Archivo para septiembre, 2012

EL “PARÁ…”…… ¿QUEEEÉ?

Posted in Uncategorized with tags , , , , , on 22/09/2012 by Armando López Golart

¿A qué les suena a ustedes la expresión “paráclito”, aparte de “a chino”? Y ya les advertimos de entrada, que no estaríamos hablando de algún tipo de virus maligno, ni del último fichaje del Real Madrid ni nada parecido, sino de algo relacionado con un correo que hace unos pocos días recibíamos de una amable seguidora de nuestro blog y en el que nos formulaba una interesante pregunta, pues incidía en un tema muy útil (a la vez que de rabiosa actualidad) para las personas que quizás sin demasiada experiencia en esas lides, se dirigen por primera vez a la Biblia para aprender de su Creador y que se encuentran ante una barrera aparentemente infranqueable…… pero veamos la pregunta en cuestión (realmente son dos) y que es la segunda parte de la misma, la que ha dado pie a este artículo:

Armando, si el Espíritu Santo es la fuerza activa de Dios ¿qué papel juega con los de la “gran muchedumbre”? Porque también a ese Santo Espíritu se le denomina como el “consolador”, luego…… ¿es solo “consolador” de los ungidos?

Y es que uno de los problemas más complejos con los que se encuentran aquellos que se esfuerzan en aprender directamente de las Escrituras, está precisamente en las propias traducciones que de las mismas existen, dado que en la mayoría de ellas se usan unas expresiones, cuando no un tanto arcaicas, si por lo menos tendentes a la confusión por lo desusado de las mismas y que tal parece que están puestas adrede, para que uno no se entere de que va la cosa y acabe por desistir de su loable empeño. Eso cuando no se produce una estrafalaria traducción de algunos pasajes determinados y que contradicen flagrantemente el contexto escritural, con lo que ya se acaba de rematar la “faena” en cuanto a desorientar definitivamente al personal…… y no estaríamos hablando versiones de dudosa calidad, que también, sino de reputadas traducciones como pueda ser, por ejemplo, la versión RVR 1960 y usada como referente por la mayoría de autores bíblicos; sin embargo, veamos un error garrafal en la traducción del pasaje de Rev. 5:8-10, por ejemplo, e impensable en una versión de semejante prestigio:

Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero; todos tenían arpas y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos; 9 y cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación; 10 y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes y reinaremos sobre la tierra.”

Luego según leemos en la citada versión, fueron los “cuatros seres vivientes” y los “24 ancianos” (prominentes personajes celestiales del entorno más inmediato del Altísimo), los que fueron redimidos, los que fueron hechos reyes y sacerdotes y los que reinarían sobre la tierra y que como animalada interpretativa (y ya nos disculparán ustedes el exceso), no está nada mal…… y los “expertos” que usan la citada versión a diario, tocando el violón y sin enterarse de qué va la película. Sin embargo, veamos ahora como vierten el resto de traducciones dicho pasaje y que nosotros transliteraremos de la versión TNM de los Testigos de Jehová y que para nosotros, es sin duda alguna la más clara en su lenguaje o forma de expresarse…… la interpretación personal que hagan luego de su contenido dichos señores, ya es otra historia:

Y cuando tomó el rollo, las cuatro criaturas vivientes y los veinticuatro ancianos cayeron delante del Cordero, cada uno teniendo un arpa y tazones de oro que estaban llenos de incienso y el incienso significa las oraciones de los santos. 9 Y cantan una canción nueva y dicen: “Eres digno de tomar el rollo y de abrir sus sellos, porque fuiste degollado y con tu sangre compraste para Dios personas (luego no fueron ellos los comprados o redimidos, sino otros) de toda tribu y lengua y pueblo y nación, 10 e hiciste que fueran (luego otros y no ellos, fueron “hechos”) un reino y sacerdotes para nuestro Dios y han de reinar (no ellos, sino otros) sobre la tierra”.” (Acotaciones nuestras).

Entonces es evidente que estamos ante algo totalmente contradictorio, pues se nos dicen dos cosas diametralmente opuestas; ahora bien…… ¿qué idea pretendemos transmitir con este ejemplo? Pues que la mayor parte del fracaso de muchas personas en su intento por leer las Escrituras…… y entenderlas, por supuesto, es imputable a los distintos traductores de las distintas versiones existentes en el mercado y por lo que el primer reto al que uno se enfrenta, tiene que ver sin duda alguna con el hacer una buena elección de la traducción bíblica que se propone adquirir. Y si para muestra basta un botón, valga decir que una de las razones por las que nuestros artículos son fácilmente entendibles para quienes nos leen, radica básicamente en el hecho que los textos que transcribimos (ingente cantidad de ellos) no presentan ninguna dificultad de comprensión para dichos lectores, pues son fácilmente entendibles incluso para personas poco avezadas en la lectura bíblica…… y siendo el caso que la versión que usamos como base o referente en nuestros escritos, eso es, de la que transcribimos directamente dichos textos, es la mencionada TNM de los TJ y que sorprendentemente, no suele tener demasiada buena prensa; sin embargo, aún es el momento en que alguien nos haya podido reprobar, que uno solo de los innumerables textos usados en nuestras publicaciones esté incorrectamente interpretado (como ocurre en el caso de la RVR 1960) y consecuentemente, por nosotros mal aplicado. Y dicho lo cual, volvamos al correo en cuestión y del que les señalamos que si bien responderemos (o al menos lo intentaremos) a ambas preguntas, es la orientación dada a la segunda de ellas y como ya hemos apuntado, la que da pie a este escrito; por ello, lo fraccionaremos en dos partes y siendo el caso que en la primera de esas dos preguntas, se nos dice lo siguiente:

Armando, si el Espíritu Santo es la fuerza activa de Dios ¿qué papel juega con los de la “gran muchedumbre”?

Pues bien, según nuestra personal opinión, en principio ninguno dado que como nuestra comunicante bien menciona, el Espíritu Santo no es más que la fuerza activa de Dios y que proyectada hacia cualquier parte del Universo, lleva a cabo cualquier propósito de Este. Y es que ese mismo espíritu es el que actuó sobre Sansón y le dio una descomunal fuerza (Jue. 14:6), pero también el que actuó sobre Saúl y lo movió a ejercer de profeta (1 Sam. 10:10); o el que actuando sobre Salomón, le dio una inmensa sabiduría (1 Rey. 3:10-14). Y ya en última instancia, el que llevó a los apóstoles de Jesús, así como a otros de sus seguidores del primer siglo, a realizar obras poderosísimas y lejos del alcance del ser humano normal…… desde el sanar enfermos, hasta el levantar muertos y pasando por el tener poder sobre los mismos demonios. Pero en todos esos ejemplos, así como en otros que no se han mencionado, vemos una constante y es que estaríamos hablando de personas que de una manera u otra, tenían una comisión divina encomendada y por lo que recibieron el poder necesario en cada caso (y a modo de “credencial” que identificaba al individuo como siervo de Jehová) para llevarla a cabo…… y que se sepa, la “gran muchedumbre” de Rev. 7:9 no tiene asignada, al menos de momento, ninguna comisión en especial y que requiriera de esa fuerza o poder; recordemos lo que un Jesús ya resucitado, les dijo a sus apóstoles:

Les dijo: “No les pertenece a ustedes adquirir el conocimiento de los tiempos o sazones que el Padre ha colocado en su propia jurisdicción; 8 pero recibirán poder cuando el espíritu santo llegue sobre ustedes; y serán testigos de mí tanto en Jerusalén como en toda Judea y en Samaria y hasta la parte más distante de la tierra.” (Hech.1:7-8).

Luego lo que en realidad ocurría es que el Espíritu Santo o fuerza activa de Jehová, actuaba a través de todas esas personas mencionadas, para llevar a cabo semejantes y respectivos logros mencionados (Hech. 19:11). Sin embargo, no es menos cierto que se especula con la posibilidad de que la profecía de Joel 2:28-29, tenga un mayor cumplimiento en un futuro del que tuvo en el primer siglo (Hech. 2:14-18) y se extienda también a los miembros de esa “gran muchedumbre”. Lo que significaría, que todos aquellos que acepten el mensaje de la predicación final de Mat. 24:14 (iniciada por el pequeño resto de “ungidos” por aparecer, según Rev. 6:9-11; 11:3-6) y que irán conformando el grueso de la “gran muchedumbre” que sobrevive a la “gran tribulación” de Rev. 7:9; 14, también vayan recibiendo y a medida que se vayan incorporando como colaboradores en la citada predicación, parte de esos poderes desplegados por los “dos testigos” (o resto por aparecer), como señal “acreditativa” de estar al servicio del Altísimo…… pero que en todo caso y aun siendo una perspectiva que parece bastante verosímil, la circunstancia que desde este blog no se ha profundizado sobre este tema, nos aconseja prudentemente el continuar considerándolo como una mera especulación.
Pero especulación que ofrece una derivada muy significativa y que tiene que ver con el hecho constatado que desde primer siglo en adelante, dejaron de producirse esas demostraciones de poder divino…… y eso hasta el día de hoy; circunstancia que pone en tela de juicio la presunta condición de “ungidos” o Hijos adoptivos de Dios que muchos se arrogan en la actualidad, pero que sorprendentemente no pueden desarrollar los poderes que dicha condición siempre ha llevado inherentes, según se desprende de las palabras de Jesucristo en Mar. 16:17-18; y palabras que salvo algunas excepciones, son aceptadas como parte de las Escrituras por la inmensa mayoría de los traductores bíblicos:

Además, estas señales acompañarán a los que crean: Mediante el uso de mi nombre expulsarán demonios, hablarán en lenguas 18 y con las manos tomarán serpientes; y si beben algo mortífero no les hará ningún daño. Pondrán las manos sobre los enfermos y estos sanarán.”

Y es que aparte de que estas palabras pudieran haber sido pronunciadas por Jesús…… o no (algunos traductores, repetimos, las ponen en tela de juicio), está la fuerza de los hechos que a lo largo de la historia bíblica, muestran y sin lugar a duda alguna, que toda persona comisionada por el Altísimo para llevar a cabo una tarea de servicio divino, fue dotada del correspondiente poder para efectuarla y que a la vez y a modo de “credencial”, certificaba que ésta estaba comisionada directamente por Dios y según se muestra con toda claridad, en este caso en la versión TLA (Traducción en Lenguaje Actual):

Y los discípulos, por su parte, salieron a anunciar por todas partes las buenas noticias del reino. El Señor Jesús los acompañaba y los ayudaba por medio de señales milagrosas; y así Dios demostraba que los discípulos predicaban el mensaje verdadero (en definitiva, que Le estaban representando). Amén.” (Mar. 16:20). (Acotación nuestra).

Por lo que estaríamos, en el caso de esos supuestos “ungidos” de la actualidad, no ante verdaderos Hijos adoptivos de Dios, sino ante verdaderos farsantes y embaucadores…… de lo contrario, que nos muestren su “credencial” como comisionados por Dios, porque con su simple afirmación no nos basta. Pero vayamos ahora a la segunda parte del mencionado correo (razón de ser de este artículo) y en donde se nos plantea la siguiente cuestión:

Porque también a ese Santo Espíritu que se le denomina como el “consolador”, luego…… ¿es solo “consolador” de los ungidos?” (Negritas nuestras).

Y es que en llegando ahí y como diría D. Quijote a su fiel escudero “con la Iglesia hemos “topao”, amigo Sancho”; porque cuando uno oye (o lee) expresiones tales como “consolador”, o “abogado”, o “defensor”, o “intercesor”, o “alentador”, o “consejero”, o “abogado defensor”…… ¿qué es lo primero que le viene a la mente? ¿Qué idea le sugiere cada una de esas expresiones, o con qué tipo de actividad asocia las tales? Obviamente y desde el punto de vista actual, son significados que tienen connotaciones muy distintas entre sí y que nos comunican distintas acciones a llevar a cabo e implícitas en cada una de ellas y que no acaban de encajar muchas de estas con el verdadero sentido que exigen los diferentes pasaje bíblicos en las que están siendo utilizadas, llevando al principiante al despiste más absoluto…… y ya ni hablemos cuando se nos menta la susodicha palabra “paráclito”, momento en el cual uno ya se teme lo peor y poniéndose a la defensiva, empieza a barruntar eso tan castizo de “tú padre, por si acaso”. Pues bien, las mencionadas son distintas expresiones usadas por distintas versiones bíblicas, por ejemplo y básicamente, en los pasajes de Juan 14:16; 26; 15:26 y que obviamente llevan a la confusión (por si acaso hubiera poca), como parece ocurrir en el caso de nuestra amable comunicante y que si entendemos bien, lo que nos está preguntando es si solo serán consolados los “ungidos” y no el resto del personal…… cuando es el caso que Jesús en esos pasajes citados no quiso decir nada (ni siquiera lo dio a entender) que tuviera que ver con la consolación de personas y según entendemos dicho concepto en la actualidad, sino que dijo algo muy distinto: esto que van a leer, es lo que se ajusta correctamente a la idea que él pretendía transmitir a sus seguidores y a los que en breve tendría que abandonar, en esos textos señalados:

Juan 14:16: “…… y yo pediré al Padre y él les dará otro ayudante que esté con ustedes para siempre.”

Juan 14:26: “Mientras permanecía con ustedes les he hablado estas cosas. 26 Más el ayudante, el espíritu santo que el Padre enviará en mi nombre, ese les enseñará todas las cosas y les hará recordar todas las cosas que les he dicho.”

Juan 15:26: “Cuando llegue el ayudante que yo enviaré a ustedes del Padre, el espíritu de la verdad, que procede del Padre, ese dará testimonio acerca de mí.”

Luego ¿a qué queda mejor y sobre todo, más entendible de esta manera? Porque es cierto que el sentido primario de la expresión “parakletos” que aparece en los manuscritos más antiguos en griego y que se vierte al español como “paráclito”, permite el uso indistinto de las diversas expresiones antes señaladas…… pero claro, dentro de un cierto orden y que estaría condicionado por el contexto en que se encuentra la citada expresión “paráclito” y que también tiene la connotación de “ayudador”. Y es obvio por lo registrado en Juan 14:26, que el espíritu santo actuaría como “ayudante” (no como “intercesor” o en su defecto “consolador”, por poner un ejemplo) en sustitución de Jesucristo y colaborando en la comisión recibida por los apóstoles, por medio de enseñarles y hacerles recordar las cosas explicadas con anterioridad por este…… y por lo que el término “ayudante”, parece ser el más correcto para ser usado en ese contexto en particular. Pero dejando eso aparte y volviendo a la pregunta formulada en el correo que estamos atendiendo, resulta que de nuevo nos topamos con la misma cuestión con la que nos hemos encontrado en la primera pregunta a la que hemos dado respuesta: necesitaban este apoyo aquellas personas a las que se les había encomendado una tarea divina y a las que el Espíritu Santo acudía en socorro, para “ayudarles” a llevarla a cabo con éxito…… y siendo esas personas, aquellas que habían sido “ungidas” con el espíritu de adopción como Hijos de Dios.

Por lo tanto, la respuesta a nuestra amable comunicante, es que solo los “ungidos” reciben tal “ayuda”, que no “consuelo” y siempre teniendo muy presente la actual connotación que se le da a dicha palabra…… y todo este “cacao”, provocado por el incorrecto uso de determinado término en un lugar que no le corresponde. Y es que si nuestra comunicante hubiera tenido la oportunidad de leer en primera instancia, una traducción que usara palabras o definiciones actuales de uso cotidiano y sobre todo, ajustadas a su contexto, como por ejemplo es la TNM de los TJ y para nosotros, la más impecable en este aspecto…… y conste que no nos llevamos ninguna comisión (siempre los hay de mal pensados), seguramente no estaríamos ahora hablando de esto, pues ella habría entendido de inmediato lo que se le estaba explicando. Por ello, queridos amigos, la necesidad de buscar una traducción que use un lenguaje actualizado y que lejos de confundirnos, nos ayude a avanzar en nuestro objetivo de alcanzar un mayor conocimiento de la Palabra de Dios…… y en el bien entendido que lo que expresamos en este escrito, no deja de ser más que nuestra personal opinión sobre el tema tratado. Por lo tanto, ahora les toca a ustedes hacer su propia investigación sobre el particular y sacar las oportunas conclusiones; porque ya saben…… nosotros, también nos podemos equivocar.

MABEL

USTED…… Y LOS “FALSOS MAESTROS”.

Posted in Uncategorized with tags , , , , , , on 19/09/2012 by Armando López Golart

Y que haberlos “ahílos” que diría un castizo, es algo evidente a tenor de lo que uno ve por ahí y sobre todo, en zonas tan proclives al fenómeno religioso, como pueda ser básicamente el área de Latinoamérica, zona geográfica en donde están localizadas las más diversas y variopintas denominaciones religiosas, algunas de ellas con sorprendentes y extravagantes planteamientos. Pero para centrar un poco el tema, veamos en primer lugar, en dónde se nos habla de la aparición de esos peculiares personajes que dan título a este artículo, así como de las funestas consecuencias de sus erráticas enseñanzas:

Sin embargo, llegó a haber también falsos profetas entre el pueblo, como también habrá falsos maestros entre ustedes. Estos mismísimos introducirán calladamente sectas destructivas y repudiarán hasta al dueño que los compró, trayendo sobre sí mismos destrucción acelerada. 2 Además, muchos seguirán los actos de conducta relajada de ellos y por causa de estos se hablará injuriosamente del camino de la verdad (eso es, de la Palabra de Dios). 3 También, con codicia los explotarán a ustedes (obtendrán réditos económicos) con palabras fingidas. Pero en cuanto a ellos, el juicio desde lo antiguo no se mueve lentamente y la destrucción de ellos no dormita.” (2 Ped. 2:1-3). (Acotaciones nuestras).

En definitiva, que al final la gente se harta y ante tanta confusión por los diferentes mensajes difundidos, acaban por dejar la Biblia a un lado al pensar que esta es un libro excesivamente complicado, difícil de entender y “pasando” olímpicamente de la esperanzadora verdad que desde sus páginas se transmite. Entonces queda claro que las consecuencias de la aparición de los mencionados falsos maestros o falsos profetas (serían las dos caras de una misma moneda), con su amplia gama de disparatadas y divisivas enseñanzas, tiene nefastas consecuencias para una sociedad que se tiene por religiosa. Y hecho que queda constatado, por la amplia variedad de denominaciones (o sectas) existentes dentro de la misma cristiandad y que acaban por desorientar al personal…… y dándose con ello la paradójica circunstancia, que un libro (la Biblia) que supuestamente tendría que llevar a la unidad entre personas, ha degenerado en el inmenso caos que a día de hoy observamos:

Ahora los exhorto, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, a que todos hablen de acuerdo y que no haya divisiones entre ustedes, sino que estén aptamente unidos en la misma mente y en la misma forma de pensar.” (1 Cor. 1:10).

Entonces estaremos de acuerdo y a la vista de las casi 33.000 denominaciones llamadas “cristianas” por todo el mundo (según diversas fuentes consultadas), unas escindidas de las otras y así sucesivamente y que partiendo de un tronco común como puede ser la enseñanza de Jesucristo contenida en las Escrituras, cada una de ellas cuenta con sus propios “ungidos” o elegidos por Dios (por supuesto, los verdaderos y a diferencia del resto que son los “falsos”, como no podría ser de otra manera), por ende con sus propias enseñanzas o doctrinas y sí mucho se tercia, hasta con su particular traducción de la Biblia y lo que acaba liando aún más la situación; en resumidas cuentas…… pues eso, que la cosa no está como para tirar cohetes.

Pero no obstante, hagámonos una pregunta…… ¿toda la responsabilidad de la situación creada, está en esos “falsos maestros” y que como hemos dicho, haberlos “ahílos” y en cantidades industriales? Y es que la realidad no parece ser así, cuando razonamos desde la lógica y el sentido común, porque veamos: esa lógica nos dice que solo puede haber “falsos maestros” si existen alumnos indolentes e irresponsables, que para nada se preocupan de si lo que se les enseña es verdad o no…… por lo tanto, “alumnos” que no hacen sus deberes; personas en definitiva, que se ajustan a las características que señaló el apóstol Pablo en su momento:

Porque habrá un período en que no soportarán la enseñanza saludable (la que emana directamente de las Escrituras), sino que, de acuerdo con sus propios deseos, acumularán para sí mismos maestros para que les regalen los oídos (eso es, les digan las cosas que desean oír); 4 y apartarán sus oídos de la verdad, puesto que serán desviados a cuentos falsos.” (2 Tim. 4:3-4). (Acotaciones nuestras).

Y es que el común de los mortales (en el bien entendido que nos estamos refiriendo al ámbito de la llamada cristiandad), cree que con asistir a las prácticas dominicales, escuchar lo que determinado señor les cuenta que dice la Biblia, contribuir al sostenimiento de la denominación religiosa a la que pertenezcan y entremedias, colaborar con alguna que otra obra benéfica auspiciada por la parroquia en cuestión, ya lo tiene todo hecho para conseguir la aprobación de Dios (y obviamente, las prebendas que eso devenga ¡faltaría más!). Porque eso es lo que se le enseña a la grey, por parte de los llamados pastores, reverendos, curas, ministros o ancianos (según la confesión religiosa a la que se pertenezca) y que generalmente, suelen vivir de eso…… por lo que ya entra en el cuadro y por si este no estaba ya bastante emborronado, el interés espurio, eso es, la “explotación” o aprovechamiento en beneficio propio de la Palabra de Dios, por parte de las citadas organizaciones sobre sus feligreses o adeptos. Ahora bien ¿qué es lo que nos dicen las Escrituras, respecto de la actitud correcta de aquellos que son enseñados? De entrada, ahí tenemos los consejos de personas tan reputadas como los apóstoles Pablo y el propio Juan:

Asegúrense de todas las cosas; adhiéranse firmemente a lo que es excelente (luego eso implica selección y para lo cual, hace falta investigación).” (1 Tes. 5:21).

Amados, no crean toda expresión inspirada, sino prueben (mediante contraste con las Escrituras) las expresiones inspiradas para ver si se originan de Dios, porque muchos falsos profetas han salido al mundo.” (1 Juan 4:1). (Acotaciones nuestras).

Bien, el mensaje está claro: asegurarnos de que las cosas que nos cuentan, sean tal cual se nos cuentan y para lo que es imprescindible, el no creernos de entrada todo lo contado por esos supuestos “representantes” de Dios, sino comprobar por nosotros mismos si esa información recibida se ajusta a la realidad…… o no. Lo que significaría el no dejar en manos de esos dirigentes religiosos nuestra personal enseñanza, sino acudir directamente a la fuente de donde emana toda la verdad (Juan 17:17), que por demás ha estado a nuestro alcance desde tiempos inmemoriales y que conocemos como La Biblia…… pero claro, ello exige esfuerzo por parte de uno y no todo el mundo está por la labor, pues es mucho más cómodo que alguien haga esa tarea por nosotros. Sin embargo, dicha actitud no se parece en nada con la que se nos recomienda desde las Escrituras, según hemos leído en los dos pasajes anteriores transcritos y que quedan refrendados, por las siguientes palabras del evangelista Lucas:

Ahora bien, estos (los habitantes de Berea) eran de disposición más noble que los de Tesalónica, porque recibieron la palabra con suma prontitud de ánimo y examinaban con cuidado las Escrituras diariamente, en cuanto a si estas cosas (las que les explicaba Pablo) eran así.” (Hech. 17:11). (Acotaciones nuestras).

Luego lo que está claro y a tenor de esas palabras de reconocimiento como de personas de noble disposición, para aquellas que se tomaban esa “molestia” de comprobar con las Escrituras la veracidad o no, de las enseñanzas que recibían (¡y nada menos que de todo un personaje como era el apóstol Pablo!), es que en ese texto se nos quiere transmitir un mensaje estimulador, en el sentido que tenemos que hacer un esfuerzo para averiguar por nosotros mismos, si lo que nos explican acerca de Dios es correcto o no. Y asunto que no es baladí, cuando vemos que esa forma de actuar y recomendada en las Escrituras, parece estar en relación directa con respecto de la posición que ocupamos ante nuestro Creador:

Los hijos de Dios y los hijos del Diablo, se hacen evidentes por este hecho: Todo el que no se ocupa en la justicia no se origina de Dios; tampoco el que no ama a su hermano.” (1 Juan 3:10).

Y siendo cierto que esas palabras iban dirigidas a individuos que tenían una relación paterno/filial con Jehová (pues habían sido declarados Hijos adoptivos del Altísimo), no es menos cierto que como “principio” aplica a cualquier persona, pues todas sin excepción nos enfrentamos a la misma situación: dilucidar en qué bando estamos militando. Porque algo que nos gustaría aclarar y a fin de dar el toque de normalidad que requiere la cuestión, lejos de ese enfoque sobrenatural que se ha dado a los que con Cristo formarán parte de ese gobierno de hechura celestial, es que esas personas que recibieron el privilegio de alcanzar esa relación con su Creador y lo que les permitiría el llegar a reinar con Cristo en ese reino de Dios venidero, eran sencillamente personas como usted y el que suscribe, o como cualquier convecino que podamos encontrarnos cada día por la calle; eso es, personas con nuestras mismas imperfecciones, defectos, virtudes, fobias, manías…… solo que estuvieron en el lugar adecuado en el momento oportuno, se creyeron lo que les explicó Jesús y por ello, consiguieron acceso a un privilegio que ahora ya no está disponible, pues cesó con la muerte del último apóstol; y privilegio reservado solo para un reducido grupo de personas (Luc. 12:32). Y para comprobar que estaríamos hablando de personas de parecidas características a las nuestras, eso es, iguales en todo aspecto a nosotros, veamos lo que las mismas opinaban sobre el particular:

Sant. 5:17: “Elías era hombre de sentimientos semejantes a los nuestros y, no obstante, en oración oró que no lloviera…… y no llovió sobre la tierra por tres años y seis meses.”

Hech. 14:15: “…… y diciendo: “Varones, ¿por qué hacen estas cosas? Nosotros también somos humanos que tenemos sufrimientos igual que ustedes y les estamos declarando las buenas nuevas, para que se vuelvan de estas cosas vanas al Dios vivo, que hizo el cielo y la tierra y el mar y todas las cosas que hay en ellos.”

En definitiva, simples personas como las actuales y por lo que prescindiendo de cual sea la recompensa final, bien el reinar con Cristo en el reino de Dios y con la inmortalidad en mira en el caso de unos pocos…… o bien el llegar a ser súbditos del mismo y con la perspectiva de alcanzar la vida eterna para los más (la diferencia está delimitada simplemente por el factor oportunidad), los “principios” envueltos en el asunto y como ya hemos dicho, nos aplican a todos por igual. Entonces, parece estar claro que en ese “ocuparse en la justicia” mencionado en 1 Juan 3:10, estaría envuelta la consideración frecuente y personal de la Palabra de Dios (la Biblia), con el fin de cerciorarnos de que no somos víctimas de un engaño con respecto de aquellas cosas que se nos dicen desde el púlpito, tarima, escenario o lugar desde el que se nos hable en nuestros diferentes lugares de reunión…… y en donde tendríamos que incluir a Internet, por supuesto. Luego todo considerado, queda claro que la responsabilidad última de la posición errónea en la que podamos estar situados con respecto de nuestra fe y del verdadero conocimiento acerca de la voluntad de nuestro Dios y Creador para con Sus criaturas, no recae tanto en los “falsos maestros” mencionados, como en la indolencia manifiesta de los educandos y que por comodidad, dejan que sean otros los que les saquen las castañas del fuego; sin embargo, notemos las palabras de Pablo y contrarias a dicha actitud:

Por eso es necesario que prestemos más de la acostumbrada atención a las cosas oídas por nosotros, para que nunca se nos lleve a la deriva.” (Hebr. 2:1).

Entonces habría que entender, que podríamos ser llevados “a la deriva”, eso es, en una dirección incorrecta si prestáramos atención a cualquier “expresión inspirada” (1 Juan 4:1) que oímos en nuestros respectivos lugares de culto, o leemos en cualquiera de los muchos blogs que existen en la red y que hablan del tema religioso, sin la necesaria y prudente actitud de confirmar la veracidad de dicha “expresión inspirada”, mediante el contrastar la información recibida con las Escrituras. Pensemos que todas esas personas que nos hablan, lo que nos transmiten no es otra cosa que aquello que “ellas entienden” que dice la Biblia sobre tal o cual tema y siempre visto desde su particular perspectiva, fruto de las personales vivencias o enseñanzas que hayan recibido a lo largo de su vida…… pero puesto que cada uno de nosotros puede leer directamente y de primera mano en las páginas del registro sagrado ¿por qué recibir dicha información a través de intermediarios y con el riesgo que ello conlleva (Gál. 6:5)? Pero es que además, “intermediarios” que a pesar de ser denominaciones religiosas de prestigio, como los adventistas, evangélicos, pentecostales, etc. y provistos de amplios medios de difusión, como cadenas de TV, radio, prensa escrita, libros y páginas en Internet, no dejan de decir verdaderas barbaridades…… al menos, eso es lo que oímos de destacados miembros o predicadores de las citadas confesiones y de lo cual les vamos a dar algunos ejemplos, que por esa zona geográfica a la que nos hemos referido al inicio de este escrito, seguramente conocerán de quiénes les estamos hablando.

Tomemos el caso del “Dr.” David Diamont y al parecer de línea pentecostal, al que le llaman “el predicador del gorrito”, ya que hace sus prédicas tocado con la “Kipá” judía; pues bien: en el video “2012 y el arrebatamiento” y en el minuto 4 de grabación, cita de Rev. 21:1 y en donde leemos como sigue:

Y vi un nuevo cielo y una nueva tierra; porque el cielo anterior y la tierra anterior habían pasado y el mar ya no existe.”

Pues bien, dicho caballero afirma sin rubor alguno, que el significado de esas palabras es que en esa nueva tierra por venir, los mares y océanos no existirán…… literalmente hablando. Pero para mayor inri, la persona que comparte protagonismo en dicho video, el “Pastor” Arturo Norero (ignoramos su filiación religiosa), asiente enfáticamente y dando también por buena semejante salvajada…… y lo que nos lleva a pensar que no tienen ni la más remota idea del significado del citado texto bíblico, eso es, de lo que significan el “nuevo cielo” o la “nueva tierra” y muchísimo menos, el significado de la expresión “el mar” así como de la ubicación de esa profecía en el tiempo…… lo cual significa por extensión, que desconocen totalmente el significado de profecías que tengan que ver con esas palabras; luego ¡cómo para fiarse de tan “preclaros” predicadores de la Palabra de Dios! Y explicación del citado pasaje, bastante más sensata y razonable, que pueden encontrar con todo lujo de detalles acerca de su correcta interpretación, en el título publicado en este blog “Cuando el absurdo supera los límites” del 01/08/10. Por cierto, que tampoco es verdad y según enseñan o afirman dichos caballeros, que exista algo parecido a un rapto pre-tribulación, eso es, personas tomadas de la tierra y llevadas a los cielos temporalmente y evento a ser seguido por siete años de tribulación y que pasados los mismos, aquellas serán devueltas de nuevo a una tierra ya restaurada…… sencillamente, la Biblia no dice nada de eso.

Pero veamos otro que tal baila y que en esta ocasión se trataría del “predicador” adventista, Sr. Doug Batchelor (también defiende la teoría del rapto pre-tribulación), que en su video “Los eventos finales” (muy bien hecho por cierto, el citado video) y subdividido en siete secciones o apartados, en una de ellas, la quinta concretamente, dicho personaje nos cita de Rev. 20:1-2 en donde se puede leer lo siguiente:

Y vi a un ángel que descendía del cielo con la llave del abismo y una gran cadena en la mano. 2 Y prendió al dragón, la serpiente original, que es el Diablo y Satanás y lo ató por mil años.”

Ahora bien ¿cuál es la interpretación de dicho caballero a esas palabras? Pues la de que ello significa que ese maligno personaje, permanecerá mil años vagando por una tierra desértica y destruida, fruto de su denigrante proceder en contra del Altísimo y rumiando acerca de su futura y definitiva destrucción al término de esos citados mil años ¡y se queda tan ancho el hombre, después de decir semejante animalada!…… porque claro, aquellos que no somos ni pastores, ni reverendos, ni teólogos, pero que tenemos la sana costumbre de leer las Escrituras para asegurarnos que no nos toman el pelo, sabemos que esos mil años Jehová los ha preparado para otra cosa, a tenor de lo anunciado en Hech. 3:20-21:

“…… y para que él (Jehová) envíe al Cristo nombrado para ustedes, Jesús, 21 a quien el cielo, en verdad, tiene que retener dentro de sí hasta los tiempos (obviamente el milenio) de la restauración de todas las cosas de que habló Dios por boca de sus santos profetas de tiempo antiguo.” (Acotaciones nuestras).

Luego todo indica que estaríamos hablando del reino milenario de Dios en manos de Su Hijo Jesucristo y período de tiempo, que tiene por objetico el restaurar las cosas en la tierra…… y reino de mil años de Dios aquí en la tierra, que es el tema central de las Escrituras y única esperanza de la humanidad para resolver sus problemas; por lo que la pregunta que nos tendría que responder dicho caballero, es la de quién de esos dos personajes (Jesucristo por una lado o Satanás por el otro), ocuparán la tierra durante ese período de mil años. Pero como de ese caballero y sus afirmaciones en ese video, hablaremos más extensamente en otro artículo dedicado expresamente a él, veamos a otros que también se las traen y que al igual que los anteriores, publican sus mensajes en Internet y que en algunos casos, regentan pequeñas iglesias.

Porque ¿qué hay si hablamos del Sr. Félix Guttmann y sus disparatadas “enseñanzas” en su canal de You Tube, explicándonos por ejemplo, que en cielo hay familias que se reproducen mediante sexo, o que la torre de Babel no era otra cosa que una rampa de lanzamiento de naves espaciales? Y pormenores del caso, que ustedes pueden leer en nuestro artículo “Será una broma…… ¿no Sr. Guttmann?” del 12/10/10.

¿O que tal, si hablamos de Apologista Mario Olcese, con sus “millones, miles de millones” que según su “preclaro” entender, tienen que reinar con Cristo en el milenario reino de Dios? Pues resulta que llega a dicha cantidad, al afirmar que todos los notables del AT, más los cristianos bautizados de todos los tiempos, más los miembros de la “gran muchedumbre” de Rev. 7:9, participarán de ese gobierno en calidad de reyes y sacerdotes (Rev. 20:6)…… lo que nunca nos ha explicado y a pesar de nuestra insistencia, es sobre quienes reinarán y desarrollarán su labor sacerdotal. Pero como ya saben todos aquellos que nos van leyendo con cierta frecuencia, planteamientos que se los hemos rebatido hasta la saciedad, pero que tal da la sensación de que continúa sin enterarse de por dónde va la cosa, por lo que ¿para qué incidir en ello, si el hombre ya no da para más?…… solo hay que ver que del prestigioso blog que tenía cuando empezamos a mostrarle que según las Escrituras estaba equivocado en sus enseñanzas, ahora “malvive” publicando unos pobres videos en los que critica a los TJ, en su canal de You Tube bajo la denominación “cristiano 72392”. Aparte eso sí, de mostrarnos los distintos modelitos de sobreros que tiene…… por cierto, en uno de sus últimos videos (15/09/12) nos aparece tocado con el sombrero negro encima del blanco; en fin ¡todo un ejemplo de seriedad y coherencia en una persona que nos afirma hablar de las prístinas verdades del evangelio!

Pero nos encontramos ahora con D. Armando Alducin (tocayo de un servidor) y del que se nos dice es un eminente doctor en teología y uno de los más grandes predicadores cristianos de Hispanoamérica y resto del mundo. Siempre según la información consultada, es también el pastor principal de una mega iglesia de más de 10.000 miembros en México, sumando más de tres décadas predicando el evangelio de Jesucristo y alcanzando a millones de personas en más de 60 países…… siendo el caso que en los últimos años, ha viajado por varias naciones, predicándoles a los principales líderes cristianos. Se dice que su mensaje es bastante sencillo, pero bien fundamentado en la palabra de Dios, lo que le ha dado la fama como un predicador de sana doctrina; también se nos dice que es todo un fenómeno en Internet, con miles de predicas circulando por la red y algo que hemos podido comprobar…… pero también hemos podido comprobar, que comete errores de bulto impropios de un personaje de semejante envergadura y que denotan un grave desconocimiento del texto escritural.

Por ejemplo, en uno de sus muchos videos y cuyo título ya es un solemne disparate “La gran multitud en el cielo”, nos habla de esa “gran muchedumbre” de Rev. 7:9, cometiendo el clamoroso error de situarla en el cielo y ante la presencia de Dios, cuando el caso es que eso es totalmente imposible; pues como el mismo señala con énfasis, la tal muchedumbre sale de la “gran tribulación” (Rev. 7:14) eso es, sobrevive a ella y lo que les lleva a entrar directamente y con vida, al reino de Dios que se establece aquí en la tierra. Porque en todo caso, estaríamos hablando de un evento que ocurre en la tierra, así como el resto de acontecimientos que en esa profecía están escritos y que como su propio nombre indica (Apocalipsis), no es más que un revelar o descorrer el velo…… en definitiva, poner al descubierto cosas por acontecer aquí en la tierra y no en el cielo. No olvidemos que el propósito de dicha profecía es el de “mostrar a sus esclavos las cosas que tienen que suceder dentro de poco” (Rev. 1:1)…… obviamente (repetimos) aquí en la tierra; luego si la “gran tribulación” de la que sale o sobrevive dicha “gran muchedumbre” (Rev. 7:9; 14), ocurre aquí por estos andurriales, razonablemente estaríamos hablando de personas vivas de carne y hueso, lo cual añade más fuerza a nuestro argumento pues ningún ser humano puede estar ante la presencia del Altísimo y sobrevivir…… recordemos las palabras de Jehová a Moisés en el desierto de Sinaí:

Y añadió: “No puedes ver mi rostro, porque ningún hombre puede verme y sin embargo vivir (o “seguir viviendo” según versiones).” (Éxo. 33:20). (Acotación nuestra).

Entonces ¿cómo nos puede explicar el Sr. Alducin, que seres humanos puedan estar cantando y alabando a Dios en el cielo, ante Su mismísima Santa Presencia…… y sin embargo no morir? Por lo que o Jehová nos mintió…… o D. Armando está completamente equivocado en su afirmación y por extensión, en otros puntos de esa profecía por muy reputado teólogo que sea y por lo que quedaría desvirtuado, todo el mensaje que quiere transmitir en ese video. Tengamos presente que D. Armando inicia su exposición con la lectura de Rev. 7:9-17 y por lo cual, no hay error en el sentido de que pudiéramos estar hablando de cosas distintas; dicho lo cual y para no extendernos en demasía, ya que también dedicaremos algún tiempo en nuestro blog al citado caballero, volvamos al punto que pretendemos resaltarles.

Los autores de este blog, por supuesto que no tenemos los conocimientos en teología o ciencias afines que tendrán los citados personajes, así como tampoco tenemos ni la más remota idea de los idiomas originales en los que se escribió la Biblia ¡vamos, que no sabemos “na de na” que diría el castizo! Y por lo cual, al lado de esas personas a las que hemos hecho referencia, somos unos auténticos desconocidos y perfectos ignorantes, pues no tenemos ni de lejos sus muchos conocimientos y muchísimo menos, su acreditada reputación como evangelistas o predicadores de renombre…… y situación personal por nuestra parte, en la que suponemos se encuentran la mayoría de amigos que nos leen. Pero ¡miren por dónde!, nosotros amamos a Jehová y por ello nos gusta y en armonía con el consejo por Él dado a través de Su Palabra, investigar si esas cosas que nos cuentan son tal como nos las cuentan…… o estamos ante falsos maestros (como obviamente es el caso que nos ocupa) que lo único que pretenden, es extraviarnos de la sana enseñanza que emana de la Palabra de Dios.

Y quede claro, que no imputamos intencionalidad, puesto que entendemos que esas personas pudieran ser sinceras en sus apreciaciones y simplemente estar equivocadas en sus conclusiones, por lo que el beneficio de la duda no se lo negaremos…… pero sí que vamos a hacer una pequeña apostilla, para que todos ustedes la consideren y saquen sus propias conclusiones: todos ellos, se auto-reconocen presuntuosamente como “ungidos” o lo que es lo mismo, como Hijos adoptivos de Dios a la manera de los Pedro, Pablo, Juan, etc. y por lo tanto, depositarios del espíritu santo de verdad que Jesús prometió y que avalaría su supuesta condición de “ungidos”, dando fuerza, valor o autoridad a sus afirmaciones con respecto de la interpretación bíblica…… sin embargo y de no ser ello así, nos estarían sometiendo a un fraude monumental; pero veamos qué fue lo que dijo Jesús:

Tengo muchas cosas que decirles todavía, pero no las pueden soportar ahora. 13 Sin embargo, cuando llegue aquel, el espíritu de la verdad, él los guiará a toda la verdad, porque no hablará por su propio impulso, sino que hablará las cosas que oye y les declarará las cosas que vienen. 14 Aquel me glorificará, porque recibirá de lo que es mío y se lo declarará a ustedes.” (Juan 16:12-14).

Luego si esa personas realmente tuvieran ese espíritu santo de verdad en ellas, no cometerían esos escandalosos errores que hemos señalado y que reflejan una manifiesta falta de entendimiento del contenido escritural…… por lo que es obvio que no resultan ser depositarios de dicho espíritu de verdad y en consecuencia, no resultan ser las personas que nos dicen ser, esos es, “ungidos” o Hijos adoptivos de Dios, por lo que resultaría que nos están mintiendo no solo en lo que nos están “enseñando”, sino también en la clase de personas que son. Por ello, tal como señaló Jesús en su momento y en relación con los fariseos de su tiempo, a pesar de su imponente “fachada” estas persona que hemos mencionado, así como tantísimos otros que probablemente tendrán ustedes en mente, no son más que siervos o agentes de Satanás:

Ustedes proceden de su padre el Diablo y quieren hacer los deseos de su padre. Ese era homicida cuando principió y no permaneció firme en la verdad, porque la verdad no está en él. Cuando habla la mentira, habla según su propia disposición, porque es mentiroso y el padre de la mentira.” (Juan 8:44).

Por lo que nosotros aconsejamos a los que nos quieran escuchar, que no se dejen impresionar por la posición y elocuencia de esos personajes y que aprendan a buscar por sí mismos aquello que muestro Creador quiere que sepamos de Él, con la completa confianza de que su esfuerzo será recompensado; veamos como garantía de ello, unas palabras de consejo del rey David a su hijo Salomón y que obviamente establecen un “principio” que nos aplica a todos:

Y tú, Salomón, hijo mío, conoce al Dios de tu padre y sírvele con corazón completo y con alma deleitosa; porque todos los corazones Jehová los está escudriñando y toda inclinación de los pensamientos, la está discerniendo. Si tú lo buscas, él se dejará hallar de ti; pero si lo dejas, él te desechará para siempre.” (1 Crón. 28:9).

Luego si hay un deseo sincero de conocerle y a Él no se le puede engañar, pues ve hasta lo más recóndito de nuestro corazón, de seguro uno verá satisfecho su deseo ya que Jesús dijo en su momento que “todo el que pide, recibe; y todo el que busca, halla…… y a todo el que toca, se le abrirá” y palabras que pueden leer ustedes en Mat. 7:8. Pero no es menos cierto que si uno “lo deja” y lo cual se hace cuando uno confía su instrucción a eso “falsos maestros” y no preocupándose de la “calidad” del alimento espiritual que recibe, Jehová también lo dejará abandonado a su suerte. Y olvídense ustedes de su lógico y razonable temor en cuanto al posible desconocimiento de la Biblia que puedan tener, en comparación a esas personas citadas, porque les vamos a hacer partícipes de un pequeño “secretillo”: no es el mucho conocimiento que uno atesore el que le permite entender las Escrituras, sino la humildad de la persona y su deseo sincero por aprender de Jehová…… y si no, vean lo que nos reveló Jesús acerca de esta cuestión:

En aquella misma hora se llenó de gran gozo en el espíritu santo y dijo: “Te alabo públicamente, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has escondido cuidadosamente estas cosas de los sabios e intelectuales y las has revelado a los pequeñuelos (o a los que “son como niños”, según versiones). Sí, oh Padre, porque el hacerlo así vino a ser la manera aprobada por ti.” (Luc. 10:21). (Acotación nuestra).

Vemos entonces que Jehová revela sus asuntos, en este caso el acceso al conocimiento salvador de Su Palabra, a los que son “como niños”, eso es, humildes; y sin embargo, la oculta de los sabios e intelectuales, obviamente porque no son humildes sino altaneros (pues de lo contrario el pasaje no tendría sentido), ya que se apoyan en sus muchos conocimientos para entenderla…… y ya nos dice la Escritura que Jehová, a pesar de Su infinita altura con respecto del ser humano “al humilde lo ve…… pero al altanero lo conoce solo de distancia” (Sal. 138:6), o lo que es lo mismo, no tiene tratos con él. Y son altaneros, porque como hemos visto se arrogan presuntuosamente una relación paterno/filial con Él como de Hijos adoptivos Suyos, que no se corresponde con la realidad, pues nadie les ha dado dicha relación (solo tenemos su simple afirmación) y algo que queda demostrado, no solo por el hecho que no pueden hacer las mismas obras poderosas que llevaron a cabo los seguidores de Jesús en el primer siglo (Mar. 16:16-18), tales como los apóstoles, o Pablo, Felipe, Bernabé y tantos otros, sino también y como ya hemos dicho, por el hecho que con sus errores de bulto demuestran no poseer (y que sí poseían los personajes que acabamos de citar) el citado “espíritu de verdad” y que Jesucristo prometió derramar como credencial, sobre todos aquellos que llegarían a ser su hermanos.

Por ello no podemos olvidar, que la única información veraz acerca de nuestro creador y de Sus planes para con cada uno de nosotros, está en la Biblia y llegándose a considerar por muchos, que esta no es otra cosa que una carta que Jehová nos ha mandado a cada uno de nosotros…… entonces ¿por qué dejar que esa carta, nos la lea un intermediario? Y lo que es más ¿por qué no empieza a practicar desde este momento y comprueba por usted mismo, si lo que le hemos explicado en este escrito, se ajusta a la verdad registrada en las páginas de la Biblia? Porque recuerde…… nosotros, también nos podemos equivocar.

MABEL

LA RESPUESTA DE Dña. MARÍA DE LOS ÁNGELES.

Posted in Uncategorized with tags on 08/09/2012 by Armando López Golart

1er. comentario recibido el 7 de Sept., a las 21:26:

si este articulo continua me vere obligada a presentar en mi canal de youtube toda la evidencia de como ustedes ,desprecian al hermano homosexual , por que ustedes no son quien para decidir por DIOS ,.con pruebas del articulo que ustedes mencionada sobre los homosexuales y este articulo que sin mi permiso utilizaron mi nombre.no me gusta estar en choques de discuciones con nadie pero la soberbia es una enfermedad peligrosa , y ustedes fomentan la fobia , con sus articulos ya comentados,nada ganan ustedes con hablar mal del projimo, vivan felices y dejen vivir en paz , solo el que no es feliz se dedica a hablar mal del projimo , lastima yo crei que habia gente gente responsable en este foro pero no es asi, sus argumentos no son validos, para mi ni para ninguna persona que ame a su projimo ,y por lo que ustedes notaran es un porcentaje muy pequeño los que no aceptan al homosexual y casualmente son los fanaticos religiosos e iglesias los que desprecian al hermano gay , respeteeeeeen ,y so pequen mas

2º comentario recibido el 7 de Sept., a las 21:37:

maldito el hombre que confia en el hombre

3er. comentario recibido el 7 de Sept., a las 21:52:

borren mi nombre de su articulo por que nadie les dio permiso de que utilizaran mi nombre en ningun articulo , no me interesa nada de los que ustedes opinan del homsexualismo , borren tambien mi comentarios por que ya me he dado cuenta que mi comentario va a ser una persecución para mi ,si este comentario este articulo continua me estare obligada a denunciar al internet ,por ningun motivo quiero que mi nombre se utilice para la soberbia de ustedes , fue un gran error entrar a esta pagina de personas soberbias y descriminatorias al ser homsexual, espero no volver a ver mi nombre mas en este articulo , lo he copiado como prueba ,y borrar mi correo ya les dije que me borraran y ustedes no entienden, si ustedes dicen amar a Dios respeten las decisiones de las personas y quiero que esto acabe ya , ya me estoy dando cuenta que hay soberbia en este lugar de nunca aceptar que esta mal judgar al projimo humosexual,sus argumentos no son validos para, ya les dije que presenten purebas de puño y letra de nuestro señor jesus que el no acepta el homosexualismo, mientras no sea asi las palabra del hombre se quedan al viento , son ustedes que se enfrentan a Dios con su manera de judgar , que se puede esperar de una persona que estuvo metida en una secta de testigos de jehova, espero nunca mas saber de ustedes y borren toda escritura de su foro igual su articulo con mi nombre , por que la verdad no soy conejillas de nadie para su soberbia,

4º comentario recibido el 7 de Sept., a las 21:57:

DON ARMANDO YA USTED TIENE DEMASIADOS ANTICUERPOS EN YOUTUBE , ES MEJOR QUE SE DOMINE UN POCO Y SE TRAMQUILICE , POR ESTAR TODA LA VIDA REFUTANDO ESO NO ES DE UN AMANTE de DIOS , LA VERDAD NO PECA PERO INCOMODA , Y ESTO TERMINA AQUI POR QUE YA NO QUIERO SENTIRME MAL DISCUTIENDO QUE NO ES MI NATURALEZA, DIOS LOS BENDIGA Y AUNQUE NO LO CREEN LOS AMO COMO A MIS HERMANOS QUE SON ,SOLO QUE SIEMPRE HAY UN HERMANO MAYOR QUE LES PUEDE LLAMAR LA ATENCION , GRACIAS Y UN ABRAZO A TODOS

Bien…… sin comentarios.

Armando López Golart

RESPONDIENDO A Dña. MARÍA DE LOS ÁNGELES.

Posted in Uncategorized with tags , , , , on 07/09/2012 by Armando López Golart

Como saben aquellos que nos siguen con cierta asiduidad, tenemos por costumbre cuando recibimos un correo interesante, contestarlo en formato de artículo ya que no aceptamos comentarios en los artículos que publicamos en nuestro blog, pues no solo no podemos atenderlos, sino que además suelen pasar desapercibidos; por ello si son interesantes y entendiendo por interesantes, aquellos que nos ponen “a parir” (que diría el castizo) y no aquellos que alaban nuestra línea editorial, que aun siendo muy bien recibidos por la dosis de ánimo y estímulo que los mismos comportan (a nadie la amarga un dulce), obviamente no tienen el interés general de aquellos que nos rebaten algún planteamiento y por lo que entendemos, que son estos los que hay que hacer públicos…… y siendo el caso que hoy nos ocupa, el siguiente:

Hace unos días, concretamente el 3 del corriente mes de Septiembre, publicamos el artículo “¿Qué quiso decir Jesús?” y donde en la segunda mitad del párrafo siete (no incluyan como párrafos, los pasajes bíblicos transcritos), exponemos una línea de pensamiento que tal da la sensación que ha causado cierto impacto en algunas personas…… y no precisamente en el aspecto positivo; este es el caso del correo que pasamos a transcribirles (sin retoque alguno, como tenemos por costumbre) y que nos ha sido enviado por la Sra. o Sta., citada en nuestro titular:

me gustaria saber donde dice Jesus en la biblia sobre los homosexuales , pero por puño y letra de jesus , que hable de que jesus estuvo encontra de los homosexuales o los condeno o los acuso de pecadores,que va el hombre de esta tierra con sus fobias y desprecio DE NUESTROS HERMANOS HOMOSEXUALES SE NOTA QUE EN VERDAD NO CONOCEN A JESUS NI A DIOS , ME RETIRO DE ESTE FORO FAVOR NO MANDAR ESCRITOS A MI CORREO,ESTOY ENCONTRA DE LOS QUE JUZGAN A LOS DEMAS , RESPETO MUCHO A MIS HERMANOS HOMOSEXUALES LOS AMO CON TODO MI CORAZON,E IGUAL A LOS QUE ESTAN ESCRIBIENDO EN ESTE FORO, PERO ME RETIRO POR QUE NO ME GUSTA LA DIVISION ENTRE HERMANOS.” (Negritas nuestras).

Señalar en primer lugar y en nuestro descargo, que nosotros jamás publicamos juicios personales acerca de conductas ajenas, sino lo que resulta de contrastar las mismas con lo que de ellas dicen las Escrituras y como es el caso que nos ocupa, pues pensamos que el que señala lo correcto o incorrecto de determinado comportamiento, no es el hombre (en este caso nosotros), sino el Altísimo; pero veamos lo que se decía en ese séptimo párrafo citado…… y por si ustedes no lo han leído aún:

Y es que vivimos inmersos en una sociedad que, por ejemplo, considera el divorcio, el adulterio y la fornicación, como conductas o actitudes perfectamente legítimas; el aborto, como un derecho alienable de la mujer; el reconocimiento de la homosexualidad, como un gran “avance” en los derechos individuales de las personas y lo cual degenera consecuentemente, en la aberrante imagen de las bodas entre personas del mismo sexo, así como los nauseabundos espectáculos del “día gay” y que se consideran como “conquistas” sociales fruto de una sociedad “adulta” y “avanzada”…… por lo que fácilmente podríamos quedar entrampados en tan diabólica lógica y apartada como hemos dicho, de las normas morales de Dios.”

Expuesto lo cual, pasemos a considerar punto por punto el correo recibido y en donde en primer lugar, la citada Mª de los Ángeles nos exige que presentemos prueba de que algo semejante o parecido a nuestro comentario con respecto de los homosexuales, pudiera haber sido pensado o dicho por Jesús…… pero según tenemos por costumbre en este blog, tiraremos por elevación y le mostraremos en primer lugar a nuestra amable detractora, cual es la opinión al respecto del mismísimo Jehová y teniendo muy en cuenta, que las palabras citadas en el pasaje que vamos a transcribir a continuación, formaban parte “…… de los mandamientos que Jehová dio a Moisés, como mandatos a los hijos de Israel en el monte Sinaí.” (Lev. 27:34); y por lo que no estaríamos hablando de una broma, sino de lo que es un mandato directo de Jehová y con todo lo que ello implica:

Lev. 20:13: “Y cuando un hombre se acuesta con un varón igual a como uno se acuesta con una mujer, ambos han hecho una cosa detestable. Deben ser muertos sin falta. Su propia sangre está sobre ellos.”

Por lo que pensando en aquel dicho tan castizo de que “dónde hay capitán, no manda marinero” y teniendo en cuenta además, que en cierta ocasión Jesús mencionó algo parecido a eso de “quién me ha visto a mí, ha visto al Padre” (Juan 14:9), tendríamos que pensar que aunque no se expresara en los mismo términos del pasaje transcrito, Jesús tendría la misma forma de pensar acerca del tema que estamos analizando, que la que tenía su Padre Celestial…… ¡vamos, si la lógica existe y dos y dos continúan sumando cuatro! Pero es que por otra parte (y como ejemplo ilustrativo de la idea que queremos transmitir), Jesús nunca dijo textualmente que tirar la basura en al patio del vecino fuera un acto incorrecto, pero esa idea subyace en el principio contenido en la llamada “regla áurea”, en el sentido de “hacer a los demás, lo que desearíamos que los demás nos hicieran a nosotros”…… y a nadie se le ocurre desear que el vecino use nuestro patio como estercolero. Por lo que entendemos que no hace falta decir algo de forma explícita, cuando resulta que la idea subyace implícitamente en cada una de las enseñanzas y acciones de Jesús, al ser él y según propias palabras, la viva imagen de su Padre Celestial. Pero es que además y como los autores de este blog somos así de “rumbosos”, nos hemos propuesto atender el requerimiento de Mª de los Ángeles y probarle que Jesús sí dijo o se pronunció en línea con su Padre Celestial, en el sentido de denunciar y condenar la práctica homosexual…… y siendo el caso que nosotros, solo nos hemos limitado a plasmar dicha circunstancia en nuestro escrito, por lo que no entendemos tan furibunda reacción en nuestra contra; porque de entrada veamos lo siguiente: según Juan 16:12-14, los apóstoles no podían hablar de algo que tuviera que ver con el reino de Dios, si no les era dado a conocer de antemano…… pero leámoslo:

Tengo muchas cosas que decirles todavía, pero no las pueden soportar ahora. 13 Sin embargo, cuando llegue aquel, el espíritu de la verdad, él los guiará a toda la verdad, porque no hablará por su propio impulso, sino que hablará las cosas que oye y les declarará las cosas que vienen. 14 Aquel me glorificará, porque recibirá de lo que es mío y se lo declarará a ustedes.”

Luego a tenor de semejante afirmación y sabiendo que dicho espíritu fue derramado en el Pentecostés de 33 E.C., solo es razonable pensar que a partir de ese momento, todo lo que dijeron y escribieron dichos apóstoles estaba guiado por el “espíritu de verdad” mencionado y procedente de Jesucristo…… lo que significaría que lo hablado por dichos apóstoles, así como los registros escritos que nos dejaron, tenían el sello aprobatorio de este, eso es, como si ello hubiera sido dicho o escrito por el propio Hijo de Dios. Entonces veamos que nos dijeron dichos escritores, acerca de lo que Jesucristo pensaba del tema, en este caso por medio de un personaje tan conocido y reputado en las Escrituras, como es el apóstol Pablo y que tenía a gala, el “no ir más allá, de las cosas que están escritas” (1 Cor. 4:6)…… por lo que razonablemente habría que pensar, que él no iría más allá de las cosas recibidas por el citado “espíritu de verdad”, que hablaba por boca de Jesucristo y por lo cual, sus manifestaciones (las del espíritu y ya por extensión, las de Pablo en este caso) no eran más que la transliteración del punto de vista de Jesucristo sobre cualquier tema del que se tratare; luego veamos algunas de esas afirmaciones y sabremos lo que realmente piensa Jesucristo de la práctica homosexual, que no de la persona con tendencia homosexual (hombre o mujer) y que, nos permitimos señalarle a nuestra gentil detractora, es algo muy distinto:

Rom. 1:26-27: “Por eso Dios los entregó a apetitos sexuales vergonzosos, porque sus hembras cambiaron el uso natural de sí mismas a uno que es contrario a la naturaleza; 27 y así mismo hasta los varones dejaron el uso natural de la hembra y se encendieron violentamente en su lascivia unos para con otros, varones con varones, obrando lo que es obsceno y recibiendo en sí mismos la recompensa completa, que se les debía por su error.”

Notaremos que según Pablo y no lo olvidemos, guiado por el espíritu santo de verdad que hablaba en nombre de Jesús y que este a su vez, no añadió ni una “coma” a lo recibido de su Padre Celestial (Juan 12:49), el cambio de la mujer por el varón en el caso del hombre y viceversa en el caso de la mujer, en las relaciones de pareja, es considerado como vergonzoso y obsceno por Jesucristo, por mucho que Dña. Mª de los Ángeles respete y ame a “sus hermanos” homosexuales…… y quede claro, repetimos, que no estamos hablando de la sexualidad de cada uno y que es otro tema, sino de aquellos que hacen de ese vergonzoso y obsceno uso sexual (así lo califican las Escrituras), una práctica en su vida. Pero claro, resulta que Pablo, llevado por ese “espíritu de verdad” que había recibido de Jesucristo y “arrancadillo” que era el hombre, nos quiso dejar más claras las cosas y por aquello de si acaso resultara que no lo estaban aún bastante:

1 Cor. 6:9-10: “¡Qué! ¿No saben que los injustos no heredarán el reino de Dios? No se extravíen. Ni fornicadores, ni idólatras, ni adúlteros, ni hombres que se tienen para propósitos contranaturales, ni hombres que se acuestan con hombres (“homosexuales”, según versiones), 10 ni ladrones, ni personas dominadas por la avidez, ni borrachos, ni injuriadores, ni los que practican extorsión heredarán el reino de Dios.”

1 Tim. 1:8-11: “Ahora bien, nosotros sabemos que la Ley es excelente con tal que uno la maneje legítimamente 9 con el conocimiento de este hecho: que la ley no se promulga para el justo, sino para desaforados e ingobernables, impíos y pecadores, faltos de bondad amorosa y profanos, parricidas y matricidas, homicidas, 10 fornicadores, hombres que se acuestan con varones (“homosexuales”, según versiones), secuestradores, mentirosos, perjuros y cualquier otra cosa que esté en oposición a la enseñanza saludable 11 según las gloriosas buenas nuevas del Dios feliz, que me fueron encomendadas.” (Acotaciones nuestras).

Luego según el primero de esos dos pasajes transcritos, vemos que se califica de injustas las actividades deleznables en el mismo reflejadas y por tanto, no merecedoras de alcanzar las bendiciones del reino de Dios; y conductas repudiables entre las que se incluye, a los homosexuales u “hombres que se acuestan con hombres”…… por lo que creemos que nuestra comunicante Mª de los Ángeles y a estas alturas de la película, empezará a tener claro que Jesús si estaba en contra de la homosexualidad, considerando como pecadores a aquellos que la practicaban. Pero es que en el segundo de los citados pasajes, se califican esas prácticas y en las que de nuevo se incluye a los “hombres que se acuestan con varones” (y obviamente, mujeres con mujeres), como actitud desaforada y, noten ustedes, como algo en clara “oposición” a la enseñanza “saludable” que le fue encomendada transmitir al apóstol Pablo…… en definitiva, una línea de conducta totalmente contraria a la voluntad divina.

Pero que Jesús estaba (y está) en contra de los que practican semejante aberración, los considera culpables y los condena, queda claro por el hecho que el “espíritu de verdad” enviado por Jesucristo y que impelió a Pablo a formular las afirmaciones que acabamos de leer, fue el mismo que movió a Judas a escribir lo siguiente…… y por si a nuestra gentil comunicante le quedara alguna duda al respecto, acerca de la posición de Jesucristo sobre el tema que estamos tratando:

Judas 7: “Así también Sodoma y Gomorra y las ciudades circunvecinas, después que ellas de la misma manera como los anteriores hubieron cometido fornicación con exceso, e ido en pos de carne para uso contranatural (o lo que es lo mismo, homosexualidad), son puestas delante de nosotros como ejemplo amonestador al sufrir el castigo judicial de fuego eterno (eso es, destrucción eterna).” (Acotaciones nuestras).

Pero por si todavía y ya rizando el rizo, le queda a nuestra comunicante alguna ligerísima sombra de duda sobre si Jesucristo opinó personalmente sobre el particular, veamos lo que se nos dice en la Revelación y que fue transmitida directamente por el propio Jesucristo al apóstol Juan…… luego estaríamos hablando de expresiones directas de Jesucristo y que recordemos, estaba revestido de la máxima autoridad “tanto en el cielo, como sobre la tierra” (Mat. 28:18) y por lo que su palabra, sencillamente era (y es) ley:

Una revelación por Jesucristo, que Dios le dio, para mostrar a sus esclavos las cosas que tienen que suceder dentro de poco.” (Rev. 1:1a).

Pues bien, aclarado este punto, veamos la opinión personal de Jesucristo acerca de la homosexualidad y de los que la practican, expresada en sus propias palabras al apóstol Juan:

Rev. 21:8: “Pero en cuanto a los cobardes y los que no tienen fe y los que son repugnantes en su suciedad (en clara alusión a la práctica homosexual mencionada y a tenor de los pasajes citados) y asesinos y fornicadores y los que practican espiritismo, e idólatras y todos los mentirosos, su porción será en el lago que arde con fuego y azufre. Esto significa la muerte segunda (o sea, destrucción eterna y en línea con el pasaje de Judas 7, ya citado).” (Acotaciones nuestras).

Y pensando que a nuestra amable comunicante ya le habrá quedado clara la idea, nos permitimos el hacerle dos pequeñas matizaciones: en primer lugar, que la que parece no conocer a Jehová ni a Su hijo Jesucristo es ella, pues a la luz de los pasajes citados queda claro que con su actitud manifestada en el correo objeto de análisis, se está enfrentando directamente con el punto de vista divino acerca de las normas morales correctas…… y cómo se nos hace difícil el creer que lo haga con conocimiento de causa, pues no sería normal que conociendo dichos textos opinara como lo está haciendo, solo podemos pensar que lo hace por su crasa ignorancia, tanto del sentir del Altísimo, como del de Su Hijo Jesucristo sobre el particular: en definitiva, estaríamos hablando de un total desconocimiento de ambos personajes y por ello queda claro que no tiene ni la más remota idea de lo que estos piensan, cuando resulta que ello y como hemos visto, está expresado con toda claridad en las Escrituras…… luego nos permitimos el atrevimiento de aconsejarle que lea un poco más la Biblia, antes de meterse en semejantes “jardines”.

En segundo lugar, recomendarle que antes de emitir un juicio de valor sobre las intenciones de otros, se asegure un poco más de lo que dice, pues nosotros no despreciamos ni sentimos ningún tipo de fobia hacia la persona como tal, sino a la práctica de la homosexualidad que la corrompe, la embrutece y la enfrenta al Altísimo. Y que vaya olvidándose nuestra comunicante, la Sra. o Sta. Mª de los Ángeles, de aquella excusa tan manida en el sentido de que la homosexualidad es una enfermedad genética y por tanto invencible (encima tendríamos que compadecerles), pues es el propio Jehová en Su Palabra, el que nos dice que esa afirmación es una completa estupidez…… y se supone que algo sabrá Él del tema ¡vamos, se nos ocurre pensar a nosotros! Y para razonar nuestra afirmación, volveremos al pasaje de 1 Cor. 6:9-10 citado al principio de este artículo, pero al que le añadiremos el versículo 11:

¡Qué! ¿No saben que los injustos no heredarán el reino de Dios? No se extravíen. Ni fornicadores, ni idólatras, ni adúlteros, ni hombres que se tienen para propósitos contranaturales, ni hombres que se acuestan con hombres (“homosexuales” en algunas versiones), 10 ni ladrones, ni personas dominadas por la avidez, ni borrachos, ni injuriadores, ni los que practican extorsión heredarán el reino de Dios. 11 Y, sin embargo, eso era lo que algunos de ustedes eran. Pero ustedes han sido lavados, pero ustedes han sido santificados, pero ustedes han sido declarados justos en el nombre de nuestro Señor Jesucristo y con el espíritu de nuestro Dios.” (Acotación nuestra).

Luego según se deduce de ese versículo 11, algunas de esas personas y en algún momento de su vida habían sido homosexuales practicantes…… pero cambiaron de proceder y fueron aceptados por Dios sin ningún problema; y en esa línea, como no podía ser de otra manera, es en la que nos hallamos nosotros situados y tal como hemos señalado: estamos en contra de la práctica, pero no en contra de la persona como tal. Entonces vemos que las Escrituras nos dicen que sí se puede dejar dicha práctica, aunque quizás las condiciones genéticas de la persona (probablemente un desequilibrio hormonal) y en función de la imperfección acumulada por el ser humano a través de milenios, sea tendente hacia esa forma de sexualidad y por tanto, algo contra lo que luchar y requiriéndose cierto esfuerzo para ello…… pero aunque se pueda pensar que esa situación es dura (que sin duda lo será), no se crean ustedes que aquellos hombres que por diferentes motivos no tienen esposa (o si se es mujer, esposo) porque no han encontrado una pareja con quien compartir su vida, están en mejor situación; pues también ellos tienen que luchar contra el lógico deseo sexual (innato por demás, en el ser humano) y lo cual requiere mucho esfuerzo y equilibrio, pues Jehová tampoco permite las relaciones sexuales fuera del matrimonio. Y es que por otra parte y como decíamos en uno de nuestros artículos anteriores y en donde hablábamos del tema de la homosexualidad, concretamente en el titulado “Sodoma y Gomorra” (29/03/12), hay innumerables hombres con tendencias homosexuales que están felizmente casados con una mujer, siendo excelentes maridos y padres de familia, llevando por lo tanto una vida decorosa ante Dios y superando con relativa facilidad ese defecto, producto de la imperfección acumulada por milenios y tal como hemos señalado anteriormente. Obviamente, este también es el caso de muchas mujeres que se ven envueltas en tan compleja y difícil situación.

Y volviendo a nuestra comunicante, creemos sinceramente que está metida en un buen lío, porque ella podrá cebarse con nosotros dejando de leernos y rehusar a nuestra amistad como nos dice en su correo, por nuestra posición en cuanto al tema considerado y razón de su escrito…… pero a quien realmente se está enfrentando esa Sra. o Sta., es a Dios y no a nosotros, que nos limitamos sencillamente a transcribir lo que Este nos dice por medio de las Escrituras y sin añadirle una sola “coma” al asunto. Por lo tanto y ese es el mensaje subyacente en las afirmaciones que plasma en su correo, lo que está haciendo prácticamente nuestra detractora, es decirle al Soberano de todo el Universo que está equivocado en cuanto a las normas morales que ha diseñado para el ser humano…… pues ella afirma implícitamente que ni Jehová ni Jesucristo pueden pensar de esa manera respecto de los homosexuales, al asegurar que los que afirmamos lo contrario no conocemos a Dios ni a Jesucristo. Pero resulta que eso que nosotros escribimos en nuestro artículo de referencia, no es más que lo que nos dicen las Escrituras y no olvidando que según Pablo, “toda escritura es inspirada de Dios” (2 Tim. 3:16) y que por algo se conoce a la Biblia como La Palabra de Dios…… pero hete aquí, que nos sale Dña. Mª de los Ángeles por “soleares” y “bulerías”, diciéndonos que Dios se ha equivocado al fijar sus normas morales para el ser humano, pues ella cree que no deben ser así las cosas ¡vaya por Dios, hombre! (y nunca mejor dicho). Luego habría que pensar que para ella lo más normal del mundo, es la imagen de un hombre casándose con otro hombre o de una mujer casándose con otra mujer, al tiempo que seguramente asistirá a los desfiles del “día gay” y aplaudirá a rabiar el paso de sujetos semidesnudos, cubiertos de esperpénticos maquillajes y guirnaldas, o de plumajes diversos y haciendo “posturitas”…… y si Jehová opina lo contrario, pues eso ¡qué sabrá Él de estas cosas…!

Por lo que nos permitimos recordarle de nuevo a nuestra comunicante, que está metida en un buen “follón”, pues si ama a los que Jehová detesta, la cosa “pinta” muy mal para ella y se lo tendría que hacer mirar. Por lo que le sugerimos que repase el artículo al que hace referencia en su correo, sobre todo la porción en la que explicamos el significado del pasaje de Ezeq. 9:1-7 y que medite en ello con un poquito más de seriedad…… si es que ello es posible, claro. Y si necesita de alguna información adicional ¡pues nada, mujer!…… “pelillos a la mar” que diría el castizo y aquí nos tiene para lo que guste preguntarnos.

MABEL

¿QUÉ QUISO DECIR JESÚS?

Posted in Uncategorized with tags , , , , , on 03/09/2012 by Armando López Golart

Y es que la última noche que Jesús pasó con sus discípulos, dijo unas palabras que deberían ser del interés de todas aquellas personas que nos interesamos por un futuro mejor, pues de hecho nos marcan la pauta a seguir para poder alcanzar esa meta:

Si ustedes fueran parte del mundo, el mundo le tendría afecto a lo que es suyo. Ahora bien, porque ustedes no son parte del mundo, sino que yo los he escogido del mundo, a causa de esto el mundo los odia.” (Juan 15:19).

Ahora bien…… ¿a qué mundo se refería Jesús en esas palabras y por otra parte, que significaría el no ser parte del mismo? Porque esas palabras del texto citado parecen entrar en franca contradicción, con las que están registradas en Juan 3:16:

Tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que ejerce fe en él no sea destruido, sino que tenga vida eterna”.

Pero es que Jesús en esas palabras dirigidas a sus fieles discípulos en la última reunión que mantuvo con ellos, nos dio una pista al señalar el hecho que puesto que ellos “no eran” parte del mundo, sencillamente este “les odiaba”…… luego ¿cómo podemos hacer para desentrañar este aparente misterio? Pues como siempre hemos aconsejado en este blog, razonando a partir de la lógica, del sentido común y apoyándonos en las cosas que ya conocemos de las Escrituras.

Por ello y como respuesta a la primera parte de la pregunta formulada, habría que decir que la Biblia utiliza de diferentes maneras la palabra “mundo” (en griego “kó-smos”), pues la expresión “el mundo” se refiere muchas veces en las Escrituras, a la humanidad en general y siendo este, el mundo que Dios amó y por el cual entregó a su hijo (Juan 3:16). Pero sin embargo, no es menos cierto que en el registro escritural, el término “mundo” (de lo contrario no se entendería nada) también se refiere a lo que está alejado de Dios y por tanto, opuesto a Él. Luego en sentido figurado, el “mundo” y expresado en determinados contextos, puede significar el dominio donde actúan los poderes hostiles a Dios y que constituye, por su oposición al venidero gobierno de Cristo, un imperio enemigo bajo el control de Satanás…… no olvidemos que según el apóstol Juan “el mundo entero yace en el poder del inicuo.” (1 Juan 5:19). Entonces este “mundo” del que Jesús nos advirtió que no se debería de ser parte, es el conjunto de la humanidad que demuestra con sus formas de pensar y de actuar, estar totalmente alejada de Dios…… y del que todo cristiano debe de estar apartado; Juan tenía muy presente a este “mundo inicuo”, cuando escribió a finales del siglo primero, lo siguiente:

No estén amando ni al mundo ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo (acepta o está cómodo formando parte del mismo), el amor del Padre no está en él; porque todo lo que hay en el mundo, el deseo de la carne y el deseo de los ojos y la exhibición ostentosa del medio de vida de uno, no se origina del Padre, sino que se origina del mundo.” (1 Juan 2:15-16). (Acotación nuestra).

Si por otra parte, ustedes leen desde Juan 15:1 hasta 17:26 y en donde se nos explican los pormenores de la última reunión que el Hijo de Dios mantuvo con sus discípulos, verán que continuamente Jesús establece una clara división entre un mundo alejado de Dios y un mundo cercano a Este, en el que se encontraba el mismo y sus seguidores…… apartados por tanto, de un “mundo” del que es actual gobernante Satanás y personaje a quién el propio Jesús identifico como “el gobernante de este mundo” (Juan 16:11.) Por lo que establecida la diferencia entre ambos “mundos” figurativos y sabiendo ya de qué estamos hablando, vayamos ahora a la respuesta a la segunda parte de la pregunta y que tenía que ver con el significado de “no ser” parte de este mundo y para lo cual es de vital importancia el saber distinguir la fina línea que delimita el estar integrado en un mundo…… o estar integrado en el otro; porque en realidad la cosa no es nada fácil, por lo que muchos se podrían estar engañando al creerse situados en una posición correcta y siendo la triste realidad, que se encontrarían situados en el lado opuesto. Por lo que la pregunta razonable podría que ser ¿qué actitudes o comportamientos marcarían una diferencia perfectamente distinguible, entre personas que pertenecen a los distintos “mundos” mencionados? Porque recordemos que en las Escrituras se nos habla de dos líneas de conducta distintas: la de aquellos que sirven a Dios…… y la de aquellos que sirven a Satanás:

Los hijos de Dios y los hijos del Diablo se hacen evidentes por este hecho: Todo el que no se ocupa en la justicia no se origina de Dios, tampoco el que no ama a su hermano.” (1 Juan 3:10).

Y es cierto que podríamos estar hablando de ciertas conductas manifiestamente “mejorables” (que nada tienen que ver con “ocuparse” de las cosas de Dios) y que nos hablan del pelaje de cada cual y en donde se incluyen comportamientos delictivos tales como violencia, corrupción, terrorismo, tráfico de drogas o de armas, trata de blancas y todos los etc. que cada uno le quiera añadir…… en donde lamentablemente suelen estar involucrados elevados personajes de la política, la judicatura, las finanzas, así como de otros poderes fácticos que todos tenemos en mente. Y comportamientos deleznables y perseguidos, que son fácilmente detectables por el común de los mortales, en los que la inmensa mayoría de ellos no participan de los mismos y por lo uno podría decir y con toda la razón “¡Yo no tengo nada que ver con dichas prácticas!”…… circunstancia que nos obligaría a precisar un poco más la cuestión, formulando la pregunta de la siguiente manera: ¿Están fuera de peligro, eso es, apartados de ese mundo “mundo” que la Biblia condena y que se enfrentará al juicio de Dios, las personas que afirman hallarse en esa aparentemente correcta posición?

Porque una cosa son las conductas que la propia sociedad condena y otra muy distinta, aquellas prácticas que esta misma sociedad considera permisibles, cuando no, como “progresistas” avances en derechos o libertades de las personas y que al Altísimo le huelen a “cuerno quemao”…… pero que una inmensa mayoría de la sociedad actual, no tiene ningún reparo en aceptar, luego ¿en qué lado está usted situado? Y es que vivimos inmersos en una sociedad que, por ejemplo, considera el divorcio, el adulterio y la fornicación, como conductas o actitudes perfectamente legítimas; el aborto, como un derecho alienable de la mujer; el reconocimiento de la homosexualidad, como un gran “avance” en los derechos individuales de las personas y lo cual degenera consecuentemente, en la aberrante imagen de las bodas entre personas del mismo sexo, así como los nauseabundos espectáculos del “día gay” y que se consideran como “conquistas” sociales fruto de una sociedad “adulta” y “avanzada”…… por lo que fácilmente podríamos quedar entrampados en tan diabólica lógica y apartada como hemos dicho, de las normas morales de Dios.

¿Y qué decir del espíritu segregacionista que recorre un mundo cada vez más fragmentado e insolidario? Porque a lo largo de la historia hemos contemplado imperios desmembrándose en territorios/estado llamados naciones, estas a su vez en porciones más pequeñas denominadas provincias, comunidades, departamentos o como quiera que se llame en cada lugar del mundo…… eso sí: cada una de las más ínfimas de esas porciones fragmentadas, con sus “lógicas” aspiraciones independentistas, fervientemente apoyadas por sus ciudadanos que ven en esa circunstancia una posibilidad de mejora a su situación personal (algo que no ocurre nunca), pero actitud divisiva que contrasta fuertemente con el deseo unificador del Altísimo (1 Cor. 1:10); por lo tanto ¿qué posición adopta usted en este caso…… y de rabiosa actualidad en nuestros días?

Por supuesto que podríamos añadir muchas más cosas que están en la mente de todos y que como las mencionadas, requieren de la participación activa por parte del personal, tanto en su planteamiento, como en su posterior desarrollo y por supuesto, final aceptación del asunto en cuestión…… luego la pregunta sería la siguiente: ¿Es usted una persona que de alguna manera promueve, participa o secunda con su presencia (aunque solo sea por aquello “del que no se diga”), o en su defecto “comprenda” esas situaciones contempladas en los dos párrafos anteriores? Lógicamente habrá personas que se reconozcan como claramente activistas en ellas, mientras que otras dirán que no tienen nada que ver con las mismas (ya las hemos mencionado), si bien “respetan” las distintas opciones tomadas…… y como no, los habrá que estarán frontalmente en contra de ellas y propondrán movimientos organizados para, de alguna manera, poder contrarrestarlas. Y aunque el segundo de esos tres distintos grupos de personas, pudiera parecer el mejor posicionado ante las palabras de Jesús, en el sentido de no ser parte del mundo, el caso no es tal pues ya hemos dicho que la línea que delimita la posición en la que se encuentra uno situado, eso es, a favor de un mundo gobernado por Satanás…… o en el otro que inspira Jehová, es muy fina y va mucho más allá del actuar a favor, del actuar en contra, o sencillamente del abstenerse de actuar. Por ello y a modo de ejemplo, veamos un pasaje bíblico que nos habla de la base o baremo que se estableció para delimitar la culpabilidad o no de ciertas personas involucradas en determinado evento, como fue en su momento el caso de los habitantes de la ciudad de Jerusalén del año 587 a.E.C., conquistada y destruida por Nabucodonosor:

Y, ¡mire!, había seis hombres que venían de la dirección de la puerta superior que mira al norte, cada uno con su arma desmenuzadora (o destructora) en la mano; y había entre ellos un hombre vestido de lino, con un tintero de secretario a las caderas y ellos procedieron a entrar y a plantarse al lado del altar de cobre.

3 Y respecto a la gloria del Dios de Israel, fue elevada de sobre los querubines sobre los cuales estaba y llevada al umbral de la casa y Él empezó a clamar al hombre que estaba vestido del lino, a cuyas caderas estaba el tintero de secretario. 4 Y Jehová pasó a decirle: “Pasa por en medio de la ciudad, por en medio de Jerusalén y tienes que poner una marca en las frentes de los hombres que están suspirando y gimiendo por todas las cosas detestables que se están haciendo en medio de ella”.

5 Y a estos otros dijo, a mis oídos: “Pasen por la ciudad detrás de él y hieran. No se sienta apenado su ojo y no sientan ninguna compasión. 6 A viejo, joven y virgen y niñito y mujeres deben matar… hasta arruinamiento. Pero no se acerquen a ningún hombre sobre el cual esté la marca y desde mi santuario deben comenzar”. Así que comenzaron con los viejos (o líderes religiosos) que estaban delante de la casa. 7 Y además les dijo: “Contaminen la casa y llenen los patios con los muertos. ¡Salgan!”. Y ellos salieron e hirieron en la ciudad.” (Ezeq. 9:1-7). (Acotaciones nuestras).

Entonces ¿sobre quiénes hemos visto que se colocó la marca salvadora? Sobre aquellas personas que estaban “suspirando y gimiendo” a causa de las cosas detestables que se estaban llevando a cabo dentro de aquella sociedad y con lo que estaríamos hablando de una actitud o posicionamiento interior de la persona, frente a determinadas situaciones…… actitud interior que los demás no podemos ver y por lo que nos tenemos que creer lo que nos dice la persona, pero perfectamente al alcance del Altísimo que está al tanto hasta de nuestros más recónditos pensamientos:

Yo, Jehová, estoy escudriñando el corazón, examinando los riñones, aun para dar a cada uno conforme a sus caminos, conforme al fruto de sus tratos.” (Jer. 17:10).

Por lo que si bien uno hasta se puede engañar a sí mismo y por supuesto a los demás, en cuanto a su particular forma de valorar las cosas, no puede engañar a Jehová en cuanto a lo que realmente tiene en el corazón y en el sentido de si ya le va bien vivir en este mundo aún con todas sus deficiencias, pues se siente identificado con el mismo o dicho de otra manera, se siente parte de él y por ello se implica en sus cosas……. aunque constantemente se esté afirmando lo contrario. Y es cierto que muchas personas alegan que estamos viviendo en este mundo y por lo tanto, no podemos abstraernos de él…… lo cual no deja de ser una excusa, pues no es menos cierto que hay personas, por ejemplo los autores de este blog, que viviendo también en este mundo, sin embargo no somos parte del mismo, pues nuestra mente y corazón los tenemos puestos en el nuevo mundo por venir y que el apóstol Pedro definió de la siguiente manera:

Pero hay nuevos cielos (o nueva forma de gobierno) y una nueva tierra (o nueva sociedad humana) que esperamos según su promesa (la de Jehová) y en estos la justicia habrá de morar.” (2 Ped. 3:13). (Acotaciones nuestras).

Y puesto que es en ese nuevo mundo por venir en el que tenemos fijada nuestra esperanza, todas las cosas existentes en el mundo actual y en el que vivimos físicamente, eso es, sus metas, riquezas, logros, expectativas, posesiones, inquietudes, etc. etc., las consideramos como de ningún valor y no vamos en pos de ellas…… y no nos consideren unos bichos raros, pues tenemos precedentes bíblicos de una amplia variedad de personas adoradoras de Dios, que pensaban y actuaban como nosotros:

En fe murieron todos estos, aunque no consiguieron el cumplimiento de las promesas, pero las vieron desde lejos y las acogieron y declararon públicamente que eran extraños y residentes temporales en la tierra (eso es, en este sistema gobernado por Satanás).” (Hebr. 11:13). (Acotación nuestra).

Pero claro, también es cierto que dicha actitud condena a uno a una vida de cierta soledad, pues al no tener las mismas metas, proyectos, ilusiones o puntos de vista acerca de las cosas que las demás personas (la gente en general, no se siente “atraída” por la pasión que tenemos en hablar de las cosas de Dios), es muy difícil el mantener una elemental vida social…… y por lo que el deseo de ser aceptado entre sus congéneres, actitud por demás innata en el ser humano, se convierte en una trampa para la inmensa mayoría de las personas que prefieren mantener lo que tienen y sentirse parte del sistema, antes que renunciar al mismo en aras de una esperanza (para la mayoría absurda, pues no creen en ella debido a que han rehusado saber de la misma), como es la de vivir en un maravilloso mundo convertido en un paraíso en todos sus extremos y del que tantas veces les hemos hablado desde este blog. Pero de la situación de soledad mencionada y básicamente de las razones de la misma, ya nos habló el apóstol Pedro en su momento y por lo que no es algo que nos deba coger por sorpresa:

Porque basta el tiempo que ha pasado para que ustedes hayan obrado la voluntad de las naciones cuando procedían en hechos de conducta relajada, lujurias, excesos con vino, diversiones estrepitosas, partidas de beber e idolatrías ilegales. 4 Porque no continúan corriendo con ellos en este derrotero al mismo bajo sumidero de disolución, ellos están perplejos y siguen hablando injuriosamente (o no aceptándonos) de ustedes.” (1 Ped. 4:3-4). (Acotación nuestra).

Dicho esto, volvamos al meollo del asunto y hagamos la pregunta del “millón”: ¿Se siente usted y contrario a lo dicho por Jesús, “parte” de este mundo? Y recuerde que no importa lo que usted haga o no haga, diga o no diga…… sino lo que realmente hay en su corazón y que es lo que Jehová ve y por lo que juzgará a las personas. Por lo tanto entendemos que se impone una inmediata, exhaustiva y sincera reflexión por parte de cada uno (aquí no vale el engañarse), para averiguar dónde realmente está situado…… y si procede, tomar las medidas oportunas para corregir la situación; y es que no es ninguna tontería lo que estamos diciendo, si tenemos en cuenta la gravedad del hecho de que uno estuviera en el lugar equivocado, a tenor de las palabras de Sant. 4:4 y según la versión TLA (Traducción en lenguaje actual):

Ustedes no aman a Dios, ni lo obedecen. ¿Pero acaso no saben que hacerse amigo del mundo es volverse enemigo de Dios? ¡Pues así es! Si ustedes aman (aceptan o toleran) lo malo del mundo, se vuelven enemigos de Dios.” (Acotación nuestra).

Y es que nosotros hemos conocido a muchas personas a lo largo de nuestra vida, que afirmaban creer en Dios y estar de acuerdo con el sentido de las palabras de Jesús, citadas al inicio de este artículo, pero que sin embargo lo más lejos en su pensamiento era el hablar de las cosas de Dios, al tiempo que se ocupaban en mantener una posición respetable dentro de la sociedad en la que se movían y que bajo ningún concepto querían perder…… cuando lo que hemos leído en Juan 15:19 al principio de este artículo, es que la persona que no es parte de este mundo, se ve apartada o relegada por sus convecinos por el hecho de no compartir las mismas inquietudes de ellos; porque a los que de verdad no somos parte de este mundo, nos encanta el leer, aprender y hablar de los propósitos de nuestro Dios Jehová y no teniendo otro objetivo en esta vida, mientras que a esas personas les repugna hasta la misma mención del nombre del Creador y por lo que no saben siquiera, si el tal es Jehová, o Yahveh, o Jesucristo, o el Señor…… cuanto más el hablar de Él.

Dicho lo dicho, ahí dejamos el tema y como diría el castizo “Al que le pique…… que se rasque”, eso es, que cada uno tome la decisión que considere más oportuna en función de su caso, no perdiendo de vista el hecho de que los tiempos están limitados y cuando menos pensemos, tendremos la “tormenta” encima; por lo que, lo que no hayamos hecho hasta ese momento, probablemente ya será muy difícil de hacer…… esa es al menos la idea que parece desprenderse de las siguientes palabras de Jesús:

Ustedes también, manténganse listos (eso es, preparados), porque a una hora que menos piensen viene el Hijo del hombre”.” (Luc. 12:40). (Acotación nuestra).

MABEL