Archivo para mujeres

LUEGO DE “GARRAFAL ERROR DE NOVATO” ¡NADA DE NADA!…… ¿NO Sr. OLCESE?

Posted in Uncategorized with tags , , , , on 14/04/2016 by Armando López Golart

136c01d995e81073bcd26eeb6542de32Estarán ustedes al tanto de la acusación de la que fue objeto un servidor, Armando López Golart, por parte del ínclito personaje Apologista Mario Olcese, que en un anterior correo me imputaba un supuesto “garrafal error de novato” cometido en mi escrito del 09/04/16 y que al final no ha sido ninguna de las dos cosas, pues ni está el Sr. Olcese ante un novato (qué más quisiera él), ni ha existido el error imputado…… pero en todo caso, demos fe del correo en cuestión y publicado en mi escrito del 10/04/16 y que me llegó en los siguientes términos:

Armando, me tomé la molestia de leer tu estudio donde intentas explicar quiénes son los reyes de la tierra de Apo. 21:24 y debo decirte que HAS COMETIDO UN ERROR GARRAFAL, PROPIO DE UN NOVATO. SI DESEAS TE DIGO CUÁL ES ESE ERROR EN PRIVADO, O SI PREFIERES LO HAGO SUBIENDO UN VIDEO EN MI CANAL. TÚ DECIDES.” (Negritas mías).

Y que de “error garrafal de novato” no hay nada de nada, es algo que admite el propio Sr. Olcese en el video en que pretende demostrar el tal error y publicado el 12/04/16 bajo el titulado “¿Quiénes son los reyes de la tierra de Apocalipsis 24:14?” y cuestión, que sorprendentemente no nos aclara, pues solo se limita a decirnos quiénes no serán esos “reyes de la tierra”…… luego sabemos quiénes no son y siempre según tan esperpéntico personaje, pero no quiénes sí serán y que es de lo que se trata, pues a eso apunta la pregunta que da título al video que publica. Pero volviendo a lo del supuesto error garrafal y que finalmente ha quedado en “agua de borrajas”, lo tienen ustedes claramente reflejado en los primeros siete minutos de grabación del video mencionado, en donde después de hacer un resumen del tema objeto de discusión y publicado por un servidor, el Sr. Olcese reconoce estar de acuerdo con todo mi planteamiento…… solo discrepa de mi afirmación en el sentido de que esos reyes de la tierra sean los Abraham y resto de notables del AT, tal como he sostenido siempre y para lo cual me apoyo en el Sal. 45:16, en donde haciendo alusión profética a Jesucristo, se lee como sigue:

En lugar de tus antepasados (o “padres”, según versiones) llegará a haber tus hijos (por derecho de “recompra”, mediante su sangre derramada), a quienes nombrarás (eso es, a dichos antepasados y no a otros) príncipes (o “gobernantes”, en todo caso una designación real) en toda la tierra.” (Acotaciones mías).

Solo de una mínima comprensión de la lectura de este pasaje, se desprende con claridad que los Abraham y resto de notables del AT, por su condición de “antepasados” de Jesucristo, ya meritan como los únicos a recibir el nombramiento de “reyes sobre la tierra” y aludidos en Rev. 21:24…… a menos, eso sí, que en el citado salmo se nos mienta; pero claro, resulta que el Sr. Olcese no sabe leer con un mínimo de corrección (y siempre según mi personal definición de lo que es saber leer de manera apropiada, para entender el mensaje contenido en aquello que se lee), pues ya parte del supuesto que esos personajes citados gobernarán al lado de Jesucristo en el reino de Dios, en calidad de inmortales reyes y sacerdotes. Y siendo este un tema que llevo largo tiempo debatiendo con ese ignorante personaje y que jamás ha sido capaz de refutar mis planteamientos en el sentido de que ello no puede ser tal como nos lo plantea, pues de entrada dichos notables ya no reúnen el requisito fundamental exigido en las Escrituras para acceder al cargo de gobernante del reino con la condición de inmortal rey y sacerdote, según Rev. 20:4 y en donde se lee como sigue:

Y vi tronos y hubo quienes se sentaron en ellos y se les dio poder para juzgar. Sí, vi las almas de los que fueron ejecutados con hacha (eso es, asesinados) por el testimonio que dieron de Jesús y por hablar acerca de Dios y los que no habían adorado ni a la bestia salvaje ni a su imagen y que no habían recibido la marca sobre la frente ni sobre la mano. Y llegaron a vivir y reinaron con el Cristo por mil años.” (Acotación mía).

Es más, resulta que este necesario requisito de sufrir una muerte violenta para reinar con Cristo, fue contundentemente explicado por el propio Sr. Olcese en un video publicado el 12/03/13 y dirigido expresamente a un servidor (en un más que incorrecto tono chulesco), en el que nos decía, entre los minutos del 16 al 20 de grabación y en flagrante contradicción con lo que enseñaba antes de publicar dicho video y de lo que defiende ahora acerca de esos personajes del AT como reyes en el milenio, que solo aquellos que murieran “asesinados” en defensa de su fe durante la “gran tribulación” (aún futura), en su enfrentamiento con la “bestia”, el “falso profeta”, el “anticristo” y que no recibieran la “marca” de dicha “bestia” (Rev. 13) en sus frentes o en sus manos, serían los que reinarían con Cristo durante el milenio y que como apoyo de dicha idea, usaba el pasaje que acabamos de leer de Rev. 20:4.

Tajante afirmación, con la que dicho indocumentado y sin darse cuenta de ello, apartaba de un plumazo del poder reinar con Cristo en el reino de Dios, no solo a los Abraham y compañía, sino a los mismísimos apóstoles y resto de seguidores de Jesús del I siglo, que aun siendo más próximos en el tiempo, hace ya la friolera de casi 2.000 años que murieron y la “gran tribulación”, repito, aún no ha llegado…… o sea, una flagrante y esperpéntica contradicción en sus afirmaciones, pues como en el caso de los que hablan sin tener un criterio claro de lo que dicen, hoy el Sr. Olcese nos dice una cosa, mañana otra y pasado mañana, si se tercia, ni la una ni la otra, sino toda la contraria. El caso más reciente en plantearle a dicho caballero tal cuestión, lo tienen ustedes en el artículo que se publicó en este blog el pasado 15/03/16 titulado “¿Sr. Olcese…… ¿está usted seguro de lo que dice?” y en el que por enésima vez un servidor incidía en este tema de la imposibilidad de que esos notables del AT pudieran reinar al lado de Jesucristo como inmortales reyes y sacerdotes, recibiendo como siempre, la callada por respuesta…… por cierto, uno de mis escritos más leídos es el publicado el 15/09/13, bajo el título “Los antepasados de Jesús…… y el Sal. 45:16” y en el que ya demostraba la razón de dicha imposibilidad, sin que el Sr Olcese haya sido capaz, hasta el momento, de objetar nada al respecto.

Estaríamos por lo tanto y retomando el tema que inspira este escrito, no ante “un error garrafal propio de un novato”, sino ante una simple discrepancia en cuanto a formulaciones distintas y ello debido a la supina ignorancia del personaje señalado en cuanto a entendimiento escritural y agravada esta, si cabe, por un ansia enfermiza para no reconocer un posible error en sus planteamientos…… y si para ello hace falta el retorcer las Escrituras hasta el límite, pues se hace ¡y punto! Porque la razón por la que el “mandangas” intelectual que resulta ser el “teólogo” en cuestión (los responsables de darle dicha acreditación, aún continúan flagelándose a día de hoy, arrepentidos en “saco y cilicio” ante tamaña ocurrencia), sostiene que los “héroes” del AT y como él los llama, reinarán al lado de Jesucristo en calidad de inmortales reyes y sacerdotes, no es otra que la disparatada interpretación que hace del pasaje de Juan 5:28-29 y en donde se lee como sigue:

No se maravillen de esto, porque viene la hora en que todos los que están en las tumbas conmemorativas oirán su voz 29 y saldrán, los que hicieron cosas buenas a una resurrección de vida, los que practicaron cosas viles a una resurrección de juicio.”

Siendo lo que de ahí deduce ese “genio” de la teología, que en lugar de una sola resurrección con dos retribuciones distintas y que es de lo que se nos habla en dicho pasaje, existen dos resurrecciones separadas por un espacio de tiempo de mil años: la primera en el momento de ser establecido el reino de Dios en la tierra (la resurrección para “vida”) y una segunda, al término de dicho período de tiempo de mil años, para juicio y destrucción eterna de los impíos (la resurrección “de juicio”)…… y con lo que se genera una derivada, porque veamos: si ello es así como nos cuenta ese “chiquilicuatre” de la teología en el sentido de que, por una parte, los notables del AT no son los reyes mencionados en Rev. 24:24 y por otra, no pueden participar en la llamada “primera” resurrección (Rev. 20:6) y preparada solo para aquellos que tienen que reinar con Cristo en el reino de Dios, pues no reúnen el requisito exigido en Rev. 20:4 para alcanzar tan encumbrada posición ¿qué hacemos, entonces, con esos denominados por el Sr. Olcese, como los “héroes” del AT? Porque según la disparatada interpretación de Juan 5:28-29 hecha por tan rocambolesco personaje, si no lo hacen en la “primera” resurrección y ya hemos visto que no pueden hacerlo, solo les queda una segunda al término de los mil años y para destrucción eterna…… y algo disparatado, cuando estamos hablando de personas que gozaron hasta el momento de su muerte del favor del Dios Altísimo; luego ¿nos podría aclarar algo el Sr. Olcese, sobre el particular?

Pero es que, por otra parte, dicho personaje también defiende en un video crítico con la organización de los Testigos de Jehová (20/04/13), que las mujeres no pueden en modo laguna reinar con Cristo en el reino de Dios y afirmación que le enfrenta a una nueva e insoluble cuestión: porque si ello es así y así es, lo que es obvio es que “no pueden” participar de la mencionada “primera” resurrección, reservada solo para aquellos que si acceden a dicho reino en calidad de inmortales reyes y sacerdotes…… entonces el Sr. Olcese nos tendría que responder a la siguiente pregunta ¿qué hacemos con ellas? Eso es ¿en dónde metemos y por poner algunos ejemplos, a mujeres como Sara, Rebeca, Raquel, Esther, Lea, Noemí, Débora, etc. etc. etc. o en su defecto, a aquellas que posteriormente creyeron en Jesús, como su propia madre María, Ana, Elisabet, o las hermanas de Lázaro, María y Marta, o María Magdalena y otras muchas que le estuvieron acompañando y sirviendo durante su ministerio en la tierra (Luc. 8:1-3)…… o a Evodia, Síntique, Lidia, Priscila, Eunice, Dorcas y otras tantas que como ellas se bautizaron posteriormente en el nombre de Jesucristo y murieron fieles a Dios? (Hech. 8:12)? Y permítanme el hacer un pequeño inciso, ya que viene al caso, para señalar que tan solo cinco meses después de formular tan tajante afirmación dirigida a los TJ y en una muestra de la “coherencia” que adorna a tan esquizofrénico personaje, publicó otro video (08/09/13) en donde decía exactamente lo contrario y algo que se puede escuchar a partir del minuto 4’30 de dicha grabación…… pero sigamos con lo que íbamos.

Partiendo entonces de esa primera afirmación ¿vamos a meter a todas esas personas fieles en una “segunda” resurrección para destrucción eterna al término del milenio, puesto que obviamente no pueden hacerlo en la “primera”…… o tiene el Sr. Olcese una solución alternativa para ellas? Por otra parte y ya que puestos, preguntarle a esa incoherencia andante que es Apologista Mario Olcese ¿en dónde se nos habla en las Escrituras de algo parecido a una resurrección al término de los mil años y para destrucción eterna de los que participen de ella? Porque del único evento a ocurrir y del que se nos hace mención en estas para el final de esos mil años, lo tenemos en el siguiente pasaje:

Ahora bien, luego que hayan terminado los mil años, Satanás será soltado de su prisión 8 y saldrá a extraviar a aquellas naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra, a Gog y a Magog, para reunirlos para la guerra. El número de estos es como la arena del mar.” (Rev. 20:7-8).

Y de lo que se nos está hablando aquí, no es de una resurrección, sino de una “prueba” a la que será sometida la humanidad, con la suelta de Satanás…… dicho de una manera más positiva, ante la oportunidad que nos dará nuestro Creador de poder responder personalmente al desafío presentado por Satanás en su momento a la primera pareja humana y de cuya respuesta, aún estamos hoy sus descendientes pagando los “platos rotos” del estropicio causado por ellos; porque de tratarse y tal como se nos apunta, de una “gran resurrección” de impíos de todos los tiempos para ser juzgados y destruidos por los pecados cometidos en su anterior vida ¡hombre, algo se nos tendría que decir de ello en la Biblia, pues no es “peccata minuta” la cuestión de un juicio de dimensiones universales y para destrucción eterna de esos “impíos” desde Caín hasta nuestros días ¿no creen ustedes? Sin embargo, ni la más leve mención en las Escrituras de esta misteriosa resurrección que se saca de la manga ese desnortado personaje que responde al nombre de Apologista Mario Olcese, sino que de lo que se nos habla en estas es de la destrucción inmediata, finalizados esos mil años, de personas que al término de dicho período de tiempo se dejen entrampar por las engañosas artimañas de Satanás al ser soltado y no de personas “resucitadas” que hayan de ser juzgadas por errores anteriores al momento de su muerte y con lo que se mandaría a hacer puñetas, de ser ello así, con lo afirmado en Rom. 6:7…… mientras que aquellos que no se dejen engañar y sigan fieles a Jehová, continuarán viviendo eternamente y en idénticas condiciones de vida de que disfrutaba Adán antes del pecado.

Presentadas esas cuestiones y a las que ese “teólogo” tendría que darnos alguna explicación, permítanme comentar algo sobre el tema de “hilar muy fino” y del que se me acusa de no aplicármelo personalmente…… e “hilar muy fino” que el Sr. Olcese identifica con el aplicar lo de las “referencias cruzadas” y como si descubriera “la sopa de ajo”, porque veamos lo que un servidor ya dice acerca de tal asunto, en este párrafo tomado del artículo en cuestión:

Un “hilar muy fino” que implica el hacer un análisis exhaustivo de lo que uno está leyendo, casi diseccionando su contenido palabra por palabra y luego cuadrar lo entendido, con su contexto más inmediato y, si procede, con el general de las Escrituras…… además y por aquello de asegurarse, contrastar dicho pasaje con lo que del mismo se nos dice en distintas versiones bíblicas y sacar con ello, una amplia perspectiva del contenido que del mismo se nos hace desde la óptica de varios traductores y que, normalmente, siempre suele llevar a un entendimiento cabal de la lectura realizada.”

Y ese contrastar con el contexto general de las Escrituras (además de lo restante añadido) y que es lo que yo hago constantemente y recomiendo siempre hacer a mis lectores, es precisamente lo que significa ese uso de las “referencias cruzadas” y que a tenor de lo visto hasta el momento, queda claro que lo único que tiene “cruzado” tan singular personaje son sus neuronas; luego que no “cruce” tantas referencias y que nos aclare qué hacemos con los Abraham y compañía, así como con esas fieles mujeres que no pueden reinar en el milenio y por lo que no tienen acceso a la llamada “primera” resurrección y en la que participan solo (Rev. 20:6), repito, los 144.000 de Rev. 14:1. Y si no es mucho pedir, con referencia a esa posibilidad de reinar o no, de las mujeres junto a Cristo en el reino de Dios, que nos diga también cuándo nos mintió: si en el video en el que les dice a los TJ que no pueden hacerlo, o en el video que dirige a un servidor diciendo que pueden hacerlo…… porque mucho me temo, que las dos cosas a la vez, algo “dificilillo” si es.

Resumiendo la cuestión, que de “error garrafal, propio de un novato” no hay nada de nada, sino que de lo que se trata es de una simple discrepancia argumental y cuestión en la que queda claro a tenor de lo considerado, que soy yo el que lleva la razón en la forma de plantear quiénes serán esos reyes de Rev. 21:24; y por otra parte, que lo único que ha hecho ese estrafalario personaje en su intento por desacreditarme ante el “personal”, no ha sido más que ponerse en ridículo por enésima vez ante los suyos y a lo que en España se le llama “ir por lana y salir trasquilado”. Porque de nuevo, el “correcaminos Armandito”, le ha soltado un “soplamocos” de escándalo al “coyote Apologista” y que no responderá, ya se lo adelanto a ustedes, a las cuestiones planteadas: tal es, la capacidad de entendimiento escritural de ese “genio” de la teología y que responde al pomposo nombre de Teólogo Ingº. Apologista Mario Olcese…… por cierto, Sr. Olcese ¿para cuándo su nombramiento como presidente de la comunidad de vecinos de su escalera? Por títulos, que la cosa no quede ¿no cree? Igual le dan otro diploma que colgar en la pared…

Armando López Golart

Anuncios

EL PELIGRO DE PREGUNTAR, Sr. OLCESE, ESTÁ EN QUE UNO CORRE EL RIESGO DE QUE LE RESPONDAN.

Posted in Uncategorized with tags , , , , , , , , , , , , , on 23/06/2014 by Armando López Golart

480343_3419030292960_478741871_nYa otra cosa es que la respuesta sea del agrado de uno, pero quizás sepa usted aquello que decimos en España, en el sentido de que “el que no quiera polvo, que no vaya a la era”; y es que usted, D. Mario, que en conocimiento bíblico es más corto que una cuerda que no llega (¡y que ya es ser corto!), en dos de sus últimos video/artículos me ha emplazado a responderle a dos preguntas que por su misma formulación, ya le descalifican como entendido en las Escrituras…… ni hablemos ya de su supuesta condición de “teólogo” y que queda por los suelos. Pero por aquello que ir por partes, empezaré respondiendo a la primera que me planteó y que se halla en su grabación del 09/06/14 y que tal parece ser (siempre desde su más que manifiesta insolvencia en conocimiento escritural), que la considera como la cuestión focal del asunto que objeta y por ello, formulada con el ánimo de rebatir mí planteamiento; porque usted usa el argumento de que si fuera cierta mi afirmación de que 144.000 son las personas que reinarán con Cristo y solo los sobrevivientes de la “gran tribulación” fueran los súbditos de dicho reino…… ¿qué sería de mí, entonces, si yo muriera antes de llegar dicha gran tribulación?

Por lo que creo entender y generalizando la cosa, que usted se refiere a qué sucederá con aquellas personas que no alcancen a vivir lo suficiente para poder “pasar” por la mencionada tribulación y alcanzar con ello el poder ser súbditos en dicho reino ¿no es así?; y pregunta, repito D. Mario, que demuestra su total ignorancia acerca del contenido escritural y que le descalifica totalmente para objetar a cuestión alguna que tenga que ver con las Escrituras…… porque como sexador de pollos será usted una “figura”, pero con una Biblia en las manos ¡pues que quiere usted que le diga, como no sea que se lo haga mirar! No obstante, permítame que antes de responderle le haga la siguiente observación y que tiene que ver con su extraña forma (incluso tendenciosa si me lo permite) de objetar a mí artículo.

Porque en el video señalado, usted estaba discrepando sobre algunos puntos del artículo que yo publiqué el 07/06/14 y resaltando determinados párrafos en los que un servidor formulaba alguna propuesta, para seguidamente mostrar usted su completa disconformidad con ella…… y hasta aquí, ni tan mal; sin embargo y de forma sorprendente, resulta no mostró ninguno de los párrafos en los que yo explicaba las razones que me llevaban a plantear la propuesta que usted estaba señalando, eso es, el argumento sobre el que un servidor sostenía la afirmación por usted discutida. Veamos el siguiente ejemplo ilustrativo de lo que quiero decir, tomando como referencia la primera porción de mi escrito que resalta usted y punto en el que, precisamente, tiene su origen la pregunta mencionada:

“Partiendo de esta idea, vemos que ese gobierno de hechura divina (ya que proviene de Dios) y según nos plantean las Escrituras, estará compuesto por Jesucristo y 144.000 asociados (extremo este, polémico donde los haya y del que hablaremos más adelante), que gobernarán sobre una gran multitud de personas sobrevivientes de lo que se conoce como la “gran tribulación” e idea que defienden los TJ y con la que los autores de este blog estamos de acuerdo.” (Fin de la cita).

Sin embargo y, repito, de manera sorprendente y que retrata claramente la clase de sujeto que es usted, omite totalmente aquellos párrafos en donde expongo mi argumentación en el sentido de por qué la “gran muchedumbre” no puede de ninguna manera acceder a reinar con los 144.000 en el milenio y con lo que no pueden pasar a incrementar esa cantidad mencionada a un número cuasi-infinito de personas y que es lo que usted propone; con lo que dicha cantidad se quedaría tal cual, eso es, con literalmente 144.000 individuos, pues al reino de Dios y en el momento de su instalación, Sr. Olcese, no entra nadie más aparte de esos dos grupos…… los 144.000 por una lado y la “gran muchedumbre” por el otro; sin embargo, resulta que unos párrafos más adelante yo expongo el siguiente razonamiento acerca del punto que usted pone en entredicho y de los cuales usted no dice “ni mu”:

“Hecho este pequeño inciso, volvamos a dónde estábamos y que tenía que ver con el tremendo error que comete el Sr. Olcese en su planteamiento y en una total falta de capacidad para razonar con un mínimo de lógica y sentido común sobre aquello que lee, por no pensar en una manifiesta actitud de manipulación de mi escrito, porque veamos: sabemos que los sobrevivientes de la “gran tribulación” aparecen al término de la misma, pues se nos dice de estos que “salen” de ella (Rev. 7:14). Por otra parte, sabemos también que esta concluye con la llamada batalla de Armagedón que pelea Jesucristo con las naciones que suben contra Jerusalén y en la que es acompañado ya por sus fieles hermanos (Rev. 17:14), lo que significa que la “primera” resurrección ya se ha producido…… “primera” resurrección que como hemos visto, ocurre en el mismo momento de ser devueltos a la vida los “dos testigos” (recuérdese ahora, lo leído en 1 Tes. 4:15-17), eso es, antes de que inicie el período de la “gran tribulación”. Lo que hace imposible la disparatada teoría del autor en cuestión, dado que aquellos que sean muertos dentro de dicha “gran tribulación” ya no tendrán a su alcance el poder participar de esa “primera” resurrección, pues esta ya aconteció estando ellos aún con vida y con lo que pierden la posibilidad de participar en ella y alcanzar así, la inmortalidad y el derecho de reinar con Cristo; recordemos que solo dicha “primera” resurrección es la que concede a uno el convertirse en inmortal rey y sacerdote junto a Cristo…… por otra parte, excuso decir que tampoco lo podrían hacer aquellos que salieran con vida de dicha “gran tribulación”, pues al no haber muerto no pueden participar de resurrección alguna y requisito fundamental, para reinar con Cristo como inmortal rey y sacerdote:

Feliz y santo es cualquiera que tiene parte en la primera resurrección; sobre estos la muerte segunda no tiene autoridad (lo que significa la inmortalidad), sino que serán sacerdotes de Dios y del Cristo y reinarán con él por los mil años.” (Rev. 20:6). (Acotación nuestra).

Es obvio entonces, que aquellos que no participan de esa “primera” resurrección y como son los casos señalados, no tienen acceso alguno al gobierno del reino de Dios y por lo que, en todo caso, solo pueden acceder a ser súbditos del mismo; y este argumento presentado y que entienden hasta los tontos de pueblo en España, parece que es inalcanzable para el Sr. Olcese y que se ha “columpiado” una vez más, por no tener ni la más remota idea de lo que le transmite aquello que lee en la Biblia.” (Fin de la cita).
Entonces, Sr. Olcese, nos tendría que explicar por qué razón omite usted esta porción del artículo que está objetando y que, “casualmente”, es en donde yo explico o doy razón del porqué de mi afirmación inicial; dicho de otra manera y para entendernos: ¿por qué no objeta directamente sobre el argumento expuesto, en lugar de simplemente decir que estoy equivocado y con ese tono burlón y sarcástico que suele usar, que tal parece indicar que se ha metido a montar el video con unas copas de más…… o sencillamente, que no es usted más que un “bobo solemne”? ¡Ah, que no puede usted rebatirlo…… pues entonces cállese y no se meta en “camisa de once varas”, hombre! Porque aquí tiene un argumento que le demuestra con meridiana claridad, que es del todo imposible la barbaridad que usted defiende en el sentido de que dicha “gran muchedumbre” que sale de la “gran tribulación” (tanto los que mueran en ella, como aquellos que la sobrevivan, según usted), puedan reinar durante el milenio al lado de Cristo y algo totalmente inalcanzable para ellos, al no poder participar de esa “primera” resurrección que, recuerde, es la que concede dicho privilegio…… y que según se lee del pasaje de 1 Tes. 4:16-17, en línea con Rev. 11:3-12, esta se produce antes de que inicie la tribulación mencionada y siendo como es el caso, que según su teoría dicha “gran muchedumbre” aparece tres años y medio después de que se haya producido la tal resurrección y que es cuando acaba la citada tribulación, de donde sale precisamente esa multitud ingente de personas que entran directamente al reino de Dios, en calidad de súbditos del mismo.

Por otra parte, aún estoy esperando y puesto que usted afirma que en ningún lugar de las Escrituras, se nos dice que solo 144.000 son los que reinarán con Cristo (pero tampoco se nos dice nada en sentido contrario), que me explique entonces que hemos de entender de lo que leemos en Rev. 14:1 y en directa relación con el Sal. 2:5-6…… ¡ah!, que tampoco puede explicarlo ¿no? Porque habría que pensar que de lo contrario y con las veces que le he planteado esta cuestión, con un mínimo de vergüenza torera (ya ni menciono “las ganas” que usted me tiene”) ya lo habría hecho…… luego blanco y en botella: si no lo ha hecho es porque no puede, a menos que renuncie a su disparatada enseñanza sobre el particular. Pero dicho lo cual, no crea que me he olvidado de la pregunta “fundamental” que me platea en este video, en el sentido de qué pasaría si yo muriera antes de llegar la “gran tribulación” y cuya respuesta es tan simple como esto: sencillamente, Sr. Olcese, que resucitaría durante el período milenario, en función del rescate de la sangre de Cristo y ¡aquí paz y después gloria! ¿O para qué, según usted, se ha preparado el reino de mil años de Dios? ¿Para que usted y un montón de “iluminados” como usted, puedan llevar a cabo su esperpéntica pretensión de reinar al lado de Jesucristo? Pero claro, resulta que usted defiende el disparatado planteamiento de una resurrección al inicio del milenio de los “justos” para vida eterna e inmortal, en la que entra “to quisqui” y otra, para los “injustos” al final del mismo y para juicio o destrucción eterna de estos…… solo que como es usted un solemne ignorante, no ha reparado en que dicho planteamiento mandaría a hacer puñetas la afirmación del apóstol Pablo en Rom. 6:7 y que algo más que usted sabría de qué iba “la película”, en el sentido de que el que ha muerto ya ha sido absuelto, liberado o redimido de su pecado, eso es, que no puede ser juzgado de nuevo por las cosas que cometió estando con vida, pues con su muerte ya pagó por ellas y con lo que canceló su deuda con el Creador, siempre en armonía con lo demandado por Este en Gén. 2:17.

Pero es que además, de ser la cosa como usted la plantea ¿de qué beneficio sería la sangre derramada por Cristo, sobre los cientos de miles de millones de personas muertas a lo largo de la historia de la humanidad y que por razones ajenas a su voluntad, no tuvieron ocasión de conocer a Dios y obedecerle, pero que, como dice Pablo, con su muerte “saldaron” la deuda contraída (Rom. 6:23)? Por lo tanto, es evidente que usted está tan garrafalmente equivocado en este planteamiento de “sus dos” resurrecciones, como lo estuvo en su día con el de los “millones, miles de millones” que tenían que gobernar con Cristo y que enseñó por años, sin saber si ello era cierto o no (¡y que ya es el colmo de la desvergüenza!); ello hasta que apareció aquí “el menda” y le obligó a retractarse de semejante salvajada, obligándole a reconocer que ni usted lo sabía, ni en las Escrituras se hace la más mínima mención de ello…… ¿lo recuerda, D. Mario, o le “refresco” la memoria? Pero volviendo a donde estábamos ¿para qué serviría entonces el milenio, si se le despojara de la gloria e inconmensurable grandeza del acto de la resurrección y razón fundamental del sacrificio redentor de Cristo, para directo beneficio de la humanidad descendiente de Adán? ¿Se está usted dando cuenta del monumental disparate que está perpetrando, con esa más que estrambótica proposición de una segunda resurrección al final de los mil años, para destrucción eterna de los que participen de ella? Y es que además, su propuesta va contra la lógica y el más elemental sentido común y cualidades de las que usted anda más bien “escasito”, pues según Jesús y pasaje en el que usted se apoya, esto es lo que tenía que ocurrir:

No se maravillen de esto, porque viene la hora en que todos los que están en las tumbas conmemorativas oirán su voz 29 y saldrán, los que hicieron cosas buenas a una resurrección de vida, los que practicaron cosas viles a una resurrección de juicio.” (Juan 5:28-29).

Y es que de existir esa segunda resurrección que usted coloca al final del milenio para destrucción eterna de los que participen de ella, ello se toparía con cierto “problemilla” y que por su incapacidad para leer con un mínimo de corrección el texto transcrito, se le ha pasado por alto, porque ¿sobre qué base se juzgará y condenará a los miles de millones de niños muertos a lo largo de la historia humana hasta nuestros días entre, por ejemplo, sus primeros días y los cinco o seis años de edad y que no pudieron “practicar” cosa buena ni vil, pues no eran conscientes de ello y de lo que tenemos un claro ejemplo, en los infantes asesinados por Herodes en el I siglo (Mat. 2:16-17)?…… repito ¿en base a qué “prácticas viles”, se les condenará a destrucción eterna? Pero es que, por otra parte, usted también defiende y por ahí lo tiene publicado, que las mujeres no pueden reinar con Cristo en el reino de Dios (con lo que estoy totalmente de acuerdo) y afirmación que le enfrenta a una nueva e insoluble cuestión: porque si ello es así y así es, lo que es obvio es que no pueden participar de la mencionada “primera” resurrección, reservada solo para aquellos que si acceden a dicho reino en calidad de inmortales reyes y sacerdotes…… entonces, Sr. Olcese ¿qué hacemos con ellas? ¿En dónde nos mete y por poner un ejemplo, a mujeres como Sara, Rebeca, Raquel, Esther, Lea, Noemí, Débora, etc. etc. etc. o en su defecto, a aquellas que posteriormente creyeron en Jesús, como su propia madre María, Ana, Elisabet, o las hermanas de Lázaro, María y Marta, o María Magdalena y otras muchas que le estuvieron acompañando y sirviendo durante su ministerio en la tierra (Luc. 8:1-3)…… o a Evodia, Síntique, Lidia, Priscila, Eunice, Dorcas y otras tantas que como ellas se bautizaron posteriormente en el nombre de Jesucristo (Hech. 8:12)?

Entonces, Sr. Olcese ¿vamos a meter a todas esas personas (niños y mujeres), en “su” segunda resurrección para destrucción eterna al término del milenio, puesto que obviamente no pueden hacerlo en la “primera”…… o tiene usted una solución alternativa? Por otra parte, Sr. Olcese y ya que usted es tan amante de la “literalidad” de los cosas ¿en dónde se nos habla en las Escrituras y de manera literal, de una resurrección al término de los mil años para destrucción eterna de los que participen de ella? Porque del único evento a ocurrir y del que se nos hace mención para el final de esos mil años, lo tenemos en el siguiente pasaje:

Ahora bien, luego que hayan terminado los mil años, Satanás será soltado de su prisión 8 y saldrá a extraviar a aquellas naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra, a Gog y a Magog, para reunirlos para la guerra. El número de estos es como la arena del mar.” (Rev. 20:7-8).

Luego de lo que se nos está hablando aquí, Sr. Olcese, no es de una resurrección, sino de una “prueba” a la que es sometida la humanidad, con la suelta de Satanás…… dicho de otra manera, de la oportunidad que nos da nuestro Creador de poder responder personalmente al desafío presentado por Satanás en su momento a la primera pareja humana y de cuya respuesta, aún está hoy la humanidad pagando los “platos rotos” del estropicio causado; y es que de tratarse como usted apunta, de una gran resurrección de impíos para ser de muevo juzgados y destruidos por los pecados cometidos en su anterior vida ¡hombre, algo se nos tendría que decir de ella, pues no es “peccata minuta” la cuestión ¿no cree?! Sin embargo, ni la más leve mención de esta misteriosa resurrección que se saca usted de la manga se nos hace ahí, ni mucho menos en el resto del registro escritural, sino que de lo que se nos habla es de la destrucción inmediata de aquellas personas “vivas” que se dejen entrampar en ese momento por Satanás y no de personas que sean juzgadas por sus hechos anteriores a su muerte…… mientras que aquellos que no se dejen engañar y sigan fieles a Jehová, continuarán viviendo eternamente, eso es, en las mismas condiciones de vida que tenía Adán antes del pecado.

Habría que concluir entonces, que todo son peregrinas ideas que se le ocurren a usted cuando cae en el éxtasis de sus delirios de grandeza (¡nada menos que reinar con Cristo!), que distorsionan totalmente su visión acerca de la realidad del contenido escritural y que sin un mínimo de razonable investigación personal, se aventura a publicar; y de ahí, que cuando se le presentan argumentos sólidos desbaratando sus propuestas, no les pueda hacer frente y pase de puntillas sobre ellos para “no hacer mucho ruido”, no sea que alguien se dé cuenta de que usted está totalmente incapacitado para responderlos…… y a las pruebas me remito. Excuso decir, que en el resto del video analizado se mantiene la misma tónica: se señala un párrafo en el que afirmo algo y se omite aquel en que se explica la razón o argumento del porque yo he afirmado ese algo…… ¡genio, que es usted un genio, Sr. Olcese!

Estamos, por lo tanto, ante una más que reprobable actitud barriobajera, pues usted manipula de manera interesada mi escrito para presentar del mismo (y algo que cualquiera puede comprobar, contrastando ambos artículos), aquello que no le comprometa y en un total desprecio a sus lectores, a los que hurta la posibilidad de que saquen ellos sus propias conclusiones del contenido de mi escrito. Dicho lo cual, vamos a la segunda pregunta que me formula, en esta ocasión en un video más reciente y publicado el 17/05/14, como respuesta al artículo escrito por un servidor bajo el título “¿Es lo mismo la “vida eterna”, que la “inmortalidad”?” del 16/06/14 y en donde una vez más da muestra usted, no solo de su total ignorancia en cuanto al sentido correcto del registro escritural, sino su nula capacidad para entender aquello que lee y como veremos en el ejemplo que a continuación mencionaré.

Artículo en el que de nuevo, Sr. Olcese, usted no solo elude en su video el enfrentar los argumentos que uso en apoyo de mis planteamientos, sino que incurre en algo más sorprendente si cabe…… por cierto, Sr. Olcese y disculpe el inciso: me permito señalarle, que yo no tengo ninguna duda acerca de lo que es la vida eterna y la inmortalidad, sino que por el contrario tengo las cosas tan claras al respecto, que mis argumentos en defensa de dicha posición no han podido ser rebatidos por usted (de hecho, ni se atreve a mencionarlos). Hecha esta aclaración y ya continuando con lo que le estaba diciendo, pasemos a la consideración de su video/artículo y en el que ya empieza usted con el pie izquierdo, pues no solo se ha limitado cobardemente y como tiene por costumbre, a pasar por alto mis argumentos en defensa de mi exposición y siendo como es el caso que estos son el “meollo” de la cuestión y aquello que hay que desmontar para probar la razón que pretende tener uno al objetarlos, sino que a falta de recursos para poder probar que estoy equivocado, pone gran énfasis en afearme y poniéndose como un basilisco, una supuesta “alteración” premeditada y alevosa por mi parte del sentido correcto de un pasaje (obviamente para adulterarlo y confundir así al “personal”), al usar el término “intentar” en lugar del que aparece en el texto, eso es, el término “buscar” y que se lee en Rom. 2:7. Nueva metedura de pata por su parte, que me lleva inevitablemente a preguntarle aquello tan clásico de “¿Usted es tonto o es que se peina así?”; porque veamos, Sr. Olcese, en dónde uso yo dicho término en mi artículo y el porqué de ello, transcribiendo la porción a la que usted hace referencia:

“Sin embargo, noten que en ninguno de los dos pasajes se nos habla de la inmortalidad por haber ejercido fe en el Hijo de Dios, sino de vida eterna y en línea con lo leído en Juan 3:16, por lo que a nuestro entender no estaríamos hablando de dos términos equivalentes; no obstante, esta reflexión no es compartida por aquellos que defienden la idea de una inmortalidad igual a vida eterna o viceversa y usando el siguiente pasaje, para probar su planteamiento:

Y él pagará a cada uno conforme a sus obras: 7 vida eterna a los que por aguante en la obra que es buena buscan gloria y honra e incorruptibilidad.” (Rom. 2:6-7).

Pero si analizamos el texto con atención, lo que leemos es que aquellos que por el aguante en la obra que es buena intentan alcanzar la gloria, la honra y la incorrupción, se les premia con la vida eterna y lo que significa que esta es una cosa distinta a la inmortalidad y en principio, de más valor que esta, pues dicha vida eterna se concede como “recompensa” a un determinado esfuerzo; es cierto que la mayoría de traducciones bíblicas vierten el término “incorruptibilidad” que aparece en ese pasaje en la versión TNM por el de “inmortalidad”, en un intento de transmitir la idea de que la inmortalidad es la misma cosa que la vida eterna…… y algo que a los autores de este blog no nos acaba de “cuadrar”. Pero ello solo se puede entender, si se parte del hecho de que mientras la expresión “vida eterna” es un concepto y que nos habla de una vida mantenida por tiempo indefinido, la “inmortalidad” es una condición o cualidad que se añade a la vida eterna que uno ya tiene y que es algo muy distinto…… o dicho de otra manera y para entendernos: que se puede tener vida eterna sin tener inmortalidad, pero no se puede tener inmortalidad, sin tener previamente vida eterna.” (Fin de la cita).

Entonces y como usted puede ver, Sr. Olcese, yo transcribo correctamente el pasaje de Rom. 2:7 y en donde aparece el término “buscar” y por lo que no se me puede acusar de mala intención; yo solo uso la expresión “intentar alcanzar”, so-ignorante, cuando entro a desarrollar el texto en cuestión y en el bien entendido de que cuando uno “busca”, en este caso, gloria, honra e incorruptibilidad por medio de un buen hacer, está “intentando” alcanzar algo…… ¿o no es así, Sr. Olcese? De hecho y para su información, le recuerdo que en el diccionario de la RAE, bajo la definición “buscar” y en su segunda acepción, se lee lo siguiente: “Hacer lo necesario para conseguir algo.”

O dicho de manera equivalente, el “intentar alcanzar” un determinado objetivo mediante esfuerzo personal; luego no me dé usted lecciones de cómo hay que usar los diferentes términos para expresar una misma cosa en lengua española, por demás muy rica en matices, pues tengo a gala el conocerla y escribirla con cierta corrección. Por lo que el problema no está en mí, sino en su incapacidad de leer con un mínimo de solvencia y que implica el entender aquello que se lee…… si a ello se le añade el hecho de que no puede rebatir de manera alguna la razón que me asiste en mi argumento, se entiende el que usted intente apartar la atención del mismo, creando el “problemón” que usted ha intentado montar alrededor de dicha palabra. Porque el que siempre “busca” o intenta condicionar la opinión de sus lectores y llevándoles al engaño es usted, pues por ejemplo y en un momento de su exposición (minuto 7’50), afirma que Jesús es claro al decir que la meta a alcanzar es la inmortalidad; sin embargo, Sr. Olcese y hasta donde yo llego (corríjame si me equivoco), Jesús nunca hablo de “inmortalidad” a sus seguidores, sino de “vida eterna”, eso es, este jamás usó dicha expresión…… y si no es así, muéstreme un pasaje en el que este hubiera citado expresamente dicha palabra. Pero una vez más y en una prueba incuestionable de que no puede rebatir mis argumentos o razones en el sentido de que la inmortalidad y la vida eterna no son lo mismo, es que se ha deshecho de los mismos en su crítica y que yo exponía de la siguiente manera:

“Para explicar esa cuestión, lejos de enzarzarnos en una guerra de textos bíblicos con los autores que defienden un planteamiento contrario al nuestro, dejaremos que sea el contexto bíblico el que dé y quite razones; en consecuencia, nos retrotraeremos a los tiempos de nuestro primer padre Adán y punto inicial de la perfecta creación de Dios, para sacar una perspectiva de cuál era la situación. Y lo que vemos ya de entrada, es que este fue creado para no morir y lo que significa que ya estaba en posesión de la tan traída y llevada vida eterna, lo que se deduce de la siguiente advertencia que se le dio:

Y también impuso Jehová Dios este mandato al hombre: “De todo árbol del jardín puedes comer hasta quedar satisfecho. 17 Pero en cuanto al árbol del conocimiento de lo bueno y lo malo, no debes comer de él, porque en el día que comas de él, positivamente morirás.” (Gén. 2:16-17).

Ahora pregúntese lo siguiente: ¿qué habría ocurrido, si Adán no hubiera desobedecido ese mandato divino? Pues sencillamente que habría seguido viviendo indefinidamente, pues en su cuerpo estaba implantado el “chip” de la vida eterna y solo la desobediencia podía arrancarlo de ahí; por lo que mientras este se hubiera mantenido sujeto en obediencia a su Creador, a ese grado se hubiera mantenido con vida…… y esta es la vida eterna de la que se nos habla en Juan 3:16 y que tanto disfrutarán el grupo de los que reinarán con Cristo, como aquellos que sean sobrevivientes de la mencionada “gran tribulación” y que serán súbditos del reino de Dios, así como también aquellos que vayan resucitando posteriormente durante ese período de tiempo y en lo que se podría considerar como una “segunda” resurrección, porque veamos que se lee en las Escrituras:

“…… y para que él (Jehová Dios) envíe al Cristo nombrado para ustedes, Jesús, 21 a quien el cielo, en verdad, tiene que retener dentro de sí hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas de que habló Dios por boca de sus santos profetas de tiempo antiguo.” (Hech. 3:20-21). (Acotación nuestra).

Luego si todas las cosas tienen que ser “restauradas” y término que solo significa el devolver algo a una condición anterior, hay que pensar que de nuevo volverá el ser humano a disfrutar de esa misma vida eterna de la que dispuso nuestro primer padre…… y que sin embargo no era inmortal, como quedó demostrado posteriormente; pero dicho lo cual ¿qué es, entonces, la inmortalidad?” (Fin de la cita).

¿Me podría dar usted una explicación alternativa a este planteamiento, Sr. Olcese? Yo ya sé que no, es más, estoy convencido de que no me hablará de ello nunca, pues sabe perfectamente que usted está equivocado en su planteamiento y por lo que se limitará, como siempre ha hecho, a repetirse en las mismas sandeces vez tras vez y como si nada se le hubiera dicho al respecto…… pues tal es su orgullo, prepotencia y altanería, que le impiden reconocer que un “sacamantecas” que no sabe griego (de eso me acusa usted en este video) ni ha estudiado teología, como es el caso de un servidor, le saque los colores continuamente y ahí está la hemeroteca que confirma mi aseveración. Y es que no hace falta, Sr. Olcese, tener esos conocimientos para entender las Escrituras (las personas a las que fueron dirigidas estas, no los tenían), pues con que los tengan aquellos que traducen del griego a lo idiomas actuales es más que suficiente; porque si el traductor es de fiar y eso es lo que se espera de él, se supone que dará a los textos que traduce el correcto sentido que tienen en el manuscrito traducido y por lo que los demás, solo tenemos que leer correctamente lo traducido, razonar con lógica y sentido común sobre lo leído y partiendo, por supuesto, de un lógico conocimiento del contexto bíblico (que por fortuna, no depende de traductor alguno), para poder entender lo que se nos quiere decir en las distintas versiones que hoy tenemos de las Escrituras.

Por lo tanto, lo que usted está haciendo al acusarme de insolvencia por no conocer el significado de distintos términos en griego, es intentar desviar la atención del “personal” de mis argumentos, porque no los puede desbaratar e intentando defenderse resaltando mis carencias en conocimientos de lenguas escriturales, como si ello fuera un impedimento para el correcto planteamiento de mis escritos; pero dicho esto y como prueba de que no tiene usted no la más remota idea de lo que habla, veamos la pregunta que me hace en este video que estamos analizando, que apoya en Mat. 19:29 y pasaje que dice como sigue:

Y todo el que haya dejado casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o hijos, o tierras, por causa de mi nombre, recibirá muchas veces más y heredará la vida eterna.”

A partir de ahí usted me pregunta, escandalizado y con un gran despliegue de teatralidad, para probar que la vida eterna no puede ser otra cosa que la inmortalidad, lo siguiente: ¿Qué más tendrían que hacer los ungidos, para poder ganar el plus de la inmortalidad, aparte de la “vida eterna” prometida en este pasaje? Pues muy sencillo, Sr. Olcese y siendo como es, que el propio Jesucristo es el que responde a su pregunta:

No tengas miedo de las cosas que estás para sufrir. ¡Mira! El Diablo seguirá echando a algunos de ustedes en la prisión para que sean puestos a prueba plenamente, y para que tengan tribulación diez días. Pruébate fiel hasta la misma muerte y yo te daré la corona de la vida.” (Rev. 2:10).

O lo que es lo mismo, Sr. Olcese, que además de hacer lo escrito en Mat. 19:29 y que todo el que lo haga conseguirá alcanzar la vida eterna de la que se nos habla en dicho pasaje, para dar un paso más allá hay que entregar la vida con todo lo que ello implica de renuncia a una anterior condición humana, en un intento de alcanzar o “buscar” esa “corona de la vida” y en conformidad, con lo que se lee en Rev. 20:4:

Y vi tronos y hubo quienes se sentaron en ellos y se les dio poder para juzgar. Sí, vi las almas de los que fueron ejecutados con hacha (eso es, asesinados) por el testimonio que dieron de Jesús y por hablar acerca de Dios y los que no habían adorado ni a la bestia salvaje ni a su imagen y que no habían recibido la marca sobre la frente ni sobre la mano. Y llegaron a vivir y reinaron con el Cristo por mil años.” (Acotación mía).

Notará usted, Sr. Olcese y en primer lugar, que se nos dice que todas esas personas murieron de la misma manera, o sea, asesinadas por defender su fe; también notará que no se nos dice de esos personajes que serían resucitados (ello se presupone), sino que “llegaron a vivir”, eso es, que llegaron a tener la que, según Pablo, es la “vida que realmente lo es” (1 Tim. 6:19) o “la vida verdadera” según versiones y que no es otra que aquella vida que no está condicionada por el pecado, que finalmente lleva a uno a la muerte…… siendo esta la vida de la que gozaba Adán, pues si no hubiera pecado aún estaría vivo. Pero notemos esa expresión de “la corona de la vida” de Rev. 2:10 mencionado, que bien podríamos entender como ese plus que significa la inmortalidad y que tiene que ver, no con la duración de la vida de uno y que es de lo que nos habla la “vida eterna” o indefinida al modo de Adán, sino con la “indestructibilidad” de dicha vida eterna o sin fin y de la que no gozaba nuestro primer padre, como se vio posteriormente. Porque Pablo en 1 Cor. 15:53-54 y en claro contraste con el disparate que usted sostiene en su video acerca del sentido de dicho pasaje, no establece una relación entre vida eterna e inmortalidad, sino entre incorrupción e inmortalidad y que es algo muy distinto; pero leamos el pasaje:

Porque esto que es corruptible tiene que vestirse de incorrupción y esto que es mortal, tiene que vestirse de inmortalidad. 54 Pero cuando esto que es corruptible se vista de incorrupción y esto que es mortal se vista de inmortalidad, entonces se efectuará el dicho que está escrito: “La muerte es tragada para siempre”.”

Por otra parte es usted mismo, Sr. Olcese, el que nos explica que los que se levanten en esa primera resurrección y en la que según nos da a entender habrá “overbooking” (eso es, muchísimos más de los que deberían de estar) lo hacen ya con la vida eterna y la inmortalidad añadida a ella; pero que para ello sea así, Jehová Dios los ha tenido que transformar en lo que Pablo denominó “una nueva creación” (2 Cor. 5:17; Gál. 6:15), eso es, seres humanos “indestructibles” y por tanto diferentes a los seres humanos normales a la manera de Adán y producto de la venidera “restauración” mencionada en Hech. 3:20-21…… en cualquier caso, seres perfectos en todos sus extremos y teniendo vida en sí mismos, por lo que no dependen ya de una fuente exterior para sostener dicha vida y que es en definitiva lo que significa la inmortalidad; sin embargo y en apoyo de mi tesis, vea que lo que se nos dice de la “gran muchedumbre” sobreviviente de la “gran tribulación” es algo totalmente opuesto:

Ya no tendrán hambre ni tendrán más sed, ni los batirá el sol ni ningún calor abrasador, 17 porque el Cordero, que está en medio del trono, los pastoreará y los guiará a fuentes de aguas de vida. Y Dios limpiará toda lágrima de los ojos de ellos.” (Rev. 7:16-17).

Entonces si esas personas sobrevivientes tienen que ser guiadas a “fuentes de aguas de vida”, es porque no tienen, a diferencia de las anteriores, vida en sí mismas y por lo que precisan de pastoreo y ayuda para conseguir alcanzar la vida de duración eterna o indefinida de la que disfrutó Adán en su momento y que hubiera mantenido por los siglos de los siglos, si no hubiera pecado…… y por lo que en el reino de Dios y contrario a lo que usted sostiene, existirán aquellas personas que disfrutarán de la vida eterna sin ser inmortales (pues eso es lo que se infiere de la “restauración” mencionada en Hech. 3:20-21 y que devolverá al ser humano, a la misma condición de la que gozó Adán en su momento) y que será el caso de los súbditos de dicho reino, junto a aquellos que reinen en el mismo y que sí disfrutarán de la vida eterna indestructible o inmortal: ello y como yo afirmo, Sr. Olcese, significa que la vida eterna y la inmortalidad no pueden ser una misma cosa, como usted de forma disparatada asegura.

Dicho esto y para ir terminando, no estaría de más que nos explicara algo sobre estos dos puntos: el primero y siempre según su particular punto de vista, cómo puede ser que los miembros de la “gran muchedumbre” que aparece al final de la “gran tribulación”, eso es, tres años y medio después de que se haya producido la “primera” resurrección, puedan alcanzar a reinar con Cristo, cuando resulta que la puerta que lleva a ese reinar solo la transitan aquellos que participan de la misma (Rev. 20:6) y que en el momento de aparecer ellos ya está cerrada…… de lo contrario sería absurdo el que se la llamara la “primera, resurrección ¿no cree, Sr. Olcese?. Y en segundo lugar, cómo nos explica que si según usted la vida eterna es lo mismo que la inmortalidad, coexistan en el reino de Dios venidero y como ha quedado claro, personas que sí tienen vida eterna inmortal o indestructible (según nos enseña Pablo), con aquellas que producto de la “restauración” de Hech. 3:20-21 y al modo de Adán, tendrán vida eterna mortal o destructible, como está claro que es la que tuvo nuestro primer padre, eso es, vida eterna “condicionada” perpetuamente a la obediencia al Creador…… luego los primeros gozan de la vida eterna “incondicional” o no sujeta a restricción alguna o, dicho de otra manera, vida eterna inmortal o indestructible y lo que los hace totalmente diferentes de aquellos salidos de la “restauración” venidera.

Y yo, Sr. Olcese, que le conozco más que su señora madre y que merece todos mis respetos (¡qué culpa tendrá ella que le haya salido un hijo así!) ya sé que no me responderá, pues cuestiones parecidas se las llevo señalando reiteradamente y hasta el momento no ha sido capaz de responder a una sola de ellas…… otra cosa es, que usted diga que estoy equivocado en tal o cual afirmación y me salga por “los cerros de Úbeda”, mencionado textos que según usted le dan la razón (la mayoría de ellos sacados de su contexto) y ocultando a sus lectores el argumento por mí presentado para sostener la propuesta que hago y que es en donde hay que incidir pare demostrar lo errado del mismo. O en todo caso y que viene a ser lo mismo, denunciando si el pasaje usado está sacado de su contexto y en consecuencia mal aplicado, o si este no se relaciona correctamente con el contexto escritural y tarea, mucho me temo, para lo que usted no está capacitado.

Pero antes de concluir, permítame señalarle que si me tomo la molestia de responderle, no es porque me inquiete lo más mínimo la opinión que usted tenga de mis escritos y que para empezar, ni siquiera entiende aquello que está leyendo en ellos; si lo hago, Sr. Olcese, es en atención a aquellas personas que nos puedan leer a ambos, para que tengan una opción distinta a los disparates que usted enseña y saquen sus propias conclusiones. Y siendo cierto lo que usted dice en el primer video analizado, en el sentido de que mi blog es poco visitado (lo que me sorprendería y dado los tiempos que corremos, es que hablando solo de Dios lo fuera mucho), lo cierto es que los lectores que me honran con sus visitas son constantes en ello y lo cual les agradezco infinito; notándose un crecimiento mínimo pero continuado en su querida Perú, en dónde de tener sobre unas diez visitas diarias, he pasado últimamente a tener entre veinte y treinta…… y es a todas esas personas que me visitan, a las que dirijo mis escritos, porque son agradecidas y constantes en querer aprender de Dios (de las que también aprendo yo con sus certeros comentarios) y por las que hago lo que puedo, siempre dentro de mis limitaciones. En cambio, me consta que con usted no merece la pena siquiera dedicar unos minutos de mi atención, porque es un perfecto ignorante al que un ego demasiado elevado le impide siquiera reconocer una mínima posibilidad de error en alguna de sus propuestas; y no entienda con esto, aquello que no le digo, eso es, que yo piense que no pueda equivocarme, que sí puedo hacerlo…… lo que yo señalo, es su tremenda y manifiesta incapacidad para demostrarlo.

Armando López Golart

O SEA, Sr. OLCESE…… QUE LAS MUJERES TAMBIÉN REINARÁN CON CRISTO ¿NO?

Posted in Uncategorized with tags , , , , , on 11/09/2013 by Armando López Golart

Templo-de-Jerusalen-02Y vaya por delante, Sr. Olcese que le agradezco que al fin tenga esa deferencia conmigo; sin embargo, lamento tener que decirle que en este primer intento de dar respuesta a las diversas cuestiones que le tengo planteadas, ya nos encontramos con la primera metedura de pata por su parte, como no podía ser de otra manera y viniendo la cosa de quién viene; pero que para que sepan nuestros lectores de qué va el tema, mostrémosles el correo que me remitió el día 8, a la 7’49 con el siguiente texto y en el que se compromete responderme a ciertas cuestiones:

apologista commented on ¡Y DE NUEVO, Sr. OLCESE…… USTED “CON LA BURRA EN EL PESEBRE”

Para satisfacer sus demandas, Sr. Nicolás López, estoy dando respuesta, de a pocos, a sus argumentos en mis vídeos que voy subiendo en mi canal cristiano72392 para que de una vez por todas aprenda la verdad de la esperanza de los cristianos verdaderos y sobre la doctrina satánica de los nicolaítas que usted tanto defiende y propaga sin temor a Dios…

Y prescindiendo de que en su momento y cuando hayamos acabado de solventar dicho temario, le responderé a eso de “Nicolás” López, para mostrarle de que no sabe de qué está hablando al confundir mi afirmación de las “dos clases” en el reino de Dios, con la enseñanza “nicolaíta” de la diferencia entre “clero” y “laicos”, pasemos a lo que importa y es que por fin ha empezado a responder a mis preguntas, tal y como afirma en su correo; respuestas que ha iniciado por el asunto de las dos resurrecciones de Juan 5:28-29 y que le planteaba de la siguiente manera:

¿Qué hacemos pues, con mujeres como Sara, Rebeca, Rut, Raquel, Lea, Noemí y tantísimas otras mujeres fieles a Jehová y que vivieron en tiempos precristianos, o con las que vivieron en tiempos posteriores como María (la madre de Jesús) y a la que se le dijo ser “bendita entre las mujeres” (Luc. 1:48), Elizabeth, Marta y María (las hermanas de Lázaro), María Magdalena, Ana la profetisa, Lidia, Loida, Eunice y a todas aquellas que se bautizaron posteriormente en el nombre de Jesús (Hech. 8:12)? ¿Debemos entender que lo que usted nos plantea, es que serán destruidas en esa “segunda” resurrección “para juicio”, dado que al no poder reinar con Cristo por su condición de mujeres, no pueden participar de la “primera”?

No obstante, tengo que confesarle que su sorprendente respuesta y que nuestros respectivos lectores pueden encontrar en su video del 08/09/13 bajo el título “¿Reinarán mujeres en el reino de dios?— Respuesta a un detractor de la madre patria” me ha dejado totalmente descolocado, pues usted pasa a negarme la mayor y en una total contradicción con una afirmación anterior, ahora nos dice que las mujeres también se levantarán en la “primera” resurrección y en consecuencia, pasando con ello a formar parte de aquellos que reinarán con Cristo en el reino de Dios…… pues eso es lo que implica el participar de la misma:

Feliz y santo es cualquiera que tiene parte en la primera resurrección; sobre estos la muerte segunda no tiene autoridad, sino que serán sacerdotes de Dios y del Cristo y reinarán con él por los mil años.” (Rev. 20:6).

Luego ahora resulta que las mujeres sí reinarán con Cristo en el reino de Dios y para afirmar lo cual, se apoya usted en el citado pasaje y consumándose con ello, un garrafal error de interpretación (uno más) al afirmar y en una prueba más de la “exquisitez” de sus fundamentos teológicos, que puesto que en el mismo no se especifica que dichos personajes sean solo varones, ello significa que también las mujeres pueden estar entre ellos; y posibilidad a la que usted se aferra, para refutar mi objeción…… pero resulta Sr. Olcese, que “Armandito” es mucho “Armandito” para que le cuelen ese gol por la escuadra. Porque resulta que sin ser teólogo (algo que le agradezco infinito al Altísimo), soy capaz de darme cuenta de que sí bien en este pasaje mencionado no se nos dice expresamente, que aquellos que participan de la “primera” resurrección solo pueden ser varones, sí se nos dice por deducción lógica, que no puede haber mujeres entre ellos; porque se le ha pasado por alto, Sr. “Teólogo”, que aparte de reinar con Cristo también se nos dice de esos personajes que serán “sacerdotes de Dios y del Cristo” y lo que me permite plantearle la siguiente cuestión ¿dónde en todo el registro bíblico, se nos habla de la existencia de alguna mujer, ejerciendo el oficio de “sacerdotisa” en el templo de Dios? Y pregunta que ya se la respondo yo y sin lugar a duda alguna: exactamente en ninguna parte, porque la mujer siempre ha estado apartada de las tareas que directamente tuvieran que ver con la adoración verdadera, es más: recordará usted, que en el templo tenían un lugar aparte para ellas en dicho recinto, pues no se les permitía siquiera el acceder al lugar en donde adoraban los hombres o “atrio de Israel”, sino que estaban confinadas en una grada inferior, en lo que se conocía como el “atrio de las mujeres” y tal como se observa en la imagen que acompaña a este escrito. Y para mostrarle que la cosa va por ahí, voy a hacer uso del mismo pasaje que usted utilizó para desvirtuar (o criticar, como le parezca mejor) a la religión adventista, por su dependencia de la fundadora de dicha denominación religiosa, en el video titulado “No permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre…… ¡salvo a Elena G. Waite!” (24/04/13) y que no es otro, que el de 1 Tim. 2:11-12:

Que la mujer aprenda en silencio, con plena sumisión. 12 No permito que la mujer enseñe, ni que ejerza autoridad sobre el hombre, sino que esté en silencio.”

Entonces queda claro de esas palabras de Pablo, que la restricción de la mujer en cuanto a “enseñar” continuaba dentro de la congregación cristiana primitiva (labor intrínseca en un sacerdote de Dios) y por lo que se mantiene aún en el tiempo; pero es que además, con el agravante de que tampoco se le permite a la mujer ejercer “autoridad” (o “dominio” según versiones) sobre el varón…… luego no me negará, Sr. Olcese, que eso impide totalmente la posibilidad de que las mismas gobiernen en el reino de Dios, pues ello las colocaría en una posición de superioridad con respecto de otros hombres, es decir, de aquellos que en calidad de súbditos del reino de Dios, serían gobernados (y también enseñados) por ellas y siendo que de lo que se trata, es de que la mujer y en el arreglo de Dios, nunca puede tener una posición más elevada que el varón. Y es que usted no puede olvidar, que el arreglo teocrático con respecto del hombre y la mujer, establece lo siguiente:

Pero quiero que sepan que la cabeza de todo varón es el Cristo; a su vez, la cabeza de la mujer es el varón; a su vez, la cabeza del Cristo es Dios. 4 Todo varón que ora o profetiza con algo sobre la cabeza avergüenza su cabeza; 5 pero toda mujer que ora o profetiza con la cabeza descubierta avergüenza su cabeza, porque es una y la misma cosa como si fuera mujer con la cabeza rapada. 6 Porque si la mujer no se cubre, que también se trasquile; pero si le es vergonzoso a la mujer ser trasquilada o rapada, que se cubra.

7 Porque el varón no debe tener cubierta la cabeza, puesto que es la imagen y gloria de Dios; pero la mujer es la gloria del varón. 8 Porque el varón no procede de la mujer, sino la mujer del varón; 9 y, más aún, el varón no fue creado por causa de la mujer, sino la mujer por causa del varón. 10 Por eso la mujer debe tener una señal de autoridad sobre la cabeza (eso es, como reconocimiento de la autoridad que el varón tiene sobre ella), debido a los ángeles.” (1 Cor. 11:3-10). (Acotación mía).

Por lo que obviamente, Sr Olcese y partiendo de esos postulados, está claro como al agua que la mujer no puede asumir ningún tipo de regencia sobre el varón y como sería el caso, si estas participaran de la gobernación del reino al lado de Jesucristo. Pero es que el quid de la cuestión, está en que en el video en que me responde a este asunto (y tema del que yo mantengo la posición de que la mujer no puede en manera alguna, tener un puesto al lado de Jesucristo en el reino de Dios y por lo cual, no puede participar de esa “primera” resurrección), usted afirma categóricamente que las mujeres sí reinarán con Cristo y en una flagrante contradicción (como ya le he señalado), con respecto de lo que dijo el 20/04/13 en un corto video (3’31 minutos de duración) y dirigido a los TJ, bajo el título “La biblia dice que los 144,000 son varones—¡la Watchtower dice que no!”; pues en el mismo negaba rotundamente dicha posibilidad…… y algo que cualquiera que desee comprobar, puede ver en este link que adjunto: https://www.youtube.com/watch?v=C79JP84pTg8

Es cierto que usted y al recordarle yo que con anterioridad había afirmado lo contrario, se excusa diciendo que “no se acuerda” de si hizo esta afirmación o no, pero que en todo caso si la hubiera hecho “se retracta” de la misma y lo cual, ya me disculpará usted, pero esto ya es el colmo del disparate y la desvergüenza. Porque un servidor y algo que me tendrá que reconocer usted mismo, equivocado o no en mis planteamientos y desde el momento en que abandone a los TJ, en que me vi obligado a hacer unos “pequeños arreglillos” en mi forma de ver las cosas, siempre he mantenido la misma posición en cuanto a mis fundamentos bíblicos; por ejemplo, usted recordará que por más de dos años le estuve martilleando su disparatada enseñanza de los “millones, miles de millones” gobernando con Cristo, hasta que usted se tuvo que “retractar” de la misma…… y que dicho sea de paso, puesto que usted cita de dicho suceso en su video, he echado en falta que reconociera honestamente que usted estaba equivocado y que yo tenía la razón. Pero echa dicha apostilla (tampoco es asunto de pedirle peras al olmo), volvamos a lo que íbamos y que tiene que ver con el hecho de que usted afirma “no acordarse” de lo que dijo hace tan solo cuatro meses acerca de una enseñanza bíblica y lo que nos muestra, no solo una total falta de rigor, sino lo que es más alarmante: que usted no tiene fundamento bíblico sólido alguno o lo que es lo mismo, que no tiene nada claro en qué cosas cree y en cuáles no cree. De ahí, que hoy nos diga una cosa, mañana la contraria y pasado mañana, ni la una ni la contraria, sino otra totalmente distinta; en el caso que nos ocupa, hoy nos dice con la mayor de las rotundidades, que las mujeres sí reinarán con Cristo en el milenio y hace cuatro meses y unos pocos días, les decía a los TJ y con la misma rotundidad, totalmente lo contrario, eso es, que las mujeres no pueden hacer tal cosa.

Sin embargo, lo más chocante del caso, es que con una flema digna de mayor causa nos dice con toda desfachatez, que si en algún momento dijo eso, pues que “se retracta” de ello “y pelillos a la mar”…… luego ¿debo de entender Sr. Olcese, que de nuevo “el españolillo matador” y al que usted le pretende dar lecciones bíblicas, le ha pillado otra vez con “el carrito del helado”, obligándole de nuevo a retractarse de otra de sus “enseñanzas”? Porque si esto no es así, no me negará que se le parece muchísimo; pero es que en el colmo de todo este esperpento que resulta ser usted, es que hasta cuando cambia de opinión la termina por liar más: pues de lo que le he expuesto en este escrito queda perfectamente demostrado, que la mujer no puede de ninguna manera reinar con Cristo en el reino de Dios, pues no solo no está autorizada a servir en el sacerdocio, sino que Jehová y en boca de Pablo, no puede hablar más claro sobre el lugar que debe ocupar ésta en Su Creación:

Que la mujer aprenda en silencio, con plena sumisión. 12 No permito que la mujer enseñe, ni que ejerza autoridad sobre el hombre (dos cosas que, obviamente, van implícitas con la función de rey y sacerdote), sino que esté en silencio. 13 Porque Adán fue formado primero, luego Eva. 14 También, Adán no fue engañado, sino que la mujer fue cabalmente engañada y llegó a estar en transgresión. 15 No obstante, a ella se le mantendrá en seguridad mediante el tener hijos, con tal que continúen en fe y amor y santificación, junto con buen juicio.” (1 Tim. 2:11-15). (Acotación mía).

Luego la opinión del Altísimo, Sr. Olcese y en lo que podríamos considerar como una declaración de intenciones con respecto del rol de la mujer dentro de Su Organigrama, está más clara que el agua; por lo que usted y con su rocambolesca última afirmación de que esta si reinará en el milenio, de forma clara se está posicionando frontalmente contra Jehová…… por lo que y parafraseándole en la citada contestación a los TJ ¿a quién, según usted, tenemos que creer: a Jehová o a usted? Es más ¿con qué enseñanza nos quedamos, Sr. Olcese…… con la que nos da ahora en el sentido de que la mujer si reina en el reino de Dios, o con la que daba a los TJ hace poco más de cuatro meses, en el sentido de que no podía hacerlo? Por cierto: olvídese de esa absurda dicotomía que establece entre Rev. 20:6 y Rev. 14:1-4, pues cuando hablamos de los 144.000 y prescindiendo que se tome el número como literal o simbólico, de lo que estamos hablando en definitiva es de aquellos que como grupo o colectivo, reinarán con Cristo y que participan de la “primera” resurrección; luego estamos hablando de los mismos personajes y no de dos cosas distintas como usted pretende hacernos creer, en un infantil intento de dispersar la cosa para que no se note tanto su supina ignorancia sobre el asunto…… o lo que es peor, su pertinaz contumacia en no reconocer que está equivocado.

Por lo que la conclusión sobre esta primera respuesta que usted me ofrece, sobre el tema de qué pasará con las mujeres en la resurrección, no puede ser más deplorable pues nada nuevo nos ha aclarado, aparte de ese perpetuo contradecirse a sí mismo y que solo nos muestra que no tiene una idea clara de aquello de lo que nos habla; porque si algo ha quedado patente de lo expuesto hasta el momento, es que estas no pueden reinar en el milenio, por lo que no pueden participar de esa “primera” resurrección mencionada y por lo que continúa en pie la pregunta formulada: si en la “primera” resurrección y como ha quedado meridianamente demostrado hasta el momento, no tienen cabida las mujeres y solo nos queda (siempre según su criterio, Sr. Olcese) una segunda al término de los mil años, para juicio o destrucción eterna de los que participen de la misma ¿qué hacemos con aquellas mujeres, que tanto en tiempos pre-cristianos, como en tiempos post-cristianos, fueron fieles a Dios? Por lo que si me permite una sugerencia, Sr. Olcese, quizás sería conveniente que dejara usted de hacer el tonto y revisase de nuevo su planteamiento acerca de las dos resurrecciones de Juan 5:28-29 y probablemente así, consiga salir de la empanada mental en la que está metido hasta “las cachas”; y que para justificar tan absurda “enseñanza”, no le queda otro remedio que decir la animalada de que las mujeres sí reinan con Cristo en el reino de Dios y lo que les permitiría a ellas participar a la citada “primera” resurrección y con lo que ya las tendría usted colocadas…… y así salvar el escollo de tener que reconocer que en la doctrina de las resurrecciones de Juan 5:28-29, está usted y parafraseando a una muy buena amiga mía de allende los mares “más perdido que el hijo de Lindbergh”.

Pero por otra parte y algo que le agradezco, resulta que también me ha intentado responder al tema de los “notables del AT” como reyes al lado de Cristo en el gobierno del reino, eso es, los Abraham, David, etc. etc. etc. en un nuevo video, posterior al que acabo de hacer referencia y bajo el título de “Abraham y todos los fieles fueron llamados para ser glorificados como hermanos de Jesús” (08/09/13) y que ya lamento decírselo, pero con el mismo negativo resultado. Porque resulta, Sr. Olcese, que usted y en una patética y dramática puesta en escena, no hace más que repetirse en los mismos argumentos que hasta el momento ha venido presentado y que son precisamente aquellos que le vengo continuamente objetando, en lugar de ir directamente al grano y responder a la pregunta concreta que yo le formulo sobre dicha cuestión, para ver si su planteamiento es correcto o no. Y recordará que la demanda que le hago, solo tiene que ver con el que me explique cómo hay que entender el Sal. 45:16 y a la que usted no solo no ha respondido, sino que en toda su exposición ha sido incapaz de hacer mención de dicho pasaje…… en una más que evidente manifestación de que usted sabe perfectamente, que dicho pasaje es letal para su planteamiento y lo que le impide poder atender a mi requerimiento; y es que dicho Sal. 45:16, derrumba todo su esperpéntico argumentario, acerca de unos “notables del AT” reinando con Cristo durante el milenio.

Por lo tanto y resumiendo la cuestión, le insto a que vuelva a intentarlo aclarándonos en primer lugar, si las mujeres pueden o no pueden reinar en el reino de Dios…… y es que en el corto espacio de algo más de cuatro meses, nos ha dicho una cosa y la contraria; ya cuando se aclare en este extremo, podremos volver a hablar; y en caso de que se retracte de lo dicho hace cuatro meses, explíquenos por favor, en función de que lo hace, dado que el texto empleado para decir lo que dijo en ese momento, eso es, Rev. 14:4, continúa diciendo lo mismo. Y en segundo lugar, explicándonos de una puñetera vez, como hay que entender el Sal. 45:16…… y es que todo lo que no sea hacer esto, solo sirve que constatar lo inepto e ignorante integral que usted aparenta ser en cuestiones bíblicas. Y digo “aparenta” porque lo que me barrunto, Sr. Olcese, no es que usted sea un ignorante integral en este campo, pues dicha idea le aseguro y aunque no se lo crea, que me cuesta mucho de aceptar (otra cosa es, que en el fragor del “combate” le suelte las “lindezas” que le suelto), sencillamente porque me malicio que una persona con su formación, no puede ser tan indocumentada como para ir contra la lógica más elemental…… lo que pasa es que la alternativa que se me ocurre, es mucho peor de lo que sería eso.

Y es que tengo el total convencimiento de que usted sabe que tengo razón en las objeciones que le planteo y solo su orgullo, prepotencia y altanería le impiden el reconocerlo; y algo que queda demostrado por el hecho de ni mencionar el Sal. 45:16, cuando usted es consciente de que lo único que yo le pido, es que me explique cómo se puede entender dicho texto…… pero como dicho salmo niega terminantemente su postura en cuanto al tema de los “notables del AT” reinando en el milenio, sencillamente usted no quiere ni oír hablar del mismo. Y como ese escueto y claro pasaje, no le permite ser tergiversado como hace usted con Rev. 20:6, del que nos ha llegado a decir que el tal no se pronuncia en el sentido de si los que participan es esa resurrección son solo varones o también incluye a mujeres (argumento que le he desmontado con toda facilidad, pues solo hay que leer con atención dicho pasaje para ver que eso no es así como usted lo dice) etc. etc. etc., la solución más inmediata es “ni mentarlo” y si cuela, cuela; en todo caso, ya se ha proporcionado usted la excusa perfecta y como hace siempre, para decir que “ya respondió” a mis requerimientos, pero como yo soy un terco, no he querido aceptar tal explicación. Cuando la realidad, es que en el caso que nos ocupa de los “notables del AT” reinando junto a Cristo, usted no respondió a la pregunta que le he formulado en varias ocasiones y que tiene que ver con la interpretación correcta del Sal. 45:16…… y algo que un “teólogo” como usted, no debería tener el menor problema en explicar.

Pero ya metidos en harina, veamos otro caso que nos habla de la tremenda deriva mental en la que usted está instalado y que viene acreditando día tras día, que tiene que ver con una de las preguntas que con más énfasis me ha planteado usted y en la que me exigía razón del porqué mientras las Escrituras nos dicen de Abraham que le fue prometido un galardón “muy grande”, a los apóstoles solo se les prometió “un galardón” a secas y lo que establecía una significativa diferencia entre ambos; claro, esta pregunta y en la que usted insiste, suena a estrambótica cuando resulta que el mismo día que me la repitió, acaba de publicar un video titulado “Muchos aún ignoran que sólo hay un galardón para los salvos— ¡y usted debe conocerlo!” (07/09/13) y en el que nos habla de la existencia de un único galardón para todos los salvos…… entonces ¿por qué me hace dicha pregunta? ¿O debemos de entender entonces, Sr. Olcese, que los apóstoles no son salvos y de ahí, el que se les concediera un mini-galardón a diferencia de los Abraham y compañía? ¿O resulta que cuando me plateó dicha pregunta, estaba convencido de que había dos galardones distintos para el personal y luego un día al bajarse de la cama, lo hizo con el pie cambiado y lo que resultó en que también cambiara de idea en el sentido de que ya no habían dos, sino un solo galardón y entrando de nuevo, en clara contradicción consigo mismo?

Resumiendo, Sr. Olcese: la triste realidad de lo que estamos contemplando, nos muestra que usted es un puro disparate andante, sin criterio alguno pues no sabe ni de lo que habla y de ahí que hoy nos diga una cosa, mañana la contraria y pasado mañana, ya ni se sabe lo que nos dirá; circunstancia palmariamente demostrada en este escrito y situación que solo contribuye a restarle credibilidad y a que “el españolillo matador” le ponga continuamente colorado al señalarle sus vergüenzas, mientras usted se parapeta detrás de un papel que nos indica que un día entró en una escuela de teología…… de lo que hizo allí dentro ¡para que hablar!, teniendo como tenemos a mano su “brillante” trayectoria de autor bíblico; y es que como dijo cierto personaje, que sí sabía de lo que hablaba: “Por sus obras los conocerán”.

Armando López Golart

AUNQUE LA MONA SE VISTA DE SEDA…… MONA SE QUEDA.

Posted in Uncategorized with tags , , , , , , , on 21/08/2013 by Armando López Golart

20081120012006lamonaY estoy hablando de un refrán español, que hace referencia a cualquiera que dándoselas de enterado, adopta posturas, actitudes o apariencia de ser algo, cuando la realidad es que por mucho que intente disimularlo, continúa siendo el mismo ignorante de siempre y por lo que no puede evitar “dar la nota” en cuando se tercia la ocasión…… y es que “de donde no hay, no se puede sacar” que diría mi amigo el castizo. Me estoy refiriendo (y notarán que hablo a título personal) al ínclito personaje que responde al nombre de Apologista Mario Olcese y “súmmum” de la teología y del que el pasado día 18 del corriente mes de Agosto, a las 13’45 de la tarde, recibí el siguiente correo:

¿Qué pasó Don Armandito?¿No sabe cómo responder a mi pregunta crucial sobre cómo Abraham pudo recibir una promesa de un galardón muy grande, mientras que los discípulos de Jesús una que sería simplemente grande?¿Y que hay de los conocidos de Dios que serán hermanos de Cristo y que compartirán su misma imagen en la resurrección para reinar con él? (Rom. 8:28-30). ¿No dice la Biblia que Abraham, Moisés y David fueron pre-conocidos por Dios y bendecidos con su gracia para ser glorificados con su Hijo? Se ha quedado sin palabras. mi amigo detractor. A ver si admite su error de una vez por todas. Esperamos todos su “iluminada respuesta”… y no huya, eh?

Decirle en primer lugar a ese “genio” de la teología, que ni él podría llegar tan alto ni yo caer tan bajo, de quedarme sin palabras ante las estupideces que publica; por otra parte, la respuesta que me demanda sobre dichas cuestiones, desde hace mucho tiempo la tiene publicada en este blog y que solo su constatada estulticia le impiden entender, así como su congénita y patológica ignorancia le impiden objetar a la misma; de ahí que vaya publicando de continuo esas mamarrachadas, en un intento de mediante la repetición y los burdos razonamientos presentados, una mentira adquiera tintes de verdad. Y es que en uno de esos dos temas que me plantea y que hacen referencia a sendos videos, dicho “caballero” mencionaba que para reinar en el milenio, es indispensable ser Hijo de Dios y, por tanto, ser “hermano” del Cristo y algo en lo que estoy totalmente de acuerdo, como lo está la inmensa mayoría de los que publicamos sobre temas bíblicos…… y ahí es en donde surge el problema que le tengo planteado a ese ignorante compulsivo y desde hace bastante tiempo, sin que hasta el momento ese analfabeto integral en conocimiento bíblico (espero que la cosa acabe ahí) haya sido capaz de dar respuesta alguna. Porque si eso es así y lo es, esos personajes que me menciona, como los Abraham, David, Moisés, Daniel, Isaac, Jacob, José, etc. etc. etc. y que fueron “antepasados” o “padres” (según algunas versiones) de Jesús, en el reino de Dios adquieren una nueva condición según el Sal. 45:16 y en dónde leemos lo siguiente:

En lugar de tus antepasados llegará a haber tus hijos, a quienes nombrarás príncipes en toda la tierra.”

Luego si esos personajes y en virtud de la ley divina del derecho de recompra (Isa. 25:47-49), en función del sacrificio de rescate por la sangre derramada de Cristo, fueron “recomprados” por este y como lo hemos sido todos los seres humanos, se convierte así en “Padre Eterno” y título, que previendo dicha circunstancia, le fue concedido por el propio Jehová (Isa. 9:6); por lo que resulta que esos personajes pasan a convertirse en sus “hijos” que no en sus “hermanos” y el texto es clarísimo en este sentido, por lo que no pueden ser entonces Hijos de Dios y lo que les impide heredar el reino en calidad de inmortales reyes y sacerdotes…… luego es obvio que no pueden reinar en el milenio. Y explicación detallada al respecto que con pelos y señales ustedes pueden leer en mi anterior artículo del 04/08/13, bajo el título “El apóstol Pablo, Juan “el bautista”…… y la empanada mental de Apologista Mario Olcese” y del que dicho caballero, no ha sido capaz hasta el momento de rebatir mi planteamiento; pero eso sí, en su lugar manda ese correo infumable y que ofende a la inteligencia. Pero puesto que Abraham es el personaje preferido por ese “teólogo” de a tres el cuarto, como el más merecedor de reinar junto a Cristo, veamos una curiosidad sobre el mismo y pasada por alto por esa “eminencia” de la interpretación bíblica, que contribuye a desbaratar todo el esperpéntico montaje que nos presenta ese “nomber one” de la teología y que la encontramos en Sant. 2:23:

“…… y se cumplió la escritura que dice: “Abrahán puso fe en Jehová y le fue contado por justicia”; y vino a ser llamado “amigo de Jehová”.”

Magnífica ocasión “perdida” por el Altísimo, para hacernos saber que dicho personaje había sido declarado Hijo Suyo y por lo tanto, con derecho a heredar el reino en calidad de inmortal rey y sacerdote; sin embargo, lo que se nos dice de él es que por su fe, llegó a ser considerado como un “amigo” de Jehová…… y nada más. Y sabemos porque así lo dicen las Escrituras, que los que heredan el reino en calidad de inmortales reyes y sacerdotes, son los Hijos de Dios y no los “amigos” de Este; de hecho, Jesús fue reconocido como Hijo de Dios por el mismísimo Jehová (Mat. 3:17) y siéndolo los apóstoles por boca del propio Jesucristo, cuando los identificó como sus “hermanos” y cuando les dijo “asciendo a mi Padre y Padre de ustedes” (Juan 5:17)…… luego a tenor de lo leído y si seguimos el consejo del propio Apologista, en el sentido de que a las palabras de los textos bíblicos hay que darles todo su sentido, estos últimos sí fueron Hijos de Dios, mientras que Abraham no lo fue, pues este solo llegó a ser un “amigo” del Altísimo; y es que no me negarán, que hay una sustancial diferencia entre ser un “amigo” de Dios y ser un “Hijo” de Dios.

Pero es que es más: resulta que el 07/08/13 publiqué otro artículo titulado “Entonces, Sr. Olcese…… ¿en qué quedamos?” en donde demostraba concluyentemente que dicho indocumentado y en un video que publicó el 12/03/13 dirigido a mi persona, afirmaba sin lugar a duda alguna todo lo contrario de lo que nos está diciendo hoy; pero permítanme que les explique en esencia de qué iba el asunto en dicho video, aunque ustedes pueden encontrar más información leyendo el artículo que les menciono: de acuerdo con Rev. 20:4 (nos decía ese “enterao”), solo aquellos que sean asesinados o “ejecutados con hacha por el testimonio que dieron de Jesús y por hablar acerca de Dios y los que no habían adorado ni a la bestia salvaje ni a su imagen y que no habían recibido la marca sobre la frente ni sobre la mano” y esto durante la “gran tribulación” aún futura, son los que reinarán con Cristo o lo que es lo mismo y según nos decía, que aún no se sabe quiénes serán los que ocuparán tronos al lado de Cristo en el milenio…… y esa salvajada, la pueden ustedes oír en el video “No, Don Armando, usted debe responderme esto primero…” (12/03/13) y entre los minutos del 16 al 20 de grabación (si pueden, no se los pierdan) y en el bien entendido que no lo borre, algo a lo que me tiene acostumbrado.

Y afirmación que de una sentada, ya excluye de poder reinar con Cristo, no solo a los Abraham y compañía, sino a los propios apóstoles de Jesús, pues todos esos personajes murieron hace milenios y por lo que no pueden ser “ejecutados con hacha” en una “gran tribulación” aún futura…… con lo que y según la extraña idea de ese “genio” de la interpretación bíblica, no pueden conseguir la preceptiva vestimenta “blanca” que les eleve al rango de reyes en el milenio e idea que apoyaba con el pasaje de Rev. 3:5. Excuso decirles que tampoco me respondió a esta cuestión, pues ni siquiera negó dicha contradicción (ahí tienen mi artículo por si quieren leerlo), pero sin embargo, en su lugar me manda ese escrito pidiéndome explicaciones de algo en lo que él mismo se ha contradicho y sin que se le caiga la cara de vergüenza…… eso sí y en el colmo de la caradura (y es que la tiene como el granito), advirtiéndome de que “no huya” cuando es él el que siempre ha empleado aquello de la “tocata y fuga”, pues en ningún momento ha sido capaz de rebatir ninguna de mis objeciones y ahí está la hemeroteca para comprobarlo, entre las cuales y aparte de la ya mencionada, hay otras.

Porque ese indocumentado se esfuerza en hacernos creer que los componentes de la “gran muchedumbre” de Rev. 7:9, también reinarán con Jesucristo y con el “concluyente” argumento de que en el verso 14 aparecen vestidos de “largas ropas blancas” y simbólica vestimenta que solo significa el que uno tiene la aprobación de Dios, nada más…… de lo contrario y por la misma regla de tres, los ángeles y los caballos del ejército de los cielos, que se nos los presenta siempre de blanco, también tendrían que reinar con Cristo ¿o no? Sin embargo, ese “genio” de la teología pasa por alto el importante dato que ese mismo verso 14 nos da, en el sentido que esas personas son las sobrevivientes de la “gran tribulación” final:

Y, en respuesta, uno de los ancianos me dijo: “Estos que están vestidos de la larga ropa blanca, ¿quiénes son y de dónde vinieron?”. 14 De modo que le dije inmediatamente: “Señor mío, tú eres el que sabe”. Y me dijo: “Estos son los que salen de la gran tribulación y han lavado sus ropas largas y las han emblanquecido en la sangre del Cordero.” (Rev. 7:13-14).

Luego si esas personas “sobreviven” a dicho evento final, significa que pasan al reino de Dios con vida y lo que nos indica que no han muerto y por lo que no pueden participar de la llamada “primera” resurrección y que se produce antes de que aparezca en escena dicha “gran muchedumbre” y que es la que da la inmortalidad y el derecho a reinar con Cristo:

Feliz y santo es cualquiera que tiene parte en la primera resurrección; sobre estos la muerte segunda no tiene autoridad (ello significa la inmortalidad), sino que serán sacerdotes de Dios y del Cristo y reinarán con él por los mil años.” (Rev. 20:6). (Acotación mía).

Y eso que entienden hasta los tontos de pueblo en España (personajes entrañables donde los haya y que serán tontos, pero que no se les escapa una), no entra en la cabeza de esa “eminencia” de la teología y que hasta el momento, ha sido totalmente incapaz de desmontar mi argumento…… pero eso sí: el que “huye” no es él, que da siempre la callada por respuesta, sino que soy yo y que continuamente le estoy desafiando a que me responda, obviamente sin resultado alguno. Pero veamos otra “enseñanza” que también es de aurora boreal y que tiene que ver con las resurrecciones de Juan 5:28-29:

No se maravillen de esto, porque viene la hora en que todos los que están en las tumbas conmemorativas oirán su voz 29 y saldrán, los que hicieron cosas buenas a una resurrección de vida, los que practicaron cosas viles a una resurrección de juicio.”

Según dicho inepto, ello significa que habrá una “primera” resurrección al inicio del milenio y en donde participarán todos los “justos” de todos los tiempos y que son los reinarán con Cristo y una “segunda”, al término de los mil años, en la que se levantarán los “injustos” para ser juzgados por sus hechos anteriores y ser destruidos eternamente; pero claro, una de las muchas pegas que tiene dicha interpretación, tiene que ver con algo que publicó ese “entendido” en las Escrituras y que como no sabe ni de lo que habla, no entiende que toda enseñanza tiene sus derivadas, eso es, que tiene que cuadrar con otras para ser verdad. Y es que en su momento publicó un video diciendo que las mujeres no pueden reinar con Cristo en el reino de Dios y lo cual es cierto…… pero ello significa que no pueden participar de la “primera” resurrección y en la que hemos visto que todos los que participan de ella, reinarán con Cristo en el milenio y con lo que, dado que solo queda la llamada “segunda” resurrección y que según dicho “iluminado” es para juicio y destrucción eterna de los “impíos” o “injustos”, se plantea la gran cuestión: ¿Qué hacemos entonces, con mujeres como Sara, Rebeca, Rut, Raquel, Lea, Noemí y tantísimas otras mujeres fieles a Jehová y que vivieron en tiempos precristianos, o las que vivieron en tiempos posteriores como María (la madre de Jesús) y a la que se le dijo ser “bendita entre las mujeres” (Luc. 1:48), Elizabeth, Marta y María (las hermanas de Lázaro), María Magdalena, Ana la profetisa, Lidia, Loida, Eunice y a todas aquellas que se bautizaron posteriormente en el nombre de Jesús (Hech. 8:12)? ¿Es razonable el pensar, que tengan que ser destruidas en esa “segunda” resurrección, dado que al no poder reinar, no pueden participar de la “primera”? Y si no es así ¿en dónde nos las mete ese “teólogo” de pizarrín? Una vez más les recomiendo y para una mayor información al respecto, que lean mi artículo “¡Y el Sr. “Ingeniero” continúa mintiendo…… y haciendo el ridículo, claro!” del 09/05/13 y a ver si mientras tanto, ese “intelectual” hace gala de sus “conocimientos” en teología y es capaz de hacer lo que no ha hecho hasta el momento y que es responderme a esas interrogantes que le he planteado…… y es que eso es lo que tenemos de malo aquellos que siempre “huimos”: que cuando nos “pinchan”, resultamos ser muy peligrosos.

Por cierto y antes de que se me olvide: en uno de mis últimos escritos, concretamente el del 05/08/13 y bajo el título “Lo que nos suponíamos…… no lee la Biblia, sino las aventuras del Capitán Trueno”, denunciaba el delito cometido por ese esperpento con patas de falso testimonio, al publicar un video acusando a los TJ de omitir la expresión “Rabí” del texto de Mat. 26:49 y que le demostré que eso no era verdad, exigiéndole además que diera explicaciones del porqué hacia semejante afirmación y puesto que había publicado una falaz mentira, que pidiera disculpas a esa organización. Pues bien, ese sujeto que no “huye”, sino que se esconde como una rata, lo que hizo y dándome con ello la razón en mi acusación, en el sentido de que su afirmación era una falacia, fue borrar el video de YouTube y sin decir esta boquita es mía, en una actitud cobarde donde las haya y propia de un sujeto de la peor especie; pero claro, si bien borró el video en YouTube, no así el artículo que había colgado en la página de Lavasori y que si en el mismo tampoco podías acceder al video, ahí continuaba el artículo colgado y lo que permitía acceso a la entradilla que daba pie al mismo y que era el resumen de lo publicado en el video borrado; pues bien, cuando yo le señale en mi artículo dicha circunstancia, lo que hizo arteramente fue borrar también el artículo que figuraba en dicho blog. Y que yo digo la verdad, queda fehacientemente demostrado cuando uno va a Google y busca bajo el siguiente titular “¿Por qué extraño motivo la Traducción del Nuevo Mundo omite el vocablo “rabí” (maestro) en Mateo 25:49?” y que aunque se avise de que este título ya no existe…… resulta que sí existió, pues Google lo tiene registrado como publicado el 02/08/13, aunque ya no exista el contenido del mismo.

Como pueden ver, un indeseable que se mueve entre la mentira y las falsas acusaciones y que nunca da la cara para responder de lo que dice y hace…… y primera regla de todo aquél que escribe en Internet, si es un poco serio ¡claro! Pero lo que más lamento, es que su hermano Franco entre en ese juego, al permitir en su blog episodios como el mencionado; y si eso no es así, que públicamente nos diga el Sr. Franco Olcese que él no tuvo nada que ver en este asunto, sino que todo se lo montó ese impresentable que tiene por hermano. Pero ya puestos, permítanme decir algo a título anecdótico, pues no es una información de primera mano y por ello solo les transmito, lo que me ha venido llegando por parte de algunas personas que afirman conocer a dicho “genio” de la teología: ese señor no es teólogo y que lo más probable, según me dicen, es que no haya pisado jamás un aula de teología en su vida; al responderles a mis comunicantes que yo había visto dicho diploma en un video que me dirigió, así como el título de ingeniero, me sugerieron más o menos que esos “papeluchos” se pueden comprar (al igual que en España, por cierto), en cualquier bazar. Pero puesto que yo vi lo que parecían ser diplomas, por prudencia no puedo suscribir dicha información, pues solo puedo responder de lo que aparentemente vi; pero en todo caso y siendo este un mal menor, la cuestión es que parece que hay cierta propensión entre gente de su alrededor, a pensar que dicho caballero no es lo que afirma ser…… ya si lo juzgamos por las animaladas que publica, la cosa está más clara que el agua. Y que realmente poco importaría que nos “colara” lo de ser teólogo sin serlo, pues yo tampoco soy teólogo, ni ingeniero ni nada que se le parezca (enseñanza básica y va que se mata), si realmente publicara cosas razonables…… pero eso no es lo que hace y a las pruebas me remito; sin embargo, mis artículos (en los que uno podrá estar de acuerdo o no, esa ya es otra cuestión) se apoyan en razonar con lógica y sentido común sobre aquello que leo, siempre intentando verlo desde el punto de vista de Dios y no del mío. Pero que en todo caso, no pueden ser rebatidos por dicho personaje ni por muchos otros teólogos, carentes por lo visto de esa elemental capacidad…… y circunstancia que intento explicar, en uno de mis últimos artículos titulado “La Biblia…… vs. la teología” (09/08/13).

Luego ahí tiene ese indocumentado cuatro cuestiones para responderme y que de nuevo les digo que no lo hará, obviamente porque no puede (pues de poder ya lo habría hecho), sino que como tiene por costumbre dará la callada por respuesta y continuará publicando las mismas estupideces vez tras vez y diciendo de determinada cuestión, hoy una cosa, mañana la contraria y pasado mañana, ni la una ni la contraria sino otra totalmente distinta, pues ese es el pelaje del sujeto en cuestión…… eso sí, continuará afirmando que somos los demás los que “huimos” y no respondemos a sus preguntas. Pero para que no tenga pérdida, por si acaso le da “un aire” y se decide a responder, ahí le resumo las tres cuestiones que le planteo:

1º ¿Cómo nos explica que los notables del AT puedan reinar con Cristo, si el Sal. 45:16 nos dice que no son sus hermanos, sino sus hijos? ¿O no dice eso el salmo mencionado?

2º ¿Cómo puede ser que la “gran muchedumbre” de Rev. 7:9 reine con Cristo, si sobrevive a la “gran tribulación”, luego ya pasan con vida al nuevo mundo y por no morir, no pueden participar de la “primera” resurrección y que es la que da la inmortalidad y el derecho a reinar en el milenio?

3º Si la “primera” resurrección es solo para aquellos que tienen que reinar con Cristo y las mujeres no pueden hacerlo ¿qué hacemos con aquellas que sirvieron a Dios tanto del AT, como del NT, si solo nos queda una resurrección de juicio y destrucción eterna para los injustos? ¿En dónde nos las mete ese “teólogo” de pacotilla?

Y el título de este artículo es el que es, porque no hace mucho ese personaje y respondiendo a un correo que le mandó uno de sus lectores, dijo lo siguiente:

Gracias, Joselin. Trato de estar formal para que me crean más” (Obviamente las negritas son mías).

Así trataba de justificar su cambio de “look”, ante uno de sus seguidores que le alababa lo elegante de su nueva apariencia……. pues lo dicho: “Aunque la mona se vista de seda…… mona se queda”.

Armando López Golart

¡Y EL Sr. “INGENIERO” CONTINÚA MINTIENDO…… Y HACIENDO EL RIDÍCULO, CLARO!

Posted in Uncategorized with tags , , , , , , , , on 09/05/2013 by Armando López Golart

Cambio_de_rumboY es que al artículo que publiqué el 28/04/13, bajo el título “¡Y miren que yo no quería!”, Apologista Mario Olcese y como nos tiene acostumbrados (el hombre debe pensar que sus lectores son tontos y algunos de ellos, ya disculparán mi sinceridad, si no lo son, lo parecen), respondió una vez más con la mentira por bandera y haciendo el ridículo al publicar un video (el mismo día, por cierto y lo cual muestra lo preocupado que tengo a ese ignorante, que me teme más que a un “nublao”) titulado “Disintiendo con algunas locas elucidaciones bíblicas…”; porque inicia dicho video afirmado que he dicho cosas “injustas” acerca de él, además de otras que son falsas o “inexactas”, pues resulta que según nos explica ese “genio” de la interpretación bíblica, él “no ha renunciado” a ninguna de sus enseñanzas…… y afirmación con lo que no hace otra cosa, más que empeorar la cuestión.

Porque ello me lleva a recordarle, que en el tema de los “millones, miles de millones” que tenían que reinar con Cristo en el milenio y enseñanza que mantuvo por más de dos años en contra de mis argumentos en sentido contrario, mintió al afirmar públicamente que “jamás” había dicho tal cosa y afirmación en sí misma, que ya es una rectificación en toda línea, cuando, repito y ahí está la hemeroteca para confirmarlo, llevábamos más de dos años enfrentados por dicha cuestión. Lo que me obligó en su momento a refrescarle la memoria, recordándole dónde lo había dicho y pormenores de lo cual, pueden leer en mi artículo del 20/05/12 “Apologista Mario Olcese…… o la mentira, a falta de otros recursos”. Pero enseñanza a la que además ha renunciado en sus últimos videos, pues en los mismos y cuando nos habla de los 144.000 o de aquellos que tienen que reinar con Cristo, nos dice que “no sabe” y que él “no dice” cuál será la cantidad final de gobernantes en el reino…… y a eso en mi pueblo (que diplomados en teología no estamos, pero que “espabilaos” lo somos un rato), se le llama rectificar una enseñanza.

Por otra parte, tenemos otra de ellas mantenida por dicho personaje también por un largo espacio de tiempo y que nos tuvo enzarzados en una larga confrontación, en el sentido y según defendía dicho “genio” de la teología, que los notables del AT, eso es, los Abraham, Moisés, Isaac, David, Daniel y compañía, también reinarían con Cristo en el reino; claro, cuando de pronto y en su video “No, Don Armando, usted debe responderme esto primero…” (12/03/13), nos sale con que “solo” aquellos que salgan vencedores en la “gran tribulación” aún por venir, eso es, de su enfrentamiento con la “bestia”, el “falso profeta” y el “anticristo”, no recibiendo por ello la “marca” de dicha “bestia” (Rev. 13), son los que tienen que reinar con Cristo en el milenio y nuevo planteamiento, además, que nos prueba con el texto bíblico de Rev. 20:4. Comprenderán que a partir de ese momento, yo solo puedo interpretar que ha rectificado su anterior enseñanza al respecto, porque las dos al mismo tiempo no pueden ser…… y pormenores de lo cual, encontrarán ustedes en mi artículo “¡Notición! Apologista Mario Olcese reconoce, implícitamente, haberse equivocado en otra de sus “grandes” enseñanzas.”

Súmenle a ello, que el 24/04/13 colgó un video bajo el título “El gran conflicto” y en donde citando de 1 Tim. 2:11-15, afirmaba sin lugar a duda alguna y a tenor de lo leído en el mismo, que queda claro que la mujer no puede reinar con Cristo en el milenio…… y que cuatro días antes, no hay que pasarlo por alto, ya había publicado otro en el mismo sentido, bajo el título “La Biblia dice que los 144,000 son varones… ¡La Watchtower dice que no!”…… y sin darse cuenta, en su proverbial y congénita ignorancia, que dicha afirmación tiene obviamente unas derivadas que invalidan otras dos de sus enseñanzas fundamentales. Porque si ello es así en el caso de la mujeres y así es (y algo que un servidor ya publicó hace mucho tiempo), que estas no pueden reinar con Cristo en el gobierno milenario, resulta que al pronunciarse en este sentido, ese disparate andante está obviamente negando otras dos de sus enseñanzas fundamentales que le son características y que, a pesar de lo afirmado sobre las mujeres, aún las está manteniendo: que el bautismo en agua convierta a uno en Hijo adoptivo de Dios y que la llamada “segunda” resurrección, ocurra al final de los mil años de gobierno teocrático por Cristo…… tan claro como esto.

Ya otra cosa es, que ese indocumentado afirme que “no se ha retractado” de ninguno de sus anteriores planteamientos, dado que en su nula capacidad intelectual no tiene consciencia de que una determinada enseñanza bíblica, siempre tiene sus lógicas repercusiones y puede muy bien no ser compatible con otras, como resulta en este último caso que les acabo de citar. Porque si las mujeres y como queda probado en el pasaje mencionado de la primera carta de Pablo a Timoteo, resulta que no pueden reinar en el milenio, pero sin embargo sí fueron bautizadas igual que los hombres (Hech. 8:12) y Dios no hace acepción de personas (Hech. 10:34), ello solo puede significar que el bautismo en agua no daba el ungimiento como Hijo adoptivo de Dios a la persona que se sometía al mismo…… pues no hay registro alguno de mujeres expulsando demonios, sanando paralíticos o levantando muertos: en definitiva, haciendo obras poderosas tal como les fue concedido llevar a cabo a aquellos que fueron reconocidos como Hijos adoptivos de Dios. Por lo tanto queda claro, que hacía falta algo más para alcanzar tal condición y que era el recibir el otro bautismo impuesto por Jesucristo y que solo los apóstoles que lo habían recibido directamente de este, podían impartirlo a otros; eso es, el bautismo en espíritu y como queda demostrado unos versículos más adelante:

Cuando los apóstoles que estaban en Jerusalén oyeron que Samaria había aceptado la palabra de Dios, les despacharon a Pedro y a Juan; 15 y estos bajaron y oraron para que recibieran espíritu santo. 16 Porque todavía no había caído sobre ninguno de ellos, sino que solo habían sido bautizados en el nombre del Señor Jesús. 17 Entonces se pusieron a imponerles las manos (forma ritual de bautizar en espíritu santo) y ellos empezaron a recibir espíritu santo.” (Hech. 8:14-17). (Acotación mía).

Pasaje que deja perfectamente claro que si bien esas personas de Samaria fueron correctamente bautizadas en agua en el nombre de Jesucristo y por un poderoso Hijo de Dios como era Felipe, solo cuando los apóstoles administraron dicho bautismo en espíritu sobre ellos, fue que empezaron a recibir el espíritu santo y con ello, la condición de Hijos adoptivos de Dios que este bautismo en espíritu concedía (luego no el bautismo de agua), así como los poderes que le eran consustanciales…… y lo que estaría en línea con la afirmación de Jesús a Nicodemo, en el sentido que se precisaba de dos bautismos distintos para alcanzar dicha condición:

Jesús contestó: “Muy verdaderamente te digo: A menos que uno nazca del agua (bautismo en agua) y del espíritu (bautismo en espíritu santo y que como hemos visto, solo podían administrar los apóstoles), no puede entrar en el reino de Dios.” (Juan 3:5). (Acotaciones mías).

Por lo que si las mujeres que recibieron el bautismo de agua al igual que los varones, resulta que no pueden gobernar con Cristo en el reino de Dios y algo que reconoce el propio Apologista, mientras que sí lo pudieron hacer aquellos varones que recibieron el otro bautismo directamente de manos de los apóstoles, ello significa claramente que no es el bautismo en agua el que transmite la condición de uno como Hijo adoptivo de Dios, sino el otro bautismo en espíritu santo y que, repito, solo podían administrar los apóstoles, siempre según se infiere del registro escritural. Por lo que si el Sr. “Ingeniero” sostiene ahora dicha enseñanza referente a las mujeres, queda más claro que el agua y nunca mejor dicho, que renuncia a su anterior planteamiento de un bautismo en agua como transmisor de la “unción” de uno como Hijo adoptivo de Dios…… o que solo es un bocazas que no sabe ni de lo que habla y que en su más que probada estulticia, sostiene las dos cosas al mismo tiempo.

Y circunstancia que se repite, con su planteamiento de una “segunda” resurrección al final de los mil años para los “injustos” de juicio divino o destrucción eterna y a partir de una esperpéntica interpretación de Juan 5:28-29, así como de Hech. 24:15; pues el hecho de que las mujeres no puedan gobernar en el reino de Dios, también afecta a dicha enseñanza…… pero es que además ¡que quieren ustedes que les diga!, pero ese planteamiento no es más que una salvajada que de un plumazo dejaría vacío de contenido el reino de Dios, tema central de las Escrituras y única esperanza de la humanidad.

Porque si ello fuera así, como pretende hacernos creer ese “iluminado”, nos encontraríamos con la siguiente situación: si la “primera” resurrección de Rev. 20:6 y de eso no hay ninguna duda, es en la que se levantan aquellos que sí reinan con Jesucristo y en la que razonablemente no pueden participar las mujeres, pues ya hemos dicho que ellas no tienen acceso a gobernar en el reino, ello las llevaría a tener que levantarse en la única resurrección que queda, eso es, la “segunda” para los “injustos” y según enseña ese “teólogo” de pacotilla, la cual conlleva la destrucción eterna de los que participan en la misma…… y lo que nos enfrentaría al siguiente problema: ¿Qué hacemos entonces, con mujeres como Sara, Rebeca, Rut, Raquel, Lea, Noemí y tantísimas otras mujeres fieles a Jehová y que vivieron en tiempos precristianos, o las que vivieron en tiempos posteriores como María (la madre de Jesús) y a la que se le dijo ser “bendita entre las mujeres” (Luc. 1:48), Elisabet, Marta y María (las hermanas de Lázaro), Maria Magdalena, Ana la profetisa, Lidia, Loida, Eunice y a todas aquellas que se bautizaron posteriormente en el nombre de Jesús (Hech. 8:12)? ¿Es razonable el pensar, que tengan que ser destruidas en esa segunda resurrección? Y si no es así ¿en dónde nos las mete ese “teólogo” de pizarrín?

No obstante, eso es lo que nos plantea ese descerebrado que va a ocurrir, porque recordemos que en las Escrituras solo se nos habla de dos resurrecciones (Rev. 20:6; 11-13) y que según el disparatado planteamiento que nos presenta, estarían distribuidas de la siguiente manera: una “primera” para los “justos”, que son levantados en inmortalidad y como reyes en el reino de Dios y en la que no pueden participar las mujeres y una “segunda”, la de los “injustos” y en la que resumiendo la cosa, participan todos aquellos que no lo han hecho en la primera…… y con lo que ya tenemos de cabeza en la misma, a todas esas mujeres mencionadas y que según ese espantajo llamado Apologista Mario Olcese, para ser destruidas en ella. Y objeción esta, que ya planteé en mi anterior artículo “¡Y miren que yo no quería!” (28/04/13), a la que dicho indocumentado y en una nueva manifestación de no saber, no solo siquiera leer (pues si acaso lo leyó, no se “enteró” de lo que yo le exponía), sino ni de saber de qué está hablando, ha sido incapaz de rebatir mis argumentos en ese sentido; no obstante, de afirmar mentirosamente que “no ha renunciado” a ninguna de sus anteriores enseñanzas y como si los demás fuéramos tontos, eso …… pero de demostrarlo, obviamente no.

Sin embargo y para que ustedes vean la paranoia mental de semejante esperpéntico personaje, resulta que no solo en este video que estamos analizando y de fecha 28/04/13, al final del mismo nos vuelve a decir que los notables del AT, eso es, los Abraham, David y compañía, están también llamados a reinar con Cristo, sino que acaba de publicar otro (02/05/13) con el expresivo título “¿Quiénes son los genuinos herederos de Dios y coherederos con Cristo? ¡La respuesta lo sorprenderá!” y en donde una vez más, deja patente la errática deriva mental que le caracteriza, al afirmar de nuevo que son los Abraham, David y compañía. Cuando resulta que solo unos pocos videos atrás en el tiempo, concretamente el publicado en 12/03/13 y bajo el título “No, Don Armando, usted debe responderme esto primero…” nos decía exactamente todo lo contrario al afirmar en el mismo y entre los minutos del 16 al 20 de grabación, que solo aquellos que murieran “asesinados” en defensa de su fe en su enfrentamiento durante la “gran tribulación” aún futura, con la “bestia”, el “falso profeta”, el “anticristo” y que no recibieran la marca de dicha “bestia” (Rev. 13) son los que reinarán con Cristo; y algo que nos mostraba y para dar fuerza a su argumento, como ya hemos dicho, citándonos de Rev. 20:4…… pero veamos qué se nos dice en este pasaje:

Y vi tronos y hubo quienes se sentaron en ellos y se les dio poder para juzgar. Sí, vi las almas de los que fueron ejecutados con hacha (o “decapitados”, o “asesinados”, o “degollados” según versiones) por el testimonio que dieron de Jesús y por hablar acerca de Dios y los que no habían adorado ni a la bestia salvaje ni a su imagen y que no habían recibido la marca sobre la frente ni sobre la mano. Y llegaron a vivir y reinaron con el Cristo por mil años.” (Acotación mía).

Sobre estas palabras, es en las que se apoya esa estulticia andante para hacer esa afirmación que les acabo de señalar, cuando es el caso que en los videos que acabo de mencionar (28/04/13 y 02/05/13), nos afirma que Abraham, el padre de la fe y “amigo” de Jehová, así como David el genuino rey de Israel, es impensable que se pueden quedar fuera de reinar junto con Cristo en el milenio y por lo que de todas, todas, reinarían junto a este…… sin embargo y en claro contraste con la condición impuesta en el pasaje citado de Rev. 20:4, para acceder al gobierno del reino en calidad de inmortal rey y sacerdote, eso es, el morir una muerte de sacrificio “ejecutados con hacha por el testimonio que dieron de Jesús y por hablar acerca de Dios”, vean ustedes qué se nos dice de la muerte que tuvieron precisamente esos dos personajes, Abraham y David, por este orden:

Entonces expiró Abrahán y murió en buena vejez, viejo y satisfecho y fue recogido a su pueblo.” (Gén. 25:8).

Y por fin murió en buena vejez, satisfecho de días, riquezas y gloria; y Salomón su hijo, empezó a reinar en lugar de él.” (1 Cró. 29:28).

Sin embargo, hemos visto que el pasaje de Rev. 20:4 no deja lugar a duda alguna (y eso nos señala ese indocumentado, en los minutos del 16 al 20 de grabación en el video mencionado), en el sentido de que los que han de reinar con Cristo tiene que sufrir una muerte violenta en defensa de su fe y algo que queda perfectamente establecido además, en las siguientes palabras de Jesucristo:

Al que venza, le concederé sentarse conmigo en mi trono, así como yo vencí y me senté con mi Padre en su trono.” (Rev. 3:21).

Como no me puedo creer que a nadie le quede duda alguna de como “venció” Jesús, eso es, dando su vida en defensa de su integridad a Dios, razonablemente hemos de pensar que eso es lo se les pide a aquellos que pretendieran en su momento sentarse en un trono a su lado y gozando ya de la inmortalidad. Por lo que esa catástrofe con patas que es Apologista Mario Olcese, mentiroso donde los haya, nos tendría que aclarar esa “pequeña” contradicción entre lo demandado por Rev. 20:4 para reinar en el milenio y la plácida muerte que tuvieron esos dos personajes mencionados y a los que habría que añadir otros muchísimos que también murieron en parecidas apacibles circunstancias, como los Isaac, Jacob, Moisés, Noé, Job, etc. etc. etc.

Y le llamo mentiroso, porque en su endémica desvergüenza, semejante indeseable afirma en este video que él sí ha respondido a mis preguntas por medio de lo que ha ido publicando en los videos que ha ido subiendo, cuando lo único que ha hecho ha sido repetirse en sus planteamientos e ignorando las objeciones que le tengo planteadas sobre los mismos y de las que no ha dicho aún esta boca es mía; y objeciones que le voy a repetir, no esperando que me las responda porque ya sé que es incapaz de ello, sino para ver si lo hace alguno de esos “enteraos” que le van dando coba, como un tal Max Baeza y que comentando precisamente de este video que nos ocupa, dice los siguiente:

Hno Mario, parece que Don Armandito no leyó los capítulos anteriores al 10 de Juan, en donde claramente se comienza a desarrollar la idea de las “otras ovejas” que son ni mas ni menos que los Gentiles, (ver la carta a los Romanos y a los Efesios). Una Gran parte de la casa de Israel rechazó al Mesias. nosotros sin embargo, somos esa ramita de olivo silvestre que se injertará en ese remanente de Israelitas que acepto y aceptará el gobierno del Cristo.”

Y a lo que el Sr. “Ingeniero” respondió lo siguiente:

Así es, Hno. Max. Pero don Armandito no quiere entender razones…QEPD. Un abrazo para ti desde perusalén

Sin embargo, vean lo que opinaba dicho Sr. Baeza, sobre el video “La prueba irrefutable de que la grande muchedumbre reinará con Cristo”, disparate donde los haya que Apologista publicó el 18/03/13 y que ya hay que ser pendejo para proponer semejante planteamiento, pues como animalada no está nada mal…… y que no sé qué pensar, de quien afirma lo siguiente del mismo:

Hola Hermano Mario, La explicación y los textos mostrados por Ud. son más que claros para explicar este punto. La SWT basa sus enseñanzas en un sistema de “castas” o de clases, siende que la biblia en ninguna parte enseña dicha doctrina. El texto de Apocalipsis es claro al identificar literalmente a las tribus de la Casa de Israel, pero la SWT insiste con su doctrina de hombres en decir que es Espiritual, siendo que la biblia no lo dice torciendo su palabra. Un gran abrazo Hno Mario.” (Negritas mías).

Luego si a ese caballero, el Sr. Max Baeza, le pareció tan claro el planteamiento de Apologista, en el sentido que la “gran muchedumbre” de Rev. 7:14 será la que gobierne en el reino de Dios, le estaría eternamente agradecido si me pudiera responder a la siguiente cuestión que le tengo planteada a esa estulticia con patas de la que parece ser admirador y que aún no ha sido capaz de hacerlo:

Si la “gran muchedumbre” de Rev. 7:9 no muere, sino que sobrevive a la “gran tribulación”, por lo que pasa con vida al nuevo orden o reino de Dios y por lo tanto, no puede participar de la “primera” resurrección de Rev. 20:6 y que es la que da la inmortalidad, así como el derecho a reinar con Cristo ¿cómo puede ser, que los miembros de la “gran muchedumbre” pasen a reinar con este?

Me permito sugerirle a dicho caballero y si le parece bien, que me mande un correo con la solución a este contrasentido, que gustoso publicaré en un artículo junto a la opinión que me merezca dicha respuesta…… y es que si está tan identificado con el Sr. Olcese como para aceptar esa salvajada, al menos que lo defienda ya que este y a pesar de sus “conocimientos” en teología, es incapaz de hacerlo por sí mismo; y por supuesto, invitación que extiendo a todos aquellos que “entienden” los planteamientos de ese ignorante estructural que es Apologista Mario Olcese y ninguno de los cuales, se ha “mojado” en su momento rebatiendo los argumentos de mis artículos, en defensa de su “teólogo” de cabecera. Pero es que tenemos a otro, un tal Alex Saile que respondiendo a un tema de los 144.000 publicado por el Sr. “Ingeniero”, decía lo siguiente y transcrito tal cual de su comentario, para que vean el “nivel” intelectual de los alabadores de tan preclaro “teólogo”:

Una de las caracteristicas de los 144.000 que menciona la Biblia es que en su boca NO se halló Falsedad. Sin embargo los lideres de los Testigos si en una cosa se han Destacado es en su “”Falsedad””sistemática..En este documental relata solo algunas y muy graves.

¿Como eran y que decian los verdaderos Apostoles como por ejemplo Pablo? El Apostol Pablo en 1 Tesalonicenses 2:3 dice: Porque nuestra “enseñanza NO proviene del Errór, NI de la inmundicia,NI con engaño.¿A quien creerémos?

Desde luego, escribiendo de esa manera se puede esperar cualquier cosa de ese caballero, en cuanto a su capacidad de entender algo de aquello que lee; pero lo más chocante es la respuesta de Apologista:

Buen punto, Alex!

Sin darse cuenta el hombre, de la “puñalada trapera” que le asesta dicho caballero (figurativamente hablando, por supuesto) inconscientemente, al mencionarle la característica de los 144.000, en el sentido de que en su boca “no se halló falsedad”, o al citar de 1 Tes. 2:3 y en dónde Pablo afirma que “porque la exhortación que damos no proviene de error, ni de inmundicia, ni con engaño”…… eso es, exactamente todo lo contrario de lo que hace Apologista Mario Olcese Sanguineti. Volviendo a este, decir que como máximos poderes para defender su capacidad de entendimiento escritural, en el video en cuestión hace alarde de todos sus diplomas y sobre todo del que le acredita como “teólogo”…… aunque antes de continuar, me permito una pequeña observación sobre el por qué le llamo “ingeniero” y que parece ser que le ha “molestado”. Pero el caso es que si yo he pasado a llamarle de esta manera, es sencillamente porque él me pidió expresamente que le llamara así y de ahí, la razón que yo lo ponga entre comillas…… veamos el correo en el que me hacía dicha petición, fechado el 02/04/13:

Sr. Olcese no!…¡ingeniero es Mejor! Además, ¿se dio cuenta que Ananías no fue apóstol pero impuso sus manos sobre Saulo para que recibiera el Espíritu Santo? Eso tumba su absurda tesis de que sólo los apóstoles impusieron las manos…jajajajaja” (Negritas mías).

Incidiendo en la ostentación que hace de su diplomas y sobre todo, del de teología, decirle que la Biblia no fue escrita para teólogos (que no han hecho otra cosa que complicar el asunto, como es obvio que está haciendo él), sino para pastores, ganaderos, pescadores, agricultores…… en definitiva para personas sin estudios, porque en aquellos tiempos la cultura no estaba al alcance del personal en general, sino solo de los poderosos. Aunque no alcanzo a entender, qué es lo que con esta ostentación ha querido demostrar con respecto de un servidor, pues yo siempre he afirmado que no los tengo y no me avergüenzo de ello, máxime cuando resulta que en capacidad de razonar con lógica y sentido común sobre aquello que leo, le doy cien patadas a tan “ilustre” teólogo y de ahí que, en lugar de responderme a las objeciones que le tengo planteadas, saque a “pasear” sus diplomas como si con ello solventara la situación…… cuando a tenor de las Escrituras, es todo lo contrario:

En aquella misma hora se llenó de gran gozo en el espíritu santo y dijo: “Te alabo públicamente, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has escondido cuidadosamente estas cosas de los sabios e intelectuales (o “entendidos” según versiones) y las has revelado a los pequeñuelos (o a los humildes). Sí, oh Padre, porque el hacerlo así vino a ser la manera aprobada por ti.” (Luc. 10:21). (Acotaciones mías).

Luego queda claro que hay una directa intervención divina en la capacidad de uno para entender las Escrituras, pues mientras Jehová y según palabras de Su propio Hijo, esconde expresamente el entendimiento de las mismas a aquellos que, en un rasgo de altanería, se apoyan en sus propios conocimientos para discernirla y como ha quedado claramente acreditado en la actitud de Apologista, pues lo que ha venido a decirnos mediante esa ostentación de diplomas, es que él tiene la razón porque tiene estudios superiores y yo no la tengo, porque sencillamente no los poseo (de lo contrario no se entiende)…… cuando resulta que es precisamente a estos, a los que no tenemos tales conocimientos, a los que el Altísimo les permite entender porque nos apoyamos en Él para adquirir conocimiento de Su Palabra.

De ahí el que yo reconozca que si comprendo algo de los escritos sagrados, es sencillamente porque se me permite entender y no por mis méritos personales, caso que sucede por igual en miles de personas esparcidas por el mundo y prescindiendo que publiquen en un blog como yo o no lo hagan, entienden exactamente igual que un servidor: lo verdaderamente importante radica en el que a uno se le permita entender el mensaje divino y algo que solo está en manos del Altísimo el otorgarlo o no, a tenor de ese pasaje de Luc. 10:21. Por esta razón, es que ese indocumentado no puede en manera alguna rebatir mis planteamientos, ni responder a mis objeciones; o sea, que Jehová no lo permite entender Su Palabra y de ahí que hoy diga una cosa y mañana la contraria, tal como he demostrado en este escrito (así como en muchos otros anteriores) y que pueden comprobar, solo con contrastar entre sí los videos que les he citado…… prueba más clara imposible.

Por otra parte, nos hace una afirmación en ese video que solo un inepto de su talla puede formular, cuando nos dice que en mi artículo al que hace referencia “al fin he tratado de responder” a su pregunta acerca de que hay de aquellos TJ que mueren antes de la “gran tribulación”…… para acto seguido decir, que “no he dicho ni pio” sobre el particular y afirmación que repite al final del video que estamos analizando, refiriéndose al artículo ya mencionado “¡Y miren que yo no quería!”. Pero claro, una cosa es que en mi intento de tratar de responder al tema en cuestión y que el mismo afirma que sí he hecho, no le haya convencido con mi respuesta y, otra muy distinta, que yo no haya dicho nada sobre el particular…… porque será una cosa o la otra, pero las dos al mismo tiempo como él nos plantea, obviamente no puede ser. Sin embargo y como yo nunca miento, vean lo que respondo sobre esta cuestión en dicho artículo, en el párrafo quinto y empezando por el final del mismo:

Pero es que además y algo sabré del tema, después de más de treinta años de militancia en dicha secta, resulta que esos señores jamás han enseñado nada semejante. Porque lo que esa secta ha enseñado siempre, es que los miembros de dicha clase de sus “otras ovejas” que se enfrenten a dicha tribulación, serán los que sobrevivan a la misma, mientras que los miembros de dicha clase que hayan muerto antes de que esta se produzca, se levantarán en la mencionada resurrección que acontecerá durante el período milenario…… eso es todo. Por lo que el mentiroso compulsivo que es ese infecto personaje Apologista, nos tendría que mostrar en dónde los TJ hacen semejante afirmación, en el sentido que los ya muertos de su clase de las “otras ovejas”, serán también “sobrevivientes” de dicha “gran tribulación” y lo que en sí mismo, ya es un brutal contrasentido…… sin embargo, eso es lo que entiende esa caricatura intelectual que dicen los TJ y que le pueden oír expresándolo de viva voz, en su video “Sr. López, ¿qué hacemos con las “otras ovejas” finadas que no podrán salir de la futura tribulación” del 16/04/13.”

O sea, queridos lectores, que yo sí respondí y como tengo por costumbre, a la cuestión que se me planteó, mientras que esa catástrofe con patas que es el Sr. “ingeniero” aún tiene seis preguntas sueltas por ahí a las que no dado aún respuesta y que vuelvo a plantear con la completa convicción de que no recibirán contestación, ni por parte de ese ignorante, ni por parte de los indocumentados que le aplauden las salvajadas que publica; no obstante y por aquello que la esperanza es lo último que se pierde, a ver si a alguno de ellos le queda un poco de vergüenza torera y se atreve a decir algo; aunque ¡vamos, que ni todos juntos son capaces de ello!…… y si no, al tiempo.

: El significado concreto del Sal. 45:16.

: Lo que se nos representa y la idea que se nos transmite en Rev. 14:1, a la luz del Sal. 2:6.

: Si Jehová había rechazado al Israel natural del acceso al reino, según Mat. 21:43 ¿a cuál Israel se refería Pablo en Gál. 6:16, cuando habló del “Israel de Dios”?

: Si la “gran muchedumbre” de Rev. 7:9 no muere, sino que sobrevive a la “gran tribulación”, por lo que pasa con vida al nuevo orden o reino de Dios y por lo tanto, no puede razonablemente participar de la primera resurrección de Rev. 20:6 y que es la que da la inmortalidad, así como el derecho a reinar con Cristo ¿cómo puede ser, según afirma usted, que los miembros de la “gran muchedumbre” pasen a reinar con este?

: Si según su enseñanza en el sentido que tanto los notables del AT, como los cristianos de todos los tiempos tienen que reinar con Jesucristo en el milenio…… ¿sobre quiénes reinarán entonces?

: ¿De cuántos grupos de personas se nos habla en Rev. 7 y que estarán presentes en el reino de Dios, tan pronto como este eche a andar…… y ya puestos, qué posición ocupará el uno, con respecto del otro?

Y respuesta a dichas preguntas que de ser formuladas de forma correcta, tumban todas y cada una de las barbaridades que ha publicado dicho personaje, instalado de manera permanente en la mentira y por lo que no es más que un sicario de Satanás (Juan 8:44)…… y si no, prueben ustedes de respondérselas a sí mismos con el debido apoyo bíblico y ya me contarán a que conclusión llegan.

Armando López Golart

¡Y MIREN QUE YO NO QUERÍA!

Posted in Uncategorized with tags , , , , , , , , on 28/04/2013 by Armando López Golart

mqdefaultCA3H00LCPorque recordarán ustedes, que en el artículo anterior “Y es que cuando no hay mimbres…!”  (08/04/13) y ante la manifiesta imposibilidad de recibir respuesta a mis preguntas y cansado de que se me estuviera exigiendo continuamente a que respondiera a las suyas, me pronuncié en el sentido de no volver a meterme más con esa catástrofe intelectual con patas que responde al nombre de Apologista Mario Olcese. Pero es tanta la miseria moral, intelectual y sobre todo en conocimiento bíblico que atesora ese sujeto, que esto es lo que he recibido y que me ha movido de nuevo a tomar acción: cuatro correos con los siguientes contenidos y que transcribo tal cual, por aquello de las faltas de ortografía…… y es que por no saber, no sabe ni redactar correctamente un escrito; y asunto que inició el 11/04/13 y como respuesta al mencionado artículo:

Puro bla,bla, bla del Sr. López. Toda su perorata da sueño, y eso de buscarle cinco patas al gato le va a demorar una eternidad. Realmente no quiere aprender. Bueno, el que quiere seguir siendo burro…allá él. No arrojaré mis perlas a los conchinos.”

Y pensando que con esas palabras también él daba el tema por concluido, pase por alto los insultos y consideré zanjado el caso; pero hete aquí que once días después, el 22/04/13 y como respuesta a mi anterior escrito “¡Hombre, ya que se ofrece…!” recibí esto:

Oye Armando, no te hagas el bobo y respóndeme de una vez por todas esta pregunta: ¿qué destino final tienen millones de creyentes que han muerto antes de la gran tribulación de Apo. 7:9,13 y que no forman parte de esta grande muchedumbre? ¿ Y si tú mueres antes de la Gran tribulación, y no estás dentro de la grande muchedumbre de Apo.7:9, qué destino tendrás?¿la tierra, el cielo, o qué? Es hora de que dejes de engañar a otros con tu creencia de las dos clases de cristianos y sus dos destinos

O sea, que según la enfermiza mente de ese personaje, tenía que continuar siendo yo el que diera respuestas…… pero sin embargo, mantuve mi silencio y por aquello de evitar un nuevo enfrentamiento con tan cerril personaje; un día después, el 23 y como respuesta a mi escrito “El bautismo actual…… y Hech. 2:38-47”, recibí esto otro:

Oye Armandito, plebeyo de los reinos de Dios y de España: si mueres mañana, Dios no quiera, por supuesto, ¿qué recibirás como premio, el paraíso en la tierra o la posición de rey y sacerdote en el reino de Cristo? Recuerda que la grande multitud sale de la gran tribulación futura, y si mueres mañana, no podrás ser de ese grupo porque no pudiste salir de la gran tribulación. ¿Dónde te ubicas, entonces? A ver, a ver…que “fumando espero” a que me des una respuesta concreta y bíblica.”

Y en mi deseo de que amainara el temporal y no como se pueden imaginar ustedes, porque desconociera la respuesta a dicha pregunta, seguí en mi prudente actitud de no mover ficha y a ver qué pasaba…… y lo que pasó el día 26, haciendo referencia también a este último artículo mencionado, fue esto:

Armandito, si fueras honesto y amante de la verdad, responderías a mi pregunta que te he venido formulando y no te esconderías como un avestruz. Pero como eres terco y soberbio, prefieres ignorarla para que no se hagan patentes tu incompetencia y tus engaños doctrinales. Sinceramente has decepcionado a todos al no responder nada, y te cuento que ya muchos me están escribiendo para confesarme que la doctrina watchtoweriana de las dos clases de cristianos que tú secundas, es, efecticamente, una doctrina diabólica.

Ya llegados a este punto, entendí que no me quedaba más remedio que salir a decirle cuatro frescas a ese indocumentado, que como ustedes han podido comprobar y en una más que bochornosa y zafia actitud propia de un individuo de la peor calaña, a llamarme bobo, burro y cerdo sí alcanza, pero a responder a los argumentos planteados en dichos artículos ¡pues lo que yo les diga! Claro, excuso decir que lo que echo de menos, es que esos supuestos “muchos” seguidores que le mandan esos correos de apoyo, no lo hagan también para pedirle que sea él el que dé la cara y que en un arranque de vergüenza torera (cierto es que pedirle vergüenza a ese sujeto, es como pedirle a la Pompadour que enseñara a las jóvenes damiselas a conservar la virginidad) responda a las cuestiones que tiene pendientes desde hace mucho tiempo y que fueron en su momento calificadas por tan “encumbrado” teólogo, como de “banales” y “pueriles”…… pero tan “pueriles” y “banales”, que aún es el momento que haya sido capaz y en una más que manifiesta incapacidad, de poderlas responder; por lo que y como decimos en España “Oros son triunfos” o ganan mano:

Y que ya les anticipo que no las va a responder, sencillamente porque no puede (de lo contrario ya lo habría hecho), pues de hacerlo desmonta todas y cada una de sus disparatadas enseñanzas; en cambio yo y ahí están mis escritos para demostrarlo, sí he atendido puntualmente a cada una de las objeciones que me ha planteado de manera extensa y documentada, que le habrán podido convencer o no…… ¡pero el caso es que se las he respondido y que es de lo que se trata! Pero bueno, por lo visto eso es lo que da de sí ese impresentable y que como he mencionado, a insultarme llamándome bobo, burro y cerdo sí llega, pero a poder contra argumentar y mostrar bíblicamente que estoy equivocado en mis planteamientos, nada de nada; y es que para llegar a mí altura, aún le quedan algunos trechos por transitar y sobre todo, aprender un poco más…… y a las pruebas me remito.

Sin embargo, no hace falta que responda a dichas cuestiones, pues él mismo es el que poco a poco y en su indigencia intelectual, va desmontando una a una dichas “enseñanzas” y sin darse cuenta, ya que por ejemplo, semejante sujeto y que no merece más que desprecio por mi parte, se vio obligado y ante la fuerza de mis argumentos, a reconocer como falsa su enseñanza mantenida por años y en disputa con un servidor, sobre los célebres “millones, miles de millones” que supuestamente tenían que reinar con Cristo en el reino de Dios…… y encima mintiendo como un bellaco como demostré en su momento, al negar públicamente haber hecho semejante afirmación y circunstancia, que nos habla de la cara de cemento armado que tiene el personaje en cuestión; y algo que pueden encontrar con todo lujo de detalles, en mi artículo “Apologista Mario Olcese…… o la mentira, a falta de otros recursos” (20/05/12).

Por otra parte y como pudieron comprobar ustedes en un artículo más reciente, que publiqué bajo el título “¡Notición! Apologista Mario Olcese reconoce, implícitamente, haberse equivocado en otra de sus “grandes” enseñanzas” (25/03/13), ya les ponía en antecedentes de como dicho “genio” de la interpretación bíblica y amparándose en un brutal y disparatado entendimiento de Rev. 20:4 (ya hay que ser inútil para hacer semejante interpretación), abandonaba otra de sus enseñanzas fundamentales y rebatida por un servidor desde tiempos inmemoriales, en el sentido que los notables del AT también tenían que reinar con Cristo en el milenio (eso es lo que tan eminente “teólogo” afirmaba) y algo a lo que, como acabo de decir, me opuse frontalmente desde el primer momento…… y “enseñanza” que finalmente, el mismo ha reconocido como falsa y desechado, tal como les cuento en el artículo citado; luego conclusión: yo tenía toda la razón del mundo, pues del citado artículo y hasta donde yo sé, aún no ha dicho esta boca es mía, ni siquiera mandando un simple correo…… luego, ya se sabe: “Quien calla, otorga”.

Pero es que además y esta es otra (ya saben aquello de que no hay dos sin tres), ese ignorante patológico acaba de cargarse y de una sola sentada, otras dos de sus “enseñanzas” fundamentales y supuestamente orientadas por el espíritu que “le guía” (obviamente de tropiezo en tropiezo, en vista de los resultados), en un nuevo planteamiento y este ya correcto, con el que se carga la idea que un bautismo en agua que haga de uno un Hijo adoptivo de Dios y la de una segunda resurrección que ocurra al final del milenio; y es que cuando formula alguna idea ajustada a las Escrituras, fulmina inmediatamente alguna de las mamarrachadas que ha publicado. Y es que en uno de sus últimos videos en YouTube y bajo el título “El gran conflicto”, se apoya en 1 Tim. 2:11-15 para afirmar que la mujer no puede reinar con Cristo en el reino de Dios…… y pasaje en donde leemos lo siguiente, en palabras del apóstol Pablo:

Que la mujer aprenda en silencio, con plena sumisión. 12 No permito que la mujer enseñe, ni que ejerza autoridad sobre el hombre, sino que esté en silencio. 13 Porque Adán fue formado primero, luego Eva. 14 También, Adán no fue engañado, sino que la mujer fue cabalmente engañada y llegó a estar en transgresión. 15 No obstante, a ella se le mantendrá en seguridad mediante el tener hijos, con tal que continúen en fe y amor y santificación junto con buen juicio.”

Luego el papel de la mujer continuaría siendo el que le dio Jehová en un principio: sujetarse a su esposo, darle a este hijos y mantenerse en la fe, eso es, sometida al mandato divino de sujeción al hombre…… por lo que no le era permisible a la mujer, el ejercer autoridad sobre este y lo que la elimina de un plumazo de acceder al reino en calidad de gobernante con Cristo y algo que ya afirmaba un servidor en mi artículo “Ungidos…… ¿y “ungidas”?” (14/07/11). Pero afirmación que con mucha más claridad nos hace el Sr. “Ingeniero”, en su video del 20/04/13 titulado “La Biblia dice que los 144.000 son varones” y con lo que, repetimos, queda claro que dicho “caballero” reconoce que la mujer no puede participar como gobernante en el reino de Dios venidero; cierto es, que en una más que “dudosilla” interpretación de Rev. 14:4, pero que en todo caso ello no invalida la afirmación de dicho personaje en el sentido que la mujeres no pueden gobernar en el reino y algo en lo que ya he dicho que estoy totalmente de acuerdo…… entonces ¿dónde está el problema? Pues en que cuando empiezas a tirar del hilo de esa afirmación, resulta que esa estulticia con patas y en una primera cuestión (después veremos la otra y que tiene que ver con el bautismo), desmiente totalmente su particular enseñanza de las dos resurrecciones de Juan 5:28-29, eso es, una en el momento de la venida de Cristo y a la que se conoce como la “primera” y en la que toman parte solo aquellos que en condición de inmortales reyes y sacerdotes tiene que reinar en el milenio y lo cual es correcto (Rev. 20:6) y una segunda al final de los mil años para juicio de los “injustos”, con resultado de destrucción eterna y que no solo ya no es correcto, sino que es un disparate del tamaño de una catedral.

Saben ustedes, queridos lectores, que algo que siempre hemos defendido desde este blog, es que no basta con proponer un planteamiento, sino que hay que probar que este sea correcto y siendo la mejor manera de hacerlo, aparte de los pasajes bíblicos que uno pueda aportar con dicho fin, es el desarrollar dicho planteamiento hasta sus últimas consecuencias y ver si acaba con un resultado lógico y razonable desde el punto de vista escritural, o por el contrario, en un puro disparate y como es el caso en todas y cada una de las barbaridades que plantea ese analfabeto estructural que es Apologista Mario Olcese. Porque veamos: nos dice por una parte y estoy de acuerdo con ello (es más, yo lo publiqué primero) que la mujer no puede reinar con Cristo en el gobierno milenario; nos habla por otra parte, de una “primera” resurrección en la venida de Cristo para vida y en la que solo participan de la misma aquellos que forman parte de dicho gobierno, en calidad de inmortales reyes y sacerdotes…… luego, razonablemente, las mujeres quedan restringidas de participar en la misma, pues hemos quedado en que ellas no pueden reinar; pero dejemos un momento aparcado el tema de las mujeres y vayamos a otro aspecto del asunto, que tiene que ver con el disparatado entendimiento del texto que usa para hablarnos del tema de las “dos” resurrecciones de Juan 5:28-29.

Porque claro, es que la segunda resurrección que nos plantea esa catástrofe intelectual que es el Sr. “Ingeniero”, es para el fin de los mil años y para juicio o destrucción eterna de los que participan en ella…… de ahí la pregunta que me formula en el correo del día 23. Y es que en su congénita ignorancia, ese impresentable no ha reparado y a pesar de que una de sus últimas recomendaciones, va en el sentido de que hay que tener muy en cuenta el “significado” de las palabras que leemos en los textos en los que se apoya uno para demostrar cualquier afirmación, en un detalle que se le ha pasado por alto y que es el siguiente:

No se maravillen de esto, porque viene la hora en que todos los que están en las tumbas conmemorativas oirán su voz 29 y saldrán, los que hicieron cosas buenas a una resurrección de vida, los que practicaron cosas viles a una resurrección de juicio.” (Juan 5:28-29).

Y es que, si partiendo de esa premisa mencionada, empezamos a desarrollar ese supuesto para ver hasta dónde nos lleva y siempre como tengo por costumbre, desde el más estricto sentido común y aplicación del razonamiento lógico, ya nos topamos con dos cuestiones que dicho “genio” de la interpretación bíblica no nos explica…… y lo que ya nos indica que algo funciona mal en dicho planteamiento. Porque en primer lugar, si se consideran como “injustos” a aquellos que “practicaron” y en el uso de su libre albedrío, cosas viles y eso es lo que los hace responsables ante Dios y por tanto, merecedores de un juicio adverso ¿qué hay de aquellos cientos de millones de niños muertos en su infancia a largo de la historia de la humanidad y a los que no se les puede imputar voluntad de pecar, al no tener noción del bien y del mal y por lo cual, no se les tiene por culpables ante Jehová? No olvidemos y de ahí la regla (servidor, nunca dice nada que no pueda demostrar), que en cierto momento de la historia fue el propio Jehová el que consideró como exentos de culpa ante Él y en un grave caso de sublevación de su pueblo, a los menores de 20 años:

Entonces toda la asamblea alzó la voz y el pueblo siguió dando salida a su voz y llorando durante toda aquella noche. 2 Y todos los hijos de Israel empezaron a murmurar contra Moisés y Aarón y toda la asamblea empezó a decir contra ellos: “¡Si siquiera hubiéramos muerto en la tierra de Egipto, o si siquiera hubiéramos muerto en este desierto! 3 ¿Y por qué está Jehová llevándonos a esta tierra para caer a espada? (gravísima acusación contra su Salvador). Nuestras esposas y nuestros pequeñuelos llegarán a ser botín. ¿No es mejor volvernos a Egipto?”. 4 Hasta se pusieron a decir unos a otros: “¡Nombremos un cabeza y volvámonos a Egipto!” (……).

“29 En este desierto caerán sus cadáveres, sí, todos los inscritos de ustedes de su número total de veinte años de edad para arriba, ustedes los que han murmurado contra mí. 30 En cuanto a ustedes, no entrarán en la tierra en la que alcé la mano en juramento para residir con ustedes, salvo Caleb hijo de Jefuné y Josué hijo de Nun. 31 Y a los pequeñuelos de ustedes (luego los comprendidos entre los veinte años para abajo), que ustedes dijeron que llegarían a ser botín, a estos también ciertamente introduciré y ellos verdaderamente conocerán la tierra que ustedes han rechazado. 32 Pero los cadáveres de ustedes mismos caerán en este desierto” (Núm. 14:1-4; 29-32). (Acotaciones mías).

Y con ello no estoy diciendo que la mayoría de edad para Jehová continúe establecida estrictamente a partir de los 20 años, pues las circunstancias cambian, sino que lo estoy diciendo es que existe una franja en la que Dios no imputa pecado, debido a la falta de edad suficiente del individuo del que se trate, para poder determinar entre lo correcto y lo incorrecto; entendido lo cual, repetimos ¿qué hacemos con esa multitud de menores de edad desde el punto de vista de Jehová y por lo que no se les imputa pecado, pues Este no les considera como responsables de sus actos y por lo que se les exime de participar en dicha resurrección de “juicio” para destrucción eterna…… pero que además y por la misma razón y continuando con lo que nos dice el texto de Juan 5:28-29 mencionado, tampoco pudieron hacer lo correcto y con ello, merecer el participar de la primera resurrección para los “justos”? Luego ¿en dónde los colocamos, sin no tienen cabida en ninguna de las dos resurrecciones que nos plantea ese “mandangas”?

Por otra parte y como he dicho, nos encontramos que en la “primera” resurrección y de la que nos habla Rev. 20:6, solo participan aquellos que con Cristo tienen que reinar en el milenio…… pero veámoslo:

Feliz y santo es cualquiera que tiene parte en la primera resurrección; sobre estos (los que de ella participan) la muerte segunda no tiene autoridad, sino que serán sacerdotes de Dios y del Cristo y reinarán con él por los mil años.” (Acotación mía).

Y con lo que ya tenemos otro “pollo” montado y lo que nos lleva de nuevo al tema de las mujeres y que hemos dejado aparcado momentáneamente, que no pueden reinar con Cristo, ya que no les es permitido el tener autoridad sobre varón alguno y como nos ha mostrado el Sr. “Ingeniero”:

Que la mujer aprenda en silencio, con plena sumisión. 12 No permito que la mujer enseñe, ni que ejerza autoridad sobre el hombre, sino que esté en silencio.” (1 Tim. 2:11-12).

La razón de ello, la tenemos reflejada en 1 Cor. 11:3-10 y que nos deja claro como el agua, que las mujeres no pueden en manera alguna, participar de esa primera resurrección y preparada solo para los que con Jesucristo tienen que reinar. Pero resulta, por otra parte, que multitud de ellas fueron fieles seguidoras de Jesús, pues dejando aparte a María (la madre de este) y a otras mujeres que le siguieron, como María Magdalena, Marta y María (las hermanas de Lázaro) y otras muchas que le estuvieron acompañando y sirviendo durante su ministerio en la tierra (Luc. 8:1-3), tenemos a las que se bautizaron después de la muerte de Jesús y lo que nos lleva a la segunda cuestión mencionada o enseñanza por él defendida y que con su argumento sobre la imposibilidad de la mujer para reinar, invalida totalmente y que tiene que ver con el supuesto de que el bautismo en agua ya diera el ungimiento de uno como Hijo de Dios. E idea que como acabo de demostrar en uno de mí últimos artículos “El bautismo actual…… y Hech. 2:38-47” es totalmente falsa y del que dicho indocumentado no ha sido capaz de presentar objeción alguna, como no sea esos dos estúpidos correos referidos al mismo; pero veamos el pasaje en cuestión:

Pero cuando creyeron a Felipe, que estaba declarando las buenas nuevas del reino de Dios y del nombre de Jesucristo, procedieron a bautizarse, tanto varones como mujeres.” (Hech. 8:12).

Con lo que nos encontramos que si el bautismo era igual para todos y la Biblia ni siquiera sugiere lo contrario, las mujeres también tendrían que haber sido automáticamente “ungidas” como Hijas de Dios y con los mismos derechos de los varones (pues según ese indocto, Jehová no hace acepción de personas) en el momento de ser bautizadas con agua, si dicho bautismo, obviamente, ya hubiera conllevado dicho “ungimiento”…… o en su defecto, no haberles permitido a las mujeres el acceso al mismo. Pero como eso no es lo que ocurrió, según dicho pasaje, solo podemos concluir que si las mujeres también se podían bautizar y sin embargo, no podían reinar con Cristo como reconoce el “caballero” en cuestión, ello solo significa y contrario a la “enseñanza” de ese “nomber one” de la teología y como señalamos en el artículo citado, que el bautismo en agua no daba de ninguna manera esa condición de Hijo adoptivo de Dios a nadie.

Luego hete aquí y continuando con lo que estábamos diciendo, a otro grupo de personas, en este caso las mujeres, que no pueden participar de esa “primera” resurrección para los “justos” y solo dirigida a aquellos que tienen que reinar…… pero que tampoco lo pueden hacer en la “segunda” para destrucción eterna de los “injustos”, pues dichas mujeres fueron fieles seguidoras de Jesucristo y bautizadas exactamente igual que los varones; luego según ese “genio” de la interpretación bíblica ¿qué hacemos con ellas…… y a la que tendríamos que añadir, a las Sara, Rebeca, Raquel, Lea, Noemí, etc. etc. etc. del AT? Sin embargo, vean en donde ese ignorante patológico y en su errática deriva mental, apoya su disparatada teoría sobre la segunda resurrección al final del milenio y que es en el pasaje de Rev. 20:11-15 y en dónde sí se nos habla de una “segunda” resurrección:

Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él. De delante de él huyeron la tierra y el cielo, y no se halló lugar para ellos. 12 Y vi a los muertos, los grandes y los pequeños, de pie delante del trono y se abrieron rollos. Pero se abrió otro rollo; es el rollo de la vida. Y los muertos fueron juzgados de acuerdo con las cosas escritas en los rollos según sus hechos. 13 Y el mar entregó los muertos que había en él y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados individualmente según sus hechos. 14 Y la muerte y el Hades fueron arrojados al lago de fuego. Esto significa la muerte segunda: el lago de fuego. 15 Además, cualquiera a quien no se halló escrito en el libro de la vida fue arrojado al lago de fuego.”

Pero claro, para que ello fuera así, eso es, que ese pasaje que nos habla de esa “segunda” resurrección aplicara al final del milenio, la aparición del “gran trono blanco” se tendría que producir también al término de esos mil años de gobierno teocrático por Jesucristo y lo que nos llevaría en consecuencia, a tener que aceptar que todos los hechos producidos desde este momento en adelante, como los relatados en los capítulos 21-22 de Revelación, son correlativos y por tanto posteriores a la aparición de ese “gran trono blanco” que acabamos de mencionar…… y con lo que nos encontraríamos, con la siguiente “ensalada”:

Y limpiará toda lágrima de sus ojos y la muerte no será más, ni existirá ya más lamento ni clamor ni dolor. Las cosas anteriores han pasado. 5 Y Aquel que estaba sentado en el trono dijo: “¡Mira!, voy a hacer nuevas todas las cosas”. También, dice: “Escribe, porque estas palabras son fieles y verdaderas”. 6 Y me dijo: “¡Han acontecido! Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin. A cualquiera que tenga sed le daré de la fuente del agua de la vida gratis. 7 Cualquiera que venza heredará estas cosas y yo seré su Dios y él será mi hijo. 8 Pero en cuanto a los cobardes y los que no tienen fe y los que son repugnantes en su suciedad y asesinos y fornicadores y los que practican espiritismo, e idólatras y todos los mentirosos, su porción será en el lago que arde con fuego y azufre. Esto significa la muerte segunda”.” (Rev. 21:4-8).

O sea, que después de mil años de reinado teocrático por Jesucristo, Jehová (se supone que es el que está sentado en ese trono), tiene que hacer “nuevas todas las cosas”, eso es, anular lo hecho durante el milenio pues este ha sido un fracaso total, ya que al término del mismo y según el verso 4, continúan existiendo y después de esos mil años, la muerte, el llanto, el dolor y el lamento; y según el versículo ocho, la tierra continúa llena de “cobardes y los que no tienen fe y los que son repugnantes en su suciedad y asesinos y fornicadores; y los que practican espiritismo, e idólatras y todos los mentirosos”…… luego ¿qué han hecho Jesucristo y sus colaboradores, durante ese tiempo? ¿Para qué tanto “bombo y platillo”, con el reino de Dios y tema principal de las Escrituras, si al final del mismo, Jehová tiene que ponerlo de nuevo todo patas arriba y arreglar el desaguisado de aquello que no se ha hecho durante esos mil años? ¿Para qué, entonces, han servido miles de años de preparación, si al final resulta que no ha servido para nada y lo que en apariencia, obliga al Altísimo a tomar directamente cartas en el asunto? Y lo que vendría a decirnos, por extensión, que tanto Jesucristo como el resto de “ungidos” que le acompañan en esa gobernación, no son más que una pandilla de inútiles.

Porque con eso es con lo que nos encontramos, si seguimos el desarrollo de tan brutal planteamiento de colocar la segunda resurrección de la que nos habla dicho pasaje, al final del milenio y que es lo que nos dice ese indocumentado de Apologista Mario Olcese…… y con lo que queda demostrado, que lo más cercano que ha leído de la Biblia, son las aventuras del Capitán Trueno. Y que en el colmo de su indigencia mental, encima exige a los TJ que le expliquen (por exigir explicaciones que no quede, que para no darlas ya está él) que van a hacer con los miembros de su clase de las “otras ovejas” que mueran antes de producirse la “gran tribulación”, pues afirman que todas ellas serán sobrevivientes de la misma…… o que sea yo mismo, como han podido ver en los correos transcritos, el que se pronuncie en ese sentido en cuanto a mi persona y en el supuesto de que muriera antes de llegar la “gran tribulación”. Y respuesta que es de lo más simple y al alcance de cualquier persona con un coeficiente intelectual normalito (de ahí, que no esté al alcance de ese espantajo con patas, pues su coeficiente intelectual es de encefalograma plano): sencillamente nos levantaríamos en la segunda resurrección mencionada en Rev. 20:12-13 y que no se produce al final del milenio, sino durante el mismo y se supone que de forma progresiva; de ahí, probablemente, los mil años de duración, dado que el sentido común nos dice que a lo largo de la historia de la humanidad, se habrán acumulado miles de millones de personas esperando dicha resurrección…… y que para más información al respecto, para despejar cualquier duda que les haya asaltado, pues lo tengo perfectamente documentado, pueden dirigirse a mi escrito del 29/01/12 “El misterio del gran trono blanco…… ¿antes o después del milenio?” y uno de los más leídos hasta el momento, pero del que el Sr. “Ingeniero” aún no ha dicho ni “mú”.

Pero es que además y algo sabré del tema, después de más de treinta años de militancia en dicha secta, resulta que esos señores jamás han enseñado nada semejante. Porque lo que esa secta ha enseñado siempre, es que los miembros de dicha clase de sus “otras ovejas” que se enfrenten a dicha tribulación, serán los que sobrevivan a la misma, mientras que los miembros de dicha clase que hayan muerto antes de que esta se produzca, se levantarán en la mencionada resurrección que acontecerá durante el período milenario…… eso es todo. Por lo que el mentiroso compulsivo que es ese infecto personaje Apologista, nos tendría que mostrar en dónde los TJ hacen semejante afirmación, en el sentido que los ya muertos de su clase de las “otras ovejas”, serán también “sobrevivientes” de dicha “gran tribulación” y lo que en sí mismo, ya es un brutal contrasentido…… sin embargo, eso es lo que entiende esa caricatura intelectual que dicen los TJ y que le pueden oír expresándolo de viva voz, en su video “Sr. López, ¿qué hacemos con las “otras ovejas” finadas que no podrán salir de la futura tribulación” del 16/04/13.

De acuerdo, por otra parte, en que los TJ están equivocados en el sentido de que los sobrevivientes de la misma, sean solo los miembros de dicha secta, pues eso no lo dicen las Escrituras y algo que solo se sabrá, cuando aparezcan los que sobreviven a la misma y después de que esta haya concluido; pero en el fondo tienen razón, al afirmar que hay una resurrección durante el reinado milenario y que es de lo que se trata, en la que se levantarán, tanto esas personas que han formado parte y en su momento de esa “clase” mencionada, así como todos los infantes y mujeres de los que hemos hablado en este artículo, junto a aquellas personas que nunca conocieron a Dios y a las que se les dará una nueva oportunidad; pues de lo contrario, el milenio no serviría más que para dar el gusto a toda esa patulea de supuestos “ungidos” actuales, que son los que publican esos dislates y de los que forma parte destacada, ese disparate andante que es el “ingeniero” y “teólogo” Apologista Mario Olcese. Y que además, en su supina ignorancia, es capaz de criticar a los TJ (criticables por otras muchas cosas, pero no por esta), sin entender siquiera cual es la doctrina exacta de los mismos en el tema que nos ocupa y que en todo caso viene a ser más lógica, si no en la forma, sí en el fondo, que la que nos plantea ese indocumentado.

Por lo tanto y resumiendo, otras dos (y con lo que ya van cuatro) “enseñanzas” fundamentales de ese “enterao”, que él mismo ha mandado a hacer puñetas, eso es, la de que el bautismo en agua reconoce a uno como Hijo de Dios y lo de una segunda resurrección al final del milenio, como directa consecuencia de esa aparentemente simple afirmación (en todo caso correcta), de que las mujeres no pueden reinar con Cristo en el reino de Dios…… y que ya han visto a lo que nos ha llevado a descubrir; lo que demuestra, no solo que lo más cercano que ha leído de las Escrituras ese sujeto, es la hoja dominical de la parroquia de su barrio, sino la nula capacidad que posee para razonar con un mínimo de lógica y sentido común, que le permita analizar el desarrollo de cualquier planteamiento con cierta decencia, antes de publicarlo.

Y es que estaríamos, en definitiva, hablando de un pobre hombre que nunca ha sido nada en la vida y que solo vive de las fantasías de creerse ser alguien (nada menos que un “ungido” y que ya hay que ser necio, altanero y prepotente, además de un supino ignorante para creerse semejante burrada) y de ser algún día algo en el reino de Dios y poder gobernar sobre muchas ciudades…… o lo que es lo mismo, el tener poder sobre otros. Luego todo delirios de grandeza, derivados (pienso yo), de un tremendo complejo de inferioridad y que le lleva a esos insensatos desvaríos y que él llama eufemísticamente “enseñanzas” y en las que por falta de un sólido entendimiento escritural, se contradice contantemente en las mismas y en una brutal falta de coherencia entre las mismas, como ha quedado palmariamente demostrado. Por ello, malvive publicando esos esperpénticos videos sobre los TJ de ocho, diez o a lo sumo quince minutos de duración y de crítica a esa secta, algo que cualquier tonto de pueblo hace, pues dicha secta es el pim, pam, pum del personal…… en lugar de usar su condición de teólogo, en estructurar solidos temas espirituales para sus lectores y dar cuenta del porque dice esto, lo otro o lo da más allá, a quiénes le pidan razón de ello.

De ahí, que yo haya decidido retirarme de comentar sobre semejantes mamarrachadas expuestas por tan “iluminado” cateto y no porque no sepa las respuestas a sus preguntas; y que en el colmo de la osadía y muestra indudable de la tremenda desvergüenza que le adorna, sea capaz de exigirme continuamente respuestas a mí, cuando resulta y a las pruebas me remito, que está totalmente incapacitado para darlas a las cuestiones que le tengo planteadas. O sea, que se vaya a hacer puñetas y con él, todos los que le ríen las gracias y que deje de mandarme correos insultantes como los que he recibido y en los que, obviamente, queda más que retratada la calaña del personaje…… y es que viendo por la calle una imagen parecida a la que adjunto al inicio de este artículo, lo primero que se nos ocurre pensar en España, es que nos hemos “topao” con el tonto del pueblo.

Armando López Golart

¡ES QUE SI LO SUMAMOS TODO…!

Posted in Uncategorized with tags , , , , , , on 19/07/2012 by Armando López Golart

… resulta que lo de Apologista Mario Olcese, es para “mear y no echar gota”, según reza el acervo popular, aunque por supuesto ¡faltaría más! rogamos nos disculpen el exceso…… pero es que este tío es de los que se les tiene que echar de comer aparte, porque veamos: de entrada le acabamos de pillar infraganti con el carrito de los helados, eso es, intentando engañar al personal, pues nos ha querido dar gato por liebre. Y es que el día 28/06/12, publicó el video titulado “Mi video que tiene la mayor acogida por parte de los Testigos de Jehová”, en donde después de la bucólica imagen de un bebe jugando con un ordenador y unas breves palabras de presentación del tema a tratar, daba paso a dicha grabación…… y hasta aquí bien, tirando a normal. Lo que ya no es tan normal, es que el día 09/07/12 y bajo el título “¡La sociedad Wachtower de los Testigos de Jehová dice que las “otras ovejas” serán probadas dos veces!” y cambiando la imagen (por cierto, muy desagradable la usada en esta ocasión), así como las palabras de presentación, nos coloca el mismo video del día 28 de Junio pasado (¡exactamente el mismo!) y presentándonoslo, claro está, como si de algo nuevo se tratara.

Sospechamos nosotros que eso será, porque en su fuero interno D. Mario pensará que, total, como los que le leen o ven sus grabaciones son tontos, no se darán cuenta del timo al que les somete y además, porque probablemente ya no tiene nada que decir que sea medio decente…… pero como no tenemos la certeza de nada de ello, consideren este comentario como una simple opinión personal. Lo que ocurre, es que en este blog nos tomamos muy en serio nuestro trabajo y analizamos con mucha atención todo aquello que cae en nuestras manos, por lo que desde el primer momento el contenido del segundo título nos resultó familiar, aunque no sabíamos por qué…… hasta que al final dimos con la “tecla”, cotejamos las dos grabaciones y efectivamente, era la misma; pero continuemos con la historia, pues esto solo acaba de empezar. Resulta que en ese video duplicado, el Sr. Olcese planteaba la siguiente objeción y que resumiremos, transcribiendo la entradilla más reciente que usó para presentar el tema de dicha grabación:

En la revista La Atalaya del 15 de Agosto del 2010, el llamado “Esclavo” de los Testigos de Jehová enseñan dos barbaridades más que no tienen apoyo en la Biblia: La primera de ellas es que los “injustos” resucitarán durante el milenio, y la segunda es que la grande muchedumbre de Testigos de Jehová que entren al milenio tendrán la segunda oportunidad para vivir para siempre si cumplen con lo que Dios manda durante este tiempo de paz. Es decir, el “esclavo” sostiene que la grande muchedumbre u otras ovejas será probada DOS VECES: Una, en esta era, y otra en la era del reino. Realmente una estupidez sin nombre!!!” (Negritas nuestras).

Y prescindiendo del hecho cierto que ese señor es un indocumentado que no sabe ni de lo que habla, como tantas veces hemos demostrado desde este blog y algo que vamos a probar de nuevo, nos quedaremos con la primera supuesta barbaridad que nos señala (que ni es barbaridad y por supuesto, sí tiene apoyo bíblico, al igual que la segunda), puesto que la tal tiene mucha relación con algo que publica en otro video/artículo, recientemente editado y en donde queda patente que dicho caballero, puede tranquilamente y sin que se le mueva un solo músculo de la cara, rebatir un planteamiento de los Testigos de Jehová (o de quién sea), cuando el caso inaudito es que lo está defendiendo por otro lado, por medio de sus “enseñanzas”…… que quieren ustedes ¡el hombre es así de “espabilao”! Estaríamos hablando en este caso, de un video/artículo colgado en You Tube, el 12/07/12 y en la dirección “cristiano 72392” y cuyo titular dice así: “El género de los 144.000 ungidos que los Testigos de Jehová pasan por alto”…… pero no lo busquen por ese título, pues D. Mario ya lo ha cambiado por el de “¡No se aceptan mujeres en el grupo de los 144.000 “ungidos”!” (él sabrá porqué…… a lo mejor es porque ya acepta que los que reinarán con Cristo, son realmente 144.000 ¡váyanse ustedes a saber!). Pues bien, cambios aparte, en dicha grabación el Sr. Olcese hace hincapié en el error que cometen los TJ, cuando afirman que entre los que con Cristo han de reinar durante el milenio, también habrá mujeres; y objeción planteada en la que estamos completamente de acuerdo, pues ya en su día en este blog se publicó un extenso artículo, en donde bajo el título “Ungidos…… ¿y “ungidas”?” (14/07/11), mostrábamos nuestra reticencia a aceptar la idea de que mujeres pudieran acceder a reinar con Cristo, pues nada en las Escrituras nos sugiere que las mujeres hayan de participar en las tareas de gobernación en el mencionado reino de Dios…… aunque por supuesto, con bastante más apoyo bíblico y carga argumental, que el usado en esta ocasión por D. Mario y que tal da la sensación, de ser muy “justito” para esos menesteres.

Y es que dicho caballero, para probar lo acertado de su planteamiento, solo se apoya en el pasaje de Rev. 14:1-5, como prueba irrefutable del argumento presentado…… luego veamos que se lee en dicho pasaje:

Y vi y, ¡miren!, el Cordero de pie sobre el monte Sión y con él ciento cuarenta y cuatro mil que tienen escritos en sus frentes el nombre de él y el nombre de su Padre. 2 Y oí un sonido procedente del cielo como el sonido de muchas aguas y como el sonido de fuerte trueno; y el sonido que oí fue como el de cantantes que se acompañan con el arpa, tocando sus arpas. 3 Y están cantando como si fuera una canción nueva delante del trono y delante de las cuatro criaturas vivientes y de los ancianos; y nadie pudo dominar aquella canción sino los ciento cuarenta y cuatro mil, que han sido comprados de la tierra. 4 Estos son los que no se contaminaron con mujeres; de hecho, son vírgenes. Estos son los que van siguiendo al Cordero no importa adónde vaya. Estos fueron comprados de entre la humanidad como primicias para Dios y para el Cordero 5 y no se halló en su boca falsedad; están sin tacha.”

Pero prescindiendo del hecho que para probar su afirmación, en el sentido que las mujeres no tienen parte activa en el reino de Dios, D. Mario coloca la carga de la prueba en la afirmación que en dicho pasaje se hace, al decir que esos gobernantes “no se contaminaron con mujeres” por lo que, según el Sr. Olcese, razonablemente tendríamos que estar hablando de 144.000 “varones”, hay otro factor a tener en cuenta…… pero permítannos un breve inciso, para señalarle a dicho caballero que en esas palabras de Rev. 14:4, no se hace referencia a personas del sexo femenino, sino a otra cosa, por lo que está sustentando su argumento sobre un razonamiento equivocado (como siempre, claro); pero de todas formas, continuemos con su línea argumental para ver a donde nos lleva. Porque resulta que D. Mario, al citar de esa porción de las Escrituras para defender determinado planteamiento, está arruinando otro que forma parte mollar de sus enseñanzas fundamentales: aquél según el cual, los que reinarán con Cristo, lejos de ser una reducida cantidad (Luc. 12:32), serán “millones, miles de millones” y resultado de sumar a los “justos” del AT, más los cristianos de todos los siglos y por si acaso éramos pocos, añadiéndole a los citados, a la “gran muchedumbre” sobreviviente de la “gran tribulación” (Rev. 7:9; 14)…… pues según doctrina del Sr. Olcese, todos estamos llamados a participar en dicha gobernación real. (Véase su artículo “¡Usted está llamado para ser un Cristo…… un Hijo de Dios!” de 30/03/09).

Pero veamos: el Sr. Olcese pretende demostrar que aquellos que reinan con Cristo solo pueden ser varones y a nuestro entender, está en lo cierto…… pero para ello acude al único pasaje que no solo nos habla del “genero” de aquellos que ocupan esa privilegiada posición de reyes y sacerdotes junto a Cristo, sino también del número de ellos y que los cuantifica en 144.000 miembros y de los que además se nos dice, que han sido “comprados de entre la humanidad”…… luego ello nos indica que estaríamos hablando obviamente de un grupo selecto, único y de reducido tamaño, totalmente distinto por tanto, de la “gran muchedumbre que ningún hombre podía contar” que se cita en Rev. 7:9 y extremo que reconoce el propio D. Mario, casi al final del video en cuestión. Por lo que la enseñanza del Sr. Olcese acerca de los “millones, miles de millones” de gobernantes con Cristo en el milenio, eso es, que todos tenemos cabida en dicho gobierno real, se le va a hacer puñetas al citar de ese pasaje…… porque claro, si aceptamos la expresión “no se contaminaron con mujeres” como determinante para probar que estaríamos hablando de varones exclusivamente, es obvio que tendríamos que aceptar como buena también, la referencia a un número concreto de aquellos “comprados de entre la humanidad” (144.000), como de un reducido grupo de reyes y sacerdotes predeterminado por el Altísimo para tan alta comisión; notemos además y como punto sobresaliente, que en esa visión de Rev. 14:1 se nos los presenta ya en su posición de gobernantes asociados con Cristo (véase el Sal. 2:6), por lo que a ese grupo, no se le puede añadir a nadie más…… ya está al completo.

Pero es que el “jardín” en el que acaba de meterse el Sr. Olcese es mucho más intrincado que todo eso, porque recordemos que su objetivo último está en demostrar que las mujeres no pueden reinar con Cristo en el reino de Dios y de ahí que cite de ese pasaje de Rev. 14:1-5. Sin embargo, dicho caballero afirma en determinado momento del video en cuestión y siempre en línea con otra de sus enseñanzas (disparatada en extremo y rebatida fuertemente desde este blog), que la mencionada “gran muchedumbre” también participará con Cristo en ese gobierno milenario, eso es, que también reinarán con él (minuto 6`15 de grabación)…… pero claro, resulta que entre esa ingente multitud de personas que sobrevive a la “gran tribulación” ( Rev. 7:14) y que D. Mario coloca a reinar al lado de Cristo y con el peregrino argumento de que “van vestidos de largas ropas blancas” (Rev. 7:13), además de hombres, niños y ancianos, habrá lógicamente, numerosísimas mujeres …… luego ¿en qué quedamos? ¿Habrá mujeres en ese gobierno del reino, sí o no…… y siempre en función de esa extraña “enseñanza” del Sr. Olcese? Pero eso es lo que él dice, ya que nosotros no nos estamos inventando nada; entonces ¿podría ser que estuviera rebatiendo una afirmación de los TJ, cuando constantemente él la ha está divulgando implícitamente en todas y cada una de sus erráticas “enseñanzas”? ¿O es que en realidad no tiene ni la más remota idea de lo que está hablando y que es en definitiva, lo que parece ser? Porque vamos a ver otro argumento de peso, que avala nuestra sospecha y que nos lleva, aunque sea momentáneamente, al primer video mencionado (aunque publicado por partida doble).

Y es que en dicho video, D. Mario nos habla de la “barbaridad” que cometen los TJ, al decir que los “injustos” resucitarán durante el milenio…… afirmación debida a que dicho caballero no tiene ni la más ligera idea de por donde le sopla el aire en este asunto y ello, a causa de un entendimiento manifiestamente mejorable de los pasajes en los que se nos habla de la resurrección y que citamos a continuación:

Dan. 12:2: “Y habrá muchos de los que están dormidos en el suelo de polvo que despertarán, estos a vida de duración indefinida y aquellos a oprobios y a aborrecimiento de duración indefinida.”

Juan 5:28-29: “No se maravillen de esto, porque viene la hora en que todos los que están en las tumbas conmemorativas oirán su voz 29 y saldrán, los que hicieron cosas buenas a una resurrección de vida, los que practicaron cosas viles a una resurrección de juicio.”

Hech. 24:15: “…… y tengo esperanza en cuanto a Dios, esperanza que estos mismos también abrigan, de que va a haber resurrección así de justos como de injustos.”

Entonces lo que se percibe de entrada y si los leemos con atención, es que en los dos primeros pasajes no se nos habla de nada que nos sugiera tan siquiera, algo parecido a una separación de mil años entra ambas resurrecciones; por lo deberíamos de entender que en ambos pasajes, se nos está hablando de una misma resurrección, pero con dos retribuciones distintas…… y algo que queda perfectamente establecido en el tercero de ellos, en donde Pablo obvia lo de las diferentes retribuciones, para señalar únicamente la realidad de una resurrección general y conjunta (pues sobre esto, discursaba Pablo en ese momento) a ocurrir durante el milenio o reinado de Cristo. Y refuerza esta idea, el hecho de que según el apóstol Pedro (Hech. 3:21), es en dicho espacio de tiempo donde se producirá “la restauración de todas las cosas, de que habló Dios por boca de sus santos profetas de tiempo antiguo” y que obviamente, tiene que incluir la resurrección de los muertos…… porque de lo contrario ¿de qué restauración estaríamos hablando, o dicho en otras palabras, que es lo que sería restaurado y a quiénes? Es más ¿qué sentido tendría ese tiempo de mil años, sin ese portentoso acontecimiento que es la resurrección de los muertos y razón de ser, de dicha “restauración”? O planteando la cuestión de otra manera ¿qué cosas según el Sr. Olcese, estarían por ocurrir dentro del tiempo que regirá el reino de Dios, que justificara el hecho que se nos haya estado hablado tantísimo del mismo (no olvidemos que es el tema central de la Biblia) y se nos haya presentado como el remedio de todos los males de la humanidad, según se desprende de Hech. 3:21…… así como de la propia comisión recibida por Jesús (Luc. 4:43)?

Pero claro, resulta que el citado autor y con él un numeroso grupo de “entendidos”, todos ellos (según parece) “genios” de la interpretación bíblica, no han tenido mejor ocurrencia que unir a esos tres pasajes citados y para que les cuadren los números en su deseo de prominencia (pues todos quieren ser reyes y tocar poder, sí o sí), un texto que nada tiene que ver con los expuestos, como es el de Rev. 20:5 y en el que leemos lo siguiente:

Los demás de los muertos no llegaron a vivir sino hasta que se terminaron los mil años. Esta es la primera resurrección.”

Luego para D. Mario y compañía, blanco y en botella: hay una primera resurrección “para vida”, en donde participan todos los “justos” (ellos se colocan en primera fila, pues según dicen son “ungidos” ¡faltaría más!) y de la que se nos habla en el verso 6 y otra de los “injustos” para “destrucción eterna”, al final de los mil años y hecho del que por cierto, no se nos habla en ninguna parte de las Escrituras…… ¡y se quedan tan anchos los tíos! Porque nos permitimos señalar, que en ese texto no se habla de ninguna “resurrección” al final del milenio, sino de otra cosa muy distinta y que explicamos con todo lujo de detalles en nuestro artículo “El incomprendido pasaje de Rev. 20:5” (19/08/10). Porque lo que se nos anuncia para el final de los mil años y que nada tiene que ver con algo parecido a una resurrección, es lo que se puede considerar como una prueba final, eso es, la suelta de Satanás y obviamente, con un propósito divino de por medio y que se nos relata en los siguientes términos:

Ahora bien, luego que hayan terminado los mil años, Satanás será soltado de su prisión, 8 y saldrá a extraviar a aquellas naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra, a Gog y a Magog, para reunirlos para la guerra. El número de estos (los extraviados) es como la arena del mar.” (Rev. 20:7-8). (Acotación nuestra).

Y si eso es lo que se nos cuenta que ocurrirá para el final de los mil años, no se nos ocurre razón alguna para que Jehová no nos contara también, algo tan importante como lo de una supuesta resurrección de los “injustos” para su destrucción eterna, si ello fuera realmente así…… ¿o cómo lo ven ustedes? Ahora bien, volviendo al tema que teníamos entre manos (que no puede haber mujeres reinando con Cristo) y dando la interpretación del Sr. Olcese como buena, resulta que tan particular y esperpéntico entendimiento que dicho caballero tiene acerca de esas dos resurrecciones mencionadas, de nuevo nos coloca a mujeres reinando con Cristo en el reino de Dios…… o sea, todo lo contrario de lo que les está rebatiendo a los TJ y que ya es el colmo del disparate; porque veamos: de ser la “historia” de la resurrección como nos la cuenta D. Mario (y otros “enteradillos” como él), todas las personas “justas”, eso es, todas aquellas que hayan muerto en el favor del Altísimo a través de los siglos, tanto del AT como del NT, se levantarían en una primera resurrección…… pero veamos lo que se nos dice de esa “primera” resurrección:

Feliz y santo es cualquiera que tiene parte en la primera resurrección; sobre estos la muerte segunda no tiene autoridad, sino que serán sacerdotes de Dios y del Cristo y reinarán con él por los mil años.” (Rev. 20:6).

Entonces si lo que se nos dice y eso es lo que parece, que todos los que participan de esa “primera” resurrección reinarán con Cristo…… pero resulta que según el Sr. Olcese, las mujeres no pueden reinar con Cristo en el reino de Dios, que por favor nos responda a la siguiente cuestión: ¿Qué hacemos entonces, con mujeres del AT tan prominentes como Sara, Rebeca, Raquel, Ziporá, Lea, Esther, Abigaíl, Rut, Débora y tantísimas otras, que se sujetaron a Jehová y murieron teniendo su favor? Y por otra parte, qué hay de aquellas del NT como, por ejemplo, María (la madre de Jesús), Marta y María (las hermanas de Lázaro), María Magdalena, Elisabeth, Ana, Lidia, etc., etc. y que siendo creyentes, se habían bautizado y por lo tanto, según doctrina del Sr. Olcese (según él, Dios no hace acepción de personas), evidentemente y al igual que los varones, “ungidas” de manera automática como “hijas” de Dios y por lo tanto, con los mismos derechos…… porque no olvidemos que un gran número de mujeres y según el propio registro sagrado, se hicieron seguidoras de Jesús:

Más aún, siguieron añadiéndose creyentes en el Señor, multitudes de varones así como de mujeres.” (Hech. 5:14).

Por lo que el “cacao” que se monta aquí D. Mario es de “agárrate y no te menees” que diría el castizo, porque ¿en cuál resurrección se levantarán entonces esas mujeres? En la primera ya hemos visto que no pueden, pues en ella solo se levantan aquellos que han de reinar con Cristo y ya nos dice el Sr. Olcese, que las mujeres no pueden reinar en el reino de Dios…… luego solo nos queda la segunda resurrección y que según el citado caballero, se produce al final de los mil años para destrucción de los impíos o “injustos”, por lo que se nos ocurre preguntarnos: ¿Serán acaso todas ellas guardadas para la destructiva segunda resurrección, pues al tener restringido el acceso a la gobernación del reino y no sabiendo que hacer con ellas, sería una manera de quitarlas de en medio? ¿O cómo arreglamos este entuerto, según el Sr. Olcese? Porque calificar a María (la madre de Jesús), o a Sara (esposa de Abrahán), por mencionar a algunas de las más representativas de entre tantísimas otras excelentes y devotas mujeres, como de “impías” y por tanto, condenadas a destrucción eterna, como que se nos antoja una verdadera salvajada ¡que quieren ustedes que les digamos!…… pero es que el Sr. Olcese no nos deja otra opción y por lo que repetimos la pregunta ¿cómo solventa este “genio” de la interpretación bíblica, llamado Apologista Mario Olcese, el “tinglao” en el que se ha metido?

¿O es que todo se reduce a algo tan simple, como que lleva tal empanada mental sobre lo de la resurrección (cómo en todo lo demás, claro está), de tal manera que no sabe ni cuándo ocurrirá dicha segunda resurrección, ni quienes serán resucitados y para qué…… o lo que es lo mismo ¡que nos sabe nada de nada!? ¿Pero por qué el citado caballero, no tiene la recomendable y sana precaución (tantas veces aconsejada desde este blog) de antes de dar por bueno un planteamiento y publicarlo, desarrollarlo hasta sus últimas consecuencias y ver en que acaba…… si de una forma razonable, o en un verdadero y disparatado esperpento, como es el caso que nos ocupa?

Porque en primer lugar, lo que sí ha quedado perfectamente claro de todo lo hablado y resumiendo el tema, es que D. Mario está rebatiendo frontalmente a los TJ, una enseñanza que él mismo está impartiendo implícitamente en todas y cada una de sus disparatadas afirmaciones y que desde luego, ya tiene guasa la cuestión, pues cuestiona a otros aquello que él mismo enseña. Y en segundo lugar, que dicho caballero no está cualificado para meterse en esos “fregaos” pues es un analfabeto integral en asuntos bíblicos y lo cual quedará probado, no porque lo digamos nosotros, sino por el hecho de que será incapaz (y si no, al tiempo)de respondernos a la cuestión de que va a suceder con todas esas excelentes mujeres de las que nos habla la Biblia, o dicho en otras palabras, en cuál resurrección nos las coloca D. Mario. Aunque también hemos de reconocer, que al Sr. Olcese le trae totalmente al fresco todo lo que le puedan decir, pues dando la callada por respuesta, asunto arreglado: sencillamente se coloca sus sombreros, enchufa el aparato y suelta la primera mamarrachada que se le ocurre…… y si alguien no está de acuerdo con lo que él “enseña”, pues lo dicho ¡ni caso! Y claro, de esa manera está consiguiendo lo contrario de lo que persigue y es que, ante tanta estulticia, lo que está logrando es hacer buenos a los TJ…… que ya tiene narices el asunto ¡oigan!

Pero algo que sí nos llama poderosamente la atención y dicho sea esto, solo en calidad de mera observación personal, es el hecho (aparente al menos) de que nadie de su entorno le haga alguna reflexión, en el sentido de mostrarle que está haciendo el ridículo más espantoso, no solo por las cosas que dice y que no se sostienen desde ningún punto de vista (cuanto menos, desde el sentido común, la lógica y la razón), sino incluso por los atuendos con los que nos aparece en los videos. Porque nosotros entenderíamos que debido a su afección ocular, llevara algo en la cabeza que tuviera visera y que le salvaguardara los ojos del foco de luz que tiene delante y necesario para una mejor calidad en la imagen del video…… pero que nos aparezca un día con sombrero blanco, otro con sobrero negro, otro con una gorra de beisbol (o parecida), otro con el sombrero blanco y la gorra de beisbol encima, otro con un gorro de lana que ya nos dirán de qué le protege (pues no tiene visera) y ya para el remate, nos sale el otro día con una prenda de vestir con capucha, con la capucha calada, el sombrero encima de la capucha y la gorra encima del sombreo (o algo semejante)…… y si tienen alguna duda de lo que les decimos, entren en You Tube en la dirección de “cristiano 72392” y compruébenlo por ustedes mismos; en fin, que cualquier día nos aparece vestido de “lagarterana” y encima, encantado de haberse conocido a sí mismo. “”

Y claro, nosotros que desde este blog pensamos, que cuando se habla de Jehová hay que guardar cierta compostura y mantener un mínimo de respeto, siempre en consideración a la Persona de la que uno está hablando (y por lo tanto, lo razonable sería estar descubierto, eso es, sin sombrero), todo eso no nos cuadra y por ello no entendemos el que nadie sea capaz de intentar siquiera, evitar tan grotesco espectáculo…… pero ya se sabe: con amigos (y familiares) como estos ¿para qué hacen falta enemigos?

MABEL