Archivo para Babilonia la grande

¿MANTIENE USTED…… UNA “ACTITUD DE ESPERA” EN DIOS?

Posted in Uncategorized with tags , , , , , , , , on 15/04/2014 by Armando López Golart

esperar-en-diosUno de los muchos contrastes que percibimos entre las personas a nuestro alrededor, es que mientras unas se derrumban cuando se encaran a intensas dificultades, hay las otras que pasando por igual dolorosa experiencia o incluso hasta por peores circunstancias, asumen la situación adversa con una gran entereza; y tal parece que ello las fortalece para afrontar futuras penalidades, por lo que se podría afirmar que han sacado una consecuencia positiva, partiendo de una circunstancia negativa. De manera similar, mientras hay personas que hasta reniegan de la existencia misma de Dios cuando son sometidas a dificultades prolongadas, cuando no le acusan directamente de ser el causante de sus desdichas, hay las otras que pasan por pruebas severas con una fe inquebrantable en el Dios Todopoderoso…… luego la pregunta sería ¿por qué esta diferencia?

Pues porque las primeras se amargan y pierden la fe, probablemente debido a que se consideran demasiado importantes (solo piensan en sí mismas y por lo que evitan ver lo que está envuelto en la situación) y no reconocen que son generalmente los propios errores de uno los que provocan la mayoría de situaciones adversas por las que están atravesando, pues somos humanos imperfectos que vivimos bajo pecado, en un mundo que pasa por alto las leyes de Dios y ello, lógicamente, tiene sus consecuencias…… una de ellas y dicho sea de paso, lo difícil que resulta ser una persona que tenga una “actitud de espera” en Jehová Dios ante semejante entorno; por otra parte, incorrectamente le atribuyen al Altísimo las cosas malas de las cuales los hombres son los únicos responsables y con lo que no aprenden nada provechoso de las dificultades en las que se ven metidos…… y siendo el caso que después de que experimentan alivio de las mismas, generalmente se olvidan del asunto y quizás reflejen aún características o actitudes más indeseables que las anteriores y lo que las lleva a cometer peores errores. Sin embargo las segundas y para que eso no les suceda, hacen un esfuerzo por sobreponerse a sus problemas y beneficiarse de todo aquello que pueda acontecerles en este mundo plagado de maldad, eso es, sacar de ello una lección práctica y positiva, para lo que se necesita tener una perspectiva correcta de lo que está implicado en el asunto. Ahora bien, alguien podría preguntarse cuál es la fórmula “magistral” para conseguir mantener esta actitud ante la adversidad: y se requiere, sencillamente, el que tengamos un punto de vista correcto en cuanto a las causas del porqué del sufrimiento humano; y ello nos lleva a un libro bíblico frecuentemente pasado por alto por el “respetable” y que es precisamente un libro de lamentos, pues de hecho se le conoce con el descriptivo nombre de Lamentaciones y que nos ayuda a poner esta cuestión que nos planteamos, en la perspectiva correcta.

El libro, escrito por el profeta Jeremías después de la destrucción de Jerusalén y su templo por Nabucodonosor y sus habitantes deportados a Babilonia, contiene cinco poemas en los que se expresa lamento por la terrible destrucción que le sobrevino a Jerusalén a manos de los babilonios; en el tercer poema y en el que nos vamos a centrar, el profeta Jeremías, llevado por el espíritu de Dios, desahoga sus sentimientos intensos y aunque habla en primera persona, habría que entender que lo que está haciendo es “personificar” el sentir de la entera nación hebrea ante dicha catástrofe, eso es, el sentir de la nación rebelde de Israel, representada en la figura de un “hombre físicamente capacitado” (Lam. 3:1-18). Sin embargo y en un plano personal, aunque Jeremías también sufrió junto con la entera nación dicha calamidad, no permitió que la amargura hiciera presa en él y de ahí el sabio y estimulante consejo que vamos a leer; pues desplegando un punto de vista positivo del asunto, esperaba con esperanza el tiempo en que el favor de Dios estaría de nuevo con su pueblo y por lo que aceptó lo que le ocurrió a la nación, como lo que realmente era: una justa ejecución del juicio divino, por los continuados actos de rebelión del pueblo judío por casi 700 años. La esperanza de una liberación futura, repetimos y de un revertir en la situación, sustentó a Jeremías y como queda patente de sus palabras, que hoy nos tienen que servir de estímulo a los que las leemos:

Acuérdate de mí aflicción y de mi estado sin hogar, del ajenjo y de la planta venenosa. 20 Sin falta se acordará tu alma y se inclinará sobre mí. 21 Esto es lo que traeré de vuelta a mi corazón. Por eso mostraré una actitud de espera.” (Lam. 3:19, 21).

Jeremías no permitió que la amargura inundara su corazón, sino que lo que puso en este o trajo “de vuelta” al mismo, fue la esperanza de una próxima restauración y de ahí que decidiera mostrar una “actitud de espera” en su Dios. Y es que no había ninguna duda en la mente de Jeremías, que Jehová con el tiempo miraría con misericordia a Su pueblo arrepentido, aunque es cierto que habían sido sumamente humillados en una derrota sangrante…… pero Jehová descendería (por decirlo de alguna manera), de su alta posición en el cielo para recuperarlos de su estado degradado; con esto presente, Jeremías podía consolar su corazón y esperar con paciencia hasta que Jehová actuara a favor de Su pueblo arrepentido. Así que, cuando estemos pasando por una experiencia angustiosa, no deberíamos perder la esperanza, sino que debemos tener presente el hecho de que las pruebas tienen un comienzo y también tienen un final (recuerden ese dicho tan famoso de que “no hay mal que cien años dure…… ni cuerpo que lo aguante”) y que Jehová tiene el poder de reconducir las cosas, al grado que nos puede recuperar incluso hasta de la misma muerte (Hech. 24:15); y es que el Altísimo nunca permitirá que sus siervos fieles sufran indefinidamente junto con las personas que, desobedientemente, no están atentas a Su Palabra. Por esa razón, deberíamos mantener una confiada “actitud de espera” como decidió hacer Jeremías, aguardando con paciencia hasta que Jehová traiga alivio seguro y definitivo; y es que el mismo hecho de que como especie todavía estemos con vida, debería darnos razón para tener esperanza e idea que subyace en las palabras del profeta en cuestión, referidas a la nación de Israel:

Son los hechos de bondad amorosa de Jehová el que no nos hayamos acabado, porque sus misericordias ciertamente no terminan. 23 Son nuevas cada mañana. Es abundante tu fidelidad. 24 Jehová es la parte que me corresponde -ha dicho mi alma-, por eso mostraré una actitud de espera por él.” (Lam. 3:22-24).

Es cierto que en el tiempo de Jeremías la ciudad de Jerusalén con su templo y la tierra de Judá fueron desoladas, siendo muchos los israelitas que perecieron en aquella masacre; pero aun así, hubo muchos sobrevivientes y lo que le dio a Jeremías la seguridad de que Jehová Dios continuaría mostrándole misericordia a su pueblo. Porque si no fuera por la bondad amorosa de Dios y el interés compasivo hacia su pueblo en un futuro, no habría habido ninguna necesidad de dejar sobrevivientes entre los israelitas; de igual manera, Jehová podía haber acabado con Adán y Eva y acabar ahí la cuestión…… pero el Altísimo mostró bondad inmerecida a la humanidad, al permitir que ellos tuvieran descendencia antes de morir y lo que significa que para dicha descendencia tenía un propósito distinto al de la muerte. Así como en el caso de Israel que estamos analizando, de igual modo sus expresiones de misericordia continuarían fluyendo hacia esta descendencia (nosotros) y serían renovadas “cada mañana”, pues el hecho de que la fidelidad de Jehová es abundante nos asegura que se puede depender de sus misericordias, pues estas serían constantes y nunca débiles e ineficaces. Por otra lado y volviendo al Israel antiguo, dado que Este permaneció como la parte que le “correspondía” a su pueblo (a modo de herencia), había buena razón para que ellos continuaran a la espera de un cambio sustancial en las difíciles circunstancias en las que Él había permitido que se hallaran debido a su infidelidad; ahora bien, hemos visto que Jeremías es reincidente en la expresión “actitud de espera” y lo que nos lleva a preguntarnos lo siguiente: ¿qué debería de “caracterizar” a tal espera? Y siendo esto lo que el libro de Lamentaciones nos contesta:

Bueno es Jehová al que espera en él (o que confía en Él), al alma que sigue buscándolo (a pesar de la adversidad del momento). 26 Bueno es que uno espere, aun callado, la salvación de Jehová. 27 Bueno le es al hombre físicamente capacitado llevar el yugo durante su juventud. 28 Que se siente solitario y se quede callado, porque él le ha impuesto algo. 29 Que ponga su boca en el mismísimo polvo. Quizás exista una esperanza. 30 Que dé su mejilla al mismísimo que lo golpea. Que tenga su suficiencia de oprobio.” (Lam. 3:25-30). (Acotaciones nuestras).

Note que aún durante dicho tiempo de aflicción, uno debería continuar esperando en Dios con optimismo por alivio y acercarse más a él (buscarle), al tiempo que debería de ser paciente esperando calladamente o sin quejarse, hasta que el Todopoderoso haya traído la liberación o salvación de la circunstancia del que uno es víctima; por lo tanto, es muy beneficioso el que uno aprenda a sobreponerse de determinado sufrimiento, eso es, aprender a soporta la adversidad con entereza…… pero ¿por qué? Pues porque esto hará que sea mucho más fácil aguantar una posterior experiencia similar o mucho más dura, sin perder la esperanza; el saber que se ha enfrentado a otras dificultades anteriormente y ha salido con éxito de ellas con la ayuda de Dios, le dará una base para reafirmar su esperanza en Él.

Ahora bien, cuando una persona se ve sometida a un “yugo” de aflicción, esta no debería estar corriendo por todas partes expresando sus quejas y justificando su actitud, como intentó Job en su momento y dando a entender con ello, que uno no es merecedor de semejante sufrimiento (somos tendentes a justificarnos, en lugar de reconocer nuestros errores) y acabando, inevitablemente, por culpar a Dios de las desdichas de uno…… por lo que más bien lo que se debería de hacer y como señala Jeremías, es “sentarse solitario” o no alborotar contando a unos y a otros sus penares, sino permanecer callado. Dicho de manera figurada, debería postrarse con su boca en el mismísimo polvo y que no significa otra cosa que el que uno se somete humildemente a las pruebas que Dios ha permitido que experimente y espera con optimismo la liberación venidera. Porque si bien es cierto que el Altísimo con cosas malas no nos somete a prueba (Sant. 1:13), no es menos cierto que muchas veces permite dichas adversas circunstancias para disciplinarnos en justicia, como ocurrió en el caso de Israel.

Otro punto vital que debemos recordar cuando experimentemos una situación adversa, es que esta puede ser provocada por el hombre, provocada por errores propios o, en último extremo, provocada por la propia imperfección que caracteriza al ser humano. En el primer caso, tenemos el hecho de que Dios no aprueba las cosas que un tercero nos pueda causar a aquellos que confiamos en Él; sin embargo, si puede el Altísimo permitir que ciertas cosas nos aflijan en un momento determinado y por la directa acción del hombre en contra de uno, aun cuando no es de Su agrado el que esto suceda y tal como se nos muestra en las siguientes palabras del libro de Lamentaciones:

Porque Jehová no seguirá desechando hasta tiempo indefinido. 32 Porque aunque haya causado desconsuelo, también ciertamente mostrará misericordia conforme a la abundancia de su bondad amorosa. 33 Porque no de su propio corazón ha afligido ni desconsuela a los hijos de los hombres. 34 El aplastar debajo de los pies de uno a todos los prisioneros de la tierra, 35 el desviar el juicio de un hombre físicamente capacitado delante del rostro del Altísimo, 36 el torcer a un hombre en su causa judicial, no lo ha aprobado Jehová mismo.” (Lam. 3:31-36).

En el caso de los infieles israelitas, Jehová Dios les permitió sufrir una terrible experiencia a manos de los babilonios, pues los desechó hasta el grado de permitir que fueran llevados al exilio y Su propio templo destruido; no obstante, lo hizo con un buen propósito en mira, a saber, llevar a un arrepentimiento a los sobrevivientes y que les permitiera alcanzar de nuevo Su favor, pues de no haber actuado en la forma que lo hizo estos habrían seguido por el mismo derrotero que les llevó a ser castigados y quizás, con el tiempo, sin posibilidad ya de arrepentimiento alguno. Pero ello no significaba que los autores de dicha felonía, en este caso los babilonios, quedaran sin castigo por haber actuado contra el pueblo de Dios, según leemos a continuación:

Tú les devolverás un tratamiento, oh Jehová, conforme a la obra de sus manos. 65 Tú les darás la insolencia de corazón, tu maldición a ellos. 66 Seguirás tras ellos con cólera y los aniquilarás de debajo de los cielos de Jehová.” (Lam. 3:64-66).

Sin embargo, para con un resto del pueblo Jehová mostraría misericordia ya que no sintió ningún placer en castigarlos, ni fue el deseo de su corazón causarles desconsuelo y aflicción al entregarlos en manos de sus enemigos; Jehová no apoyó tampoco el terrible trato que estos dieron a su pueblo, pues Él no miraba con aprobación a aquellos hombres que oprimían a los prisioneros de guerra y a los que negaban sus derechos dados por Dios, como era en el caso de los babilonios. Por consiguiente, cuando alguien esté sometido a dificultades severas, generalmente provocadas por la maldad y egoísmo del hombre, no debe culpar a Dios por las mismas, pues el Altísimo no aprueba la opresión ni la violencia de este y siendo que al fin y al cabo, ellos tendrán que responderle por sus hechos malos (2 Tes. 1:6-9). No obstante y como ya hemos ido apuntando, los problemas pueden venir de otra parte, pues la gente pudiera causarse sufrimiento a sí misma por sus propios errores, pues de hecho fueron los propios israelitas quienes dieron la espalda a Jehová Dios, rechazando su cuidado protector…… por lo que Él y con justicia, los abandonó a manos de sus enemigos; de modo que no tenían base alguna para quejarse respecto a lo que les había sobrevenido y circunstancia que se enfatiza en la siguiente pregunta formulada por el profeta:

¿Cómo puede un hombre viviente entregarse a quejas, un hombre físicamente capacitado, a causa de su pecado?” (Lam. 3:39).

Como no hay razón alguna para quejarnos, cuando el problema está causado por nuestra propia impericia; por lo que en vez de quejarnos, deberíamos seguir el consejo dado a los israelitas, en el sentido que deberían de haber regresado a Jehová con arrepentimiento, apelando a su misericordia y como posteriormente así fue, pues esto es lo que leemos:

De veras escudriñemos nuestros caminos y explorémoslos y volvámonos, sí, hasta Jehová. 41 Levantemos nuestro corazón junto con las palmas de nuestras manos a Dios en los cielos: 42 Nosotros mismos hemos transgredido y nos hemos portado rebeldemente. Tú mismo no has perdonado.” (Lam. 3:40-42).

En efecto, no era tiempo para quejarse, sino un tiempo para que examinaran cuidadosamente sus caminos, su derrotero en la vida o conducta y para meditar en lo que ello había resultado; más bien que continuar en sus propios caminos para perjuicio propio, debían regresar a Jehová y obedecer sus mandatos de buena gana, pues con simples expresiones exteriores de arrepentimiento (el meramente levantar las palmas de las manos en oración) no era suficiente, sino que era necesario que se arrepintieran sinceramente de sus transgresiones dentro de su corazón…… y forma de actuar que nos aplica a todos. Así que, cuando se experimentan dificultades, lo que uno tiene que hacer es examinar su derrotero en la vida y preguntarse: ¿me he acarreado problemas yo mismo, debido a que paso por alto las normas divinas? Si así es, entonces no hay base para culpar al Altísimo sino que, más bien, deberíamos mostrar que nos hemos beneficiado de la justa disciplina recibida (Prov. 3:11-12), mediante abandonar el derrotero incorrecto y volvernos a Dios con arrepentimiento; y si por otra parte, nos hemos esforzado por llevar una vida recta y aun experimentamos aflicción causada por terceros, no debemos olvidar que Dios no aprueba lo que los inicuos hagan en contra de aquellos que deseamos servir a Dios y que en su momento les devolverá la “moneda” (Rom. 12:19)…… mientras tanto, deberíamos someternos humildemente a las difíciles circunstancias que estamos atravesando, esperando con paciencia y sin quejarnos hasta que Jehová Dios traiga alivio.

Pero ahora entraremos en otro apartado y que tiene que ver con el hecho de que no siempre las adversidades a las que tenemos que enfrentar, son producto de terceros o como consecuencia de nuestros propios errores, sino de algo a lo que no podemos poner remedio definitivo por nuestros propios medios; no olvidemos y este es el punto al que queríamos llegar, que ya llevando todo lo dicho hasta el momento a un nivel más general, eso es, a la humanidad como un todo, habría que aceptar que las cosas que le acontecen a esta tienen que ver con su imperfección, derivada del pecado del primer hombre y que finalmente resulta en la muerte del ser humano. Ahí tenemos, por ejemplo, enfermedades tremendas que se llevan la vida de personas queridas y sin tener en cuenta la edad que estas puedan tener y lo que nos sume en una situación de impotencia y desesperación profundas, que lleva a la persona a preguntarse cómo puede Dios permitir semejante cosa…… y cuando no, a culparle de ello. Y es que dado que el hombre no fue hecho para morir, la muerte de un ser humano y por milenios, continúa siendo un trauma brutal al que este no se ha podido acostumbrar; sin embargo y una vez más, ahí está de nuevo nuestro Creador para sacarnos “las castañas del fuego” de un hecho ante el que, como ya hemos señalado, estamos totalmente indefensos e impotentes y como resulta ser la muerte, pues esto es lo que leemos en las Escrituras y a modo de esperanzador mensaje:

Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que ejerce fe en él no sea destruido, sino que tenga vida eterna.” (Juan 3:16).

Y esperanzador mensaje que nos estimula a “esperar en Jehová” para la solución a esta traumática ocurrencia que es la muerte y en definitiva del pecado, que es lo que la causa, pues el propósito divino es que gocemos de “vida eterna” y no el que tengamos que morir, de enfermedad grave o accidente mortal (pues ya las Escrituras -Ecl. 9:11- nos advierten de dicha posibilidad, al decirnos que “el tiempo y el suceso imprevisto les acaecen a todos”) en plena juventud; aunque, lamentablemente, sabemos de entrada que todos tenemos que pasar por ahí al final de nuestra trayectoria en esta tierra, como causa de la vejez y consecuente cese de nuestras fuerzas vitales, lo que nos lleva finalmente y en definitiva, a la muerte. Por lo que la vida y visto desde nuestra perspectiva, no es más que lo que conocemos hasta el momento, eso es, nacer, crecer, envejecer y todo ello en medio de sufrimientos, dolor y penalidades, para finalmente morir o dejar de existir como entes vivos, volviendo con ello al lugar del que fuimos sacados y según se nos señala en el libro sagrado:

Y a Adán dijo: “Porque escuchaste la voz de tu esposa y te pusiste a comer del árbol respecto del cual te di este mandato: “No debes comer de él”, maldito está el suelo por tu causa. Con dolor comerás su producto todos los días de tu vida. 18 Y espinos y cardos hará crecer para ti y tienes que comer la vegetación del campo. 19 Con el sudor de tu rostro comerás pan hasta que vuelvas al suelo, porque de él fuiste tomado. Porque polvo eres y a polvo volverás.” (Gén. 3:17-19).

Porque antes de ser creado, Adán como ser vivo sencillamente no existía, pues los átomos que conformaron su cuerpo formaban en un principio parte del polvo de la tierra…… el mismo polvo que pisan nuestros pies a día de hoy; luego a lo que volvemos los seres humanos y sin más perspectiva ante nosotros, es a permanecer eternamente en esa inexistencia de la que provino el primer ser humano. Pero Jehová puso ante este la posibilidad de reconducir la situación, eso es, el recobrar la vida eterna, siempre y cuando el hombre “esperara en Él” y algo que no basta con afirmarlo, sino que hay que demostrarlo con hechos; porque recordemos que lo que hemos leído en el libro de Lamentaciones y en palabras de Jeremías, es algo parecido a esto:

De veras escudriñemos nuestros caminos (a la luz de las Escrituras) y explorémoslos y volvámonos, sí, hasta Jehová. 41 Levantemos nuestro corazón junto con las palmas de nuestras manos a Dios en los cielos; 42 Nosotros mismos hemos transgredido y nos hemos portado rebeldemente. Tú mismo no has perdonado.” (Lam. 3:41-42). (Acotación nuestra).

Si analizamos con atención este pasaje (y aunque ya hemos hablado de ello, lo repetimos para énfasis), notaremos que para conseguir el favor de Dios, uno tiene que escudriñar sus “caminos” y efectuar un volverse a Este, no con una actitud superficial (el equivalente a “levantar las palmas de las manos” en actitud suplicante a Jehová Dios) y como un mero formulismo, sino con un sincero deseo de corazón de cambiar en aquello que no le es del agrado a Este; porque si bien es cierto que nuestro Creador ha prometido que nos va a devolver a nuestros seres queridos mediante la resurrección, no es menos cierto que estaríamos hablando y en sentido figurado, de una moneda que tienen dos caras…… pero veamos un ejemplo de lo que pretendemos señalar: Imaginemos un caso extremo y como podría ser una familia que por un accidente mortal (el suceso imprevisto) o por una enfermedad incurable (consecuencia de la imperfección humana), pierde a uno de sus miembros en la flor de su juventud; bien, ya hemos dicho que Jehová Dios nos promete que va a revertir dicha situación, devolviéndonos a la persona en cuestión mediante la resurrección, pues esto es lo que nos dijo el propio Hijo de Dios:

No se maravillen de esto, porque viene la hora en que todos los que están en las tumbas conmemorativas oirán su voz (o su nombre en la voz de Jesucristo, como en el caso de Lázaro) 29 y saldrán, los que hicieron cosas buenas a una resurrección de vida, los que practicaron cosas viles a una resurrección de juicio.” (Juan 5:28-29). (Acotación nuestra).

Luego esa persona perdida en la flor de su juventud y mediante la resurrección, volverá a estar entre nosotros y podrá abrazar a sus padres y demás familiares, luego estaríamos hablando de una separación temporal y no definitiva…… pero esta, la resurrección de esa persona, es una de las dos caras de la moneda mencionada, luego veamos cual es la otra. Y esta otra tiene que ver con el esfuerzo que hagan los dolientes que lloran la muerte de la persona en cuestión, pues estos también tienen que poner de su parte para poder estar presentes en el momento de dicha resurrección y propiciar así, el encuentro entre ellos y su ser querido; pero para entender lo que está envuelto en el asunto, tenemos que averiguar cuando se producirá dicha resurrección y que dicho sea de paso, no se va a tardar.

Notemos que lo que nos dijo Jeremías, es que tiene que haber un “volverse” a Jehová y lo que implica el tener una relación con Él por el medio o conducto apropiado, eso es, adorándole como Este quiere que se haga y no como nosotros entendemos que hay que hacerlo; recordemos que los israelitas en el desierto y poco después de su liberación de la esclavitud en Egipto, celebraron “una fiesta a Jehová” (Éxo. 32:5) y que acabó con la muerte de más de tres mil personas, como castigo divino: sencillamente, no adoraron a Dios como este dice que hay que hacerlo, sino como ellos querían hacerlo, eso es, mediante la imagen de un becerro de oro. Hecho que nos señala y dado que “las cosas escritas en tiempo pasado, fueron escritas para nuestra instrucción” (Rom. 15:4), la imperiosa necesidad de adorar a Dios desde un posición correcta según Su punto de vista y lo que está estrechamente relacionado, con la clase de religión con la que cada uno se asocia; y forma de adoración, que Jesús dejó perfectamente delimitada:

No obstante, la hora viene y ahora es, en que los verdaderos adoradores adorarán al Padre con espíritu y con verdad, porque, en realidad, el Padre busca a los de esa clase para que lo adoren. 24 Dios es un Espíritu y los que lo adoran tienen que adorarlo con espíritu (eso es, sin utilización de imágenes) y con verdad.” (Juan 4:13-24). (Acotación nuestra).

Entonces si usted está asistiendo a una iglesia que tiene imágenes como “ayuda” para la adoración, usted sabe que ahí hay algo no funciona; o si las enseñanzas que le llegan de su iglesia, no se ajustan a lo dicho en las Escrituras, tiene que sospechar que algo está fallando ahí, pues según Jesús, solo la Palabra de Dios “es la verdad” (Juan 17:17). Por ello y cuando Jehová, mediante su Hijo Jesucristo nos dio la Revelación o Apocalipsis, ya nos advirtió acerca de la existencia de un imperio mundial de religión falsa que no tenía su aprobación y por lo que sería destruido, al tiempo que lo serían también sus seguidores y del que nos teníamos que apartar, mediante estas palabras:

Y oí otra voz procedente del cielo decir: “Sálganse de ella, pueblo mío, si no quieren participar con ella en sus pecados y si no quieren recibir parte de sus plagas”.” (Rev. 18:4).

Por lo que volviendo el ejemplo familiar antes citado, si bien la persona finada volverá a la vida en su momento, las personas envueltas en el asunto y si no hacen los arreglos necesarios para ello, no estarán presentes cuando se produzca dicha resurrección; y que por hacer los “arreglos necesarios”, se entiende la necesidad de averiguar si la religión en la que están asociadas tiene la aprobación de Dios o no…… y si es no, recuerden que Jeremías nos recomienda el “volvernos a Jehová” (Lam. 3:40). Pensemos que estamos a “puntito” de entrar en los siete últimos años del mundo como lo conocemos y que serán seguidos por el establecimiento del reino de Dios, periodo de tiempo en el que dará inicio la mencionada resurrección de los muertos; si además tenemos en cuenta que los tres años y medio últimos de ese cómputo de siete, serán ocupados por la llamada “gran tribulación” y en la que no habrá ya posibilidad de cambiar de “chip”, resulta que solo tenemos los primeros tres años y medio (y eso está al caer, repetimos) en los cuales se llevará a cabo la gran predicación anunciada en Mat. 24:14, como ayuda al “personal” para enderezar las respectivas relaciones con nuestro Supremo Hacedor.

Entonces, si uno es católico, TJ, adventista, mormón, bautista, etc. etc. etc., tiene que empezar a dar pasos en el sentido de averiguar si su forma de adoración tiene la aprobación de Dios y que de no ser así (y de hecho no lo es), no puede permanecer dentro de la misma ni un minuto más y prescindiendo de los muchos problemas que ello le cause, pues de lo contrario estaría oponiéndose a un mandato expreso dado por el propio Creador y en consecuencia, actuando en rebeldía contra Él; y aunque es cierto que esos “reajustes” en su forma de adoración, repetimos, conllevarán esfuerzo y sacrifico, no es menos cierto que si uno quiere volver a reunirse con sus seres queridos arrebatados por la muerte, tiene que hacer cambios en su forma de adorar a Dios, para que pueda realmente mantener una “actitud de espera” en Jehová con resultados de éxito, eso es, estar en el lugar adecuado en el momento oportuno.

Y que Este y como ya hemos señalado, devolverá a los muertos a la vida mediante la resurrección, es algo que no admite duda alguna puesto que “para con Dios, ninguna declaración será una imposibilidad” (Luc. 1:37)…… ya otra cosa, es que uno no pueda estar allí para disfrutar ese momento, por haber sido destruido en la “gran tribulación” al no obedecer el mandato divino de apartarse de la adoración falsa. Por lo tanto, ese tiempo sublime de la reunión con nuestros seres queridos que nos han sido arrebatados por la muerte, es cosa de dos: Jehová por una parte y nosotros por la otra…… y Él no fallará, luego ¿fallaremos nosotros, por no habernos atrevido a dar el paso de abandonar una forma de adoración que es falsa y que a Dios le repugna? Y con el agravante de que si usted que lee esto, está en esta situación de pertenencia a algún tipo de denominación religiosa de corte humano (repetimos la idea de que todas lo son), sepa que a partir de este momento tiene que darse por enterado y por ello, lo que tarde en tomar acción al respecto ya le “cuenta” como actitud de desobediencia hacia su Creador…… luego la cosa es muy seria.

En el bien entendido y ya se lo advertimos por adelantado y para que no se lleve a engaño, que no existe a día de hoy y dentro de la llamada “cristiandad”, denominación alguna que tenga la aprobación de Dios, aunque todas digan lo contrario, eso es, que cada una de ellas afirme ser la religión “verdadera”; pues ésta, la mencionada “cristiandad” y con todo su conjunto de distintas “iglesias” o formas de cultos (católicos, adventistas, testigos de Jehová, mormones, etc.), no es más que una parte del imperio mundial de religión falsa e identificado en las Escrituras como “Babilonia la Grande, la madre de las rameras” (Rev. 17:5) y del que nuestro Creador nos insta a salirnos de inmediato. Por lo tanto, si usted es una de las muchas personas que se encuentran en la situación que hemos usado como ejemplo, eso es, si llora la pérdida de un ser querido y desea volver a verlo pronto, lo prudente es que empiece a dar los pasos requeridos que le permitan mantener una “actitud de espera” en Jehová; y dado que, como hemos dicho, ese período de siete años por venir ya lo tenemos prácticamente encima, hágase a la idea de que ha emprendido un viaje hacia un destino que le llevará a encontrarse de nuevo con su ser querido, a la manera de aquél que toma un avión desde cualquier punto del planeta, para reunirse en el lado opuesto del mismo con alguien amado: sabe que si bien el trayecto es largo y duro en ocasiones, vale la pena hacerlo por lo que hay al final del este.

Y entendemos que el hacer uno ajustes en su forma de relacionarse con Dios (eso es, apartarse de la organización religiosa a la que se pertenece) no es nada fácil, pues los autores de este blog en su momento pasamos por ello al tener que decidir qué hacer, cuando nos dimos cuenta que la organización a la que pertenecíamos (TJ) no era “la verdadera” y según nos juraban y perjuraban su dirigentes. Pero como dice la leyenda que encabeza este artículo, si bien el “esperar en Dios” no es lo más fácil, si es lo más seguro…… por lo que ahora es usted, el que tiene que tomar una decisión.

MABEL

Anuncios

¿CÓMO PUEDE SER, QUE A LOS “ANCIANOS” DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ, SE LES HAYA “ESCAPADO” ESTO?

Posted in Uncategorized with tags , , , , , , , , on 16/03/2014 by Armando López Golart

tjSi ustedes siguen este blog, sabrán que nunca hemos destacado por ser demasiado beligerantes con dicha organización y a la que pertenecimos por muchos años, pues con decir que es una más de entre las falsas religiones de la cristiandad existentes en la actualidad, está todo dicho y prescindiendo de lo que ellos digan de sí mismos…… por otra parte, nada que no digan otras denominaciones religiosas sobre sí mismas, eso es, que son la religión “verdadera”. Por lo tanto, nada nuevo bajo el Sol y que queda perfectamente evidenciado por los errores que cometen todas y cada una de esas distintas denominaciones, que quedan en ridículo cuando lo que enseñan se contrasta con lo que dice el registro escritural y en el que dicen apoyarse.

Uno de estos errores garrafales, lo cometen los TJ con respecto de su catastrófica aplicación de la profecía de las 70 semanas de Daniel y profecía fundamentalísima, por otra parte, para averiguar dónde estamos situados en la corriente del tiempo, eso es, lo cercano del reino de Dios. Porque recordarán ustedes, queridos lectores, que en este blog hemos dado bastante atención últimamente a dicho tema y en donde destaca el artículo publicado el 29/12/13 y en el que nos preguntábamos cuán cerca estamos del cumplimiento de Dan. 9:27, o en su defecto, uno más reciente en el que teorizábamos con la posibilidad de que dicha profecía se cumpliera en este próximo verano y publicado el día 11 del pasado mes de Febrero…… siendo dicho artículo y en cierto aspecto, complementario del primero mencionado. Luego si contrastamos lo que dicen los TJ con respecto de lo que leemos en dicha profecía bíblica (importante donde las haya, repetimos, pues tiene que ver con los siete últimos años del mundo tal como lo conocemos y a ser sustituido por el reino de Dios), veremos lo disparatado de su planteamiento y que, repetimos, no entendemos como sus “ancianos” no han reparado en ello…… máxime cuando para hacerlo, no hace falta tener mucho conocimiento bíblico y que se les presupone a dichos personajes, sino solo el saber leer con un mínimo de corrección y que también se les tendría que presuponer; pero veamos en primer lugar, que se lee en dicha porción escritural y según lo vierten esos señores en su propia versión de las Escrituras, eso es, la TNM:

Hay setenta semanas que han sido determinadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad, para poner fin a la transgresión y para acabar con el pecado y para hacer expiación por el error y para introducir la justicia para tiempos indefinidos y para imprimir un sello sobre visión y profeta y para ungir el Santo de los Santos.

25 Y debes saber y tener la perspicacia de que desde la salida de la palabra de restaurar y reedificar a Jerusalén hasta Mesías el Caudillo, habrá siete semanas, también sesenta y dos semanas. Ella volverá y será realmente reedificada, con plaza pública y foso, pero en los aprietos de los tiempos.

26 Y después de las sesenta y dos semanas Mesías será cortado, con nada para sí. Y a la ciudad y al lugar santo el pueblo de un caudillo que viene los arruinará. Y el fin del tal será por la inundación. Y hasta el fin habrá guerra; lo que está decidido es desolaciones.

27 Y él tiene que mantener el pacto en vigor para los muchos por una semana; y a la mitad de la semana hará que cesen el sacrificio y la ofrenda de dádiva. Y sobre el ala de cosas repugnantes habrá el que cause desolación; y hasta un exterminio, la misma cosa que se ha decidido irá derramándose también sobre el que yace desolado.” (Dan. 9:24-27).

Decir de entrada, que se está haciendo referencia al “pueblo” de Daniel y que era el pueblo hebreo y sobre la “santa ciudad”, que no era otra que la ciudad de Jerusalén, lo que convierte a Israel en el “reloj” profético de Dios y de ahí, la vital importancia de dicha profecía bíblica en nuestros tiempos.

Fijémonos, por otra parte, que las 70 semanas determinadas nos son mostradas en tres fracciones o períodos de tiempo, eso es, 7+62+1=70 y lo que significa, según los entendidos y los hechos conocidos así lo avalan, que no tendrían por qué ser períodos de tiempo correlativos; y puesto que sabemos por la cronología bíblica que las dos primeras fracciones sí fueron prácticamente correlativas, ello solo puede significar que la tercera fracción no sería correlativa con la segunda (de lo contrario no tendría sentido lo de presentar dicha cantidad en fracciones) y por tanto, existiría entre ellas un tiempo intermedio y al que el propio Jesús identificó como “los tiempos señalados de las naciones” (Luc. 21:24). Resumiendo, que con la muerte del Mesías al final del segundo período compuesto de 62 semanas, se llegaba al cómputo de 69 semanas (7+62=69) y a partir de lo cual se abría un paréntesis hasta el inicio de la semana 70 y última del período total decretado por el Altísimo; que ello es así como se lo decimos, queda probado por lo que nos cuenta la profecía que tenía que ocurrir en esa final semana 70 y que no ocurrió en el I siglo…… pero antes, veamos lo que dicha organización enseña acerca de dicha profecía, según lo que nos explicaban en un libro publicado el 1.999, bajo el título de “Prestemos atención a las profecías de Daniel” y en donde en el capítulo 11, bajo el subtítulo “Se revela el tiempo de la llegada del Mesías” se nos habla de dicha profecía en concreto y del que citaremos solo los párrafos 23-24 y 26 (por aquello de abreviar un poco), donde se lee lo siguiente:

23 ¿Qué habría de lograrse durante la septuagésima semana? Gabriel indicó que el período de “setenta semanas” se había determinado “para poner fin a la transgresión, y para acabar con el pecado, y para hacer expiación por el error, y para introducir la justicia para tiempos indefinidos, y para imprimir un sello sobre visión y profeta, y para ungir el Santo de los Santos”. Para que esto se consiguiera, “Mesías el Caudillo” tendría que morir. ¿Cuándo? Gabriel dijo: “Después de las sesenta y dos semanas Mesías será cortado, con nada para sí. […] Y él tiene que mantener el pacto en vigor para los muchos por una semana; y a la mitad de la semana hará que cesen el sacrificio y la ofrenda de dádiva” (Daniel 9:26a, 27a). El momento crítico llegaría “a la mitad de la semana”, es decir, a mediados de la última semana de años.

24 El ministerio público de Jesucristo se inició en los últimos meses de 29 E.C. y se extendió tres años y medio. Tal como se había profetizado, Cristo fue “cortado” a principios de 33 E.C., cuando murió en un madero de tormento y de ese modo entregó su vida como rescate por la humanidad (Isaías 53:8; Mateo 20:28). Los sacrificios animales y las ofrendas de dádiva que la Ley prescribía, dejaron de ser necesarios cuando el resucitado Jesucristo presentó en los cielos a Dios el valor de su vida humana sacrificada. Aunque los sacerdotes judíos siguieron efectuando ofrendas hasta la destrucción del templo de Jerusalén, en el año 70 E.C., Dios ya no aceptaba esos sacrificios. Los había reemplazado un sacrificio mejor, uno que nunca tendría que repetirse. El apóstol Pablo escribió: “[Cristo] ofreció un solo sacrificio por los pecados perpetuamente […]. Porque por una sola ofrenda de sacrificio él ha perfeccionado perpetuamente a los que están siendo santificados” (Hebreos 10:12, 14).”

26 Por lo tanto, Jehová abolió el pacto de la Ley en 33 E.C., por medio de la muerte de Cristo. ¿Por qué se dijo, entonces, que el Mesías “mantendría el pacto en vigor para los muchos por una semana”? Porque mantuvo en vigor el pacto abrahámico. Hasta el final de la septuagésima semana, Dios siguió concediendo las bendiciones de ese pacto a la prole hebrea de Abrahán. Pero cuando concluyeron las “setenta semanas” de años en 36 E.C., el apóstol Pedro predicó a un italiano devoto llamado Cornelio, a la casa de este y a otros gentiles. A partir de aquel día, las buenas nuevas empezaron a declararse a la gente de las naciones (Hechos 3:25, 26; 10:1-48; Gálatas 3:8, 9, 14).” (Negritas nuestras).

Luego según los TJ, dicha profética “semana 70” ya se cumplió en el primer siglo, eso es, que siguió correlativa a las 62 semanas que culminaron con la aparición y muerte del Mesías y con lo que de entrada, ya se nos presenta un problema: acontecimientos señalados para ese período de tiempo y que, como hemos señalado, no se cumplieron en el I siglo (como es público y notorio desde la perspectiva actual), como la aparición del “anticristo” por un lado, la de los “dos testigos” y que por espacio de 1260 días (Rev. 11:3) tienen que llevar a cabo la predicación de Mat. 24:14 y a la que sigue inmediatamente a su conclusión, “el fin” del sistema inicuo de cosas mediante la “gran tribulación” de Rev. 7:14 y con lo que resulta que para los TJ no existen tales eventos. Porque dichos sucesos, están por ocurrir dentro del tiempo comprendido en dicha semana 70 y con ello y al final de la misma, la instauración del reino de Dios…… por lo que si ya no hay semana 70 para los TJ, puesto que según enseñan esos señores dicho periodo de tiempo ya se cumplió hace cerca de 2.000 años, solo usando un poco de lógica tenemos que concluir que tampoco hay establecimiento del reino de Dios, dado que dicho evento es consecutivo secuencialmente a la mencionada “gran tribulación” y que se desata precisamente en la segunda mitad de dicha profética semana 70 y que los TJ dan por concluida en el siglo I. Ahora bien…… ¿es eso lo que nos dicen las Escrituras?

Obviamente no, pues queda claro que entre esa semana 69 y que finalizó con la aparición del Mesías , hasta el comienzo de la semana 70 y que aún no ha iniciado, hay un período de tiempo intermedio que como ya hemos señalado, tenía que ver con “los tiempos de los gentiles” mencionados. Ello queda probado por un dato pasado por alto por muchos, como es el hecho de que Jesús murió dentro de ese período conocido como de “los tiempos señalados de las naciones” y algo que comprobamos si leemos con atención Dan. 9:25-26 a:

Y debes saber y tener la perspicacia de que desde la salida de la palabra de restaurar y reedificar a Jerusalén hasta Mesías el Caudillo, habrá siete semanas, también sesenta y dos semanas. Ella volverá y será realmente reedificada, con plaza pública y foso, pero en los aprietos de los tiempos.

26 Y después de las sesenta y dos semanas, Mesías será cortado con nada para sí.”

Y “Mesías el Caudillo” apareció, cuando Jesús fue bautizado y reconocido publicamente por Jehová Dios como Su Hijo, según se nos relata en el pasaje de Mat. 3:16-17:

Después que Jesús fue bautizado, inmediatamente salió del agua; y, ¡mire!, los cielos se abrieron y él vio descender como paloma el espíritu de Dios que venía sobre él. 17 ¡Mire! También hubo una voz desde los cielos que decía: “Este es mi Hijo, el amado, a quien he aprobado.”

Fue en ese preciso momento, que se cumplieron esas 62 semanas de años, por lo que todo lo que ocurrió después, ocurrió fuera de los límites del tiempo establecido por Jehová y con la última semana profética aún en el futuro; recordemos, que hemos leído que Jesús murió “después” de cumplidas las 62 semanas del segundo período de tiempo establecido por el Altísimo…… luego y como ya hemos señalado, Jesús murió ya dentro del período de tiempo de dominio de los gentiles o naciones. Prueba de ello, es lo que leemos en Dan. 9:24 y donde se nos habla de lo que tiene que ocurrir al finalizar ese período de 70 semanas decretado por el Dios Altísimo y que los hechos actuales, sin lugar a duda alguna, muestran que dicho período aún no se ha completado; veamos:

Hay setenta semanas que han sido determinadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad, para poner fin a la transgresión y para acabar con el pecado, para hacer expiación por el error y para introducir la justicia para tiempos indefinidos y para imprimir un sello sobre visión y profeta (o sea, el cumplimiento de todas las profecías) y para ungir el Santo de los Santos (eso es, Jesucristo tomando posición de su reino).” (Acotaciones nuestras).

Es obvio y como hemos dicho, que las circunstancias actuales del mundo en el que vivimos, nos muestran claramente que eso no se produjo en el I siglo, ni en los 20 siguientes y lo que claramente nos indica que dicha semana 70 aún está en el futuro…… sirva como ejemplo, el hecho de que los eventos proféticos mencionados en el libro de Revelación o Apocalipsis, todavía no se han producido; ahora bien ¿cómo ha llegado esa organización de enseñar el brutal disparate, de que dicho período se cumplió en tiempos de Jesús? Pues ¡asómbrense ustedes!: por no saber ni leer lo que ellos mismos dicen en su propia traducción de las Escrituras; que ello es así como lo decimos nosotros, queda claro cuando se analiza lo que se nos dice acerca de esta última semana de años:

Y después de las sesenta y dos semanas Mesías será cortado, con nada para sí. Y a la ciudad y al lugar santo el pueblo de un caudillo que viene los arruinará. Y el fin del tal será por la inundación. Y hasta el fin habrá guerra; lo que está decidido es desolaciones.

27 Y él tiene que mantener el pacto en vigor para los muchos por una semana; y a la mitad de la semana hará que cesen el sacrificio y la ofrenda de dádiva.” (Dan. 9:26-27).

Ahora bien: fíjense que en la porción que hemos transcrito del libro “Prestemos atención a las profecías de Daniel” y que encontramos en el párrafo 23, ellos citan de dicho pasaje, pero transcrito de la siguiente manera:

Después de las sesenta y dos semanas Mesías será cortado, con nada para sí. […] Y él tiene que mantener el pacto en vigor para los muchos por una semana; y a la mitad de la semana hará que cesen el sacrificio y la ofrenda de dádiva.” (Daniel 9:26a, 27a).”

Luego noten que la parte b del verso 26, está incomprensiblemente sustituida por un paréntesis con puntos suspensivos, bien porque no lo consideran interesante, o bien con la intención de engañar al “personal” y que es lo que nos barruntamos los autores de este blog, pues expuesto de esa manera, uno es inducido a creer que el personaje “él” mencionado al inicio de verso 27 es, efectivamente, el Mesías del que se nos habla en el verso anterior. Sin embargo, es en esa parte omitida en donde está la clave que nos muestra que ese personaje “él” con que inicia el verso 27, no puede de ninguna manera ser Jesucristo y por lo que en esa porción de la profecía, se nos está dirigiendo a un tiempo aún en el futuro distante. Que eso es tal como nosotros lo planteamos, queda claro cuando leemos con la debida corrección esa parte b del versículo 26 y razonamos con lógica y sentido común sobre lo leído:

Y a la ciudad y al lugar santo, el pueblo de un caudillo que viene los arruinará. Y el fin del tal será por la inundación. Y hasta el fin habrá guerra; lo que está decidido es desolaciones.”

Lo que aquí leemos, es que “el pueblo” (como etnia), de un caudillo “que viene” (dicho caudillo pertenecería a dicho pueblo), eso es, que dicho “caudillo” aún no estaba presente en el momento que su “pueblo” de procedencia, llevó a cabo el arruinamiento de Jerusalén y su Templo, algo que ocurrió en el año 70 de nuestra era…… luego la primera cuestión que prueba la fiabilidad de nuestra afirmación, es la siguiente: ¿qué pueblo fue el que destruyó Jerusalén y su templo en el año 70? Obviamente no fue el pueblo hebreo y al que pertenecía el Caudillo Mesías, sino como nos explica la historia, fueron las legiones romanas (formadas por nativos de las naciones alrededor de Israel, eso es, árabes y para entendernos) al mando del general Tito…… y segunda cuestión: si eso ocurrió en el año 70, eso es, 37 años después de la muerte del “Mesías” y dicho “caudillo” aún no había aparecido, obviamente no podemos estar hablando de Jesús.

Queda entonces claro, que la enseñanza de los TJ con respecto de la profecía de las 70 semanas de Daniel es un puro disparate y que se mantiene en vigor, sencillamente porque los que la enseñan no saben siquiera leer…… y con ello, no estamos diciendo que el “esclavo” o la clase dirigente más elevada de dicha secta, no conozcan que han “metido la gamba hasta el corvejón”, pues esos altos dirigentes lo que hacen es continuar con el “tinglado” que se tienen montado y que les da pingües beneficios, aguantando mientras haya tontos que les vayan haciendo ricos o al menos, que les permitan continuar viviendo del “cuento”. Y lo que aplica y en orden jerárquico descendente, desde el presidente de dicho fraudulenta organización, hasta a los superintendentes de circuito y que todos cobran por hacer su trabajo; ahora bien ¿por qué entonces, hemos puesto nosotros en el punto de mira, en los “ancianos” que dirigen las distintas congregaciones locales de dicha organización y que son los únicos que no cobran un céntimo?

Pues porque son los verdaderos responsables de dicho desaguisado y por ello, los más miserables de todos; porque mientras los anteriores al menos sacan beneficio económico y viven tan ricamente de ello, estos se venden por esa pequeña cuota de poder o “galoncito” que les concede la organización sobre sus compañeros de congregación y mediante la cual, pueden arruinar la vida de una persona, con solo decidir si debe ser expulsada o no…… y eso da mucho poder y el respeto temeroso del “personal”; algo que los autores de este blog, conocemos en primera persona, si bien es cierto que nunca agradeceremos bastante a Jehová, el que nos hubiera sacado de ese antro diabólico. Por eso y en nuestros artículos de crítica a dicha organización, siempre hemos dirigido fundamentalmente esta, no a los miembros de su base militante, en su gran mayoría formada por personas de pocas luces, pero que destacan por su bondad y deseo sincero de servir a Dios, sino a esos personajes que los dirigen llamados “ancianos” y en los que confían ciegamente; ahora bien ¿sobre qué está fundada nuestra inquina en contra de esos personajes?

Obviamente, no por nuestra personal experiencia, pues lejos de guardarles rencor, les estamos más que agradecidos de que nos echaran de dicha secta; luego para encontrar la verdadera razón que nos motiva a ello, tendríamos que averiguar las cualidades que, según Pablo, les son exigidas a cada uno de esos personajes en 1 Tim. 3:2 y entre las que destaca, el estar “capacitado para enseñar”. Y mal se puede estar capacitado para enseñar, si no se sabe leer correctamente un texto escrito y algo demasiado común entre los ancianos de las congregaciones de los TJ, cuya inmensa mayoría destaca por su mediocridad intelectual…… sin embargo, esta es una exigencia que la misma organización les demandaba a esas personas (se supone que se lo seguirá demandando), en una revista La Atalaya del 15/01/84, pág. 24-25 y en donde hablando de lo requerido a un anciano para ocupar dicho cargo, bajo el subtema “Se adhiere a la fiel palabra” se puede leer esto:

¿Qué contribuirá a que el anciano cultive a mayor grado las cualidades esenciales? De hecho, en algunos casos, ¿qué puede hacer para conservarlas? Hallamos la respuesta en las palabras de Pablo:

“Que se adhiera firmemente a la fiel palabra en lo que toca a su arte de enseñar, para que pueda exhortar por la enseñanza que es sana y también censurar a los que contradicen”. (Tito 1:9.)

Capacitado para enseñar”. (1 Timoteo 3:2.)

¿Qué puede hacer el anciano para ‘adherirse firmemente a la fiel palabra’ y estar “capacitado para enseñar”? Primero, tiene que apartar tiempo con regularidad para el estudio personal de la Biblia. Eso abarca la preparación que debe realizar para las reuniones cristianas y sus asignaciones de discursos. Por su propia salud espiritual, tal preparación no debe ser superficial. Por ejemplo, puede que él subraye en un breve lapso las respuestas a las preguntas de un artículo de estudio de La Atalaya, pero ¿significa eso que se ha estudiado la información? ¿Entiende él a cabalidad el desarrollo del tema? ¿Se han examinado los textos bíblicos citados para determinar cómo aplican? Claro, no es posible lograr eso en una breve sesión de subrayar respuestas. El estudio personal y el de familia requieren tiempo.” (Negritas nuestras).

Luego la pregunta que nos hacemos nosotros es la siguiente: si los “ancianos” de los TJ hacen caso a esta admonición y que de obligado cumplimiento parece ser ¿cómo es posible que ninguno de ellos y son legión, se haya dado cuenta del error de interpretación de Dan. 9:26-27? Porque una cosa es que la organización oculte y como hemos visto, determinados pasajes porque no le convienen a sus intereses (en este caso, el tener que reconocer que de nuevo se han equivocado y por lo que de “ungidos” nada de nada) y otra muy distinta, que el anciano de turno que tenga que dirigir un estudio semanal del libro, o la consideración de La Atalaya en la reunión dominical, o pronunciar un discurso público y en donde se toque dicho tema, no sea capaz de darse cuenta del “error” cometido por el “esclavo” al publicar el planteamiento mencionado y denunciarlo públicamente, en beneficio de aquellos que están bajo su custodia espiritual. Y lo que nos lleva a la dos únicas razones que se nos ocurren, por la que ninguno de esos personajes diga “esta boca es mía” y que no sabemos cuál es la peor, porque veamos: o bien estaríamos hablando de un indocumentado que no sabe ni leer, pues no entiende lo que el texto de la información que está leyendo le está explicando, o bien que, entendiéndolo, se hace el “loco” para no tener un enfrentamiento con la organización y lo que le costaría el cargo (cuando no la expulsión), perdiendo con ello ese plus de autoridad que tiene sobre los miembros de la congregación y que le hace sentirse más o menos de “capitán general” para arriba.

En el primer caso, el sujeto en cuestión es despreciable, porque si no entiende lo que lee, es obvio que no está “capacitado para enseñar” y por lo que lo que está haciendo no es más que engañar al “personal”, contravenir las propias disposiciones de la organización y, lo que es peor, burlarse de Jehová ocupando un cargo de gran responsabilidad y para el que no está capacitado…… todo, por continuar disfrutando del “galoncito” que el ser “anciano” conlleva aparejado y que le da autoridad sobre sus correligionarios; cuando la realidad, es que no es más que un miserable que juega con el bienestar espiritual (pues contribuye a transmitir información falsa) de sus compañeros de creencia que confían en él, en función de espurios intereses personales.

En el segundo caso, obviamente más miserable si cabe que el primero, tenemos al que entendiendo lo que lee (que “haberlos haylos”, como diría un gallego) se hace el “loco” y sube a la plataforma a enseñar lo que dice la organización (no lo que dicen las Escrituras), a sabiendas de que ello es falso…… y todo por lo mismo: conservar el “galoncito” que le hace sentirse un general con mando en plaza e ignorando con ello la tremenda responsabilidad que contrae, pues con dicha actitud lo que hace, es no solo violar las normas más elementales de honradez exigidas por Jehová, sino desobedecer directamente una admonición de Este y que leemos en Tito 1:7-9:

Porque el superintendente (o “anciano”) tiene que estar libre de acusación como mayordomo de Dios, no ser voluntarioso, ni propenso a la ira, ni borracho pendenciero, ni golpeador, ni ávido de ganancia falta de honradez (en este caso, su “ganancia” está en el plus de autoridad que se le da), 8 sino hospitalario, amador del bien, de juicio sano, justo, leal (a Jehová, no a la organización), que ejerza autodominio, 9 que se adhiera firmemente a la fiel palabra (eso es, a la Biblia y no a la Sociedad Watchtower) en lo que toca a su arte de enseñar, para que pueda exhortar por la enseñanza que es saludable (y no es “saludable”, si no procede de las Escrituras y como es el caso) y también censurar a los que contradicen.” (Acotaciones nuestras).

De todo ello, lo único que aplican a rajatabla dichos mezquinos personajes, es la parte final del pasaje, en el sentido de “censurar a los que contradicen”…… obviamente y como no podía ser de otra manera, interpretando todo lo contrario de lo que en dicho pasaje se nos dice. Porque a lo que ahí se les insta, es a que se censure al que contradice las Escrituras y ellos lo que hacen y con la aquiescencia de la Sociedad Watchtower, es echar a la calle al que contradice a la Organización y prescindiendo de que este tenga “más razón que un santo”…… y de eso, repetimos, los autores de este blog sabemos un rato. U séase, que si uno se va al anciano de turno y le plantea la razonable objeción que hemos desarrollado en este escrito (u otras que otros autores, también correctamente desarrollan en sus artículos), lo tiene más claro que el agua: será señalado como “apóstata” y como no se retracte “ipso facto” de lo dicho y jure y perjure fidelidad eterna a la Sociedad Watchtower (no a Jehová)…… pues eso ¡que se va a la puñetera calle y con todo lo que eso significa!

Y hemos dicho, con la aquiescencia de la organización, pues aunque se hace la pantomima de que para nombrar a uno “anciano” se tienen que pasar un montón de “filtros” y ello, a cargo de “ancianos” más maduros de la congregación y que son los que presentan la recomendación, no es menos cierto que lo que se busca no es la calidad espiritual e intelectual del recomendado (recuerden, “capacitado para enseñar”) y que les importa un pimiento, sino el grado de sumisión de este a la organización. Pues a esta no le interesan los “entendidos”, sino que prefiere a los “obedientes” y más en ese crucial eslabón de la cadena de “mando”; pues esos personajes, los tales “ancianos”, son los que manipulan directamente a “las ovejas” y las cuales son la fuente directa de ganancias de los que mandan en ese cotarro, pues son los verdaderos “paganos del invento”. Eso es lo que hace despreciables a esos sujetos (que no son más que “policías” al servicio de la Watchtower), que por desconocimiento o por omisión, contribuyen directamente a esquilmar, espiritual y económicamente al “rebaño” del que dicen cuidar y que confía ciegamente en ellos; porque un superintendente de circuito y siendo tan impresentable como los ancianos (de hecho, es un anciano mucho más cualificado, luego mucho más sinvergüenza) y por los mismos motivos expuestos, en definitiva aparece cada siete u ocho meses por la congregación (a los de distrito, esta ya ni les huele) y durante unos días hace el “papelón”, recibe una cantidad en metálico en concepto de dietas y se larga…… y si te he visto, no me acuerdo: eso es, que no existen lazos afectivos.

Pero claro, resulta que en el caso de los “ancianos” de congregación, estos conviven continuamente con los miembros de la misma y parte del “rebaño” a su cuidado, compuesto este de familiares, amigos, convecinos…… en definitiva, personas allegadas que confían en ellos para ser enseñados y a los que tienen la responsabilidad de cuidar espiritualmente. Y a los que como hemos visto, mienten continuamente, bien sea por desconocimiento (imperdonable en un anciano, pues si uno no sabe, que no se meta en ese “fregao”), o bien por omisión de la verdad, para conservar el “galoncito” y olvidándose de algo que dicen las Escrituras y que les aplica directamente:

Y la palabra de Jehová continuó ocurriéndome y dijo: 2 “Hijo del hombre, profetiza contra los pastores de Israel. Profetiza y tienes que decirles a ellos, a los pastores (en esta caso, a dichos “ancianos”): “Esto es lo que ha dicho el Señor Soberano Jehová: ¡Ay de los pastores de Israel, que se han hecho apacentadores de sí mismos! ¿No es el rebaño lo que deben apacentar los pastores? 3 La grasa es lo que ustedes comen y con la lana se visten a sí mismos. El animal gordo es lo que degüellan. Al rebaño mismo no apacientan. 4 A las enfermas no han fortalecido y a la doliente no han sanado, a la quebrada no han vendado, a la dispersada no han traído de vuelta y a la perdida no han procurado hallar, sino que con dureza las han tenido en sujeción, hasta con tiranía”.

7 Por lo tanto, pastores, oigan la palabra de Jehová: 8 “Tan ciertamente como que estoy vivo —es la expresión del Señor Soberano Jehová—, de seguro debido a que mis ovejas llegaron a ser algo para saqueo y mis ovejas continuaron siendo alimento para toda bestia salvaje del campo, porque no había pastor y mis pastores no buscaron mis ovejas, sino que los pastores siguieron apacentándose a sí mismos (eso es, buscando sus propios intereses) y a mis propias ovejas no apacentaron”; 9 por lo tanto, pastores, oigan la palabra de Jehová. 10 Esto es lo que ha dicho el Señor Soberano Jehová: “Aquí estoy yo contra los pastores y ciertamente reclamaré mis ovejas de su mano y haré que cesen de apacentar mis ovejas y los pastores ya no se apacentarán a sí mismos; y ciertamente libraré mis ovejas de su boca y no llegarán a ser alimento para ellos (o explotadas por esos pastores, para ganancia personal)”.” (Ezeq. 34:1-4; 7-10). (Acotaciones nuestras).

Y palabras que aplican a todos aquellos que toman a su cargo el cuidar del “rebaño” de Dios, eso es, a personas que quieren aprender de Él y se confían a esos “pastores” para alcanzar dicho fin; contenido de dicho pasaje que el propio Hijo de Dios y bajo de cuya superintendencia afirman estar dichos “ancianos” (Rev. 1:20), refrendó con la siguiente advertencia:

Pero cualquiera que haga tropezar (eso es, engañe) a uno de estos pequeños que ponen fe en mí, más provechoso le es que le cuelguen alrededor del cuello una piedra de molino como la que el asno hace girar y que lo hundan en alta mar. 7 ¡Ay del mundo, debido a los tropiezos! Pues, forzosamente tienen que venir los tropiezos, pero ¡ay del hombre por medio de quien viene el tropiezo!” (Mat. 18:6-7). (Acotación nuestra).

Luego está claro, que esos deleznables personajes están metidos en un “pequeño” problema, pues inexorablemente y si no cambian de actitud, en el momento de juicio serán llamados a capítulo. Pero claro, resulta que no es menos “envidiable” la posición de los miembros de base de los TJ en las distintas congregaciones esparcidas por el mundo que, viendo todo este panorama (corrupto en todos sus extremos), “quieren” continuar pensando que forman parte de la “religión verdadera” y personas a las que aplican estas palabras:

En respuesta, él dijo: “Toda planta (u organización religiosa) que mi Padre celestial no ha plantado será desarraigada (eso es, destruida). 14 Déjenlos. Guías ciegos es lo que son. Por eso, si un ciego guía a un ciego, ambos caerán en un hoyo.” (Mat. 15:14). (Acotaciones nuestras).

Por lo tanto y por la parte que les toca, pues dichas personas que se dejan guiar por esos “guías ciegos” que son los “ancianos” de congregación, sufrirán el mismo destino que ellos, creemos que lo más oportuno que podría hacer un miembro de dicha organización y por aquello de “por sí las moscas”, es averiguar si realmente esta es la “religión verdadera” tal como le han hecho creer o, por el contrario, está contribuyendo con su esfuerzo y dinero a sostener una de tantas organizaciones que forman parte del entramado de la llamada “Babilonia la Grande” (Rev. 17:5-6), eso es, el imperio mundial de religión falsa dirigido por Satanás y que Jehová desprecia…… y con dicha colaboración, enfrentándose al mandato divino de salirse de todo contacto con dicha religión falsa, pues contribuye a mantenerla. E investigación que podría empezar, por ejemplo, leyendo un artículo que publicamos en este blog bajo el título ¡Sálganse de ella, pueblo mío! y ya a partir de ahí, si uno entiende que efectivamente está en la “verdad”, pues ¡nada!, “pelillos a la mar” y que continúe…… y si no es así, que cada uno tome su decisión en el sentido de servir de verdad a Jehová Dios o, en su defecto, continuar al servicio de la Sociedad Watchtower y bajo la vigilante mirada de sus esbirros más directos, los “ancianos” de congregación.

MABEL

¡SÁLGANSE DE ELLA, PUEBLO MÍO!

Posted in Uncategorized with tags , , , , , , on 27/11/2013 by Armando López Golart

creeds-jw-watchtowerPocas personas, si acaso alguna, conocen el verdadero significado de dichas palabras…… sí, sí, ya sabemos que cualquier TJ nos emplazaría correctamente su lugar en las Escrituras y encima nos diría que constantemente las usa en su tarea de predicación de casa en casa ¡vale, de acuerdo!…… pero ¿sabe usted, querido amigo TJ que así nos respondería, lo que “significan” realmente esas palabras? Obviamente no, pues de lo contrario usted ya no sería miembro en esa fraudulenta organización a la que pertenece y a la que está sosteniendo con su esfuerzo y aportación económica; y como es también en el caso de cualquier persona militante en otra de las distintas denominaciones religiosas de la llamada “cristiandad” y que son todas aquellas que tienen la Biblia como libro de referencia en sus vidas…… o al menos eso dicen: porque lo que es hacerle caso a lo que esta dice, aquello que se dice hacerle caso, no es que le hagan mucho ¡qué quieren ustedes que le digamos! Y si como muestra vale “un botón”, veamos dónde encontramos esas palabras que hoy dan pie a este escrito y comprobemos el “caso” que le hace dicho “personal” a las mismas:

Y oí otra voz procedente del cielo decir: “Sálganse de ella, pueblo mío, si no quieren participar con ella en sus pecado y si no quieren recibir parte de sus plagas”.” (Rev. 18:4).

Claro, la persona que no esté muy puesta en estas cuestiones, lo que inmediatamente se preguntará es de dónde nos manda Dios salirnos y algo que se nos cuenta en los versículos anteriores al citado, eso es, del 1 al 3:

Después de estas cosas vi a otro ángel que descendía del cielo, con gran autoridad; y la tierra fue alumbrada por su gloria. 2 Y él clamó con voz poderosa y dijo: “¡Ha caído! ¡Babilonia la Grande ha caído y ha llegado a ser lugar de habitación de demonios y escondite de toda exhalación inmunda y escondite de toda ave inmunda y odiada! 3 Porque a causa del vino de la cólera de su fornicación todas las naciones han caído víctima y los reyes de la tierra cometieron fornicación con ella y los comerciantes viajeros de la tierra se enriquecieron debido al poder del lujo desvergonzado de ella”.”

Entonces habría de entenderse que con esta alusión a la antigua Babilonia, capital del imperio que tenía su área de influencia en lo que hoy es el actual Irak y que en su momento de máxima expansión llegó a dominar otros muchos pueblos, incluido el pueblo de Dios (Israel), estaríamos hablando de un imperio religioso y del cual sacarían rédito los poderosos de la Tierra, bien sean reyes, políticos o comerciantes; y algo que se nos confirma en el siguiente pasaje:

Y me llevó en el poder del espíritu a un desierto. Y alcancé a ver a una mujer (figura que bíblicamente se usa para hacer referencia a organizaciones religiosas) sentada sobre una bestia salvaje de color escarlata que estaba llena de nombres blasfemos y que tenía siete cabezas y diez cuernos (eso es, de un férreo sistema de gobernación mundial). 4 Y la mujer estaba vestida de púrpura y escarlata y estaba adornada con oro y piedra preciosa y perlas; y tenía en la mano una copa de oro que estaba llena de cosas repugnantes y de las inmundicias de su fornicación. 5 Y sobre su frente estaba escrito un nombre, un misterio: “Babilonia la Grande, la madre de las rameras y de las cosas repugnantes de la tierra”. 6 Y vi que la mujer estaba borracha con la sangre de los santos (o siervos de Dios) y con la sangre de los testigos de Jesús (según versiones, “de los que fueron asesinados por mantenerse fieles a Jesús”).” (Rev. 17:3-6). (Acotaciones nuestras).

Y que estaríamos hablando de una organización religiosa de alcance mundial a modo de imperio, queda claro por lo que en las Escrituras se nos dice de la original Babilonia, en el sentido de que era un lugar eminentemente religioso. Según los hallazgos arqueológicos y algunos textos antiguos, debió albergar más de cincuenta templos (que dada la densidad poblacional de esos tiempos, no está nada mal) y siendo que el dios principal de la ciudad imperial era Marduk, llamado en la Biblia Merodac; se ha afirmado por algunos estudiosos que dicho dios no era más que la deificación del personaje Nemrod en el tal Marduk, aunque las opiniones de los eruditos en cuanto a la identificación de dioses con seres humanos específicos, varían sustancialmente de unos a otros. Cabe decir, que en la religión de Babilonia se destacaban las tríadas de deidades y siendo una de ellas, la compuesta por Anu (el dios del cielo), Enlil (el dios de la Tierra, el aire y la tormenta) y Ea (el dios que presidía sobre las aguas); también existía la tríada formada por dos dioses y una diosa: el dios Sin (el dios-luna), Shamash (el dios-sol) e Istar (la diosa de las estrellas), considerados los gobernantes del zodiaco; otra tríada destacada de las muchas que componían su panteón, la componían los demonios Labartu, Labasu y Akhazu. Luego lo que está claro es que la idolatría estaba presente por doquier y siendo por tanto Babilonia, a todas luces “una tierra de imágenes esculpidas” e “ídolos estercolizos” inmundos:

La palabra que habló Jehová respecto a Babilonia, respecto a la tierra de los caldeos, por medio de Jeremías el profeta: 2 “Anúncienlo entre las naciones y publíquenlo. Y alcen una señal enhiesta; publíquenlo. No escondan nada”. Digan: “Babilonia ha sido tomada. Bel ha quedado avergonzado. Merodac se ha aterrorizado. Sus imágenes han quedado avergonzadas. Sus ídolos estercolizos se han aterrorizado” (……) 38 Hay una devastación sobre sus aguas y estas tienen que secarse. Porque es una tierra de imágenes esculpidas y a causa de sus visiones aterradoras siguen obrando locamente.” (Jer. 50:1-2; 38).

Por otra parte, los babilonios desarrollaron en gran manera la astrología movidos por el afán de descubrir en las estrellas el futuro del hombre y, siendo además, que la magia, la hechicería y la propia astrología desempeñaban un papel fundamental en su religión (Isa. 47:12-13); vean por otra parte y como confirmación de lo dicho, lo que le dijo Daniel, exiliado en Babilonia, al rey Nabucodonosor y con referencia a los consejeros que tenía a su servicio:

Daniel respondía delante del rey y decía: “El secreto que el rey mismo pide, los sabios, los sortílegos, los sacerdotes practicantes de magia y los astrólogos mismos no pueden mostrarlo al rey. 28 No obstante, existe un Dios en los cielos que es un Revelador de secretos y él ha hecho saber al rey Nabucodonosor lo que ha de ocurrir en la parte final de los días. Tu sueño y las visiones de tu cabeza sobre tu cama, esto es…”. (Dan. 2:27-28).

Tal era la influencia de la astrología en Babilonia, que muchos cuerpos celestes (los planetas, por ejemplo) recibieron en su momento el nombre de dioses babilonios; los babilonios creían, además, en la inmortalidad del alma humana y, por otra parte, resultando que la adivinación continuó siendo una componente básica de la religión de Babilonia en los días de Nabucodonosor, quien se valió de ella a la hora de tomar decisiones trascendentales y según la versión Traducción en Lenguaje Actual:

Tú, Ezequiel, dibuja dos caminos, para que el rey de Babilonia pase por ellos con su espada. Los dos caminos saldrán del mismo país. Allí donde comience cada camino pondrás señales que indiquen a dónde llevan. 20 Una de las señales apuntará hacia Rabá, la ciudad de los amonitas y la otra apuntará hacia Jerusalén, la ciudad amurallada de Judá.

21 El rey de Babilonia se detendrá allí donde se aparten los dos caminos y se preguntará qué camino seguir. Usará toda forma de adivinación con la esperanza de saber qué ciudad atacar. 22 Y la respuesta será: “Marcha contra Jerusalén”. El rey dará la orden: “¡Al ataque! ¡Preparen las máquinas y derriben los portones! ¡Hagan rampas para subir a la muralla! ¡Pongan escaleras para entrar en la ciudad! ¡Lancen gritos de guerra! ¡Que empiece la matanza!”.” (Ezeq. 21:19-22).

Luego está claro que, cuando en Rev. 18:4 se nos está estimulando a “salirnos” de Babilonia la Grande, se nos está hablando de salirnos de un imperio mundial de religión falsa y prefigurado por dicha ciudad y que en su momento fue capital, como hemos mencionado, de un vasto imperio cuyo epicentro estaría situado más o menos en los dominios de lo que hoy conocemos como Irak, aunque en algún tiempo su dominio fue más extenso y cubriendo gran parte de lo que hoy conocemos como Medio Oriente. Dicho lo cual, entremos en el meollo de la cuestión y veamos que repercusión tendría el mandato que da pie a este escrito, en aquellos que afirman ser cristianos, eso es, que tienen la Biblia como soporte de su fe…… TJ incluidos. Y hacemos dicha puntualización, porque cuando los miembros de dicha secta y en su diario predicar, nos señalan dicho pasaje, la idea que nos quieren transmitir es la de que nos salgamos de la organización religiosa con la que solemos asociarnos, por ser esta supuestamente falsa e incorporarnos a la suya que, obviamente, es la “verdadera”.

Pero claro, esta afirmación y ya de entrada, se topa con una primera cuestión porque ¿quién nos garantiza, que dicha forma de religión que proponen los TJ es la verdadera o la que tiene la “aprobación de Dios” y parafraseando sus propias palabras? Porque si analizamos el texto mencionado de Rev. 18:4, lo primero que notamos es que si bien se nos ordena salirnos de determinada estructura religiosa, en este caso del llamado por los propios TJ “imperio mundial de religión falsa”, no se nos indica una alternativa a dónde dirigirnos para adorar al Dios verdadero Jehová…… ¿y no sería lo más razonable que Jehová Dios, al mandarnos salir de un lugar que se le representa en falsos colores, nos diera una alternativa, si acaso hubiera alguna? Luego lo que tenemos que entender y puesto que esta no es la situación, que por “imperio mundial de religión falsa” se tendría que entender toda forma de religión que estuviera estructurada alrededor de una organización dirigida por hombres que a sí mismos se reconocen como “ungidos” o Hijos de Dios (que son todas) y por tanto, con la autoridad de poder enseñar a otros…… y siendo este el caso de dicha organización de los TJ que, por cierto, cuenta sus enseñanzas doctrinales por fallos garrafales y como ya les explicamos en un anterior artículo “La coherencia…… y las “otras ovejas” de los Testigos de Jehová”, publicado el 10/11/13 y en el que se mencionan algunos de ellos, sacados de sus propias contradicciones en su propia literatura publicada. Tengamos en cuenta que lo que nos dijo Jesús para dar con el camino a la adoración verdadera, nada tenía que ver con el seguir a organización humana alguna y que es lo que hoy hace el 99’9 % de la feligresía de la llamada “cristiandad”, prescindiendo de cuál sea la organización particular a la que estén afiliados:

Tomás le dijo: “Señor, no sabemos adónde vas. ¿Cómo sabemos el camino?”. 6 Jesús le dijo: “Yo soy el camino y la verdad y la vida. Nadie viene al Padre sino por mí”.” (Juan 14:5-6).

Si analizamos el pasaje con cierto detenimiento, vemos que la pregunta de Tomás iba dirigida a averiguar el camino para seguir a Jesús y a cual Jesús responde que no hay camino alguno para ello, sino que él mismo es el camino…… y puesto que hasta donde nosotros conocemos, las enseñanzas de Jesús solo las tenemos en la Biblia, esta es el camino que uno debe de seguir para mantenerse en la adoración correcta; o lo que es lo mismo, averiguar personalmente que se nos dice en esta y no hacer caso de lo que otros nos dicen que esta dice. Quizás recuerden al respecto, que el día 24 de Septiembre del año en curso, publicamos el artículo “Confiar en lo que dice la Biblia…… o en lo que nos cuentan que dice la Biblia: ¡that is the question!” y en que hablamos extensamente de dicho tema, así como la forma de empezar a investigar por uno mismo y por libre o de manera independiente, eso es, alejado de todo contacto condicionante como pudiera ser la presión ejercida sobre uno por parte de determinado sistema religioso que, como es lógico, intenta inculcar en sus adeptos los particulares conceptos religiosos seguidos por el mismo…… de ahí que esté separado del resto, obviamente.

Lo que ocurre y de ahí el momentáneo triunfo de dichas organizaciones religiosas fraudulentas, es que el general de las personas no están por la labor, pues no ven en la Biblia nada que les pueda interesar y pasando por alto que la tal, es la mismísima Palabra de Dios y por medio de la cual Este se pone en contacto con nosotros, Sus criaturas humanas. Línea de pensamiento que dichas organizaciones religiosas han abonado de forma interesada, al dar a entender que no se pueden comprender las Escrituras, alejados de la fuente “guiadora” que significa la organización de turno…… y claro, para mantener dicha estructura “iluminadora” (¡faltaría más!) cada uno debe de “rascarse el bolsillo” para contribuir con su óvulo personal a mantenerla. Por lo que la inmensa mayoría, prefieren más hacer aquello que no solo no les requiere esfuerzo alguno, eso es, el asociarse con alguna denominación religiosa que le dé la cosa ya “mascadita” y que además, parece ser lo socialmente bien visto…… y es que eso de estudiar la Biblia ya no se lleva. Es cierto que los TJ hacen un gran esfuerzo para aprender lo que supuestamente dice la Biblia (hasta cinco reuniones semanales), cuando lo que en realidad están haciendo es asimilar lo que dicha organización les cuenta que dice la Biblia por medio de sus publicaciones (pues eso es todo lo que estudian) y según la entienden los “iluminados” que les “guían a la verdad”; de la falsedad de dicha afirmación, vean esta declaración de parte y que nos habla de la serie de cambios que tienen que introducir continuamente en sus enseñanzas, por ejemplo, en La Atalaya de 15 de Julio de 1.981, en su pág. 29 y bajo el subtítulo “¿Por qué, ajustes en el entendimiento?”:

Puede ser que alguien pregunte: “Si los testigos de Jehová están recibiendo “alimento al debido tiempo,” ¿a qué se debe que de vez en cuando (luego reconocen el haber metido la “gamba” en más de una ocasión) han cambiado de entendimiento en cuanto a ciertas enseñanzas?”.”

Entonces la pregunta que uno razonablemente puede hacerse, es que si lo que enseñan es “la verdad” y esta no cambia con el tiempo, de lo contrario y por definición no sería “la verdad”…… ¿para qué tanto cambio? Por lo que uno llega a la conclusión de que eso del ser el “conducto” usado por Dios para alimentar espiritualmente a la grey, no es más que un camelo, como nos afirman ellos mismos y en el mismo párrafo:

El “esclavo” no está bajo inspiración divina (recordemos que los apóstoles y resto de seguidores del primer siglo y de los que dicen ser “continuación” los dirigentes de dicha clase gobernante, sí lo estaban); más bien, continúa escudriñando las Escrituras y examinando detenidamente los acontecimientos mundiales, así como la situación en que se encuentra el pueblo de Dios, a fin de entender el cumplimiento progresivo de las profecías bíblicas. Debido a limitaciones humanas, a veces puede haber un entendimiento incompleto o incorrecto de algún asunto que quizás requiera corrección más tarde.” (Acotaciones y negritas nuestras”.

Eso quiere decir y ahí están los hechos que lo demuestran, así como el propio reconocimiento que acabamos de leer, que lo que ayer dijeron como una verdad incontestable, se cambia hoy por otra y debido a una “nueva luz” recibida (no sabemos de quién), para ya mañana ni la de ayer ni la de hoy serán verdad, sino que la verdad será la nueva “genialidad” que se les haya ocurrido a dichos dirigentes y que como hemos leído, afirman no ser más que sus seguidores, pues reconocen no estar bajo “la inspiración divina” sino sujetos a las limitaciones humanas de todo hijo de vecino y por lo que eso de “ungidos” o Hijos de Dios, nada de nada, eso es, que por años han estado engañando al “personal”; y por lo que su opinión, lógicamente, tiene el mismo valor que la de cualquiera de esos seguidores mencionados…… luego ¿por qué estos se creen todo lo que les enseñan esa pandilla de mentirosos, como si fuera “palabra de Dios”?

Y en el bien entendido que la no aceptación de dichos postulados y que repetimos, hoy son unos, mañana otros y pasado, ni los unos ni los otros sino los contrarios, son motivo de expulsión por apostasía contra Dios y que ya tiene “bemoles” el asunto; pero con lo que nos encontramos y volviendo al tema de este escrito, es con algo muy grave, no solo dentro de los TJ, sino en cualquier otra estructura confesional de la que hablemos, porque veamos: en primer lugar, todo aquel que se mantiene dentro de una organización religiosa dirigida por hombres y sea esta la que sea, está pasando por alto flagrantemente la orden dada por Jehová de “salirse de ella” inmediatamente y con lo que esto significa de crasa desobediencia al Dios Todopoderoso al que afirman servir…… recordemos que la consecuencia de permanecer dentro de la estructura religiosa de corte humano y según el propio Jehová, es la de ser plagados con los mismos males que le acontecerán a la estructura como tal (Rev. 18:4). Pero para más inri, es que con su diezmo, donación, contribución voluntaria o como quieran ustedes llamarla, en definitiva aportación económica para el sostén de la denominación religiosa con la que uno se asocie y “requerida” de sus feligreses por cada una de ellas, uno está contribuyendo a sostener económicamente a una parte de lo que Dios considera como “el imperio mundial de religión falsa” y próximo a ser destruido, lo que de nuevo le enfrenta directamente con el Dios Altísimo…… eso es, que uno está pagando para que se le destruya; y que ya nos disculparán ustedes ¡pero ya hay que ser cretino para hacer eso!

Luego lo que no se entiende, es que este razonamiento que hasta el tonto del pueblo se da cuenta de la lógica que tiene, sea pasado por alto (entre otros) por esas personas que de cuando en cuando se plantan en su puerta, para “enseñarle” a usted el camino a “la verdad”…… cuando en realidad lo que están haciendo es invitarle a usted, que haga exactamente lo contrario de lo que ordena Dios, pues Este dice “¡sálganse de ella!”, mientras que lo que esas personas le proponen en nombre de la organización a la que dicen representar, es “¡métase hasta las “cachas” dentro de ella!”. Pero en fin, querido amigo que nos lee: conscientes de que no conseguiremos que ningún miembro fanático de dichas organizaciones religiosas de estructura satánica (pues directamente incitan a la desobediencia del explícito mandato dado por Jehová Dios) cambien de “chip”, pues todos sin excepción creen estar en “la verdad”, lo que intentamos es que no sea usted víctima de los tales y pase con ello a formar parte del grupo de los “¡Si yo hubiera…!”, es decir: “Si yo hubiera hecho caso a lo que un día leí en determinado blog…”.

MABEL

LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ…… SUS “LUCES” Y SUS “SOMBRAS”.

Posted in Uncategorized with tags , , , , on 27/05/2013 by Armando López Golart

luces-y-sombrasEs cierto que estaríamos hablando de una de las organizaciones religiosas más denostadas entre el personal, eso es, una de las que “goza” de más descrédito, cuando resulta que no es más que una de tantas entre el extenso panorama de lo que las Escrituras denominan como el imperio mundial de religión falsa y que es identificado bíblicamente, como “Babilonia la Grande”:

Y sobre su frente estaba escrito un nombre, un misterio: “Babilonia la Grande, la madre de las rameras y de las cosas repugnantes de la tierra”.” (Rev. 17:5).

Pero claro, no es menos cierto, que es la organización religiosa que con mejor criterio entiende las Escrituras, aunque como toda organización que se precie, tiende a usarlas para su personal beneficio, algo en lo que esos señores son maestros…… y con ello lo que estaríamos diciendo, es que se aplican a sí mismos el significado de las mismas, haciendo creer al personal que están en posesión de la verdad y que son la religión verdadera, escogida por Jehová para representarle aquí en la tierra en estos últimos momentos de la historia del mundo tal como lo conocemos. Y claro, cuando la mayoría de las personas que acceden a escucharles (básicamente personas desconocedores del contenido escritural), ven que lo que dicen y en clara diferencia a otras religiones, lo “prueban” con las Escrituras, resulta fácil el pensar que uno ha encontrado por fin la religión que Dios aprueba…… pensamiento que queda fortalecido, cuando uno experimenta en carne propia la oposición frontal que de inmediato sufre por parte de familiares y amigos al asociarse con los TJ y a lo que estos responden con el siguiente pasaje:

No piensen que vine a poner paz en la tierra; no vine a poner paz, sino espada. 35 Porque vine a causar división y estará el hombre contra su padre y la hija contra su madre y la esposa joven contra su suegra. 36 Realmente, los enemigos del hombre serán personas de su propia casa. 37 El que le tiene mayor cariño a padre o a madre que a mí no es digno de mí; y el que le tiene mayor cariño a hijo o a hija que a mí, no es digno de mí.” (Mat. 10:34-37).

Luego un pasaje sacado de su contexto y arteramente usado, pues tales palabras estaban dirigidas al pueblo de Israel de los tiempos de Jesús y en los que se esperaba con ansia la aparición del Mesías enviado por Dios y sobre el que se tenían muchas falsas expectativas, por lo que Jesús con esas palabras solo pretendía enfrentarles a la realidad. Por lo tanto, esas palabras que no iban dirigidas a nosotros en nuestros días, resulta que mal usadas han entrampado a muchos y nos convenció, convence y convencerán a otros muchos, de que efectivamente uno ha encontrado el “maná” espiritual y de ello la frontal oposición “satánica”…… y mucho más en una época en donde Internet prácticamente no existía, por lo que no era fácil el averiguar de qué iba la cosa y el follón en el que uno se metía; y que si quieren conocer una experiencia de primera mano (la de los autores de este blog), lean nuestro artículo “Una lanza en favor de los Testigos de Jehová” (16/10/11). Y no se dejen engañar por el título, pues como sucede en muchas ocasiones de la vida, eso “no es lo que parece”.

Sin embargo hay que señalar y como tantas veces hemos apuntado, que una cosa son los dirigentes de dicha secta y al servicio de sus personales intereses y otra muy distinta, las sinceras personas que de cuando en cuando llaman a su puerta para comunicarle algo que honestamente creen que a usted le va a beneficiar en su futuro y, para lo cual, ponen de su tiempo, esfuerzo y recursos económicos: tiempo porque, por ejemplo, en vez de dedicar las mañanas de un domingo veraniego a irse de playa, se lo pasan visitando a personas a las que quieren ayudar a colocarse en una situación aprobada ante su Creador y en vista de la que se nos está viniendo encima (Sof. 1:14-18); esfuerzo, porque para poder transmitirle a usted tan valiosa información, el tiempo que otras personas pasan ante el televisor o en otros recreativos pasatiempos, ellos se lo pasan estudiando las Escrituras y asistiendo a cinco reuniones semanales en sus Salones del Reino (así les llaman), para capacitarse en métodos de enseñanza; y recursos económicos, porque toda esa infraestructura, eso es, material de enseñanza, centros de reunión, imprentas, etc. etc. lo costean mediante sus contribuciones voluntarias y en la medida de sus posibilidades…… ya otra cosa y como les hemos dicho, es que los sinvergüenzas de sus altos dirigentes y que empiezan de “anciano” para arriba (así llaman a sus dirigentes de congregación), usen esa buena disposición por parte de su base militante, para lucro o beneficio personal.

Y que ningún mal intencionado entienda que estamos defendiendo a los TJ como sistema de religión verdadera, pues no es eso de lo que estamos hablando, ya que bien claro hemos dejado al inicio de este escrito, que dicha secta forma parte del sistema mundial de religión falsa que en breve será destruido y por lo que la admonición bíblica para esas excelentes y voluntariosas personas que conforman la mayor parte de su base militante, es la siguiente:

Y oí otra voz procedente del cielo decir: “Sálganse de ella, pueblo mío, si no quieren participar con ella en sus pecados y si no quieren recibir parte de sus plagas. 5 Porque sus pecados se han amontonado hasta llegar al cielo y Dios ha recordado sus actos de injusticia.” (Rev. 18:4-5).

No obstante y como ya hemos mencionado, ello no quita que la interpretación que hacen de las Escrituras dicha organización, sea por mucho de las más correctas y siendo su error por tanto, el que tergiversen su sentido para “llevar el agua a su molino”, eso es, ajustarlas a sus particulares intereses y aunque ello signifique el engañar a su grey, para que con sus continuas donaciones o contribuciones “voluntarias” les faciliten el vivir una vida de reyes y nunca mejor dicho; pero veamos unos pocos ejemplos de ello.

Los TJ enseñan la existencia de “dos clases” que entrarán en el nuevo orden mundial o reino de Dios por venir, eso es, aquellos que ocuparán los puestos de gobernación en el mismo y aquellos que conformarán el conjunto de los súbditos del reino…… y tienen toda la razón del mundo, pues eso es lo que leemos en Rev. 7:1-14. El problema está, en que adjudican la gobernación de dicho reino a su clase “ungida” y que según nos explican gobernarán desde el cielo, mientras que la condición de súbditos del mismo, se la adjudican a su clase de las “otras ovejas” y que conformarán la “gran muchedumbre” aún por aparecer y con lo que nos vienen a decir lo siguiente: que si uno no es parte de esa organización, su destino final pinta de color hormiga (eso es, negro tirando a oscuro) pues no es otro que la destrucción eterna…… y algo que obviamente no es cierto, pues ni sus dirigentes son “ungidos”, pues a día de hoy no existen tales personas y por ello no serán gobernantes de nada, ni dicha gobernación será efectuada desde el cielo, ni son sus “otras ovejas” las que exclusivamente conformarán dicha “gran muchedumbre” de sobrevivientes de la “gran tribulación” por venir (Rev. 7:9; 14).

También nos hablan de una gran predicación a efectuarse en los últimos tiempos y que se corresponde a la anunciada en Mat. 24:14 a cargo de un resto “ungido” y encaminada a encontrar los súbditos del reino de Dios y lo cual es cierto…… pero afirmando que esa predicación es la que ellos están llevando a cabo y lo cual es falso, pues el resto ungido que tiene que dirigirla aún está por aparecer. Y prueba de lo que estamos diciendo, es que de ese “resto” por aparecer se nos dice que están dotados de grandes poderes y que su predicación durará “1260 días” (Rev. 11:3)…… mientras que los supuestos “ungidos” de los TJ no solo no tienen en absoluto ningún poder, sino que ya llevan más de cien años dando la “matraca” y sin que haya llegado “el fin” anunciado, pues esto es lo que se nos dice en el pasaje de Mateo citado:

Y estas buenas nuevas del reino se predicarán en toda la tierra habitada para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.”

Por otra parte nos afirman y a tenor del registro escritural, ello también es cierto, que los que formarán parte del gobierno del reino milenario al lado de Jesucristo, son 144.000 miembros y siendo eso lo que leemos en Rev. 14:1 y extremo avalado por el profético Sal. 2:6. O que la que se podría considerar coma una “segunda” resurrección, se produce durante el milenio y algo que también es cierto, pues de lo contrario y entre otras cuestiones, el reino de Dios carecería totalmente de sentido; o que los notables del AT, eso es, los Abraham, David y compañía no gobernarán como reyes en dicho milenio, sino que serán destacados súbditos del mismo y con elevados nombramientos (Sal. 45:16)…… pero súbditos al fin y al cabo, en sujeción a esos inmortales reyes y sacerdotes (Rev. 20:6) y presididos por el propio Jesucristo. Sin embargo, temas en los que otras denominaciones religiosas y distintos teólogos enseñan barbaridades y que nosotros hemos expuesto claramente desde este blog, en distintos artículos publicados.

Luego lo que venimos a decir con todo esto, es que un TJ y solo haciendo algunos ajustes en lo que se le ha enseñado durante su permanencia en dicha secta (como nosotros hemos tenido que hacer) y si ha aprovechado bien el tiempo, está más preparado en conocimiento bíblico que los miembros de otras confesiones religiosas, incluidos sus “teólogos” al frente. Prueba de ello, es que los autores de este blog y por más de treinta años cada uno de militancia en dicha organización religiosa, carpintero el uno y camionero el otro en su época laboral, eso es, sin ningún tipo de estudios superiores en nuestro haber, nos batimos el cobre y con bastante éxito por cierto, con reputados teólogos de distintas denominaciones religiosas y que aún es el momento en que alguno de ellos nos hayan podido demostrar con una biblia en la mano (y no solo sosteniéndola, por supuesto), que estemos equivocados en alguno de nuestros planteamientos.

Y con ello, lo que pretendemos decirles a todos aquellos que por diversas razones han sido apartados de los TJ y que se sienten desamparados al no contar con dicha asociación y si te descuidas, también rechazados por familiares directos que también son militantes de dicha secta (lo cual es muy duro y que solo lo sabe, el que pasa por tal circunstancia), que no vean ello como una tragedia que les aparta de Jehová, sino más bien al contrario, que Este y como recompensa al sincero deseo de uno por servirle (pues esto es lo que mueve a la mayoría de la base militante de los TJ), le ha sacado de la que no es más que una de las tantas denominaciones religiosas de la cristiandad y que junto a otras formas de religión, serán destruidas en la venidera “gran tribulación”…… por decirlo de una manera que nos entendamos, como que nuestro Creador le ha dado un “empujoncito” a uno para hacer aquello que por sí mismo quizás no se habría atrevido. Y paso que deben de dar todos aquellos TJ que tiene sus dudas sobre lo fiable de dicha organización y miembro activa de “Babilonia la Grande”, pero que no se atreven a ello y como hemos señalado, por las consecuencias que puede acarrear dicha decisión…… cuando resulta que tarde o temprano tendrán que hacerlo si no quieren “participar con ella en sus pecados y si no quieren recibir parte de sus plagas” (Rev. 18:4); no olvidemos, por otra parte, la admonición de Pablo en la que se nos asegura que si uno se decide a dar tal paso, no se le dejará abandonado:

Por lo tanto, sálganse de entre ellos y sepárense -dice Jehová- y dejen de tocar la cosa inmunda; y yo los recibiré.” (2 Cor. 6:17).

Luego lo que recomendamos y en función de nuestra propia experiencia, es que todos aquellos que de verdad quieren servir a Jehová y que por distintas razones ya no militan en dicha secta, que aprovechen lo aprendido y ya por libre (pues no existe ninguna religión que tenga la aprobación divina a día de hoy sobre la tierra), siempre en la medida de sus posibilidades, se dediquen a ayudar a otras personas a conocer lo que realmente dicen las Escrituras, al tiempo que se preparan para participar en la venidera gran predicación mundial de Mat. 24:14, bajo la dirección de un pequeño resto de verdaderos “ungidos” o Hijos adoptivos de Dios y al que las Escrituras nos presentan de la siguiente manera:

Y haré que mis dos testigos profeticen mil doscientos sesenta días vestidos de saco.” (Rev. 11:3).

Y a todos aquellos que estando aun militando en la misma, pero que tienen ciertas dudas sobre si están en el sitio correcto o no, debido a los numerosos cambios de posición y sobre todo, de los estrepitosos fracasos en la predicción de la venida del reino de Dios, primero que si en 1914, después que si en 1918, luego que en 1925, para pasarlo posteriormente a 1975 (y eso ya lo vivimos en propia carne los autores de este blog) y que ahora resulta que lo posponen para 2034, que tomen acción y se salgan de una religión dominada por Satanás, antes de que sea tarde y sean encontrados culpables de desobediencia ante su Creador, pues Este es claro y conciso en su mandato: “Sálganse de ella”.

MABEL

¿ESTAMOS YA, ANTE LA “BESTIA DE DOS CUERNOS” DE REV. 13:11?

Posted in Uncategorized with tags , , , , , on 06/03/2013 by Armando López Golart

diablo10Y permítannos de entrada, aquello tan castizo de “ponernos la venda antes de que nos suelten la pedrada”, diciendo que lo que vamos a exponer a continuación, no es más que el producto de una mera especulación y a partir de la cual, cada uno puede edificar lo que crea oportuno, añadiendo o quitando según sea el caso, en función de la información que tenga; pero en todo caso, especulación con muchos visos de tener lógica, siempre a la luz del registro escritural y que puede que a muchos se les haya pasado por alto, si no han estado lo suficientemente alerta en cuanto a contrastar la información bíblica, con los hechos que se van desarrollando ante nuestros ojos.

Porque recordarán ustedes, que hace unos días y con motivo de la abdicación de Benedicto XVI, escribíamos un artículo bajo el título de “Benedicto XVI ha abdicado…… bien ¿y qué?” (14/02/13) y que como el propio título deja traslucir, no dimos demasiada trascendencia a esa noticia, pues si bien no ha sido frecuente en la historia del “papado” la abdicación de un titular de la llamada “Cátedra de Pedro”, tampoco estaríamos hablando de un hecho inusual y por tanto a nuestro entender, nada relevante en sí mismo y en principio, tendría dicha abdicación…… pero claro, resulta que han aparecido nuevas noticias que nos hablan de las decisiones tomadas por el papa saliente y que ya empiezan a pintar de otro color el cuadro que tenemos ante nosotros, pues sí son noticiosas ya que debido a las tales decisiones, se producirá algo que nunca antes se había producido en la historia de la Iglesia Católica; pero vayamos por partes.

Según las noticias que van apareciendo, por lo visto se ha llegado al acuerdo de que el Papa saliente, no solo no se retira del mundanal ruido (algo que sería razonable más que razonable, dadas las razones expuestas para justificar dicha abdicación) o vuelva en última instancia a su condición anterior de cardenal y con todo lo que ello implicaría, sino que pasa a convertirse en Pontífice emérito, por lo que podrá seguir usando el nombre de Benedicto XVI y en consecuencia, los fieles deberán dirigirse a él como “Su Santidad”. También tenemos el hecho que residirá en el propio Vaticano, pues aunque temporalmente habitará en la residencia de verano del Papa en Castel Gandolfo, este solo será un lugar de paso para el personaje Ratzinger, pues una vez terminadas las obras de acondicionamiento que se están realizando en el monasterio de clausura existente en la sede del Vaticano, se dirigirá allí a pasar el resto de sus días; eso sí y según indican desde la Santa Sede, sin que ello tenga que considerarse un estado de reclusión. Por otra parte, fuentes “vaticanistas” descartan que Benedicto XVI se entrometa en la vida y en las decisiones de su sucesor, basándose para ello en su “carácter discreto”.

Pero claro, en llegando a este punto del serial, aquí hay unas cuantas cosas que ya empiezan a mosquear al personal: en primer lugar y tengan en cuenta que hablamos a partir de noticias que nos llegan y de las que desconocemos su fiabilidad, aunque en principio no han sido desmentidas por los órganos oficiales de la Santa Sede (así la llaman), tenemos esa declaración en el sentido que no estará como en la condición “de reclusión” (recuerden que estamos hablando de un convento de clausura) y que no sabemos a santo de qué (y nunca mejor dicho) se hace dicha afirmación, cuando a nadie se le había ocurrido pensar siquiera en ello…… máxime cuando todos sabemos se han trasladado sus papeles y documentos oficiales, así como su biblioteca personal a su nuevo aposento, al tiempo que será atendido por un séquito que incluye secretario personal, asesores, etc. Por otra parte, tenemos la afirmación en el sentido de que la no intervención del saliente Papa en los asuntos de la iglesia y que se suponen bajo la tutela del Papa entrante, se fía a la “discrecionalidad” de Benedicto XVI…… lo que realmente nos quiere decir que no hay nada legal que le impida participar de dichos asuntos, si así lo cree conveniente.

Tampoco le será retirado el anillo papal para su destrucción y como se ha hecho siempre con el Papa saliente (bien sea por muerte o abdicación), sino que solo será anulado, eso es, se le pondrá alguna marca distintiva de su anulación, se le devolverá y “va que se mata” que diría el castizo…… lo que quizás ello conlleve (no lo sabemos cierto), que puesto que conserva el nombre de Benedicto XVI y el tratamiento de “Su Santidad”, se tenga que besar dicho anillo en reconocimiento de su autoridad papal. Además y para añadir más confusión al tema, se nos dice desde fuentes vaticanas “que el Papa no dimite, sino que “renuncia” al oficio de guiar la Iglesia, pero sigue dentro de ella” y lo que lleva a preguntarnos ¿en calidad de qué?; complica más la situación y en el sentido que se puede elucubrar cualquier cosa, el que se nos diga que “por eso, no vuelve a la vida privada”…… y no añade a aclarar las cosas y tranquilizar al personal (básicamente a su sucesor), el que se nos diga que “tampoco será un Papa adjunto, sino un Papa emérito. Seguirá siendo Papa, pero sin ejercer como tal”…… y lo cual está por ver, pues son muy interpretables unas enigmáticas palabras que dicho personaje dijo al anunciar su abdicación y que son las siguientes: “No bajo de la cruz”, o lo que viene a ser lo mismo, que continúa en activo en su cargo papal.

Por otra parte, es también muy llamativo el hecho que se señale que Benedicto XVI (recuerden que mantiene nombre y tratamiento) no interferirá en la labor de sus sucesor en la Cátedra de Pedro y nombre que recibe el trono papal…… y algo que se tendría que dar por sentado; luego ¿a qué viene la necesidad de dicha afirmación? Por lo que mucho nos tememos que en este caso y como se suele decir, se cumpla aquello tan conocido de “dime de qué presumes y te diré de qué careces” y las cosas que nos están diciendo, no tengan nada que ver con la realidad de cómo será la situación y que, obviamente en el mundo cristiano, trasciende los muros del Vaticano, adquiriendo con ello una dimensión mundial; ahora bien…… ¿a dónde nos podría llevar un desarrollo “solo” medio razonable de esta, en principio, extraña y kafkiana situación?

Para averiguarlo tendríamos que rebobinar y acudir a un artículo que el 12/02/13 se publicó en este blog y que bajo el título de “Asiria…… y la “imagen” de la “bestia” de Rev. 13:1”, hablábamos del capítulo trece de Revelación y en donde se nos informa para nuestros tiempos, de la aparición de dos “bestias”, la primera de ella con siete cabezas y diez cuernos, de la que se nos da la siguiente aclaración, unos capítulos más adelante:

Aquí es donde entra la inteligencia que tiene sabiduría: Las siete cabezas significan siete montañas (o reinos), sobre las cuales se sienta la mujer. 10 Y hay siete reyes: cinco han caído, uno es, el otro todavía no ha llegado, pero cuando sí llegue tiene que permanecer un corto tiempo. 11 Y la bestia salvaje que era, pero no es, también ella misma es un octavo rey, pero proviene de los siete y se va a la destrucción. 12 Y los diez cuernos que viste significan diez reyes, que todavía no han recibido un reino, pero sí reciben autoridad como reyes por una hora con la bestia salvaje.” (Rev. 17:9-12). (Acotación nuestra).

Luego las 7 cabezas de dicho monstruo, significan reinos o imperios y algo de lo que ya les hablamos en el artículo que acabamos de citar, mientras que de los cuernos y aquí está el detalle importante y que da “suspense” a la cuestión, se nos dice que significan “reyes” o mandatarios prominentes. Dicho la cual y para redondear el círculo, veamos que se nos dice de la segunda bestia:

Y vi otra bestia salvaje que ascendía de la tierra y tenía dos cuernos como un cordero, pero empezó a hablar como un dragón. 12 Y ejerce toda la autoridad de la primera bestia salvaje a su vista. Y hace que la tierra y los que moran en ella adoren a la primera bestia salvaje, cuyo golpe de muerte fue sanado. 13 Y ejecuta grandes señales, de modo que hasta hace bajar fuego del cielo a la tierra a vista de la humanidad.” (Rev. 13:11-13).

Entonces lo que parece estar claro, es que estaríamos hablando y en justa correspondencia con la explicación que se nos ha dado de la primera “bestia” en el sentido que representa a un poderoso imperio político mundial, de un ente religioso también de ámbito o alcance mundial, que apoyando al primero y mientras que se espera que hable como “cordero” y figura con la que se suele asemejar a Jesucristo (Juan 1:29), resulta que habla como “dragón” y animal con el que es relacionado Satanás (Rev. 12:9). De hecho, el tal gobierno religioso de alcance mundial y al servicio de la primera bestia, promueve la “adoración” del personal hacia la primera “bestia” o gobierno mundial entrante y con grandes demostraciones de poder (diabólico, por supuesto), en lugar de dirigir la atención de las personas hacia el venidero reino de Dios…… sencillamente porque ese Nuevo Orden Mundial emergente (de facto ya presente) y prefigurado por la “bestia de siete cabezas y diez cuernos” de Rev. 13:1, se nos “venderá” en su momento como el prometido reino de Dios y personalizado en la figura del “anticristo”; y que si nuestro planteamiento es lógico y razonable, está ya al caer.

Y es cierto que uno se podría preguntar, qué tendría que ver esto con Benedicto XVI, el papado, la Iglesia Católica y si mucho nos apuran, hasta con la cristiandad en general…… pues vamos a intentar aclararlo y siendo aquí donde empieza realmente nuestra especulación, porque veamos: siendo cierto que la definición de “Babilonia la Grande” de Rev. 14:8, en esencia implica toda forma de religión falsa existente actualmente en la tierra, no es menos cierto que las Escrituras y hasta dónde alcanzamos los autores de este blog, dirigen el foco de atención hacia la cristiandad en general y sobre la Iglesia Católica en particular, como máxima responsable del desaguisado religioso mundial, particularmente dentro de la misma cristiandad. No olvidemos que ella, la Iglesia Católica, es la que se erige en origen, como guardiana del conocimiento verdadero de Dios a través de la Biblia, al reconocerse como heredera de la iglesia que inició Jesús en su momento y al grado, como ya hemos comentado, que en el Vaticano se encuentra la “Silla de Pedro” y según ellos, primer Papa de dicha organización religiosa fraudulenta y lo que convierte a cada Papa como un directo sucesor de Pedro y por tanto, Vicario de Cristo en la tierra; por lo que veamos algunos detalles que nos dan las Escrituras y que en principio parecen establecer cierta correspondencia entre la Iglesia Católica y la “Babilonia la Grande” mencionada en la Biblia y en referencia directa al imperio mundial de religión falsa, como por ejemplo, lo que nos contaba el bueno de Juan en Rev. 17:3-5:

Y me llevó en el poder del espíritu a un desierto. Y alcancé a ver a una mujer sentada sobre una bestia salvaje de color escarlata que estaba llena de nombres blasfemos y que tenía siete cabezas y diez cuernos. 4 Y la mujer (u organización religiosa) estaba vestida de púrpura y escarlata y estaba adornada con oro y piedra preciosa y perlas; y tenía en la mano una copa de oro que estaba llena de cosas repugnantes y de las inmundicias de su fornicación. 5 Y sobre su frente estaba escrito un nombre, un misterio: “Babilonia la Grande, la madre de las rameras y de las cosas repugnantes de la tierra”. 6 Y vi que la mujer estaba borracha con la sangre de los santos y con la sangre de los testigos de Jesús.” (Acotación nuestra).

Por lo tanto, las similitudes cuadran perfectamente con dicha Iglesia Católica, por ejemplo, en la vestimenta que la caracteriza (púrpura y escarlata), así como por la copa usada en su liturgia religiosa, eso es, la “copa (o cáliz) de oro”, o su incalculable riqueza y por el hecho añadido, que se nos dice que está “borracha” con la sangre derramada de “los santos y con la sangre de los testigos de Jesús”. Y siendo un hecho constatado, las brutales persecuciones que dicha organización religiosa ha sometido a aquellos que solo por tener una Biblia (ya ni les contamos con aquellos que intentaban difundirla), eran atormentados o quemados vivos…… ¿les “suena” a ustedes aquello de la “Santa” Inquisición?; pero veamos otras similitudes:

Y me dice: “Las aguas que viste, donde está sentada la ramera, significan pueblos y muchedumbres y naciones y lenguas. (……) Y la mujer que viste significa la gran ciudad que tiene un reino sobre los reyes de la tierra.”.” (Rev. 17:15; 18).

Y no hay ninguna duda que la “cristiandad”, como movimiento, no se quedó quieta sino que se extendió en todo el mundo conocido, consiguiendo grandes riquezas y llegando a tal grado de poder, que un rey para reinar tenía que conseguir el beneplácito de la autoridad eclesiástica que emanaba de Roma y de ahí, aparentemente, lo de la “gran ciudad que tiene un reino (o dominio) sobre los reyes de la tierra”. Pero veamos otro detalle que se nos da en las Escrituras y que si bien es cierto que tal parece que se ajusta a un episodio vivido en el seno de dicha apóstata religión, no es menos cierto que no tenemos muy clara su relación con el significado del pasaje escritural que parece nos habla de ello; de todas formas, ahí está para que cada uno saque sus propias conclusiones:

Y la gran ciudad se dividió en tres partes y las ciudades de las naciones cayeron; y Babilonia la Grande fue recordada a vista de Dios, para darle la copa del vino de la cólera de su ira.” (Rev. 16:19).

Lo que trae a nuestra memoria, que ese poder omnímodo y a través del tiempo, se quebró en parte y dicha “gran ciudad” como organización religiosa, se dividió en tres ramas principales dentro del reino de la Cristiandad: la Iglesia Católica Romana, la Iglesia Ortodoxa Griega y las Iglesias Protestantes…… las tres partes de un todo y partiendo de la base, recordemos, que estamos trabajando sobre una posible hipótesis.

Pero lo que nos llevaría, de ser cierto nuestro planteamiento, a la pregunta del millón: ¿qué ocurrirá, cuando sea elegido el nuevo Papa de la facción más representativa de la cristiandad, la Iglesia Católico Romana con su sede en el Vaticano y que es en sí mismo, un estado o “reino” dentro de otro estado (Italia) y que ejerce su influencia básicamente en todo el mundo occidental o cristiano?…… pues que nos encontraríamos con algo insólito en la historia del papado, como es la convivencia de dos Papas en el mismo Vaticano, por lo tanto y de facto, con un reino “bicéfalo” o lo que es lo mismo, ante una “bestia” como organización mundial religiosa con “dos cuernos” (o dos Papas) con apariencia de cordero, pero que habla como un dragón, eso es, sosteniendo o impulsando el Nuevo Orden Mundial como el reino de Dios aquí en la tierra.

Es cierto que algunos estudiosos opinan que el nombre de “Babilonia la Grande” que se nos menciona en las Escrituras, hace referencia a un imperio político, bien sean la Babilonia o Roma antiguas; pero sabemos que para cuando Juan recibió su visión profética, hacía siglos que Babilonia había dejado de existir como imperio político…… y que en cuanto a la Roma del tiempo del apóstol mencionado, la naturaleza de su gobierno político no armoniza con la descripción del proceder de “Babilonia la Grande” profética con sus métodos de dominación, pues se dice de ella que es como una ramera que comete fornicación con los reyes de la tierra, los emborracha con el vino de su fornicación y extravía a las naciones con su “práctica espiritista” (Rev. 17:1-2; 18:3; 23). En cambio, sostienen dichos estudiosos, que Roma obtuvo y mantuvo su dominio mediante su férreo poder militar y la firme aplicación de la ley romana en sus provincias y colonias; sin embargo, tenemos que tener en cuenta que la Revelación apuntaba no a tiempos pretéritos o presentes en los días de Juan, sino a las cosas que tenían que suceder, en un futuro aún lejano (Rev. 1:1)…… y ha quedado claro que la definición que se nos hace en la Revelación de dicha “Babilonia la Grande” tiene un claro componente religioso, como fue el rasgo que realmente caracterizó a la antigua Babilonia y que le dio su fuerza militar.

Porque que la Babilonia antigua era un lugar eminentemente religioso, lo acreditan los hallazgos arqueológicos y algunos textos antiguos, pues a tenor de los mismos se deduce que debió de albergar más de cincuenta templos; y siendo que el dios principal de la ciudad imperial era Marduk, llamado en la Biblia Merodac. Se ha afirmado que Marduk no era otra cosa más que la divinización de un descendiente de Noe, por medio de Cam, eso es, Nemrod, pero dado que las opiniones de los eruditos difieren en cuanto a la identificación de dioses con seres humanos específicos, nosotros prudentemente lo dejamos ahí solo como un mero detalle, pues no tenemos conocimientos en esta materia. Por otra parte, en la religión de Babilonia también se destacaban las tríadas de deidades y entre las que encontramos como más significadas las siguientes: la compuesta por dos dioses y una diosa, que la conformaban Sin (el dios-luna), Shamash (el dios-sol) y la diosa Istar, considerados los gobernantes del zodiaco; otra tríada la componían los demonios Labartu, Labasu y Akhazu…… por lo que queda claro, que la idolatría estaba presente por doquier en la Babilonia antigua literal y por lo que sería una justa correspondencia con la actual Iglesia Católica, pues eso es lo que nos dicen las Escrituras de la primera:

La palabra que habló Jehová respecto a Babilonia, respecto a la tierra de los caldeos, por medio de Jeremías el profeta: 2 “Anúncienlo entre las naciones y publíquenlo. Y alcen una señal enhiesta; publíquenlo. No escondan nada. Digan: “Babilonia ha sido tomada. Bel ha quedado avergonzado. Merodac se ha aterrorizado. Sus imágenes han quedado avergonzadas. Sus ídolos estercolizos se han aterrorizado.” (……) Hay una devastación sobre sus aguas y estas tienen que secarse. Porque es una tierra de imágenes esculpidas y a causa de sus visiones aterradoras siguen obrando locamente.” (Jer. 50:1-2; 38).

Ello nos lleva a pensar, por ejemplo, con el dogma católico de la “Santísima Trinidad”, así como sus largas listas de “vírgenes” y “santos”, para que nos cuadre más la relación que establecemos entre ambas entidades religiosas, eso es, la antigua Babilonia con la actual y aún poderosa Iglesia Católica; y por lo que la definición de “Babilonia la Grande, la madre de las rameras y de las cosas repugnantes de la tierra”, entendemos que la identifica claramente.

Ahora bien ¿qué significaría realmente, el que nosotros tuviéramos razón en nuestro planteamiento y estuviéramos ya, ante la inminente aparición de la segunda “bestia” profética de “dos cuernos” anunciada en Rev. 13:11 y que se sustanciará, en el mismo momento que sea anunciado el nombre del próximo Papa? Pues sencillamente que la primera “bestia” de Rev. 13:1 ya habría aparecido en la forma de poderoso gobierno mundial, pues de hecho el mundo ya está en manos de una poderosa oligarquía que domina totalmente el “mundo mundial”, sirviéndose de gobiernos títeres y dependientes, llámese Illuminati, Bilderberg o como quieran que se les llame, pero que obliga a las naciones a ceder soberanía y depender de determinados organismos políticos o económicos…… entonces y si ya están presentes las dos “bestias” profetizadas en Rev. 13 ¿qué elemento nos faltaría en el cuadro?

Pues sencillamente, la inmediata aparición del “anticristo” como personaje que “oficializará” dicho Nuevo Orden Mundial y con lo que iniciarán los siete últimos años del mundo como lo conocemos actualmente y solo a tres años y medio de la venida de la “gran tribulación” mencionada en Rev. 7:14; “gran tribulación” que finalizando con la batalla de Armagedón peleada por Cristo y sus leales hermanos contra las fuerzas leales a Satanás, dará paso inmediato al establecimiento del tan esperado reino de Dios…… luego de ser cierto lo que nosotros planteamos y que honestamente creemos que tiene visos de ello (con todos los matices que se le quieran añadir), estaríamos ya ante el momento que nos anunció Jesús, con las siguientes palabras:

Así también ustedes, cuando vean suceder estas cosas, sepan que el reino de Dios está cerca. 32 En verdad les digo: Esta generación no pasará de ningún modo sin que todas las cosas sucedan. 33 El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras de ningún modo pasarán.” (Luc. 21:31-33).

Por lo que tendríamos que averiguar y para situarnos correctamente en la corriente del tiempo, aquellos que creemos firmemente en las promesas de Jehová y mensaje que subyace en las palabras citadas, de cual generación se nos está hablando en esas proféticas palabras del propio hijo de Dios y que para nosotros fueron dichas:

Con eso les habló una ilustración: “Noten la higuera (como prefiguración de la nación de Israel) y todos los demás árboles (lo que quizás se podría interpretar como resto de señales complementarias, como las mencionadas): 30 Cuando ya echan brotes (en conjunto), ustedes, al observarlo, saben para sí que ya se acerca el verano (o el momento que esperamos).” (Luc. 21:29-30). (Acotaciones nuestras).

Y según todos los entendidos en la materia, Israel (la higuera simbólica) empezó a “dar brotes” o renacer, cuando en 1.948 reapareció como nación y volvió a situarse como el centro de referencia de las profecías bíblicas…… y si ello es así, la “generación” que vivió dicho acontecimiento y estaríamos hablando de personas con suficiente edad en ese momento para “entender” lo que estaba pasando ante sus ojos, no pasará (según propias palabras de Jesús), eso es, seguirán vivas, hasta que se realicen “todas las cosas”. Entonces y reiterándonos en el hecho que solo estamos planteando una mera hipótesis (y por lo que puede ser rebatida, o en su defecto, complementada con más datos), a partir de la interpretación que estamos haciendo de los hechos que estamos viviendo…… ¿cuán cerca no estaríamos ya del final anunciado y, consecuentemente, de nuestra liberación de este inicuo sistema de cosas?

Por lo tanto y “por si las moscas” que diría nuestro castizo de cabecera, aquellas personas que razonan para sí, lo de “No soy católico, luego me da igual lo que pase en la Iglesia Católica”, sería muy deseable que reconsideraran su postura y sí dieran importancia a lo que “se cuece” por esos vericuetos, pues la cosa pinta muy seria. En fin, que cada uno saque sus propias conclusiones y si a alguno de ustedes se le ocurre una idea alternativa, pues ya sabe: si nos la quiere transmitir, aprenderemos más y le estaremos eternamente agradecidos.

MABEL

EL “MILENIO”…… Y EL PREDICADOR, Sr. DOUG BATCHELOR.

Posted in Uncategorized with tags , , , , , , on 14/10/2012 by Armando López Golart

Como les dijimos hace unas fechas, vamos a dedicar un artículo al predicador en cuestión y con lo que daremos inicio, probablemente, a una serie de escritos dedicados a toda esa plaga de “falsos maestros” que medran por ahí (básicamente por la zona de EEUU y toda América Latina), que engañando al personal obtienen pingües beneficios y viven como reyes (nunca mejor dicho), merced a esa actividad que desarrollan. Individuos que hacen su “agosto” en la mayoría de los casos, atrapando a incautos que partiendo de su ignorancia en cuanto al conocimiento de la Palabra de Dios y sobre todo, por la desidia de estos en cuanto a un esfuerzo genuino por aprender directa y personalmente de ella, dejan su instrucción en manos de otros y pasando a ser personas que, como dijo Pablo “acumularán maestros para que le regalen los oídos” (2 Tim. 4:3)…… eso es, que les digan aquello que quieren oír, a la vez que aportan su pequeño o elevado donativo y así vivir satisfechos en su ignorancia, eso sí, con la tranquilidad que se deriva del “deber cumplido”.

Y si bien en un principio, lo razonable sería que dirigiéramos nuestra atención a las distintas organizaciones religiosas que promueven dichas “discutibles” enseñanzas, no es menos cierto que las mismas (las tales organizaciones) no dejan de estar representadas por individuos que deberían de saber, que prescindiendo del hecho de que hablen en nombre de tal o cual confesión religiosa, no por ello dejan de ser ellos responsables directos ante Jehová por las mentiras difundidas y por lo que tendrían que esforzarse también, en asegurarse concienzudamente que lo que están enseñando en el nombre de Dios (todos al menos, van con una Biblia en la mano), se ajusta al contenido escritural…… pues no solo cada uno de esos representantes tendrá que rendir cuenta de sí mismo ante Jehová, según Gál. 6:5, sino que el juicio sobre ellos será más severo:

No muchos de ustedes deberían hacerse maestros, hermanos míos, sabiendo que recibiremos juicio más severo.” (Sant. 3:1).

Luego la cosa ¡cómo que no va de broma! Y principio el mencionado de Gál. 6:5 que también aplicaría, por supuesto, a los que por comodidad dejan que algo tan importante como el averiguar por uno mismo lo que nos explica Dios en Su Palabra para nuestra personal instrucción, quede en manos de extraños y lo cual facilita la tarea de los citados “falsos maestros” denunciados por el apóstol Pedro (2 Ped. 2:1), propiciando con ello que el mismo Satanás y ante semejante panorama, bata palmas hasta con las orejas. Y es que en alguna ocasión ya les hemos mencionado que, con todo, el problema no está tanto en la existencia de tales “falsos maestros”, sino en la actitud indolente y “pasota” de aquellos que ejercen de “alumnos”; pero dicho lo cual, volvamos al protagonista objeto de este escrito y veamos de quién estaríamos hablando al referirnos al Sr. Doug Batchelor (el caballero de la imagen que acompaña este artículo), siempre según la información extraída de “wikipedia.org”:

Doug Batchelor (nacido el 9 de marzo de 1957) es un evangelista de la Iglesia Adventista del Séptimo Día y autor de varios libros. Su ministerio principal es “Amazing Facts”, un ministerio mundial de radio y televisión con base en Sacramento, California. También pastorea la Iglesia Adventista del Séptimo Día Central de Sacramento. Doug es hijo del magnate de la aviación y filántropo de Florida George Batchelor y de la crítica de cine de Hollywood, actriz y compositora Ruth Batchelor.[1] [2] Pasó gran parte de su juventud buscando el propósito de su vida y mientras vivía en una caverna al sur de California (para empezar, no está nada mal la cosa, nos reconocerán ustedes), encontró una Biblia que finalmente cambió su vida.

Batchelor es el presentador del programa semanal de televisión Amazing Facts Presents el cual es transmitido tanto por la red de televisión por cable de Estados Unidos como por distintas emisoras de televisión alrededor del mundo. También es anfitrión de un programa de radio de una hora titulado Bible Answers Live que es transmitido a través de más de cien estaciones de radio de Estados Unidos y por señal satelital alrededor del mundo.

Como Pastor Senior, Batchelor predica en la Iglesia Adventista del Séptimo Día de Sacramento y sus sermones son emitidos por televisión local y satelital en programas como Central Study Hour y Everlasting Gospel.” (Acotación nuestra).

Luego en todo caso, es obvio que no estaríamos hablando de un cualquiera, sino más bien de un personaje poseedor de un “currículum” envidiable por cualquiera y siendo capaz además, de llenar grandes locales durante sus prédicas o sermones, como se desprende de los videos que hemos visionado del citado caballero…… por supuesto, logros diametralmente opuestos a los que podríamos aportar los autores de este blog y que sencillamente es ninguno. Sin embargo y ya nos disculparán ustedes este presunto exceso de inmodestia (pero es que nos gusta hablar claro, para que se nos entienda perfectamente), con una Biblia en la mano le damos sopas con honda a tan encumbrado caballero, pues queda claro que no sabe ni de por dónde le sopla el aire en la mayoría de las afirmaciones que está haciendo…… y lo cual dice más bien poco de aquellos que le siguen y aplauden sus disparates; pero como en este blog tenemos la sana costumbre de probar siempre las cosas que decimos, vamos a analizar solo algunas de las tropelías que dicho caballero perpetra (el tema daría para bastante más) en uno de sus muchos videos publicados, en este caso el presentado bajo el título “Los eventos finales” y fragmentado en siete secciones o apartados, de los que entresacaremos lo más “florido” de su contenido y siempre en directo contraste, con lo que realmente dicen las Escrituras al respecto.

Y video del que habría que decir en honor a la verdad, que técnicamente está muy bien realizado y con un amplio despliegue de medios, lo cual repercute en que llegue a muchas más personas y por tanto, la confusión se generalice para perjuicio de las mismas y que ante tan cuidada presentación, se crean las barbaridades en el mismo contenidas …… que además van “camufladas” entre afirmaciones que sí son ciertas y lo que contribuye, evidentemente, a que el personal se confíe y acabe “tragando” con todo lo que le echan. Dicho lo cual, empecemos por la introducción de dicho video y en donde ya se nos insinúa la enseñanza del “rapto” (en el transcurso de dicha exposición, se incide en la misma), que para empezar y según nuestro entender no es una enseñanza bíblica, como podrán comprobar si se dirigen a nuestro artículo “La enseñanza del rapto…… ¿tiene sentido?” (20/03/11).

Pero entrando ya en su primer apartado, vemos que en el mismo se nos explica que antes de la llegada de Jesucristo en su segunda venida (y lo cual es cierto) se produciría una gran predicación que, según dicho caballero intenta convencer al personal, ya se está llevando a cabo en estos momentos con el resultado, merced a los diversos y sofisticados medios de comunicación existentes en la actualidad (ese es su argumento), que el mensaje de “salvación” se extienda hasta los confines de la tierra y afirmación en la que obviamente discrepamos, pues nada más lejano de la realidad que contemplamos a nuestro alrededor. Porque si bien es cierto que los medios técnicos que poseemos en nuestros días, permiten a cualquier “sacamantecas” que publique en Internet, el llegar a cualquier rincón del mundo con sus “enseñanzas” bíblicas y siendo lo que cada uno de ustedes está leyendo en este momento, un claro ejemplo de ello (aunque si nos permiten la aclaración, no en el sentido de considerarnos unos “sacamantecas”, sino en que se nos lee en todo el mundo……¡y es que mira que los hay de mal “pensaos”!), no es menos cierto que eso no significa que lo que hoy se esté haciendo en ese campo divulgador, sea el llevar a cabo la predicación anunciada por Jesús en Mat. 24:14…… y es que el resultado de dicha predicación, a la que sigue inmediatamente “el fin” del sistema de cosas actual (y retengan ese dato en su mente, porque aparecerá de nuevo) y siempre a tenor del registro escritural, tiene que ser el siguiente:

Después de estas cosas vi y, ¡miren!, una gran muchedumbre, que ningún hombre podía contar, de todas las naciones y tribus y pueblos y lenguas, de pie delante del trono y delante del Cordero, vestidos de largas ropas blancas; y había ramas de palmera en sus manos. 10 Y siguen clamando con voz fuerte y dicen: “La salvación se la debemos a nuestro Dios, que está sentado en el trono y al Cordero.” (……) 13 Y, en respuesta, uno de los ancianos me dijo: “Estos que están vestidos de la larga ropa blanca, ¿quiénes son y de dónde vinieron?”. 14 De modo que le dije inmediatamente: “Señor mío, tú eres el que sabe”. Y me dijo: “Estos son los que salen de la gran tribulación y han lavado sus ropas largas y las han emblanquecido en la sangre del Cordero.” (Rev. 7:9-10; 13-14).

Sin embargo y a pesar del optimismo del Sr. Batchelor, no vemos en la actualidad (ni por el forro) nada semejante a una “gran muchedumbre” incontable de individuos ensalzando las excelencias de nuestro Creador, sino más bien al contrario, lo que estamos viendo es un mundo totalmente apartado de Dios y si concretamos más y nos referimos ya a la facción conocida como “la cristiandad”, la cosa no mejora en absoluto pues en su inmensa mayoría, con lo que nos encontramos es con personas que como dijo Pablo “tienen una forma de devoción piadosa, pero siendo falsos a su poder” (o sea, que no reaccionan a su influencia positiva) y dispersadas en un sinnúmero de denominaciones, con sus respectivas enseñanzas, estructuras y dirigentes, cada una de las cuales (¡faltaría más!), afirmando ser la verdadera con respecto de las demás: este es el panorama actual y por tanto, totalmente alejado de la “milonga” que pretende vendernos dicho caballero. Pero es que para más inri, el Sr.Batchelor y en esa misma porción de su discurso, contradiciéndose a sí mismo y que ya son narices, nos dice que lo que caracteriza al mundo actual es “el declive moral general y el interés en lo oculto” y circunstancia que certifica según él, que nos hallamos en el fin de los tiempos…… y aun siendo esto último cierto, la cuestión sería la siguiente: entonces ¿en qué quedamos, Sr. Batchelor? ¿Qué es, entonces, lo que sobresale o destaca en nuestros tiempos: la aparición de la citada “gran muchedumbre que ningún hombre podía contar”…… o la general degeneración moral de la humanidad, que marcaría los tiempos finales? (2 Tim. 3:1-5).

Pero resulta que aún hay más, porque parece ser que el amigo Batchelor ignora un “pequeño” detalle y que no nos parece de recibo en un predicador tan reputado como él: dicha gran predicación anunciada por Jesús en Mat. 24:14, da inicio precisamente con la aparición de un “resto ungido” prefigurado por los “dos testigos” de Rev. 11:3, cuya actividad divulgadora y según dicho pasaje, se lleva a cabo durante un período de tiempo limitado a 1.260 días o lo que es lo mismo, tres años y medio y tras lo cual, llegaría “el fin”; y circunstancia esta que nos hace “sospechar” que no estaríamos hablando de lo mismo, pues la actual predicación de la que nos habla el Sr. Batchelor, lleva ya más de un siglo en “cartelera” y aún continúa representándose…… sin embargo “el fin” mencionado continúa aun estando en el futuro, por lo que no puede ser que con referencia a Mat. 24:14, estemos hablando de la misma predicación. Y refuerza nuestro planteamiento, el hecho que también se nos hable en las Escrituras de cierto personaje y aún por aparecer (“el Anticristo”) que, auspiciando un pacto de paz entre diversas partes y con una duración de siete años (Dan. 9:27), violará flagrantemente dicho tratado justo a la mitad de ese tiempo, eso es, a los tres años y medio de establecido (Dan. 9:27 a) y momento en que dará muerte a los mencionados representantes de Dios (según leemos en Rev. 11:7)…… por lo que solo podemos concluir, aunque fuera solo por coincidencia de tiempos, que la aparición del personaje “el Anticristo” es paralela a la de los “dos testigos” y por tanto, la predicación de Mat. 24:14 aún no ha iniciado.

Porque siendo el caso como hemos visto, que Jehová a limitado la actividad de Sus “enviados” a esos tres años y medio mencionados…… ello nos lleva a barruntar lógicamente que si aún no ha aparecido el personaje “Anticristo”, tampoco lo han hecho los “dos testigos” (al menos no hay constancia de ello) y por lo cual, aún no se ha iniciado la gran predicación anunciada por Jesús. Por lo que ¿cuál mensaje es el que esos predicadores actuales (incluido el caballero en cuestión) están divulgando? Y lo que es más importante ¿quién los ha comisionado, para llevar a cabo dicha obra? ¿Será que no son más que “falsos maestros” al servicio de Satanás, que con sus erráticas “enseñanzas” y parafraseando al apóstol Pedro, están “introduciendo calladamente sectas destructivas” (2 Ped. 2:1), para perjuicio de aquellos que incautamente les sigan?…… pero veamos qué más nos dice el Sr. Batchelor, en este segundo apartado del video que estamos analizando.

De hecho plantea la cuestión de un gran “reavivamiento” religioso actual y mostrándonos como prueba de ello, imágenes de bautismos en masa y que según argumenta, todo ello es obra del Espíritu Santo de Dios e idea que apoya con el pasaje de Rev. 18:1…… y en un claro ejemplo de lo que es una pésima e incorrecta aplicación de un texto bíblico, pues en el citado pasaje y según el contexto en el que está inserto, no nos dice nada que tenga que ver con ningún “reavivamiento” religioso…… más bien, todo lo contrario. Por otra parte, si bien parece que hasta cierto grado se pudiera aceptar la idea de alguna forma de “reavivamiento” en algunas de las iglesias actuales de nuevo cuño (mormones, testigos de Jehová, adventistas, evangélicos, etc.) y fenómeno que como hemos mencionado viene de antiguo, pues se inició a finales del siglo XVIII y principios del XIX, ello no puede ser obra del Espíritu Santo puesto que este no puede estar apoyando a la misma vez, tan distintas y variadas formas de entender la Palabra de Dios que dichas denominaciones religiosas llevan a cabo, así como las diferentes enseñanzas o doctrinas que desde las mismas se imparten…… sin violar con ello las palabras que, guiado precisamente por este mismo Espíritu Santo, se indujo al apóstol Pablo a pronunciar:

Ahora los exhorto, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, a que todos hablen de acuerdo y que no haya divisiones entre ustedes, sino que estén aptamente unidos en la misma mente y en la misma forma de pensar.” (1 Cor. 1:10).

O sea que “igualico como un huevo a una castaña” (que diría nuestro castizo de turno) lo que acabamos de leer, a lo que estamos contemplando en el seno de la llamada “cristiandad” en nuestros días…… y que cuadra perfectamente con la imagen que se profetizó que esta y resto de distintas formas de religión en conjunto, darían en los últimos tiempos. Y es que no podemos olvidar, el dato significativo registrado en las Escrituras y en dónde se nos habla de la existencia en los últimos días y antes del inicio de la predicación de Mat. 24:14 , de un vasto imperio mundial de religión falsa (ahí estarían incluidas, todas las distintas formas de religión existentes y siendo la “cristiandad”, la más execrable entre ellas) y que es identificado como “Babilonia la Grande, la madre de las rameras y de las cosas repugnantes de la tierra” (Rev. 17:5), al tiempo que se nos aconseja el “salirnos de ella” (Rev. 18:4) para no recibir parte de sus plagas o juicios adversos de Dios …… y eso es lo que estamos viendo en nuestros días y no otra cosa. Pero no pasen por alto el detalle, queridos amigos que nos leen, que si bien se nos exhorta a salirnos de un determinado lugar, no se nos indica una alternativa sobre a dónde dirigirnos y lo que solo puede significar, que no existe en la actualidad organización religiosa alguna en la que uno poder refugiarse y que tenga la aprobación de Jehová; y razón por la cual no es posible que lo que hoy se está predicando (según el Sr. Batchelor) por las distintas organizaciones religiosas cristianas, totalmente apartadas de Dios, sea el mansaje de “salvación” para las personas y proveniente del Altísimo…… luego nada que tenga que ver con la voluntad divina en este caso dicha actividad y cómo sí será el caso en el cumplimiento de Mat. 24:14.

Por lo tanto y como acabamos de señalar, no puede estar actuando hoy dicho Espíritu Santo de Dios, si realmente aún no se iniciado la gran predicación anunciada por Jesús…… y evento que continúa estando en el futuro; pero por otra parte, al mismo tiempo que nos habla de un gran reavivamiento en la fe, de manera sorprendente el citado caballero da un giro de 180º al hablarnos también del “gran éxito” de las fuerzas demoníacas que esparcen enseñanzas engañadoras, citando para ello de Rev. 16:14 y que por el contexto en el que se halla situado dicho pasaje, de nuevo no parece haber mucha relación entre lo que este dice y la aplicación que hace del mismo el Sr. Batchelor…… y es que por lo visto, para dicho caballero la cuestión es citar un texto (aunque sea sacándolo de su contexto natural) que diga aquello que en determinado momento necesita que se diga y si no pega, pues ¡nada hombre! igual con un poquito de cola y buena voluntad se puede arreglar el entuerto. En todo caso, hay que reconocer que ya cuenta de entrada con el hecho constatado de que nadie “perderá” el tiempo analizando si la aplicación del texto en cuestión, es correcta o no y por lo que, ¡pues qué más da!…… y es que así, de manera general, es de “responsable” la feligresía de la citada “cristiandad” ante las cosas que tienen que ver con su Dios.

Pero continuando con el planteamiento mencionado, vemos que dicho caballero nos confiesa de forma contradictoria que “las familias y las iglesias, han sido ineficaces en resistir la creciente oleada de influencia maligna”…… luego ¿en qué quedamos? ¿Hay en el mundo un rápido aumento en el número de cristianos seguidores de la fe, gracias al “reavivamiento” producido en las distintas iglesias, apoyadas por el avance tecnológico y como característica de los últimos días…… o por el contrario, lo característico de nuestros tiempos es que estas (las iglesias) se han visto impotentes para oponerse al espíritu del maligno y por ello se han visto totalmente sobrepasadas? Porque esto es lo que nos está afirmando dicho caballero y lo que está claro, es que o bien tiene que ser una cosa…… o bien la contraria, pero las dos al mismo tiempo, obviamente no. Pero también es cierto que algo que no nos dice el Sr. Batchelor, es por ejemplo, por medio de quién los demonios transmiten enseñanzas falsas que llevan precisamente a las citadas prácticas de espiritismo que nos menciona en esta parte de su video, cuando es precisamente entre los miembros de las distintas iglesias de la llamada “cristiandad” en donde ocurre este fenómeno …… y algo que el apóstol Pedro, estableciendo un relación causa/efecto, tenía claro al atribuirlo a la actividad de los “falsos maestros” (2 Ped. 2:1), que se caracterizan precisamente por hablar con un total desconocimiento del contenido escritural y como es el caso que nos ocupa…… porque una cosa es estar constantemente con una Biblia en la mano, como hace el caballero en cuestión a lo largo de todo el video y otra muy distinta, es entender lo que en ella se nos dice y transmitirlo correctamente.

Pero dado que en este video que estamos analizando hay muchos errores de este tipo y que podríamos considerar menores, sirven de sobra para mostrarnos el “nivel” de entendimiento bíblico del que hace gala su autor (en este caso el citado predicador), pensamos que lo mejor sería abreviar para no extendernos en demasía. Y por ello nos centraremos en el monumental disparate que se marca el Sr. Batchelor, en el quinto apartado de dicha grabación (y parte final del cuarto), en dónde no solo muestra un total desconocimiento del propósito de Dios (por tanto, del contenido escritural), sino del más elemental sentido común y lógica exigibles en una persona que se dedica a enseñar a otros…… y algo que obviamente califica al citado predicador, como un auténtico “falso maestro”; pero veamos por dónde se nos descuelga ahora el hombre, que de entrada y para apoyar semejante animalada, nos cita de Rev. 20:1-3, en dónde leemos lo siguiente:

Y vi a un ángel que descendía del cielo con la llave del abismo y una gran cadena en la mano. 2 Y prendió al dragón, la serpiente original, que es el Diablo y Satanás y lo ató por mil años. 3 Y lo arrojó al abismo y lo cerró y lo selló sobre él, para que no extraviara más a las naciones hasta que se terminaran los mil años. Después de estas cosas tiene que ser desatado por un poco de tiempo.”

Y que en un alarde de “exégesis bíblica” (“espabilao” que es el hombre), el Sr. Batchelor y sin pensárselo dos veces, nos suelta que ello significa que Satanás y sus ángeles demoníacos, permanecerán confinados durante esos mil años aquí en la tierra, eso es, en una tierra destruida como resultado de la ira divina y sin vestigio alguno de vida humana, “rumiando” las consecuencias de su nefasta actitud y esperando su juicio al final de dicho período de tiempo…… eso es, de los mil años mencionados. Y añadiendo además y por si la animalada ya era poca, que los sobrevivientes de la “gran tribulación” (en algún lugar tenía que “colocarlos”) habrán sido trasladados al cielo y ante la presencia de Dios, ya como seres inmortales para vivir en allí paz y felicidad hasta el momento en que, finalizados dichos mil años, destruidos Satanás y sus ángeles demoníacos y restaurada la tierra en un paraíso, ser devueltos de nuevo a su antiguo hogar. Y ante tamaña salvajada, solo nos queda pensar y por aquello de la misericordia divina recomendada (Mat. 5:7), que lo que dicho caballero lleva en sus manos durante toda la grabación, lejos de ser una Biblia (sino, es que no se entiende), no es más que un tratado de relatos de ciencia ficción y que simplemente se ha equivocado de discurso o de conferencia…… ¡porque cuidadito con la burrada que nos acaba de soltar, aquí el amigo! Y es que de un plumazo, el Sr. Batchelor mandaría a hacer puñetas todo el Plan Divino de Jehová y referente al reinado de mil años a cargo de Su Hijo Jesucristo, en donde precisamente tienen que ser llevadas a cabo las promesas hechas por Dios:

“…… y para que él (Jehová) envíe al Cristo nombrado para ustedes, Jesús, 21 a quien el cielo, en verdad, tiene que retener dentro de sí hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas de que habló Dios (o prometió) por boca de sus santos profetas de tiempo antiguo.” (Hech. 3:20-21). (Acotaciones nuestras).

Por lo que de entrada, lo que habría que exigírsele a ese señor, aparte de que se exiliara en alguna isla desconocida o volviera a su cueva de origen y nos librara de sus clases “magistrales” de interpretación bíblica, al menos hasta que nos hayamos recuperado de lo impresión (¡vaya con la confesión adventista, si estas son las cosas en las que creen!), es que aprendiera a leer con un mínimo de decoro y dejara de insultar al sentido común, porque veamos: en dicho pasaje de Rev. 20:1-3, no se dice en ningún sitio que Satanás sea confinado aquí en la tierra, sino “al abismo” y expresión que pueden leer ustedes en cualquier traducción bíblica. Y puesto que es de general conocimiento que la Biblia se interpreta a sí misma, vamos a averiguar a través de ella, la procedencia de la palabra “abismo” y en relación a qué, se usa en diferentes partes de la misma; y de entrada vemos que estaríamos hablando de un término que procediendo del griego “á-bys-sos”, se usa en las Escrituras tan solo diez veces: siete en el libro de Revelación, una en Rom. 10: 7, otra en Luc. 8:31 y una décima que tendría que ver con el Sal. 88:6, pasajes en donde el sentido de dicho término queda determinado por el pasaje de Rom. 10:7, al dar a entender este y por contraste, que con la expresión “abismo” estaríamos hablando de un lugar que comunica la idea de algo que está “fuera del alcance” de cualquiera, excepto de Dios o en su defecto, del ángel nombrado por Él y que tiene la “llave del abismo” (Rev. 20:1). Luego para nada estaríamos hablando del planeta Tierra, como lugar de confinamiento para Satanás y sus demonios……. máxime cuando analizamos con un poco de lógica y sentido común, el pasaje de Luc. 8:31 y dentro de su contexto, en donde leemos lo siguiente y que nos permite sacar una lógica y razonable conclusión:

Pero al salir él a tierra se encontró con él cierto varón de la ciudad, uno que tenía demonios. Y hacía mucho tiempo que no se ponía ropa y no se quedaba en casa, sino entre las tumbas. 28 Al ver a Jesús, dio un grito y cayó delante de él y en voz fuerte dijo: “¿Qué tengo que ver contigo, Jesús, Hijo del Dios Altísimo? Te ruego que no me atormentes”. 29 Porque él (Jesús) había estado ordenando al espíritu inmundo que saliera del hombre. Pues hacía mucho tiempo que lo tenía firmemente asido y repetidas veces lo sujetaban con cadenas y grilletes, custodiado, pero él reventaba las ataduras y era impelido por el demonio a los lugares solitarios. 30 Jesús le preguntó: “¿Cuál es tu nombre?”. Él dijo: “Legión”, porque muchos demonios habían entrado en él (en el hombre). 31 Y le suplicaban que no les ordenara irse al abismo. 32 Pues bien, había una piara de cerdos bastante numerosa paciendo allí en la montaña; de modo que le suplicaron que les permitiera entrar en ellos. Y les dio permiso. 33 Entonces los demonios salieron del hombre y entraron en los cerdos y la piara se precipitó por el despeñadero en el lago y se ahogó.” (Luc. 8:27-33). (Acotaciones nuestras).

Luego la conclusión a la que podemos llegar y después de leído dicho pasaje, es que esos demonios ya estaban en la tierra y lo que le estaban pidiendo de Jesús, es precisamente que este no les mandara a otro sitio distinto del que estaban y lugar al que los mismos demonios llamaron “el abismo”…… petición a la que Jesús accedió o “les dio permiso” y por lo que pudieron continuar estando en esta tierra, solo que cambiando el objeto de su posesión: en lugar de poseer a un hombre, entraron en una piara de cerdos…… por lo que queda claro que “el abismo” mencionado no puede ser de ninguna manera esta tierra, sino un lugar distinto y como hemos dicho, solo al alcance del Altísimo. Pero es que si leemos con detenimiento Rev. 20:3, nos damos cuenta que con un mínimo de criterio y del que parece carecer el Sr. Batchelor, la afirmación de ese caballero no solo es inviable, sino una solemne majadería; pero veámoslo:

Y lo arrojó al abismo y lo cerró y lo selló sobre él, para que no extraviara más a las naciones hasta que se terminaran los mil años. Después de estas cosas tiene que ser desatado por un poco de tiempo.”

Pero presten atención al hecho, que Satanás es arrojado al abismo para que no extravíe más a las naciones hasta que se terminen los mil años…… y todos sabemos que las naciones están en la tierra y no en el cielo; entonces y lejos de la brutal afirmación del Sr. Batchelor en el sentido de que una tierra desolada y destruida será la morada de Satanás por esos mil años, será la humanidad sobreviviente de la “gran tribulación” y que no estarán en el cielo tan felices en medio de los ángeles de Dios como afirma dicho caballero, los que habitarán por esos mil años una tierra restaurada a un paraíso y por supuesto, sin tener la condición de inmortalidad (punto que analizaremos más adelante) que tan alegremente y en un rasgo concluyente de su supina ignorancia en cuanto a un mínimo entendimiento escritural, les adjudica dicho caballero…… pero veamos lo que nos dan a entender los versículos 7- 8 de este capítulo 20, en el sentido que esta citada “gran muchedumbre” estará en la tierra y no en el cielo:

Ahora bien, luego que hayan terminado los mil años, Satanás será soltado de su prisión 8 y saldrá a extraviar a aquellas naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra, a Gog y a Magog, para reunirlos para la guerra. El número de estos (los extraviados) es como la arena del mar.” (Acotación nuestra).

Luego si Satanás es soltado de una “prisión” para que salga a extraviar a las naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra, es obvio que dicho personaje no estaba en la tierra en el momento de su cautiverio, como sorprendentemente nos señala el Sr. Batchelor, sino en otro sitio alejado de la misma y que bien podría ser algo parecido a una cuarta dimensión…… y solo por poner un ejemplo gráfico hipotético, que permita entendernos.

Y dejando ya aparte el hecho que en el verso 7, se asocia “al abismo” del verso 1 como de una “prisión”, luego de lo que estaríamos hablando es de un lugar de confinamiento (el que sea y esté donde esté) y no de la tierra que nosotros habitamos, lo que vemos es que en el verso 8 se nos dice que lo que Satanás intentará hacer al ser soltado de su reclusión, es extraviar a las naciones “que están en los cuatro ángulos de la tierra” y por lo que queda claro que la tierra en ese momento, estará habitada por personas (sobrevivientes unas de la “gran tribulación” y salidas otras de la resurrección posterior), que durante esos mil años, se habrán organizado en naciones y no pudiendo ser por tanto nuestro planeta, el lugar de encarcelamiento de dicho maligno personaje…… y algo que queda perfectamente establecido, por lo que leemos en el verso 9:

Y avanzaron (Satanás y los por él extraviados) sobre la anchura de la tierra y rodearon el campamento de los santos y la ciudad amada. Pero descendió fuego del cielo y los devoró.” (Acotación nuestra).

“Ciudad amada” de la que también se nos hace mención en Rev. 21:1-4 y que aparece en el mismo momento de la instauración del reino de Dios en esta tierra y con lo que se inicia el período milenario y no al final del mismo, como incomprensiblemente nos afirma dicho caballero al inicio del sexto apartado…… pero veamos que nos dice el pasaje en cuestión:
Y vi un nuevo cielo y una nueva tierra; porque el cielo anterior y la tierra anterior habían pasado y el mar ya no existe. 2 Vi también la santa ciudad, la Nueva Jerusalén, que descendía del cielo desde Dios y preparada como una novia adornada para su esposo. 3 Con eso, oí una voz fuerte desde el trono decir: “¡Mira! La tienda de Dios está con la humanidad y él residirá con ellos (en la figura de Jesucristo) y ellos serán sus pueblos. Y Dios mismo estará con ellos. 4 Y limpiará toda lágrima de sus ojos y la muerte no será más, ni existirá ya más lamento ni clamor ni dolor. Las cosas anteriores han pasado.” (Acotación nuestra).

Luego si resulta que la “santa ciudad” de Dios y que no es otra cosa que el conjunto de “ungidos” que conformarán junto a Cristo el gobierno que regirá la tierra durante esos mil años citados (por eso tiene que aparecer justo al inicio del milenio), se la ve descender desde el cielo a la tierra y permítannos que repitamos para fijar bien la idea, que ello ocurre inmediatamente después de la “gran tribulación” y a partir de la que inicia el período de mil años, conocido también como “el reino de Dios” y tema central de las Escrituras (no lo olvidemos), la mera especulación de una tierra desierta y desolada, como lugar de confinamiento de Satanás durante ese período de tiempo, es un disparate de los que hacen época …… y por si desean más información sobre qué son esos “nuevos cielos y nueva tierra” instaurados y elementos determinantes para ubicar correctamente el orden de los acontecimientos en la corriente del tiempo, así como cuándo y a dónde descenderá la “santa ciudad” de Dios, eso es y repetimos para énfasis, el conjunto de miembros del gobierno celestial que encabezado por Jesucristo, regirá en esta tierra por dichos mil años y en dónde se tiene que llevar a cabo la “restauración de todas las cosas” (Hech. 3:21), prometida por Dios, pueden dirigirse a nuestro artículo “El misterio del “Gran Trono Blanco”…… ¿antes o después del milenio?” (29/01/12).

Y en cuanto a la afirmación que nos hace dicho caballero en el sentido que los sobrevivientes de la “gran tribulación” serán llevados al cielo ante la presencia de Jehová, por espacio de mil años y con la inmortalidad concedida…… ¡pues que quieren que les digamos, como no sea que burradas peores hemos leído! Porque con un mínimo de decoro, ese señor tendría que leerse las Escrituras y antes a afirmar semejante salvajada, averiguar a quienes dicen estas que les es concedida la inmortalidad ¡porque eso nos lo dice la propia Biblia y por lo cual no tenemos que especular!…… pero véanlo por ustedes mismos:

Feliz y santo es cualquiera que tiene parte en la primera resurrección; sobre estos la muerte segunda no tiene autoridad, sino que serán sacerdotes de Dios y del Cristo y reinarán con él por los mil años.” (Rev. 20:6).

Luego si las Escrituras no nos mienten, solo los que participan de esa “primera” resurrección, es sobre quienes la “muerte segunda” no tiene autoridad, o lo que es lo mismo, adquieren la inmortalidad y pasan a reinar con Cristo durante esos mil años ; pero claro, ahí nos encontramos con el “pequeño” detalle que al Sr. Batchelor se le ha pasado por alto: que para recibir dicha inmortalidad, hay que participar de una “primera” resurrección…… pero claro, para ello obviamente, primero hay que morir y algo que no sucede con los miembros de la “gran muchedumbre” pues, según Rev. 7:14, se nos dice de esta que sale de la “gran tribulación” final y lo que significa que han sobrevivido a esta y por lo tanto, al no haber muerto no pueden participar de dicha “primera” resurrección ni de ninguna otra, lógicamente…… y por ello, no pueden recibir la inmortalidad. Pero el Sr. Batchelor abunda en su error, cuando afirma que además esas personas salidas de la “gran tribulación”, son “preparadas” para reinar con Cristo, cuando en el pasaje leído de Rev. 20:6 claramente se nos dice que solo aquellos que alcanzan la inmortalidad (y ya hemos visto que la citada “gran muchedumbre” no puede hacerlo), son los que reinarán con Cristo y ¡pásmense ustedes!…… “por los mil años”; luego ¿nos podría aclarar dicho caballero, a qué mil años hace referencia dicho pasaje de Rev. 20:6? ¿Podrían ser por ventura, esos mil años a los que disparatadamente coloca el Sr. Batchelor a Satanás y sus demonios, para que vayan “barruntando” el estropicio que han cometido…… solo comparable a los disparates que dicho caballero enseña?

Y puesto que ya sabemos que a algunos de nuestros lectores les parecerá nuestro tono, algo subido de ídem y que en consecuencia, algún que otro correo recibiremos en este sentido, nos permitimos el adelantarnos a los acontecimientos señalando y como siempre hemos manifestado desde este blog, que con las cosas de Jehová no nos permitimos ni una broma…… y por lo que no toleramos que se vaya engañando al personal con tanta impunidad y desfachatez, como es el caso que nos ocupa y máxime cuando está en nuestra mano el denunciarlo. Porque lo menos que puede hacer una persona que se dedica a enseñar a otros, es meditar un poco más en las cosas que afirma y contrastar si las tales están de acuerdo o no, con lo que dicen las Escrituras; y si no es así y de ello resultan las barbaridades que nos ha contado dicho caballero…… pues eso: que cuando uno salta al “ruedo” y se adorna con este tipo de “faenas”, lo más probable es que le empitone el toro, como le ha ocurrido al Sr. Batchelor. Pero lo grave para dicho caballero, es que si lo que nosotros exponemos en este escrito está ajustado a la verdad escritural, resulta que el “miura” (dicho sea en sentido figurado y desde el máximo respeto, por supuesto) que le está empitonando no es otro que el propio Jehová a través de Su Palabra escrita y no nosotros, que no somos más que simples transmisores de la misma…… por lo que si esto resulta ser así, está por ver cómo reaccionará a la reprensión divina el citado caballero, cuando se dé cuenta del “revolcón” que le han dado (y por aquello de continuar con el símil taurino). Y para que al menos sea consciente de cómo está “el patio”, esperamos que haya algún “alma caritativa” y que esté en disposición de ello, que le haga llegar este escrito al Sr. Batchelor para que públicamente se retracte de lo dicho o en su defecto, se “mantenga en sus trece”…… en fin, quedamos a la espera de que se nos dé una explicación que mínimamente devuelva la tranquilidad a nuestras “almas contristadas”, ante tanto despropósito.

MABEL

UNA PEQUEÑA OBSERVACIÓN, D. MARIO…

Posted in Uncategorized with tags , , , , on 23/09/2011 by Armando López Golart

Hace uno pocos días (el 19), Apologista Mario Olcese publicó una pequeña relación de comentarios tanto de sus detractores, como de aquellos que están de acuerdo con sus enseñanzas; y prescindiendo de que nosotros tenemos nuestra opinión al respecto, en definitiva nada se puede objetar al hecho en sí mismo…… si no fuera por las connotaciones que de él se derivan, cuando observamos un pequeño detalle. Porque vamos a ver dos de esos supuestos comentarios de elogio, que tienen su “tela” y que tendrían que hacer reflexionar seriamente a D. Mario, los cuales transcribimos tal cual, sin retoque alguno:

Hermano: Muy interesante el artículo, me parece que deberemos analizarlo con mayor detenimiento, pero le felicito y oro por que el Señor Jesucristo le siga bendiciendo siempre y que el Padre Dios envíes Su Santo espiritu sobre usted, para que le siga iluminando y concediendo tanta lucidez.

Bendiciones,

S.E.R. DOM +Rafael Pardo
Obispo Viejos Católicos Ortodoxos

Aquí el comunicante de D. Mario, no nos dice a qué artículo se refiere (probablemente al mismo que el siguiente comunicante), pero en todo caso manifiesta su conformidad con el mismo. Veamos el otro:

Ing. Mario Olcese Sanguineti, Apologista de la verdad en todo el mundial.

Yo Dr. Lic Canot, Th.D.DD. Obispo Primado de la Iglesia Católica Apostólica Anglicana. Presidente del Sinodo de las Américas y las Islas del Caribe, reconozco que el Ingeniero Mario A. Olcese Sanguineti, es un verdadero apologista de la verdad del Evangelio del Reino.

En el tema: “El cuerpo de Cristo no es una elite selecta” tiene toda la verdad adelante siervo de Dios…

Our Lord blessings to you

Pero vamos a ver: resulta que estos dos elogiosos comentarios y de los que “presume” D. Mario, de lo contrario no los habría mencionado, obviamente vienen de dos prestigiosos miembros de alto rango (obispos) de distintas denominaciones dentro de la cristiandad y que junto a otras formas de religión, la misma forma parte del entero conjunto de religiones falsas del mundo de nuestros días y que la Biblia nos describe de la siguiente manera:

Y uno de los siete ángeles que tenían los siete tazones vino y habló conmigo y dijo: “Ven, te mostraré el juicio sobre la gran ramera que se sienta sobre muchas aguas, 2 con quien los reyes de la tierra cometieron fornicación, entre tanto que los que habitan la tierra fueron emborrachados con el vino de su fornicación.

3 Y me llevó en el poder del espíritu a un desierto. Y alcancé a ver a una mujer sentada sobre una bestia salvaje de color escarlata que estaba llena de nombres blasfemos y que tenía siete cabezas y diez cuernos. 4 Y la mujer estaba vestida de púrpura y escarlata y estaba adornada con oro y piedra preciosa y perlas; y tenía en la mano una copa de oro que estaba llena de cosas repugnantes y de las inmundicias de su fornicación. 5 Y sobre su frente estaba escrito un nombre, un misterio: “Babilonia la Grande, la madre de las rameras y de las cosas repugnantes de la tierra”. 6 Y vi que la mujer estaba borracha con la sangre de los santos y con la sangre de los testigos de Jesús.” (Rev. 17:1-6).

Y de la que Jehová nos ordena lo siguiente:

Y oí otra voz procedente del cielo decir: “Sálganse de ella, pueblo mío, si no quieren participar con ella en sus pecados y si no quieren recibir parte de sus plagas.” (Rev. 18:4).

Y esas personas no solo no se han salido, luego no han obedecido al Altísimo, sino que ostentan altos cargos y responsabilidades dentro de ella. Por lo que nosotros nos permitimos recordar, un reciente artículo del Sr. Olcese “El misterio de la religión falsa” (día 6 de este mes en el blog de Lavasori), en el que éste daba a entender que no existía actualmente ninguna religión que contara con el favor de Jehová; y si bien es cierto, que en ningún momento afirma textualmente dicho pensamiento, no es menos cierto que en un artículo coincidente en el tiempo (solo un día después), desde este blog se publicó uno en que nos pronunciábamos categóricamente en el sentido que todos los sistemas religiosos actuales son usados por Satanás para extraviar a las personas de la enseñanza verdadera. Este artículo, que publicamos el 7 de este mes de Septiembre, titulado “Los problemas de la falsa religión”, recibió a las pocas horas de su publicación, el siguiente comentario del Sr. Olcese:

Autor: apologista (IP: 190.233.72.24 , 190.233.72.24)

Correo electrónico: molceses@hotmail.com

URL: http://www.elevangeliodelreino.orgWhois:

http://whois.arin.net/rest/ip/190.233.72.24

 

Comentario:

Interesante, armando, creo que estamos de acuerdo en esto.

MARIO DE PERUSALÉN

Por lo tanto deberíamos de entender, que D. Mario apoya la idea de que todas las religiones, en especial la cristiandad, apóstata de la religión verdadera, son instrumentos en manos de Satanás para apartar a las personas de la adoración pura a nuestro Creador; luego las loas y los parabienes en este caso, le vendrían al Sr. Olcese de individuos o agentes a los que Satanás está usando para extraviar y confundir a las personas, apartándolas de la salvación. Y siendo esto así, ello nos daría a entender que a ese siniestro personaje y en su propósito de apartar al personal de la verdad revelada en la Biblia, mediante la religión falsa, ya le va bien que D. Mario siga por el camino que está andando y lo cual sencillamente significa, que las enseñanzas de dicho caballero contribuyen al propósito de Satanás. Y es que no podemos olvidar unas palabras de Jesús, que son en este caso, demoledoras:

Felices son ustedes cuando los hombres los odien y cuando los excluyan y los vituperen y desechen su nombre como inicuo por causa del Hijo del hombre (sin embargo, el Sr. Olcese recibe parabienes). 23 Regocíjense en aquel día y salten, porque, ¡miren!, su galardón es grande en el cielo, porque esas son las mismas cosas que hacían los antepasados de ellos a los profetas.

24 Mas ¡ay de ustedes los ricos, porque ya disfrutan de su consolación completa!

25 ¡Ay de ustedes los que están saciados ahora, porque padecerán hambre!¡Ay, ustedes que ríen ahora, porque se lamentarán y llorarán!

26 ¡Ay, cuando todos los hombres hablen bien de ustedes, porque cosas como estas son las que los antepasados de ellos hicieron a los falsos profetas!”. (Luc. 6:22-26). (Acotación nuestra).

Luego si el Sr. Olcese es alabado (que no vituperado) por esa clase de personas, en nuestra opinión se lo tendría que hacer mirar, en lugar de presumir de ello; pues lo que están haciendo con sus alabanzas y de las que hace ostentación dicho caballero, es reconocerlo públicamente como un falso maestro al servicio de los intereses del opositor de Jehová y extremo que con firmeza, hemos mantenido siempre desde este blog…… en fin, él mismo.

Y le comunicamos a D. Mario que nos damos por enterados del video que nos acaba de dirigir “Respondiendo a uno de mis más acérrimos detractores” (concretamente a un servidor, Armando López Golart) y que le será debidamente atendido…… no le quepa de ello la menor duda.

MABEL