USTED…… Y EL SALMO 91.

Probablemente es usted una persona bien informada y sabe por lo tanto, como está la situación mundial en este momento. Si además es lector asiduo de esta u otras páginas de contenido bíblico, estará al tanto, acerca de que los innumerables problemas por los que está pasando la humanidad, están cumpliendo profecía bíblica. Luego como seguramente sabe, en los capítulos 24 de Mateo, 21 de Lucas y 13 de Marcos, están contenidas las palabras que Jesús pronunció, relativas a las circunstancias caóticas que marcarían el final de una época o etapa vivida por el ser humano en este planeta, para ser seguida por otra totalmente distinta de paz y felicidad y que conocemos como el Reino de Dios. Pero antes que eso llegara, la situación aquí en la tierra, se haría totalmente insostenible:

También, habrá señales en el sol y en la luna y en las estrellas y sobre la tierra angustia de naciones, por no conocer la salida a causa del bramido del mar y de su agitación, 26 mientras que los hombres desmayan por el temor y la expectación de las cosas que vienen sobre la tierra habitada; porque los poderes de los cielos serán sacudidos.” (Luc. 21:25-26).

Y Jesús que sabía de lo que estaba hablando, comparó estos tiempos finales a aquellos que tuvieron que ver con el Diluvio Universal y de cuya autenticidad, ya no duda casi nadie:

“Porque así como eran los días de Noé, así será la presencia del Hijo del hombre. 38 Porque como en aquellos días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, los hombres casándose y las mujeres siendo dadas en matrimonio, hasta el día en que Noé entró en el arca; 39 y no hicieron caso hasta que vino el diluvio y los barrió a todos, así será la presencia del Hijo del hombre.” (Mat. 24:37-39).

Luego no nos tendríamos que tomar las cosas en broma, tal como hicieron esas personas antediluvianas “que no hicieron caso”, porque la cosa va muy en serio.

Son muchas las profecías registradas, que señalan un día en el que nuestro Creador ha marcado como final de este sistema mundial, tal y como lo conocemos. Y aunque la mayoría de las profecías de los antiguos profetas, tuvieron un cumplimiento puntual con la nación de Israel, es cierto sin embargo, que la mayoría de ellas apuntaban hacia un cumplimiento mayor a escala mundial; entre ellas tenemos la registrada en Sof. 1:14-18:

El gran día de Jehová está cerca. Está cerca y hay un apresurarse muchísimo de él. El sonido del día de Jehová es amargo. Allí un hombre poderoso da un grito. 15 Ese día es día de furor, día de angustia y de zozobra, día de tempestad y de desolación, día de oscuridad y de tenebrosidad, día de nubes y de densas tinieblas, 16 día de cuerno y de señal de alarma, contra las ciudades fortificadas y contra las elevadas torres de las esquinas. 17 Y ciertamente causaré angustia a la humanidad y ciertamente andarán como ciegos; porque han pecado contra Jehová. Y su sangre realmente será derramada como polvo y sus entrañas como el estiércol. 18 Ni su plata ni su oro podrá librarlos en el día del furor de Jehová; sino que por el fuego de su celo toda la tierra será devorada, porque él hará un exterminio, realmente uno terrible, de todos los habitantes de la tierra.”

O sea que lo dicho, de broma, nada de nada; sin embargo y aunque se nos diga que todos los habitantes de la tierra serán destruidos, lo cierto es que habrá sobrevivientes, como los ha habido en todos los juicios que Jehová ha traído sobre los hombres, en sus respectivos momentos (esa aparente contradicción, se puede resolver fácilmente). En el juicio del Diluvio, hubo sobrevivientes; en la destrucción de Sodoma y Gomorra, también; en la destrucción de Jerusalén en 587 a.E.C., hubieron sobrevivientes que fueron deportados a Babilonia, iniciaron allí una nueva vida y constituyeron la base para el núcleo de judíos que posteriormente regresó a Israel. Y finalmente, cuando Jerusalén fue destruida en el año 70 E.C. por los romanos, también hubo un grupo de seguidores de Jesús, que mediante a hacer caso de sus advertencias y actuar en el momento oportuno, consiguieron la salvación. Y ya de las palabras de Jesús en Mat. 24:22, se infiere que habrá supervivientes:

De hecho, a menos que se acortaran aquellos días, ninguna carne se salvaría; mas por causa de los escogidos aquellos días serán acortados.”

Luego con esa finalidad, la de que hubieran supervivientes, los días de tribulación serían acortados…… ahora bien ¿cuántos supervivientes? ¿Solo unos pocos, proporcionalmente hablando, como afirman, por ejemplo los TJ y que según ellos, serán únicamente los seguidores que se cuentan entre sus filas y que vendrían a ser más o menos, como el uno por mil de la actual población humana, los que se salvarán? Bueno, no deja de ser una idea como otra cualquiera, pero según el libro de Revelación, parece que se nos quiere decir algo más:

Después de estas cosas vi, y ¡miren!, una gran muchedumbre, que ningún hombre podía contar, de todas las naciones y tribus y pueblos y lenguas, de pie delante del trono y delante del Cordero, vestidos de largas ropas blancas; y había ramas de palmera en sus manos (……) De modo que le dije inmediatamente: “Señor mío, tú eres el que sabe”. Y me dijo: “Estos son los que salen de la gran tribulación y han lavado sus ropas largas y las han emblanquecido en la sangre del Cordero.” (Rev. 7:9; 14).

Luego lo que está claro es que habrá una inmensa cantidad de sobrevivientes, de personas que en última instancia y con motivo de la venidera gran predicación anunciada por Jesús (Mat. 24:14), aceptarán el valor supremo de su sangre derramada a favor nuestro y confiarán en Jehová y su promesa de un nuevo mundo y un nuevo cielo, esto es, una nueva sociedad humana obediente y de un nuevo gobierno encabezado por su Hijo Jesucristo y sus gobernantes asociados. En ese momento, se iniciará el milenio o el período de gobierno teocrático (dirigido por Dios, por medio de Jesucristo) de mil años y en donde se producirán los cambios más pasmosos que usted se pueda imaginar, hasta devolver al ser humano, entorno incluido, al estado de perfección del que gozaron nuestros primeros padres Adán y Eva; veamos cómo nos lo explica la Biblia.

Una de las cosas más deseables y necesarias para que el hombre pueda desarrollarse física, síquica y espiritualmente, es con toda seguridad la tenencia de paz. Y esa situación es la que nos asegura el Salmo 37:11:

Pero los mansos mismos poseerán la tierra y verdaderamente hallarán su deleite exquisito en la abundancia de paz.”

Y por ello deducimos, que la existencia de paz, tiene que ser mucho más que la ausencia de guerra, por lo tanto, es necesario que para gozar de esa “abundancia de paz”, tengan que darse determinadas circunstancias. Veamos que se va a producir durante el milenio, que nos va a permitir gozar de una auténtica paz, al tiempo que en ese momento se dará inicio a la mayor obra restauradora jamás concebida por el ser humano, en donde, por ejemplo, los muertos serán resucitados:

“….y tengo esperanza en cuanto a Dios, esperanza que estos mismos también abrigan, de que va a haber resurrección así de justos como de injustos.” (Hech. 24:15).

Con lo cual, se va a arrancar de nuestro corazón, el dolor ocasionado por la pérdida de seres queridos y que además permitirá, dependiendo de cómo actúen durante ese tiempo de mil años y en respuesta a las provisiones espirituales que se van a derramar, que obtengan la oportunidad de poder alcanzar la vida eterna al final del milenio. Por otra parte, la voluntad de Dios es que los seres humanos vivan en perfecta paz y armonía entre ellos:

Y muchos pueblos ciertamente irán y dirán: “Vengan y subamos a la montaña de Jehová, a la casa del Dios de Jacob; y él nos instruirá acerca de sus caminos y ciertamente andaremos en sus sendas”. Porque de Sión saldrá ley y de Jerusalén la palabra de Jehová. 4 Y él ciertamente dictará el fallo entre las naciones y enderezará los asuntos respecto a muchos pueblos. Y tendrán que batir sus espadas en rejas de arado y sus lanzas en podaderas. No alzará espada nación contra nación, ni aprenderán más la guerra.” (Isa. 2:3-4).

Las guerras, el terrorismo o violencia de alguna clase, serán cosas del pasado, debido a que la humanidad “será instruida en los caminos de Jehová

Pero es que la paz perfecta entre los hombres, será extendida y totalmente restaurada, entre estos y los animales salvajes, tal como era en un principio:

Y el lobo realmente morará por un tiempo con el cordero y el leopardo mismo se echará con el cabrito y el becerro y el leoncillo crinado y el animal bien alimentado todos juntos; y un simple muchachito será guía sobre ellos. 7 Y la vaca y la osa mismas pacerán; sus crías se echarán juntas. Y hasta el león comerá paja justamente como el toro. 8 Y el niño de pecho ciertamente jugará sobre el agujero de la cobra; y sobre la abertura para la luz de una culebra venenosa realmente pondrá su propia mano un niño destetado. 9 No harán ningún daño ni causarán ninguna ruina en toda mi santa montaña; porque la tierra ciertamente estará llena del conocimiento de Jehová como las aguas cubren el mismísimo mar.” (Isa. 11:6-9).

Las condiciones físicas del ser humano también serán restauradas, así como su entorno medio ambiental, tan necesario para el pleno desarrollo de la especie humana:

En aquel tiempo los ojos de los ciegos serán abiertos y los oídos mismos de los sordos serán destapados. 6 En aquel tiempo el cojo trepará justamente como lo hace el ciervo y la lengua del mudo clamará con alegría. Pues en el desierto habrán brotado aguas y torrentes en la llanura desértica. 7 Y el suelo abrasado por el calor se habrá puesto como un estanque lleno de cañas; y el suelo sediento, como manantiales de agua. En el lugar de habitación de los chacales, un lugar de descanso para ellos, habrá hierba verde con cañas y papiros.” (Isa. 35:5-7).

Hasta las personas que cargadas de años, consigan sobrevivir a esa gran tribulación por venir, se las devolverá a su condición anterior de pleno vigor juvenil:

Que su carne se haga más fresca que en la juventud; que vuelva a los días de su vigor juvenil.” (Job 33:25).

Efectivamente, las personas que ya tengan una edad avanzada, o sea, que ya más o menos rebasados los 60 y que empiecen a notar que su cuerpo empieza a fallar en algunos puntos y si consiguen pasar, los que lo consigan, verán como de forma milagrosa, su proceso celular degenerativo cambiará de tendencia y devolverá sus cuerpos a su máximo vigor y potencial de la juventud. La vejez, sencillamente, dejará de existir, al igual que la muerte, la enfermedad y tantas y tantas otras cosas que actualmente nos perturban, llegarán a ser cosas del pasado; porque ¿qué hay del trabajo y de una vivienda digna, así como de la calidad de vida, tan deteriorados hoy en día?…… pues también ese será un problema del pasado, según Isa. 65:21-24:

Y ciertamente edificarán casas y las ocuparán; y ciertamente plantarán viñas y comerán su fruto. 22 No edificarán y otro lo ocupará; no plantarán y otro lo comerá. Porque como los días de un árbol serán los días de mi pueblo; y la obra de sus propias manos mis escogidos usarán a grado cabal. 23 No se afanarán para nada, ni darán a luz para disturbio; porque son la prole que está compuesta de los benditos de Jehová y sus descendientes con ellos. 24 Y realmente sucederá que, antes que ellos clamen, yo mismo responderé; mientras todavía estén hablando, yo mismo oiré.

Ahora bien, pero ¿qué habrá que hacer para sobrevivir y gozar de todas esas provisiones, generadoras de paz perfecta y de la atención amorosa de nuestro propio Creador? Porque seguramente usted recordará, que en los ejemplos que hemos citado de la profecía, siempre ha habido un lugar en donde Jehová ha colocado a sus fieles para ser preservados del desastre que Él había determinado para los desobedientes. Siempre ha habido un lugar al cual dirigirse, en busca de salvación: Noé y familia, en un arca flotante; en 587 a.E.C., entregándose sencillamente a los ejércitos sitiadores y en cuanto a Lot y familia, así como a los sobrevivientes de la destrucción de Jerusalén del año 70 E.C., pues huyendo del lugar en cuestión. Pero hoy en día y en un mundo tan globalizado y con tantas y mortíferas armas de destrucción masiva ¿a dónde huir o dónde esconderse? Porque la radioactividad, los efectos de las armas bacteriológicas, así como los gases venenosos, no conocen fronteras; luego, ¿cómo seremos protegidos?

