LAS DOS RESURRECCIONES DEL Dr. RIVAS.

Acabamos de leer el último artículo publicado por el Dr. Rivas en su blog, titulado: “La Biblia sí dice eso: que habrá dos resurrecciones” y que entendemos como respuesta, dadas sus alusiones, a uno que publicamos nosotros en su día y en el que le dejamos una pregunta, para ver, si desde el planteamiento que él propone en cuanto a las resurrecciones, nos podía colocar a Juan el Bautizante en alguna de ellas. Dicho artículo titulado: “La resurrección y Juan 5:28-29”, quedo en su mitad y pendiente de la pregunta en cuestión y que el Sr. Rivas, aparentemente no puede responder. Bien, vamos allá.

En dicho artículo y como muestra su título, se nos habla de la existencia de dos resurrecciones y en lo cual estamos completamente de acuerdo. Repetimos: estamos y siempre hemos estado, de acuerdo con dicha idea. Por lo tanto, nada que ver con lo que afirma erróneamente en el segundo párrafo de su exposición, en donde da a entender que nosotros defendemos la teoría de una sola y general resurrección. El Sr. Rivas se olvida, que en el artículo citado sobre la resurrección y los textos de Juan 5:28-29, ya le afirmábamos que sobre la existencia de dos resurrecciones, no teníamos ninguna duda, o sea, que estábamos de acuerdo con él. Y ahí está nuestro blog, por si alguien lo quiere comprobar. Nuestra objeción solo estaba y está, en el hecho de que tanto Daniel 12:2, como Juan 5:28-29, de ninguna manera nos hablan de dos resurrecciones, como afirma el Sr. Rivas, sino de una sola resurrección, con dos retribuciones distintas. Y que por supuesto, sería en conjunto, una segunda resurrección y distinta totalmente de la primera de Rev. 20: 5b-6. De esa segunda resurrección, es de la que nos habla Pablo en Hechos 24:15:

“ … teniendo esperanza en Dios, la cual ellos también abrigan, de que ha de haber resurrección de los muertos, así de justos como de injustos.

Texto por cierto, del que huye el Sr. Rivas, como el gato del agua, porque ese texto desmonta su teoría (en el siguiente párrafo expuesta), avalando la nuestra en el sentido de una resurrección conjunta tanto de justos e injustos y que sería, repetimos, una segunda resurrección, distinta de la primera de Revelación. Y esperemos que en esta ocasión, el Sr. Rivas entienda nuestro planteamiento de una vez por todas y deje de decir cosas inciertas.

Al igual que en su última exposición/respuesta sobre el tema de Gog de Magog, lo que hace aquí el Sr. Rivas, es dar más de lo mismo, con más datos, más textos, más traducción del griego, etc., para al final llegar a la misma conclusión y que ya nos adelanta al principio de su artículo. Véanlo:

La Biblia revela indiscutiblemente que habrá «dos resurrecciones»:

La primera: llamada «resurrección para vida».

La segunda: llamada «resurrección de juicio», «de condenación».

Pues bien Dr. Rivas, si eso es tal como Ud. afirma, veamos si es capaz de decirnos dónde entonces, colocamos a Juan el Bautista, entre estas dos resurrecciones. Consulte con aquellos buenos amigos, con quiénes comparte blogs e información y haber si entre todos, despejan esta incógnita: En cuál de estas dos resurrecciones, colocamos a Juan el Bautista. Y recuerde que tiene una audiencia que esperará que sea capaz de responder a dos “deshonestos” e “ignorantes”, según nos califica Ud. y ahí están los distintos artículos publicados para dar fe de ello,  que han tenido el “atrevimiento” de señalarle la posibilidad de que esté equivocado. Y en cuanto a las preguntas a las que hace referencia y que publicó en su artículo: “Preguntas hechas para los creadores de” (1/2/10), si no se las respondemos, no es por miedo (¿miedo a qué?), según nos apuntaba en un escueto correo personal. Si no las respondemos, es porque las consideramos impertinentes, disparatadas y maleducadas, rogándole por supuesto, que sepa disculpar, tal arranque de sinceridad. Y ya metidos en harina, entendemos que a una persona de su prestigio (que indudablemente lo tiene y nos imaginamos que merecido), le es impropio rebajarse hasta el grado del insulto y la descalificación personal, como Ud. ha hecho con nosotros y que por demás, nunca le hemos faltado al respeto. Y ojalá pudiéramos encontrar una fórmula para reconducir, lo que nosotros queremos entender como un pequeño incidente sin importancia y conseguir llevar las aguas a su verdadero cauce, como es el dialogo, evidentemente no exento de polémica, pero de mutuo respeto y tolerancia. Pensamos honradamente nosotros, que a todas las personas que dedicamos tiempo y esfuerzo a hablar a otros acerca de Dios, son más cosas las que nos unen, que las que nos separan. En fin, ahí lo dejamos como una sugerencia.

Ni que decir tiene, que cuando recibamos respuesta a esa pregunta que dejamos pendiente, pasaremos a someter a la consideración de la respetable audiencia, nuestro punto de vista acerca de ese tema.

MABEL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: