Archivo para julio, 2016

O SEA Y POR AQUELLO DE IR RESUMIENDO LA CUESTIÓN: QUÉ JESÚS LES MINTIÓ A SUS APÓSTOLES COMO UN BELLACO… ¿NO?

Posted in Uncategorized with tags , , , on 27/07/2016 by Armando López Golart

lucas-22-29Porque claro, decir que Jesús no podía pactar un reino con estos, pues Jehová Dios a su vez, no había pactado nada con él y por lo que, en consecuencia, el Hijo no podía ofrecer a sus asociados algo que a él no le había sido concedido, es acusar a este de mentir como un bellaco a sus propios apóstoles…… y esto es exactamente lo que ha hecho ese raro espécimen intelectual que resulta ser el “teólogo” Apologista Mario Olcese (que tiene de teólogo, lo mismo que un servidor de “madre Teresa de Calcuta”) y que ahora incluye en alguno de sus videos y por aquello de si no nos habíamos enterado de que es “teólogo”, la leyenda “Ingº Mario Olcese Sanguineti (Apologista). Diplomado en Teología. Instituto Baxter, Honduras” (por ejemplo, en el video fechado en 27/06/16).

Detalle que no hace más que poner de nuevo de manifiesto la extrema presunción del personaje, cuando no la carencia del más elemental sentido del recato que debería de caracterizar a quién se identifica como un “ungido” (pues así se considera a sí mismo ese “genio” de la teología), cuando la realidad muestra que no es más que un disparatado y errático personaje que cuenta sus “enseñanzas” por monumentales disparates (solo por el mero hecho de considerarse un “ungido”, ya demuestra cómo tiene de “amueblada” la “terraza” el personaje en cuestión), como desde este blog se ha demostrado vez tras vez y sin que haya sido capaz de demostrar lo contrario…… luego ¿cómo va a escoger Dios a semejante personaje para que le represente en calidad de “ungido, cuando además resulta que no existen aún en la tierra personas que puedan afirmar ser enviadas por Dios a la manera de los “dos testigos” de Rev. 11:3 y que son los “ungidos” de “vérité”? ¡A ver…… que nos lo explique!

Pues nada: ahí tienen ustedes a ese espantajo intelectual que resulta ser Apologista Mario Olcese dándoselas de “ungido” y emulando al maestro Ciruela “que no sabía leer y puso escuela”…… y así le luce el pelo, con tanta disparatada enseñanza y de lo que les vamos a dar una nueva muestra de cómo se las gasta el “gacho” en asuntos de “entendimiento” bíblico, en lo que les vamos a contar a continuación. Para ello retomaremos el tema que nos ocupa y analizaremos el pasaje objeto de debate, que no es otro que el de Luc. 22:29 y que situado en su contexto correspondiente nos dice como sigue:

Sin embargo, ustedes son los que con constancia han continuado conmigo en mis pruebas; 29 y yo hago un pacto con ustedes, así como mi Padre ha hecho un pacto conmigo, para un reino, 30 para que coman y beban a mi mesa en mi reino y se sienten sobre tronos para juzgar a las doce tribus de Israel.” (Luc. 22:28-30).

No obstante, ante tan claras y concisas palabras que no dejan lugar a duda alguna, el personaje señalado y en un video titulado “La mentira de la Watchtower de que Jesús hizo un pacto para un reino con sus apóstoles” (23/06/16), a partir del minuto 14’35 en adelante afirma que Jesús no pudo hacer un pacto por un reino con sus apóstoles, sencillamente porque Jehová no había pactado nada de esto con Su Hijo, sino que dicho pacto “por un reino” ya había sido “pactado” siglos antes con el rey David…… y en lo que no deja de ser otra “mamarrachada” sideral de ese desnortado personaje que cree ser el súmmum de la teología y que cuenta sus planteamientos, como ya hemos señalado, por absurdos disparates. Porque lo que ocurrió en el caso del rey David, no fue más allá de ser una promesa que, a modo de graciosa concesión (que no un “pacto” y cuyo procedimiento es muy distinto) Jehová Dios le hizo al personaje a través del profeta Natán, en el sentido de que la línea sucesoria hasta llegar a la futura descendencia que regiría en el reino de Dios, no se apartaría de su línea hereditaria:

“… Y Jehová te ha declarado que una casa (eso es, una línea de sucesión) es lo que Jehová hará para ti. 12 Cuando se cumplan tus días y tengas que yacer con tus antepasados, entonces yo ciertamente levantaré tu descendencia después de ti, que saldrá de tus entrañas; y realmente estableceré con firmeza su reino. 13 Él es el que edificará una casa para mi nombre y ciertamente estableceré el trono de su reino (el de la futura descendencia y no el de David) firmemente hasta tiempo indefinido.” (2 Sam. 7:11-13). (Acotación nuestra).

Luego queda claro que no estamos ante un “pacto por un reino” entre Jehová Dios y David, en el sentido de que este tendría que reinar con la condición de inmortal rey y sacerdote en un futuro y que es de lo que se trata en Luc. 22:29, sino ante una promesa divina que Dios le hizo a una persona fiel como fue el personaje en cuestión y relacionada esta, con el tema de una línea sucesoria que perpetuaría su dinastía hasta llegar al personaje que en un futuro (Jesucristo) tendría que ocupar ese trono que en su momento ocupó David, posteriormente su hijo Salomón entre otros y que era conocido como “el trono de Jehová” (1 Crón. 29:33). Que ello es como se lo contamos, queda claro en el verso 13 del pasaje señalado cuando, como hemos visto, el trono que proféticamente sería “firmemente establecido” era el del futuro descendiente de David y no el de este; pero es que además y para confirmar la razón que nos asiste en nuestro planteamiento, tenemos el hecho constatado de que ni el rey David ni la inmensa mayoría de los patriarcas del AT podían participar de dicho reino (luego difícilmente podía haber sido este pactado con ellos), al no reunir el requisito fundamental exigido para ello y que se encuentra en Rev. 20:4:

Y vi tronos y hubo quienes se sentaron en ellos y se les dio poder para juzgar. Sí, vi las almas de los que fueron ejecutados con hacha por el testimonio que dieron de Jesús y por hablar acerca de Dios y los que no habían adorado ni a la bestia salvaje ni a su imagen y que no habían recibido la marca sobre la frente ni sobre la mano. Y llegaron a vivir y reinaron con el Cristo por mil años.”

Al respecto, si ustedes visitan nuestro artículo del 16/10/14 verán en las condiciones que, tanto David como el resto de patriarcas del AT, terminaron sus días en la tierra y circunstancia que les elimina radicalmente de poder participar en el reino de Dios; por lo tanto y volviendo a donde estábamos, queda claro que el “pacto por un reino” no pudo ser establecido con una persona (o personas) que no podría formar parte de dicho reino y como era en el caso del famoso antepasado de Jesús, el rey David…… pero restricción que aplicaría también y como les hemos apuntado, a los Abraham, Isaac, Jacob, Moisés, etc. etc. etc. Por lo que el planteamiento que el indocumentado del Sr. Olcese hace y apoyándose en su supuesta condición de “teólogo”, en el sentido de que Jesús no fue el tenedor de dicho pacto pues este fue concertado con su antepasado David, no pasa de ser más que la memez propia de una persona que lo más cercano a una Biblia que ha leído en su vida, son “Las aventuras del Guerrero del antifaz”…… siendo ya generosos en extremo, podríamos aceptar incluso que hubiera leído en alguna ocasión la hoja dominical de la parroquia de su barrio ¡pero paren ustedes de contar!

Es cierto que como tiene por costumbre el “teologuillo” de marras, se ampara en el resto de versiones bíblicas para destacar el incorrecto uso del término “pacto” por parte de la TNM de los Testigos de Jehová en el citado pasaje de Luc. 22:28-29, pues las versiones señaladas usan distintas expresiones y que según tan “preclaro” intelectual, se ajustan más al contexto que la usada por la versión de los TJ; pero como nosotros (que sabemos leer muy bien) discrepamos de ello, veamos dicho pasaje tal como está reflejado en las distintas versiones bíblicas y empezando, lógicamente, por la TNM que es la que tenemos de cabecera en este blog y juzguen ustedes:

TNM: “Sin embargo, ustedes son los que con constancia han continuado conmigo en mis pruebas; 29 y yo hago un pacto con ustedes, así como mi Padre ha hecho un pacto conmigo, para un reino.”

RV 1960: “Pero vosotros sois los que habéis permanecido conmigo en mis pruebas. 29 Yo, pues, os asigno un reino, como mi Padre me lo asignó a mí.”

TLA: “Ustedes me han acompañado en los tiempos más difíciles. 29 Por eso, yo los haré reyes, así como mi Padre me hizo rey a mí.”

PDT: “Ustedes son los que han estado conmigo durante todos mis tiempos difíciles. 29 Mi padre me dio un reino y yo les doy también la autoridad para reinar conmigo.”

NVI: “Ahora bien, ustedes son los que han estado siempre a mi lado en mis pruebas. 29 Por eso, yo mismo les concedo un reino, así como mi Padre me lo concedió a mí.”

NBD: “Ahora bien, ustedes son los que han estado siempre a mi lado en mis *pruebas. 29 Por eso, yo mismo les concedo un reino, así como mi Padre me lo concedió a mí.”

DHH: “Ustedes han estado siempre conmigo en mis pruebas. 29 Por eso, yo les doy un reino, como mi Padre me lo dio a mí.”

Ahora bien, de todo lo que hemos leído en esos pasajes y aunque expuesto en diferentes términos, quedan claras dos ideas fundamentales: la primera, que Jesús con su decisión estaba premiando una línea de conducta y, segunda y más importante, que solo podía estar ofreciendo aquello que previamente le había sido ofrecido a él y como con una claridad meridiana queda demostrado en los pasajes citados…… obviamente ello condicionado, a que dicha actitud de fidelidad tenía que ser continuada en el tiempo y condición que fue aceptada por sus apóstoles, como queda claro de las palabras del apóstol Pablo:

Fiel es el dicho: Ciertamente si morimos juntos, también viviremos juntos; 12 si seguimos aguantando (o “perseveramos”, o “nos mantenemos firmes”, o “seguimos constantes”, o “resistimos”, etc. y según versiones), también reinaremos juntos; si negamos, él también nos negará; 13 si somos infieles, él permanece fiel, porque no puede negarse a sí mismo.” (2 Tim. 2:11-13). (Acotación nuestra).

En todo caso, estaríamos ante lo que se conoce como “un trato” y que es sinónimo de “pacto”; porque recordemos que cuando buscamos en un diccionario el término “pacto”, lo que leemos es lo siguiente: “Acuerdo entre dos o más personas o entidades” y uno de cuyos sinónimos es, repetimos, el término “trato”…… es más: si mucho nos apuran y estrujando el diccionario al máximo, un “pacto” es la figura resultante del “trato” al que han llegado las partes y por tanto, estaríamos ante términos consustanciales entre sí: no hay pacto, sin trato y no hay trato, sin pacto. Por lo tanto, de nuevo resulta que contrario a lo que pretende demostrar Apologista Mario Olcese con las comparaciones que hace con otras versiones (y es que no sabe ni lo que lee), la TNM es la que más se ajusta al sentido correcto de lo que se estaba dilucidando en el pasaje analizado.

Pero para enfatizar un poco más el tema, tenemos que recordar que en la oferta de Jehová Dios al rey David en su momento, no existió “trato” o “pacto” alguno pues David fue solo un sujeto pasivo que no ofertó ni se le demandó nada a cambio de lo ofrecido y que es de lo que fundamentalmente consta un “trato”…… cuestión que sí existió en el caso de Jesús y sus apóstoles, según lo que leemos en Mat. 19:27-29:

Entonces Pedro le dijo en respuesta: “¡Mira! Nosotros hemos dejado todas las cosas y te hemos seguido; ¿qué habrá para nosotros, realmente?” (eso es, que ellos habían ofrecido una contribución y demandaban algo a cambio de ella, en lo que es puramente un “trato”). 28 Jesús les dijo: “En verdad les digo: En la re-creación, cuando el Hijo del hombre se siente sobre su trono glorioso, ustedes los que me han seguido también se sentarán sobre doce tronos y juzgarán a las doce tribus de Israel (luego el “trato” de cerró con la contraprestación de hacerles reyes en el reino de Dios y que, aceptada por los doce, devino en el “pacto” del que se nos habla en Luc. 22:29). 29 Y todo el que haya dejado casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o hijos, o tierras, por causa de mi nombre, recibirá muchas veces más, y heredará la vida eterna”.” (Acotaciones nuestras).

Luego está claro que estamos ante un “trato” entre dos partes que tenían que tomar posición acerca de lo ofrecido: un reino a cambio de una fidelidad inquebrantable…… y puesto que dicho “trato” fue aceptado por ambas partes, nos encontramos ante la resultante de ello que es lo que conocemos como “un pacto”; luego Jesús y diga lo que diga ese desnortado personaje que es Apologista Mario Olcese, lo que hizo si fue “un pacto por un reino” con sus seguidores tal como se muestra en el pasaje de Luc.22:29 y por lo que la única versión que refleja realmente lo que ocurrió en esa reunión del Hijo de Dios con sus apóstoles y usa la expresión correcta, como es la del término “pacto”, es la TNM de los Testigos de Jehová.

Porque las demás versiones bíblicas mencionadas por el Sr. Olcese y que ya hemos considerado, resulta que usan para un mismo hecho, expresiones tales como “asignar”, conceder”, “dar”, “hacer reyes” u otras expresiones en la que solo se manifiesta la decisión de una sola persona con respecto de otra, eso es, de la que asigna, concede, da, etc. tal o cual cosa a otra y esta acepta sin que medie intercambio alguno (caso citado del rey David); también se hace mención del término “hacer reyes” (TLA) y con lo que resulta que estamos en las mismas: uno es el que “hace” (nombra) algo a otro, mientras que el otro solo recibe y sin que medie contraprestación alguna, por lo que no hay “trato” de por medio en ninguna de esas acciones y según lo que comúnmente entendemos por “trato”…… por lo que los términos “asignar”, “dar” o “conceder” no proceden en ese pasaje de Luc. 22:29. Por lo tanto, nos reiteramos en lo dicho: la única versión que da con “la tecla” de lo que ocurrió realmente en ese momento, es la TNM al hablar del establecimiento de un “pacto” (resultado de un “trato” previo) y para lo que se precisa de la voluntad activa de ambas partes.

Pero resulta que ese personaje de opereta y no muy “afinado” en el uso de un diccionario, como gran “argumento” para dar peso a su proposición, lleva la cosa al extremo al afirmar que si siguiéramos esa línea de razonamiento de la TNM, tendríamos que aceptar también que lo que hizo Judas con los fariseos para vender a Jesús, también fue un “pacto”…… y que es sencillamente lo que se hizo, ni más ni menos: un “trato” y que resultó en un “pacto”; pero veamos cómo se nos relata lo que ocurrió y saquemos de ello conclusiones:

Pero Satanás entró en Judas, el que se llamaba Iscariote, que se contaba entre los doce; 4 y él se fue y habló con los sacerdotes principales y los capitanes del templo acerca de la manera eficaz de traicionarlo a ellos. 5 Pues bien, estos se regocijaron y convinieron en darle dinero en plata. 6 De modo que él (Judas) consintió y se puso a buscar una buena oportunidad para traicionarlo a ellos sin que estuviera presente una muchedumbre.” (Luc. 22:3-6). (Acotación nuestra).

¿Y cómo le llaman ustedes a esto, según lo leído en el diccionario acerca del significado del término “pacto” y sinónimo de “trato” que, repetimos, es el acuerdo “entre dos o más partes que convienen en algo”? Es más, cuando leemos esos versos 5-6 en la versión BLP, eso es con lo que nos encontramos:

Ellos se alegraron y, a cambio, le ofrecieron dinero. 6 Judas aceptó el trato (luego es obvio que se consumó un “pacto”, pues como ya hemos señalado son términos consustanciales) y comenzó a buscar una oportunidad para entregárselo, sin que la gente se diera cuenta.” (Acotación nuestra).

Por lo que es obvio que de lo que estamos hablando es de un “pacto” fruto del “trato” entre dos partes: una compensación económica ofrecida por los fariseos a Judas, a cambio de que éste les entregara la persona de Jesús…… luego y diga lo que diga ese “genio” de la teología, que no sabe ni por dónde le sopla el aire en cuestiones bíblicas, lo que se estableció entre Judas y los fariseos enemigos de Jesús, no fue otra cosa que un “trato” con su resultante final al ser aceptado por ambas partes, eso es, un pacto. Por otra parte, en ese mismo video (m. 2-4 de grabación) el indocumentado del Sr. Olcese nos habla de los “numerosos pactos” que Jehová Dios celebró con la nación de Israel, cuando la realidad es que Jehová Dios solo hizo dos pactos con dicha nación…… de hecho, al mismo contenido de las Escrituras está dividido en dos partes, eso es, el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento y en el bien entendido que el término “testamento” aquí se usa como sinónimo de “pacto”; y que ello es como se lo decimos queda claro en las siguientes palabras del propio Jehová Dios “que no puede mentir” (Tito 1:2) y que hallamos registradas en Jer. 31:31-33:

¡Mira! Vienen días —es la expresión de Jehová— y ciertamente celebraré con la casa de Israel y con la casa de Judá un nuevo pacto; 32 no uno como el pacto que celebré con sus antepasados en el día que los tomé de la mano para sacarlos de la tierra de Egipto, el cual pacto mío ellos mismos quebrantaron, aunque yo mismo los poseía como dueño marital, es la expresión de Jehová (luego estaríamos ante un “viejo pacto” ya obsoleto, a ser substituido por el “nuevo pacto” y cambio que se sustanció con la muerte de Jesús, según Col. 2:13-14).

33 Porque este es el pacto que celebraré con la casa de Israel después de aquellos días —es la expresión de Jehová—. Ciertamente pondré mi ley dentro de ellos y en su corazón la escribiré. Y ciertamente llegaré a ser su Dios y ellos mismos llegarán a ser mi pueblo.” (Acotación nuestra).

Y que estaríamos hablando de solo dos pactos, es lo que nos confirman las palabras de Pablo (se supone que fue el escritor de la carta “a los hebreos”), cuando nos identifica al mediador de ese “nuevo pacto” en la persona de Jesucristo:

Por eso él (Jesucristo) es mediador de un nuevo pacto (recordemos que el “mediador” del antiguo pacto fue Moisés) para que, habiendo ocurrido una muerte para la liberación de ellos por rescate de las transgresiones bajo el pacto anterior (noten que la formulación está hecha en singular y no en plural), los que han sido llamados reciban la promesa de la herencia eterna.” (Hebr. 9:15). (Acotaciones nuestras).

Luego lo que se desprende de dicho pasaje es que han sido solo dos los “pactos” que Dios ha celebrado con la nación de Israel como entidad nacional…… otra cosa son los que pudiera haber establecido a título personal con individuos de dicha nación y como se nos indica, por ejemplo, en el siguiente pasaje:

Y yo solía aparecerme a Abrahán, Isaac y Jacob como Dios Todopoderoso, pero en cuanto a mi nombre Jehová no me di a conocer a ellos. 4 Y también establecí mi pacto con ellos (no con Israel) para darles la tierra de Canaán, la tierra de sus residencias como forasteros, en la cual residieron como forasteros. (……) 8 Y ciertamente los introduciré en la tierra acerca de la cual alcé mi mano en juramento para darla a Abrahán, Isaac y Jacob (luego no a Israel como tal); y verdaderamente la daré a ustedes como cosa que han de poseer. Yo soy Jehová.” (Éxo. 6:3-8). (Acotaciones nuestras).

Por lo que, resumiendo la cuestión, queda claro que el Sr. Olcese tendría que “hacérselo mirar”, porque mucho presumir de “teólogo” pero las meteduras de pata en las que incurre son antológicas; y es que para decir que Jesús no podía pactar un reino con sus apóstoles (luego está acusando al Hijo de Dios de mentir como un bellaco), porque dicho reino “ya había sido pactado” siglos antes por Jehová Dios con el rey David, me reconocerán ustedes que…… ¡ya hay que tenerlos como un toro!

MABEL

“…… PORQUE LA TIERRA ESTÁ LLENA DE VIOLENCIA.”

Posted in Uncategorized with tags , , , , on 22/07/2016 by Armando López Golart

siria1En el capítulo 6 del primer libro de la Biblia y que conocemos como Génesis (“origen” o “principio”, según el diccionario), se nos explica la decisión del Creador de la tierra y todo lo que la habita, de destruir totalmente al mundo de aquél entonces en un cataclismo que ha pasado a la historia como “el diluvio universal”; también en ese capítulo 6 y como no podía ser de otra manera, se nos dan las razones que llevaron al Soberano de todo el Universo, a tomar tan drástica decisión y que fueron estas:

Por consiguiente, Jehová vio que la maldad del hombre abundaba en la tierra y que toda inclinación de los pensamientos del corazón de este era solamente mala todo el tiempo. 6 Y Jehová sintió pesar por haber hecho a hombres en la tierra y se sintió herido en el corazón. 7 De modo que Jehová dijo: “Voy a borrar de sobre la superficie del suelo a hombres que he creado, desde hombre hasta animal doméstico, hasta animal moviente y hasta criatura voladora de los cielos, porque de veras me pesa haberlos hecho”. 8 Pero Noé halló favor a los ojos de Jehová (……).

11 Y la tierra llegó a estar arruinada a la vista del Dios verdadero, pues la tierra se llenó de violencia. 12 De modo que Dios vio la tierra y, ¡mire!, estaba arruinada, porque toda carne había arruinado su camino sobre la tierra.

13 Después de eso Dios dijo a Noé: “El fin de toda carne ha llegado delante de mí, porque la tierra está llena de violencia como resultado de ellos; y, ¡mira!, voy a arruinarlos junto con la tierra.” (Gén. 6:5-13).

En este breve, pero explícito relato, se dan unos detalles que no debemos de pasar por alto si, como dice la Biblia, todo lo que en ella está escrito es para nuestra “instrucción” (entiéndase “advertencia”), a tenor de lo leído en Rom. 15:4:

Porque todas las cosas que fueron escritas en tiempo pasado fueron escritas para nuestra instrucción, para que mediante nuestro aguante y mediante el consuelo de las Escrituras tengamos esperanza.”

Por ejemplo, en el relato citado de Génesis leemos acerca de la “maldad del hombre” como característica identificadora de los moradores de aquél tiempo y resultado de una actitud del “corazón” (estaríamos hablando de un corazón figurativo y como fuente de nuestros pensamientos y actitudes) que era “mala en todo tiempo”…… como “resultado de ellos”, presumiblemente de la actitud de los hombres (aunque debo confesar que no tengo nada claro este extremo, pues bien se podría estar refiriendo a los ángeles que se rebelaron contra la voluntad divina y de los que se nos habla en Judas 6), la tierra se “llenó de violencia” a tal grado que nuestro Creador concluyó en que la cosa ya no tenía remedio y se decidió a “cortar por lo sano”. Dicho lo cual, la pregunta es obligada: ¿ve usted, querido amigo que nos lee, algún paralelismo entre esos tiempos pasados y los actuales? ¿Cree usted que en los tiempos que corremos, la violencia realmente nos rodea por tierra, mar y aire y condiciona la vida en el mundo en el que vivimos? Para poder responder a dichas preguntas con un mínimo de solvencia, tenemos que tener en cuenta los aspectos que se incluyen en el término “violencia” y que van más allá de lo que es la violencia física y de la que hoy andamos más bien sobrados, miremos donde miremos; veamos, por lo tanto, qué nos dice el diccionario de dicho término:

Acción o serie de acciones en que se hace uso de la fuerza, particularmente de la fuerza física (lo que implica la existencia de “otros” tipos de violencia), con el propósito de destruir una cosa, obligar a alguien a que haga algo contra su voluntad o causarle daño.” (Acotación nuestra).

Por lo que descontada la violencia física y que, repetimos, está extendida entre la sociedad actual como la mala hierba, al menos a tenor de las noticias con las que nos desayunamos cada mañana, tenemos otro tipo de violencias como por ejemplo, el tener que aceptar de manera obligatoria la homosexualidad y el aborto como “derechos” inalienables de las personas y obligatoriedad que nos han impuesto nuestros gobernantes, pues estamos ante cuestiones legisladas por ley. Porque tenemos que aceptar por ley y prescindiendo de cual sea nuestra posición de conciencia con respecto de ello, que sea el estado el que tenga la última palabra en temas tan personales como es la educación de nuestros hijos, eso es, como de cual tiene que ser la orientación religiosa, política o sexual de los mismos y lo que está, repetimos, legislado por ley…… al menos en España. Por otra parte, estamos casi obligados a aceptar en nuestras calles como algo normal y muy “progre”, las repugnantes celebraciones del mal llamado “día del orgullo Gay” (ignoramos de qué se sienten orgullosos, orgullosas u “orgulloses” los que participan en el mismo) y que para más inri, denigrantes actos subvencionados por nuestros ayuntamientos con el dinero de los impuestos de todos, eso es, tanto de aquellos que están de acuerdo con eso, como de aquellos que no lo estamos y con lo que resulta que, quieras o no quieras, de una manera u otra te hacen contribuir a tan vomitivo espectáculo…… y eso también es violencia.

Como también es violencia la ingente cantidad de abortos que se producen, paradójicamente en el mundo llamado “cristiano” (¡y que ya tiene bemoles el asunto!) y que no son más que asesinatos de seres indefensos, amparados por unas leyes que también nos han impuesto. Que la cosa está que “arde” en el tema de la violencia y que impregna el ambiente (estaríamos hablando ya de violencia física), quedó perfectamente reflejado en el último campeonato europeo de selecciones de fútbol celebrado en Francia, en donde la mayoría de los que asistieron a ella no se desplazaron con sus respectivas selecciones para apoyarlas en su lucha por conseguir el título, sino para montar el “berenjenal” y hasta tal grado fue ello así, que desbordaron totalmente la capacidad de mantenimiento del orden de la gendarmería francesa…… y algo que se observa en la mayoría de concentraciones públicas, en donde la mayoría de sus asistentes no van a disfrutar o a participar del evento del que se trate, sino a pelearse con el de enfrente.

Tampoco es extraño en nuestras vías de comunicación, el que algún leve roce entre dos coches de los que circulan por nuestras abarrotadas calles (las calles son las mismas, pero los vehículos se han multiplicado de forma constante), se salde con uno o dos heridos (eso si no hay algún muerto de por medio) debido a la violencia desplegada entre los conductores de los mismos…… de tal suerte que lo que no ha conseguido el accidente en sí mismo, se lo hacen los propios conductores en la posterior discusión; de hecho, bien podríamos decir que la violencia impregna al “ambiente” en el que nos movemos y algo de lo que ya fuimos advertidos hace casi 2.000 años:

“…… en los cuales en un tiempo anduvieron conforme al sistema de cosas de este mundo, conforme al gobernante de la autoridad del aire (eso es, el “ambiente” que nos rodea), el espíritu que ahora opera en los hijos de la desobediencia.” (Efe. 2:2). (Acotación nuestra).

Es destacable al respecto, cómo traducen dicho verso otras versiones bíblicas; veamos por ejemplo, la DHH:

“…… en que vivían, pues seguían los criterios de este mundo y hacían la voluntad de aquel espíritu que domina en el aire y que anima a los que desobedecen a Dios.”

Veamos ahora cómo lo vierte la PDT:

Antes vivían pecando, igual que todo el mundo y se dejaban guiar por el que gobierna las fuerzas de maldad que están en el aire y que todavía actúa por medio de los que desobedecen a Dios.”

O veamos la versión bíblica NTV, en donde destaca una acotación a pie de página:

Vivían en pecado, igual que el resto de la gente, obedeciendo al diablo —el líder de los poderes del mundo invisible**—, quien es el espíritu que actúa en el corazón de los que se niegan a obedecer a Dios.” (** En griego, “obedeciendo al líder del poder del aire”).

Sea como fuere y dado que no tendría sentido que se nos estuviera hablando del “aire” como elemento físico, es obvio que se nos está hablando de eso a lo que llamamos “ambiente” (“ambiente” de fiesta, o “ambiente” de guerra, o “ambiente” distendido, etc. etc. etc.) y que indudablemente ejerce presión sobre nosotros, incidiendo particularmente en el caso que nos ocupa y según el pasaje analizado, entre aquellos que no son obedientes a Dios y que es la inmensa mayoría del “personal”.

Sin embargo y por aquello de que “no hay mal que por bien no venga”, la situación en sí misma no es tan mala como parece ya que como hemos leído en el pasaje de Rom.15:4 hace un momento; porque dicha situación es la que avala la “esperanza” de que estamos ya ante una pronta actuación del Creador para “hacer limpia”, pues veamos lo que nos dijo el apóstol Pablo en lo que resultó ser una perfecta radiografía de cómo estaría “el percal” en nuestro días y hecha la tal, hace casi 2.000 años :

Más sabe esto, que en los últimos días se presentarán tiempos críticos, difíciles de manejar. 2 Porque los hombres serán amadores de sí mismos, amadores del dinero, presumidos, altivos, blasfemos, desobedientes a los padres, desagradecidos, desleales, 3 sin tener cariño natural, no dispuestos a ningún acuerdo, calumniadores, sin autodominio, feroces, sin amor del bien, 4 traicioneros, testarudos, hinchados de orgullo, amadores de placeres más bien que amadores de Dios, 5 teniendo una forma de devoción piadosa, pero resultando falsos a su poder; y de estos apártate.” (2 Tim. 3:1-5).

Luego si lo que estamos viendo a nuestro alrededor es exactamente lo señalado por Pablo como determinante de los “últimos días” y que es lo que caracteriza a estos tiempos, la esperanza consiste en que ya estamos inmersos en el tiempo en que el Dios Altísimo tomará acción contra tanto desaforado y como ocurrió en los días del diluvio; recordemos lo que nos dijo Jesús en su momento y que es lo que sostiene nuestra fundada esperanza:

Pero al comenzar a suceder estas cosas, levántense erguidos y alcen la cabeza, porque su liberación se acerca.” (Luc. 21:28).

Pero es que además, tenemos otro juicio en las Escrituras que no podemos pasar por alto y que pone la situación más a “punto de caramelo” si cabe, para que Jehová Dios actué de nuevo contra una humanidad desobediente y que tiene que ver con la brutal perversidad sexual existente en nuestros días, juicio del que se nos habla en Judas 7…… probablemente decretado por mucho menos de lo que está ocurriendo a día de hoy:

Así también Sodoma y Gomorra y las ciudades circunvecinas, después que ellas de la misma manera como los anteriores, hubieron cometido fornicación con exceso e ido en pos de carne para uso contranatural, son puestas delante de nosotros como ejemplo amonestador al sufrir el castigo judicial de fuego eterno (eso es, destrucción eterna).” (Acotación nuestra).

Y para que quede claro lo del uso “contranatural de la carne” y que nadie se llame a engaño, veamos cómo se nos aclara la idea que se nos quiere transmitir, en el siguiente pasaje:

¡Qué! ¿No saben que los injustos no heredarán el reino de Dios? No se extravíen. Ni fornicadores, ni idólatras, ni adúlteros, ni hombres que se tienen para propósitos contranaturales, ni hombres que se acuestan con hombres (o en su defecto, mujeres que se acuestan con mujeres), 10 ni ladrones, ni personas dominadas por la avidez, ni borrachos, ni injuriadores, ni los que practican extorsión heredarán el reino de Dios.” (1 Cor. 6:9-10). (Acotación nuestra).

Pero claro, tenemos ahí a todos esos “enteraos” que afirman y contra todo razonamiento científico, que los homosexuales “nacen” y no “se hacen”, razón por lo que no pueden ser castigados por algo de lo que no son culpables (la culpa es de la llamada “madre naturaleza”) y perfecta estupidez que sirve para, en aras de los “derechos” de todo el mundo, se haya montado el jolgorio ese del “lobby” LGTBI (lesbianas, gais, transexuales, bisexuales e intersexuales y otras “hierbas” de mal comer), que toda la vida de Dios han sido identificados como “maricas” y “tortilleras”…… porque no por suavizar un calificativo, la cosa adquiere una dimensión distinta. Y es que aunque a la fornicación le llamen ahora “relaciones prematrimoniales” no deja de ser fornicación pura y dura; y aunque al adulterio le llamen ahora “relaciones consuetudinarias” continúa siendo adulterio puro y duro…… y aunque a los “maricas” y a las “tortilleras” (déjennos llamar las cosas por su nombre) se les pretenda enmascarar con eso del “colectivo LGTBI” o eufemismos parecidos, continuamos hablando de “maricas” y “tortilleras”, puros y duros (y si no se creen que eso sea así, consulten el diccionario de la RAE).

Porque lo que queda claro del texto que acabamos de leer y en armonía con lo dicho en Judas 7, es que esas personas serán destruidas a no tardar y por muchos “derechos” que les concedan los gobernantes actuales, que además les seguirán en tan desagradable destino de ser destruidos eternamente (Dan. 2:44). Aunque dicho esto, dejamos un poco más clara la posición divina (y que en última instancia es la que va a prevalecer, por mucho que algunos quieran negar la realidad) en cuanto a dicha cuestión, leyendo con mucha atención lo siguiente acerca de la razón de tan escandalosa deriva y a quiénes afectará, según Rom. 1:24-32 y pasaje que no tiene desperdicio alguno:

Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que suprimen la verdad de un modo injusto, 19 porque lo que puede conocerse acerca de Dios está entre ellos manifiesto, porque Dios se lo ha puesto de manifiesto. 20 Porque las cualidades invisibles de él se ven claramente desde la creación del mundo en adelante, porque se perciben por las cosas hechas, hasta su poder sempiterno y Divinidad, de modo que ellos son inexcusables; 21 porque, aunque conocieron a Dios, no lo glorificaron como a Dios ni le dieron gracias, sino que se hicieron casquivanos en sus razonamientos y se les oscureció su fatuo corazón. 22 Aunque afirmaban que eran sabios, se hicieron necios 23 y tornaron la gloria del Dios incorruptible en algo semejante a la imagen del hombre corruptible, y de aves y cuadrúpedos y cosas que se arrastran.

24 Por lo tanto, en conformidad con los deseos de sus corazones, Dios los entregó a la inmundicia, para que sus cuerpos fueran deshonrados entre sí, 25 hasta a los que cambiaron la verdad de Dios por la mentira y veneraron y rindieron servicio sagrado a la creación más bien que a Aquel que creó, que es bendito para siempre. Amén. 26 Por eso Dios los entregó a apetitos sexuales vergonzosos, porque sus hembras cambiaron el uso natural de sí mismas a uno que es contrario a la naturaleza (eso es, la relación de mujeres con mujeres); 27 y así mismo hasta los varones dejaron el uso natural de la hembra y se encendieron violentamente en su lascivia unos para con otros, varones con varones, obrando lo que es obsceno y recibiendo en sí mismos la recompensa completa, que se les debía por su error.

28 Y así como no aprobaron el tener a Dios en conocimiento exacto, Dios los entregó a un estado mental desaprobado, para que hicieran las cosas que no son apropiadas, 29 llenos como estaban de toda injusticia, iniquidad, codicia, maldad, estando llenos de envidia, asesinato, contienda, engaño, genio malicioso, siendo susurradores, 30 difamadores solapados, odiadores de Dios, insolentes, altivos, presumidos, inventores de cosas perjudiciales, desobedientes a los padres, 31 sin entendimiento, falsos en los acuerdos, sin tener cariño natural, despiadados. 32 Aunque estos conocen muy bien el justo decreto de Dios, que los que practican tales cosas son merecedores de muerte, no solo siguen haciéndolas, sino que también consienten a los que las practican.” (Acotación nuestra).

Luego lo que queda claro, entre otras cosas y centrándonos en ese versículo 32 final, es que el castigo divino no solo alcanzará a los que practican dichas cosas, sino también a aquellos que las “consienten”, bien sea de forma activa promulgando leyes que favorecen a esos movimientos y sus postulados, o bien financiando sus actividades…… y sin olvidarnos de todos aquellos que se sitúan a lo largo de los itinerarios de las cabalgatas del “día del orgullo gay” aplaudiendo a rabiar, enmascarando dicha toma de posición por esa peregrina idea de que todos tenemos nuestros “derechos”. Y es que el único “derecho” que tiene el hombre es obedecer a su Creador, como queda perfectamente claro en el siguiente pasaje:

La conclusión del asunto, habiéndose oído todo, es: Teme al Dios verdadero y guarda sus mandamientos. Porque este es, todo el deber del hombre. 14 Porque el Dios verdadero mismo traerá toda clase de obra a juicio con relación a toda cosa escondida, en cuanto a si es buena o es mala.” (Ecles. 12:13-14).

La moraleja, entonces y a modo de conclusión, es la de que si nuestro Creador y ante determinada situación, actuó como actuó, si la situación se repite, se repetirá la misma actuación…… eso es, que la humanidad será sometida de nuevo a un juicio severo y con resultado de destrucción eterna para muchos; porque así como en el día de Noé hubo personas (pocas, ciertamente) que no se involucraron en ese mundo caracterizado por la violencia y por eso fueron preservadas, también en las circunstancias actuales habrá sobrevivientes de dicho juicio venidero y que conocemos como la “gran tribulación”, según Rev. 7:9; 13-14:

Después de estas cosas vi y, ¡miren!, una gran muchedumbre, que ningún hombre podía contar, de todas las naciones y tribus y pueblos y lenguas, de pie delante del trono y delante del Cordero, vestidos de largas ropas blancas; y había ramas de palmera en sus manos (……).

13 Y, en respuesta, uno de los ancianos me dijo: “Estos que están vestidos de la larga ropa blanca, ¿quiénes son y de dónde vinieron?”. 14 De modo que le dije inmediatamente: “Señor mío, tú eres el que sabe”. Y me dijo: “Estos son los que salen de la gran tribulación (eso es, que sobreviven a la misma) y han lavado sus ropas largas y las han emblanquecido en la sangre del Cordero”.” (Acotación nuestra).

Y es que al igual como ocurrió hará aproximadamente unos 4.500 años, cuando hoy Jehová Dios mira la tierra ve exactamente lo mismo que vio en esos tiempos antiguos: una tierra que está “arruinada”, porque de nuevo esta está “llena de violencia”; luego la reacción en un Dios en el que en su conducta no hay ni “el giro de la variación de la sombra” (Sant.1:17), eso es, que es del todo previsible en sus reacciones (de ahí que los juicios pasados son “ejemplos” amonestadores para nosotros y como leeremos a continuación), es obvio que tiene que ser la misma que tomó en el pasado y en lo que significará la destrucción eterna (Judas 7) de todos los que hoy se rebelan ante sus disposiciones…… pero liberación y vida eterna para aquellos que le son fieles en cualquier circunstancia. Recordemos, además, que todos los juicios levados a cabo en el pasado cumplen una función admonitoria para aquellos que vivimos en estos días y algo que queda claramente expuesto en las siguientes palabras:

Pues bien, estas cosas siguieron aconteciéndoles como ejemplos y fueron escritas para amonestación de nosotros a quienes los fines de los sistemas de cosas han llegado.” (1 Cor. 10:11).

Y dado que en los tiempos de Pablo “los fines de los sistemas de cosas” no llegaron, como es público y notorio pues casi 2.000 años nos contemplan desde los días del bueno de Pablo y aquí estamos “con estos pelos”, resulta que con ese “nosotros” se está haciendo referencia a las personas que vivimos ahora; y como ya conocen aquella máxima que dice que “el que avisa, no es traidor”…… pues eso ¡vayamos preparándonos, porque de nuevo la tierra “está arruinada y llena de violencia”!

MABEL

LAS LÁGRIMAS DE UNA PERIODISTA…

Posted in Uncategorized with tags , , , on 16/07/2016 by Armando López Golart

descargaRecordarán ustedes que hace solo unos pocos días anuncié mi decisión de dejar de publicar, aludiendo a un agotamiento en lo personal (lo cual es cierto) y apoyada ésta en el hecho aparente de que todo lo que un servidor podía decir acerca de la Biblia, ya estaba dicho…… pero hete aquí, que una circunstancia con la que no contaba me hizo dar cuenta de que, efectivamente (y de ahí lo de “aparente”), aún no estaba todo dicho. Súmenle a ello, la cantidad de correos recibidos en el sentido de que reconsidere mi postura pues, a tenor de algunos, con 71 años recién cumplidos no iríamos más allá de una mera circunstancia puntual que me ha dejado en tan fatigosa situación y por lo que aún me queda “guerra” que dar…… pero quienes así piensan se olvidan de un pequeño detalle: uno puede ser relativamente joven en años (¡dejen que me anime un poco!), pero estar y como diría mi amigo el castizo “muy trabajado”, como ha sido en mi caso y por lo que les ruego que me dejen explicar algo en mi descargo.

Toda mi vida la he pasado prácticamente al volante de un camión repartiendo muebles por toda España, si bien es cierto que los últimos quinces años de mi vida activa los pasé transportando desde Castellón a las Provincias Vascongadas (me resisto a lo de “País Vasco”) por espacio de doce años y los tres restantes a la provincia de Granada, luego con distancias equidistantes con mi punto de carga que rondaría entre los 700 u 800 kms.; ello significa que cargaba de día, me desplazaba de noche, descargaba de día, me desplazaba de noche y vuelta a empezar con “los faroles”. Por lo que se puede decir que mi vida consciente es casi el doble de la persona tipo que trabaja de día y duerme de noche…… pero es que a la fatiga propia del trabajo y el luchar constantemente contra el sueño, se añade otra circunstancia y que probablemente a nadie se le ha pasado por la cabeza: imaginemos el caso de una ruptura sentimental y con todo el dolor que ello comporta, pero que mientras el normal de las personas que pasan por ahí sufren parecido dolor durante el día, ya durante la noche y cuando consiguen conciliar el sueño, como mínimo “desconectan” un poco, recargan “pilas” y lo que hace la situación, dentro de lo que cabe, algo más llevadera. Pero claro, aquí “el menda” tenía que soportar tan angustiosa situación día y noche porque sencillamente no dormía y ello, por algún tiempo…… y eso, créanme, arruina el cuerpo y la mente del más pintado; y de ello resulta que con tan “solo” 71 años en el carné de identidad, es como si hubiera vivido 140, pues la “maquinaría” está ya muy desgastada por el uso.

Pero hecha esta breve reflexión a modo de ejemplo y volviendo a lo que nos interesa ¿qué es lo que me ha hecho dar cuenta de que en cuestiones bíblicas y al menos por mi parte, aún no estaba todo dicho y que, además, me ha hecho retractar de la decisión de dejar de escribir en el blog? Pues sencillamente, las lágrimas de una periodista…… sí, sí, como lo están leyendo; pero antes de concluir de estas palabras aquello tan manido de que los años nos ablandan y nos hacen unos sentimentaloides, “paren el carro” que aún no he acabado y la cosa puede tomar un giro inesperado. Aunque es cierto que para hacer una evaluación correcta del asunto, es preciso ir al inicio de la historia y que podría empezar con la siguiente pregunta: ¿les suena a ustedes el nombre de Víctor Barrio? ¿No? Pues bien, yo se lo voy a explicar: estaríamos hablando de un torero segoviano de 29 años, que el sábado día 9 de Julio perdió la vida en la plaza de toros de Teruel, al ser corneado por el tercer toro de la tarde…… hasta aquí y aunque trágico suceso que afortunadamente no ocurre con mucha frecuencia, lo cierto que no es el primer torero, ni será el último, que pierde la vida ante un toro mientras perdure esa aberración (es mi particular opinión) llamada “Fiesta Nacional”. Pero probablemente el suceso quizás no hubiera tenido el eco que ha tenido, si no hubiera sido por una serie de “tuits” de unos cuantos descerebrados celebrando la muerte del torero y denigrando su figura, que han conseguido poner en “pie de guerra” a los defensores de las corridas de toros…… y la cosa tiene visos de llegar hasta los tribunales de justicia.

Hasta aquí lo que ya es historia y por lo que vamos ahora a lo de la periodista en cuestión, que es lo que me ha llevado a incumplir mi firme propósito de dejar de publicar en el blog; estaríamos hablando de una colaboradora del grupo Libertad Digital y locutora de EsRadio que, entre otras cosas, en las noches del domingo dirige un programa dedicado al mundo del toro y en donde resume las actividades taurinas que se han producido durante la semana, por lo que deduzco de su afición al mundo taurino. Estaríamos hablando de la Sta. Elia Rodríguez Álvarez de Lara (precioso nombre y que hace honor a la persona, si se me permite el comentario) y a la que si le doy el tratamiento de Srta., es porque en no pocas ocasiones y al ser interpelada por sus compañeros de micrófono al respecto, su respuesta siempre ha sido la de “yo no me caso”…… y como aquí el “menda” es un caballero a la antigua usanza (que mal suena lo de “antiguo”), me gusta dar el tratamiento adecuado a las personas de las que cito.

La cuestión es que en el programa “La tertulia de Federico” del día 11/07/16 y cumplida la hora y cuatro minutos de grabación, aparecía dicha periodista visiblemente afectada por el luctuoso suceso mencionado y a la que incluso se le escaparon unas lágrimas que, como he señalado, fueron las causantes de mi “perdición”; porque dicha situación era nueva para mí, pues sigo dicho programa con cierta asiduidad y nunca había visto esta otra “cara de la moneda”, pues la Srta. Elia siempre había aparecido sonriente, alegre, ocurrente y muy hábil, por cierto, para defenderse de las “puyas malvadas” de D. Luis Herrero, uno de los más preclaros participantes en dicha tertulia…… por ello quedé muy sorprendido ante la nueva situación y lo que me llevó a plantearme algunas cuestiones y ya en el plano general, eso es, no personalizando en la periodista en cuestión y que solo sería la anécdota: ¿Por qué ante un luctuoso suceso como el citado se reacciona de esta manera y, sin embargo, permanecemos insensibles ante los 100.000 abortos (muertes, en definitiva) que anualmente se producen en España? ¿O por qué no movemos una pestaña, ante la dramática y brutal situación de millones de personas (entre ellos mujeres y niños) en campos de refugiados que no tienen qué comer, ni que beber y que viven en condiciones infrahumanas y si a eso se le puede llamar “vivir”? ¿O por qué nos es totalmente ajeno en el día a día, el drama de los miles de personas ahogadas en el Mediterráneo en su intento de llegar a Europa y que solo buscaban el poder vivir con un poco de dignidad?

Todo ello, repito, en el bien entendido de no estoy personalizando la cuestión en la periodista aludida, sino que ya estoy hablando en términos generales aunque, como no podría ser de otra manera, dirigiendo el foco en particular a la prensa que se ha cebado en esa noticia, con opiniones para todos los gustos y lo que hace aflorar la siguiente cuestión: ¿en función de qué, se valora la vida de una persona, como de más valor que la de otra, para que sea noticia? ¿De su posición social o del entorno en el que vive? ¿Del oficio o cargo que desempeña o de lo útil que este sea para la sociedad en la que vive? Porque repito, se han hecho diferentes valoraciones y cada una desde el punto de vista personal del que la formula, pero que con todo, esta no es la cuestión de fondo; la cuestión está en que para hacer la valoración objetiva de un asunto, hay que tener en cuenta todos los factores envueltos en el mismo y circunstancia que en este caso no se ha producido…… pero veamos un ejemplo gráfico de lo que pretendo plantear. No hace mucho, la alcaldesa de Madrid, Dña. Manuela Carmena y con respecto del aborto, se descolgaba con la siguiente afirmación en una entrevista que se le hizo el 25/04/16: “Los no nacidos, para mí no son personas”. Obviamente la pregunta inmediata sería, si no son personas ¿qué son, entonces, para ella? Seguramente dicha señora apoyaba su razonamiento en una muy particular interpretación de la segunda acepción que da la RAE para el término “nonato” y que es como sigue:

Dicho de una cosa: Aún no acaecida o que todavía no existe.” (Negritas mías).

Ello tomado al pie de la letra, bien podría apoyar dicha disparatada afirmación y que no es el caso, pues se está señalando en dicha acepción a “una cosa”…… y lo que lleva una mujer en su vientre, podrá ser lo que se quiera menos “una cosa”. Luego está claro que para llegar a tan disparatada conclusión, esa señora hizo uso de la parte que ella conocía y que en todo caso no era más que la mitad de la “historia”; veamos por tanto ahora, la otra mitad y que tiene que ver con lo qué opina Dios al respecto y que no es un tema baladí:

Y empezó a ocurrirme la palabra de Jehová, diciendo: 5 “Antes de estar formándote en el vientre, te conocí; y antes que procedieras a salir de la matriz, te santifiqué. Profeta a las naciones te hice.” (Jer. 1:4).

Entonces queda claro, que desde el punto de vista de Dios, el feto que está gestándose en el vientre de la madre ya cuenta como persona y al grado que se le pueden preparar futuras asignaciones; pero es que la idea va quedando más clara, cuando leemos lo que nos dice el legendario rey David en el Sal. 139:13-16 y que algo más que la Sra. Carmena sabría del asunto:

Porque tú mismo produjiste mis riñones; me tuviste cubierto en resguardo en el vientre de mi madre. 14 Te elogiaré porque de manera que inspira temor estoy maravillosamente hecho. Tus obras son maravillosas, como muy bien percibe mi alma.

15 Mis huesos no estuvieron escondidos de ti cuando fui hecho en secreto, cuando fui tejido en las partes más bajas de la tierra. 16 Tus ojos vieron hasta mi embrión y en tu libro todas sus partes estaban escritas, respecto a los días en que fueron formadas y todavía no había una entre ellas.”

Cuando buscamos el término “embrión” en un diccionario, esto es lo que leemos:

Ser vivo en las primeras etapas de su desarrollo, desde la fecundación hasta que el organismo adquiere las características morfológicas de la especie.” (Negritas mías).

Por lo tanto, lo que el salmo leído nos está diciendo es que aún desde el momento de ser concebido, los más mínimos detalles de lo que posteriormente sería la persona David, eso es, su estatura, su color de pelo, de ojos, cuantos cabellos tendría (Mat. 10:30), etc. etc. etc. estaban ya perfectamente determinados…… luego para Jehová Dios, es obvio que ese embrión ya tenía la consideración de “persona”. Pero la cosa nos lleva un poco más allá, cuando las Escrituras nos revelan cómo equipara nuestro Creador la vida del no nacido y que para la Sra. Carmena resulta que “aún” no es persona, con relación a la de una persona adulta; veámoslo en una ley que Dios dio a su pueblo Israel:

Y en caso de que unos hombres luchen el uno con el otro y realmente lastimen a una mujer encinta y los hijos de ella efectivamente salgan (se entiende que prematuramente), pero no ocurra un accidente mortal, a él sin falta ha de imponérsele el pago de daños conforme a lo que le imponga el dueño de la mujer; y él tiene que darlo por medio de los jueces. 23 Pero si ocurre un accidente mortal (eso es, que muriera el feto que se estaba gestando), entonces tienes que dar alma por alma (eso es, la vida del causante de la muerte del feto como compensación), 24 ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie, 25 marca candente por marca candente, herida por herida, golpe por golpe.” (Éxo. 21:22-25). (Acotaciones mías).

Es obvio, entonces, que la vida para nuestro Creador es algo sagrado y que el quitársela a otro ser tiene que ser compensado con la vida propia, lo que demuestra lo serio que es el atentar contra la vida de otro ser humano aunque sea de forma involuntaria…… no hablemos ya, cuando dicha muerte es premeditada e incluso legislada por la ley del hombre y como es en el caso del aborto; y es que tenemos que partir de la base que mientras la fuente de la vida es Jehová Dios (Sal. 36:9), el hombre no puede devolver una vida que haya quitado. Es del todo explicita, por tanto, la afirmación divina en el sentido de que “todas las almas… a mí me pertenecen” (Ezeq. 18:4) y con lo que resulta que el destruir una vida, es el equivalente a violentar la propiedad divina; por otra parte, dado que todo ser vivo tiene un propósito y un lugar en la creación de Dios, el darle muerte se convierte en un atentado contra el propósito divino.

Queda claro pues, que la afirmación de la alcaldesa de Madrid en el sentido que hasta que uno no nace, no puede ser considerado una persona, no es más que una estupidez propia de la persona indocumentada, como suelen serlo todos aquellos que no creen en Dios y a los que las Escrituras describen de la siguiente manera:

El inicuo, conforme a su altanería, no hace investigación (eso es, no considera el punto de vista de Dios, acerca de cualquier asunto del que se trate); todas sus ideas son: “No hay Dios”.” (Sal. 10:4). (Acotación mía).

Pero lo dicho hasta el momento nos lleva de nuevo al caso del torero fallecido, puesto que de lo dicho hay que sacar una lógica conclusión: si la vida es un regalo que Dios nos ha hecho a cada uno y algo de lo que no hay duda, el ponerla uno en un riesgo innecesario sería también una forma de violentar la voluntad divina…… y no me negarán ustedes que ponerse delante de un “morlaco” de casi 600 kilos, no figura entre las cosas más “seguras” del mundo. Y que nadie entienda que estoy rumiando aquello tan manido de que “él se lo ha buscado” con respecto del fatal lance que sufrió el Sr. Barrio…… no, no, yo lamento mucho su muerte y respeto profundamente el dolor de sus allegados, de la misma manera como lamento la de tantos seres indefensos que son asesinados en el vientre de sus madres y colaboradoras necesarias éstas de tan espantosa masacre (no pasemos por alto este punto y que nadie se ha atrevido a señalar), o como lamento también la muerte de tantas otras personas por diversas causas no buscadas por ellas; no podemos obviar lo que se nos dice en las Escrituras, acerca de lo incierto del futuro de cada uno:

Regresé para ver, bajo el sol, que los veloces no tienen la carrera, ni los poderosos la batalla, ni tienen los sabios tampoco el alimento, ni tienen los entendidos tampoco las riquezas, ni aun los que tienen conocimiento tienen el favor; porque el tiempo y el suceso imprevisto les acaecen a todos. 12 Porque tampoco conoce el hombre su tiempo. Justamente como peces que se cogen en una red dañina y como pájaros que se cogen en una trampa, así son cogidos en lazo los hijos de los hombres en un tiempo calamitoso, cuando este cae sobre ellos de repente.” (Ecles. 9:11-12).

Pero ello no excusa a uno de tomar las precauciones necesarias y hasta al grado en que se pueda, para preservar su vida mientras esté en su mano el poder hacerlo…… y repito, el colocarse delante de un toro no es la mejor manera de lograrlo; como tampoco lo es, el subirse a un F1, o en una moto GP, o practicar cualquier deporte o actividad que comporte un riesgo inherente, así como el tener hábitos poco saludables como el fumar, el beber en exceso, etc. etc. etc. Y quede claro que no estoy hablando en función de mi personal punto de vista del asunto, sino desde el punto de vista de nuestro Creador: la vida, repito, es una dádiva divina y como tal hay que cuidarla, pues somos responsables de ella ante el que nos la ha dado, por lo que hay que apartarse de los riesgos excesivos. Por otra parte, la vida que se perdió en el caso del Sr. Barrio, no es más ni menos importante que las que se perdieron ese mismo día y a la misma hora por diferentes causas, pero de las que no habla nadie porque no son noticia y no “venden”; y lamentable suceso que también se olvidará, tapado por otros de más actualidad, quedando reducida su repercusión al círculo de los más directos allegados del finado…… y ahí es en donde entra en liza, el creer o el no creer en Dios del que hemos hablado hace un momento, porque esto es lo que nos dicen las Escrituras:

Porque todas las cosas que fueron escritas en tiempo pasado fueron escritas para nuestra instrucción, para que mediante nuestro aguante y mediante el consuelo de las Escrituras tengamos esperanza.” (Rom. 15:4).

Pero ¿esperanza de qué, podría preguntarse por ejemplo la viuda del Sr. Barrio, ante tan doloroso trance? Pues la esperanza de que a no tardar lo tendrá de nuevo a su lado, pues constantemente en las Escrituras se nos habla de una futura resurrección de los muertos, por ejemplo, en palabras del propio Hijo de Dios:

No se maravillen de esto, porque viene la hora en que todos los que están en las tumbas conmemorativas oirán su voz 29 y saldrán (eso es, resucitarán), los que hicieron cosas buenas a una resurrección de vida, los que practicaron cosas viles a una resurrección de juicio.” (Juan 5:28-29). (Acotación mía).

Luego la diferencia existente entre los que no creen en Dios y los que sí creen, queda reflejada en unas palabras que recién ha pronunciado la viuda del torero fallecido, Dña. Raquel Sanz: “Es muy duro, pienso en descontar los días para reunirme con él.” (15/07/16)…… sin embargo, la persona que cree en Dios lo que dice es “estoy descontando los días para que él se reúna conmigo”; eso es, que mientras la primera espera el momento de su propia muerte para reencontrarse con su marido en el lugar en donde supone que este está, la segunda espera que sea la resurrección la que le devuelva al ser amado. Y es cierto que muchos pensarán que esta esperanza no es más que una mera fantasía…… pero más fantasía es pensar que uno se puede reunir con el ser perdido en la muerte y que esté viviendo en otro lugar; porque mientras las Escrituras sí nos hablan de la resurrección de los muertos, vean lo que se nos dice de aquellos que han desaparecido en la muerte y que es muy clarificador, para aquellos que no quieren vivir engañados:

Porque los vivos tienen conciencia de que morirán; pero en cuanto a los muertos, ellos no tienen conciencia de nada en absoluto (luego no están vivos en ningún lugar), ni tienen ya más salario, porque el recuerdo de ellos se ha olvidado. 6 También, su amor y su odio y sus celos ya han perecido y no tienen ya más porción hasta tiempo indefinido en cosa alguna que tenga que hacerse bajo el sol (sencillamente ya no existen).” (Ecle. 9:5-6). (Acotaciones mías).

Otra esperanza, por ejemplo, es la de que el mundo tal como lo conocemos dentro de muy poco tiempo dejará de existir, para dar paso a otro en el que no existirá la muerte, ni la vejez, ni la enfermedad, ni el sufrimiento que estas causan y algo de lo que en este blog se ha hablado en reiteradas ocasiones…… y siendo esta es la ventaja de creer en Dios: tener una esperanza que reconforta y nos da fuerzas para empujar el día a día. Y mucho más y algo de lo que también he hablado mucho, cuando vemos como de forma inmutable se van cumpliendo todas las profecías (de hecho tal parece que están todas cumplidas, menos una y que está al caer, como es la aparición del personaje “anticristo”) que nos hablan de lo cercano que tenemos este acontecimiento.

Resumiendo, queridos amigos que nos siguen, que lo que me faltaba por decir de lo mucho que he dicho a lo largo de casi seis años de singladura, era lo referente a la seria responsabilidad que tenemos ante nuestro Creador de conservar la vida que se nos ha dado y no exponerla indebidamente y algo, repito, de lo que nunca había hablado. Por otra parte, no sé si la Srta. Elia Rodríguez cree en Dios o no, aunque desearía que la respuesta fuera afirmativa, como me gustaría también que se contara entre mis lectores, aunque quizás esté demasiado ocupada para dedicar tiempo a ello y lo cual comprendo perfectamente (pero por pedir, que no quede); en todo caso y fuere como fuere la cosa, queridos amigos que sí me leen, sepan que la razón detrás de esto que acabo de escribir, así como de la decisión de continuar dándole a la “tecla” está y por increíble que esto pueda parecer…… en las lágrimas de una periodista.

Armando López Golart

¡……Y HASTA AQUÍ HEMOS LLEGADO!

Posted in Uncategorized with tags on 09/07/2016 by Armando López Golart

11Y es que no solo los años no perdonan, sino que también entendemos que está dicho todo lo podíamos decir acerca de las Escrituras (siempre partiendo del supuesto entendimiento que de ellas creemos tener) y por lo que no hace falta añadir nada más…… que cada uno y como siempre hemos resaltado en este blog, saque las oportunas conclusiones de lo publicado hasta el momento y actúe en consecuencia.

Solo decirles y ya a título personal, que un servidor (Armando López Golart) y autor de todo lo publicado en este blog, por tanto directo y único responsable de los errores que se hayan podido cometer en esos años de singladura, estoy sencillamente agotado y la cosa ya no da para más. Ha sido un placer compartir con todos ustedes las cosas de Jehová Dios y por lo que tienen todo mi agradecimiento, así como lo tienen aquellos que en uso de su legítimo derecho, han rebatido algunos de mis planteamientos…… a todos pues, muchísimas gracias.

Armando López Golart