¿Usted ha leído alguna vez, dicho Salmo 91? ¿No? Pues…… ¿qué le parece, si lo leemos juntos?

Cualquiera que more en el lugar secreto del Altísimo
se conseguirá alojamiento bajo la mismísima sombra del Todopoderoso.

2 Ciertamente diré a Jehová: “Tú eres mi refugio y mi plaza fuerte,
mi Dios, en quien de veras confiaré”.

3 Porque él mismo te librará de la trampa del pajarero,
de la peste que causa adversidades.

4 Con sus plumas remeras obstruirá el acceso a ti
y debajo de sus alas te refugiarás.
Su apego a la verdad será un escudo grande y baluarte.

5 No tendrás miedo de nada pavoroso de noche,
ni de la flecha que vuela de día,

6 ni de la peste que anda en las tinieblas,
ni de la destrucción que despoja violentamente al mediodía.

7 Mil caerán a tu lado mismo
y diez mil a tu diestra;
a ti no se te acercará.

8 Solo con tus ojos seguirás mirando
y verás la retribución misma de los inicuos.

9 Porque tú dijiste: “Jehová es mi refugio” y
has hecho al Altísimo mismo tu morada,

10 no te acaecerá ninguna calamidad
y ni siquiera una plaga se acercará a tu tienda.

11 Porque él dará a sus propios ángeles un mandato acerca de ti,
para que te guarden en todos tus caminos.

12 Sobre sus manos te llevarán,
para que no des con tu pie contra piedra alguna.

13 Sobre el león joven y la cobra pisarás;
hollarás al leoncillo crinado y a la culebra grande.

14 Porque en mí él ha puesto su cariño,
yo también le proveeré escape.
Lo protegeré porque ha llegado a conocer mi nombre.

15 Él me invocará y yo le responderé.
Estaré con él en la angustia.
Lo libraré y lo glorificaré.

16 Con largura de días lo satisfaré
y le haré ver la salvación por mí.

Es cierto que el ser humano en sus limitaciones, le es imposible (por lo menos a nosotros) saber cómo lo va a hacer Jehová para darnos este tipo de salvación, de tal manera que ni peste, ni radiación, ni ningún tipo de “plaga” de las modernas armas de destrucción masiva con las que cuenta el hombre (y se van a utilizar), nos llegue a afectar (verso 6; 10). Pero no obstante, analice este salmo con detenimiento, sobre todo pause en el versículo 7 y piense que eso es lo que va a hacer Jehová, para con todas aquellas personas que confíen en Él, en esos caóticos momentos por los que va a transitar la humanidad. Y aunque porciones del mismo, también se han aplicado a Jesús, lo cierto es que aplican a todos aquellos que pongan su confianza en Dios, porque eso es lo que nos dice el primer versículo de dicho salmo, sea cual sea la forma de verterlo las distintas traducciones que usted use. A nosotros personalmente, nos parece que esa fórmula de: “Cualquiera que more……”, es la que más se ajusta al sentido expresado en todo el salmo, pero como dicen que para gustos, están los colores…… pues eso.

Y lo dicho es todo querido amigo; y por supuesto, que usted es libre de pensar que lo que le hemos contado podrá ser cierto o no, pero no se olvide de una cosa: eso es lo que nos dice la Palabra de Dios la Biblia y la palabra de Jehová, nunca deja de cumplirse:

Porque tal como la lluvia fuerte desciende y la nieve, desde los cielos y no vuelve a ese lugar, a menos que realmente sature la tierra y la haga producir y brotar y realmente se dé semilla al sembrador y pan al que come, 11 así resultará ser mi palabra que sale de mi boca. No volverá a mí sin resultados, sino que ciertamente hará aquello en que me he deleitado y tendrá éxito seguro en aquello para lo cual la he enviado.” (Isa. 55:10-11).

Luego todo lo que está profetizado, ocurrirá prescindiendo de lo que opinen las personas y por ello, la salvación, su salvación y la de los suyos, depende de lo que ustedes hagan. Una buena medida que le puede ayudar a tomar la decisión correcta, es el continuar leyéndonos al tiempo que comprueba con su propia Biblia, si lo que le decimos se ajusta a lo que usted entiende. Y no lo olvide: su futuro de paz y felicidad en un nuevo mundo, está en juego.

MABEL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: