea, destrucción eterna y en línea con el pasaje de Judas 7, ya citado).” (Acotaciones nuestras).

Y pensando que a nuestra amable comunicante ya le habrá quedado clara la idea, nos permitimos el hacerle dos pequeñas matizaciones: en primer lugar, que la que parece no conocer a Jehová ni a Su hijo Jesucristo es ella, pues a la luz de los pasajes citados queda claro que con su actitud manifestada en el correo objeto de análisis, se está enfrentando directamente con el punto de vista divino acerca de las normas morales correctas…… y cómo se nos hace difícil el creer que lo haga con conocimiento de causa, pues no sería normal que conociendo dichos textos opinara como lo está haciendo, solo podemos pensar que lo hace por su crasa ignorancia, tanto del sentir del Altísimo, como del de Su Hijo Jesucristo sobre el particular: en definitiva, estaríamos hablando de un total desconocimiento de ambos personajes y por ello queda claro que no tiene ni la más remota idea de lo que estos piensan, cuando resulta que ello y como hemos visto, está expresado con toda claridad en las Escrituras…… luego nos permitimos el atrevimiento de aconsejarle que lea un poco más la Biblia, antes de meterse en semejantes “jardines”.

En segundo lugar, recomendarle que antes de emitir un juicio de valor sobre las intenciones de otros, se asegure un poco más de lo que dice, pues nosotros no despreciamos ni sentimos ningún tipo de fobia hacia la persona como tal, sino a la práctica de la homosexualidad que la corrompe, la embrutece y la enfrenta al Altísimo. Y que vaya olvidándose nuestra comunicante, la Sra. o Sta. Mª de los Ángeles, de aquella excusa tan manida en el sentido de que la homosexualidad es una enfermedad genética y por tanto invencible (encima tendríamos que compadecerles), pues es el propio Jehová en Su Palabra, el que nos dice que esa afirmación es una completa estupidez…… y se supone que algo sabrá Él del tema ¡vamos, se nos ocurre pensar a nosotros! Y para razonar nuestra afirmación, volveremos al pasaje de 1 Cor. 6:9-10 citado al principio de este artículo, pero al que le añadiremos el versículo 11:

¡Qué! ¿No saben que los injustos no heredarán el reino de Dios? No se extravíen. Ni fornicadores, ni idólatras, ni adúlteros, ni hombres que se tienen para propósitos contranaturales, ni hombres que se acuestan con hombres (“homosexuales” en algunas versiones), 10 ni ladrones, ni personas dominadas por la avidez, ni borrachos, ni injuriadores, ni los que practican extorsión heredarán el reino de Dios. 11 Y, sin embargo, eso era lo que algunos de ustedes eran. Pero ustedes han sido lavados, pero ustedes han sido santificados, pero ustedes han sido declarados justos en el nombre de nuestro Señor Jesucristo y con el espíritu de nuestro Dios.” (Acotación nuestra).

Luego según se deduce de ese versículo 11, algunas de esas personas y en algún momento de su vida habían sido homosexuales practicantes…… pero cambiaron de proceder y fueron aceptados por Dios sin ningún problema; y en esa línea, como no podía ser de otra manera, es en la que nos hallamos nosotros situados y tal como hemos señalado: estamos en contra de la práctica, pero no en contra de la persona como tal. Entonces vemos que las Escrituras nos dicen que sí se puede dejar dicha práctica, aunque quizás las condiciones genéticas de la persona (probablemente un desequilibrio hormonal) y en función de la imperfección acumulada por el ser humano a través de milenios, sea tendente hacia esa forma de sexualidad y por tanto, algo contra lo que luchar y requiriéndose cierto esfuerzo para ello…… pero aunque se pueda pensar que esa situación es dura (que sin duda lo será), no se crean ustedes que aquellos hombres que por diferentes motivos no tienen esposa (o si se es mujer, esposo) porque no han encontrado una pareja con quien compartir su vida, están en mejor situación; pues también ellos tienen que luchar contra el lógico deseo sexual (innato por demás, en el ser humano) y lo cual requiere mucho esfuerzo y equilibrio, pues Jehová tampoco permite las relaciones sexuales fuera del matrimonio. Y es que por otra parte y como decíamos en uno de nuestros artículos anteriores y en donde hablábamos del tema de la homosexualidad, concretamente en el titulado “Sodoma y Gomorra” (29/03/12), hay innumerables hombres con tendencias homosexuales que están felizmente casados con una mujer, siendo excelentes maridos y padres de familia, llevando por lo tanto una vida decorosa ante Dios y superando con relativa facilidad ese defecto, producto de la imperfección acumulada por milenios y tal como hemos señalado anteriormente. Obviamente, este también es el caso de muchas mujeres que se ven envueltas en tan compleja y difícil situación.

Y volviendo a nuestra comunicante, creemos sinceramente que está metida en un buen lío, porque ella podrá cebarse con nosotros dejando de leernos y rehusar a nuestra amistad como nos dice en su correo, por nuestra posición en cuanto al tema considerado y razón de su escrito…… pero a quien realmente se está enfrentando esa Sra. o Sta., es a Dios y no a nosotros, que nos limitamos sencillamente a transcribir lo que Este nos dice por medio de las Escrituras y sin añadirle una sola “coma” al asunto. Por lo tanto y ese es el mensaje subyacente en las afirmaciones que plasma en su correo, lo que está haciendo prácticamente nuestra detractora, es decirle al Soberano de todo el Universo que está equivocado en cuanto a las normas morales que ha diseñado para el ser humano…… pues ella afirma implícitamente que ni Jehová ni Jesucristo pueden pensar de esa manera respecto de los homosexuales, al asegurar que los que afirmamos lo contrario no conocemos a Dios ni a Jesucristo. Pero resulta que eso que nosotros escribimos en nuestro artículo de referencia, no es más que lo que nos dicen las Escrituras y no olvidando que según Pablo, “toda escritura es inspirada de Dios” (2 Tim. 3:16) y que por algo se conoce a la Biblia como La Palabra de Dios…… pero hete aquí, que nos sale Dña. Mª de los Ángeles por “soleares” y “bulerías”, diciéndonos que Dios se ha equivocado al fijar sus normas morales para el ser humano, pues ella cree que no deben ser así las cosas ¡vaya por Dios, hombre! (y nunca mejor dicho). Luego habría que pensar que para ella lo más normal del mundo, es la imagen de un hombre casándose con otro hombre o de una mujer casándose con otra mujer, al tiempo que seguramente asistirá a los desfiles del “día gay” y aplaudirá a rabiar el paso de sujetos semidesnudos, cubiertos de esperpénticos maquillajes y guirnaldas, o de plumajes diversos y haciendo “posturitas”…… y si Jehová opina lo contrario, pues eso ¡qué sabrá Él de estas cosas…!

Por lo que nos permitimos recordarle de nuevo a nuestra comunicante, que está metida en un buen “follón”, pues si ama a los que Jehová detesta, la cosa “pinta” muy mal para ella y se lo tendría que hacer mirar. Por lo que le sugerimos que repase el artículo al que hace referencia en su correo, sobre todo la porción en la que explicamos el significado del pasaje de Ezeq. 9:1-7 y que medite en ello con un poquito más de seriedad…… si es que ello es posible, claro. Y si necesita de alguna información adicional ¡pues nada, mujer!…… “pelillos a la mar” que diría el castizo y aquí nos tiene para lo que guste preguntarnos.

MABEL

RESPONDIENDO A D. CRISTIAN ZAMORA.

Posted in Uncategorized with tags , , , on 20/09/2011 by Armando López Golart

Hace unos pocos días, recibimos un correo desde Chile, del citado caballero y que se reconoce como lector de este blog, lo cual le agradecemos los autores del mismo. Y tal como tenemos por costumbre, lo vamos a trascribir en su integridad, tal cual lo hemos recibido y sin corrección de ningún tipo, ya después pasaremos a responderlo:

Manolo y Armando

Leer tu blog realmente es un poco difícil. No por lo que expresas en el, y en tus posturas y entendimiento bíblico, es cual es respetable.

Yo no quiero decirte que estés “equivocado” en creer que los 144,000 es un número literal de personas que gobernarán en el Reino del milenio, y que el resto de la humanidad serán súbditos del Reino. Creo que esta postura es como te mencionaba, respetable.

Pero me alarma el tono sarcástico con que escribes tus pensamientos y creencias.

Principalmente todos las referencias son hacia lo que cree y publica Mario Olcese.

Si vas a dar tu entendimiento de las escrituras (el cual puede ser correcto o no), debes hacerlo en tono de profunda reverencia y respeto hacia tu semejante por el cual Cristo también murió.

Los cristianos verdaderos son amorosos y reverentes hacia la opiniones y creencias de otras personas. No me imagino al apóstol Pablo hablando en el areópago de forma sarcástica e irreverente. Más bien el tono del apóstol siempre fue respetuoso, pero firme para mostrar las verdad de las escrituras.

No quiero entrar a juzgarte porque no soy nadie para ello. Pero como ex testigo de Jehová (yo también soy ex Testigo de Jehová desde 2008), todavía mantienes ese ímpetu de “superioridad doctrinal” sobre otros cristianos. Lamentablemente muchos, entre los cuales me incluyo yo, hemos caído en creernos que hemos encontrado la verdad, contamos este botín, y comenzamos a menospreciar a otros cristianos por sus creencias. Entre los Testigos de Jehová era común ente espíritu. Recuerdo que en las reuniones sociales, cuando se hablaba de la fe de otras creencias, siempre se utilizaba un poco el lenguaje de “superioridad doctrinal” o de sarcasmo o burla. Yo mismo muchas veces lo hice, y lamento aquello.

Si tienes razón en tus posturas o no, yo no lo sé. Pero creo que tengo autoridad como lector de tu blog de decirte que trates de cambiar tu postura ácida y sarcástica. Mejor centrate en escribir tus pensamientos en tu blog y hacerlo con respeto y amabilidad, y cortar el cordón umbilical con Mario Olcese. Lee las palabras de Filipenses 2:1-4.

“Si hay, pues, algún estímulo en Cristo, si alguna consolación de amor, si alguna participación de espíritu, si algunos tiernos cariños y compasiones, hagan pleno mi gozo por ser ustedes de la misma mente y tener el mismo amor, estando unidos en alma, teniendo presente el mismo pensamiento, no haciendo nada movidos por espíritu de contradicción ni por egotismo, sino considerando con humildad mental que los demás son superiores a ustedes, no vigilando con interés personal solo sus propios asuntos, sino también con interés personal los de los demás.”

Todo te lo digo en muy buen ánimo y sin ofenderte.

También, si tan solo tu quieres, me gustaría discutir contigo y someter a prueba tu entendimiento de las escrituras, para seguir buscando la verdad en cuanto a las escrituras, sobre todo tocante al tema de los que gobernarán en el Reino y los súbditos de este. Yo estoy en constante búsqueda de la verdad, y no soy de aquellos que creo tener el “entendimiento correcto” y sentarme a contar el botín y menospreciar a otros cristianos, como hacen lamentablemente las religiones de la cristiandad, en especial los Testigos de Jehová, y como veo en ti también, lamentablemente.

Saludos cordiales desde Chile

Cristian Zamora

Ex Testigo de Jehová

Ya leído, pasemos a considerarlo y cosa que en vista de su contenido lo haré yo (Armando), como máximo responsable de lo que en este blog se publica, pues yo soy el que escribe todos los artículos que en el mismo aparecen; luego me doy por aludido y en consecuencia, a título personal voy a responderle:

En primer lugar, si incido tanto en el blog de Apologista Mario Olcese, es sencillamente porque hasta donde yo conozco, es con diferencia el más puntero de todos los que publican en Internet y en segundo lugar, porque en él se concita la base y común entender, de la mayoría de enseñanzas religiosas de hoy en día dentro de la cristiandad…… y no porque le tenga manía. Y si usted se fija en la entradilla de nuestro blog, a modo de declaración de intenciones, verá que dice lo siguiente:

Este blog tiene como objetivo, el analizar algunas afirmaciones que aparecen publicadas en distintas páginas de Internet y que, al menos aparentemente, no se ajustan al sentido de lo escrito en el Libro Sagrado. No es nuestra intención el impartir enseñanza o crear doctrina, sino el hacer un análisis reflexivo de algunas afirmaciones un tanto dudosas, por medio de contrastarlas con el texto bíblico y contribuir de esta manera, a un mayor entendimiento de la verdad revelada por nuestro Creador.”

Por lo tanto, desde esta página y contrario a lo que usted opina que deberíamos de hacer, no se promulgan enseñanzas de ningún tipo, sino que solo (para eso se creó el blog) se analizan distintas afirmaciones no demasiado ajustadas al registro escrito (siempre según nuestro entender), con el ánimo de que aquellas personas interesadas y que nos pudieran leer, tengan otro punto de vista con el cual contrastar lo que leen de otros autores; y el blog de Apologista, es un magnífico escaparate o punto de referencia (y lo cual, digo como un elogio) por su amplia difusión, variedad de contenidos y compromiso firme en la difusión del reino de Dios…… y es que como usted puede comprender, no voy a tomar como referente, al autor que solo le lee su mamá y por aquello de por un hijo, se hace lo que sea, hasta leerle si conviene. Luego desde este blog, se hace caso al texto por usted citado de Filipenses, pues nos preocupamos por el “interés personal de los demás”, al intentar desenmascarar algunos contenidos que entendemos “engañosos”…… y si estamos equivocados y no lo son, pues que nos lo digan (y demuestren) y rectificaremos, pediremos públicas disculpas y de paso aprenderemos…… tan sencillo como eso.

Pero permítame centrarme en algo que me ha llamado poderosamente la atención de entre lo que usted me dice y que es lo siguiente:

Si tienes razón en tus posturas o no, yo no lo sé. Pero creo que tengo autoridad como lector de tu blog de decirte que trates de cambiar tu postura ácida y sarcástica.”

Vamos a ver, amigo Cristian: entre los muchos “defectos” que acumulo, está el de hablar claro, porque dicen por ahí, que así se entiende mejor la gente, luego nada más lejos de mi intención que el parecer agresivo, ácido o sarcastico; pues bien, en primer lugar tengo que decirle, que la única autoridad que tiene usted como lector de este blog, como de cualquier otro, es la de leerlo…… o no leerlo, pero en absoluto la de cambiar la línea editorial del blog en cuestión. En segundo lugar, usted afirma no saber si tengo razón en mis afirmaciones o no, pero es que resulta que eso es lo fundamental y que está directamente relacionado con lo que le acabo de señalar; porque veamos:

Si yo tengo razón en mis planteamientos, los Sres. Olcese, Rivas y todos los que como ellos enseñan, estarían equivocados y por lo tanto, estarían enseñando falsas doctrinas cuando, por ejemplo, enseñan lo de las dos resurrecciones de Juan 5:28-29  en el caso del Sr. Rivas, o la de los “millones, miles de millones” de gobernantes con Cristo del Sr. Olcese, o la del ungimiento automático de uno como Hijo de Dios, después del bautismo en agua, o la de los notables del AT (los Abrahán, Moisés, David, Daniel, etc., etc., etc.) gobernando como reyes al lado de Cristo, o la de la gran muchedumbre de sobrevivientes de la gran tribulación, como miembros también del gobierno del reino, etc., etc.; y por lo tanto, estaríamos ante los falso maestros y con las fatales consecuencias de sus enseñanzas, de los que nos advirtió el apóstol Pedro:

Sin embargo, llegó a haber también falsos profetas entre el pueblo, como también habrá falsos maestros entre ustedes. Estos mismísimos introducirán calladamente sectas destructivas y repudiarán hasta al dueño que los compró, trayendo sobre sí mismos destrucción acelerada.” (2 Ped. 2:1).

Y por otra parte, tenemos un texto bíblico que nos dice lo siguiente:

Hijo del hombre, atalaya es lo que te he hecho a la casa de Israel y tienes que oír habla de mi boca y tienes que advertirles de mi parte. 18 Cuando yo diga a alguien inicuo: ‘Positivamente morirás’ y tú realmente no le adviertas y hables para advertir al inicuo de su camino inicuo para conservarlo vivo, por ser él inicuo, en su error morirá, pero su sangre la reclamaré de tu propia mano. 19 Pero en cuanto a ti, en caso de que hayas advertido a alguien inicuo y él realmente no se vuelva de su iniquidad y de su camino inicuo, él mismo por su error morirá; pero en cuanto a ti, habrás librado tu propia alma. 20 Y cuando alguien justo se vuelva de su justicia y realmente haga injusticia y yo tenga que poner un tropiezo delante de él, él mismo morirá porque tú no le advertiste. Por su pecado morirá y sus hechos justos que él hizo no serán recordados, pero su sangre la reclamaré de tu propia mano. 21 Y en cuanto a ti, en caso de que hayas advertido a alguien justo para que el justo no peque y él mismo realmente no peca, sin falta él seguirá viviendo porque se le había advertido y tú mismo habrás librado tu propia alma.” (Ezeq. 3:17-21).

Luego resumiendo y para entendernos: si usted, yo o cualquier otro está en conocimiento de alguna enseñanza, que entiende errónea acerca de las Escrituras y no advierte en la medida de sus posibilidades de tal circunstancia, para que nadie sea entrampado en ella, la persona entrampada pagará conforme a su culpa; pero Jehová responsabilizará de ello, al que sabiéndolo no haya dado la oportuna advertencia y aplicándole la misma pena que la de la persona entrampada. Recuerde las palabras del apóstol Pablo:

Por eso los llamo para que este mismo día sean testigos de que estoy limpio de la sangre de todo hombre, 27 porque no me he retraído de decirles todo el consejo de Dios.” (Hech. 20:26-27).

Y seguramente sabrá, amigo Cristian, que para poder hacer eso, Pablo se tuvo que enfrentar en ciertas ocasiones a los propios apóstoles (en el caso de la circuncisión), al propio Pedro (en el caso que citaremos más adelante), o a otros distintos miembros de la primitiva congregación cristiana (como los Himeneo, Alejandro o Fileto, entre otros) y con los que, desde luego, se las mantuvo tiesas.

Entonces y según usted, querido Cristian ¿cuál es la actitud correcta? ¿Qué hago? ¿Dejarlos que sigan engañando, por aquello de pensar que son superiores a mí, según el particular entendimiento que usted tiene de Fil. 2:3? Porque le recuerdo que para usar un texto, hay que tener en cuenta su contexto,  pues ¿a quienes se dirigía Pedro en ese pasaje…… no era a personas que tenían una creencia en común? Luego ¿qué tiene que ver ese texto con personas, como es el caso, que enseñan cosas distintas de las que Jesús enseño? Y permítame recordarle un episodio entre seguidores de Jesucristo, del que fueron protagonistas uno de los apóstoles más prominentes, el citado Pedro y un “recién” llegado, como era en el caso de Pablo; vea como nos lo explica Gál. 2:11-14 y recuerde, que estamos hablando de destacadísimos miembros de la congregación cristiana del primer siglo y por tanto, ejemplos a seguir:

Sin embargo, cuando Cefas vino a Antioquía, lo resistí cara a cara, porque se hallaba condenado. 12 Porque, antes de la llegada de ciertos hombres desde Santiago, solía comer con gente de las naciones; pero cuando estos llegaron, se puso a retirarse y a separarse, por temor a los de la clase circuncisa. 13 Los demás de los judíos también se unieron a él en hacer esta simulación, de modo que hasta Bernabé fue llevado con ellos en su simulación. 14 Mas cuando yo vi que no estaban andando rectamente conforme a la verdad de las buenas nuevas, dije a Cefas delante de todos ellos: “Si tú, aunque eres judío, vives como las naciones y no como los judíos, ¿cómo obligas a gente de las naciones a vivir conforme a la práctica judía?”.

Luego vemos que Pablo, lejos de considerar a Pedro como “superior a él”, le puso las “peras al cuarto” delante de todos, porque con su actitud, estaba tergiversandola verdad de las buenas nuevas”. Y en la misma línea y salvando las distancias, yo también le estoy hablando a usted de personas que, a mi entender, enseñan doctrinas falsas y prueba de ello, es que no pueden rebatir mis argumentos, puesto que de poder hacerlo ya lo habrían hecho: el Sr. Rivas Martínez, a lo único que ha alcanzado hasta el momento, ha sido a insultarme…… pero de responder a mis objeciones como hay que hacerlo, o sea, con textos bíblicos por delante, nada de nada. Por su lado el Sr. Olcese, se limita a continuar publicando sus enseñanzas, sin dar la necesaria atención al hecho de que las tiene rebatidas por falsas, pensando quizás que una mentira, a fuerza de repetirla, acaba convirtiéndose en una verdad. Y que podrán ser falsas…… o no, que eso está por ver; pero que en todo caso, antes de continuar reafirmándose en ellas, hay que solventar el asunto debida y públicamente, para mantener un mínimo de credibilidad ¿o no lo cree usted así?

