Archivo para millones miles de millones

¡Y EL Sr. “INGENIERO” CONTINÚA MINTIENDO…… Y HACIENDO EL RIDÍCULO, CLARO!

Posted in Uncategorized with tags , , , , , , , , on 09/05/2013 by Armando López Golart

Cambio_de_rumboY es que al artículo que publiqué el 28/04/13, bajo el título “¡Y miren que yo no quería!”, Apologista Mario Olcese y como nos tiene acostumbrados (el hombre debe pensar que sus lectores son tontos y algunos de ellos, ya disculparán mi sinceridad, si no lo son, lo parecen), respondió una vez más con la mentira por bandera y haciendo el ridículo al publicar un video (el mismo día, por cierto y lo cual muestra lo preocupado que tengo a ese ignorante, que me teme más que a un “nublao”) titulado “Disintiendo con algunas locas elucidaciones bíblicas…”; porque inicia dicho video afirmado que he dicho cosas “injustas” acerca de él, además de otras que son falsas o “inexactas”, pues resulta que según nos explica ese “genio” de la interpretación bíblica, él “no ha renunciado” a ninguna de sus enseñanzas…… y afirmación con lo que no hace otra cosa, más que empeorar la cuestión.

Porque ello me lleva a recordarle, que en el tema de los “millones, miles de millones” que tenían que reinar con Cristo en el milenio y enseñanza que mantuvo por más de dos años en contra de mis argumentos en sentido contrario, mintió al afirmar públicamente que “jamás” había dicho tal cosa y afirmación en sí misma, que ya es una rectificación en toda línea, cuando, repito y ahí está la hemeroteca para confirmarlo, llevábamos más de dos años enfrentados por dicha cuestión. Lo que me obligó en su momento a refrescarle la memoria, recordándole dónde lo había dicho y pormenores de lo cual, pueden leer en mi artículo del 20/05/12 “Apologista Mario Olcese…… o la mentira, a falta de otros recursos”. Pero enseñanza a la que además ha renunciado en sus últimos videos, pues en los mismos y cuando nos habla de los 144.000 o de aquellos que tienen que reinar con Cristo, nos dice que “no sabe” y que él “no dice” cuál será la cantidad final de gobernantes en el reino…… y a eso en mi pueblo (que diplomados en teología no estamos, pero que “espabilaos” lo somos un rato), se le llama rectificar una enseñanza.

Por otra parte, tenemos otra de ellas mantenida por dicho personaje también por un largo espacio de tiempo y que nos tuvo enzarzados en una larga confrontación, en el sentido y según defendía dicho “genio” de la teología, que los notables del AT, eso es, los Abraham, Moisés, Isaac, David, Daniel y compañía, también reinarían con Cristo en el reino; claro, cuando de pronto y en su video “No, Don Armando, usted debe responderme esto primero…” (12/03/13), nos sale con que “solo” aquellos que salgan vencedores en la “gran tribulación” aún por venir, eso es, de su enfrentamiento con la “bestia”, el “falso profeta” y el “anticristo”, no recibiendo por ello la “marca” de dicha “bestia” (Rev. 13), son los que tienen que reinar con Cristo en el milenio y nuevo planteamiento, además, que nos prueba con el texto bíblico de Rev. 20:4. Comprenderán que a partir de ese momento, yo solo puedo interpretar que ha rectificado su anterior enseñanza al respecto, porque las dos al mismo tiempo no pueden ser…… y pormenores de lo cual, encontrarán ustedes en mi artículo “¡Notición! Apologista Mario Olcese reconoce, implícitamente, haberse equivocado en otra de sus “grandes” enseñanzas.”

Súmenle a ello, que el 24/04/13 colgó un video bajo el título “El gran conflicto” y en donde citando de 1 Tim. 2:11-15, afirmaba sin lugar a duda alguna y a tenor de lo leído en el mismo, que queda claro que la mujer no puede reinar con Cristo en el milenio…… y que cuatro días antes, no hay que pasarlo por alto, ya había publicado otro en el mismo sentido, bajo el título “La Biblia dice que los 144,000 son varones… ¡La Watchtower dice que no!”…… y sin darse cuenta, en su proverbial y congénita ignorancia, que dicha afirmación tiene obviamente unas derivadas que invalidan otras dos de sus enseñanzas fundamentales. Porque si ello es así en el caso de la mujeres y así es (y algo que un servidor ya publicó hace mucho tiempo), que estas no pueden reinar con Cristo en el gobierno milenario, resulta que al pronunciarse en este sentido, ese disparate andante está obviamente negando otras dos de sus enseñanzas fundamentales que le son características y que, a pesar de lo afirmado sobre las mujeres, aún las está manteniendo: que el bautismo en agua convierta a uno en Hijo adoptivo de Dios y que la llamada “segunda” resurrección, ocurra al final de los mil años de gobierno teocrático por Cristo…… tan claro como esto.

Ya otra cosa es, que ese indocumentado afirme que “no se ha retractado” de ninguno de sus anteriores planteamientos, dado que en su nula capacidad intelectual no tiene consciencia de que una determinada enseñanza bíblica, siempre tiene sus lógicas repercusiones y puede muy bien no ser compatible con otras, como resulta en este último caso que les acabo de citar. Porque si las mujeres y como queda probado en el pasaje mencionado de la primera carta de Pablo a Timoteo, resulta que no pueden reinar en el milenio, pero sin embargo sí fueron bautizadas igual que los hombres (Hech. 8:12) y Dios no hace acepción de personas (Hech. 10:34), ello solo puede significar que el bautismo en agua no daba el ungimiento como Hijo adoptivo de Dios a la persona que se sometía al mismo…… pues no hay registro alguno de mujeres expulsando demonios, sanando paralíticos o levantando muertos: en definitiva, haciendo obras poderosas tal como les fue concedido llevar a cabo a aquellos que fueron reconocidos como Hijos adoptivos de Dios. Por lo tanto queda claro, que hacía falta algo más para alcanzar tal condición y que era el recibir el otro bautismo impuesto por Jesucristo y que solo los apóstoles que lo habían recibido directamente de este, podían impartirlo a otros; eso es, el bautismo en espíritu y como queda demostrado unos versículos más adelante:

Cuando los apóstoles que estaban en Jerusalén oyeron que Samaria había aceptado la palabra de Dios, les despacharon a Pedro y a Juan; 15 y estos bajaron y oraron para que recibieran espíritu santo. 16 Porque todavía no había caído sobre ninguno de ellos, sino que solo habían sido bautizados en el nombre del Señor Jesús. 17 Entonces se pusieron a imponerles las manos (forma ritual de bautizar en espíritu santo) y ellos empezaron a recibir espíritu santo.” (Hech. 8:14-17). (Acotación mía).

Pasaje que deja perfectamente claro que si bien esas personas de Samaria fueron correctamente bautizadas en agua en el nombre de Jesucristo y por un poderoso Hijo de Dios como era Felipe, solo cuando los apóstoles administraron dicho bautismo en espíritu sobre ellos, fue que empezaron a recibir el espíritu santo y con ello, la condición de Hijos adoptivos de Dios que este bautismo en espíritu concedía (luego no el bautismo de agua), así como los poderes que le eran consustanciales…… y lo que estaría en línea con la afirmación de Jesús a Nicodemo, en el sentido que se precisaba de dos bautismos distintos para alcanzar dicha condición:

Jesús contestó: “Muy verdaderamente te digo: A menos que uno nazca del agua (bautismo en agua) y del espíritu (bautismo en espíritu santo y que como hemos visto, solo podían administrar los apóstoles), no puede entrar en el reino de Dios.” (Juan 3:5). (Acotaciones mías).

Por lo que si las mujeres que recibieron el bautismo de agua al igual que los varones, resulta que no pueden gobernar con Cristo en el reino de Dios y algo que reconoce el propio Apologista, mientras que sí lo pudieron hacer aquellos varones que recibieron el otro bautismo directamente de manos de los apóstoles, ello significa claramente que no es el bautismo en agua el que transmite la condición de uno como Hijo adoptivo de Dios, sino el otro bautismo en espíritu santo y que, repito, solo podían administrar los apóstoles, siempre según se infiere del registro escritural. Por lo que si el Sr. “Ingeniero” sostiene ahora dicha enseñanza referente a las mujeres, queda más claro que el agua y nunca mejor dicho, que renuncia a su anterior planteamiento de un bautismo en agua como transmisor de la “unción” de uno como Hijo adoptivo de Dios…… o que solo es un bocazas que no sabe ni de lo que habla y que en su más que probada estulticia, sostiene las dos cosas al mismo tiempo.

Y circunstancia que se repite, con su planteamiento de una “segunda” resurrección al final de los mil años para los “injustos” de juicio divino o destrucción eterna y a partir de una esperpéntica interpretación de Juan 5:28-29, así como de Hech. 24:15; pues el hecho de que las mujeres no puedan gobernar en el reino de Dios, también afecta a dicha enseñanza…… pero es que además ¡que quieren ustedes que les diga!, pero ese planteamiento no es más que una salvajada que de un plumazo dejaría vacío de contenido el reino de Dios, tema central de las Escrituras y única esperanza de la humanidad.

Porque si ello fuera así, como pretende hacernos creer ese “iluminado”, nos encontraríamos con la siguiente situación: si la “primera” resurrección de Rev. 20:6 y de eso no hay ninguna duda, es en la que se levantan aquellos que sí reinan con Jesucristo y en la que razonablemente no pueden participar las mujeres, pues ya hemos dicho que ellas no tienen acceso a gobernar en el reino, ello las llevaría a tener que levantarse en la única resurrección que queda, eso es, la “segunda” para los “injustos” y según enseña ese “teólogo” de pacotilla, la cual conlleva la destrucción eterna de los que participan en la misma…… y lo que nos enfrentaría al siguiente problema: ¿Qué hacemos entonces, con mujeres como Sara, Rebeca, Rut, Raquel, Lea, Noemí y tantísimas otras mujeres fieles a Jehová y que vivieron en tiempos precristianos, o las que vivieron en tiempos posteriores como María (la madre de Jesús) y a la que se le dijo ser “bendita entre las mujeres” (Luc. 1:48), Elisabet, Marta y María (las hermanas de Lázaro), Maria Magdalena, Ana la profetisa, Lidia, Loida, Eunice y a todas aquellas que se bautizaron posteriormente en el nombre de Jesús (Hech. 8:12)? ¿Es razonable el pensar, que tengan que ser destruidas en esa segunda resurrección? Y si no es así ¿en dónde nos las mete ese “teólogo” de pizarrín?

No obstante, eso es lo que nos plantea ese descerebrado que va a ocurrir, porque recordemos que en las Escrituras solo se nos habla de dos resurrecciones (Rev. 20:6; 11-13) y que según el disparatado planteamiento que nos presenta, estarían distribuidas de la siguiente manera: una “primera” para los “justos”, que son levantados en inmortalidad y como reyes en el reino de Dios y en la que no pueden participar las mujeres y una “segunda”, la de los “injustos” y en la que resumiendo la cosa, participan todos aquellos que no lo han hecho en la primera…… y con lo que ya tenemos de cabeza en la misma, a todas esas mujeres mencionadas y que según ese espantajo llamado Apologista Mario Olcese, para ser destruidas en ella. Y objeción esta, que ya planteé en mi anterior artículo “¡Y miren que yo no quería!” (28/04/13), a la que dicho indocumentado y en una nueva manifestación de no saber, no solo siquiera leer (pues si acaso lo leyó, no se “enteró” de lo que yo le exponía), sino ni de saber de qué está hablando, ha sido incapaz de rebatir mis argumentos en ese sentido; no obstante, de afirmar mentirosamente que “no ha renunciado” a ninguna de sus anteriores enseñanzas y como si los demás fuéramos tontos, eso …… pero de demostrarlo, obviamente no.

Sin embargo y para que ustedes vean la paranoia mental de semejante esperpéntico personaje, resulta que no solo en este video que estamos analizando y de fecha 28/04/13, al final del mismo nos vuelve a decir que los notables del AT, eso es, los Abraham, David y compañía, están también llamados a reinar con Cristo, sino que acaba de publicar otro (02/05/13) con el expresivo título “¿Quiénes son los genuinos herederos de Dios y coherederos con Cristo? ¡La respuesta lo sorprenderá!” y en donde una vez más, deja patente la errática deriva mental que le caracteriza, al afirmar de nuevo que son los Abraham, David y compañía. Cuando resulta que solo unos pocos videos atrás en el tiempo, concretamente el publicado en 12/03/13 y bajo el título “No, Don Armando, usted debe responderme esto primero…” nos decía exactamente todo lo contrario al afirmar en el mismo y entre los minutos del 16 al 20 de grabación, que solo aquellos que murieran “asesinados” en defensa de su fe en su enfrentamiento durante la “gran tribulación” aún futura, con la “bestia”, el “falso profeta”, el “anticristo” y que no recibieran la marca de dicha “bestia” (Rev. 13) son los que reinarán con Cristo; y algo que nos mostraba y para dar fuerza a su argumento, como ya hemos dicho, citándonos de Rev. 20:4…… pero veamos qué se nos dice en este pasaje:

Y vi tronos y hubo quienes se sentaron en ellos y se les dio poder para juzgar. Sí, vi las almas de los que fueron ejecutados con hacha (o “decapitados”, o “asesinados”, o “degollados” según versiones) por el testimonio que dieron de Jesús y por hablar acerca de Dios y los que no habían adorado ni a la bestia salvaje ni a su imagen y que no habían recibido la marca sobre la frente ni sobre la mano. Y llegaron a vivir y reinaron con el Cristo por mil años.” (Acotación mía).

Sobre estas palabras, es en las que se apoya esa estulticia andante para hacer esa afirmación que les acabo de señalar, cuando es el caso que en los videos que acabo de mencionar (28/04/13 y 02/05/13), nos afirma que Abraham, el padre de la fe y “amigo” de Jehová, así como David el genuino rey de Israel, es impensable que se pueden quedar fuera de reinar junto con Cristo en el milenio y por lo que de todas, todas, reinarían junto a este…… sin embargo y en claro contraste con la condición impuesta en el pasaje citado de Rev. 20:4, para acceder al gobierno del reino en calidad de inmortal rey y sacerdote, eso es, el morir una muerte de sacrificio “ejecutados con hacha por el testimonio que dieron de Jesús y por hablar acerca de Dios”, vean ustedes qué se nos dice de la muerte que tuvieron precisamente esos dos personajes, Abraham y David, por este orden:

Entonces expiró Abrahán y murió en buena vejez, viejo y satisfecho y fue recogido a su pueblo.” (Gén. 25:8).

Y por fin murió en buena vejez, satisfecho de días, riquezas y gloria; y Salomón su hijo, empezó a reinar en lugar de él.” (1 Cró. 29:28).

Sin embargo, hemos visto que el pasaje de Rev. 20:4 no deja lugar a duda alguna (y eso nos señala ese indocumentado, en los minutos del 16 al 20 de grabación en el video mencionado), en el sentido de que los que han de reinar con Cristo tiene que sufrir una muerte violenta en defensa de su fe y algo que queda perfectamente establecido además, en las siguientes palabras de Jesucristo:

Al que venza, le concederé sentarse conmigo en mi trono, así como yo vencí y me senté con mi Padre en su trono.” (Rev. 3:21).

Como no me puedo creer que a nadie le quede duda alguna de como “venció” Jesús, eso es, dando su vida en defensa de su integridad a Dios, razonablemente hemos de pensar que eso es lo se les pide a aquellos que pretendieran en su momento sentarse en un trono a su lado y gozando ya de la inmortalidad. Por lo que esa catástrofe con patas que es Apologista Mario Olcese, mentiroso donde los haya, nos tendría que aclarar esa “pequeña” contradicción entre lo demandado por Rev. 20:4 para reinar en el milenio y la plácida muerte que tuvieron esos dos personajes mencionados y a los que habría que añadir otros muchísimos que también murieron en parecidas apacibles circunstancias, como los Isaac, Jacob, Moisés, Noé, Job, etc. etc. etc.

Y le llamo mentiroso, porque en su endémica desvergüenza, semejante indeseable afirma en este video que él sí ha respondido a mis preguntas por medio de lo que ha ido publicando en los videos que ha ido subiendo, cuando lo único que ha hecho ha sido repetirse en sus planteamientos e ignorando las objeciones que le tengo planteadas sobre los mismos y de las que no ha dicho aún esta boca es mía; y objeciones que le voy a repetir, no esperando que me las responda porque ya sé que es incapaz de ello, sino para ver si lo hace alguno de esos “enteraos” que le van dando coba, como un tal Max Baeza y que comentando precisamente de este video que nos ocupa, dice los siguiente:

Hno Mario, parece que Don Armandito no leyó los capítulos anteriores al 10 de Juan, en donde claramente se comienza a desarrollar la idea de las “otras ovejas” que son ni mas ni menos que los Gentiles, (ver la carta a los Romanos y a los Efesios). Una Gran parte de la casa de Israel rechazó al Mesias. nosotros sin embargo, somos esa ramita de olivo silvestre que se injertará en ese remanente de Israelitas que acepto y aceptará el gobierno del Cristo.”

Y a lo que el Sr. “Ingeniero” respondió lo siguiente:

Así es, Hno. Max. Pero don Armandito no quiere entender razones…QEPD. Un abrazo para ti desde perusalén

Sin embargo, vean lo que opinaba dicho Sr. Baeza, sobre el video “La prueba irrefutable de que la grande muchedumbre reinará con Cristo”, disparate donde los haya que Apologista publicó el 18/03/13 y que ya hay que ser pendejo para proponer semejante planteamiento, pues como animalada no está nada mal…… y que no sé qué pensar, de quien afirma lo siguiente del mismo:

Hola Hermano Mario, La explicación y los textos mostrados por Ud. son más que claros para explicar este punto. La SWT basa sus enseñanzas en un sistema de “castas” o de clases, siende que la biblia en ninguna parte enseña dicha doctrina. El texto de Apocalipsis es claro al identificar literalmente a las tribus de la Casa de Israel, pero la SWT insiste con su doctrina de hombres en decir que es Espiritual, siendo que la biblia no lo dice torciendo su palabra. Un gran abrazo Hno Mario.” (Negritas mías).

Luego si a ese caballero, el Sr. Max Baeza, le pareció tan claro el planteamiento de Apologista, en el sentido que la “gran muchedumbre” de Rev. 7:14 será la que gobierne en el reino de Dios, le estaría eternamente agradecido si me pudiera responder a la siguiente cuestión que le tengo planteada a esa estulticia con patas de la que parece ser admirador y que aún no ha sido capaz de hacerlo:

Si la “gran muchedumbre” de Rev. 7:9 no muere, sino que sobrevive a la “gran tribulación”, por lo que pasa con vida al nuevo orden o reino de Dios y por lo tanto, no puede participar de la “primera” resurrección de Rev. 20:6 y que es la que da la inmortalidad, así como el derecho a reinar con Cristo ¿cómo puede ser, que los miembros de la “gran muchedumbre” pasen a reinar con este?

Me permito sugerirle a dicho caballero y si le parece bien, que me mande un correo con la solución a este contrasentido, que gustoso publicaré en un artículo junto a la opinión que me merezca dicha respuesta…… y es que si está tan identificado con el Sr. Olcese como para aceptar esa salvajada, al menos que lo defienda ya que este y a pesar de sus “conocimientos” en teología, es incapaz de hacerlo por sí mismo; y por supuesto, invitación que extiendo a todos aquellos que “entienden” los planteamientos de ese ignorante estructural que es Apologista Mario Olcese y ninguno de los cuales, se ha “mojado” en su momento rebatiendo los argumentos de mis artículos, en defensa de su “teólogo” de cabecera. Pero es que tenemos a otro, un tal Alex Saile que respondiendo a un tema de los 144.000 publicado por el Sr. “Ingeniero”, decía lo siguiente y transcrito tal cual de su comentario, para que vean el “nivel” intelectual de los alabadores de tan preclaro “teólogo”:

Una de las caracteristicas de los 144.000 que menciona la Biblia es que en su boca NO se halló Falsedad. Sin embargo los lideres de los Testigos si en una cosa se han Destacado es en su “”Falsedad””sistemática..En este documental relata solo algunas y muy graves.

¿Como eran y que decian los verdaderos Apostoles como por ejemplo Pablo? El Apostol Pablo en 1 Tesalonicenses 2:3 dice: Porque nuestra “enseñanza NO proviene del Errór, NI de la inmundicia,NI con engaño.¿A quien creerémos?

Desde luego, escribiendo de esa manera se puede esperar cualquier cosa de ese caballero, en cuanto a su capacidad de entender algo de aquello que lee; pero lo más chocante es la respuesta de Apologista:

Buen punto, Alex!

Sin darse cuenta el hombre, de la “puñalada trapera” que le asesta dicho caballero (figurativamente hablando, por supuesto) inconscientemente, al mencionarle la característica de los 144.000, en el sentido de que en su boca “no se halló falsedad”, o al citar de 1 Tes. 2:3 y en dónde Pablo afirma que “porque la exhortación que damos no proviene de error, ni de inmundicia, ni con engaño”…… eso es, exactamente todo lo contrario de lo que hace Apologista Mario Olcese Sanguineti. Volviendo a este, decir que como máximos poderes para defender su capacidad de entendimiento escritural, en el video en cuestión hace alarde de todos sus diplomas y sobre todo del que le acredita como “teólogo”…… aunque antes de continuar, me permito una pequeña observación sobre el por qué le llamo “ingeniero” y que parece ser que le ha “molestado”. Pero el caso es que si yo he pasado a llamarle de esta manera, es sencillamente porque él me pidió expresamente que le llamara así y de ahí, la razón que yo lo ponga entre comillas…… veamos el correo en el que me hacía dicha petición, fechado el 02/04/13:

Sr. Olcese no!…¡ingeniero es Mejor! Además, ¿se dio cuenta que Ananías no fue apóstol pero impuso sus manos sobre Saulo para que recibiera el Espíritu Santo? Eso tumba su absurda tesis de que sólo los apóstoles impusieron las manos…jajajajaja” (Negritas mías).

Incidiendo en la ostentación que hace de su diplomas y sobre todo, del de teología, decirle que la Biblia no fue escrita para teólogos (que no han hecho otra cosa que complicar el asunto, como es obvio que está haciendo él), sino para pastores, ganaderos, pescadores, agricultores…… en definitiva para personas sin estudios, porque en aquellos tiempos la cultura no estaba al alcance del personal en general, sino solo de los poderosos. Aunque no alcanzo a entender, qué es lo que con esta ostentación ha querido demostrar con respecto de un servidor, pues yo siempre he afirmado que no los tengo y no me avergüenzo de ello, máxime cuando resulta que en capacidad de razonar con lógica y sentido común sobre aquello que leo, le doy cien patadas a tan “ilustre” teólogo y de ahí que, en lugar de responderme a las objeciones que le tengo planteadas, saque a “pasear” sus diplomas como si con ello solventara la situación…… cuando a tenor de las Escrituras, es todo lo contrario:

En aquella misma hora se llenó de gran gozo en el espíritu santo y dijo: “Te alabo públicamente, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has escondido cuidadosamente estas cosas de los sabios e intelectuales (o “entendidos” según versiones) y las has revelado a los pequeñuelos (o a los humildes). Sí, oh Padre, porque el hacerlo así vino a ser la manera aprobada por ti.” (Luc. 10:21). (Acotaciones mías).

Luego queda claro que hay una directa intervención divina en la capacidad de uno para entender las Escrituras, pues mientras Jehová y según palabras de Su propio Hijo, esconde expresamente el entendimiento de las mismas a aquellos que, en un rasgo de altanería, se apoyan en sus propios conocimientos para discernirla y como ha quedado claramente acreditado en la actitud de Apologista, pues lo que ha venido a decirnos mediante esa ostentación de diplomas, es que él tiene la razón porque tiene estudios superiores y yo no la tengo, porque sencillamente no los poseo (de lo contrario no se entiende)…… cuando resulta que es precisamente a estos, a los que no tenemos tales conocimientos, a los que el Altísimo les permite entender porque nos apoyamos en Él para adquirir conocimiento de Su Palabra.

De ahí el que yo reconozca que si comprendo algo de los escritos sagrados, es sencillamente porque se me permite entender y no por mis méritos personales, caso que sucede por igual en miles de personas esparcidas por el mundo y prescindiendo que publiquen en un blog como yo o no lo hagan, entienden exactamente igual que un servidor: lo verdaderamente importante radica en el que a uno se le permita entender el mensaje divino y algo que solo está en manos del Altísimo el otorgarlo o no, a tenor de ese pasaje de Luc. 10:21. Por esta razón, es que ese indocumentado no puede en manera alguna rebatir mis planteamientos, ni responder a mis objeciones; o sea, que Jehová no lo permite entender Su Palabra y de ahí que hoy diga una cosa y mañana la contraria, tal como he demostrado en este escrito (así como en muchos otros anteriores) y que pueden comprobar, solo con contrastar entre sí los videos que les he citado…… prueba más clara imposible.

Por otra parte, nos hace una afirmación en ese video que solo un inepto de su talla puede formular, cuando nos dice que en mi artículo al que hace referencia “al fin he tratado de responder” a su pregunta acerca de que hay de aquellos TJ que mueren antes de la “gran tribulación”…… para acto seguido decir, que “no he dicho ni pio” sobre el particular y afirmación que repite al final del video que estamos analizando, refiriéndose al artículo ya mencionado “¡Y miren que yo no quería!”. Pero claro, una cosa es que en mi intento de tratar de responder al tema en cuestión y que el mismo afirma que sí he hecho, no le haya convencido con mi respuesta y, otra muy distinta, que yo no haya dicho nada sobre el particular…… porque será una cosa o la otra, pero las dos al mismo tiempo como él nos plantea, obviamente no puede ser. Sin embargo y como yo nunca miento, vean lo que respondo sobre esta cuestión en dicho artículo, en el párrafo quinto y empezando por el final del mismo:

Pero es que además y algo sabré del tema, después de más de treinta años de militancia en dicha secta, resulta que esos señores jamás han enseñado nada semejante. Porque lo que esa secta ha enseñado siempre, es que los miembros de dicha clase de sus “otras ovejas” que se enfrenten a dicha tribulación, serán los que sobrevivan a la misma, mientras que los miembros de dicha clase que hayan muerto antes de que esta se produzca, se levantarán en la mencionada resurrección que acontecerá durante el período milenario…… eso es todo. Por lo que el mentiroso compulsivo que es ese infecto personaje Apologista, nos tendría que mostrar en dónde los TJ hacen semejante afirmación, en el sentido que los ya muertos de su clase de las “otras ovejas”, serán también “sobrevivientes” de dicha “gran tribulación” y lo que en sí mismo, ya es un brutal contrasentido…… sin embargo, eso es lo que entiende esa caricatura intelectual que dicen los TJ y que le pueden oír expresándolo de viva voz, en su video “Sr. López, ¿qué hacemos con las “otras ovejas” finadas que no podrán salir de la futura tribulación” del 16/04/13.”

O sea, queridos lectores, que yo sí respondí y como tengo por costumbre, a la cuestión que se me planteó, mientras que esa catástrofe con patas que es el Sr. “ingeniero” aún tiene seis preguntas sueltas por ahí a las que no dado aún respuesta y que vuelvo a plantear con la completa convicción de que no recibirán contestación, ni por parte de ese ignorante, ni por parte de los indocumentados que le aplauden las salvajadas que publica; no obstante y por aquello que la esperanza es lo último que se pierde, a ver si a alguno de ellos le queda un poco de vergüenza torera y se atreve a decir algo; aunque ¡vamos, que ni todos juntos son capaces de ello!…… y si no, al tiempo.

: El significado concreto del Sal. 45:16.

: Lo que se nos representa y la idea que se nos transmite en Rev. 14:1, a la luz del Sal. 2:6.

: Si Jehová había rechazado al Israel natural del acceso al reino, según Mat. 21:43 ¿a cuál Israel se refería Pablo en Gál. 6:16, cuando habló del “Israel de Dios”?

: Si la “gran muchedumbre” de Rev. 7:9 no muere, sino que sobrevive a la “gran tribulación”, por lo que pasa con vida al nuevo orden o reino de Dios y por lo tanto, no puede razonablemente participar de la primera resurrección de Rev. 20:6 y que es la que da la inmortalidad, así como el derecho a reinar con Cristo ¿cómo puede ser, según afirma usted, que los miembros de la “gran muchedumbre” pasen a reinar con este?

: Si según su enseñanza en el sentido que tanto los notables del AT, como los cristianos de todos los tiempos tienen que reinar con Jesucristo en el milenio…… ¿sobre quiénes reinarán entonces?

: ¿De cuántos grupos de personas se nos habla en Rev. 7 y que estarán presentes en el reino de Dios, tan pronto como este eche a andar…… y ya puestos, qué posición ocupará el uno, con respecto del otro?

Y respuesta a dichas preguntas que de ser formuladas de forma correcta, tumban todas y cada una de las barbaridades que ha publicado dicho personaje, instalado de manera permanente en la mentira y por lo que no es más que un sicario de Satanás (Juan 8:44)…… y si no, prueben ustedes de respondérselas a sí mismos con el debido apoyo bíblico y ya me contarán a que conclusión llegan.

Armando López Golart

Anuncios

D. MARIO OLCESE…… Y SUS “ANÁLISIS A FONDO”.

Posted in Uncategorized with tags , , , , , , on 05/02/2013 by Armando López Golart

pizarraY es que hace unos días, Sr. Olcese, usted publicó en su página en YouTube el video/artículo “Algo que no se dice de los 144,000 sellados de manera contundente”, como respuesta inmediata al que en este blog se había publicado solo unas horas antes (eso es rapidez y lo demás son “gaitas”) bajo el título “El problema de los 144.000…… y las doce tribus de Israel” (01/01/13)…… pero dirigiendo dicha respuesta a los TJ y no directamente a este que suscribe (Armando López Golart) y que es quién lo había publicado; y ello en una clara muestra de poseer un elevado instinto de conservación, pues como tanta veces he dicho, usted me teme más que a un “nublao”. Pero resulta que su subconsciente le ha traicionado, pues al minuto 10 de grabación, se refiere a que “solo un hombre que no conoce la Biblia puede sostener semejante patraña, pues hay uno que todavía continúa con esa “cantaleta” o cuento con el que está engañando a muchos”…… y en llegando ahí, pues “con la iglesia hemos “topao” amigo Sancho” como diría D. Quijote, pues me doy por enterado de que me acaba de llamar mentiroso y señalándome casi, como un peligro público número uno ¡y hasta ahí podríamos llegar! Y es que me reconocerá usted, Sr. Olcese, que hay que tener “moral”, eso es, muy poca vergüenza para decir que yo estoy “engañando” al personal, después de lo que “ha caído” y por lo que me permito recordarle un “pequeño” episodio del que usted parece se quiere olvidar, pero que yo no se lo voy a permitir.

Porque claro, resulta que ese uno “que no conoce de la Biblia” u séase aquí “el menda”, le dio sopas con honda al obligarle a usted y que no nos ha dado precisamente muestras de ser un “genio” de la interpretación bíblica, a reconocer su error mantenido por espacio de dos años (¡ni más ni menos!) y ahí está la hemeroteca para confirmarlo, sobre el “asuntillo” ese de los “millones, miles de millones” que supuestamente tenían que reinar con Cristo…… pero veamos cómo fue la historia y para ello, empezaré por recordarle lo que me respondía usted en el artículo “Preguntas de mis lectores hispanos, ávidos por aprender” (15/05/12) a una determinada pregunta que le formulé en un artículo anterior acerca de dicho tema y respuesta en la que, acorde con su innato estilo, mintió descaradamente; esta es la pregunta:

¿Reconoce D. Mario, efectivamente, haberse equivocado en el tema de los “millones, miles de millones” que tenían que reinar con Cristo?

Y eso es lo que usted me respondió, saliéndose por “los cerros de Úbeda” y metiendo de por medio a un personaje del que yo ni por asomo le había mencionado, encima cargándole con el “mochuelo” de su error y personaje muerto hacía ya muchísimos años, el Sr. Joseph Franklin Rutherford, en su momento presidente de la Sociedad Wathtower:

El Sr. Rutherford sostenía que millones que ahora viven (en la década de los 20’s) jamás morirían, porque el Armagedón supuestamente ocurriría en 1925, profecía que por cierto nunca se cumplió. El que se equivocó fue Rutherford, no yo. Además, Rutherford jamás creyó que millones reinarían con Cristo sino 144,000 personas y punto. Además, yo no dije jamás que miles de millones reinarían con Cristo, pero tampoco lo limité a 144,000 personas como lo sostienen los Testigos de Jehová y algunos de sus simpatizantes que aún tienen su corazoncito puesto en la organización.” (Negritas mías).

Luego si el Sr. Rutherford, “jamás creyó” en semejante salvajada, queda claro que aun siendo TJ y para tanto como los critica, tenía mucho más entendimiento bíblico que usted, que la estuvo defendiendo por espacio de dos años. Pero no obstante, eso que tiene publicado en el artículo señalado (como ve, servidor tiene por costumbre probar siempre lo que dice…… no como usted), estaría muy bien y hasta nos lo podríamos creer, si no fuera porque en su artículo del 03/02/09 (reeditado en posteriores ocasiones en otros blogs) titulado “El Milenio de Jesucristo: ¡Lo que el Señor tiene reservado para Ud. y su familia!” y en la primera mitad de su párrafo nueve, usted afirmaba esto:

¡Jesús entonces regirá y reinará en persona, y nosotros le ayudaremos y regiremos y reinaremos con él! ¡Reinará de punta a punta, y nosotros, Sus hijos, ya no seremos la pobre minoría perseguida que somos hoy en día! ¡En compañía de los cristianos de todos los siglos, que habrán resucitado, seremos millones, miles de millones, y gobernaremos junto a Jesús a la gente buena que haya sobrevivido.” (Negritas mías).”

Por lo que queda palmariamente probado, que usted sí dijo, sí publicó y sí mantuvo por espacio de dos años como mínimo semejante burrada, aunque con increíble descaro y con una cara de cemento armado que no tiene parangón, lo negó posteriormente tal como hemos podido leer…… y en una muestra más de su ignorancia supina del contenido escritural, del que no es más que un analfabeto integral y si no lo es más, es porque no se entrena y por no mencionar su congénita tendencia a la mentira, pues de lo contrario se aseguraría más de lo que publica. Porque veamos lo que nos reconocía en un posterior video/artículo titulado “Llamados a ser príncipes en el reino de Dios” (04/01/12) y en el que en tono jocoso y burlesco (recuérdelo) se dirigía a mí persona; y me permito llamarle la atención sobre el hecho de que en ese video/artículo, usted me estaba respondiendo al que un día antes (03/01/12) yo le había dirigido, bajo el título “La respuesta del detractor” y en el que yo iniciaba el cuarto párrafo del mismo, con la siguiente afirmación:

Pero es que además, el Sr. Olcese cuantifica esa masa resultante de reyes gobernantes asociados con Cristo, en “millones, miles de millones”…… y se queda tan ancho el hombre, ante semejante despropósito…”

Y usted en esa ocasión, como en tantas otras ocasiones anteriores por espacio de dos años y ante mi directa alusión, no negó ser el autor de semejante afirmación, sino que en un implícito reconocimiento de que la admitía como propia, dijo lo siguiente:

“……por otro lado, el hecho que parezca irrazonable que haya tantos gobernantes en el mundo…… digamos millones y millones…… yo no sé si es así y habrá millones, millones y millones…” (Minuto 10’58 de grabación en adelante).

Pero dando por buena (¡generoso que es uno, oiga!) la sorprendente afirmación en el sentido que usted no sabía si ello era así, después de haber estado enseñando por dos años semejante disparate, lo acaba de “arreglar” y en el colmo de los colmos, con lo que dice solo un poco más adelante en el citado video/artículo:

“…… ¿serán millones, millones, millones y millones?…… no lo dice la Biblia…” (Minuto 16’45 de grabación en adelante.”

Luego si esto es así, Sr. Olcese y según propia afirmación, que usted por un lado no sabía lo cierto de dicha cantidad de “millones, miles de millones” como gobernantes con Cristo, pero sí sabía que la Biblia, por otro lado, no dice nada de esto ¿por qué lo publicó entonces?…… y lo que es más ¿por qué durante casi dos años, estuvo rebatiendo mi afirmación en el sentido de que tal planteamiento era incorrecto y consecuentemente, mintiendo a sus lectores? ¿Quién en este caso, era el que demostró tener verdadero conocimiento bíblico y como mínimo, por espacio de dos años consecutivos: usted o yo?

¿Recuerda eso Sr. Olcese? Tendría que recordarlo porque ahí le demuestro el escaso conocimiento que tiene usted de la Biblia y que además de mentiroso es un desvergonzado, pues aún hoy estamos esperando que pida excusas públicamente por el engaño al que sometió por espacio de dos años (¡ahí es nada!), a la manera de los TJ con su grey y que usted tanto critica, a esos millones que según usted asegura, le leen y ven sus videos…… pero como resulta que a su entender el que no conoce la Biblia soy yo, me permito (“atrevidillo” que es uno) el desafiarle públicamente a que nos haga “un análisis a fondo”, por ejemplo, del Sal. 45:16 (es la segunda vez que se lo pido) y que me demuestre que dicho pasaje no apoya mi planteamiento en el sentido de que los notables del AT no pueden de ninguna manera, reinar con Cristo en el reino de Dios…… porque recuerde que el pasado día 13 de Enero del año en curso, en su video/artículo “La Watchrower dice: Abraham, David y los profetas, no reinarán con Cristo”, usted dijo y dirigiéndose a un servidor, tanto como esto:

El verso usado frecuente en el Salmo 45:16, no prueba en modo alguno que estos tienen un destino diferente a la iglesia cuando se analiza a fondo.” (Negritas mías).

Y aunque yo le solicité en ese momento que hiciera dicho “análisis a fondo” y me contara el resultado, pues entiendo que las cosas no solo hay que decirlas, sino probarlas y como es costumbre en mí (no en usted), aún es el momento en que se haya atrevido a ello; obviamente, porque no tiene ni puñetera idea de lo que se lleva entre manos, o es que está “zumbao” perdido…… y dados los episodios de los sombreros, unos encima de los otros ¡pues que quiere usted que le diga, oiga!, pero buena “pinta”, aquello que se dice buena “pinta”, no tiene la cosa. Sin embargo y puesto que así parece estar la situación, volvamos a su artículo señalado al inicio de este escrito y publicado en YouTube el 01/02/13 y en donde usted asevera acerca de los 144.000 que no se dice de ellos en ningún sitio de las Escrituras, que sean estos los que tienen que reinar con Cristo en el reino de Dios (minuto 2’35 de grabación); entonces, le emplazo a que “analice a fondo” el siguiente planteamiento que le formulo y públicamente me lo rebata…… pero a mí, no a los TJ.

Porque cuando leemos con la debida atención (algo que usted no hace, por supuesto) el pasaje de Rev. 14:1 y lo analizamos a la luz del contexto escritural, nos encontramos con una afirmación rotunda en el sentido de que sí son esos 144.000 los únicos que reinarán con Cristo en su reino; porque de acuerdo que la Biblia no nos diga nada acerca de “millones, miles de millones” de gobernantes con Cristo, pero lo que está claro y puesto que estamos hablando de una “revelación” o “un poner al descubierto algo que estaba oculto” y que es la idea que transmite el término original griego para ese libro “a·po·ká·ly·psis”, es que se nos tendría que hablar del número concreto de aquellos que tendrán esa comisión; máxime cuando estamos hablando de uno de los aspectos fundamentales del reino de Dios, pues estamos hablando de aquellos que tienen que presidirlo junto al Hijo de Dios y cuando dicha Revelación fue dada, precisamente, para “para mostrar a sus esclavos las cosas que tienen que suceder dentro de poco” (Rev. 1:1)…… entonces no solo se nos tiene que hablar de eso, sino también de aquellos que serán súbditos del mismo, pues de lo contrario ¿de qué nos serviría dicha revelación, Sr. Olcese?; pero veamos el pasaje en cuestión:

Y vi y, ¡miren!, el Cordero de pie sobre el monte Sión y con él ciento cuarenta y cuatro mil que tienen escritos en sus frentes el nombre de él y el nombre de su Padre.”

Luego lo que estaba viendo en ese momento y en una visión el apóstol Juan, dada por el propio Jesucristo a través de su ángel, era el cumplimiento por adelantado de las proféticas palabras del Sal. 2:2-6 y en donde leemos lo siguiente:

Los reyes de la tierra toman su posición y los altos funcionarios mismos se han reunido en masa como uno solo contra Jehová y contra su ungido 3 y dicen: “¡Rompamos sus ataduras y echemos de nosotros sus cuerdas!”. 4 El Mismísimo que se sienta en los cielos se reirá; Jehová mismo hará escarnio de ellos. 5 En aquel tiempo les hablará en su cólera y en su ardiente desagrado los perturbará, 6 diciendo: “Yo, sí, yo, he instalado a mi rey sobre Sión, mi santa montaña”.

Pero si en la visión de Juan se nos muestra el momento en que es instalado como rey sobre Sión el Hijo de Dios, Jesucristo ¿quiénes son entonces, esos que en ese momento ocupan un lugar a su lado sobre este monte Sión, sino aquellos que le acompañan en su reinar y cuyo número está exento de cualquier duda, eso es, 144.000 miembros, pues esa es la cantidad de sus acompañantes en ese decisivo momento y según Rev. 14:1?…… no olvidemos que el Monte Sión, es el símbolo por excelencia de la gobernación divina sobre el ser humano y en donde siempre estuvo el “trono de Jehová” (1 Crón. 29:23); y de ahí, que Este lo identifique como “mi santa montaña”. Por lo que yo afirmo y contrario a lo que usted asegura sin fundamento alguno, que sí se nos dice y de forma categórica además, que solo esos 144.000 “sellados” (no se le olvide ese “pequeño” detalle, pues la “gran muchedumbre” no es “sellada”, a diferencia de esos 144.000) son los que reinarán con Cristo en el milenio y que usted, D. Mario, no puede probar lo contrario, pues solo habla, habla y habla, pero no saca textos que prueben su afirmación…… y que para uno que saca, el de Rev. 14:4, no solo lo lee mal y no lo entiende, sino que el mismo contribuye a darme la razón a mí, pues allí se nos dice que solo esos 144.000 son los “comprados” o “redimidos” de entre la humanidad, luego lo que entendido por pasiva y en un ejercicio de razonamiento lógico, significa que el resto de la humanidad, no entra a formar parte de ese grupo o proyecto divino. Y que además, como detalle adicional de que eso es así como yo se lo afirmo, tenemos lo que se nos dice en los dos versículos anteriores, eso es, el 2 y el 3 y en versión de la Reina Valera Contemporánea:

Entonces oí una voz que venía del cielo, semejante al estruendo de un poderoso caudal de agua, y al sonido de un fuerte trueno. La voz que oí parecía ser la de arpistas que tocaban sus arpas. 3 Estaban (dichos arpistas) ante el trono, delante de los cuatro seres vivientes y de los ancianos, y cantaban un cántico nuevo, que nadie más podía aprender sino los ciento cuarenta y cuatro mil que habían sido redimidos de la tierra.” (Acotación mía).

Entonces queda claro que el resto de mortales no podían aprender dicho cántico, por lo que es obvio y como entendería el tonto del pueblo (usted come aparte, amigo Olcese), que no podían pertenecer a dicho grupo, tal como yo afirmo y basándome tan solo en lo que nos dice Jehová en Su Palabra; luego háganos usted un “análisis a fondo” del tema en cuestión y a ver que nos saca en claro…… ¡pero hágalo, hombre!

Por otra parte, también me gustaría que iluminara mi oscurecida mente (ya sabe, por aquello de enseñar al que “no sabe”) con un “análisis a fondo” sobre otro asunto y que tiene que ver con el hecho que usted niega la afirmación de los TJ y que yo, contrario a usted sí comparto y siempre a tenor del registro escritural, en el sentido de que esos 144.000 o en su defecto, aquellos que con Cristo reinarán, conformarían lo que se conoce como un Israel “espiritual” (minuto 3 de grabación); y puesto que lógicamente no estoy de acuerdo con dicha negativa, me gustaría que me explicara y después de “analizarlo a fondo”, cómo habría que entender entonces, lo que nos dijo Pablo en los siguientes pasajes:

Rom. 8:28-29: “Porque no es judío el que lo es por fuera, ni es la circuncisión la que está afuera en la carne. 29 Más bien, es judío el que lo es por dentro y su circuncisión es la del corazón por espíritu (luego estaríamos hablando de algo espiritual) y no por un código escrito. La alabanza de ese viene, no de los hombres, sino de Dios.” (Acotación mía).

Rom. 9:6: “Sin embargo, no es como si la palabra de Dios hubiera fallado. Porque no todos los que provienen de Israel son realmente “Israel”.”

Gál. 6:16: “Y a todos los que hayan de andar ordenadamente por esta regla de conducta, sobre ellos haya paz y misericordia, sí, sobre el Israel de Dios.”

Porque recuerde, Sr. Olcese, el “pequeño” detalle que Jehová Dios años antes había roto su pacto con el Israel natural y establecido otro pacto, con “una nación” que diera los frutos exigidos, según palabras de Jesús:

Por eso les digo: El reino de Dios les será quitado a ustedes y será dado a una nación que produzca sus frutos.” (Mat. 21:43).

Luego si Jehová había tomado la decisión de quitar del Israel natural el acceso al reino como reyes y sacerdotes debido al rechazo y posterior asesinato de Su Hijo Jesús ¿cómo podría estar hablando Pablo del Israel natural, al mencionar del “Israel de Dios” y que obviamente, solo podía ser la “una nación” de la que se nos habla en dicho pasaje y distinta por tanto del Israel natural? Recuerde el claro contraste que Pablo establece en Rom. 9:6 y que hemos leído, entre el Israel natural y el otro “Israel” y que solo se puede entender desde una dimensión “espiritual”, siempre a tenor de las siguientes palabras:

Sin embargo, si algunas de las ramas fueron desgajadas, pero tú, aunque eres acebuche, fuiste injertado entre ellas y llegaste a ser partícipe de la raíz de grosura del olivo, 18 no te alboroces en triunfo sobre las ramas. Pero, si te alborozas en triunfo sobre ellas, no eres tú quien soporta la raíz, sino la raíz a ti. 19 Dirás, pues: “Algunas ramas fueron desgajadas para que yo fuera injertado”. 20 ¡Está bien! Por su falta de fe fueron desgajadas, pero tú por la fe estás en pie. Cesa de tener ideas encumbradas; antes bien, teme. 21 Porque si Dios no perdonó a las ramas naturales, tampoco te perdonará a ti.” (Rom. 11:17-21).

Lo que aquí tenemos es que Pablo representa al Israel natural como un simbólico olivo, en el que son injertadas ramas que no son del mismo olivo, eso es, no son israelitas naturales sino “gentiles” o “gente de las naciones”, por lo que razonablemente y puesto que ha habido un mezclar de unos con otros, ya no podríamos estar hablando de un Israel puro o natural, sino de otra cosa y que solo puede ser un “nuevo” Israel y este ya sí aceptado por Dios, lo que solo puede significar que estamos hablando de algo en sentido “espiritual”, a tenor de lo leído en Rom. 8: 28-29 …… a menos, eso sí y que tratándose de usted, cualquier cosa se puede esperar, que dos y dos hayan dejado de ser cuatro. Pero es que el mismo argumento señalado nos valdría para las palabras de Sant. 1:1-4:

Santiago, esclavo de Dios y del Señor Jesucristo, a las doce tribus que están esparcidas por todas partes: ¡Saludos! 2 Considérenlo todo gozo, mis hermanos, cuando se encuentren en diversas pruebas, 3 puesto que ustedes saben que esta cualidad probada de su fe obra aguante. 4 Pero que el aguante tenga completa su obra, para que sean completos y sanos en todo respecto, sin tener deficiencia en nada.”

Porque ¿cómo podría Santiago dirigirse a las doce tribus del Israel natural (que por otra parte, diez de ellas ya no existían como tales), llamándoles “hermanos” si dichas tribus como un todo, eso es, el Israel natural, había sido repudiado por Dios y apartado por tanto, del acceso a la gobernación del reino (Mat. 21:43)? Luego espero, Sr. Olcese que nos haga un “análisis a fondo” y nos aclare a que pueblo o nación en concreto, hacían referencia en sus palabras, tanto Pablo como Santiago, partiendo de la base y como ha quedado claro, que no podríamos estar hablando del Israel natural, pues este había sido rechazado por Dios…… y que continúa aún rechazado por Este, pues a día de hoy siguen sin reconocer a Jesucristo como el Mesías prometido; a menos, eso sí, que le llevaran la contraria a Jehová, como usted hace continuamente.

Por otra parte, usted nos menciona de Rev. 20:4 y se hace a sí mismo la pregunta de si se refiere dicho pasaje a los 144.000, resolviéndola con un rotundo ¡no!…… y algo que ¡mire por donde! me recuerda a los “millones, miles de millones” que en su momento usted afirmaba como una “enseñanza” verdadera; pero leamos el texto y veamos si eso es así como usted nos lo afirma:

Y vi tronos y hubo quienes se sentaron en ellos y se les dio poder para juzgar. Sí, vi las almas de los que fueron ejecutados con hacha por el testimonio que dieron de Jesús y por hablar acerca de Dios y los que no habían adorado ni a la bestia salvaje ni a su imagen y que no habían recibido la marca sobre la frente ni sobre la mano. Y llegaron a vivir y reinaron con el Cristo por mil años.”

Según usted, ahí de ninguna manera se hace referencia a los 144.000, sino solo se alude a aquellos que recibieron poder para “juzgar”, a aquellos que fueron “decapitados” y a aquellos que no habiendo adorado a la bestia ni a su imagen, no había “recibido” su marca y por ello pasaron a reinar con Cristo; dicho lo cual, permítame una pregunta ¿y a quiénes identifican dichas características por usted señaladas? Pues teniendo en cuenta que es a los apóstoles a quiénes les fue hecha la promesa de que se sentarían en tronos para juzgar (Mat. 19:28), fueron probados hasta la muerte y no recibieron la marca de la bestia, luego obviamente forman parte del grupo de los 144.000 que han de reinar con Cristo y algo que no se puede dudar (Rev. 21:14), estaríamos identificando con las características que usted nos da y sin lugar a duda alguna, sencillamente al grupo de los 144.000 y con lo que de nuevo nos encontramos ante uno de sus aberrantes y disparatados razonamientos, en un claro intento por llevar la contraria, pues no solo no sabe ni de lo que habla, sino que ni su orgullo, ni su altanería le permiten reconocer la posibilidad de que esté equivocado y que “alguien” que sepa más que usted (y no me refiero a mí persona), le pueda corregir.

Si a ello le sumamos y como ya hemos considerado, lo que leemos en Rev. 14:1 en el sentido que cuando Jesucristo es colocado como rey sobre Sión por su Padre Celestial y en armonía con el Sal. 2:6, vemos a 144.000 individuos a su lado, solo podemos entender que en Rev. 20:4 y lejos de la nueva burrada que usted nos suelta (porque hay que ser borrico para hacer semejante interpretación), solo se puede hacer referencia específica a esos 144.000 personajes…… luego otra vez más, usted se ha equivocado en su afirmación, porque repito, no tiene ni puñetera idea de lo que habla y por lo que solo plantea argumentos esperpénticos e incomprensibles para una mente medianamente amueblada. Y claro que son mártires, pues eso es lo que significa el que hayan sido “degollados” o “decapitados” y expresiones que bíblicamente solo significan, el haber sufrido una muerte de sacrificio en defensa de la fe de uno, prescindiendo del instrumento usado para dar muerte y no lo que absurdamente nos dice usted, en el sentido que solo aquellos que hayan sido específicamente “decapitados” pueden reinar con Jesucristo…… pues de lo contrario y de ser como usted disparatadamente nos dice, resultaría que Jesucristo no podría reinar en el milenio porque no murió decapitado, sino crucificado; y en cuanto a lo del apóstol Juan, tiene usted toda la información sobre el caso, en mi artículo “¿Y qué hay del apóstol Juan?” (08/10/11) y de la que en su momento, recuérdelo, fue incapaz de rebatir dicho planteamiento…… como lo es ahora, claro. Por tanto, le exijo un “análisis a fondo” de lo planteado (recuerde que usted me ha llamado mentiroso) y no una simple declaración sin prueba alguna de aquello que a usted le parece, como si su opinión fuera palabra de Dios…… o al menos, que se calle y deje de enredar y hacer el ridículo; ya con lo de los sombreros ha habido suficiente ¿no cree?

Pero ya puesto, permítame hacer referencia al hecho que usted nos afirma que los 144.000 no son los únicos que reinarán con Cristo, por lo que le hago una pregunta ¿de cuántos grupos de personas se nos habla en la Revelación, que entren al reino de Dios? Hasta dónde yo sé y sé más que usted (la duda ofendería), solo se nos habla de los 144.000 por un lado y de la “gran muchedumbre” por el otro…… y pare de contar. Y si por otra parte, tenemos en cuenta que estos últimos sobreviven a la “gran tribulación” y por lo que pasan con vida al reino de Dios, luego no han muerto y “pequeño detalle” que les impide participar de cualquier resurrección, cuanto menos de esa “primera” mencionada en Rev. 20:6…… resulta que dichos sobrevivientes no pueden reinar con Cristo; pero veamos cómo nos explica eso el pasaje en cuestión:

Feliz y santo es cualquiera que tiene parte en la primera resurrección; sobre estos la muerte segunda no tiene autoridad, sino que serán sacerdotes de Dios y del Cristo y reinarán con él por los mil años.”

Luego está claro como el agua que los que gobiernan con Jesucristo en inmortalidad, pues eso es lo que significa el que la muerte segunda no tenga “autoridad” sobre ellos y en calidad de reyes y sacerdotes, son “estos” que participan de dicha primera resurrección…… luego como la “gran muchedumbre” sobreviviente de la “gran tribulación” (Rev. 7:9; 14), pasa con vida al reino, no pueden sus miembros participar de resurrección alguna; y lo que solo puede significar, contrario a lo que usted absurda y disparatadamente afirma, que los únicos que pueden reinar con Cristo son los 144.000; luego háganos un “análisis a fondo” del asunto y a ver que saca en claro…… pero de cuando en cuando, ponga un texto bíblico que apoye su argumento y si puede ser, que no esté sacado de contexto.

Por otra parte, usted afirma temerariamente que de Rev. 20:4 se desprende que si bien en dicho pasaje se “incluyen” a los que fueron decapitados, ello no significa que no haya otros muchos que también reinarán con ellos, por lo que yo le pregunto ¿me puede decir quiénes son esos otros? Porque lo que leemos en dicho pasaje y que ya hemos considerado, es que en esa escena Juan solo ve a las almas de lo que había sido degollados o decapitados por hablar de Jesucristo y a nadie más…… aparte del hecho ya mencionado, que al reino de Dios solo acceden en su inicio, los 144.000 como reyes y los sobrevivientes de la “gran tribulación” como súbditos (pues ya hemos dado las razones por las que no pueden reinar con Cristo) y nadie más, al menos según las Escrituras; pero para más claridad, veamos ahora como se vierte dicho pasaje de Rev. 20:4, en la versión de la Traducción en lenguaje actual  y que dice así:

Luego vi unos tronos y en esos tronos estaban sentados los que habían sido asesinados (no otros) por mantenerse fieles a la enseñanza de Jesús y al mensaje de Dios. Ellos no habían adorado al monstruo ni a su estatua, ni se habían dejado poner su marca en la frente ni en las manos. Ellos volvieron a vivir y Dios les dio tronos para que gobernaran con el Mesías durante mil años.” (Acotación mía).

Entonces la cosa está clara y una vez más queda demostrado, que usted, Sr. Olcese, es una total calamidad que no sabe ni de lo que está hablando, pues no tiene ni la más remota idea de lo que dicen las Escrituras…… de lo contrario “analice a fondo” las cuestiones que le planteo y denos una respuesta basada en textos bíblicos y no en meras especulaciones personales, a cual más disparatada; y para que no se confunda, ahí le dejo un resumen de lo que tiene que “analizar a fondo” y respondernos…… si es capaz de ello, claro:

1º El significado concreto del Sal. 45:16.

2º Lo que se nos representa y la idea que se nos transmite en Rev. 14:1, a la luz del Sal. 2:6.

3º Si Jehová había rechazado al Israel natural del acceso al reino, según Mat. 21:43 ¿a cuál Israel se refería Pablo en Gál. 6:16, cuando habló del “Israel de Dios”?

4º Si la “gran muchedumbre” de Rev. 7:9 no muere, sino que sobrevive a la “gran tribulación”, por lo que pasa con vida al nuevo orden o reino de Dios y por lo tanto, no puede participar de la primera resurrección de Rev. 20:6 y que es la que da la inmortalidad, así como el derecho a reinar con Cristo ¿cómo puede ser que pasen a reinar con este? ¿O es que Jehová se equivocó al transmitirle la revelación a Jesucristo, o que este no estuvo muy fino al pasarla a su ángel, o que dicho ángel no era el más listo de la clase, o que el bueno de Juan no se enteró de lo que le decían…… ¡ya sabe usted, la edad y todas esas cosas!?

5º Y ya por último, aclárenos de cuántos grupos de personas se nos habla en Rev. 7 y que estarán presentes en el reino de Dios, cuando este eche a andar y cuál de los dos, reinará sobre el otro…… pues si hay reyes, bien tiene que haber súbditos y viceversa ¡porque es que ya no queda más personal aparte de los 144.000 y los sobrevivientes de la “gran tribulación” mencionados, después de la batalla final de Armagedón y que da paso de manera inmediata al reino de Dios!…… ¿o sí queda, Sr. Olcese?

Si usted no puede resolvernos estas cuestiones y no podrá pues para ello tendría que desdecirse de todas las barbaridades que nos ha contado hasta ahora (o en su defecto, da la callada por respuesta y que es lo que me barrunto), demostrará una vez más no ser otra cosa que un total ignorante en cuestiones bíblicas, a la par que un inconsciente al jugar de esta manera con los cosas del Altísimo. Y con lo quedará claro además, que lo que se publica en mi blog sí está ajustado a lo que dicen las Escrituras y por lo tanto es fiable, mientras que en el suyo es todo lo contrario, porque no es más que una mentira sobre otra mentira; y recuerde: le he desafiado públicamente a que nos explique los puntos resumidos…… ¡a que no, Sr. Olcese!

Armando López Golart

¡ES QUE SI LO SUMAMOS TODO…!

Posted in Uncategorized with tags , , , , , , on 19/07/2012 by Armando López Golart

… resulta que lo de Apologista Mario Olcese, es para “mear y no echar gota”, según reza el acervo popular, aunque por supuesto ¡faltaría más! rogamos nos disculpen el exceso…… pero es que este tío es de los que se les tiene que echar de comer aparte, porque veamos: de entrada le acabamos de pillar infraganti con el carrito de los helados, eso es, intentando engañar al personal, pues nos ha querido dar gato por liebre. Y es que el día 28/06/12, publicó el video titulado “Mi video que tiene la mayor acogida por parte de los Testigos de Jehová”, en donde después de la bucólica imagen de un bebe jugando con un ordenador y unas breves palabras de presentación del tema a tratar, daba paso a dicha grabación…… y hasta aquí bien, tirando a normal. Lo que ya no es tan normal, es que el día 09/07/12 y bajo el título “¡La sociedad Wachtower de los Testigos de Jehová dice que las “otras ovejas” serán probadas dos veces!” y cambiando la imagen (por cierto, muy desagradable la usada en esta ocasión), así como las palabras de presentación, nos coloca el mismo video del día 28 de Junio pasado (¡exactamente el mismo!) y presentándonoslo, claro está, como si de algo nuevo se tratara.

Sospechamos nosotros que eso será, porque en su fuero interno D. Mario pensará que, total, como los que le leen o ven sus grabaciones son tontos, no se darán cuenta del timo al que les somete y además, porque probablemente ya no tiene nada que decir que sea medio decente…… pero como no tenemos la certeza de nada de ello, consideren este comentario como una simple opinión personal. Lo que ocurre, es que en este blog nos tomamos muy en serio nuestro trabajo y analizamos con mucha atención todo aquello que cae en nuestras manos, por lo que desde el primer momento el contenido del segundo título nos resultó familiar, aunque no sabíamos por qué…… hasta que al final dimos con la “tecla”, cotejamos las dos grabaciones y efectivamente, era la misma; pero continuemos con la historia, pues esto solo acaba de empezar. Resulta que en ese video duplicado, el Sr. Olcese planteaba la siguiente objeción y que resumiremos, transcribiendo la entradilla más reciente que usó para presentar el tema de dicha grabación:

En la revista La Atalaya del 15 de Agosto del 2010, el llamado “Esclavo” de los Testigos de Jehová enseñan dos barbaridades más que no tienen apoyo en la Biblia: La primera de ellas es que los “injustos” resucitarán durante el milenio, y la segunda es que la grande muchedumbre de Testigos de Jehová que entren al milenio tendrán la segunda oportunidad para vivir para siempre si cumplen con lo que Dios manda durante este tiempo de paz. Es decir, el “esclavo” sostiene que la grande muchedumbre u otras ovejas será probada DOS VECES: Una, en esta era, y otra en la era del reino. Realmente una estupidez sin nombre!!!” (Negritas nuestras).

Y prescindiendo del hecho cierto que ese señor es un indocumentado que no sabe ni de lo que habla, como tantas veces hemos demostrado desde este blog y algo que vamos a probar de nuevo, nos quedaremos con la primera supuesta barbaridad que nos señala (que ni es barbaridad y por supuesto, sí tiene apoyo bíblico, al igual que la segunda), puesto que la tal tiene mucha relación con algo que publica en otro video/artículo, recientemente editado y en donde queda patente que dicho caballero, puede tranquilamente y sin que se le mueva un solo músculo de la cara, rebatir un planteamiento de los Testigos de Jehová (o de quién sea), cuando el caso inaudito es que lo está defendiendo por otro lado, por medio de sus “enseñanzas”…… que quieren ustedes ¡el hombre es así de “espabilao”! Estaríamos hablando en este caso, de un video/artículo colgado en You Tube, el 12/07/12 y en la dirección “cristiano 72392” y cuyo titular dice así: “El género de los 144.000 ungidos que los Testigos de Jehová pasan por alto”…… pero no lo busquen por ese título, pues D. Mario ya lo ha cambiado por el de “¡No se aceptan mujeres en el grupo de los 144.000 “ungidos”!” (él sabrá porqué…… a lo mejor es porque ya acepta que los que reinarán con Cristo, son realmente 144.000 ¡váyanse ustedes a saber!). Pues bien, cambios aparte, en dicha grabación el Sr. Olcese hace hincapié en el error que cometen los TJ, cuando afirman que entre los que con Cristo han de reinar durante el milenio, también habrá mujeres; y objeción planteada en la que estamos completamente de acuerdo, pues ya en su día en este blog se publicó un extenso artículo, en donde bajo el título “Ungidos…… ¿y “ungidas”?” (14/07/11), mostrábamos nuestra reticencia a aceptar la idea de que mujeres pudieran acceder a reinar con Cristo, pues nada en las Escrituras nos sugiere que las mujeres hayan de participar en las tareas de gobernación en el mencionado reino de Dios…… aunque por supuesto, con bastante más apoyo bíblico y carga argumental, que el usado en esta ocasión por D. Mario y que tal da la sensación, de ser muy “justito” para esos menesteres.

Y es que dicho caballero, para probar lo acertado de su planteamiento, solo se apoya en el pasaje de Rev. 14:1-5, como prueba irrefutable del argumento presentado…… luego veamos que se lee en dicho pasaje:

Y vi y, ¡miren!, el Cordero de pie sobre el monte Sión y con él ciento cuarenta y cuatro mil que tienen escritos en sus frentes el nombre de él y el nombre de su Padre. 2 Y oí un sonido procedente del cielo como el sonido de muchas aguas y como el sonido de fuerte trueno; y el sonido que oí fue como el de cantantes que se acompañan con el arpa, tocando sus arpas. 3 Y están cantando como si fuera una canción nueva delante del trono y delante de las cuatro criaturas vivientes y de los ancianos; y nadie pudo dominar aquella canción sino los ciento cuarenta y cuatro mil, que han sido comprados de la tierra. 4 Estos son los que no se contaminaron con mujeres; de hecho, son vírgenes. Estos son los que van siguiendo al Cordero no importa adónde vaya. Estos fueron comprados de entre la humanidad como primicias para Dios y para el Cordero 5 y no se halló en su boca falsedad; están sin tacha.”

Pero prescindiendo del hecho que para probar su afirmación, en el sentido que las mujeres no tienen parte activa en el reino de Dios, D. Mario coloca la carga de la prueba en la afirmación que en dicho pasaje se hace, al decir que esos gobernantes “no se contaminaron con mujeres” por lo que, según el Sr. Olcese, razonablemente tendríamos que estar hablando de 144.000 “varones”, hay otro factor a tener en cuenta…… pero permítannos un breve inciso, para señalarle a dicho caballero que en esas palabras de Rev. 14:4, no se hace referencia a personas del sexo femenino, sino a otra cosa, por lo que está sustentando su argumento sobre un razonamiento equivocado (como siempre, claro); pero de todas formas, continuemos con su línea argumental para ver a donde nos lleva. Porque resulta que D. Mario, al citar de esa porción de las Escrituras para defender determinado planteamiento, está arruinando otro que forma parte mollar de sus enseñanzas fundamentales: aquél según el cual, los que reinarán con Cristo, lejos de ser una reducida cantidad (Luc. 12:32), serán “millones, miles de millones” y resultado de sumar a los “justos” del AT, más los cristianos de todos los siglos y por si acaso éramos pocos, añadiéndole a los citados, a la “gran muchedumbre” sobreviviente de la “gran tribulación” (Rev. 7:9; 14)…… pues según doctrina del Sr. Olcese, todos estamos llamados a participar en dicha gobernación real. (Véase su artículo “¡Usted está llamado para ser un Cristo…… un Hijo de Dios!” de 30/03/09).

Pero veamos: el Sr. Olcese pretende demostrar que aquellos que reinan con Cristo solo pueden ser varones y a nuestro entender, está en lo cierto…… pero para ello acude al único pasaje que no solo nos habla del “genero” de aquellos que ocupan esa privilegiada posición de reyes y sacerdotes junto a Cristo, sino también del número de ellos y que los cuantifica en 144.000 miembros y de los que además se nos dice, que han sido “comprados de entre la humanidad”…… luego ello nos indica que estaríamos hablando obviamente de un grupo selecto, único y de reducido tamaño, totalmente distinto por tanto, de la “gran muchedumbre que ningún hombre podía contar” que se cita en Rev. 7:9 y extremo que reconoce el propio D. Mario, casi al final del video en cuestión. Por lo que la enseñanza del Sr. Olcese acerca de los “millones, miles de millones” de gobernantes con Cristo en el milenio, eso es, que todos tenemos cabida en dicho gobierno real, se le va a hacer puñetas al citar de ese pasaje…… porque claro, si aceptamos la expresión “no se contaminaron con mujeres” como determinante para probar que estaríamos hablando de varones exclusivamente, es obvio que tendríamos que aceptar como buena también, la referencia a un número concreto de aquellos “comprados de entre la humanidad” (144.000), como de un reducido grupo de reyes y sacerdotes predeterminado por el Altísimo para tan alta comisión; notemos además y como punto sobresaliente, que en esa visión de Rev. 14:1 se nos los presenta ya en su posición de gobernantes asociados con Cristo (véase el Sal. 2:6), por lo que a ese grupo, no se le puede añadir a nadie más…… ya está al completo.

Pero es que el “jardín” en el que acaba de meterse el Sr. Olcese es mucho más intrincado que todo eso, porque recordemos que su objetivo último está en demostrar que las mujeres no pueden reinar con Cristo en el reino de Dios y de ahí que cite de ese pasaje de Rev. 14:1-5. Sin embargo, dicho caballero afirma en determinado momento del video en cuestión y siempre en línea con otra de sus enseñanzas (disparatada en extremo y rebatida fuertemente desde este blog), que la mencionada “gran muchedumbre” también participará con Cristo en ese gobierno milenario, eso es, que también reinarán con él (minuto 6`15 de grabación)…… pero claro, resulta que entre esa ingente multitud de personas que sobrevive a la “gran tribulación” ( Rev. 7:14) y que D. Mario coloca a reinar al lado de Cristo y con el peregrino argumento de que “van vestidos de largas ropas blancas” (Rev. 7:13), además de hombres, niños y ancianos, habrá lógicamente, numerosísimas mujeres …… luego ¿en qué quedamos? ¿Habrá mujeres en ese gobierno del reino, sí o no…… y siempre en función de esa extraña “enseñanza” del Sr. Olcese? Pero eso es lo que él dice, ya que nosotros no nos estamos inventando nada; entonces ¿podría ser que estuviera rebatiendo una afirmación de los TJ, cuando constantemente él la ha está divulgando implícitamente en todas y cada una de sus erráticas “enseñanzas”? ¿O es que en realidad no tiene ni la más remota idea de lo que está hablando y que es en definitiva, lo que parece ser? Porque vamos a ver otro argumento de peso, que avala nuestra sospecha y que nos lleva, aunque sea momentáneamente, al primer video mencionado (aunque publicado por partida doble).

Y es que en dicho video, D. Mario nos habla de la “barbaridad” que cometen los TJ, al decir que los “injustos” resucitarán durante el milenio…… afirmación debida a que dicho caballero no tiene ni la más ligera idea de por donde le sopla el aire en este asunto y ello, a causa de un entendimiento manifiestamente mejorable de los pasajes en los que se nos habla de la resurrección y que citamos a continuación:

Dan. 12:2: “Y habrá muchos de los que están dormidos en el suelo de polvo que despertarán, estos a vida de duración indefinida y aquellos a oprobios y a aborrecimiento de duración indefinida.”

Juan 5:28-29: “No se maravillen de esto, porque viene la hora en que todos los que están en las tumbas conmemorativas oirán su voz 29 y saldrán, los que hicieron cosas buenas a una resurrección de vida, los que practicaron cosas viles a una resurrección de juicio.”

Hech. 24:15: “…… y tengo esperanza en cuanto a Dios, esperanza que estos mismos también abrigan, de que va a haber resurrección así de justos como de injustos.”

Entonces lo que se percibe de entrada y si los leemos con atención, es que en los dos primeros pasajes no se nos habla de nada que nos sugiera tan siquiera, algo parecido a una separación de mil años entra ambas resurrecciones; por lo deberíamos de entender que en ambos pasajes, se nos está hablando de una misma resurrección, pero con dos retribuciones distintas…… y algo que queda perfectamente establecido en el tercero de ellos, en donde Pablo obvia lo de las diferentes retribuciones, para señalar únicamente la realidad de una resurrección general y conjunta (pues sobre esto, discursaba Pablo en ese momento) a ocurrir durante el milenio o reinado de Cristo. Y refuerza esta idea, el hecho de que según el apóstol Pedro (Hech. 3:21), es en dicho espacio de tiempo donde se producirá “la restauración de todas las cosas, de que habló Dios por boca de sus santos profetas de tiempo antiguo” y que obviamente, tiene que incluir la resurrección de los muertos…… porque de lo contrario ¿de qué restauración estaríamos hablando, o dicho en otras palabras, que es lo que sería restaurado y a quiénes? Es más ¿qué sentido tendría ese tiempo de mil años, sin ese portentoso acontecimiento que es la resurrección de los muertos y razón de ser, de dicha “restauración”? O planteando la cuestión de otra manera ¿qué cosas según el Sr. Olcese, estarían por ocurrir dentro del tiempo que regirá el reino de Dios, que justificara el hecho que se nos haya estado hablado tantísimo del mismo (no olvidemos que es el tema central de la Biblia) y se nos haya presentado como el remedio de todos los males de la humanidad, según se desprende de Hech. 3:21…… así como de la propia comisión recibida por Jesús (Luc. 4:43)?

Pero claro, resulta que el citado autor y con él un numeroso grupo de “entendidos”, todos ellos (según parece) “genios” de la interpretación bíblica, no han tenido mejor ocurrencia que unir a esos tres pasajes citados y para que les cuadren los números en su deseo de prominencia (pues todos quieren ser reyes y tocar poder, sí o sí), un texto que nada tiene que ver con los expuestos, como es el de Rev. 20:5 y en el que leemos lo siguiente:

Los demás de los muertos no llegaron a vivir sino hasta que se terminaron los mil años. Esta es la primera resurrección.”

Luego para D. Mario y compañía, blanco y en botella: hay una primera resurrección “para vida”, en donde participan todos los “justos” (ellos se colocan en primera fila, pues según dicen son “ungidos” ¡faltaría más!) y de la que se nos habla en el verso 6 y otra de los “injustos” para “destrucción eterna”, al final de los mil años y hecho del que por cierto, no se nos habla en ninguna parte de las Escrituras…… ¡y se quedan tan anchos los tíos! Porque nos permitimos señalar, que en ese texto no se habla de ninguna “resurrección” al final del milenio, sino de otra cosa muy distinta y que explicamos con todo lujo de detalles en nuestro artículo “El incomprendido pasaje de Rev. 20:5” (19/08/10). Porque lo que se nos anuncia para el final de los mil años y que nada tiene que ver con algo parecido a una resurrección, es lo que se puede considerar como una prueba final, eso es, la suelta de Satanás y obviamente, con un propósito divino de por medio y que se nos relata en los siguientes términos:

Ahora bien, luego que hayan terminado los mil años, Satanás será soltado de su prisión, 8 y saldrá a extraviar a aquellas naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra, a Gog y a Magog, para reunirlos para la guerra. El número de estos (los extraviados) es como la arena del mar.” (Rev. 20:7-8). (Acotación nuestra).

Y si eso es lo que se nos cuenta que ocurrirá para el final de los mil años, no se nos ocurre razón alguna para que Jehová no nos contara también, algo tan importante como lo de una supuesta resurrección de los “injustos” para su destrucción eterna, si ello fuera realmente así…… ¿o cómo lo ven ustedes? Ahora bien, volviendo al tema que teníamos entre manos (que no puede haber mujeres reinando con Cristo) y dando la interpretación del Sr. Olcese como buena, resulta que tan particular y esperpéntico entendimiento que dicho caballero tiene acerca de esas dos resurrecciones mencionadas, de nuevo nos coloca a mujeres reinando con Cristo en el reino de Dios…… o sea, todo lo contrario de lo que les está rebatiendo a los TJ y que ya es el colmo del disparate; porque veamos: de ser la “historia” de la resurrección como nos la cuenta D. Mario (y otros “enteradillos” como él), todas las personas “justas”, eso es, todas aquellas que hayan muerto en el favor del Altísimo a través de los siglos, tanto del AT como del NT, se levantarían en una primera resurrección…… pero veamos lo que se nos dice de esa “primera” resurrección:

Feliz y santo es cualquiera que tiene parte en la primera resurrección; sobre estos la muerte segunda no tiene autoridad, sino que serán sacerdotes de Dios y del Cristo y reinarán con él por los mil años.” (Rev. 20:6).

Entonces si lo que se nos dice y eso es lo que parece, que todos los que participan de esa “primera” resurrección reinarán con Cristo…… pero resulta que según el Sr. Olcese, las mujeres no pueden reinar con Cristo en el reino de Dios, que por favor nos responda a la siguiente cuestión: ¿Qué hacemos entonces, con mujeres del AT tan prominentes como Sara, Rebeca, Raquel, Ziporá, Lea, Esther, Abigaíl, Rut, Débora y tantísimas otras, que se sujetaron a Jehová y murieron teniendo su favor? Y por otra parte, qué hay de aquellas del NT como, por ejemplo, María (la madre de Jesús), Marta y María (las hermanas de Lázaro), María Magdalena, Elisabeth, Ana, Lidia, etc., etc. y que siendo creyentes, se habían bautizado y por lo tanto, según doctrina del Sr. Olcese (según él, Dios no hace acepción de personas), evidentemente y al igual que los varones, “ungidas” de manera automática como “hijas” de Dios y por lo tanto, con los mismos derechos…… porque no olvidemos que un gran número de mujeres y según el propio registro sagrado, se hicieron seguidoras de Jesús:

Más aún, siguieron añadiéndose creyentes en el Señor, multitudes de varones así como de mujeres.” (Hech. 5:14).

Por lo que el “cacao” que se monta aquí D. Mario es de “agárrate y no te menees” que diría el castizo, porque ¿en cuál resurrección se levantarán entonces esas mujeres? En la primera ya hemos visto que no pueden, pues en ella solo se levantan aquellos que han de reinar con Cristo y ya nos dice el Sr. Olcese, que las mujeres no pueden reinar en el reino de Dios…… luego solo nos queda la segunda resurrección y que según el citado caballero, se produce al final de los mil años para destrucción de los impíos o “injustos”, por lo que se nos ocurre preguntarnos: ¿Serán acaso todas ellas guardadas para la destructiva segunda resurrección, pues al tener restringido el acceso a la gobernación del reino y no sabiendo que hacer con ellas, sería una manera de quitarlas de en medio? ¿O cómo arreglamos este entuerto, según el Sr. Olcese? Porque calificar a María (la madre de Jesús), o a Sara (esposa de Abrahán), por mencionar a algunas de las más representativas de entre tantísimas otras excelentes y devotas mujeres, como de “impías” y por tanto, condenadas a destrucción eterna, como que se nos antoja una verdadera salvajada ¡que quieren ustedes que les digamos!…… pero es que el Sr. Olcese no nos deja otra opción y por lo que repetimos la pregunta ¿cómo solventa este “genio” de la interpretación bíblica, llamado Apologista Mario Olcese, el “tinglao” en el que se ha metido?

¿O es que todo se reduce a algo tan simple, como que lleva tal empanada mental sobre lo de la resurrección (cómo en todo lo demás, claro está), de tal manera que no sabe ni cuándo ocurrirá dicha segunda resurrección, ni quienes serán resucitados y para qué…… o lo que es lo mismo ¡que nos sabe nada de nada!? ¿Pero por qué el citado caballero, no tiene la recomendable y sana precaución (tantas veces aconsejada desde este blog) de antes de dar por bueno un planteamiento y publicarlo, desarrollarlo hasta sus últimas consecuencias y ver en que acaba…… si de una forma razonable, o en un verdadero y disparatado esperpento, como es el caso que nos ocupa?

Porque en primer lugar, lo que sí ha quedado perfectamente claro de todo lo hablado y resumiendo el tema, es que D. Mario está rebatiendo frontalmente a los TJ, una enseñanza que él mismo está impartiendo implícitamente en todas y cada una de sus disparatadas afirmaciones y que desde luego, ya tiene guasa la cuestión, pues cuestiona a otros aquello que él mismo enseña. Y en segundo lugar, que dicho caballero no está cualificado para meterse en esos “fregaos” pues es un analfabeto integral en asuntos bíblicos y lo cual quedará probado, no porque lo digamos nosotros, sino por el hecho de que será incapaz (y si no, al tiempo)de respondernos a la cuestión de que va a suceder con todas esas excelentes mujeres de las que nos habla la Biblia, o dicho en otras palabras, en cuál resurrección nos las coloca D. Mario. Aunque también hemos de reconocer, que al Sr. Olcese le trae totalmente al fresco todo lo que le puedan decir, pues dando la callada por respuesta, asunto arreglado: sencillamente se coloca sus sombreros, enchufa el aparato y suelta la primera mamarrachada que se le ocurre…… y si alguien no está de acuerdo con lo que él “enseña”, pues lo dicho ¡ni caso! Y claro, de esa manera está consiguiendo lo contrario de lo que persigue y es que, ante tanta estulticia, lo que está logrando es hacer buenos a los TJ…… que ya tiene narices el asunto ¡oigan!

Pero algo que sí nos llama poderosamente la atención y dicho sea esto, solo en calidad de mera observación personal, es el hecho (aparente al menos) de que nadie de su entorno le haga alguna reflexión, en el sentido de mostrarle que está haciendo el ridículo más espantoso, no solo por las cosas que dice y que no se sostienen desde ningún punto de vista (cuanto menos, desde el sentido común, la lógica y la razón), sino incluso por los atuendos con los que nos aparece en los videos. Porque nosotros entenderíamos que debido a su afección ocular, llevara algo en la cabeza que tuviera visera y que le salvaguardara los ojos del foco de luz que tiene delante y necesario para una mejor calidad en la imagen del video…… pero que nos aparezca un día con sombrero blanco, otro con sobrero negro, otro con una gorra de beisbol (o parecida), otro con el sombrero blanco y la gorra de beisbol encima, otro con un gorro de lana que ya nos dirán de qué le protege (pues no tiene visera) y ya para el remate, nos sale el otro día con una prenda de vestir con capucha, con la capucha calada, el sombrero encima de la capucha y la gorra encima del sombreo (o algo semejante)…… y si tienen alguna duda de lo que les decimos, entren en You Tube en la dirección de “cristiano 72392” y compruébenlo por ustedes mismos; en fin, que cualquier día nos aparece vestido de “lagarterana” y encima, encantado de haberse conocido a sí mismo. “”

Y claro, nosotros que desde este blog pensamos, que cuando se habla de Jehová hay que guardar cierta compostura y mantener un mínimo de respeto, siempre en consideración a la Persona de la que uno está hablando (y por lo tanto, lo razonable sería estar descubierto, eso es, sin sombrero), todo eso no nos cuadra y por ello no entendemos el que nadie sea capaz de intentar siquiera, evitar tan grotesco espectáculo…… pero ya se sabe: con amigos (y familiares) como estos ¿para qué hacen falta enemigos?

MABEL

APOLOGISTA MARIO OLCESE…… O LA MENTIRA, A FALTA DE OTROS RECURSOS.

Posted in Uncategorized with tags , , , , , on 20/05/2012 by Armando López Golart

Y es que usted, Sr. Olcese, se nos ha descolgado publicando el día 15 del corriente mes de Mayo, el artículo “Preguntas de mis lectores hispanos, ávidos por aprender” y en el que supuestamente, da atención a las cuatro cuestiones que desde hace algún tiempo le tengo planteadas; y escrito de respuesta (¿), que merece la siguiente consideración por mi parte: en primer lugar, Sr. Olcese y siendo cierto que deseo aprender, no sería a usted a quien me dirigiría para hacerlo, pues no sabe ni por donde le sopla el aire en cuestiones bíblicas…… luego difícilmente podría usted enseñarme algo, cuando es el caso que soy yo el que le da a usted sopas con honda en ese terreno. Y a las pruebas me remito, pues lo que usted ha hecho en lugar de responder y según tiene por costumbre, es hacer una vez más el ridículo y lo que es peor, mentir descarada y vergonzantemente, como pasaré demostrar a continuación. Y para lo cual, vamos a analizar la primera respuesta que nos da y en donde después de meter en liza al Sr. Rutherford (¡qué pintará ese señor en esta “ensalada”!) e intentar de forma incomprensible, el pasarle la responsabilidad de su disparatada afirmación…… y personaje del que yo no he hablado en absoluto, ni nada tiene que ver con la pregunta que le hago, nos hace usted una sorprendente declaración; pero recordemos primero la pregunta que le formulo y a continuación, lo que me responde usted a ella:

¿Reconoce D, Mario, efectivamente haberse equivocado en el tema de los “millones, miles de millones” que tenían que reinar con Cristo?

Y esta es la parte más “mollar” de su rocambolesca primera respuesta:

Además, yo no dije jamás que miles de millones reinarían con Cristo” (Negritas mías).

Luego vamos a ver si es cierto que usted no dijo jamás eso o nos miente como un bellaco y que es lo que yo mantengo desde hace mucho tiempo; veamos: pasaje de su artículo del 03/02/09 (y reeditado en posteriores ocasiones en otros blogs) titulado “El Milenio de Jesucristo: ¡Lo que el Señor tiene reservado para Ud. y su familia!” y en la primera mitad de su párrafo nueve:

¡Jesús entonces regirá y reinará en persona, y nosotros le ayudaremos y regiremos y reinaremos con él! ¡Reinará de punta a punta, y nosotros, Sus hijos, ya no seremos la pobre minoría perseguida que somos hoy en día! ¡En compañía de los cristianos de todos los siglos, que habrán resucitado, seremos millones, miles de millones, y gobernaremos junto a Jesús a la gente buena que haya sobrevivido.” (Negritas mías).

Pero dejando aparte el craso error (y es que no sabe realmente ni de lo que habla) que comete al identificar a los que con Cristo tienen que reinar (y entre los que usted se incluye) como “Sus hijos”, eso es, hijos de Jesucristo, cuando para reinar con este en el reino de Dios, Sr. Olcese, hay que ser hermano suyo y no hijo, pues de lo contrario, no se es Hijo de Dios y por lo tanto, no se puede heredar el reino con él en calidad de rey o gobernante (pero claro ¡qué se puede esperar de un analfabeto integral en asuntos bíblicos como usted!), pasemos al meollo del asunto…… ¿dijo usted, o no dijo usted, Sr. Olcese, eso de que “millones, miles de millones”, reinarían con Cristo”? Porque el Sr. Rutherford y ya que usted cita de él e intentando cobardemente usarlo de escudo (hay que ver lo bajo que ha caído usted, Sr. Olcese), lo que dijo es que millones que en ese momento vivían, no morirían jamás y refiriéndose a su gran muchedumbre de “otras ovejas” y de los cuales, los TJ siempre han tenido claro que estas no reinarán con Jesucristo; es más, eso es lo que usted mismo nos dice al afirmar en esa primera respuesta lo siguiente:

Además, Rutherford jamás creyó que millones reinarían con Cristo sino 144,000 personas y punto.” (Negritas mías).

Luego todo lo contrario de lo que usted afirma y que la única similitud de su afirmación con la del Sr.Rutherford, es que en ambos planteamientos figura la palabra “millones”…… algo al parecer suficiente, para que en su indigencia mental intente encontrar una escapatoria a la barbaridad que usted ha estado defendiendo desde que le conozco. Y conste que yo tampoco he dicho jamás que dicho caballero (muchos años ya fallecido) creyera semejante barbaridad (en mis 30 años de militancia, nunca se me enseñó eso) y por lo que no pega la excusa por usted dada, con el asunto que yo le planteo, ni con cola; porque lo que yo le digo es que fue usted y ahí está la prueba, el que dijo semejante animalada…… luego no entiendo por qué me mete en este “fregao” a dicho caballero. Pero lo que cuenta y en última instancia, es que después de mentir con semejante desvergüenza y en un raro e impensable ataque de sensatez por su parte, cerraría usted el blog y se iría a pastorear llamas por el Machu Picchu, en el bien entendido que la llamas se dejaran, claro, porque en vista de la calaña del personaje…… pues eso; y es que ya se sabe ¡hasta las llamas exigen cierto respeto!

Pero es que además, su vergonzante conducta que invalida el resto de toda su disparatada exposición (porque no son más que un puro sinsentido, las respuestas que me da), queda agravada por el hecho que como mínimo, por espacio de dos años y ahí están los artículos que cruzamos entre ambos durante ese tiempo y que prueban mi afirmación, usted mantuvo una fuerte polémica en contra de la objeción presentada por este blog, en el sentido de que esa enseñanza era un salvajada y polémica durante la cual nunca negó el haber hecho semejante afirmación, sino más bien al contrario y por la defensa cerrada que hacía de ella, se reafirmaba en la misma…… y eso, como le digo, está escrito en un montón de artículos; por lo que si quiere tiramos de hemeroteca, pues sabido es, que “papeles, hacen callar bocas”.

Aunque de todas formas y probado que usted sí dijo, publicó y mantuvo por dos años como mínimo, semejante burrada (aunque con increíble descaro y con una cara de cemento armado que no tiene parangón, lo ha negado) y en una muestra más de su ignorancia supina del contenido escritural, del que no es más que un analfabeto integral y si no lo es más, es porque no se entrena (aparte de su congénita tendencia a la mentira), veamos que dijo en un reciente video/artículo titulado “Llamados a ser príncipes en el reino de Dios” (04/01/12) y en el que en tono jocoso y burlesco, se dirigía a mí persona. Y me permito el recordarle, que en ese video/artículo usted me estaba respondiendo al que un día antes (03/01/12) yo le había dirigido, bajo el título “La respuesta del detractor” y en el que yo iniciaba el cuarto párrafo del mismo, con la siguiente afirmación:

Pero es que además, el Sr. Olcese cuantifica esa masa resultante de reyes gobernantes asociados con Cristo, en “millones, miles de millones”…… y se queda tan ancho el hombre, ante semejante despropósito…”

Y usted en esa ocasión, como en tantas otras ocasiones anteriores y ante mi directa alusión, no niega ser el autor de semejante afirmación, sino que en un implícito reconocimiento de que la admite como suya, me responde lo siguiente:

“……por otro lado, el hecho que parezca irrazonable que haya tantos gobernantes en el mundo…… digamos millones y millones (si visionan el video, queridos lectores, verán cómo se atraganta en este momento y menciona lo de los millones, como de pasada y para que no se note demasiado), yo no sé si es así y habrá millones, millones y millones…” (Minuto 10`58 de grabación en adelante).

Pero la cuestión es que no niega haberlo dicho ¿verdad?…… aunque veamos que nos acaba diciendo, en el colmo de los colmos, solo un poco más adelante en ese video/artículo:

“…… ¿serán millones, millones, millones y millones?…… no lo dice la Biblia…” (Minuto 16`45 de grabación en adelante.”

Luego si esto es así, Sr. Olcese y según propia afirmación, que usted, por un lado no sabía lo cierto de dicha cantidad de “millones, miles de millones” y que la Biblia, por otro lado, no dice nada de esto ¿por qué lo publicó entonces?…… y lo que es más ¿por qué durante casi dos años, estuvo rebatiendo mi afirmación en el sentido de que tal planteamiento era incorrecto? Pero vayamos a la respuesta que el mentiroso compulsivo que es usted, Sr. Olcese (pues durante más de dos años ha estado manteniendo esta mentira), da a mi segunda pregunta, que dice así:

¿Cómo nos puede explicar el significado del Sal. 45:16, que desmiente categóricamente que los notables del AT, puedan reinar con Cristo en el reino de Dios?

Y que lejos de atender concretamente al sentido de mi pregunta, explicándonos cual es a su entender el significado de dicho pasaje, me sale usted por los cerros de Úbeda y en un intento de desviar la atención, nos dice la siguiente animalada…… porque ya hay que ser bruto e incapaz, para decir esto:

El Salmo 45:16 no es el pasaje que yo uso como “texto contundente” para demostrar que los notables del AT sí reinarán con Cristo en el reino, sino muchos otros que son muy claros para mí.” (Negritas mías).

Y claro que no puede usarlo como “texto contundente” para demostrar que esos notables del AT sí reinarán con Cristo ¡so inepto!, porque resulta que dicho salmo está diciendo exactamente todo lo contrario, eso es, que esos personajes no pueden reinar con Cristo…… ¿o es que no se lo ha leído siquiera o lo que es peor y del todo creíble en su caso, que habiéndolo leído, no se haya ni enterado de lo que dice? Por otra parte, yo ya sé que usted suele usar muchos textos, generalmente sacados de su contexto, como quedó sobradamente probado por la cantidad que de ellos uso usted para demostrarme “la veracidad” de su afirmación sobre los “millones, miles de millones” y que al parecer, eran todos inapropiados para tal fin, pues ha sido usted mismo el que ha reconocido que la Biblia no habla de los tales “millones”…… luego ¿de dónde sacó, Sr. Olcese, tanto texto “demostrativo” y más importante aún, que extravagante interpretación hizo usted de ellos, para usarlos en defensa de su estrambótico planteamiento y del que usted mismo afirma, no está contenido en las Escrituras? ¿O es que usted tira los textos al aire y el primero que cae, ese es el bueno? Porque aquí de lo que se trata, es que dicho pasaje niega tajantemente cualquier posibilidad de que esos notables puedan reinar con Cristo en su reino; por lo que si según usted, hay otros pasajes “más claros” que dicen lo contrario del mencionado Sal. 45:16…… es que la Biblia se contradice. Y circunstancia que se repite, con su respuesta a mi tercera pregunta y que, recordemos, es la siguiente:

¿Cómo a su vez, nos puede explicar el significado de Rev. 20:6 y que desmiente tajantemente, que los sobrevivientes de la “gran tribulación” que pasan con vida al reino de Dios, puedan reinar con Cristo, al no poder participar de la “primera” resurrección?

Y veamos su respuesta y en la que una vez más, no nos habla para nada del texto en cuestión, cuando lo que yo le pido precisamente es que nos explique el significado del mismo, para saber cómo lo interpreta usted; y esto es parte de lo que me responde, relacionado con dicho pasaje:

Sin duda que aquí nuestro amigo comete un gran error en su afirmación de que para reinar hay que primero resucitar. Y es que muchos no necesitarán resucitar en la llamada “primera resurrección” para que así puedan reinar con Cristo, ya que el mismo Pablo habló de aquellos que serían resucitados, y de aquellos que serían transformados.” (Negritas mías).

De entrada permítame decirle que ni yo podría caer tan bajo, ni usted subir tan alto, para que se diera el hipotético caso de que me pillara en un error…… al menos hasta el momento no lo ha conseguido y cada vez que lo ha intentado, como en el caso que hoy nos ocupa, ha salido con el rabo entre piernas y circunstancia que se volverá a repetir en esta ocasión. Porque siendo cierto que su razonamiento estará muy bien para un analfabeto integral como usted en entendimiento bíblico, resulta que no soy yo el que comete el error, pues no soy yo el que hace semejante afirmación, sino que son las Escrituras y por lo que nos encontramos con el mismo problema, Sr. Olcese; porque si según usted, hay textos que dicen que no hace falta participar de ninguna resurrección, para reinar con Cristo, la Biblia de nuevo se contradice…… pero como eso no es posible, solo queda una opción y es la de que usted, Sr. Olcese, dice las cosas sin leer siquiera los textos bíblicos implicados en el asunto y si lo hace, obviamente no los entiende, porque el pasaje de Rev. 20:6, es clarísimo:

Feliz y santo es cualquiera que tiene parte en la primera resurrección; sobre estos (los que participan de dicha resurrección y no sobre los que no lo hacen) la muerte segunda no tiene autoridad, sino que serán sacerdotes de Dios y del Cristo y reinarán con él por los mil años.” (Acotación mía).

Luego “sobre estos”, eso es, sobre lo que participan de esa primera resurrección y no sobre los que no lo hacen, Sr. Olcese, es sobre los cuales la muerte segunda no tiene autoridad (luego alcanzan la inmortalidad) y se convierten en sacerdotes y reinan con Cristo…… entonces le ruego que nos explique qué entiende usted de ese pasaje de Rev. 20:6 y se deje de tanto rollo patatero, de adjuntar textos que no sabe interpretar y que por supuesto, no dicen lo que usted pretende que digan, pues están sacados de contexto y deje de marear la perdiz, jugando al despiste; y ahora, veamos el contenido de la cuarta pregunta:

¿Está equivocado el Sr. Rivas Martínez, cuando afirma que el bautismo en agua, no tiene absolutamente nada que ver con la salvación de una persona, eso es, que no hace de uno un Hijo adoptivo de Dios?

Y esta es su respuesta:

Creo que la Escritura es clara cuando dice que el que creyere y fuere bautizado será salvo (Marcos 16:16). En Hechos vemos que los que creyeron en el testimonio de Pedro, fueron bautizados, y así fueron añadidos a la iglesia (Hechos 2:38-47). Y si por el bautismo somos añadidos a la iglesia, que es el cuerpo de Cristo, entonces nosotros nos convertimos en ungidos, ya que si la cabeza es ungida, también lo es el cuerpo. Y si somos ungidos, tenemos el Espíritu Santo (2 Corintios 1:21,22), y si somos guiados por el Espíritu santo, somos hijos de Dios (Romanos 8:14).” (Negritas mías).

Pero es que resulta, Sr. Olcese y por si no se ha enterado aún, que no estamos hablando de lo que hizo el bautismo en el primer siglo, sino de si dicho bautismo tiene validez a día de hoy y a lo que el Sr. Rivas le dice categóricamente, que de eso…… “nada de nada, monada”, eso es, que el bautismo no salva de ningún modo, o hace de uno un Hijo adoptivo de Dios y lo que traducido al román paladíno, significa que dicho bautismo en agua no sirve absolutamente para nada; por lo que entiendo que debería usted leerse mejor lo que le preguntan, antes de pasar a responder.

Pero claro, como no tiene usted ni la más remota idea de lo que dice y por ello, no nos puede hablar de su interpretación personal de los textos mencionados (Sal. 45:16 y Rev. 20:6), pues como he manifestado antes, no es usted más que un analfabeto integral en conocimiento bíblico y que además no sabe ni leer, mezcla sin ningún pudor “churras con merinas” y por ello puede decir lo que nos acaba de decir y que desautoriza totalmente su planteamiento, porque veamos: usted nos acaba de afirmar y citando de Mar. 16:16, que la Escritura “es clara” al decir que “el que creyere y fuere bautizado será salvo”…… ahora bien, lo que usted no dice y en un perverso intento de coger solo aquello que le interesa de determinado pasaje, pues no solo es usted un mentiroso compulsivo, sino también un desvergonzado que con tal de salirse con la suya no le importa mutilar la Palabra de Dios y con ello, perjudicar a los que le leen, cita solo el versículo 16, cuando este es consustancial, eso es, no se puede separar de los versos 17-18, para una completa y correcta comprensión del mensaje que quiso transmitir Jesús; por lo tanto, vamos a leerlos en su conjunto y ver, que es lo que nos dicen:

El que crea y sea bautizado será salvo, más el que no crea será condenado. 17 Además, estas señales acompañarán a los que crean: Mediante el uso de mi nombre expulsarán demonios, hablarán en lenguas 18 y con las manos tomarán serpientes y si beben algo mortífero no les hará ningún daño. Pondrán las manos sobre los enfermos y estos sanarán”.” (Mar. 16:16-18).

Luego si la Escritura y según usted, “es clara” en el verso 16, es obvio que tiene que ser lo mismo de clara en los dos restantes, pues forman parte de un todo dentro de la idea que Jesús quería transmitir ¿o no es eso así, Sr. Olcese? Por lo tanto siendo esto así y si Jesús no nos mintió, si a día de hoy no hay personas que desarrollen los citados poderes mencionados, es que tampoco existen hoy personas “salvas” o con la condición de Hijos adoptivos de Dios…… y ello de nuevo nos lleva a reconocer, la veracidad del planteamiento del Sr. Rivas, cuando afirma la no validez actual del bautismo para conceder la salvación o la adopción de uno como Hijo de Dios. Y ya yendo un poco más allá y disculpe la inmodestia, lo atinado del planteamiento de este blog en el sentido que a día de hoy, el bautismo es totalmente un acto sin ninguna validez práctica y totalmente obsoleto, que no tiene la aprobación del Altísimo y tal como se puso de manifiesto en nuestro artículo “El bautismo en agua…… ¿está aún vigente?”, publicado el pasado día 4 del mes en curso…… y al que usted, torpemente como siempre, hizo un amago de oponerse. Y me permito el añadir, que cualquiera que esté interesado en conocer los razonamientos sobre los que apoyo mis preguntas u objeciones, los puede leer en el artículo que le dirigí y que usted no atendió, el día 24 del pasado mes de Abril “Pero D. Mario…… ¿responderá Ud. a mis objeciones, sí o no?”.

Por lo tanto y todo considerado, la conclusión del asunto, Sr. Olcese, es que es usted un embustero compulsivo, a la par que un desvergonzado y que si tuviera un mínimo de dignidad (¡sabrá usted lo que le estoy hablando!), cerraría los blogs y desaparecería de Internet por un tiempo…… cuanto más largo mejor. Pero permítame una pequeña advertencia: se equivoca usted si cree estar contendiendo conmigo, que no soy más que un simple comunicador de lo que dicen las Escrituras…… luego con quien realmente está usted contendiendo, es con el propio Autor de las mismas, Jehová Dios. Por lo que no se le tiene que olvidar, que a menos que usted cambie de chip y dé un giro de 180º, se le pasará factura por todas sus mentiras, su insolencia, orgullo y altanería; y si no…… al tiempo, Sr. Olcese.

Armando López Golart

CARTA ABIERTA A APOLOGISTA MARIO OLCESE.

Posted in Uncategorized with tags , , , , , , on 07/05/2012 by Armando López Golart

Y si me lo permite, D. Mario, empezare respondiendo a su artículo “Los cuatro flancos vulnerables de D. Armando López”, por el final del mismo y en donde me dice lo siguiente:

Finalmente, le pido a Don Armando a que no se haga el loco, y que refute los argumentos que le he presentado en mi último post de Mayo 5, titulado: ¿REALMENTE YA NO ESTÁ VIGENTE EL BAUTISMO EN AGUA Y YA NO ESTÁ DISPONIBLE EL ESPÍRITU SANTO?

Pero mire Ud., nada más lejos de mi intención que el hacerme “el loco” o intentar pasar por alto sus objeciones, pues en el artículo al que Ud. está respondiendo “Pero…… ¿qué hay de lo mío, Sr. Olcese? (1)” y publicado el mismo día 5 (luego difícilmente podía yo atender al suyo en ese momento), en las dos última líneas del penúltimo párrafo y en clara referencia al tema que me cita, se puede leer lo siguiente:

“…… pero bueno, dejemos eso para el próximo artículo y en donde le responderé adecuadamente

Luego nada de intentar hacerme “el loco” sino de acabar primero lo que le estaba escribiendo y luego pasar a lo siguiente…… y por lo que usted tendría que asegurarse un poco más, leyendo con un poco más de atención, antes de hacer afirmaciones tan fuera de lugar; ahora bien, si en el momento de leer usted mi artículo, me estaba “enfilando” con el florete en mis “flancos débiles” y esas palabras se le pasaron por alto, pues ¡nada hombre!, pelillos a la mar y continuemos adelante. Pero claro, D. Mario, es que resulta que quién parece hacerse “el loco” es usted, porque veamos: me está usted respondiendo en este artículo/reclama que hoy nos ocupa, a un escrito en el que claramente le planteo cuatro puntos relacionados con sus principales “enseñanzas” y en dónde justamente en el cuarto de ellos, le estoy hablando del tema sobre el que me exige respuesta en su artículo del día 5 mencionado…… y debidamente acompañados esos cuatro puntos, de sus correspondientes textos bíblicos de apoyo, así como de sus preceptivas argumentaciones y con la solicitud, de que me diga si interpreto bien los textos y si mis argumentos se corresponden con una aplicación correcta de los mismos.

Sin embargo, usted no me menciona nada de esos pasajes y sin usar por su parte un solo texto bíblico en su respuesta, pretende desmontar los citados cuatro puntos, solo con su personal afirmación de que yo estoy equivocado en mis cuatro “flancos vitales”. Pero para variar, podría intentar el entrar a demostrar que esos textos usados no apoyan mis tesis y fíjese que le pido poco: solo que lea los textos, vea el desarrollo que hago de los mismos y que me diga en donde me equivoco…… a eso Sr. Olcese, es a lo que se le llama enseñar. Y algo a lo que usted, puesto que se identifica como un Hijo adoptivo de Dios y por tanto, revestido del “espíritu de verdad” (Juan 15:26), no puede negarse…… sin embargo, se ha negado a ello al no atender mi petición y algo sorprendente en un “ungido” ¿no cree usted?

Pero claro, quizás resulta que Ud. con un florete en la mano es un maestro, pero que no sabe distinguir entre la Biblia y un tomo de las aventuras de Tom Sawyer…… y es que si usted no puede responder a esos citados cuatro puntos, desmontando esos textos y sus correspondientes argumentos (y no puede, pues de lo contrario ya lo habría hecho), no creo que haga ya falta que yo le responda a ese artículo que usted me demanda, porque su silencio ya habrá dejado el asunto sobradamente contestado y resuelto. Y es que en esos cuatro puntos (repito), está resumido lo principal de sus esperpénticas enseñanzas y cuestiones a las que no es capaz de responder, porque dichas enseñanzas no son más que auténticos disparates, que para nada se ajustan a lo dicho en las Escrituras…… y que repito: de haber podido responder, ya lo habría hecho. Y que para que no queden dudas, de nuevo y por segunda vez, vuelvo a repetirle dichos cuatro puntos, para que sus lectores (por si no se han enterado aún) sepan de su falta de solvencia en conocimientos bíblicos, al no poder responder a algo tan sencillo, como las preguntas que le hago al final de cada uno de ellos:

 

Primero:

El Sr. Olcese reconoció en su video/artículo “Llamados a ser príncipes en el reino de Dios” (04/01/12) y acerca de su disparatada enseñanza de los “millones, miles de millones” que supuestamente tenían que gobernar con Cristo en el reino de Dios, que él no sabía si eso realmente era así y que además (continuaba diciendo el Sr. Olcese), tal afirmación o idea no estaba contenida en las Escrituras, a pesar de habernos discutido dicho extremo por casi dos años (nosotros diciendo que eso no podía ser así y D. Mario afirmando y “probando”, según él, lo contrario)…… y lo que nos llevó a responderle unos días después (el 12 del mismo mes) con el artículo “O sea…… que se equivocó usted ¿no D. Mario?” y escrito que no recibió respuesta alguna; luego la cuestión es la siguiente:

¿Reconoce D. Mario que estaba equivocado en dicha enseñanza y como desde este blog y por espacio de dos años, vinimos señalándole…… o por el contrario, se reafirma en la misma?

 

Segundo:

El Sr. Olcese y desde que le conocemos, mantiene con firmeza la enseñanza de que los santos del AT, eso es, los Abrahán, Moisés, Noé, Jacob, David, Daniel y un larguísimo etc., también reinarán con Cristo en el reino milenario (de hecho, en su nueva vuelta al “tajo”, acaba de publicar un artículo en el que incide en dicho planteamiento, titulado “La fe de Jesús es la misma fe de Abrahán”, el día 4 del presente mes de Mayo) y a lo que constantemente, por un largo espacio de tiempo y en lógica armonía con el contexto general de las Escrituras, desde este blog nos hemos opuesto frontalmente a semejante idea (disparatada donde las haya) y apoyándonos, entre otros diversos argumentos, en el Sal. 45:16 y en el que leemos lo siguiente:

En lugar de tus antepasados (o “padres”, según versiones) llegará a haber tus hijos, a quienes nombrarás príncipes en toda la tierra.”

Y dado que dicho pasaje no puede ser más explícito, este es nuestro razonamiento a partir de esas palabras: si esos personajes mencionados y que son los “antepasados” de Jesús (eso es, los Abrahán y compañía) pasan a convertirse en sus hijos durante el milenio, que no en sus hermanos, lógicamente es que no son Hijos de Dios, de lo contrario serían reconocidos por las Escrituras como sus hermanos y eso no es lo que nos dice el salmo en cuestión; luego si no son hermanos de Jesucristo, no pueden ser Hijos de Dios y en consecuencia no pueden heredar el reino en calidad de reyes y sacerdotes…… eso es, no pueden reinar con Jesucristo en el período milenario. Pero es que además, en el citado salmo se nos ofrece una derivada que confirma la veracidad de nuestra afirmación, cuando en el mismo se nos dice que esos “antepasados” de Jesucristo serán nombrados por este y ya dentro del milenio, como “príncipes” sobre toda la tierra…… cuando el caso es que aquellos que con Cristo tienen que reinar, ya se levantan en la “primera” resurrección (Rev. 20:6) y que ocurre antes de entrar en dicho milenio, investidos con la condición de inmortales reyes y sacerdotes, por lo que no precisan de nadie que les proponga para nombramiento alguno: ellos ya son reyes; luego la cuestión es la siguiente:

¿Podría explicarnos el Sr. Olcese, si nuestro entendimiento de dicho Sal. 45:16 es correcto o, en su defecto, cómo cree él que hay que interpretarlo?

¿Es correcta nuestra argumentación sobre el mismo y de no ser así, en qué nos equivocamos?

 

Tercero:

Según dicho caballero, también los sobrevivientes de la “gran tribulación” (Rev. 7:14), reinarán con Cristo en el reino de Dios, en función de su indumentaria (según “genial” observación del Sr Olcese) puesto que van vestidos de blanco; y “genialidad” que pueden leer en su artículo “¿Tienen razón los Testigos de Jehová cuando dicen que la grande muchedumbre entrará en el reino como súbditos?” (26/02/12)…… sin embargo, este es nuestro argumento, siempre en función de lo que nos dicen las Escrituras, en este caso en Rev. 20:6:

Feliz y santo es cualquiera que tiene parte en la primera resurrección; sobre estos (luego no sobre otros) la muerte segunda no tiene autoridad, sino que serán sacerdotes de Dios y del Cristo y reinarán con él por los mil años.” (Acotación nuestra).

Luego requisito fundamental para reinar con Cristo en su reino milenario, si no entendemos mal y el pasaje es clarísimo en su exposición, es el participar de esa “primera” resurrección…… pero es que el Sr. Olcese en el citado artículo, nos está hablando de personas que según Rev. 7:14 sobreviven a la “gran tribulación” y evento que culmina con la batalla de Armagedón. Y la cual cosa significa, que esas personas pasan con vida al nuevo orden o reino de Dios y por lo tanto, puesto que no han muerto, solo es razonable pensar que no pueden participar de resurrección alguna y lo cual le impide el tomar parte, lógicamente, en esa “primera” resurrección y que es la que da acceso a reinar con Cristo; y por lo tanto esas personas no puedan reinar con Cristo en el reino de Dios…… al menos si dos y dos, continúan sumando cuatro.

Pero es que por otra parte y como detalle adicional, tenemos que la citada batalla de Armagedón es peleada por Jesucristo y…… sus hermanos, según Rev. 17:14; luego la “primera” resurrección ya tiene que haber acontecido para ese tiempo, luego antes de que aparezca en escena la citada “gran muchedumbre” de sobrevivientes de Rev. 7:9; 14; por lo que la cuestión es la siguiente:

¿Nos podría aclarar el Sr. Olcese, cómo se come esta “ensalada”, eso es, como cuadra su enseñanza, con la lógica de las cosas?

¿O es que en este blog entendemos mal lo que se nos dice en esos pasajes del libro de Revelación citados…… y D. Mario tiene otra interpretación de los mismos?

 

Cuarto:

Es proverbial el enconado enfrentamiento que desde este blog hemos mantenido con el Sr. Olcese, en el sentido de lo incorrecto de su enseñanza “estrella” y sobre la que giran todas las demás, en la que afirma que mediante el bautismo en agua, uno ya es de manera automática e inmediata adoptado como Hijo de Dios, por tanto hecho hermano de Jesucristo y consecuentemente, heredero con él del reino en calidad de gobernante. Sin embargo, en un artículo publicado el 31/03/12, bajo el título “¿Salva el bautismo en agua, ciertamente?”, el Dr. D. Javier Rivas Martínez venía a decir exactamente todo lo contrario, en la siguiente y contundente afirmación:

Existen controversias “no muy nuevas” acerca de si el bautismo en agua salva o no. Demostraremos en este sencillo estudio que el bautismo en agua no está involucrado en lo más ínfimo en la «regeneración espiritual» del creyente, en su «conversión», en su «salvación».”

En 1 de P. 3:21, no se proporciona o se sugiere la idea, y en ninguna otra parte, que el bautismo en agua logre salvar de un modo u otro.” (Negritas nuestras).

Luego no quedan dudas acerca de lo que D. Javier nos quiere decir: en absoluto el bautismo en agua tiene relación alguna, con nada que tenga que ver con la “salvación” de la persona que lo recibe…… y uno no es “salvo” (nos permitimos recordar), si no adquiere la condición de Hijo adoptivo de Dios y pasa a ser gobernante con Cristo en el reino milenario, en calidad de inmortal (por eso se dice que uno ya es “salvo”) rey y sacerdote (Rev. 20:6). Sin embargo, si realmente y según nos afirma D. Mario Olcese, dicha condición de Hijo adoptivo de Dios, se recibiera a través del bautismo en agua, en una directa relación causa/efecto, eso es, si el recibirla fuera consustancial con el mismo (así reconoce haberla recibido dicho caballero), dicho bautismo sí tendría obviamente, relación directa con la “salvación” mencionada. Pero algo que como hemos visto, nos niega tajantemente el Sr. Rivas, cuando nos dice en el primer párrafo transcrito de su artículo, que dicho bautismo en agua “no está involucrado en lo más ínfimo” (eso es, ni en lo más remoto) en la “salvación” del individuo…… y afirmación que D. Mario Olcese aún no ha desmentido, a pesar que ya ha pasado más de un mes desde que fuera realizada; luego la cuestión es la siguiente:

¿Desmiente el Sr. Olcese, el planteamiento de D. Javier Rivas y se mantiene firme en su postura, o por el contrario y como en el caso de los “millones, miles de millones” citado en el apartado primero, reconoce que en las Escrituras no se dice nada sobre el particular y que está equivocado en dicha enseñanza?

¿O por el contrario, es el Sr. Rivas el que está equivocado?

 

O sea, D. Mario, que espero que deje el florete a un lado y coja una Biblia (si es que sabe cómo hacerlo), aclarando a sus lectores en que cosas me equivoco en esos cuatro puntos…… si en la interpretación de los textos, bien en la aplicación de los mismos, o en su defecto, en aquello que a usted le parezca oportuno. Pero lo que no vale el que solo me diga que “a su entender” y porque usted “cree” esto, lo otro o lo de más allá, yo estoy equivocado y que tengo muchos “flancos vulnerables”; cuando la realidad es que de momento no ha podido mostrarlos, o sea, que ha “pinchado en hueso”; por lo tanto, le emplazo a que lo demuestre…… si puede. Porque me permito recordarle y a modo de ejemplo, que después de años manteniéndose firme en lo de los “millones, miles de millones” que según usted, tenían que gobernar con Cristo y de asegurar que yo estaba equivocado cuando le rebatía dicha idea, al final tuvo que reconocer que no sabía si realmente eso sería así (que ya hay que ser un total inconsciente para hablar con tanta ligereza de las cosas de Jehová) y afirmando además, que dicha idea no estaba contenida en las Escrituras, lo que añade, si cabe, más “delito” al asunto…… y lo que me lleva a preguntarle, en qué se basa usted para plantear sus enseñanzas ¿en lo que dicen las Escrituras, o en lo primero que a usted se le antoja en un momento determinado? Y no hace falta que me responda a eso, pues con el ejemplo citado hay más que suficiente para saber por dónde van los tiros.

Por cierto D. Mario ¿se ha puesto de acuerdo con el Sr. Rivas, acerca de la última afirmación de dicho caballero, en el sentido que el bautismo de agua no concede la “salvación”, eso es, que no puede darle a uno el reconocimiento como Hijo adoptivo de Dios?…… ¿nos podría explicar cómo está el tema? Porque tendrá que reconocerme usted, que en dicho planteamiento, no solo se me da a mí la razón cuando pongo en tela de juicio la validez actual del bautismo en agua (en mi artículo “El bautismo en agua…… ¿está aún vigente?” del 04/05/12) y planteamiento al que usted se ha opuesto fuertemente en su artículo del día cinco del mes en curso, sino que además se demuestra que su enseñanza de la adopción automática e inmediata de uno como Hijo de Dios mediante el bautismo en agua, no es más que una burrada equiparable a lo de los “millones……” y que al final resulta que no parecen ser tantos; y que no deja de ser sorprendente, que a un mes vista de haber sido publicado dicho planteamiento a cargo del Sr. Rivas, usted no haya dicho aún ni pio…… y no es porque no sea conocedor del tema, pues se lo decía yo en el artículo al que me está contestando.

Y ya puestos, Sr. Olcese, permítame una curiosidad (cosas de viejos, ya sabe usted que la edad no perdona), pues nos dice en su artículo lo siguiente:

Pero aquí estamos, lidiando con tirios y troyanos por igual, con la colaboración de una gentil secretaria que me ayuda en los escritos y en los posts. Como ven, para un cojo hay una muleta, y para un cegatón, una secretaria ejecutiva que escribe los dictados. ¿Fácil la cosa, no?

Pero si la cosa es tan fácil y la tenía solventada ¿por qué tanto “cuentazo” sobre que nos tendría que dejar “huérfanos de guía espiritual” por tantos o cuantos días, como tantas veces nos ha venido diciendo? ¿O es que no sabía cuándo nos “amenazaba” con dejarnos por un tiempo y algo que ha hecho por cuatro veces (el decirlo, claro), que podía contar con dicha “secretaria ejecutiva”? Porque si no recuerdo mal y ahí está publicado (espero que no lo borre), fue usted mismo el que en la última ocasión, nos dijo lo siguiente al inicio de su comunicado:

Ahora sí me marcho de mi blog por algún tiempo dado que debo hacer descansar a mis dos lindos ojos verdes, ahora de color carmesí o escarlata. Y es que aunque me rueguen mis fans y mis caros detractores, no podré seguir subiendo más temas en mi blog por algún tiempo, y menos aún, responder a sus consultas u objeciones.” (Negritas mías).

Luego si tenía tan eficaz colaboradora ¿a qué viene eso de no poder seguir subiendo escritos en su blog, si solo tenía que dictarlos? ¿O resulta que en realidad, es que el mentir es un problema instalado en sus genes y no puede evitarlo? Porque si nos dijo que “ahora sí”, tendrá que reconocerme que eso quiere decir que antes no; eso es, que las tres veces anteriores que nos dijo que se tenía que ir, nos mintió ¿o no es así?…… y se lo pregunto solo por curiosidad ¡no se crea usted otra cosa!

Por cierto, D. Mario ¿me podría aclarar una cosa? Y es que en su artículo del día cinco mencionado (acerca del bautismo en agua), al final del mismo dice “Continuará la paliza…” y lo que me ha dejado dudando, porque…… ¿se refiere usted a la que en sus sueños cree darme, o a la que le doy yo cada día en todos y cada uno de mis artículos, que le obligan a hacer esos “papelones” de fugarse del blog, porque no puede escribir a “causa de sus lindos ojos, verde/azul/esmeralda”, para luego decirnos que si puede continuar publicando, pues tiene una secretaria que etc. etc. etc. y demás historias para no dormir? Porque eso no me lo invento yo, sino que es lo que usted mismo nos ha contado…… y en cuanto a lo de las palizas ¡pues que quiere que le diga!, pero a las pruebas me remito: ahí están esos cuatro puntos que no hay manera de que me los responda y que por otra parte, desenmascaran todas y cada una de sus esperpénticas enseñanzas (¿se anima a darles respuesta…… o ni por esas?).

Armando López Golart

PERO…… ¿QUE HAY DE LOS MÍO, SR. OLCESE?

Posted in Uncategorized with tags , , , , , on 05/05/2012 by Armando López Golart

Ni 30, ni 25, ni 20, ni 15…… no señor, en solo ¡ocho días! se ha recuperado Apologista Mario Olcese de la “terrible” afección ocular que le viene aquejando desde tiempos inmemoriales y que según comunicado del día 25 del pasado mes de Abril, lo tendría alejado de las “canchas” no más de 360 días, pero no menos de 30. Y por lo que se nos ocurre pensar, en quién será su oftalmólogo, porque cuidadito con el galeno de marras ¡y es que es que no acierta una!; pero nada, nada, pelillos a la mar y bienvenido al quehacer diario D. Mario…… aunque hemos echado en falta, que hubiera tenido el decoro de, tal como prometió en su nota de despedida temporal, a su vuelta haber dado atención a las objeciones que se le hubieran podido plantear durante su ausencia; como por ejemplo, haber contestado a mi escrito “Pero D. Mario…… ¿responderá Ud. a mis objeciones, sí o no?” (24/04/12) y en el que le demandaba respuesta a determinadas cuestiones. Pero puesto que ello no ha sido así, tal y como nos comprometimos desde este blog, le recordaremos nuevamente esos cuatro puntos en conflicto las veces que sean necesarias…… hasta que las responda:

Primero:

El Sr. Olcese reconoció en su video/artículo “Llamados a ser príncipes en el reino de Dios” (04/01/12) y acerca de su disparatada enseñanza de los “millones, miles de millones” que supuestamente tenían que gobernar con Cristo en el reino de Dios, que él no sabía si eso realmente era así y que además (continuaba diciendo el Sr. Olcese), tal afirmación o idea no estaba contenida en las Escrituras, a pesar de habernos discutido dicho extremo por casi dos años (nosotros diciendo que eso no podía ser así y D. Mario afirmando y “probando” lo contrario)…… y lo que nos llevó a responderle unos días después (el 12 del mismo mes) con el artículo “O sea…… que se equivocó usted ¿no D. Mario?” y escrito que no recibió respuesta alguna; luego la cuestión es la siguiente:

¿Reconoce D. Mario que estaba equivocado en dicha enseñanza y como desde este blog y por espacio de dos años, vinimos señalándole…… o por el contrario, se reafirma en la misma?

Segundo:

El Sr. Olcese y desde que le conocemos, mantiene con firmeza la enseñanza de que los santos del AT, eso es, los Abrahán, Moisés, Noé, Jacob, David, Daniel y un larguísimo etc., también reinarán con Cristo en el reino milenario (de hecho, en su nueva vuelta al “tajo”, acaba de publicar un artículo en el que incide en dicho planteamiento, titulado “La fe de Jesús es la misma fe de Abrahán”, el día 4 del presente mes de Mayo) y a lo que constantemente, por un largo espacio de tiempo y en lógica armonía con el contexto general de las Escrituras, desde este blog nos hemos opuesto frontalmente a semejante idea (disparatada donde las haya) y apoyándonos, entre otros diversos argumentos, en el Sal. 45:16:

En lugar de tus antepasados (o “padres”, según versiones) llegará a haber tus hijos, a quienes nombrarás príncipes en toda la tierra.”

Y dado que dicho pasaje no puede ser más explícito, este es nuestro razonamiento: si esos personajes, pasan a convertirse en hijos de Jesucristo durante el milenio, que no en sus hermanos, lógicamente no pueden ser Hijos de Dios, de lo contrario sí serían reconocidos como sus hermanos y eso no es lo que nos dice el salmo en cuestión; luego si no son hermanos de Jesucristo, no pueden ser Hijos de Dios y en consecuencia no pueden heredar el reino en calidad de reyes y sacerdotes…… eso es, no pueden reinar con Jesucristo en el período milenario. Pero es que además, en el citado salmo se nos ofrece una derivada que confirma la veracidad de nuestra afirmación, cuando en el mismo se nos dice que dichos antepasados de Jesucristo serán nombrados por este, por “príncipes” sobre toda la tierra…… cuando el caso es que aquellos que con Cristo tienen que reinar, ya se levantan en la “primera” resurrección (Rev. 20:6) investidos con la condición de inmortales reyes y sacerdotes, por lo que no precisan de nadie que les proponga para nombramiento alguno: ellos ya son reyes; luego la cuestión es la siguiente:

¿Podría explicarnos el Sr. Olcese, si nuestro entendimiento de dicho Sal. 45:16 es correcto, o en su defecto, cómo cree él que hay que interpretarlo?

¿Es correcta nuestra argumentación sobre el mismo y de no ser así, en qué nos equivocamos?

Tercero:

Según dicho caballero, los sobrevivientes de la “gran tribulación” (Rev. 7:14), también reinarán con Cristo en el reino de Dios, en función de su indumentaria (según el Sr Olcese, porque van vestidos de blanco) y algo que pueden leer en su artículo “¿Tienen razón los Testigos de Jehová cuando dicen que la grande muchedumbre entrará en el reino como súbditos?” (26/02/12)…… y este es nuestro argumento, a partir de lo que leemos en Rev. 20:6:

Feliz y santo es cualquiera que tiene parte en la primera resurrección; sobre estos (luego no sobre otros) la muerte segunda no tiene autoridad, sino que serán sacerdotes de Dios y del Cristo y reinarán con él por los mil años.” (Acotación nuestra).

Luego requisito fundamental para reinar con Cristo en su reino milenario, sino no leemos mal y el pasaje es clarísimo en su exposición, es el participar de esa “primera” resurrección…… pero es que el Sr. Olcese en el citado artículo, nos está hablando de los que sobreviven a la “gran tribulación” y que culmina con la batalla de Armagedón. Y lo que significa, que pasan con vida al nuevo orden o reino de Dios y por lo tanto, puesto que no han muerto, solo es razonable pensar que no puedan participar de resurrección alguna y lo cual significa…… que no pueden reinar con Cristo en el reino de Dios.

Pero es que por otra parte y como detalle adicional, la citada batalla de Armagedón, es peleada por Jesucristo y…… sus hermanos, según Rev. 17:14; luego la primera resurrección ya tiene que haber acontecido para ese tiempo y antes de que aparezca en escena la citada “gran muchedumbre” de sobrevivientes de Rev. 7:9; 14; luego la cuestión es la siguiente:

¿Nos podría aclarar el Sr. Olcese, cómo se come esta “ensalada”, eso es, como cuadra su enseñanza con la lógica de las cosas?

¿O es que en este blog entendemos mal lo que se nos dice en los pasajes citados y D. Mario, tiene otra interpretación de los mismos?

Cuarto:

Es proverbial el enconado enfrentamiento que desde este blog hemos mantenido con el Sr. Olcese, en el sentido de lo incorrecto de su enseñanza estrella y en la que afirma que mediante el bautismo en agua, uno ya es manera automática e inmediata adoptado como Hijo de Dios, por tanto hecho hermano de Jesucristo y consecuentemente, heredero con él del reino en calidad de gobernante. Sin embargo, en un artículo publicado el 31/03/12, bajo el título “¿Salva el bautismo en agua, ciertamente?”, el Dr. D. Javier Rivas Martínez decía exactamente lo contrario, en la siguiente y contundente afirmación:

Existen controversias “no muy nuevas” acerca de si el bautismo en agua salva o no. Demostraremos en este sencillo estudio que el bautismo en agua no está involucrado en lo más ínfimo en la «regeneración espiritual» del creyente, en su «conversión», en su «salvación».”

“En 1 de P. 3:21, no se proporciona o se sugiere la idea, y en ninguna otra parte, que el bautismo en agua logre salvar de un modo u otro.” (Negritas nuestras).

Luego no quedan dudas acerca de lo que D. Javier nos quiere decir: en absoluto el bautismo en agua tiene relación alguna, con nada que tenga que ver con la “salvación” de la persona que lo recibe…… y uno no es “salvo” (nos permitimos recordar), si no adquiere la condición de Hijo adoptivo de Dios y pasa a ser gobernante con Cristo en el reino milenario, en calidad de inmortal rey y sacerdote (Rev. 20:6). Sin embargo, si realmente y según nos afirma D. Mario Olcese, dicha condición de Hijo adoptivo de Dios, se recibiera a través del bautismo en agua, en una directa relación causa/efecto como afirma D. Mario…… pues así reconoce haberla recibido dicho caballero, este sí tendría, obviamente, relación directa con la “salvación” mencionada. Pero algo que como hemos visto, nos niega tajantemente el Sr. Rivas, cuando nos dice en el primer párrafo transcrito de su artículo, que dicho bautismo en agua “no está involucrado en lo más ínfimo” (eso es, ni en lo más remoto) en la “salvación” del individuo…… y afirmación que D. Mario Olcese aún no ha desmentido, a pesar que ya ha pasado más de un mes desde que fue realizada; luego la cuestión es la siguiente:

¿Desmiente el Sr. Olcese el planteamiento de D. Javier Rivas y se mantiene firme en su postura, o por el contrario y como en el caso de los “millones, miles de millones” citado en el apartado primero, reconoce que en las Escrituras no se dice nada sobre el particular y que está equivocado en dicha enseñanza?

¿O por el contrario, es el Sr. Rivas el que está equivocado?

Pero al respecto y en total acuerdo con lo planteado por el Dr. Rivas, acabamos de publicar un artículo en el que, yendo un poco más allá, demostramos (o al menos eso pretendemos) que el bautismo en agua no tiene ningún tipo de validez a día de hoy y por lo que difícilmente, se podría conseguir la adopción como Hijo de Dios por medio del mismo; y tema que pueden leer, bajo el título “El bautismo en agua…… ¿está aún vigente?” (04/05/12). Y tema que ¡oh sorpresa! unas pocas horas después ya ha sido respondido por D. Mario en un extenso escrito (hay que ver con la rapidez que mejoran sus ojos) y en el que presentando unas objeciones fácilmente rebatibles (y es que es muy simple el hombre), se “olvida” sin embargo, de otras cosas que decimos muy importantes y que desmontan tan disparatada enseñanza: como por ejemplo, esa afirmación del Dr. Rivas Martínez, en la que sin lugar a dudas muestra que el bautismo en agua no da de ninguna manera la adopción como Hijo de Dios y a la que aún no ha dado respuesta…… pero bueno, dejemos eso para el próximo artículo y en donde le responderé adecuadamente.

Y dando por supuesto que en esta ocasión, dicho caballero ya no será tan rápido en responder a estas cuatro cuestiones que le planteo (dificilillo sí lo tiene), tal y como en su momento señalé, estos cuatro puntos le serán repetidos continuamente al Sr. Olcese hasta que los responda y de ahí, el numerito que está colocado al lado del titular y que irá marcando las veces que dicho caballero ha recibido dicho “formulario” y lo ha pasado por alto…… veremos hasta dónde aguanta el hombre.

MABEL

O SEA…… QUE SE EQUIVOCÓ USTED ¿NO D. MARIO?

Posted in Uncategorized with tags , , , , , on 12/01/2012 by Armando López Golart

Mario2-casaY es que el día 4 del corriente mes de Enero, el Sr. Olcese dio respuesta al artículo que publicamos un día antes “La respuesta del detractor” (y en el que objetábamos a uno de sus últimos videos), colgando en su blog una nueva grabación, bajo el título “Llamados a ser príncipes en el reino de Dios” y en cuya exposición, después de referirse a un servidor (Armando) como el Rudolf Nureyev de la “jota” (y que ya tiene su gracia, pues yo no sé bailar absolutamente nada), continúa reafirmándose en todas y cada una de sus más que discutibles enseñanzas, en un largo monólogo y en el que en ningún momento, sorprendentemente, hace referencia a ninguno de los argumentos que usamos en nuestro artículo, para mostrarle que está equivocado en sus planteamientos. Es más, en toda su intervención y que ya es de aurora boreal, constantemente da a entender que somos nosotros los que estamos equivocados en nuestras reflexiones, cuando el caso es que es él, D. Mario, el que se ve incapaz de poder rebatir uno solo de los textos bíblicos que usamos para defender las mismas…… porque de haberlo podido hacer, no les quepa ninguna duda que ya lo habría hecho. Sin embargo, nos dice algo sorprendente en ese video: nos dice ¡asómbrense ustedes! que él no sabe (minuto 10´55 de grabación) si los gobernantes con Cristo serán “millones, miles de millones” y además, que dicha afirmación o idea no está contenida en las Escrituras (minuto 16´45 de grabación).

Sin embargo, esta enseñanza, ahora reconocida como fraudulenta por su propio autor, el Sr. Olcese, fue publicada en el artículo “El Milenio de Jesucristo: ¡Lo que el Señor tiene reservado para Ud. y su familia!” el 03/02/2009 y ha sido mantenida y enseñada hasta el día de hoy (casi tres años después), en franca oposición a las innumerables objeciones que sobre ella se le han formulado desde este blog. Luego si esa idea no está contemplada en las Escrituras y por otra parte, dicho caballero dice no saber cuántas personas reinarán con Cristo…… ¿por qué lo publicó? ¿Por qué hasta ahora ha estado mintiendo a sus lectores y lo que es más grave, resistiendo tercamente los llamados de atención que constantemente se le hacían desde este blog, en el sentido de que esa enseñanza era un disparate? Es más ¿qué hay de verdad entonces, en todos esos artículos escritos en defensa de la misma por espacio de tres años, así como de la multitud de argumentos y textos bíblicos usados en los mismos, supuestamente “razonables” los primeros y “bien interpretados” y debidamente “aplicados” los segundos, si al final ha resultado ser una enseñanza falsa? ¿Estaban guiados los tales argumentos, por el “espíritu de verdad” que afirma poseer dicho caballero? No olvidemos que, por ejemplo, el 07/09/2007 y en el artículo “No toquéis a mis ungidos, ni hagáis mal a mis profetas” dijo lo siguiente, en su párrafo 3:

Yo soy un UNGIDO del Señor, y nadie debe o puede tocarme a mí, o a usted, si en verdad es un cristiano, sin tener luego que pagar un precio muy caro. Yo me considero un UNGIDO del Señor, y si usted no se considera así, entonces usted no ha entendido lo que significa ser un cristiano o un ungido.” (Negritas nuestras).

Y puesto que no queda ninguna duda de que D. Mario se considera a sí mismo un “ungido” o Hijo de Dios, veamos ahora, el 19/01/2008 y en un artículo titulado “Yo soy un ungido…… ¿y usted?”, las prebendas que dicha condición llevaba añadidas, según afirmó en el párrafo 5 de dicho artículo:

Ahora bien, “Ungidos con el Espíritu Santo” resalta otras bendiciones colaterales que Dios nos añade cuando nos entrega el Espíritu Santo, PERO LO MÁS IMPORTANTE ES QUE NOS GUÍA A LA VERDAD (Ver Juan 16:13). NADIE PUEDE SER GUIADO A LA VERDAD SIN EL ESPÍRITU OBRANDO EN ÉL.” (Negritas nuestras).

Y dado que dicho caballero cita el pasaje de Juan 16:13, para mantener semejante y por demás, tan impactante afirmación, veamos que dijo Jesús en ese texto:

Sin embargo, cuando llegue aquel, el espíritu de la verdad, él los guiará a toda la verdad, porque no hablará por su propio impulso, sino que hablará las cosas que oye y les declarará las cosas que vienen.” (Juan 16:13).

Luego ¿qué pasa aquí? Porque lo que queda claro, es que o bien no posee el citado caballero ese espíritu de verdad guiador y por lo tanto, no es un “ungido” o Hijo de Dios como afirma ser (y ahí está su declaración), pues de lo contrario no habría cometido semejante error y lo cual nos llevaría a pensar que nos está mintiendo de nuevo, o bien resulta que ese espíritu guiador que afirma poseer, recibió una información errónea de Jesucristo y así se la transmitió y por lo cual, el responsable último del error que D. Mario ha cometido, sería Jesucristo y algo parecido, por cierto, a lo que “suele” pasarles a los TJ…… ¿o cómo es eso Sr. Olcese? Porque no podemos pasar por alto, lo que leemos en los versos 14-15 de esa porción del evangelio de Juan:

Aquel me glorificará, porque recibirá de lo que es mío y se lo declarará a ustedes. 15 Todas las cosas que el Padre tiene son mías. Por eso dije que él recibe de lo mío y se lo declara a ustedes.”

Entonces vemos que dicho espíritu actúa a instancias de Jesucristo, por lo que si la información guiadora que el Sr. Olcese recibió de ese “espíritu de verdad”, en su condición de “ungido” o Hijo de Dios, le llevo a formular la citada enseñanza ahora desechada por errónea, pues ni siquiera se halla en las Escrituras (según propia declaración) ¿nos podría explicar dicho caballero, que es lo que ocurrió? ¿Fue acaso víctima de un mal entendido entre Jesucristo y ese espíritu guiador mencionado en el verso 16? ¿O todo se reduce a que ni es un “ungido”, ni un Hijo de Dios, sino un farsante y como siempre hemos mantenido desde este blog? Y quede claro, que no imputamos malos motivos, pues entendemos que dicho caballero y en su supina ignorancia acerca del registro escritural, pudiera estar totalmente convencido de ser lo que afirma ser; pero ¡hombre!…… los hay que hasta afirman ser Napoleón y no por ello se les hace caso.

Y es que ¿cómo cree dicho caballero que queda su reputación como intérprete fiable de las Escrituras, así como de su pretendida condición de Hijos de Dios, supuestamente “guiado por el espíritu de la verdad”, que Jesús prometió a todos sus seguidores? Porque ahora resulta, que los que teníamos razón cuando por tanto tiempo hemos insistido en que esa afirmación era una burrada (los únicos en hacerlo, si se nos permite el señalar dicha circunstancia), somos nosotros y lo que por cierto, deja también en muy mal lugar, a “iluminados” personajes como los Ribas, Buzzard, Dávila, Apolos y un largo etc., más o menos afines al entorno de D. Mario y que tampoco se han enterado de que va la película, pues nunca han refutado la errónea afirmación del Sr. Olcese…… ¡ah! y que también, faltaría más, se reconocen como “ungidos” o Hijos de Dios y lo cual deja patente, la cantidad de “fantasma” suelto que hay por ahí. Y es que cuando desde este blog hemos afirmado que dicho caballero, al igual que los citados personajes y sin excepción alguna, es un falso maestro (pues sus enseñanzas son falsas, como hemos podido comprobar) y que no tiene ni por aproximación, idea alguna de lo que dicen las Escrituras, buscando solo argumentos para mantener sus disparatados planteamientos, aunque ello implique subvertir el verdadero contenido del registro bíblico, sabíamos de lo que hablábamos; y por si no lo tienen aún claro, vean otro ejemplo que prueba la veracidad de lo que decimos.

Porque después de reconocer su gravísima metedura de pata, el Sr. Olcese hace un comentario en el sentido de que si bien es cierto que la Biblia no nos habla de “millones, miles de millones” de gobernantes con Cristo, no es menos cierto que nos habla de una “gran muchedumbre” de personas que ningún hombre podía contar (Rev. 7:9)…… y pretendiendo establecer con ello una relación, que llevaría a pensar a un incauto lector, que dicha cantidad no estaría muy lejos de ser la que él propone. Pero una vez más, lo que pretende es intentar manipular la realidad de los hechos y con la finalidad de salirse con la suya, aunque sea costa de violentar el contenido escritural; porque una cosa es el número de los que han de reinar con Cristo y que es de lo que estamos tratando y otra muy distinta, la cantidad de aquellos que sobreviven a la “gran tribulación” y que de ninguna manera pueden fungir como reyes en el reino de Dios, sino que pasan a ser los primeros súbditos del mismo…… y algo que desde este blog, se ha demostrado hasta la saciedad y por lo que estaríamos hablando de dos grupos diferentes que, obviamente, no se pueden mezclar. Y es que en el artículo del 2009 citado y en su párrafo nueve, D. Mario hace la siguiente aseveración:

¡Jesús entonces regirá y reinará en persona, y nosotros le ayudaremos y regiremos y reinaremos con él! ¡Reinará de punta a punta, y nosotros, Sus hijos, ya no seremos la pobre minoría perseguida que somos hoy en día! ¡En compañía de los cristianos de todos los siglos, que habrán resucitado, seremos millones, miles de millones, y gobernaremos junto a Jesús a la gente buena que haya sobrevivido!” (Negritas nuestras).

Luego estaríamos hablando de dos cosas distintas, pues claramente el Sr. Olcese afirma que los que reinarán con Cristo y como hasta hoy ha enseñado, son los que conforman esa cantidad de “millones, miles de millones” y que según dicho caballero en el citado párrafo, tienen que gobernar sobre otros que, por ser “gente buena”, han sobrevivido a la “gran tribulación” y que tiene su acto final en la batalla de Armagedón. Pero puesto que la “gente buena” de la que nos habla D. Mario no es otra que la “gran muchedumbre” que nos cita en su argumento actual, compuesta de los que sobreviven a la “gran tribulación” y que son aquellos que han de ser gobernados (pues ya hemos demostrado que no pueden reinar con Cristo), obviamente son diferentes de aquellos que les han de gobernar. Por lo que, indisputablemente, estaríamos hablando de dos grupos completamente diferentes y con distintas responsabilidades: o sea y exceptuando ciertos matices, lo mismo que dicen los TJ y a lo que D. Mario se opone tajantemente…… de momento, claro. Por lo que o el Sr. Olcese, como decimos nosotros, tiene una nula capacidad para entender lo que dicen las Escrituras…… o bien está actuando de mala fe y con ánimo de engañar, al exponer absurdos razonamientos como el citado, en un intento desesperado de si cuela, cuela y así, no tener que dar su brazo a torcer.

Y nos permitimos recordarle algo a D. Mario: no se trata de si dicho caballero puede entender nuestras enseñanzas o dejarse convencer por ellas (según menciona en su grabación) y que poco nos importa, pues de nuevo tenemos que señalarle que nosotros no impartimos ningún tipo de enseñanza; nosotros lo único que hacemos, es decirle que lo que él enseña, no cuadra con lo que las Escrituras dicen acerca del tema en cuestión y le citamos los textos bíblicos que, a nuestro entender, así lo demuestran…… por lo que de quien recibiría enseñanza dicho caballero, en todo caso, no es de nosotros sino de la Palabra de Jehová y algo que cambia radicalmente las cosas. A menos, eso sí, que pueda demostrar que nosotros interpretamos mal los textos que citamos y consecuentemente, están mal aplicados, pero algo que hasta el momento no ha podido hacer. Y ahí tienen el ejemplo: después de casi tres años de discusiones, de numerosos artículos por parte de ese caballero en defensa de su absurdo planteamiento y acompañándolos con un montón de textos bíblicos, en un intento por demostrar que nosotros y no él, éramos los equivocados, al final ha tenido que reconocer que nosotros teníamos razón en lo falso de su enseñanza acerca de los “millones, miles de millones” de gobernantes con Cristo. Y enseñanza sobre la que sustentaba, no lo olvidemos, su estrafalaria afirmación de que tanto los notables del AT, como los bautizados en nombre de Jesucristo de todos los tiempos, además de los sobrevivientes de la “gran tribulación”, reinarán todos junto a Cristo en el reino de Dios…… de ahí que necesitara de tan elevada cantidad para poder justificar la suma de los tres colectivos. Y planteamiento que de forma extravagante e incomprensible, continúa manteniendo en el video que estamos analizando, pero eso sí, sin desmentirnos ninguno de los argumentos que en nuestro artículo aportamos, para defender lo incorrecto de cada uno se esos tres supuestos.

Por lo que le rogaríamos a D. Mario, puesto que hablamos de las cosas de Jehová, cierto grado de seriedad, eso es, menos palabrería y más uso de textos bíblicos, para rebatir los argumentos que le formulamos y que se supone, es lo que pretende con este video de respuesta. Porque nosotros, por ejemplo, en el artículo al que nos responde el Sr. Olcese en esta grabación que estamos analizando, le negamos el hecho de que los notables del AT puedan reinar con Cristo y para ello usamos el Sal. 45:16 para demostrárselo, así como el correspondiente argumento razonado del porque eso es así; sin embargo, no solo no nos hace siquiera mención de ello, sino que además y en el colmo del esperpento, titula su artículo “Llamados a ser príncipes en el reino de Dios”, en flagrante contradicción con la idea transmitida en el referido salmo, pues en él se lee lo siguiente:

En lugar de tus antepasados llegará a haber tus hijos, a quienes nombrarás príncipes en toda la tierra.”

O sea, que según dicho salmo y si no entendemos mal, serán nombrados príncipes solo los antepasados de Jesucristo…… y nadie más; luego ¿de dónde se saca D. Mario, que estamos todos llamados a ser príncipes? ¿Es que el citado salmo no es lo suficientemente explícito? Porque una cosa es que el amigo Apologista no tenga demasiada idea de por donde le sopla el viento, acerca de lo que dicen las Escrituras, algo de lo que nosotros estamos totalmente convencidos y a las pruebas nos remitimos: por ejemplo, la que acabamos de citar sobre los “millones, miles de millones” gobernando con Cristo y otra muy distinta, es que de lo que ya tendríamos de hablar aquí, es de una manifiesta incapacidad para leer correctamente un texto bíblico y razonar con lógica y sentido común sobre aquello que del mismo se ha leído. Porque incidiendo un poco más en el asunto, vemos que en el libro de Revelación se nos habla de reinar con Cristo y no, de ser príncipes con Cristo; por ejemplo, en Rev. 20:6 y refiriéndose a los acompañantes de Jesucristo en la gobernabilidad del reino, leemos lo siguiente:

Feliz y santo es cualquiera que tiene parte en la primera resurrección; sobre estos la muerte segunda no tiene autoridad, sino que serán sacerdotes de Dios y del Cristo y reinarán (y algo que solo puede hacer un rey, pues un príncipe no puede reinar) con él por los mil años.” (Acotación nuestra).

Luego una primerísima condición para entender las Escrituras, nada tiene que ver con ser uno titulado en Teología o ciencias afines, sino en saber leer correctamente y razonar con lógica y sentido común, sobre lo que uno lee; por ello no le pedimos al Sr. Olcese que se crea aquello que nosotros le decimos, sino aquello que está escrito en los textos que le mostramos, en definitiva, aquello que dice Jehová por medio de su Palabra; pero claro, si ya empezamos con que tiene dificultades hasta para entender aquello que lee, eso ya es harina de otro costal…… pero en fin ¡qué le vamos a hacer!

Pero es que además y como dejamos claro en nuestro artículo al que, repetimos, parece intentar responder dicho caballero en el video del que estamos citando, esa “gran muchedumbre” resulta que “sobrevive” a la “gran tribulación”, luego pasa con vida al nuevo mundo…… ¿y qué significa esto? Pues, aunque ello nos lleve a tener que repetir el pasaje de Rev. 20:6 (ya nos perdonarán ustedes, queridos lectores), se lo vamos a explicar de nuevo a D. Mario, por si no ha acabado de captar la idea: resulta que no han muerto y por lo tanto no pueden participar de ninguna resurrección, requisito indispensable para poder reinar con Cristo:

Feliz y santo es cualquiera que tiene parte en la primera resurrección; sobre estos la muerte segunda no tiene autoridad, sino que serán sacerdotes de Dios y del Cristo y reinarán con él por los mil años.” (Rev. 20:6).

Más claro, agua ¿no? Pero puesto que no parece entender ese primario y lógico razonamiento, se comprende que en este video de respuesta, se limite a continuar afirmando el mismo disparate, eso es, que todos somos parte del cuerpo de Cristo y por lo tanto, todos reinaremos con él; pero eso sí, sin entrar en el debate de si los textos (debidamente argumentados) que usamos para rebatir esta enseñanza, dicen o no dicen aquello que nosotros afirmamos que dicen y que es en donde realmente está el meollo de la cuestión. Así como también continúa en sus trece, en cuanto a que todos los bautizados en agua, mediante inmersión y en el nombre de Jesucristo, ya son declarados de manera automática Hijos de Dios, por tanto hermanos de Jesucristo y en consecuencia, herederos del reino en calidad de reyes (que no príncipes, nos permitimos señalar de nuevo), pero sin hacer mención alguna de los pasajes de Hech. 8:5-17 y 19:1-7 y que usamos en nuestro artículo para demostrar que eso no puede ser así, pues dicen todo lo contrario de lo que el Sr. Olcese enseña…… y que en última instancia podría ser una cosa o la contraria, pero al menos que dé alguna razón del porque no es como se lo decimos nosotros, si es que así lo entiende.

Sin embargo, lo que ocurre es que al igual que con la enseñanza de los “millones, miles de millones”, que al final ha tenido que reconocer como incorrecta, pues no la podía sostener (porque es insostenible, solo atendiendo a la lógica y al sentido común), lo mismo tendrá que hacer con las tres que le estamos discutiendo y en las que le estamos acorralando con textos bíblicos que demuestran la inviabilidad de sus afirmaciones y lo cual le lleva, para poderse defender, a esas largas parrafadas para ir “mareando la perdiz” como dicen los castizos y que nada demuestran, como no sea que no sabe por dónde salirse de la cuestión. Porque nosotros nos apoyamos en textos bíblicos debidamente argumentados, no en circunloquios totalmente estériles y que parecen ser el único recurso del que dispone el Sr. Olcese, en un intento de llevar el agua a su molino…… y es que de haber podido en algún momento, rebatir alguno de los textos que hemos usado en nuestros argumentos, ya lo habría hecho. Y es que para uno en el que lo intenta, eso es, el de Luc. 12:32, lo hace contraponiéndole uno que nada tiene que ver con el citado, como es el de Juan 10:16 y que nos habla de otra cosa muy distinta.

Por lo tanto y todo considerado, ahí dejamos la pregunta del millón ¿para cuándo reconocerá D. Mario, que ni los notables del AT, ni los sobrevivientes de la “gran tribulación” de Rev. 7:9; 14 y a la luz de los textos expuestos en ambos casos, pueden de manera alguna, reinar con Cristo en el reino de Dios? Ya lo de los bautizados lo dejaremos para otro día, por aquello de no apretar demasiado…… por cierto, decirle al Sr. Olcese, que en el próximo artículo le explicaremos la diferencia existente entre esos dos pasajes mencionados, Luc. 12:32 y el de Juan 10:16, puesto que parece tener un poco confuso el entendimiento de los mismos.

MABEL