Y usted, que afirma leerme, en lugar de prestar atención a ese detalle y analizar debidamente si yo tengo razón en mis planteamientos o no y luego actuar en consecuencia, solo se le ocurre recriminarme el que yo soy “ácido” y “sarcástico” y por ello ya tomando posición a favor de… y “recomendándome” el dejar en paz al Sr. Olcese. Pero claro, ya usted y poniéndose la venda antes de que le inflijan la herida, me avisa de que “Si tienes razón en tus posturas o no, yo no lo sé.” Pues si no sabe algo tan elemental y necesario para evaluar una situación ¿para qué se mete en el “fregao”? Dicho de otra manera ¿cómo se mete a defender una causa, sin antes averiguar si es defendible o no?

Porque lo menos que podría pensar usted y solo por un mínimo de precaución, es que si uso cierto tono “sarcástico”, será por alguna razón que a usted se le ha escapado, al no tener una perspectiva completa del tema en cuestión. Luego permítame, por mi parte, también recomendarle que lea un pasaje bíblico: Mat. 23:13-36 y del que le adelanto una porción del mismo:

¡Ay de ustedes, escribas y fariseos, hipócritas!, porque edifican los sepulcros de los profetas y adornan las tumbas conmemorativas de los justos 30 y dicen: ‘Si hubiéramos estado en los días de nuestros antepasados, no hubiéramos sido partícipes con ellos en la sangre de los profetas’. 31 Así que dan testimonio contra ustedes mismos de que son hijos de los que asesinaron a los profetas. 32 Bueno, pues, llenen hasta el colmo la medida de sus antepasados. 33 Serpientes, prole de víboras, ¿cómo habrán de huir del juicio del Gehena?” (Versos 29-33).

O sea, que menos bonitos, el personaje en cuestión les dijo de todo a los escribas y a los fariseos…… ¿y sabe de quién le estoy hablando, Sr. Zamora? Pues del propio Hijo de Dios, Jesús y nada sospechoso, por cierto, de dejarse llevar por sus impulsos; entonces ¿cómo calificaría usted su actitud? ¿O cuando en dos ocasiones sacó a patadas del Templo, a los impresentables que lo usaban para todo, menos para aquello por lo cual había sido edificado? O más cercano en el tiempo y salvando las distancias ¿cómo califica usted la actitud del Dr. Rivas, del que hablo en mi último artículo “Si usted lo dice, D. Javier……” y del que hago un pequeño resumen de los “elogios” que a través del tiempo me ha dedicado? ¿Por qué no le recrimina a ese caballero, tan barriobajera actitud en un hombre de su posición, que solo por atreverme a decirle que estaba errado en la interpretación de Juan 5:28-29, un poco más y se me come y así hasta el día de hoy? Y le estoy hablando de una persona que a sí misma se autocalifica de “ungido” o Hijo de Dios.

Por otra parte, disculpe que decline su oferta como usted expone, de “discutir contigo y someter a prueba tu entendimiento de las escrituras”, porque yo no tengo la necesidad de someter a prueba de nadie mi entendimiento acerca de las mismas: dicho entendimiento y si es capaz de evaluarlo, lo tiene usted reflejado en todos mis escritos y que están a su entera disposición…… y si en algo no está de acuerdo, pues monte un blog, entre en esta “feria” y arriésguese como todos nosotros,  los que ya estamos en ella (los Olcese, Rivas, Buzzard, Apolos, etc., así como un servidor), a que un día le pongan la cara colorada porque le han pillado en un “renuncio” y que en español significa, en un error.

Pero no olvide, que si en este blog tenemos razón en nuestros planteamientos y realmente interpretamos y aplicamos correctamente los textos usados, para dar correcto soporte a nuestros argumentos, no somos nosotros los que ponemos a bajar de un burro a tan empecinados caballeros, sino que es la propia Palabra de Dios la que lo hace…… y que se lo podremos decir en tono sarcástico o acompañado con música celestial si usted lo desea; pero en definitiva “la verdad es la verdad, la diga Agamenón o su porquero” y si mucho me apura, D. Cristian, si quién la dice es el propio puerco a base de gruñidos. Por lo tanto lo que hay que averiguar, es quién tiene la razón en ese debate, o sea y en definitiva, quién hace un uso correcto de las Escrituras…… ya a partir de ahí, podríamos empezar a hablar.

Y dicho esto, permítame que sea yo el que haga una valoración de su actitud (que no me ha pedido, cierto es, pero yo tampoco he pedido la suya), pues como ya le he dicho antes, me gusta decir las cosas claras y que no quede ninguna duda sobre lo que quiero decir, porque así es como se entiende la gente y lo demás son gaitas y juegos florales. Y es que en mi modesta opinión, su escrito rezuma cierto aire de suficiencia y altanería, no demasiado recomendable para la persona que imputa a otra el ser “sarcástica”, porque veamos: en primer lugar me tutea sin haber sido invitado a ello y sin conocernos de nada; luego se toma el atrevimiento de decirme como debo de comportarme en mi forma de plantear mis escritos y respecto de mi actitud para con los demás; por otra parte, se arroga la autoridad de señalarme cuál debe ser la línea editorial de mi blog y para finalizar, se arroga la capacidad de poder someter a prueba mi entendimiento de las Escrituras…… todo un “poema”, me tendrá que reconocer usted. Luego como dijo Jesús, antes de intentar quitar la paja del ojo ajeno…… saquemos la viga que tenemos en el nuestro ¿no le parece?

Atte.

Armando López Golart

 

RESPONDIENDO A D. MARIO OLCESE.

Posted in Uncategorized with tags , , , , on 18/08/2011 by Armando López Golart

Como primera providencia, D. Mario, permítame decirle que si usted se ha sentido ofendido, le presento públicas disculpas…… pero también me permito señalarle, que una cosa es insultar y otra muy distinta, es constatar una realidad; que nos podrá gustar o no, cierto es, pero que continúa siendo una realidad. No obstante, ahí están mis disculpas.

En cuanto a su primera pregunta, debo responderle que esa situación por usted planteada, no se puede producir y por lo tanto no hay caso, porque los textos que usted usa para tan extravagante afirmación, cuando se sitúan en su contexto natural y lo cual tiene perfectamente explicado, en mi artículo “Otro “errorcillo” del Sr. Olcese” en el caso del Salmo 110  y en el anterior a este “¿De qué va usted, D. Mario?”, en el caso de Rev. 2:26-27; 12:5 y 19:15, para nada apoyan su disparatado planteamiento. Por lo tanto, yo emplazo a todos aquellos de sus lectores que deseen conocer mi respuesta a esta primera cuestión que me plantea, que visiten mi blog y leyendo ambos artículos, saquen sus propias conclusiones.

En cuanto a su segunda pregunta, acerca de Zac. 14:16 en adelante, es cierto que no le respondí a esa cuestión, pero espero que comprenda que llevo mucha tarea entre manos y que no disponía de suficiente tiempo para considerarla con la debida atención (hay muchas cosas que yo no sé y necesito prepararme) y pensé que respondiendo a las otras cuestiones que usted me formulaba y de las que tenía más conocimiento, había más que suficiente. Y es que yo entendí, que si tenía razón en mis planteamientos con respecto de ellas, obviamente aunque yo no conociera en ese momento el significado de ese pasaje de Zacarías, este no podía ir en sentido contrario de manera alguna, al significado de esas otras cuestiones y a las que sí di respuesta.

Por lo tanto, es muy sorprendente que mientras no me dice absolutamente nada sobre si tengo razón o no, en cuanto a esas otras cuestiones atendidas, se limite a llamarme la atención sobre el único pasaje al que no respondí…… qué curioso ¿no? No obstante, D. Mario y puesto que me lo demanda, yo me comprometo públicamente a responderle adecuadamente a esa cuestión de Zac.14:16, cuando usted me responda a las dos preguntas que con anterioridad le formulé:

Teniendo en cuenta de la categórica afirmación  de Jesús en Juan 3:5, en el sentido de que a menos que uno hubiera nacido del agua y del espíritu, no podía entrar en el reino de Dios……

¿A partir de cuándo, según usted, se hicieron accesibles dichos requisitos, para aquellos que desearan alcanzarlos?

Y como segunda pregunta y habida cuenta de que cuando inicia el milenio, en la tierra solo están, repito, solo están los gobernantes del reino, por una parte y la gran muchedumbre de sobrevivientes de la gran tribulación, por otra y que según usted, también tienen que gobernar en el reino junto a Cristo……

¿De dónde salen entonces, los “súbditos” de ese reino?

Ya después de eso, D. Mario, averiguaremos si se les trata a patadas o no; pero primero, creo que sería oportuno saber de quién estamos hablando ¿no le parece a usted?

Y es que con un mínimo de educación y caballerosidad, usted jamás me habría formulado estas preguntas, sin antes haber cumplimentado las mías, aunque solo fuera por el hecho…… de que yo pregunté primero. Por lo tanto, es usted un maleducado y un mal caballero; y de nuevo tengo que recordarle, que no estamos hablando de un insulto, sino de la mera constatación de una realidad…… ahí tiene la prueba. Lo que ocurre, es que mientras yo puedo contestar a sus preguntas, usted no puede contestarme las mías y si no es así…… pues adelante, esperamos todos encantados sus respuestas. Y procure ser conciso y probar sus afirmaciones con los debidos textos bíblicos de apoyo y no irse, como hace siempre, por los cerros de Úbeda. Y es que si usted no apoya sus argumentos con los pertinentes textos bíblicos, no pasan de ser simples opiniones personales sin valor alguno.

En cuanto a su tercera pregunta, no es nada difícil el saber a quién tiene uno por cabeza, por lo que no entiendo su ignorante actitud; y es que Pablo nos lo explicó de forma elocuente y sin ningún género de dudas:

Pero quiero que sepan que la cabeza de todo varón es el Cristo; a su vez, la cabeza de la mujer es el varón; a su vez, la cabeza del Cristo es Dios.” (1 Cor. 11:3).

Y por otra parte, no puede usted olvidar, que la humanidad y por derecho de “recompra”, en virtud de su sacrificio redentor, pasamos a convertirnos en hijos de Jesucristo (el segundo Adán) y que es lo que significa, el que Jehová le conceda el título, entre otros, de “Padre Eterno” (Isa. 9:6). Excepción hecha, claro está, de aquellos que Jehová elija para reconocerlos como Sus Hijos adoptivos, en consecuencia hermanos de Jesucristo y por lo tanto, herederos junto a él del reino en calidad de gobernantes y cuya cabeza, ya pasa a ser entonces, el propio Jehová, como Padre de ellos. Y si en el texto citado vemos a Jehová como cabeza del Cristo, obviamente por ser Su Padre…… pues más razón para Pablo, en el sentido de que Cristo es nuestra cabeza, por ser nuestro nuevo Padre (por decreto de Jehová, como hemos visto), al habernos comprado a todos por medio de su sangre…… ahora bien, si usted quiere cambiar el arreglo de Jehová…

Y en cuanto a la cuarta pregunta, tengo que partir de la base de que los dos estamos de acuerdo, en que la Biblia no se contradice. Por lo tanto, Pablo no podía estar hablando de ninguna manera de Abrahán como heredero de un mundo en calidad de gobernante, al igual que Cristo y sus asociados, dado que Abrahán no era Hijo de Dios, como tiene perfectamente probado en mi artículo antes mencionado “¿De qué va usted, D. Mario?” y por lo que de nuevo, me tomo el atrevimiento de emplazar a sus lectores y si realmente desean conocer mi respuesta, a leer dicho escrito…… y del que usted, por cierto, tampoco me ha dicho ni mu. Y es que el mundo, D. Mario, aparte de Cristo y sus asociados, también lo heredan, los sobrevivientes de la gran tribulación, así como aquellos que durante el milenio irán resucitando…… solo que en calidad de súbditos; más o menos cualificados, eso sí, pero súbditos en definitiva ¿o no sabe usted lo que es una herencia? Vea un pequeño ejemplo: un hijo mayor y sus hermanos heredan de su padre, una gran mansión y otros muchos bienes, mientras que los miembros de la servidumbre y por un fiel servicio, el derecho a un empleo vitalicio…… los hijos, encabezados por el hermano mayor, pasan a ser los nuevos amos y los sirvientes, pues continúan siendo sirvientes, pero “herederos” en cuanto al amo original y autor del testamento, de un puesto de trabajo vitalicio…… luego ¿son herederos o no?

Y ya que estamos metidos en harina y relacionado con este tema, permítame por favor, una nueva pregunta:

¿A quién se dirigía Jesucristo, cuando dijo aquello de “…… hereden el reino preparado para ustedes desde la fundación del mundo”? (Mat. 25:34), ¿quiénes eran esos “ustedes”, D. Mario?

Espero que haya quedado complacido y con ello no quiero decir, que mis respuestas le hayan convencido, pero eso es lo que yo entiendo acerca de los asuntos que me plantea; y por cierto, volviendo a lo mío…… ¿para cuándo D. Mario, la respuesta a mis tres preguntas? Observará que yo he cumplido con la diligencia apropiada al caso.

Armando López Golart